#PulsoUrbano: “No hay ríos secos…”

El Río Santa Catarina que divide en dos a la urbe regiomontana tiene exceso de atención. Esto, considerando que no es no es el único Río y que lleva años en el abandono, incluso antes del huracán Alex y después, obviamente, aunque se supone que personas van y vienen con la intención de rehabilitarlo.

¿Re-a-qué? Lo que leyó. En Monterrey, como en otras ciudades de América Latina, los ríos no son tema hasta que “afectan” el modus vivendi de habitantes que se acostumbraron a modelos de ciudad que le dieron la espalda a sus rios.

Y, por supuesto, ante cada imprevisto natural, al menos éste desde 2010, sigue en ese abandono sistemático de no tomar en cuenta el elemento de la vida que contiene un río: el agua.

De hecho, de ser un “canal” de canchas privadas de futbol (también leyó bien: canchas privadas de futbol), sin la intervención de nadie, ha tomado su cause como lo que es: un río. Qué estrictamente “es una corriente natural de agua que fluye con continuidad”, según Wikipedia.

Por tanto, hoy tenemos cientos de documentos visuales y gráficos que son sólo una pequeña muestra de lo que vive en ese río que para nada está seco: aves, árboles, peces, plantas, etc.

Es usual que, incluso, en tomas áreas podamos ver la conjunción de agua y “verde” que se presenta.

Sin embargo, vaya usted a saber si por necesidades (o necedades) políticas quieran desempolvar este tema que quisiéramos que más que moverle, mejor aprovecháramos el contorno del cause natural para otros temas pendientes en su contorno hasta el momento intocable más que por las vialidades, como la movilidad urbana sustentable, por ejemplo.

Pero bueno, tal parece que está “de moda”, pocos saben qué le acomoda de esa moda y ahora todos van a limpiarlo. No sé si se den cuenta de que limpiarlo no sirve de demasiado si la gente sigue tirándole basura indiscriminadamente y los tomadores de decisión de todos los niveles de gobierno o lo ven como un sobrante de la Ciudad o como un botín de votos o de a ver quién obtiene más likes de Facebook

Lo cierto es que para comprometerse con el río y todo lo que eso implica tendríamos que hacer algo más que limpiar o llevar a consulta con un “sí” o “no” tan simple y somero.

Comenzar a darle a todos los ríos (no sólo a este) la atención que necesitan para verlos como pieza clave del entramado urbano y diseño de la Ciudad como de la vida social y económica, por supuesto, ecológica, que representa.

Esta mañana conversando con dos mexicanos deportados de Estados Unidos me enteré que al Río Santa Catarina también lo usan para dormir y bañarse… Vaya, el río está cumpliendo con su función civilizatoria por excelencia: Hacer la Ciudad a partir de necesidades y demandas.

Sí, los ríos son algo mucho más complejo que sólo infraestructura o pensar que están “secos” o creer en la estupidez que se “regeneran” con canchas que salen de planos “bonitos”. Algo está en juego y no es el río, sino el agua y con ésta la civilización.

#PolíticaAPie: “El Bronco vs El Norte…el sur, el este y el oeste”

“Tu medio miente”, esta frase fue el estandarte del gobierno bronco en Nuevo León en el inicio del 2015, dándole una sacudida a los privilegios que algunos medios de comunicación locales tenían durante muchos años bajo las administraciones priistas. Particularmente al grupo Multimedios, Televisa y diversos medios impresos. Contratos millonarios, preferencia en la cobertura de eventos, dar reflectores a los funcionarios consentidos del gobernador, y la lista sigue y sigue; sin embargo, al inicio de la era de Jaime Rodríguez Calderón, como lo comenté, esto cambio drásticamente, la relación entre medios y el estado, se tensó al tal grado de retirar los contratos en televisoras y llevar el departamento de comunicación del nuevo Gobierno del Estado vía Facebook (que todos sabemos no funciona del todo). Cualquiera pensaría que esta decisión es sana para las finanzas públicas y que sería una manera sustentable y efectiva de comunicación, y si, solo que con el pequeño detalle que cuando uno mismo maneja la información que considera como oficial y es la que se difunde, pues es muy sencillo, si no es que obvio, manejarla a modo para el Gobernador y su Administración.

