Antony Blinken, posible secretario de Estado de Biden

Comparte este artículo:

El presidente electo Joe Biden tendría previsto nombrar a Antony Blinken como secretario de Estado, según diversas personas enteradas de la planeación del gabinete del demócrata. Blinken, de 58 años, fue subsecretario de Estado y asesor adjunto de seguridad nacional durante el gobierno del presidente Barack Obama y tiene estrechos vínculos con Biden.

Si es nombrado y ratificado, Blinken será una fuerza crucial en el esfuerzo del próximo gobierno para reestructurar las relaciones de Estados Unidos con el resto del mundo después de cuatro años en los que el presidente Donald Trump puso en duda las alianzas de larga data.

Con la postulación de Blinken, Biden evitaría posibles dificultades que podrían afectar la confirmación en el Senado de los otros dos candidatos en su corta lista de prospectos para la jefatura de la diplomacia de Estados Unidos: Susan Rice y el senador Chris Coons.

Rice habría enfrentado una fuerte oposición del Partido Republicano y un posible rechazo en el Senado. Desde hace mucho tiempo ha sido blanco de críticas de los republicanos por las declaraciones que hizo después de los letales ataques de 2012 contra estadounidenses en Bengasi, Libia.

La salida de Coons del Senado habría sido parte de otras de senadores demócratas considerados para cargos administrativos y el partido confía en recuperar la mayoría en la cámara alta. El control del Senado depende del resultado en enero de dos elecciones de desempate en Georgia.

Biden podría nombrar a los integrantes de su gabinete por partes. Los grupos de nombramientos en áreas específicas de la mayor importancia, como economía, seguridad nacional o salud pública, se anunciarán en una sola vez. Los asesores del equipo de transición del presidente electo han dicho que el martes se anunciarán los primeros nombramientos del gabinete.

Si Biden se enfoca ese día en la seguridad nacional, Michèle Flournoy, experimentada en labores de política del Pentágono, es la principal opción para que dirija el Departamento de Defensa. Jake Sullivan, asesor de mucho tiempo de Biden y Hillary Clinton, también está en la lista para un alto puesto, incluido el de asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca.

Por su parte, Blinken participó en fecha reciente en una sesión informativa de seguridad nacional con Biden y la vicepresidenta electa Kamala Harris y ha tenido intervenciones públicas en asuntos importantes de política exterior en Egipto y Etiopía.

El secretario de Estado de Biden heredará una fuerza laboral de carrera profundamente desmoralizada y agotada en el Departamento de Estado.

Los dos secretarios de Estado de Trump, Rex Tillerson y Mike Pompeo, opusieron débil resistencia a los intentos del gobierno de Trump de deshacer la estructura de la agencia, acción frustrada gracias a la intervención legislativa.

Aunque el departamento escapó a grandes recortes propuestos de más de 30% en su presupuesto durante tres años consecutivos, registró una salida importante de personal de niveles superior y medio. Muchos diplomáticos han optado por retirarse o abandonar el servicio exterior debido a las limitadas posibilidades de avance en un gobierno que consideran no valora su experiencia.

Blinken, graduado de la Universidad de Harvard y de la Escuela de Derecho Columbias, ha tenido una presencia de larga data en política exterior con los demócratas. Blinken se ha alineado con numerosos ex altos funcionarios de seguridad nacional que han exigido una importante reinversión en la diplomacia estadounidense y un renovado énfasis en los compromisos de Estados Unidos a nivel global.

(Fuente: AP)

La era irreversible del multiculturalismo

Comparte este artículo:

A raíz de la campaña de Trump de “Make America Great Again” el discurso conservador extremo ha ido aumentando. En Estados Unidos se hicieron políticas estrictas de migración, separando familias en la frontera con México e inclusive no permitiendo la entrada de personas de Irán, Irak, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen por afiliar (erróneamente) el Islam con el terrorismo. 

A partir de este movimiento y de la victoria de Trump, salió a la luz el estadounidense “puro” a defender “su tierra” de los extranjeros. No solo se vieron afectados los latinos y los musulmanes por la discriminación, sino cualquier persona que no tuviera la apariencia del estadounidense “blanco”. Empezaron a surgir videos de gente siendo acosada y violentada física y verbalmente en supermercados, parques y espacios públicos en general por el hecho de verse diferente o hablar otro idioma que no fuera el inglés.

