Impuestos, el tabú que paraliza México

Comparte este artículo:

La historia de México ha sido definida por su amplitud geográfica y variada. Hemos sido víctimas de un país con tanto territorio y un centralismo político histórico, sobretodo a partir de la revolución y el nacimiento del PNR. Ese centralismo político creció entretejido a un centralismo económico y ha definido la recaudación y gasto del dinero público por más de cuatro décadas.

La concentración de poder político estableció un sistema fiscal en el que la federación fuera la principal beneficiada. No sólo en una mayor recaudación y recolección de impuestos, sino en una distribución que la presidencia en turno establecería a placer. Fue así como se creó el Pacto Fiscal a través de la Ley de Coordinación Fiscal en 1978. 

La palabra prohibida en México es impuestos. No se habla al respecto, no se pregunta al respecto. Es un suicidio electoral y quien llegue a decir que son necesarios más impuestos es llevado a la hoguera pública. Como tantos tabúes, lo que no se platica y dialoga se queda en la ignorancia y no se soluciona. 

La constitución en el art. 72 fracción XXIX establece algunos impuestos pero no hay claridad recaudatoria en temas de consumo, ingreso y otras actividades económicas de importancia. Esto termina en una concentración fiscal federal donde el IVA, ISR y IEPS son un 80% del total de impuestos en el país. Esta concentración impositiva, el vacío legal constitucional y el centralismo político fueron la tormenta perfecta para secuestrar al sistema fiscal mexicano. El PRI vio la oportunidad y la tomó, pero ese PRI ya no existe y el México de hoy es muy distinto al de hace 4 décadas. Morena tiene mayoría, pero es otorgada por el pueblo y no es eterna. Y es ahora quien tiene la oportunidad de diseñar un sistema fiscal equitativo.

No sólo la historia es nuestro verdugo, también la pésima administración y la falta de rendición de cuentas. México es el país con una de las peores recaudaciones de la OCDE. Recaudamos sólo 16.2% del PIB del país, mientras que el promedio de los países de la OCDE es 34.2%, prácticamente el doble. El control federal es claro ya que recauda 93 centavos de cada peso de impuestos en México. Pero a pesar de ser los principales responsables en IVA como en ISR su recaudación es muy baja, con 6.4% y 7.2% del PIB mientras que en la OCDE el promedio es de 11% y 11.3% respectivamente. La situación empeora cuando la pasamos a la recaudación estatal y municipal donde sólo hay esfuerzos para recaudar menos de 5 centavos y menos de 2 centavos de cada peso de impuestos. Esto termina siendo un 0.7% del PIB por las entidades y 0.3% del PIB por los municipios, mientras que el promedio de la OCDE es 5.5% y 3.8%. Básicamente tenemos uno de los peores sistemas recaudatorios a nivel internacional cuando podríamos estar recaudando más del doble a nivel federal y hasta 8 y 10 veces más a nivel estatal y municipal.

Los culpables son muchos, principalmente una enorme informalidad que produce 22.7% de la economía mexicana y tiene el 57% de los trabajos. A esto hay que sumarle un endeble Estado de Derecho y una aplicación de la ley a cuentagotas y preferencial. Además hay pésima repartición de los recursos, con fórmulas que no promueven una mejor recaudación y castiga a las entidades y municipios que intentan resolver este problema. Es tan clara la mala distribución que el presupuesto de las entidades depende en 80% de la federación. Sumado a los problemas operativos llega el jaque mate con la democracia y la división política, donde el sistema fiscal mexicano es abusado por parte de los políticos y los partidos. Donde se señalan unos a otros eternamente para jalar recurso a su molino y lo que nunca llega es una solución integral. En la lana cada quien protege sus bolsillos y todos terminan perdiendo al mantener el mismo sistema inequitativo. 