A muchos no les cayó muy bien este cambio. Censura a la imagen o nombre del bronco, evitar hablar de las acciones del gobierno de Nuevo León, son un común denominador en noticiero y medios impresos, situación que se atenúa con las declaraciones y actitudes del Bronco hacia los reporteros, así como la mala relación que ya existe entre ambos lados. Todo esto exploto, como se venía venir y no por cualquier nota, no por el cobijagate, no por las giras excesivas del gobernador, menos por la nómina inflada, esta vez fue por el sueño más anhelado de Rodríguez Calderón, el que los broncolibers alimentan con su activismo de teclado, memes o imágenes en redes sociales: la candidatura a la Presidencia de México. Para nadie es un secreto que el gober está en campaña, en la carrera al 2018. Esto lo ha motivado a tener una constante presencia en distintas ciudades con el pretexto de conferencias, trabajo o por su tequila, llegando incluso a estar, para muchos, violando la ley electoral al estar mostrando publicidad anticipada de campaña. Es por este motivo la existencia de un reportaje muy bien documentado por el periódico El Norte, del grupo Reforma, uno de los más antiguos y de mayor renombre en el país. En la nota, se hace referencia a la publicidad que el Bronco está generando.

En el reportaje que hizo El Norte, se dio a conocer que el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón aparece en la Revista AR, una revista de carácter político, conocida en el mundo de gobernadores que les gusta eso de la foto, como al gobernador de Yucatán, un conocido cliente de la misma. En la publicación se hace una entrevista de cinco páginas al mandatario de Nuevo León, además de su imagen engalanando la portada. Y pues una entrevista para informar de su trabajo, vida y logros del gobierno de los “ciudadanos” a nadie le caería mal, si no es que costara ¡$400.000! y la cosa no paro ahí, porque para que todo México se enterara de su aparición en dicha revista, se hizo publicidad de la misma en vallas publicitarias de otra empresa, ubicadas principalmente en Monterrey y la Ciudad de México con un costo de $7.000.000 en moneda nacional, evidenciándose así una vez más que el Gobernador de Nuevo León tiene la cabeza en otro lado y no en Nuevo León. No conforme con el gasto de $7.4 millones de pesos en publicidad para el suspirante de la silla presidencial, el bronco, intentó dar una muestra de su inocencia, la misma que sus simpatizantes tienen aún, diciendo que esa publicación no genero un gasto al erario del Estado, que fue una simple entrevista y que como él es muy importante, pues la revista le dio 7 millones en publicidad, más que nada para que la compren, si como no.

El Gobernador no acepto, pero tampoco negó la publicación y si fue pagada o no, ya que en el mundo de Rodríguez Calderón, siempre hay almas caritativas que lo ayudan a promocionarse, perdón, a jalar. Unas horas después, al término de un evento, en su encuentro con los medios, vimos a un Gobernador molesto, enojado, mas bronco que de costumbre, y es que cuando usas recursos públicos para promocionarte y te descubren, a nadie le da mucho gusto que digamos, y sentencio, prácticamente, al periódico El Norte a estar fuera de la información oficial del Gobierno del Estado, además de amagar al periódico con investigar sus finanzas, así como las de su propietario. En palabras del Bronco, El Norte “se la han pasado echando mentiras, porque este gobierno no les paga un solo peso, prefiero invertirlo en las escuelas que gastarlo en la publicidad del gobernante…le pedí al procurador que empezara a ver primero la posibilidad de demandar al periódico El Norte por mentiroso, porque es tiempo ya que alguien les ponga el alto”. Ojala sea así, que lo invierta en escuelas porque esos $7.4 mdp no le caerían mal al tan anunciado programa de mejora de planteles que nomás no lo vemos llegar. Algunos medios y periodistas tomaron estas acciones como una especie de censura, ya que se le negara el derecho de información a El Norte y sus reporteros.

