Blinken acusa al Gobierno de Maduro de privar “de nuevo” a los venezolanos de elecciones libres.

Comparte este artículo:

El gobierno de Estados Unidos denunció que el presidente Nicolás Maduro privó a los venezolanos de participar en un proceso electoral “justo y libre”.

En un comunicado Antony Blinken, secretario de Estado de E.U, indicó que durante los comicios locales del domingo “el régimen alteró el proceso para determinar el resultado de estas elecciones mucho antes de que se emitieran las papeletas”.

A su vez Blinken señaló, los arrestos arbitrarios y el acoso de actores de la sociedad política y civil, la criminalización de las actividades de los partidos de la oposición, los vetos a candidatos de todo el espectro político y la manipulación del registro de votantes.

Además, resaltó la detención “arbitraria” de más de 250 individuos por motivos políticos, “denegando a los venezolanos sus derechos a expresar libremente sus opiniones y elegir a sus propios líderes”.

 

(Con información de Grupo Fórmula)

Estados Unidos desalojó a 25 mil personas en la última semana de Afganistán

Comparte este artículo:

La Casa Blanca informó este domingo que Estados Unidos evacuó a mil 900 personas el sábado desde Afganistán, lo que sitúa el total en la última semana en cerca de 25 mil, en medio de una situación “increíblemente volátil” a las afueras del aeropuerto internacional de Kabul.

Cabe mencionar que en la actualización no se específica cuántos son estadounidenses y cuántos afganos.

El funcionario de la Casa Blanca que ofreció la información, bajo la condición de anonimato, señaló que las salidas se habían producido tanto en vuelos civiles como militares.

Por su parte, el secretario de Estado, Antony Blinken, aseguró que la situación en torno al aeródromo es “increíblemente volátil” y reconoció que los “talibanes controlan Kabul”, lo que dificulta las operaciones de salida.

“Esa es la realidad. Esa es la realidad con la que tenemos que tratar”, dijo Blinken en una entrevista para la cadena CBS.

Por ello, admitió, “un requisito del trabajo ahora es estar en contacto con los talibanes” para garantizar el acceso seguro al aeropuerto, pese a los reportes de bloqueo y hostigamiento a los afganos que tratan de acceder al aeropuerto para abordar alguno de los vuelos de evacuación.

Según estimaciones de la Casa Blanca, todavía hay en Afganistán entre 10 mil y 15 mil estadounidenses que necesitan ser evacuados, además de entre 50 mil y 65 mil afganos y sus familias a quienes EE.UU. también quiere sacar del país.

Este domingo, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, pidió la asistencia de varias aerolíneas comerciales de EE.UU. en las labores de evacuación de Afganistán.

En un comunicado, el Pentágono informó de que las aerolíneas American Airlines, Atlas Air, Delta Airlines, Omni Air, Hawaiian Airlines y United Airlines participarán con 18 aeronaves, aunque recalcó que no volarán a Kabul y se centrarán en “el movimiento de pasajeros desde bases temporales seguras y centros interinos de tránsito”.

Estados Unidos ha alcanzado acuerdos con diversos países, entre ellos Alemania, Catar, España y Baréin, para que acojan temporalmente a estadounidenses, solicitantes de visas especial y afganos en riesgo en tránsito hacia territorio estadounidense.

(Con información de EFE)

Estados Unidos toma control del tráfico del aeropuerto de Kabul para sacar a sus ciudadanos y aliados

Comparte este artículo:

Estados Unidos tomó este domingo las riendas del control del tráfico aéreo en el aeropuerto de Kabul para facilitar sus evacuaciones y las de sus aliados, y prometió que acelerará la salida de miles de afganos que ayudaron a sus tropas durante la guerra.

“Las fuerzas estadounidenses han asumido ya las responsabilidades del control de tráfico aéreo en el aeropuerto, con la ayuda de aliados afganos”, dijo a Efe el portavoz del Pentágono, John Kirby.

Añadió que el tráfico de aviones comerciales desde ese aeropuerto “continúa, aunque ha experimentado algunas interrupciones y retrasos esporádicos”.

Poco antes, el Pentágono y el Departamento de Estado habían anunciado en un comunicado conjunto que se disponían a “tomar las riendas del control de tráfico aéreo” en el aeropuerto, sin confirmar todavía que ya lo hubieran hecho.

El objetivo de esa medida es garantizar la seguridad del aeropuerto internacional de Kabul, con el fin de “permitir la salida segura del personal estadounidense y de sus aliados de Afganistán, en aviones civiles y militares”, indicaba ese comunicado.

Kirby precisó que Estados Unidos ha evacuado ya “a varios cientos de civiles, incluido personal (de su embajada) y ciudadanos estadounidenses” que estaban en Afganistán.

Para reforzar esa operación, el Pentágono autorizó este domingo el envío de mil soldados más a Kabul, lo que significa que, en un plazo de 48 horas, habrá “aproximadamente 6 mil” militares estadounidenses en el aeropuerto de la capital afgana, confirmó Kirby.

