Reserva Sedena por 5 años informes sobre Ovidio Guzmán

Comparte este artículo:

La secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reservó por cinco años los informas del operativo en el que capturó y posteriormente liberó a Ovidio Guzmán en Culiacán, Sinaloa.

La Sedena explicó que dicha acción tiene el fin de evitar que otros grupos de la delincuencia organizada traten de imitar lo sucedido el 17 de octubre.

“Al difundirse la información solicitada, integrantes de la delincuencia organizada que operan en todo el país estarían en condiciones de estimar nuestros efectivos y capacidades para tratar de emular los actos suscitados en Culiacán, en las distintas entidades del país en las que tienen presencia, con la finalidad de obligar al Ejército mexicano a emplear y desgastar a los efectivos militares, provocando el descuido de las áreas prioritarias del país y el cumplimiento de las misiones generales del Ejército”, se lee en el comunicado de la dependencia.

Por otro lado, la Sedena explica que la reserva de información se sustenta en que quedó demostrada la presencia real del Cártel de Sinaloa, su capacidad de organización y de fuego con lo que logró originar temor en la población y “presionó al Gobierno Federal para cesar las acciones que realizaban en su contra”.

En dicho documento la Sedena remarca que los criminales realizaron de forma intencional la toma de rehenes y realizaron ataques simultáneo en diferentes partes del estado empleando medios violentos como armas de fuego de grueso calibre.

Amlo señala que conservadores no lograron sabotear el aeropuerto de Santa Lucía.

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador, en su discurso por su primer año de gobierno, dio a conocer que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) se comprometió a entregar concluido el nuevo Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, el próximo 21 de marzo de 2022.

Enfrentamos la actitud de los conservadores que recurrieron al sabotaje jurídico, que presentaron 103 amparos con el propósito de evitar que iniciaramos los trabajos en Santa Lucía, pero no pudieron”, dijo el presidente. 

Además durante su mensaje, el Ejecutivo federal añadió que pese a las trabas judiciales que enfrentaron de “grupos conservadores”, se logró poner en marcha el inicio de las obras por parte de ingenieros de la Sedena.

Desde el Zócalo de la Ciudad de México agregó que se impuso “la razón y el derecho” e indicó que los constructores militares hicieron el compromiso de concluir la obra en la fecha de aniversario de nacimiento del expresidente Benito Juárez.

 

(Con información de animal político) 

Fuerzas Armadas dan su respaldo a AMLO

Comparte este artículo:

Durante la entrega de ascensos a las Fuerzas Armadas, el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, refrendó el apoyo de la institución que él dirige al proyecto de Andrés Manuel López Obrador.

El mando castrense aseguró que los militares “estamos encaminados a la transformación que usted dirige”.

En la ceremonia efectuada en Palacio Nacional, el secretario enfatizó que “todos trabajamos en la misma dirección, y todos honramos las instituciones”.

Garantizó que trabajarán con respeto a los derechos humanos, apego al Estado de derecho y subordinados al poder civil.

Entre los ascensos que pudo entregar López Obrador fue la promoción a general de Ala a Miguel Eduardo Hernández, por haber trasladado al expresidente de Bolivia, Evo Morales en su vuelo de asilo hacia México.

Además, le entregó una carta “por su entrega, patriotismo y sentido de responsabilidad” al concluir con éxito su misión.

Un total de 6 mil 479 militares de sexo masculino y 1 mil 699 mujeres fueron ascendidos de grado.

Además, se condecoraron a 22 mil 166 militares por 10 y 45 años de servicio ininterrumpido.

Esta es la primera vez que una ceremonia de ascensos se lleva a cabo fuera de instalaciones militares. En los últimos sexenios se otorgaron en el Campo Marte.

Por su parte, Rafael Ojeda, secretario de Marina afirmó: “Dicen a los soldados y marinos que recordemos siempre que somos hombres y mujeres al servicio de la nación, siempre al servicio del presidente y, con ello, al pueblo de México y a su voluntad expresada democráticamente”.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Rechaza AMLO que Evo Morales tenga protección del Estado Mayor Presidencial

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que el Estados Mayor Presidencial haya regresado con el fin de proteger al expresidente de Bolivia, Evo Morales, e indicó que se tratan de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional.