Así, una vez más, el Gobierno de Nuevo León le cierra la puerta a la crítica y a la investigación periodística bien fundamentada, es una lástima que solo cuando se trata de halagos, las notas son reales, pero cuando se descubren estos casos de abuso por parte del independiente, resultan ser “fake news” al estilo de Donald Trump. Y es que si desgraciadamente algo tienen en común estos personajes, no es su capacidad para generar legitimidad en las acciones de sus gobiernos, mucho menos gobernabilidad, si no en los arrebatos, berrinches y descalificaciones a sus detractores, que más que criticar, exhiben su falta de capacidad para guiar a sus gobernados, uno que otro caso de corrupción, Gobernadores corruptos libres o apariciones en revistillas buena onda.

Si a usted le hace falta o quiere que lo conozcan en todo el país, júntese con el Gobernador, él tiene mucha suerte para que lo promocionen por todo México gratis, total fotos, revistas y publicidad por $7.4 millones de pesos no se necesitan cuando se tiene esa suerte, ¿o sí?…

P.D. Es una duda, la famosa consulta ciudadana que Samuel “el copión” García quiere hacer, ¿dará revés al veredicto final de la CONAGUA de prohibir definitivamente asentamientos en el lecho del Rio Santa Catarina? No estoy en contra de la consulta, ni de dejar que se regenere el ecosistema del rio, ni de la CONAGUA, solo que esa consulta generaría una inversión por parte del estado o los municipios o de la federación inclusive, y si está en riesgo cualquier cosa que se haga sobre el rio, sería contraproducente. Ni el proyecto del Estadio Internacional Monterrey se pudo instalar ahí. Una simple duda.

#PulsoUrbano: Mitos Urbanos (Parte 1)

No está a discusión el rezago urbano. Monterrey no sólo es la Ciudad más contaminada de América Latina, sino también en la que pocos jóvenes quieren vivir. Otras metrópolis como Guadalajara o Querétaro están por encima en los nuevos indicadores de desarrollo humano, social, económico. En tiempos de competitividad y expectativas de calidad de vida, esto significa mucho: estamos parados sobre una urbe prácticamente en declive. Sí, leyó bien y no pretendo ser aguafiestas: declive.

¿Cómo transformar esta realidad? Por eso quiero hacer la primera entrega de esta serie de columnas en donde vamos a romper a pedacitos mitos urbanos que nos han llevado a esa situación y que debemos deshacernos de ellos urgentemente para cambiar las realidades.

Empecemos:

“El Río Santa Catarina está seco”

Ese río como el Arroyo Talaberna, el Arroyo Seco, el Río la Silla, el Río Pesquería, como otros han sido invisibilizados por la mayoría de la población que incluso añora a las canchas de futbol sobre su cauce que se llevó el huracán Alex, pero que poco se ha cuestionado sobre la sustentabilidad y como en otras ciudades el aprovechamiento para el desarrollo económico, cultural, de movilidad urbana y convivencia, entre otros.

Hemos vivido a espaldas del elemento de la vida: el agua. De hecho, en estos días existen denuncias públicas sobre causas hasta ahora desconocidas pero que están causando la muerte de la fauna del Río la Silla, ¿cuál es el mito a destruir? Que en esta ciudad no hay agua, que los ríos están secos y que si lo “están” sólo sirven para hacer canchas. No, no lo están y no es así.

Ya que estamos encarrerados, seguramente, más de uno saltó con la frase “como en otras ciudades”… Porque aquí no es Seul, Corea ni Buenos Aires, Argentina menos Nueva York, Estados Unidos.

Mito número dos: “aquí no es París“.

Por supuesto que no es París. Tener los pies parados sobre las realidades lastimosas de esta urbe permite comprender el tamaño del reto colectivo que tenemos enfrente. Las referencias internacionales sólo son referencias. Ni más ni menos.

Lamentablemente, algunos en el ánimo de copiar todo han obtenido resultados desastrosos que se alejan incluso lo que aseguran los manuales que según esto se generan.

Eso quizá ha causado la percepción de que aquí, por ejemplo, no puede haber infraestructura para el ciclismo urbano  porque “la ciclovía de San Pedro no funcionó”. Claro con inadecuadas implementaciones del manual de Ámsterdam, Holanda, no hay ideas de futuro ni presupuesto público o privado que alcancen…

Pero eso no significa que no podamos aspirar a una mejor calidad vida. Ahora mismo París no es un “lecho de rosas”. De hecho, aunque probablemente pensemos que existen menos problemas que en cualquier ciudad de América Latina, basta con leer noticias de esa ciudad para darnos cuenta que los problemas urbanos son compartidos en mayor o menor medida.