De esos, unos 3 mil se encontraban ya este domingo sobre el terreno en Kabul, precisó.

La misión de evacuación estadounidense tiene como principal objetivo evacuar a “miles” de ciudadanos estadounidenses y a los 4 mil empleados que trabajaron para la embajada estadounidense en Kabul, cuya sede se trasladó este domingo al aeropuerto de Kabul tras el asedio de los talibanes.

El Departamento de Estado y el Pentágono prometieron además sacar del país a “otros ciudadanos afganos particularmente vulnerables”, y “acelerar la evacuación de miles de afganos que cumplen los requisitos para obtener un visado especial de migrante de EE.UU.”

El Gobierno estadounidense prometió hace semanas que, antes de que acabara agosto y con él su retirada militar de Afganistán, ayudaría a evacuar del país a hasta 70 mil ciudadanos afganos, entre intérpretes y otros trabajadores que ayudaron a las tropas estadounidenses durante la guerra, junto sus familiares.

En su nota de este domingo, el Departamento de Estado recordó que “2 mil de ellos ya han llegado a Estados Unidos en las últimas dos semanas”, y aseguró que aquellos solicitantes de visado afganos que ya hayan completado “los controles de seguridad” serán “transferidos directamente” a territorio estadounidense.

El Gobierno estadounidense “encontrará lugares adicionales” a los que trasladar a aquellos que todavía no han completado ese proceso, para que esperen allí a terminar esos trámites antes de viajar a Estados Unidos, concluye el comunicado.

El proceso para obtener ese visado es complejo y puede durar años, por lo que Estados Unidos ha negociado con terceros países, como Catar o Kuwait, para intentar que acojan temporalmente a esos refugiados.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, dijo este domingo a la cadena CNN que Washington también ayudaría a evacuar a otros afganos que no cualifican para obtener visados especiales, pero que apoyaron a su personal y ahora pueden enfrentar amenazas de los talibanes.

Sin embargo, la rápida caída de Kabul en manos de los insurgentes ha complicado esa operación de evacuación, especialmente para quienes tienen dificultades para llegar a la capital afgana.

(Fuente: EFE)

Ebrard se reúne con secretario de Estado de EU para afinar detalles de visita de Kamala Harris

Comparte este artículo:

El secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, se reunió hace unas horas en Costa Rica con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, para afinar detalles sobre la visita de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris y coordinar la implementación de políticas migratorias. 

Durante la reunión, ministras y ministros de Relaciones Exteriores de los Países Miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), reafirmaron el trabajo conjunto de ambas naciones para fomentar el desarrollo económico en Centroamérica, hacia una migración ordenada, segura y regular en la región. 

En el encuentro, según informó la Cancillería, se dio seguimiento al diálogo de alto nivel que existe entre la administración de los presidentes Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden. Asimismo, conversaron sobre la visión común de ambos gobiernos en lo relativo a la atención de las causales estructurales de la migración. 

Se abordó también la cooperación en materia de seguridad, en seguimiento a la reciente visita de una delegación estadunidense a México encabezada por Juan González,asistente especial del Presidente y director principal del Consejo Nacional de Seguridad para el hemisferio occidental, de la que no se dieron más detalles.

(Fuente: Luis Cárdenas MX)

Estados Unidos pronto anunciará distribución de 80 millones de vacunas a países más afectados por la pandemia

Comparte este artículo:

Antony Blinken, secretario de Estado de los Estados Unidos, indicó este miércoles, que el presidente Joe Biden podría anunciar pronto el plan de distribución de 80 millones de vacunas anticovid para los países más afectados por la pandemia.

“En unos cuantos días, quizás tan pronto como mañana, el presidente estará anunciando con más detalle el plan que consolidó para distribuir 80 millones de vacunas alrededor del mundo«, declaró Blinken durante un encuentro en la Embajada de Estados Unidos en Costa Rica, donde llevó a cabo una gira de dos días para dialogar con diversos representantes sobre temas como migración, democracia y derechos humanos.

El secretario de Estado de los Estados Unidos explicó que trabajarán en coordinación con el mecanismo de la OMS, COVAX, según las necesidades de los países.

Todo lo haremos en coordinación con Covax, basado en ciencia y en las necesidades de los países, sin ninguna consideración política”.

El martes, Blinken ya había comentado que harían el anuncio en un máximo de dos semanas.

Por su parte, Carlos Alvarado, presidente de Costa Rica, sexto país con mayor índice de contagio en el mundo, afirmó que esperan ansiosos el anuncio por parte del gobierno de Estados Unidos.

“Esperamos con ansias la distribución y esperamos estar contemplados en ese plan que va a ser de mucho beneficio para los países más afectados”, comentó.

(Fuente: Luis Cárdenas MX)

Congresistas de Estados Unidos denuncian militarización de México

Comparte este artículo:

Miembros  Demócratas del Congreso de Los Estados Unidos afirmaron estar preocupados por el aumento de elementos militares dentro del territorio mexicano; por lo que pidieron al presidente, Andrés Manuel López Obrador, respetar los derechos humanos.