“Yo di la instrucción de que la Secretaría de la Defensa se encargara de la seguridad de Evo Morales”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

“Existía el Estado Mayor Presidencial, cuidaban al presidente 8 mil elementos, se tomó la decisión de cancelar, de que ya no exista este cuerpo de élite, se decidió que no haya Estado Mayor Presidencial, porque además que eran muchos gastaban también muchísimo. El año pasado gastaron solo en mantenimiento de Unidades y de viajes 2500 millones de pesos. Activos de la defensa ya pertenecían a las Fuerzas Armadas, ahora regresa. cuando se requiere de algo, como la protección del presidente de Bolivia, pues elementos de la defensa, ya no del Estado Mayor ayudan en esta labor”, señaló.

Por otro lado, reveló que el avión de la Fuerza Aérea Mexicana donde se trasladó el exmandatario de Bolivia perteneció al Estado Mayor Presidencial.

AMLO dice que si es necesario protegerán a mando de operativo de Culiacán

Comparte este artículo:

Esta mañana, en conferencia de prensa matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador habló sobre si el gobierno garantizará la protección para el coronel que habría dirigido el operativo en Culiacán, Sinaloa; del cual se habría revelado su nombre.

Esta declaración se forma en el marco luego de que el pasado lunes, Luis Cresencio Sandoval diera a conocer a petición de AMLO el nombre del supuesto responsable de los operativos a nivel nacional, quien fuera el coronel de Caballería del Estado Mayor.

Ante esta situación, el titular del ejecutivo señaló que de ser necesario, el teniente de caballería que se encargó de coordinar el operativo para detener a Ovidio Guzmán contará con el apoyo necesario.

AMLO de igual modo comentó que como servidores públicos, todos corren un riesgo y por tal motivo “por supuesto que debemos de actuar con precaución, pero el que nada debe nada teme, aún en esas circunstancias, si hace falta se le protege“.

Así mismo, el mandatario aprovechó la oportunidad para aclarar que el coronel mencionado no fue el encargado del operativo en Culiacán, más bien “es el coordinador de estas operaciones a nivel nacional“.

Sin embargo también aclaró que el teniente “no está solo, pues somos un equipo y todos nos vamos con responsabilidad, de todas maneras respetando los procedimientos del Ejército y lo que ellos valoren; se va a actuar, se va a proteger“.

El secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, también tuvo oportunidad de tener la palabra, para lo cual dijo que el coronel no participó en el operativo en Culiacán ya que se encontraba trabajando desde la Ciudad de México (CDMX).

Este mismo personaje resaltó que quien llevó el mando de la operación para capturar a Ovidio Guzmán es otro elemento militar del cual evitaron decir su nombre dado que hay una investigación en proceso.

Con información de El Diario de Finanzas

Dejaron a hijo del “Chapo” en su casa

Comparte este artículo:

Luis Cresencio Sandoval, secretario de Defensa Nacional, informó que Ovidio Guzmán López nunca fue movido de la casa donde los elementos de Sedena y la Guardia Nacional lo detuvieron por algunas horas durante el operativo para capturarlo el 17 de octubre.

“Dejan al presunto delincuente ahí en el punto, nunca es movido de ahí, se retiran y todo el escalón que teníamos alrededor de la casa que estaba bajo vigilancia todo eso se empieza a retirar”, indicó el titular de Sedena.

El grupo especializado en la captura de narcotraficantes ingresó a las 14:30 horas a la casa ubicada en el fraccionamiento Tres Ríos de Culiacán para detener a Guzmán López, debido a una orden de extradición por parte de Estados Unidos.

Sin embargo, el gabinete de Seguridad finalizó el operativo a las 18:49 horas tras amenazas del crimen organizado de agredir a la población y militares.

 

Con información de Informador

AMLO dice que no estaba enterado de operación contra hijo del Chapo. 

Comparte este artículo:

El presidente, López Obrador, luego de ser cuestionado sobre su conocimiento del operativo para detener a Ovidio Guzmán, hijo del “Chapo” Guzmán, en Culiacán, Sinaloa, este respondió que no estaba informado debido a que hay ciertos procedimientos para la actuación de la Sedena.

“Yo no estaba informado, no me informan en estos casos, porque hay una recomendación general que se aplica, le tengo mucha confianza al Secretario de la Defensa”.

“Cuando me enteré que se había generado este conflicto y les pido que se reúnan para tomar una decisión, me lo presentan y yo lo avalo”, declaró en en su conferencia matutina.

Además recalcó que se intentará nuevamente detener a Ovidio Guzmán.

Sí, sí, no puede haber impunidad, nada más que hay que cuidar a la población, no debe de haber los llamados daños colaterales, y para eso la inteligencia, más que la fuerza”, replicó tras preguntas de los medios informativos. 

