La izquierda dividida (Segunda Parte)

Comparte este artículo:

Como argumenté en la primera entrega de este texto, tomando como punto de partida la declaración de Cuauhtémoc Cárdenas diciendo que “MORENA no es la izquierda de México[…] hay muchas izquierdas y no ve una izquierda organizada en este momento”, aunado a afirmaciones como la de José Woldenberg sobre los choques internos del partido político Movimiento de Regeneración Nacional, podemos ilustrar varias particularidades de los tiempos actuales. Antes que nada, no podemos caer en falsos debates, y como menciona el líder moral de la izquierda mexicana, Cárdenas, no podemos afirmar que la izquierda es un movimiento homogéneo ya que su naturaleza son la diversas de posiciones y filosofías cuyo fin puede (o no necesariamente) ser el mismo, a diferencia de la derecha y el centro cuyas expresiones tienen a ser más sólidas, y sus militantes tienden a ser uniformes. Esa naturaleza sumamente diversa de la izquierda la retrata muy bien Bobbio al afirmar que no se puede hablar de una izquierda y derecha como tal, un binomio extremo, ya que existen diferentes tonalidades y expresiones y hemos transitado a un modelo más complejo de análisis de las ideologías y filosofías políticas.

En ese sentido, podemos entender que los movimientos y partidos progresistas o liberales tengan una tendencia a la división, sin embargo, mientras esa división recaiga en pensamientos, ideas y posiciones, estamos hablando de una división “natural”, pero cuando esta fragmentación se debe a las luchas internas por el poder y posiciones estrategias, estamos hablando de otro tipo de divisiones. La carrera por la Presidencia Nacional de MORENA, sin duda alguna, ha tenido efectos tanto locales como nacionales. En primera instancia, son palpables las inmensas y distantes posiciones entre Bertha Luján, Yeidckol Polevnsky, Mario Delgado, Ricardo Monreal y Tatiana Clouthier, entre muchos otros liderazgos. Como se puede apreciar, gran parte de las pugnas internas no son ideológicas sino pugnas que intentan tomar el liderazgo nacional, ya sea por cuestiones personales o por intentar liderar el movimiento e institucionalizarlo como un partido político en forma para que perdure en el tiempo.

Otra situación que también está siendo parte de esa división, son los señalamientos de académicos, activistas y otros partidos sobre la no pertenencia de MORENA a una ideología de izquierda, esto por una falta de agenda progresista a nivel nacional y local, ya que incluso en aspectos locales vemos la inconsistencia ideológica debido a peleas internas o el reciclaje de viejos liderazgos no pertenecientes a la izquierda, sin embargo, esto puede ser en cierto sentido erróneo, ya que como analízanos anteriormente, son varias izquierdas y no solo una, generando un cierto purismo exclusivo de aquellas que consideren que no pertenecen a dicha ideología.

Estos tiempos son sumamente fundamentales para dar vuelta atrás a una tradición política de derecha que sigue viva en el corazón del sistema político mexicano, al parecer, la izquierda actual no entiende la importancia del éxito de su gobierno y movimiento político. Con la mayoría y la legitimidad actual, podrían desarticular viejas practicas autoritarias, antidemocráticas, desigualdades y polarizaciones. La izquierda no tendrá éxito si continúa en una carrera  por el poder y no por la transformación y una verdadera transición. Cómo mencionó a finales del 2018 el ex presidente de Uruguay Pepe Mujica: ” la división de la izquierda se traduce en derrota”. No se puede dejar pasar la oportunidad histórica de verdaderamente tener un país plural para todos.

Representante de Morena en el INE advierte problemas de operación

Comparte este artículo:

Carlos Suárez, representante de Morena ante el Instituto Nacional Electoral (INE), advirtió que podrían existir problemas en la operación del partido por devolver el 75% de su financiamiento público.

Suárez estableció que estaba en contra de la propuesta porque hay dudas sobre el mantenimiento del instituto político y la forma de pago de las campañas del próximo año.

“El problema va a ser que va a tener consecuencias y muchas gentes del partido no van a estar de acuerdo”, explicó.

El morenista considera que no es entendible la manera en la que hizo el cálculo la dirigente de Morena, Yeidckol Polenvsky. 

“Las cosas del partido pregúnteselas a la presidenta, yo no me meto en cosas políticas. Ella tendrá que ver, me imagino que lo habrá considerado antes de hacer la propuesta ¿verdad?”, dijo.

Comentó que el partido tiene que pagar sueldos, multas, personal, renta de instalaciones y campañas.

“Entonces, no sé qué es lo que habrá tomado ella en cuenta, yo no lo he platicado con ella, por eso no sé (el impacto)”, expresó.