Y así como pasa en Estados Unidos, también sucede en otros países como Gran Bretaña, Francia y Alemania. Hace 2 días hubo un tiroteo en un bar en Hanau, Alemania, con 9 muertos y ha sido confirmado como un crimen impulsado por la xenofobia por el perfil de extrema derecha del asesino y porque más de la mitad de las víctimas eran turcos. 

En verdad a mi me intriga, ¿por qué se les hace tan difícil a las personas aceptar a gente de un contexto cultural diferente al suyo? ¿Por qué les causa tanto conflicto ver a alguien con un color de piel diferente o escuchar a alguien hablando otro idioma? Nadie pide dónde y cómo nacer y nadie debería de cambiar su manera de ser por querer encajar en una sociedad y sentirse aceptado. El ser respetado debería ser intrínseco sin tener que fijarse de qué nacionalidad, género o religión es uno.

Estamos en una era irreversible de multiculturalismo. La migración no es un fenómeno de la globalización, pues éste se remonta desde los nómadas hasta las colonizaciones de nuevos continentes. Pero la globalización sí ha permitido que hoy en día el intercambio cultural se dé más fácilmente y que las personas puedan explorar y migrar a lugares que les ayuden a crecer personalmente. Esta multiculturalidad no va a ser echada atrás porque un grupo de personas sienten que sus tradiciones y privilegios están “siendo atacados”. 

Trabajemos en enseñar a los demás que haber crecido en un contexto cultural diferente no es pecado, pues todas somos personas que deberíamos ser respetadas por el simple hecho de ser humanos. Nuestros derechos terminan hasta los que los de los otros empiezan, y la violencia en cualquier contexto es inaceptable. Luchemos para que en las próximas generaciones abunde la solidaridad sobre el odio y la división.

Turquía aprueba envío de tropas a Libia

Comparte este artículo:

El día jueves 2 de enero, el Parlamento turco ha aprobado la ley que permite el despliegue de tropas en Libia, esto se ha dado de acuerdo al portavoz de la Cámara, Mustafa Sentop. De acuerdo a expertos consultados por medios como El País, se espera que la iniciativa derive en un aumento del apoyo militar, del entrenamiento de tropas y el despliegue de drones en el espacio aéreo libio más que en el envío de soldados al terreno.

Esta medida fue aprobada por la Cámara siendo que se tuvo 325 votos a favor del AKP del presidente Recep Tayyip Erdogan y sus aliados nacionalistas frente a los 184 votos en contra de la mayoría de los partidos de la oposición.

El hecho de que se haya aprobado esta ley se buscó desde la semana pasada, cuando Erdogan anunció que buscaría el respaldo del Parlamento para enviar a Libia en apoyo del Gobierno de Unidad Nacional (GNA, por sus siglas en inglés) con Fayez al Serraj al frente, reconocido por la comunidad internacional, y que se haya visto asediado por las tropas del general Jalifa Hafler, que cuentan con el apoyo de Rusia, Egipto, Emiratos Árabes Unidos y Jordania.

El presidente del think tank en el Centro de Estudios de Política y Economía Exterior, Sinan Ulgen comentó que “El despliegue empezará seguramente con asesores militares, mayor número de drones y operaciones especiales realizadas de forma conjunta con las fuerzas libias (…) Confiamos en que las Fuerzas Armadas turcas no se vean implicadas en una acción militar”.

Ya anteriormente, el vicepresidente turco Fuat Oktay había comentado el pasado miércoles que confía en que la ley tenga un papel simbólico como freno de las hostilidades y que Turquía puede no enviar tropas si las fuerzas de Hafter frenan su ofensiva y se retiran. El GNA, bajo el respaldo de países como Qatar e Italia, ha pedido apoyo explícito a Ankara.

Cabe destacar que en el mes de noviembre pasado, Ankara había firmado un acuerdo de cooperación con Trípoli con la confianza de que sirviera para evitar que Libia entrara en “caos”. Esta medida de cooperación buscaba proteger la inversión privada turca en Libia y reforzar las reclamaciones energéticas turcas en el Mediterráneo. Sin embargo, los expertos temen que la decisión enfrente a Turquía con otros jugadores internacionales en la guerra libia y en la región.

Organismos multilaterales como la Liga Árabe, por ejemplo, ha advertido contra el despliegue de soldados extranjeros en el país norteafricano. Egipto, por su parte, ha condenado de inmediato la decisión turca y, a través de su Ministerio de Exteriores, ha advertido que “podría afectar negativamente a la estabilidad del Mediterráneo” y pidió a la comunidad internacional a reaccionar a la medida.