“En mi caso, lo que recomiendo es cuidar las vidas, que no se violen derechos humanos, pero les diría que es de rutina el que si hay órdenes de aprehensión, de presentación, de extradición, se apliquen”. 

El presidente de México, sostuvo que no realizará modificaciones a su política en materia de seguridad, tras los cuestionamientos realizados tras el operativo en Culiacán, porque “no se apostará a la guerra o al exterminio”. 

 

(Con información de Animal Político) 

 

El poderío del crimen organizado y la incapacidad del Estado en materia de seguridad

Comparte este artículo:

Los hechos ocurridos el 17 de octubre en Culiacán marcan un hito en la guerra contra el crimen organizado. La falta de planeación y de coordinación -un síntoma de este gobierno-, así como la subestimación de la capacidad de respuesta del cártel de Sinaloa, causó la rendición de los elementos de la Guardia Nacional y la liberación del hijo de Joaquín el “Chapo” Guzmán. 

Si bien la culpa la tiene el gobierno federal -el titular de la Secretaría de Seguridad Pública debería renunciar-, la demostración de la debilidad del Estado mexicano es simplemente la manifestación explícita de un problema de antaño. 

No debería sorprendernos la incapacidad de las instituciones militares para hacerle frente al crimen organizado. Desde la década de los setenta el gobierno federal, por corrupción o negligencia, permitió el empoderamiento de estos grupos criminales.

El poderío desplegado por el crimen organizado no fue espontáneo. La creencia que antes del jueves México se encontraba libre de la sumisión del narcotráfico es infundada. La existencia de un Estado fallido surge cuando el gobierno de Felipe Calderón no pudo contener el estrepitoso repunte de la violencia que él mismo desató. 

Ante ello, tampoco debe de sorprender la capacidad de reacción del crimen organizado. En unas horas el cártel de Sinaloa logró rodear a los elementos de la Guardia Nacional cuando estos llevaron a Ovidio a la Fiscalía del estado. En una operación bien organizada lo que contrasta con la empleada por el gobierno-, el cártel bloqueó los canales de acceso a Culiacán, incluso tomaron el aeropuerto para evitar cualquier apoyo. 

De esa manera, la decisión de liberar a Ovidio no fue opcional. Es un hecho que, ante el despliegue de los miembros del cártel, el hijo del “Chapo” Guzmán no iba a salir de Culiacán. Lo único que el gobierno tenía que decidir era si retiraba a los elementos de la Guardia Nacional vivos o muertos, así como en evitar o no muertes colaterales.  

Empero, no se debe confundir la inevitable decisión de dejar libre a Ovidio con una muestra de pragmatismo y humanismo que el presidente quiere hacer entender. El desenlace de la liberación es causa directa de una lamentable planeación por parte del gabinete de seguridad. 

La versión -ha habido seis distintas- basada en que los elementos de la Guardia Nacional actuaron precipitadamente y por cuenta propia no exime a los titulares de la Sedena y la SSP. La falta de coordinación y actuación por cuenta propia del operativo es igual de grave a que si éste recibió ordenes desde la Presidencia y Sedena. 

En cualquiera de los dos casos, este acontecimiento será igual de transcendental que la muerte del agente de la DEA Enrique Camarena o el derribamiento de un helicóptero por parte del Cartel de Jalisco Nueva Generación. Sin embargo, éste puede tener peores consecuencias a largo plazo. Este suceso mandó una señal a otros grupos criminales que es posible chantajear al Estado y obligarlo a liberar a cualquier criminal. 

Por último, preocupa la poca autocrítica del gobierno, así como la terquedad del presidente de afirmar que la estrategia en materia de seguridad no ha fallado y que continuará bajo el mismo esquema. Es lamentable la falta de reconocimiento de las equivocaciones y el desinterés por cambiar lo que no está funcionando. 

López Obrador criticó, con razón, la estrategia de enfrentamiento directo de los sexenios de Calderón y Peña Nieto; sin embargo, la suya no se ha transformado en ese sentido. Como señala el Dr. Edgardo Buscaglia, esta administración debe de construir una estrategia que se oriente a mermar la estructura misma del crimen organizado. Si tomamos al cártel de Sinaloa como una empresa transnacional con presencia en más de ochenta países, vinculado financiera y operativamente a nivel global, buscar cortar sus flujos financieros y el suministro de armas es fundamental para desmantelarla. 