Urge claridad impositiva, reformar la Constitución y las leyes a fin de priorizar el desarrollo local mediante sistemas fiscales estatales. Es imprescindible que sean las entidades quienes tengan la preponderancia impositiva dada la necesidad de usar los impuestos de acuerdo al contexto, economía y necesidades locales. Los estados saben dónde hay mayor urgencia de gasto, y la economía premia la inversión local y el desarrollo social. Además hay una reducción burocrática importante que promoverá la eficiencia administrativa. 

Pero todo esto se debe de acompañar con transparencia en cada centavo, un registro total de los recursos públicos. No más opacidad sindical, no más opacidad partidista y congresional. Necesitamos auditorías independientes y contralorías ciudadanas que ataquen el desvío de recursos sin necesidad de la validación de sus ejecutivos. Ya no se puede ser juez y parte. 

Si bien la reforma al Sistema Fiscal no es la única solución, sí asegura que los recursos sean invertidos de una mejor manera de acuerdo a las necesidades locales y no las impuestas por la federación. Y lo mejor de todo esto es que hay mucho espacio para mejorar antes de empezar a cargar más el bolsillo de la ciudadanía.

Para más información del Sistema Fiscal Mexicano escucha el episodio de “Impuestos y su recaudación” de Kristian con K

https://open.spotify.com/episode/5xk1Ne9DVdUiv8VeKcOiqy

Diputados federales proponen bolsa de 100 millones de pesos para atender coronavirus

Comparte este artículo:

La presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Rojas, informó que los legisladores no renunciarán al pago de su aguinaldo.

Como aportación para hacer frente a la pandemia de COVID-19, más bien buscarán juntar una bolsa de 100 millones de pesos para apoyar la contingencia sanitaria.

Ahora estamos haciendo este esfuerzo por juntar una bolsa de 100 millones de pesos que pueda ser donada en la crisis, insisto, estamos esperando tener mayor información sobre cómo, en dónde y cuándo es más útil y oportuno poderlo hacer”, declaró la legisladora panista este miércoles a través de una conferencia de prensa virtual en la que estimó que dicha cantidad podría ser incluso mayor a lo que representan en total los aguinaldos de los diputados en San Lázaro.

“Yo creo que es muchísimo más dinero que el aguinaldo de los diputados. Entonces ese esfuerzo es en el que estamos concentrados ahorita y es el que está mayormente perfilado. Voy a revisar el dato, pero estoy segura de que 100 millones de pesos es mucho más que el aguinaldo de los diputados”, insistió Rojas Hernández.

La diputada del PAN señaló que no es la primera vez que la Cámara de Diputados se aprieta el cinturón, pues el año anterior tuvo una reducción en su presupuesto y adicional a ello han hecho recortes en diversos rubros como el seguro de gastos médicos mayores, ya no se paga el celular a los legisladores y se canceló el uso de auto oficial a los presidentes de comisión.

Pero, en ese contexto, es preciso mencionar que para 2020 los diputados se autorizaron un aguinaldo de 211 mil 579 pesos; 71 mil 75 pesos más que en 2019, cuando el monto de la gratificación de fin de año fue de 140 mil 504 pesos.

Lo anterior, debido a que incluyeron en el monto del aguinaldo, el pago correspondiente al Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Esto, con el fin de que el cumplimiento de dicha obligación fiscal sea con cargo al erario y así, no se reduzca la prestación de los congresistas.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Pega desaceleración económica en recaudación de impuestos

Comparte este artículo:

Este mes de agosto del 2019, la desaceleración económica confirmó su impacto sobre los ingresos de la federación, esto debido a que los cobros del Impuesto sobre la Renta (ISR) y el Impuesto al Valor Agregado (IVA) registraron una disminución.

En un registro general, lo ingresos al presupuesto del sector público crecieron 2.9% en agosto a 428,932.1 millones de pesos. Aunque en sus términos acumulados se tiene un registro de disminución de 2.1% en términos anuales con una suma de 3.47 billones de pesos.

ISR E IVA

De acuerdo a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la recaudación por el ISR fue de 121,317.6 millones de pesos, lo que significa una caída de 3.6% en términos reales, respecto al mismo mes del año pasado. Con esto se registra la segunda caída consecutiva, puesto que en julio, la reducción fue de 10.1% anual.