Con información de El País

Liberan a Carola Rackete, rescatista de inmigrantes en el Mediterráneo

Comparte este artículo:

Un juez italiano exigió la liberación de Carola Rackete, la capitana de un navío rescatista de inmigrantes. Ésta fue detenida después de forzar su llegada al puerto de Lampedusa, Italia. El Sea-Watch-3 llevaba 40 inmigrantes y refugiados que huían de la situación en Libia. 

El caso Rackete conmovió y encolerizó a Italia, país donde el tema de la migración ha despertado las más arduas pasiones políticas. El controversial Ministro del Interior, Matteo Salvini, ha decretado que ningún migrante puede poner pie en Italia, por lo que las acciones de la alemana violan abiertamente las actuales políticas de migración. Al respecto, Salvini la llamó “criminal” e instó expulsarla del país por ser “peligrosa a la seguridad nacional.”

El incidente propició un conflicto diplomático entre Italia, Alemania y Francia. Francia acusó a Italia de “histeria” a la hora de tomar medidas “tan duras” sobre migración. Ante esto, Salvini contestó al sugerir que Francia “detenga sus insultos y abra sus propios puertos.” Por otro lado, el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, argumentó que “como estado fundador de la Unión Europea… deberíamos esperar que… Italia pueda llevar a cabo un caso así de otra manera.”

“Ella regresará a Alemania, donde las autoridades no habrían sido tan tolerantes si un capitán italiano haya atentado contra la vida de policías alemanes.” – Mateo Salvini, Ministro del Interior italiano

La detención de Rackete inspiró dos campañas en línea de mucho éxito, al punto que se recaudó más de un millón de euros para pagar su fianza. Un vocero para la ONG de Rackete dijo que “la ola de solidaridad es maravillosa” y que definitivamente “necesitan el dinero.” Buena parte de las donaciones provienen de grupos anti-fascistas en Italia como estrellas de televisión alemanas.

https://twitter.com/seawatchcrew/status/1144599541804613634

(Fuentes: The Guardian y Deutsche Welle)

México sigue siendo el país mas peligroso de América para la prensa

Comparte este artículo:

La organización internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF), advirtió que México es el país más peligroso en el Continente Americano para la prensa.

El dato fue destacado en la Clasificación Mundial 2019 de la Libertad de Prensa, que es elaborada por la RSF, y en donde se documenta la situación de periodistas y medios de comunicación en 180 países.

México se coloca en el lugar 144, y es considerado uno de los países con semáforo en rojo dentro de la categoría de difícil situación.

Cabe destacar que hay una escala mas por debajo la cual se marca en negro en la que se colocan a países con muy seria situación. Por ejemplo: Libia, China, Sudán, Arabia Saudita y Egipto.

De acuerdo con el reporte, en 2018, México figuró como el segundo país a escala mundial con más periodistas asestando sólo por debajo de Afganistan, donde mataron a 14 comunicadores y está en el lugar 121.

En los primeros dos meses de 2019, mataron a al menos seis periodistas en el mundo y dos de esos casos se registraron en México, tres más en Afganistán y uno en Ghana.

Veto Migratorio de Donald Trump continuará parcialmente

Comparte este artículo:

En lo que la Suprema Corte de Estados Unidos resuelve si es legal o no el controversial veto migratorio impuesto por el Presidente Donald Trump a seis países en su mayoría musulmana, esta a decidido que se puede aplicar parcialmente por el momento.

El veto establece que por noventa días no se podrá permitir la entrada a Estados Unidos a ciudadanos de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Yemen y Siria, si no tienen estrechos lazos familiares en el país. En el caso de refugiados, se prohibe la entrada por 120 días.

La decisión es una victoria para Trump. En un comunicado dijo que la decisión unánime de la Suprema Corte era un clara victoria para la seguridad nacional del país.

El veto migratorio podría reactivarse en las próximas 72 horas, según han mencionado varios medios de comunicación estadounidenses. La decisión final de la Suprema Corte sobre si se ratifica o revierte el veto, se espera para el mes de octubre de este año.

 

 

Tribunal de Apelaciones falla en contra del decreto migratorio de Trump

Comparte este artículo:

El Tribunal de Apelaciones de San Francisco confirmó este lunes la suspensión del decreto migratorio impuesto por el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y que fue decidida por el Tribunal Federal de Hawaii.

Este decreto establecido inicialmente en enero, trataba acerca de prohibir la entrada a los nacionales de seis países (Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán y Yemen) por 90 días, además de suspender el programa de refugiados por 120 días.

