Culpa Estado a Insabi por desabasto de medicamentos contra el cáncer

Comparte este artículo:

El secretario de Salud del Estado, Manuel de la O, responsabilizó al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) de no dar la atención, eso después de que el periódico El Norte publicara que casi 200 mujeres con cáncer de mama se quedaron sin tratamiento en Nuevo León desde hace meses tras desaparecer el Seguro Popular.

De la O señaló que el Insabi, que sustituyó este año al Seguro Popular, no ha firmado el convenio con el Hospital Universitario (HU) ni ha destinado recursos.

Las mujeres eran atendidas en el Hospital San José pero, con la llegada del nuevo Instituto, el servicio se les canceló entre mayo y junio,  y las trasladaron al HU. Las afectadas afirmaron que ya van nueve mujeres fallecidas desde mayo.

Ayer, De la O sostuvo que el Hospital requiere 250 millones de pesos al año para costear el tratamiento de este grupo de pacientes, lo que debe ser cubierto por el Insabi porque “es una responsabilidad federal que ya existía”.

“Me dicen en el Insabi: ‘Pues sí, ya lo vamos a firmar, ya nada más falta la firma, pero no se ha concluido nada de la firma de ese convenio”.

Por otro lado, adelantó que este miércoles vendrá a Monterrey el director del Insabi, Juan Ferrer, y se buscará resolver esta situación.

“Todo empezó con la desaparición del Seguro Popular. El Insabi no quiere que se atiendan en el Hospital San José. El Hospital Universitario está pendiente de la firma de este convenio”.

El titular de Salud aseguró que ha apoyado a las mujeres con medicamentos de anticuerpos monoclonales y trastuzuma.

Señaló que si el Insabi no resuelve la presente crisis, el “Plan B” sería destinar la recaudación de impuestos a casinos para los tratamientos.

Cabe mencionar que las mujeres han llevado su exigencia a los tribunales, logrando amparos, pero ni así ha habido solución de las autoridades.

(Con información de Grupo Reforma)

Sólo llevan 69% de los “cachitos” vendidos para la rifa del valor del Avión Presidencial

Comparte este artículo:

Hoy a las 16:00 horas se llevará a cabo la rifa del valor del Avión Presidencial y a pesar de que el gobierno federal ha comprado un millón de “cachitos” y de que secretarios de Estado, diputados federales, gobernadores, alcaldes y líderes sindicales vinculados a la 4T han adquirido miles de ellos, Ernesto Prieto Ortega, director general de la Lotería Nacional, informó que a unas horas de que se realice el sorteo solo se han podido vender 4 millón es 179 mil cachitos de los 6 millones de billetes distribuidos, lo que representa 69.95%.

Durante #LaMañanera de este lunes, el titular de la Lotería detalló que por la venta de estos billetes se ha tenido un total de ingresos por 2 mil millones 89 mil pesos, y recordó que se repartirán 100 premios de 20 millones de pesos cada uno.

“El día de mañana (hoy) se va a celebrar el Gran Sorteo Especial Número 235, que es el equivalente al valor del avión presidencial, y, como ustedes bien saben, es una cooperación para equipos médicos y hospitales donde se atiende de manera gratuita a la gente pobre. Se han vendido 4 millones 179 mil cachitos, equivalentes a 69.55% del total disponible”, mencionó Prieto Ortega.

El funcionario informó que, en caso de resultar ganador de un cachito no vendido, el premio se le entregará al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y anunció que a las 14:00 horas de este martes se cerrará la venta de los billetes en el edificio El Moro, sede de la Lotería Nacional, en presencia de autoridades federales y de un notario público que dará constancia del acto.

Debido a que aún faltan más de un millón y medio de cachitos por venderse, el presidente López Obrador invitó a la población a comprar boletos y afirmó que “la gente se ha portado muy bien, en estos días se ha incrementado mucho la venta”.

Por otro lado, aseguró que se cumplió con la meta de obtener el monto para pagar los premios (2 mil millones de pesos) y adelantó que los equipos médicos que se compren llevarán una placa con la leyenda: “Rifa del avión presidencial, recursos obtenidos por la rifa del avión presidencial, aportación del pueblo 2020”.