Por su parte, el ingreso por el IVA añadió al erario una cantidad de 67,440.9 millones de pesos, lo que significa una reducción anual de 11.6%; para este caso, es la tercer caída mensual consecutiva en la recaudación y la más grande puesto que en julio, la disminución fue de 7.9% y en junio de 5.6% de acuerdo al informe mensual de finanzas públicas.

Hablando de términos acumulados con respecto a lo que va del año, también se tienen registradas caídas. La recaudación del ISR lleva una suma de 1.17 billones de pesos, lo que significa 0.4% menos que lo que se llevaba recaudado para el año pasado, mientras que en el IVA, los ingresos han sido de 638,482.8 millones de pesos, que representan una disminución de 2.9%.

La recaudación ha sido menor a la esperada

De acuerdo a la Secretaría de Hacienda, los ingresos esperados del ISR y del IVA eran de 1.2 billones de pesos y 675,559.2 millones de pesos respectivamente.

IEPS: el amortiguador

En contraste con las recaudaciones mencionadas anteriormente, el cobro al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en la gasolina y el diésel creció 60.5% en términos reales anuales dejando al presupuesto gubernamental con 25,735 mdp.

Debido a la acción de la Secretaría de Hacienda de no aplicar el estímulo fiscal que da en el precio de los combustibles, lo que se lleva recaudado de manera acumulada en el periodo enero-agosto registró un aumento de 65.6% en términos reales.

Ingresos petroleros

Estos ingresos registraron una reducción en su recaudación de 29.5% con una suma de 62,816.2 millones de pesos. Así mismo, el menor volumen de producción en Pemex (-9.9%) ha impactado en la recaudación acumulada puesto que se tiene registrada una caída de 19.7% con una suma de 546,157 millones de pesos.

Muy seguramente la meta de crecimiento de la SHCP que tenía un rango de 0.6 a 1.2% no se logrará. Esto debido a que la economía no ha mantenido un crecimiento constante, lo que provoca que el ingreso per cápita de las familias sea menor, presionando el bolsillo de las familias mexicanas.

¿Cómo impactarán estos resultados en los planes de gasto público de la administración federal?

Con información de El Economista.

¡Diputados se echan para atrás! Sí pagarán ISR

Comparte este artículo:

El coordinador de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, dio a conocer que si pagarán el Impuesto Sobre la Renta del aguinaldo, esto después de que Grupo Reforma publicará un acuerdo del Comité de Administración que establecía que los legisladores no pagarán el ISR.

“Las contribuciones causadas por concepto de las remuneraciones a cargo de los servidores públicos se retienen y enteran a las autoridades fiscales respectivas de conformidad con la legislación aplicable y no son pagadas por los órganos públicos en calidad de prestación, percepción extraordinaria u otro concepto”, dice el artículo 6 de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

Delgado, reconoció que existe una contradicción entre la nueva ley y la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, pero aseguró que ahora se tendrá que pagar el ISR del aguinaldo.

Además dijo que lo que se obtenga por no cubrir el ISR de los legisladores se sumará a los ahorros del ejercicio del 2018 y se devolverá a la Tesorería de la Federación.

(Con información de Grupo Reforma)

 

#Kleroterion: “Lo que tendría que ser…”

Comparte este artículo:

El periodo de Ley de Ingresos y el presupuesto de egresos, está a la vuelta de la esquina, por lo que en este momento se encuentra en un estudio muy preciso cómo debe repartirse el presupuesto para el ejercicio fiscal 2019, dicha asignación se realiza para los Ramos Administrativos, Ramos Generales, Entidades Productivas del Estado, Entidades de Control Directo, Ramo 32, Ramo 40 y Ramos Autónomos.