Por otro lado, los partidos del PAN y PRD rechazaron seguir los pasos de Morena de devolver parte de su financiamiento público para programas sociales.

 

Con información de El Norte. 

“Primero multas a Morena, luego recorte”: INE

Comparte este artículo:

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova informó que antes de que Morena regrese el 75% de su financiamiento público se le debe de aplicar las multas que debe al organismo.

“No importa la voluntad del parido, está garantizado que las multas se van a cobrar primero, luego se hará la voluntad del pueblo”, dijo Córdova.

El consejero explicó que los mil 653 millones de pesos que recibirá ese partido para el 2020 para actividades ordinarias, se dividirán en 12 meses, por lo que a esa cifra mensualmente se le quitará el monto por sanciones, luego el 75% que pide el partido.

Ambos rubros se regresan a la Tesorería de la Federación para que, el primero, se dirija al Conacyt, y lo segundo para lo que decida el Gobierno.

“El INE recibe de la Tesorería el monto que corresponde a los partidos políticos y en el mismo momento se hace el cálculo de lo que se les debe retener por multas, y se deposita el resto a las cuestas de los partidos. En este caso (se les descuenta) lo que les corresponde en multas, y eventualmente lo que deciden no recibir, y el resto (se va) a sus cuentas”, detalló el consejero.

Al ser cuestionado si con los 400 millones de pesos, con los que se quedaría el partido al año, no ponen en riesgo la operación del partido, aseguró que el INE únicamente cumple la petición de la dirigente morenista, Yeidckol Polenvsky, sin embargo, afirmó que como el recorte es mensual, en el momento que el partido lo decida podría cambiar la solicitud.

Renuncia Morena al 75% de su Presupuesto

Comparte este artículo:

Yeidckol Polevnsky, dirigente nacional de Morena, formalizó hoy ante el Instituto Nacional Electoral (INE), su petición de renunciar al 75% del financiamiento público de operación ordinaria a que tiene derecho durante el siguiente año. 

Lo anterior responde a la petición del Presidente Andrés Manuel López Obrador, de poner el ejemplo en el recorte al financiamiento de los partidos políticos.

Hemos decidido renunciar al 75% del financiamiento público de operación ordinaria a que tiene derecho durante el ejercicio de 2020, que equivale a mil 240 millones 458, mil pesos ya que la enorme cantidad de recursos que legalmente le corresponden a Morena resultante de dicho cálculo, no guarda congruencia con nuestros principios y las políticas de austeridad”. Notificó Polevnsky por medio de un escrito que fue entregado a Lorenzo Córdoba.  

De los mil 653 millones 944 mil 795 pesos que corresponden para su gasto de actividades ordinarias para el próximo año, el organismo político devolverá mil 240 millones 458 mil pesos.

“La enorme cantidad de recursos que legalmente le corresponde a Morena resultante de dicho cálculo, NO GUARDA CONGRUENCIA con nuestros principios y las políticas de austeridad que plantea el Presidente de la Repúbica y dundador de nuestro partido Andrés Manuel López Obrador, respecto al uso de los recursos públicos”, se menciona en el documento que entregó Yeidckol. 

 

(Con información de el Universal) 

Diferente partido, lo mismo de siempre

Comparte este artículo:

Hace poco asistí a un panel en el ITESM donde los dirigentes nacionales del PRI, PAN y MORENA iban a dialogar con los jóvenes sobre los rumbos de cada uno de sus partidos.

Asistí con un una mente objetiva y lista para criticar; no tenía mucha esperanza de Marko Cortés del PAN o Alejandro “Alito” Moreno del PRI pues ya estos partidos tienen discursos preparados y repetitivos. Sin embargo, sí tenía esperanza en que Yeidckol Polevnsky, dirigente de MORENA, tuviera algo diferente que decir y demostrara que en verdad quieren hacer un cambio.

Mi decepción fue absoluta. No pude ni siquiera quedarme a escuchar el panel completo, porque simplemente lo que cada uno de los dirigentes decían eran mentiras, incongruencias y sobre todo comentarios hipócritas con lo que realmente hacen en la arena política, y fue tanta mi desesperación que simplemente salí del evento.

Del PRI y PAN ya no sorprende que hablen sobre ser partidos que defienden la libertad y democracia y que los políticos corruptos no son tolerados. De ellos nos queda decir nada y no me voy a enfocar en ellos, porque no vale la pena analizar su discurso.

Pero Yeidckol dijo dos cosas que no se me van de la mente:

1) Que la percepción de la inseguridad ahora está sesgada porque ahora “los números no se miden como en el pasado” y

2) Sólo los partidos conservadores son los que recortan el presupuesto a los programas sociales

Ambas declaraciones son falsas y solo muestran la cobardía que tienen para aceptar sus errores. No es posible que MORENA se haya lanzado como la “cuarta transformación” y de transformación tenga más negativo que de positivo.