El enfrentamiento directo no va a conseguir resultados positivos, ya se vio en los dos sexenios anteriores, solamente traerá más muerte a un país que vive uno de sus peores momentos en términos de violencia de su historia reciente. 

Reconoce Sedena que operativo para detener a Ovidio Guzmán fue precipitado y mal planeado

Comparte este artículo:

El secretario de la Defensa Nacional (Sedena), Luis Crescencio Sandoval, en conferencia de prensa admitió que el operativo para detener a Ovidio Guzmán, hijo del “Chapo”, fue precipitado y “mal planeado”.

Esta acción se realizó derivada de una orden de aprehensión, con fines de extradición, por parte de elementos de la policía ministerial de Sonora, quienes iban acompañados por elementos de la Guardia Nacional.

En la conferencia de prensa realizada en la ciudad de Culiacán, afirmó también que “Estos elementos, con tal de cumplir con esa orden, actuaron de manera precipitada y no avisaron a sus mandos superiores, por lo tanto, el gabinete de seguridad no fue advertido. Además, tampoco se calculó el tiempo en que llegaría orden del cateo por lo que, al permanecer por mucho tiempo afuera del domicilio, se desencadeno un enfrentamiento“.

Sobre el recuento de daños comentó “Entre los efectos negativos de esta acción precipitada y mal planeada destaca agresión a 41 vehículos, más de 9 vehículos incendiados, 19 bloqueos, 14 agresiones a personas el ejército resultando 1 agente fallecido, un oficial y cinco agentes heridos, 7 elementos heridos del ejército, 1 oficial y 8 elementos retenidos y liberados sin lesiones, 8 vehículos y un helicóptero baleados, por parte de otras fuerzas armadas resulto un herido por armas de fuego“.

Sandoval defiende que en ningún momento las acciones reflejan algún tipo de debilidad, pues “a diferencia de las organizaciones armadas, las fuerzas militares tienen como prioridad en todo momento garantizar la seguridad y la integridad de las personas, y se actuó con pleno respeto a los derechos humanos“.

Con información de La Razón

AMLO confirma captura y liberación de Ovidio Guzmán, pide al pueblo “tener confianza”

Comparte este artículo:

La mañana del viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó en su conferencia de prensa matutina que el día anterior Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue capturado y liberado en un operativo en Culiacán, Sinaloa.

El titular del ejecutivo añadió que esta decisión fue tomada por el gabinete de seguridad, o sea por los secretarios de la Defensa Nacional, Marina y Seguridad y Protección Ciudadana, a quienes mostró su respaldo.

Se decidió proteger la vida de las personas y yo estuve de acuerdo con eso porque no se trata de masacres, eso ya se terminó. No puede valer más la captura de un delincuente que la vida de las personas“.

El día jueves a la 15:30 horas, el secretario de Seguridad y Protección, Alfonso Durazo, informó que en la zona de Tres Ríos Culiacán, una patrulla integrada por elementos de la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano realizaba acciones rutinarias cuando fueron agredidos desde una vivienda. Posteriormente comentó que el personal repelió la agresión y tomó control de la vivienda.

En este lugar se detuvieron a cuatro personas, siendo que entre ellas se encontraba Ovidio Guzmán López. Esta captura generó que grupos de la delincuencia organizada rodeara la vivienda mostrando mayor fuerza que la patrulla federal. Posteriormente se generaron una serie de balaceras en distintas zonas de la ciudad por comandos armados.

Más tarde, José Luis Meza, uno de los abogados de Joaquín Guzmán en México afirmó que Ovidio no estaba detenido. En entrevista con El Financiero, Meza comentó que “A mí me llamaron y me dijeron que Ovidio se había comunicado por la noche y qué el mismo comentó que no estaba desaparecido ni detenido y que se encontraba bien de salud“.

El presidente argumentó que la detención de Ovidio Guzmán López se dio como parte de un operativo que buscaba llevar a cabo una orden de aprehensión en su contra.

López afirmó más tarde que la reacción que se registró en Culiacán por la captura del hijo del “Chapo” fue muy violenta, lo que motivó a su posterior liberación, pues se ponía en riesgo la vida de muchas personas.

Sobre si la decisión puede “dejar mal parado” a su Gobierno, el presidente respondió.

No, al contrario, esta decisión se tomó para proteger a la ciudadanía“.

Así mismo concluyó “Yo le digo al pueblo de México que tengan confianza, que no hay impunidad porque no hay contubernio entre delincuencia y autoridades. Está bien pintada la raya, la frontera entre delincuencia y autoridades“.

Con información de El Financiero