“Una vez que se haga la rifa, la semana próxima vamos a presentar un informe del dinero obtenido. Todo ese dinero, repito, va a ser para comprar equipos médicos. Se va a conocer la licitación de la compra de los equipos médicos, se va a hacer una licitación pública de cómo se va a utilizar el dinero, de todos los equipos”.

Señaló que al sorteo acudirán la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; el secretario de Hacienda, Arturo Herrera y el titular de Salud, Jorge Alcocer.

El pasado 8 de septiembre, el presidente López Obrador anunció que el gobierno federal destinará 500 millones de pesos para la comprar un millón de billetes del sorteo, los cuales serían distribuidos en los casi mil hospitales COVID que hay en el país. Los recursos provienen de decomisos hechos por la Fiscalía General de la República y canalizados al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, que dará un millón de cachitos al Instituto de Salud para el Bienestar, el cual los distribuirá en los 956 hospitales públicos.

(Con información de El Universal)

Paga Gobierno de México 135 mdp por médicos cubanos

Comparte este artículo:

El Gobierno de México pagó 135 millones de pesos a Cuba por los servicios de 585 médicos y enfermeras de ese país para enfrentar la pandemia del COVID-19, dijo a la agencia Reuters, Olivia López, Secretaria de Salud de la Ciudad de México.

López explicó que la llegada de la cuadrilla de trabajadores se dio tras la firma de un convenio entre el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y el Ministerio de Salud de Cuba.

Detalló que dicho acuerdo no sólo incluye el sueldo de médicos y enfermeras, sino también diversas actividades como asesoría, trabajo de campo epidemiológico y una parte de análisis de protocolos, por lo que ingenieros biomédicos y epidemiólogos forman parte del equipo.

En cuanto al hospedaje y los viáticos de los médicos que desde mayo pasado arribaron a la CDMX, aseguró la funcionario, se cubren gracias a donaciones privadas.

La funcionaria capitalina reveló que el contingente podría extender su estadía en la CDMX más allá de julio, cuando termine el convenio, si los casos de coronavirus siguen aumentando.

“Está previsto que el convenio dure hasta el 31 de julio, pero con posibilidad de ampliación. Tenemos que valorar mucho la dinámica de la epidemia y la posibilidad ilidcd de que nuestras plantillas de personal ya estén estabilizadas”, dijo.

De acuerdo a las autoridades sanitarias, México tiene un déficit de unos 6 mil 600 médicos y 23 mil enfermeras para hacerle frente al COVID-19.

López sostuvo que, a pesar de que han contratado a más de 2 mil médicos y enfermeras, la capital aún sufre una escasez de personal de saludo.

Cabe mencionar que Cuba tiene convención de envío de médicos y otros profesionales con casi 70 países. La Habana ha dicho que ha financiado muchos de esos planes de apoyo, pero algunos, como con Venezuela, son de los principales ingresos para la isla.

Se conocen pocos detalles de las condiciones de los acuerdos de cada país con Cuba, pero en uno de los más sonados, que mantuvo con Brasil hasta fines de 2018, La Habana se quedaba con el 80% de lo que cobraba por cada médico.

Por otro lado, la relatora Especial de las Naciones Unidas sobre las formas Contemporáneas de Esclavitud, Urmila Bhoola, y la relatora Especial sobre la Trata de Personas, María Grazia Giammarinaro, dijeron en noviembre que las condiciones de trabajo de los médicos cubanos serían “trabajo forzoso”, algo que la secretaría de Salud de la CDMX minimizó.

“Nosotros lo que tenemos son profesionales voluntarios. Son profesionales que están interesados en compartir su experiencia. He visto las críticas al programa de médicos cubanos, pero el papel que tienen en la ciudad es fundamental”.

(Con información de Grupo Reforma)

Secretaría de Salud de la CDMX confirma contratación de médicos cubanos por 6.2 mdd

Comparte este artículo:

Un total de 585 médicos cubanos colaboran en los diferentes hospitales COVID de la Ciudad de México en la lucha contra la pandemia.

Así lo reconoció la secretaria de Salud de la capital, Oliva López Arellano, en una entrevista con el Diario de Cuba, al que explicó que se trata de un convenio general firmado entre el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) a nivel federal, la  Secretaría de Administración y Finanzas de la CDMX y la Secretaría a su cargo.