Sin embargo, respecto a los ramos generales, es importante saber qué tan justa es la designación de recursos y/o presupuesto a los estados, en el entendido lógico de que mientras mejor recaudación se tenga a través de las entidades federativas, respecto a la Ley de Ingresos del ejercicio anterior, dependería de la mejor designación de presupuesto en el siguiente ejercicio fiscal, es por esto, que me referiré específicamente a mi estado, Nuevo León.

Como primera aportación podemos decir que Nuevo León, es de los estados que durante muchos años ha tenido mayor participación respecto a la recaudación de impuestos (IEPS, IVA e ISR) en materia federal, por debajo de la CDMX y el EDOMEX, reportando más de 200 mil millones de pesos, sin embargo, de esta gran recaudación que el estado consigue, se reintegran aproximadamente 66 mil millones, por lo que es notoria la inequidad de asignaciones presupuestales, ya que recibe menos del 30 porciento de lo aportado. 

Es importante mencionar que tenemos muchos antecedentes respecto a esta inequidad, por ejemplo, en 2014 recibió aportaciones federales por 3,752.1 pesos per cápita, mientras que el promedio nacional era de 4,946.1, por lo de desde ese año era necesario fortalecer esta práctica, para que se permita mejorar la gestión de recursos, con el Congreso de la Unión y por supuesto, con la Administración Pública Federal y sobre todo tener una relación de estricta vigilancia  dentro del Sistema Nacional de Coordinación, para solicitar esquemas de asignación mas equitativos, reconociendo de manera efectiva la gran contribución que realiza el estado, lo que implica una gran aportación para el desarrollo del país.

Se entiende muy bien el procedimiento para la negociación del paquete económico, por lo que la Administración Pública Estatal, se presiona de manera constante, ya que los recursos que proporciona son necesarios y vitales para poder operar de manera eficaz en las diversas necesidades de la Nación, por lo que Nuevo León se vuelve una entidad económicamente relevante en el contexto nacional, otro ejemplo más, es que tan solo de 2003 a 2016, ha contribuido con el 10.2 por ciento del PIB manufacturero, asimismo en este mismo año, aporto 7.2 por ciento del PIB nacional. 

Otro factores que debemos reconocer de nuestro Estado y que hace que nuestra aportación a la Federación sea muy fuerte, es sin duda el empleo, ya que la entidad genera empleos de buena calidad y bien remunerados, cabe mencionar que el 60 por ciento de los empleos en el estado tiene acceso a la salud. Ahora bien, respecto al ingreso por hogar, el ciudadano neolonés, tiene el mayor a nivel nacional, su ingreso mensual es de 29 mil 217 pesos, cuando el nacional es de 15 mil 507, por otra parte el desarrollo económico de la entidad, es impulsado por la actividad exportadora y la atracción de inversión extranjera, incrementado un 2.6 por ciento en flujos de inversión extranjera directa, así como tener el 17 por ciento de las exportaciones fronterizas, ocupando el 4to. lugar a nivel nacional, por sólo mencionar algunas.

Derivado de lo anterior, estamos convencidos que ha existido una inequidad para nuestra estado, respecto a la designación de recurso federales, si hacemos un promedio y/o balance resulta que por cada peso que Nuevo León aporta a la Federación, se reintegran en promedio de 29 a 33 centavos, si comparamos otros estados fronterizos como Baja California o Chihuahua reciben en promedio, 76 y 97 centavos respectivamente y tenemos otros ejemplos que para el estado son totalmente desfasados como el de Chiapas, que por cada peso recaudado, recibe 9.73 pesos, o el de Guerrero, que recibe 14.67 pesos; por supuesto en ningún momento se soslaya el esfuerzo o las aportaciones de todos los estados, me refiero específicamente a lo asignado para los respectivos ejercicios fiscales.