Y que lejos de sacar el complejo mexicano de “allá sí, aquí no y confórmate” deberíamos intentarlo, al menos.

¿Intentarlo cuando hay intereses económicos o políticos que atentan contra esa calidad de vida, sustentabilidad y desarrollo?

En próxima entrega destruiremos otros dos mitos.

Espacio para el deporte

El área metropolitana de Monterrey es un conglomerado urbano que concentra al 88% de la población del estado de Nuevo León. La problemática que afecta a nuestra ciudad es muy variada y en años recientes se han acentuado algunos de estos problemas. En el año 2010 sufrimos el embate del huracán Alex, de cuyos devastadores efectos aún no hemos podido sobreponernos, destrozó varias avenidas y nos trastocó la vialidad. El trabajo realizado por el gobierno anterior para reparar los daños que dejó el huracán dejó mucho que desear, tanto la calidad de las obras de pavimentación, como las obras viales, no fueron lo esperado para resolver la problemática.

Aunado a este problema, también la ciudad se vio afectada por una crisis de seguridad sin precedentes. La vida diaria de los regiomontanos se vio afectada de una manera terrible, la inseguridad nos obligó a cambiar nuestros patrones de conducta. Ya no era posible socializar, ni tener acceso a lugares de esparcimiento; la desconfianza y el temor se apoderó de la sociedad.

En el año 2010 sufrimos el embate del huracán Alex, de cuyos devastadores efectos aún no hemos podido sobreponernos, destrozó varias avenidas y nos trastocó la vialidad.

Uno de los efectos palpables en la sociedad ha sido el aumento del stress en las personas, diariamente vemos la agresividad e impaciencia con la cual se comportan la mayoría de los conductores de vehículos por las calles. Esta agresividad es producto de la frustración que generan los embotellamientos viales, los cuales a su vez son causados por la deficiente planeación de la vialidad en el área metropolitana, a los múltiples baches y a las obras pendientes de terminar.

Otro de los efectos devastadores que nos dejó a su paso el huracán Alex fue, la pérdida de un gran espacio para el deporte y el esparcimiento con el que contábamos. Para quienes no conocieron la ciudad antes del paso de huracán Alex, tal vez les resulte increíble enterarse que lo que es el lecho del Rio Santa Catarina, en un tiempo fue un parque deportivo lineal que albergaba cientos de canchas deportivas para el uso de todos los ciudadanos.

En ese lecho del Rio, además de las canchas, también se encontraban albercas públicas (a la altura de Pino Suárez), además se hacía espacio para que se alojaran temporalmente circos y ferias. Entre broma y orgullo los regiomontanos denominábamos a este espacio “el estadio más grande del mundo”.

Es indudable la necesidad de recuperar este espacio para el deporte y el esparcimiento de la sociedad. Todos los ciudadanos: niños, jóvenes y adultos, disfrutábamos de las canchas y atracciones del Rio Santa Catarina. Los beneficios de contar con un espacio de esta magnitud son muchos, además del buen efecto en la salud pública que acarrea la práctica de los deportes, también son una válvula de escape social y son un alivio para el stress que vivimos los ciudadanos en el día a día.

Los beneficios de contar con un espacio de esta magnitud son muchos, además del buen efecto en la salud pública que acarrea la práctica de los deportes, también son una válvula de escape social y son un alivio para el stress que vivimos los ciudadanos en el día a día.

Es imperativo que los nuevos gobernantes, tanto del estado como de los gobiernos municipales, pongan empeño en rehabilitar este espacio y lo vuelvan a poner a la disposición de los habitantes. Sin embargo, también es importante que sea un espacio público y de libre acceso para la población, ya que también hemos pasado por la experiencia de verlo privatizado y no ha sido una buena experiencia.

Los ciudadanos requerimos de más espacios para el deporte y el sano esparcimiento social

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”