En una carta dirigida a Antony Blinken, Secretario de Estado de Los Estados Unidos, los 19 congresistas señalaron que el despliegue del ejercito mexicano para el combate al crimen organizado no ha logrado debilitar a los cárteles ni reducir los índices de violencia y crimen. Así mismo, ha resultado en graves violaciones a los derechos humanos.

“Observamos con preocupación que el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, hasta ahora, únicamente ha profundizado la participación militar en la policía nacional, al tiempo que ha desplegado su nueva Guardia Nacional, compuesta principalmente por personal militar actual o retirado, para llevar a cabo la aplicación de leyes migratorias y otras funciones de seguridad nacional”, expresaron los congresistas.

Los legisladores también expresaron su preocupación por la seguridad de activistas y periodistas mexicanos.

“Es necesario fortalecer el Sistema de Protección de Periodistas y Defensores de Derechos Humanos de México y la Fiscalía Especial designada para investigar los delitos cometidos contra ellos. Lo alentamos a reunirse con defensores de los derechos humanos y periodistas para escuchar sus inquietudes y conocer su importante labor”, enunciaron.

Con esto, los congresistas buscan que Biden tome medidas para asegurarse de que el gobierno mexicano respete, proteja y fomente los derechos humanos, de los migrantes y mejore la capacidad del sistema de asilo de México.

Con información de: “LatinUS”. 

Antony Blinken, posible secretario de Estado de Biden

Comparte este artículo:

El presidente electo Joe Biden tendría previsto nombrar a Antony Blinken como secretario de Estado, según diversas personas enteradas de la planeación del gabinete del demócrata. Blinken, de 58 años, fue subsecretario de Estado y asesor adjunto de seguridad nacional durante el gobierno del presidente Barack Obama y tiene estrechos vínculos con Biden.

Si es nombrado y ratificado, Blinken será una fuerza crucial en el esfuerzo del próximo gobierno para reestructurar las relaciones de Estados Unidos con el resto del mundo después de cuatro años en los que el presidente Donald Trump puso en duda las alianzas de larga data.

Con la postulación de Blinken, Biden evitaría posibles dificultades que podrían afectar la confirmación en el Senado de los otros dos candidatos en su corta lista de prospectos para la jefatura de la diplomacia de Estados Unidos: Susan Rice y el senador Chris Coons.

Rice habría enfrentado una fuerte oposición del Partido Republicano y un posible rechazo en el Senado. Desde hace mucho tiempo ha sido blanco de críticas de los republicanos por las declaraciones que hizo después de los letales ataques de 2012 contra estadounidenses en Bengasi, Libia.

La salida de Coons del Senado habría sido parte de otras de senadores demócratas considerados para cargos administrativos y el partido confía en recuperar la mayoría en la cámara alta. El control del Senado depende del resultado en enero de dos elecciones de desempate en Georgia.

Biden podría nombrar a los integrantes de su gabinete por partes. Los grupos de nombramientos en áreas específicas de la mayor importancia, como economía, seguridad nacional o salud pública, se anunciarán en una sola vez. Los asesores del equipo de transición del presidente electo han dicho que el martes se anunciarán los primeros nombramientos del gabinete.

Si Biden se enfoca ese día en la seguridad nacional, Michèle Flournoy, experimentada en labores de política del Pentágono, es la principal opción para que dirija el Departamento de Defensa. Jake Sullivan, asesor de mucho tiempo de Biden y Hillary Clinton, también está en la lista para un alto puesto, incluido el de asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca.

Por su parte, Blinken participó en fecha reciente en una sesión informativa de seguridad nacional con Biden y la vicepresidenta electa Kamala Harris y ha tenido intervenciones públicas en asuntos importantes de política exterior en Egipto y Etiopía.

El secretario de Estado de Biden heredará una fuerza laboral de carrera profundamente desmoralizada y agotada en el Departamento de Estado.

Los dos secretarios de Estado de Trump, Rex Tillerson y Mike Pompeo, opusieron débil resistencia a los intentos del gobierno de Trump de deshacer la estructura de la agencia, acción frustrada gracias a la intervención legislativa.

Aunque el departamento escapó a grandes recortes propuestos de más de 30% en su presupuesto durante tres años consecutivos, registró una salida importante de personal de niveles superior y medio. Muchos diplomáticos han optado por retirarse o abandonar el servicio exterior debido a las limitadas posibilidades de avance en un gobierno que consideran no valora su experiencia.

Blinken, graduado de la Universidad de Harvard y de la Escuela de Derecho Columbias, ha tenido una presencia de larga data en política exterior con los demócratas. Blinken se ha alineado con numerosos ex altos funcionarios de seguridad nacional que han exigido una importante reinversión en la diplomacia estadounidense y un renovado énfasis en los compromisos de Estados Unidos a nivel global.

(Fuente: AP)