Dicho acuerdo es por 135 millones de pesos mexicanos (6.2 millones de dólares con un tipo de cambio de 21.58 pesos por dólar) y de acuerdo con la titular de Salud capitalina no solo incluye el sueldo de los médicos y enfermeras cubanos que desde el pasado 27 de abril llegaron a la CDMX, sino también es para pagar diversas actividades que tiene que ver con capacitación, especialización, atención directa, asesoría e investigación conjunta.

Esto, a pesar de que directores de algunos nosocomios advierten que, por cuestiones tecnológicas, son ellos quienes deben recibir asesorías.

De acuerdo con la funcionaria, el hospedaje corre a cargo de hoteleros que voluntariamente ofrecieron sus espacios a los galenos.

En el caso particular de los cubanos, se encuentran hospedados en el Hotel Benidorm de la colonia Roma.

En la publicación, retomada por el portal de noticias Animal Político, la funcionaria descarta que el desempeño de los médicos isleños obedezca a un trabajo forzoso”, como lo acusaron el pasado 06 de noviembre de 2019 dos relatoras de la ONU quienes pidieron al gobierno cubano explicaciones sobre lo que consideraron una forma contemporánea de esclavitud”, en el caso de sus médicos enviados a misiones” en el exterior.

López Arellano insistió en que el trabajo de estos médicos es voluntario” y profesional”, y sostuvo que hay un reconocimiento de estas brigadas del personal de salud en el mundo que contribuyen a enfrentar epidemias y situaciones críticas en los países” a los que van.

Es importante enmarcar este trabajo en el combate a la pandemia y en el necesario refuerzo de muchas áreas del sistema de salud en la ciudad. Entre ellas reforzar por supuesto el área de trabajo de atención con médicos, médicas, enfermeras, enfermaros, no solo de Cuba sino de otros estados porque hay una carencia de médicos especialistas y médicos generales también en la mayoría de nuestros sistemas de salud estatal”, declaró la secretaria al medio.

“Ellos tienen mucha experiencia en territorio, en la parte epidemiológica comunitaria, como también en el refuerzo de las actividades hospitalarias, pero como también lo decía en asesoría, capacitación, apoyo en diversos componentes de la estrategia.

Por ejemplo, uno que es importante es lo que tiene que ver con el fortalecimiento del equipamiento biomédico. Entonces ese es el marco”, añadió.

López Arellano asegura que el INSABI es quien transfiere los recursos para poder apoyar y ha sido la encargada de la contratación.

La funcionaria dijo desconocer si el convenio está disponible para consultas públicas, pero no descartó que se pueda conocer como todos los convenios”.

“¿Me podría proporcionar una copia?”, se le preguntó.

Déjame consultarlo”, respondió, porque tiene una cláusula de confidencialidad pero es más por los protocolos, la investigación, la información que se genere porque mucha es información médica, sanitaria, epidemiológica, que tiene protección de datos personales”.

La entrevista se realizó el miércoles 03 de junio y hasta el domingo 07 de junio no se había proporcionado el convenio a pesar de la insistencia del reportero.

Además, se le consultó si los médicos cubanos tienen libertad de movilidad en el país o existe algún tipo de restricción como retirarles el pasaporte. Ella respondió que sólo se coordinan con la Jefa de la Brigada” y aseguró que hasta el momento ninguno ha abandonado la misión.

(Fuente: Animal Político y El Mañanero Diario)

NL firmará convenio por el Insabi pero no cederán infraestructura

Comparte este artículo:

Nuevo León firmará un convenio para la transferencia de recursos del Insabi (Instituto de Salud para el Bienestar) al Estado, pero no cederá al Gobierno federal la infraestructura y personal de sus servicios de salud, explicó Manuel de la O, Secretario de Salud estatal. 

“Primeramente quiero aclarar lo del convenio, hay un convenio de transferencia de recursos del Insabi. Nuevo León se va a adherir o va firmar ese convenio”, dijo.
De la O reiteró que no “federalizarán” los servicios que presta el Estado y que no firmarán el convenio para ceder la responsabilidad del Sistema de Salud estatal.
“(Pero) Nuevo León no se va a adherir a la federilización de los servicios de salud, otro convenio, que consiste en ceder todos los centros de salud, los hospitales, el recurso humano, toda la operación de los servicios de salud”.
El funcionario añadió que el convenio para la transferencia de recursos, que ascenderán a mil 215 millones de pesos en este año para el estado, no tiene que firmarse necesariamente antes de que termine este mes. Recordó que cada año se firmaba un convenio para la transferencia de recursos del Seguro Popular.