En mi opinión, veo reflejada una discriminación mayor en esta administración, por ejemplo en 2015, se recibieron por concepto de infraestructura,  9 mil 69 millones, en 2016, 3 mil 7 millones, en 2017, mil 975 millones, así como 2 mil 621 millones en el corriente, sabiendo  que nuestro estado genera casi el 10 por ciento del los recursos que el país recauda, otro ejemplo fue respecto a las asignaciones presupuestales para programas y proyectos de inversión federal durante este sexenio, donde se designaron 37,053,609,60 pesos, la más baja en comparación con otros estados que aportan de manera significativa a la Federación, como CDMX, EDOMEX y Jalisco, cuando al cierre del segundo trimestre de 2018, los ingresos totales del estado ascendieron a 54 mil 560 millones de pesos, un incremento de 3.3 por ciento, además de tener un ahorro y austeridad de 5,750 mdp, así como en 2016, de acuerdo al IMCO, fuimos el tercer estado con el menor gasto público en comunicación social, después de Colima y Tlaxcala.

Muchos han considerado como opción el abandonar el Pacto Federal, pero estoy convencido que la solución es simplemente la asignación justa de recursos, por lo que una propuesta viable es modificar la Ley de Coordinación Fiscal para que el reparto sea más justo, la ventaja es que en estos meses se está vislumbrando un cambio benéfico para el estado, ya que se tiene la oportunidad de que el Gobierno entrante nos ayude, pues el propio presidente electo y los futuros secretarios nos han demostrado apertura y equidad en muchos aspectos, como en la designación de recursos, así como de los diputados federales, coincidiendo que el estado debe y tiene la necesidad de recibir más recursos.

Concluyo diciendo que no se piden porcentajes irracionales, ni cifras incoherentes, lo anterior es para poder seguir aportando al crecimiento y prosperidad de la Nación, sabiendo que Nuevo León tiene como una de sus banderas principales el desarrollo y la prosperidad, es así que simplemente se solicita lo que tendría que ser…

Va Samuel en contra de factureros

Comparte este artículo:

El senador por Nuevo León, Samuel García, dio a conocer que este jueves presentará en coordinación con la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, una iniciativa para romper con la evasión fiscal de 8 mil empresas fantasma que han amparado negocios por 2.4 billones de pesos a pesar de las medidas implementadas por el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

García, aseguró que la propuesta para reformar la Ley de IVA, ISR y el Código Fiscal será el último eslabón para acabar con la red de corrupción que conforman empresas fantasmas, facturemos, políticos y hasta la delincuencia organizada.

“La iniciativa tiene que ver con perseguir de una vez por todas y sacar del mercado a las empresas fantasmas y los factureros. Está vía que se utiliza para que el Gobierno desvíe dinero del erario, para que la delincuencia organizada bancaria su recuso de procedencia ilícita, también por la cual se evaden miles de millones pesos, estamos ya a un paso de lograrlo”, dijo el senador de Movimiento Ciudadano.

El legislador afirmó que si se aplican las medidas, la recaudación se dispararía a 1.4 billones de pesos, 10 veces mas que los recursos provenientes del gasolina, por lo que el ex diputado local dijo que se podría eliminar las alzas a los combustibles en 2019.

“Es clave para que en 2019 el estado pueda recuperar el 1.4 billones de pesos. Estamos hablando en una tercera parte de presupuesto. el gasolina representa 140 mil millones, si con esto se recauda 10 veces más, ¿no podríamos quitar el gasolina de una vez por todas? Ir por el contribuyente que evade o por el político, porque la iniciativa contempla retener a la Federación a los estados y los municipios”.

La iniciativa que presentará la bancada de Movimiento Ciudadano en el Senado, modificaría la Ley del Impuesto Sobre la Renta, la Ley del Impuesto al Valor Agregado y el Código Fiscal, para cobrar la retención por adelantado del 10% de IVA y el 10% de ISR.

Por último, el dirigente estatal de Movimiento Ciudadano, dijo que la propuesta contempla premiar a las personas física y morales que cumplen ante el SAT y que tendrían el beneficio de obtener su devolución en atemático en 20 días.

Anuncia Morena medidas de austeridad en el Senado

Comparte este artículo:

El coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, dio a conocer este jueves las medidas de austeridad que impulsarán en la nueva Legislatura.