En el primer argumento se puede reflejar en que MORENA es el partido con el inicio de sexenio más violento, pues el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública indica que de enero 2019 a octubre 2019 en materia de homicidio han habido alrededor de 27 mil casos, a comparación del inicio de Enrique Peña Nieto en 2013 con 23 mil y Felipe Calderón en 2007 con 10 mil.

Sobre el segundo punto quisiera realizar unas simple preguntas: ¿si solo los partidos conservadores disminuyen los programas sociales, el hecho de que AMLO haya eliminado comedores comunitarios, recortado presupuesto a hospitales, apoyo a la vivienda y atención a jornaleros agrícolas, entre otros, significa que Morena es conservador?

Entonces Yeidckol, ¿qué es exactamente lo que están haciendo diferente? ¿El decir “abrazos, no balazos”? ¿Criticar cada mañana a los fifís, conservadores o cualquier medio que esté en su contra? ¿O el decir todos los días que son la esperanza de México? Porque para mí las acciones hablan más que las palabras, y aunque AMLO solo lleva un año en mandato, ha tenido otros 12 años para desarrollar un mejor plan. El buscar excusas y deslindarse de su responsabilidad de aceptar que han habido fallos no es justo para los mexicanos que votaron por ustedes creyendo en verdad en un cambio, y es mejor reconocer, aceptar y cambiar que solo desviar los temas controversiales y vivir en una burbuja de felicidad en la cuarta transformación.

Polevnsky le abre la puerta de Morena a Clara Luz

Comparte este artículo:

Yeidckol Polevnsky, Presidenta y Secretaria General del CEN de Morena, indicó que la Alcaldesa priista de Escobedo, Clara Luz Flores, será bienvenida a su partido si esta dispuesta a abrazar sus principios.

“De la Alcaldesa (Clara Luz Flores) he oído muy buenos comentarios”, expresó.

“Quien se acerque y esté dispuesto a abrazar los principios y valores de Morena y quiera trabajar con nosotros a ras de tierra son bienvenidos”, agregó.

Polevnsky llegó a un hotel de la Avenida Pino Suárez con Abel Guerra, esposo de la Alcaldesa de Escobedo y ex diputado federal priista. La dirigente de Morena comentó que conocía a Guerra porque habían coincidido en el Congreso de la Unión. 

“Nosotros estamos y hablamos con militantes de diferentes partidos. Claro que hay algunos que ni por dónde, ustedes vieron que los del PAN ni siquiera se presentaron ayer”, explicó.

 

Con información de El Norte. 

 

Piden a Polevnsky dejar la dirigencia de Morena

Comparte este artículo:

Alejandro Rojas Díaz Durán, un aspirante a la presidencia nacional de Morena, ha exigido la renuncia de Yeidckol Polevnsky del cargo debido a que no ha cumplido con los principios del partido, estos siendo no mentir, no robar y no traicionar.

Después de que se dio a conocer que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) condonó impuestos por 16 millones de pesos a Polevnsky, “Rojas Díaz Durán consideró que la líder morenista quedó inhabilitada moralmente para continuar al frente del partido”. Estando en Puebla, donde se reunirá con dirigentes de base, Rojas Díaz Durán acusó a Polevnsky, diciendo que está velando por sus intereses y no trabajando al favor del partido, viendo que perdió tres millones de votos en las últimas elecciones.

“Le solicito desde Puebla, que deje la presidencia en mejores manos y regrese al sector privado que está más cerca de los intereses de quienes han obtenido privilegios de parte del gobierno del PRI-AN”, dijo Rojas Díaz Durán. A esto añadió que el que aparezca Yeidckol Polevnsky en la lista de beneficiarios del SAT no ayudaría en el siguiente proceso electoral.

 

(Con información de Morena)

Fox califica de “tramposa” a Yeidckol Polevnsky

Comparte este artículo:

El expresidente Vicente Fox criticó a la dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky por la presunta condonación de 16 millones de pesos por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) en 2013.

“Primero Bartlett y ahora Una tramposa más, asociada a López. Como dice el dicho, dice López, ‘con estas multas hay que arar'”, publicó Fox en su cuenta de Twitter.

Por su parte, Polevnsky, aseguró que el adeudo al SAT fue un error de su antiguo contador, quien la registró en el sistema como actividad empresarial cuando ella ya fungía como senadora y parte del equipo de Andrés Manuel López Obrador.

La información que fue dada a conocer por Fundar, revela que a la morenista se le condonaron 16 millones de pesos en 2013 durante la administración de Enrique Peña Nieto.

