¿QUÉ ES EL PASEO METROPOLITANO Y POR QUÉ DEBES ASISTIR?

LogoMovAC

El próximo domingo 10 de abril se llevará a cabo la segunda edición del Paseo Metropolitano en el estado de Nuevo León. Calles y avenidas como Morones Prieto, Constitución, Hidalgo, Chapultepec, Eloy Cavazos estarán libres de tránsito motorizado para las personas, es decir, para poder andar en bicicleta, caminar, correr, patinar, como uno quiera utilizar este espacio. Pero, ¿Por qué es importante que asistas a este evento?, ¿Por qué no debes faltar?

Desde hace tres años varias organizaciones civiles, académicas, empresariales y vecinales del estado de Nuevo León hemos estado trabajando en un impulsar una agenda ciudadana mediante un sistema de rendición de cuentas y colaboración con las autoridades, somos Cómo Vamos, Nuevo León. El Paseo Metropolitano es una iniciativa ciudadana que surgió de esta plataforma.

Esta actividad es un triunfo, de los muchos que faltan por cumplir, que refleja la colaboración que se ha estado formado entre las autoridades municipales y estatales con la sociedad civil. El Paseo Metropolitano es la fiesta que demuestra que podemos trabajar juntos por una mejor ciudad.

Desde hace tres años varias organizaciones civiles, académicas, empresariales y vecinales del estado de Nuevo León hemos estado trabajando en un impulsar una agenda ciudadana mediante un sistema de rendición de cuentas y colaboración con las autoridades, somos Cómo Vamos, Nuevo León.

Además, como sociedad civil, estamos logrando que las autoridades municipales y estatales trabajen metropolitanamente por programas que nos benefician a todos. El Paseo Metropolitano, en esta edición, pasa por cuatro municipios: Santa Catarina, San Pedro Garza García, Monterrey y Guadalupe, pero es un esfuerzo conjunto con los demás municipios y el estado. García, Apodaca, San Nicolás de los Garza y Escobedo, apoyarán con logística, elementos de seguridad, actividades recreativas, etc.

Por otro lado el Paseo Metropolitano, nuestra vía recreativa regia, es un programa que ya se lleva acabo en más de 300 ciudades del mundo como lo es en Los Ángeles, Bogotá, Guadalajara, Ciudad de México y más, y estos han servido como detonantes para otros programas de mayor alcance y permanencia a favor de una movilidad sustentable y saludable.

Esta actividad es un triunfo, de los muchos que faltan por cumplir, que refleja la colaboración que se ha estado formado entre las autoridades municipales y estatales con la sociedad civil. El Paseo Metropolitano es la fiesta que demuestra que podemos trabajar juntos por una mejor ciudad.

Las vías recreativas se planean en calles y avenidas que podrían convertirse en mediano plazo en corredores principales de una red integrada de ciclovías permanentes. Se utilizan como laboratorios para trazar rutas que conecten servicios, comercios, puntos de interés, transporte público. Esto sucedió en la Ciudad de México y Guadalajara así lo esta haciendo.

Más allá de ver este evento como uno más que va cerrar las calles un domingo, mejor asiste, participa, siente la ciudad. Hagamos esta fiesta en grande y celebremos este éxito de corresponsabilidad. Te aseguro que descubrirás otro Nuevo León. ¿Alguna vez te imaginaste que podrías caminar sobre Constitución? Y recordemos, ¿Quiénes son los que habitan las calles de la ciudad?, ¿Los automóviles o nosotros?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Por qué es necesario reformar los reglamentos de tránsito del Estado de Nuevo León?

LogoMovAC

Un reglamento de tránsito debe ser un instrumento que nos indique como debemos movernos con seguridad, cortesía y respeto en las calles de nuestra ciudad. Actualmente los reglamentos de tránsito que existen en el Estado de Nuevo León no tienen coherencia entre sus capítulos, cuentan con artículos obsoletos, no son incluyentes y son muchos los reglamentos que existen, aproximadamente uno por municipio.

Actualmente los reglamentos de tránsito que existen en el Estado de Nuevo León no tienen coherencia entre sus capítulos, cuentan con artículos obsoletos, no son incluyentes y son muchos los reglamentos que existen, aproximadamente uno por municipio.

Por ejemplo de esta falta de coherencia, los artículos del Capítulo Octavo. Circulación Vehicular del Reglamento de Vialidad y Tránsito del Municipio de Monterrey 2012 – 2015, hablan sobre las normas de circulación de los vehículos, pero también mencionan las disposiciones de los peatones y excluyen a los ciclistas. Las normas de éstos usuarios de la vía pública no pueden ir en el mismo capítulo y considerarlos del mismo nivel, por el simple hecho de que su forma de transitar las calles no es igual.

Los usuarios que más mueren en un hecho de tránsito son los peatones. Si queremos revertir este problema es necesario reconocer en nuestras leyes y reglamentos la jerarquía del espacio público, donde el peatón tiene la prioridad, seguido del ciclista y al final el conductor de autos.

Los usuarios que más mueren en un hecho de tránsito son los peatones.

Con estos reglamentos es muy difícil distinguir cuales son los derechos y obligaciones que cada usuario tienen. Además este orden, inconscientemente, minimiza el lugar del peatón y ciclista y prioriza al automóvil.

Por otro lado, en Nuevo León, los hechos de tránsito son la segunda causa de muerte en niños, jóvenes y adultos, de acuerdo al último informe del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (STCONAPRA). Hay artículos en los reglamentos de tránsito del Estado de Nuevo León que deben ser cambiados para reducir el número de muertes y lesiones por esta causa.