“Confirmamos la decisión” que bloquea un decreto presidencial prohibiendo la entrada a Estados Unidos de “ciudadanos de seis países por 90 días. El tribunal de primera instancia no abusó de su poder al establecer una suspensión preliminar nacional”, agrega el documento emitido por el Tribunal.

Esta medida desato la desaprobación de Donald Trump, quien en su cuenta oficial de Twitter mencionó que esta medida se encuentra en el momento más peligroso en la historia del país.

Well, as predicted, the 9th Circuit did it again – Ruled against the TRAVEL BAN at such a dangerous time in the history of our country. S.C.
— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) 13 de junio de 2017

“Y bien, como era de esperar, el (Tribunal de Apelaciones del) 9° Circuito volvió a hacerlo. Se ha opuesto a la Prohibición de viajar en un momento tan peligroso de la historia de nuestro país. S.C”, escribió Trump.

Esta medida fue presentada a finales de enero causando polémica a nivel internacional, pero iniciando el mes de febrero, un juez federal de Seattle suspendió la aplicación de este decreto, desde entonces el presidente Trump se encuentra en la Corte Suprema tratando de que se reanude esta medida.

El Talón de Aquiles: “Realidades Alternativas”

Comparte este artículo:

El número de estadounidenses que dicen arrepentirse de haber votado por Donald J. Trump aumenta. Y es que lo menos que se puede decir es que las dos primeras semanas de la era Trump han sido intensas.

A mi me han hecho desear llegar al fin de semana, días que hasta el momento han sido “Donald-free”, y que me han permitido respirar y descansar de la cascada de pésimas noticias que llegan de lunes a viernes.

A decir verdad, el solo hecho de referirme al Presidente de Estados Unidos como el “hombre naranja” – jamás pensé hacer algo similar, en su respectivo color, con el expresidente Obama – indica la profunda crisis de credibilidad y de legitimidad por la que atraviesa Washington. Trump no genera respeto. Esta realidad alternativa impacta el mundo entero, iniciando naturalmente por América del Norte.




El 10 de enero, el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, procedió a un cambio de gabinete, entre los que resalta la salida del canciller Stéphane Dion, antiguo líder del Partido Liberal de Canadá (PLC), y conocido ecologista.

Sin duda, Ottawa recibió señales de que la nueva administración estadounidense se aprestaba a desbloquear la construcción de los oleoductos Dakota Access y Keystone Pipeline, por lo que, con un pragmatismo sorprendente, engavetó sus principios ecológicos para alinearse con la política de Washington.

Dion, quien estuvo a cargo de la cumbre sobre cambio climático de Montreal (2005), debe haber juzgado inaceptable el cambio. Claro, no todo fue pérdida para Dion: su premio de consolación fue su designación como embajador de Canadá ante Alemania y la Unión Europea. México, por su parte, también hizo lo suyo, a su manera.

La vieja política del compadrazgo, que en esta ocasión puso en el puesto de Canciller a Videragay, fue un intento de adaptación, si bien en este caso no hizo más que aminorar a un gobierno ya de por sí debilitado por su improvisación crónica.

Interactuar con “el Donald” equivale a atragantarse un curso intensivo de diplomacia, guerra y paz. Por lo tanto, Videragay, que llegó “a aprender”, debe estar bien contento con la suerte que le ha tocado. ¡Saldrá hecho todo un erudito en relaciones internacionales este canciller Mexicano!

Pero no exageremos: no todo es impredecible. El intento por frenar la implementación de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio (Obamacare), por ejemplo, era de esperar.

Son 60 votos los que la Cámara de Representantes ha emitido, a lo largo de los últimos años, para anularla. Y si bien ahora los Republicanos no tienen la menor idea de qué hacer en este tema, es una posición tradicional del partido oponérsele y tratar de derogarla.

También era de esperar que Trump, como Bush, restableciera la prohibición, ideada por Reagan, de financiar ONG’s a favor del aborto (y que Clinton y Obama habían eliminado).

No es tampoco raro que se congelen temporalmente las contratos en el Gobierno Federal, ni que se revisen las decisiones que Obama tomó antes de acabar. Los conservadores siempre desconfían del Estado y de su aparato burocrático.




Varios de los decretos ejecutivos, sin embargo se convirtieron en coordenadas que indican, sin lugar a dudas, la existencia de una dimensión desconocida. Primero, la luz verde para construir el muro en la frontera entre México y Estados Unidos, merece nuestra atención. Seamos honestos: ya existe alguna forma de barrera en gran parte de la frontera, y eso desde hace años.