Desorden legislativo

Comparte este artículo:

El anuncio del ahora expresidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo sinceramente sorprendió a propios y extraños. El legislador, cuya experiencia y trayectoria son parte de la historia política contemporánea y reciente del país, hoy es vitoreado por muchos debido a la decisión tomada, pues contribuye a respetar los procesos pactados para darle alternancia a la dirección de la Cámara. Este episodio se junta con el reciente encontronazo entre Monreal y Batres en el senado, lo que es prueba fehaciente de una anunciada fragmentación en Morena.

La historia en Diputados es sencilla: Morena intentó dar un revés para forzar a la cámara a ajustar las directrices y mantener a Muñoz Ledo como líder, pero con lo que no contaban los morenistas es que el legislador optara por hacer lo correcto: dejar el cargo y permitir que una nueva votación se lleve a cabo. Dado lo anterior, Xavier Azuara ya no puede presentarse por el cargo, por lo que los panistas ahora optaron por proponer a la legisladora Laura Rojas, diputada por el Edomex y cercana al dirigente nacional, Marko Cortés. Hasta aquí, “todo bien”.

En el Senado, las cosas fueron un tanto diferentes. Los enfrentamientos entre Martí Batres y Ricardo Monreal se convirtieron en una lucha de egos: mientras que uno quiso mantenerse al frente del Senado con el propósito de prepararse para su candidatura en 2024 a la jefatura de gobierno de la CDMX, el otro -haciendo de sus recursos de oratoria y del argot legislativo- frenó a su compañero, dejando claro que él también se prepara para su candidatura en 2024, pero no por la CDMX, sino por “la grande”.El choque de estos pilares del andamiaje institucional morenista es síntoma podría explicarse en el antecedente político de ambos personajes: acostumbrados a que dentro del PRD siempre existieron las “tribus”, es lógico que esta práctica subsista. A tanto llegó el problema que hasta el TEPJF tuvo que salir a apagar fuegos y seguramente la negativa de Batres a volver a competir proviene de un jalón de orejas por parte de Yeidckol Polevnsky, o por qué no, desde más arriba.

Si bien cada caso es diferente, hay dos elementos importantes en común: el intento de mantenerse en el poder a través de mecanismos y triquiñuelas legales (como si el descubrimiento de la “Ley Bonilla” no fuera suficiente) y que el propio partido se ve obligado a rectificar por presiones que vienen desde dentro. Pero si se observan ambos casos en conjunto, por más que Batres y Muñoz Ledo hayan rectificado -el primero a regañadientes y el segundo por honor propio- queda claro que dentro del Legislativo pareciera ser que acontece una lucha “del poder por el poder”, algo que en repetidas ocasiones el presidente niega exista en la 4T.

Que el PES se quede al frente del Senado tiene poco o nada de relevante, salvo el indicativo de que el órgano legislativo no es presidido por Morena. En cambio, que el PAN dirija la Cámara de Diputados sí que tiene una connotación distinta. De manera indirecta, el nombramiento de Rojas pone a Acción Nacional como líder de la oposición; oposición, sí, muy diversa y que ideológicamente no embona y por tanto es muy extraña, pero que da argumentos a los panistas para decir que, al menos ellos, no están “moralmente derrotados”.

¿Qué se necesita para resolver este desorden legislativo? Si la respuesta es “apretar”, dudo que lo hagan: ya tiene AMLO suficientes periodistas encima llamándole “autoritario” como para tener que optar por esta estrategia. ¿Y si mejor nos traemos a John Bercow, portavoz de la Cámara de los Comunes del Reino Unido, a que todo el tiempo les esté llamando al orden como lo hace allá? Quien sabe, capaz que así sí se cuadran.

Polevnsky echa leña al fuego y apoya a Batres en impugnación

Comparte este artículo:

La dirigente nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, le echó más leña al fuego al conflicto del partido en el Senado y dio su respaldo a la decisión del senador Martí Batres, para impugnar el proceso interno de los senadores del partido marrón para elegir al presidente de la Mesa Directiva del Senado, en la que gano la tabasqueña, Mónica Fernández Balboa.

“Es la decisión correcta impugnar esa elección ante la Comisión de Honestidad y Justicia de Morena”, dijo Polevnsky.

La dirigente llamó a respaldar a Batres como presidente de la Mesa Directiva, al considerar que es fundador de Morena.

La ex senadora aseguró que el partido le puede pedir a los senadores comportarse de acuerdo con los principios de Morena.

Por otro lado, calificó de “vergonzoso” que el coordinador de la bancada morenista en el Senado, Ricardo Monreal, haya hecho maniobras para evitar la reelección de Martí Batres en la Mesa Directiva.