Por otro lado, en Nuevo León, los hechos de tránsito son la segunda causa de muerte en niños, jóvenes y adultos, de acuerdo al último informe del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (STCONAPRA).

De acuerdo al Reglamento de Tránsito de la Secretaría de Seguridad Municipal de San Pedro Garza García 2012 – 2015, la edad para usar Sistemas de Retención Infantil (SRI) es hasta los 4 años: “Los niños de hasta cuatro años de edad y/o estatura menor de 95 centímetros deberán utilizar portabebé y estar sujetos por el cinturón de seguridad, debiendo viajar en el asiento posterior cuando el vehículo cuente con él”.

Sin embargo, organizaciones que trabajan en pro de la seguridad vial como la ONU y la STCONAPRA plantean que deben usarse hasta los 12 años de edad para prevenir o minimizar las heridas que sufren los niños ocupantes de vehículos.

Organizaciones que trabajan en pro de la seguridad vial como la ONU y la STCONAPRA plantean que deben usarse hasta los 12 años de edad para prevenir o minimizar las heridas que sufren los niños ocupantes de vehículos.

Los nuevos alcaldes del Área Metropolitana de Monterrey han anunciado su disposición de homologar los reglamentos de tránsito, pero esta buena voluntad debe ir más allá. Es necesario reformarlos, identificar las principales causas de muerte en hechos de tránsito para poder tomar mejores decisiones. Por ejemplo, en D.F. prohibieron la vuelta continua por ser unas de las principales causas de atropellamiento, se debe integrar, adoptar la Visión Cero como fundamento, que implica cero muertes en hechos de tránsito, se debe dejar de usar el termino accidente…

Los nuevos alcaldes del Área Metropolitana de Monterrey han anunciado su disposición de homologar los reglamentos de tránsito, pero esta buena voluntad debe ir más allá.

Desde 1997, Nuevo León ocupa el primer lugar nacional en hechos de tránsito. No es un problema exclusivamente de las autoridades, nos concierne a todos, pero cambiar los reglamentos de tránsito y hacerlos más acordes a las exigencias actuales depende de su disposición, ¿serán vanguardistas y contarán con una estrategia integral de seguridad vial o ignorarán el problema como se ha hecho en años anteriores y sacarán un reglamento por mero protocolo?

ROMPER EL PARADIGMA DE MOVILIDAD ¿DE QUIÉN SON LAS CALLES?

LogoMovAC

Uno de los temas sobre el cual todos siempre tenemos algo que decir es la cultura vial. No importa si eres peatón, ciclista, usuario de transporte público o automovilista, todos nos quejamos de lo que sucede en la vialidad.

Uno de los temas sobre el cual todos siempre tenemos algo que decir es la cultura vial.

Nos molestan las mamás que se estacionan en doble y hasta tercer fila cuando dejan a los niños en las escuelas, los camiones urbanos que hacen lo mismo, los que están hablando por celular cuando está el semáforo en siga, los que no usan las direccionales, los que sí las usan, etc.

Sin embargo en estas conversaciones siempre hay una constante: se habla del otro. Es muy raro escuchar que alguien se responsabilice o acepte su forma de transitar.

Sin embargo en estas conversaciones siempre hay una constante: se habla del otro.

Parte de esto se debe a la ignorancia y otra a la naturaleza humana, que nos invita a echar la culpa al “otro”, sea gobierno, autoridades, al otro conductor o al peatón.

El problema se agrava cuando los malos hábitos y comportamientos ponen en peligro la propia vida y la de los demás. En México, las colisiones viales son la primer causa de muerte en niños de 5 a 9 años de edad y son la segunda causa entre adolescentes (10 a 19 años) y adultos jóvenes (20 a 29 años), números muy comparables a los altos índices de homicidios (STCONAPRA, 2014).

En México, las colisiones viales son la primer causa de muerte en niños de 5 a 9 años de edad y son la segunda causa entre adolescentes (10 a 19 años) y adultos jóvenes (20 a 29 años)

Uno de los grandes retos a los que se enfrenta la movilidad urbana es no reconocer que el tránsito es un sistema conformado por todos los que circulamos por la vía pública; que cada uno de nosotros es el responsable, porque somos una parte de él; y en la vía pública dependemos unos de otros. Jamás podremos desincentivar el uso del automóvil y compartir la calle con otros medios de transporte si no se cambia esta actitud.

Pocas son las personas que saben que la prioridad del uso del espacio público la tienen los peatones. Inclusive ellos mismos tampoco lo saben.

Además de infraestructura adecuada para circular con seguridad como señalamientos, semáforos, cruces peatonales, también necesitamos ser educados por todos los medios posibles: educación vial desde primaria y hasta secundaria, cursos de aprendizaje y exámenes estrictos para permiso de conducir, campañas masivas en el tema de vialidad. Finalmente, la ley debe de ser conocida y aplicada correctamente por las autoridades correspondientes, de lo contrario se crean incentivos perversos que premian al que no cumple. Raramente el automovilista es multado por no respetar al peatón, por no cederles el paso, por estacionarse sobre los cruces peatonales cuando espera el semáforo, etc.

La ley debe de ser conocida y aplicada correctamente por las autoridades correspondientes, de lo contrario se crean incentivos perversos que premian al que no cumple.

¿Cómo invertir el actual paradigma equivocado de la movilidad? Empecemos por reconocer que tenemos un problema, que este es grave, y que todos somos parte del mismo, desde el peatón al que conduce o es transportado. Lo siguiente es educarnos en la cultura vial correcta, exigir infraestructura en las vías públicas y la aplicación de la Ley.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”