En conferencia de prensa, el ex delegado de la Delegación Cuauhtémoc, dijo que el Senado saliente propuso a Hacienda un gasto de más de 5 mil 200 millones de pesos para 2019, por lo que su partido propondrá una reducción de mil 500 millones de pesos.

También, anunció la liquidación de mil 900 trabajadores, de los cuales mil 300 son asesores de los senadores y el resto asesores del Senado, y cuyo costo será de 330 millones de pesos.

Por otro lado, dijo que se cancelaran los seguros de gastos médicos mayores, se reducirá al 50% la bolsa de las subvenciones a las bancada y de 64 comisiones se pasará a tener solamente 30.

Monreal agregó, que se dejará de pagar el ISR a los trabajadores de base y se rematarán 174 vehículos de la flotilla del Senado.

Finalmente, informó que se planea tener un mecanismo de control con el fin de evitar aviadores, se dejarían de pagar estacionamientos externos, el pago de telefonía celular y habrá recortes en los institutos Gilberto Bosques y Belisario Domínguez.

CNTE pide no pagar impuestos

Comparte este artículo:

Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), solicitaron el día de ayer no pagar impuestos y exigen un régimen fiscal especial para ellos.

Los maestros presentaron un escrito ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) donde solicitan que se les deje de aplicar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a bonos y al aguinaldo que está integrado a su salario, al considerar que es una “injusticia para su economía”. Además solicitaron que los trabajadores de la educación no tengan la obligación de presentar declaración del ISR anual, aun cuando su sueldo exceda los 400 mil pesos anuales.

“Que se revise y corrija por qué están cobrando el ISR en los aguinaldos, bonos y diversos conceptos que integran nuestro sueldo y cómo se está realizando el cálculo del ISR por el patrón”, se leen en el escrito presentado al SAT.

De acuerdo a los profesores que cobran más de 400 mil pesos al año, en su mayoría, forman parte del Programa Nacional de Carrera Magisterial.

Por su parte, Salvador Acevedo, de la Sección 22, que acudió para reunirse con trabajadores del SAT, explicó que los maestros de Oaxaca cuentan, al menos, con dos bonos: el del 15 de mayo por el Día del Maestro y el de diciembre por la prima vacacional. 

Por último, especificó que el aguinaldo es de 90 días de su salario, que corresponde a 24 mil o 25 mil pesos de los que se descuentan 4 mil pesos de ISR.

¿Reforma Fiscal?

Comparte este artículo:

La aprobación de la reforma fiscal de los Estados Unidos en diciembre del año pasado trae consigo un gran reto para nuestro país de reaccionar y tomar las decisiones adecuadas en un panorama internacional adverso pero sobre todo incierto. Esta reforma representa la única pieza de legislación importante propuesta y aprobada por el Presidente Donald Trump y es también la reforma más importante de este tipo en los últimos 30 años. Los recortes ascienden a 1.5 trillones de dólares que dejaría el estado de recibir vía impuestos, la mayoría de los cuales eran enfocados a las grandes corporaciones y personas con ingresos altos. Los demócratas votaron en contra pero el voto republicano bastó para pasarla. Esta reforma en pocas palabras hace más atractivo el generar empleo en Estados Unidos y de cierta forma busca retener el capital estadounidense para contrarrestar la cerrazón en su política comercial y cumplir con una promesa de campaña.

Nuestro país se ve afectado directamente por esta medida porque ya varias empresas estadounidenses que tenían planeado trasladar su producción fuera de ese país (a países como México por ejemplo) han anunciado que no se irán por los beneficios fiscales de esta nueva reforma. Esta legislación topa a 37% el impuesto máximo a individuos de altos ingresos, baja el impuesto corporativo a la utilidad a 21% que antes estaba en 35% y que representa el cambio más importante. México es uno de los países que menos recauda de la OCDE pero aún así ahora tenemos una tasa impositiva mayor a la de Estados Unidos y esto no es bueno, si consideramos además, todas las ventajas que da el gobierno estadounidense a sus inversionistas en materia de seguridad e infraestructura mientras que en México la mayoría de los incentivos son fiscales y no son beneficiosos para el lugar donde se instala la empresa en el corto plazo.