El problema es firmar el decreto cuando el canciller mexicano estaba en Washington preparando una visita del presidente Peña Nieto, continuar afirmando públicamente que México pagaría el muro de una forma u otra, le guste o no, confirmar los planes de deportación masiva de inmigrantes sin papeles, ordenar la publicación de una lista semanal de los crímenes cometidos por inmigrantes, y crear incertidumbre al sugerir gravar importaciones y/o remesas para pagar el muro.

¡Todo eso en 48 horas! Añádase a la lista la intención de renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLCAN), buscando un pacto respetuoso para Estados Unidos (porque la víctima es Washington), y señalar que la negativa de México de pagar el muro no haría más que agrandar su tamaño.

Los Republicanos nunca fueron reconocidos por su elegancia y multilateralismo , pero esto es franca provocación. ¿Queda claro por qué no sólo los mexicanos, sino el mundo entero, perciben que México ha sido humillado?

Segundo, la suspensión del programa de refugiados y el veto a la entrada de ciudadanos de siete países (Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán, y Yemen) ha mostrado ser explosiva. Finalmente, un juez, quien tampoco escapó a los insultos del Presidente, interrumpió una medida que, más allá de su ilegalidad o inconstitucionalidad, resalta por ser inhumana y discriminatoria.

El problema inmediato fue la inseguridad jurídica creada por la confusión. Personas con visas válidas, con Green Cards, o con doble nacionalidad, fueron detenidas durante el fin de semana del 28 y 29 de enero de 2017.




En la semana siguiente, líneas aéreas rechazaron pasajeros en los puntos de embarque que podían generar problemas a su llegada. Tan solo 48 horas después de la firma del decreto, los procuradores generales de California, Connecticut, Hawái, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Nueva York, Nuevo México, Pennsylvania, Oregon, Vermont, Virginia, Washington, Washington DC publicaron un comunicado condenándolo.

Cuatro jueces (Brooklyn, Boston, Alexandria, y Seattle) emitieron ordenes señalando que quienes poseen una visa válida no pueden ser rechazados en la frontera.

Protestas tuvieron lugar en varios aeropuertos estadounidenses y no pocos abogados ofrecieron servicios gratuitos a las víctimas de estos actos arbitrarios. Hoy, la orden ejecutiva no está rigiendo, pero ya se anunció una batalla judicial al respecto.

El 21 de enero, una marcha contra la misoginia, pero también en defensa de los derechos reproductivos, a la igualdad y a la protección de las minorías latina y musulmana, congregó a miles de manifestantes, que llenaron 1.6 kilómetros.

Fiel a su marca de comercio – Trump siempre se presentó como un político no tradicional – el Presidente se preguntó por qué los manifestantes no habían votado (como si no hubiera perdido el voto popular por casi tres millones).

La inconformidad no es porque el candidato incumpla sus promesas, sino porque puede cumplirlas. La lógica del electorado estadounidense fue peligrosa: es fanfarronería, se dijo, pues al asumir, el sistema lo moderará.

También se afirmó que el sistema estadounidense lo detendría, como si la democracia se tratara de elegir líderes irresponsables para luego contenerlos a toda costa.

En la realidad alternativa en la que se nos ha obligado a vivir, el Presidente de la supuesta democracia más poderosa del mundo – siempre he tenido mis dudas al respecto – inspira terror; un líder comunista defiende el libre comercio mientras que un conservador republicano saca a Estados Unidos del Acuerdo Transpacífico de Libre Comercio (TTP); un vecino incómodo parece amenazar con invadir al vecino pobre. Lo grave no es especular, sino el hecho que no se pueda descartar que de verdad haya sucedido. La incertidumbre en esta realidad alternativa es elevada.

México no está preparado para enfrentar a Trump. Pero Canadá tampoco lo está. Los (supuestamente acalorados) intercambios con Turnbull, Primer Ministro australiano muestran que nadie sabe cómo enfrentar al hombre naranja.

En esta realidad alternativa, el olfato político de Trudeau puede valer lo mismo que la incompetencia de Peña Nieto. Ya ha indicado el Primer Ministro que Canadá recibirá a los inmigrantes que Estados Unidos rechace, lo que lo convierte en un blanco ideal de los insultos de Trump.

En algún momento me pasó por la mente hacer un esfuerzo consciente  para ignorar al  Trump. La mejor táctica es no alimentar ese ego. Pero aquí estoy, apenas dos semanas después de su juramento como Presidente, haciendo exactamente lo contrario.