“Aprovecho esta entrevista para decirle a toda la población que estén tranquilos, se van a seguir atendiendo como se merecen”, aseguró.

“El hecho de que ya no cuenten con póliza del Seguro Popular no les impide que tengan acceso a los servicios de salud”.

Con información de Grupo Reforma. 

Insabi no cobrará cuotas a partir del 1 de diciembre

Comparte este artículo:

El subsecretario de Promoción y Prevención a la Salud, Hugo López-Gatell confirmó que será hasta el 1 de diciembre de este 2020 cuando ya no se cobren cuotas de recuperación para tercer nivel en los centros médicos que se encuentren afiliados al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

“Vamos a trabajar en alinear normativas para que las cuotas sean innecesarias y que los institutos nacionales de salud tengan garantía de solvencia financiera. Los titulares de los institutos no deben preocuparse de si les alcanzará el dinero”, dijo el funcionario al mencionar que en 180 días se deberán tener los reglamentos para lograr la gratuidad de los servicios del primer y segundo nivel.

Por otro lado, fue enfático en que se deben armonizar las leyes General de Salud y de los Institutos Nacionales de Salud para que se garanticen los recursos correspondientes.

“Trabajaremos todo 2020, la fecha crítica es el primero de diciembre 2020, entonces ya no habrá cuotas de recuperación en la atención especializada”.

Ni salud ni bienestar

Comparte este artículo:

El primero de enero de este año, comenzó a operar el nuevo órgano descentralizado de la Secretaría de Salud: El Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) que viene a reemplazar al Seguro Popular. Ahora bien, ¿cuál es la diferencia entre tener salud y tener bienestar? La Real Academia Española define la primera como el estado en que el ser orgánico ejerce normalmente todas sus funciones y la segunda como el conjunto de las cosas necesarias para vivir bien. Por lo tanto, la salud para el bienestar se podría explicar como estar en un estado funcional necesario para poder vivir dignamente.

El motivo por el que se crea el INSABI es para brindar servicios gratuitos de salud a 69 millones de personas que no cuentan con un seguro social; algunos de los servicios son atención universal médica y medicinas y tratamientos gratis.

Todo va bien hasta que uno se pone a pensar: ¿cómo puede un presidente decir que va a expandir los servicios médicos cuando ni siquiera en los hospitales actuales se puede brindar una atención suficiente a los pacientes? A diario al pasar por estos lugares vemos a gente desesperada por ser atendida y familiares que son obligados a permanecer fuera sin saber qué pasa con sus seres queridos dentro. A diario vemos noticias o publicaciones en redes sociales sobre el mal cuidado que se da en los hospitales del IMSS y la escasez de cosas básicas como jeringas, gasas y medicamentos.

Según el CONEVAL en el 2015 se contaba en el país con 2.4 médicos por cada 1,000 habitantes, siendo la más baja de los países de la OCDE y en el caso del personal de enfermería se contaba con 2.8 por cada 1,000 habitantes, mientras que el promedio de los países de la OCDE era de nueve. Por otro lado, el porcentaje de hospitales con 30 camas censables o más en el sector público es de 58.7%, siendo nuestro país, el segundo país de la OCDE con menor número de camas totales por cada 1,000 habitantes, justo por encima de la India, con un total de 1.5 camas.

Además, falta hablar sobre los efectos de haber eliminado el Seguro Popular, la gente que estaba afiliada a este seguro ha estado teniendo dificultades para volver a incorporarse a este nuevo Instituto y se quejan en redes sociales que la promesa de que todo fuera a ser gratuito es mentira, pues sí siguen cobrando varias cuotas y otras ya existentes han aumentado como el costo de hospitalización de 88 pesos a 477 pesos.

Es muy triste ver cómo se están ejecutando las acciones del gobierno sin una correcta planeación antes. No puedes prometer algo en una mañanera y luego “cumplir” de una manera tan mediocre. No se les dio un debido seguimiento de transición a los afiliados del Seguro Popular al INSABI, también el personal médico no tiene idea de cómo atender según este nuevo modelo y peor aún, la principal idea de hacer que todo fuera gratuito es completamente mentira. Con estos modos no se cumple ni salud ni bienestar y solo demuestra una vez más el pobre diseño e implementación de las políticas públicas de esta cuarta transformación.