A raíz de la reforma fiscal de 2014 nuestro país ha incrementado sus ingresos tributarios en el rubro de impuestos a personas físicas y morales que vino a contrarrestar la baja en los ingresos petroleros de la nación considerando que de estar el barril en 120 dólares se desplomó a menos de 40 dólares en cuestión de meses. Antes casi el 40% de los ingresos del estado eran por PEMEX, ahora esos recursos se han buscado obtener cobrando impuestos que no se cobraban, lo cual no vino a solucionar un problema de fondo, que es que en México es un deporte nacional el buscar formas para no pagar impuestos y que muchos no lo hacen por falta de credibilidad en las instituciones y fallas en el estado de derecho.

Históricamente estas medidas de grandes recortes no le han funcionado a los Estados Unidos, Ronald Reagan lo intentó en el 86 y el crecimiento económico no llegó pero sí un tremendo déficit fiscal. Ahora México tendrá que sacar una reforma fiscal para contrarrestar los efectos de la estadounidense que ya lo podemos sentir en las inversiones y el tipo de cambio. Algunos proponen aumentar el IVA y disminuir el ISR pero argumentan que causaría una inflación aún más perjudicial, otros proponen disminuir el IEPS a gasolinas a más de la mitad y recortar el gasto pero tampoco viene a resolver el problema de la competitividad. Hay poco margen para recortar y subir ahora parece inviable además que con las elecciones del 2018 el panorama luce incierto, seguramente tendremos que esperar a que pasen las elecciones para ver un cambio de fondo en materia fiscal, veremos y diremos.

Denuncian que Duarte desapareció mil 400 mdp que retuvo a trabajadores por ISR y Afores

Comparte este artículo:

En su último año, el gobierno de Javier Duarte retuvo a los trabajadores 1,400 millones de pesos que correspondían al Impuesto Sobre la Renta y al Sistema de Ahorro para el Retiro. Los recursos nunca fueron transferidos al Servicio de Administración Tributaria (SAT), ni al Instituto Mexicano del Seguro Social y su paradero es desconocido, concluyó la Auditoría Superior de la Federación.

Este año se realizaron nuevas auditorías a la administración de Duarte, con motivo del análisis de la Cuenta Pública de 2016.

Los auditores calcularon el Impuesto Sobre la Renta (ISR) retenido en 2016, a partir de la nómina de trabajadores en 16 dependencias del gobierno de Veracruz. Así se estableció que la administración de Duarte retuvo por lo menos mil 260 millones de pesos de los salarios pagados.

La administración estatal si recortó a los trabajadores el dinero correspondiente al ISR pero este nunca fue ingresado a las arcas del SAT o a las de la Tesorería del estado, o por lo menos no hay documentos que así lo comprueben. El dinero literalmente no aparece.

La misma anomalía ocurrió con impuestos locales. Los auditores identificaron que el gobierno estatal retuvo 137 millones 369 mil pesos a los trabajadores en 2016 con motivo del impuesto por remuneraciones al trabajo personal y fomento a la educación. El dinero sin embargo, nunca fue reintegrado a las arcas de la tesorería local
El fraude se extendió a las afores. La ASF reportó que a lo largo de 2016 el gobierno de Veracruz retuvo 17 millones 341 mil pesos destinados al Sistema de Ahorro para el Retiro, sin embargo, el gobierno no comprobó que haya transferido las retenciones correspondientes al cuarto y quinto bimestre de ese año. Esto significa que hay cinco millones 795 mil pesos desaparecidos.

En caso de que el gobierno de Veracruz, actualmente ya bajo la administración de Miguel Ángel Yunes, no acredite el destino de los recursos y los devuelva, estas anomalías darían paso a nuevas denuncias penales ante la PGR en contra de la administración de Duarte.