Lo acepto: la realidad alternativa me ganó. Como intelectual, estoy convencido que es mi responsabilidad unir mi voz para contribuir a contener esta amenaza. Hacer otra cosa es irresponsable e inconsciente. ¿No es extraño que ahora Arnold Schwarzenegger y Kim Jong-un se perciban ahora, de un momento a otro, como chicos casi decentes?

Bienvenidos a la era Trump.

Fernando A. Chinchilla

Cholula (México), enero de 2016

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

La política exterior de Donald Trump

Comparte este artículo:

Después del súper martes donde los candidatos, Donald Trump y Hilary Clinton, se perfilan para ser los dos que contiendan por la presidencia estadounidense, empiezan a surgir preguntas clave, siendo una de ellas, cómo sería la política exterior de este país si el excéntrico candidato republicano ganara las elecciones. En los diversos discursos y declaraciones que Trump ha realizado hasta este momento ha quedado evidente que desconoce mucho sobre el tema y que muchas de sus opiniones hacen eco a su ya conocida demagogia. Sin embargo, es necesario comenzar a analizar las implicaciones que tendría la victoria de este personaje, que significaría ser el presidente del país más influyente a nivel internacional.

Una de las regiones, que por lo menos en los últimos 15 años ha sido tema central de la política exterior de Estados Unidos, ha sido el Medio Oriente, el cual se ha visto convulsionado en este siglo por nuevas intervenciones extranjeras y por diversas revoluciones locales, mejor conocidas como Primavera Árabe. Es en este contexto, donde se deben de revisar las consecuencias que podría traer consigo que Donald Trump se volviera el comandante en jefe de Estados Unidos.

Una de las primeras acciones que Trump ha manifestado de manera explícita es prohibir la migración de cualquier musulmán a Estados Unidos, hasta que los legisladores de este país sepan cómo garantizar que los migrantes no sean terroristas o pongan en peligro la seguridad de la población estadounidense.

Es evidente, que este tipo de acciones sólo fomentarían más la xenofobia que ha ido incrementando cada vez más por los diversos ataques terroristas en occidente y marginaría todavía más a la población musulmana, aumentando el número de adeptos para grupos terroristas como el Estado Islámico y Al-Qaeda.

Otro de los temas que ha mencionado este candidato, son las intervenciones militares que se han hecho en esta región en los últimos años. En su opinión considera que todas ellas han llevado a la inestabilidad de la zona y a la bancarrota de los países que han decidido intervenir; poniendo como ejemplo la intervención de la Unión Soviética en Afganistán a pesar de que la última invasión a este país ha sido por parte de Estados Unidos. A su vez ha admitido que la injerencia de Washington en Libia e Irak ha sido un desastre, señalando los grandes gastos económicos que han traído consigo estas acciones. Incluso ha admitido que esta región estaría mucho más estable con Saddam Hussein y Muamar Gadafi, quienes fueron destituidos y asesinados con ayuda del gobierno estadounidense. Esta última declaración rompe con el paradigma del excepcionalismo estadounidense, donde la democracia es un valor que se antepone ante cualquier otro, y demuestra un alto pragmatismo por parte de Trump.

Mientras tanto en el caso específico de Siria, el candidato republicano, ha puesto entredicho el apoyo que hasta ahorita han recibido los rebeldes por parte del gobierno de Barack Obama. De acuerdo a la entrevista que se le hizo en NBC News, Washington está gastando millones de dólares en apoyo a gente desconocida, que incluso podrían ser peor que Bashar al-Asad. Por otra parte, considera que Rusia debe de hacer lo necesario para lidiar con el Estado Islámico y así quitarle esa responsabilidad al gobierno estadounidense.

Por último otro de los temas claves para Estados Unidos en la región, es el conflicto Palestina-Israel, en el cual Trump se ha declarado neutral, siendo esto un cambio radical a la posición tradicional de la Casa Blanca a favor de Israel.

Esto vuelve a romper otro de los paradigmas de la política exterior estadounidense, la cual siempre ha mantenido como aliado clave en la región a Jerusalén. Una de las razones por las cuales se cree que exista esta “neutralidad”, es por la rivalidad en los negocios que existe entre el candidato republicano y el empresario judío, Sheldon Adelson. No obstante, esto sigue demostrando el poco conocimiento que Trump tiene sobre el conflicto y que sus declaraciones corresponden más a su propio interés y pasiones que al beneficio y estabilidad de uno de los Estados hegemónicos nivel global.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”