#Kleroterion: “¡Salud por la Salud!”

Comparte este artículo:

Arrancamos un año nuevo, el cual estoy seguro nos dará nuevas oportunidades, así como nuevos desafíos, pero más allá de eso esperamos un buen gobierno que nos brinde lo necesario para poder transitar de la mejor manera en esta sociedad, por supuesto, en el entendido de cumplir nuestras obligaciones, pero también de tener un acceso real a nuestros derechos.

Tal es el caso que al comenzar el 2020 es sustituido el ya conocido Seguro Popular por el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), creado por iniciativa del Presidente López Obrador, actuando como un órgano descentralizado de la Secretaría de Salud, con criterios de igualdad, inclusión y universalidad, por lo que de hoy en adelante se podrá ofrecer de manera gratuita servicios de salud a millones de mexicanas y mexicanos, que no tengan seguridad social, acabándose las pólizas, afiliaciones o cuotas anuales; pero lo mejor, es que se tendrá atención para todos los padecimientos, además de incluir los que son muy costosos como el cáncer o VIH, creándose el Fondo de Salud para el Bienestar, así como un acceso a una gran variedad de  medicamentos, todos gratuitos.

Por su parte, será muy sencillo tener acceso a estos servicios ya que solo es necesario contar con el INE, CURP o acta de nacimiento. Asimismo, todo esto será posible al recuperar clínicas, hospitales y centros de salud, que a la fecha se encuentran en abandono, cuidando que no falten medicamentos y equipamiento moderno y eficaz, ponderando el nivel de atención, la promoción de salud y la prevención de enfermedades, reclutando personal médico con sentido de ética profesional, sensibilidad social y dispuestos a trabajar en cualquier rincón del país que lo necesite.

Ahora bien, la entrada en vigor del INSABI implica un esquema de coordinación con las entidades, evitando la duplicidad de plazas médicas, así como combatir la corrupción en la compra de medicamentos, lo cual será de manera consolidada con la SHCP, logrando ahorros y dando una mejor planeación y ejecución de recursos para la infraestructura médica.

Es entonces que este año es y será histórico para todas y todos ya que con el INSABI se comienza la recuperación del sector salud que tanta falta hacía, ya que gran parte se tenía desmantelado y privatizado, por lo que se cumple a cabalidad con un derecho natural y vital, el servicio médico, así hoy podemos decir…salud por la salud, enhorabuena.

El titular de la Insabi garantiza que salud no se usará como negocio

Comparte este artículo:

Al anunciar que ayer inició operaciones el Instituto de Salud para el Bienestar, quien fue designado titular de este organismo, Juan Ferrer, aseguró que nunca más la salud pública será usada con fines de lucro o negocio.

A través de un video, Ferrer Aguilar afirmó que el instituto garantizará servicios de salud gratuitos y de calidad a 69 millones de mexicanos que no cuentan con seguridad social.

Mencionó que a partir de ayer las personas sin seguridad social ya no necesitan afiliarse ni pagar cuotas para recibir atención médica y medicamentos gratuitos, puesto que sólo deben contar con credencial del Instituto Nacional Electoral (INE), Clave Única de Registro de Población (CURP) o presentar acta de nacimiento para tener acceso a sus derechos en materia de salud.

El titular precisó que para lograr sus objetivos, el organismo recuperará gradualmente clínicas, centros de salud y hospitales que están en el abandono. También basificará a trabajadores, aumentará el personal sanitario y aprovechará la experiencia de quienes laboraban bajo el Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS).

Ferrer Aguilar indicó que se atenderá a quienes tengan un padecimiento, “pero también buscaremos que las personas se mantengan sanas“. Asimismo, dijo, se impulsarán Redes Integradas de Servicios de Salud (RISS) y se iniciará un nuevo esquema de coordinación con los estados.

Paso a paso iremos cumpliendo todos estos objetivos, actuando siempre con austeridad, con transparencia y sin permitir la corrupción. ¡Cero corrupción es la premisa!“, reiteró el funcionario.

 

 

 

(Con información de El Universal)