Inflación en niveles no vistos desde el 2009; “Nos está yendo bien”- EPN

Mientras en redes sociales el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, asegura que a  la economía mexicana le “está yendo bien”, el día de ayer el INEGI publicó cifras que demuestran que la inflación esta en niveles no vistos desde el 2009, a pesar de que los precios de las mercancías tuvo una reducción del 0.34%.

El martes Peña Nieto posteo un video en sus redes sociales donde presume que a México le está yendo muy bien y que económicamente está fuerte. Entre las cifras que presume en el video esta el incremento de 11.4% en las ventas al mayoreo en el mes de marzo, y el aumento en las ventas al menudeo del 6.1%.

Pero las cifras publicadas por el INEGI tienen una historia muy diferente. Este año el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) tiene una tasa anual de 6.17%, el doble de lo que tenia el Banco de México proyectado para el 2017. Por otro lado, los precios del aguacate, el jitomate y el huevo incrementaron in 9.86%, 3.36% y 3.03%, respectivamente. Mientras tanto, los precios de la electricidad, limón, tomate verde, melón y servicios turísticos disminuyeron.

El nivel de inflación que se menciona con anterioridad, es el más alto desde el 2009, tiempo en el que había una crisis económica a nivel mundial.

Razones para el Gasolinazo

El gasolinazo anunciado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el pasado martes 27 de diciembre y que entró en efecto el 1 de enero de este año, no es una consecuencia directa de la tan famosa Reforma Energética, ni tampoco de la Reforma Hacendaria como lo han presumido muchos partidos. La realidad es que a Petróleos Mexicanos se lo han acabado, los malos gobiernos federales, el sindicato y claro la corrupción que impera en nuestro país.

Las razones detrás del gasolinazo que han estado dando funcionarios federales son huecas y con el fin de engañar a la población en general. Por un lado, tenemos que la motivación del aumento exagerado de la gasolina es con el fin de igualarlo con los precios internacionales. Totalmente falso, los precios internacionales están más bajos que nunca, puesto que el petróleo marca con el 2017, dos años con precios por debajo de los 60 dólares.




Simplemente países como Estados Unidos, tienen precios muy por debajo de los que ha impuesto el gobierno federal. Haciendo una comparativa de precio por litro entre país y país, podemos ver que en Estados Unidos el precio del galón de la gasolina “Premium” es de $2.53 USD*. Mientras tanto en México con los ajustes que se dieron el primer día de este año, la Premium de Pemex está en $3.30 USD**, ¿cuál precio internacional, Enrique Ochoa?

La otra ha sido por el lado ambiental. Muchos ven que con el aumento de la gasolina se podrá combatir los severos problemas ambientales hay en ciudades como Monterrey.

Aunque es cierto que posiblemente, y es solamente una probabilidad, algunas personas opten por dejar de usar su automóvil con tal de no pagar los altos precios de la gasolina; difícilmente solucionará los problemas de movilidad y contaminación en Monterrey y su Área Metropolitana y otras ciudades del país.

Lo que sí provocará el alza de la gasolina es inflación, lo que repercute en los costos del transporte público, simplemente tenemos el ejemplo que ya se está considerando un aumento en la tarifa para viajar en camión, lo mismo sucederá con los taxis verdes y hasta servicios como Uber y Cabify.

El gasolinazo de enero no se da por cuestiones de precios mundiales, tampoco con objetivos de mejorar el medio ambiente en el país, al contrario, se da por qué Pemex está quebrado. El gobierno federal no lo va a admitir, tampoco los líderes sindicales de la petrolera, pero las pruebas son contundentes.

Pemex fue por muchos años la vaca de Presidentes, funcionarios y líderes sindicales como Joaquín Hernández Galicia “La Quina y claro Carlos Romero Deschamps. Todos ellos ordeñaron miles de millones de pesos de la paraestatal, que hoy apenas y puede mantenerse en pie. Hoy por hoy está importando gasolina del extranjero, solamente así se puede explicar los tan elevados precios.

Cabe mencionar que todos los culpables de la quiebra de Pemex viven hoy en la opulencia total. “La Quina” murió siendo rico, mientras que Deschamps hojea catálogos de yates en el Senado de la República para ver cuál será su próxima compra.

De los Presidentes ni que decir, López Portillo y De la Madrid fueron los más beneficiados del llamado “boom petrolero” de México durante los setentas y gran parte de los ochentas.




Lamentablemente tengo que decir que este es solo el principio del fin de Pemex y es apenas el primer golpe fuerte en el bolsillo de los mexicanos. El próximo 3 de febrero habrá un aumento más y a mediados del mismo mes se harán ajustes diarios, probablemente al alza, puesto que en nuestro país nunca nada baja de precio, al contrario, todo sube siempre. Lo peor está por venir.

*Precio del 3 de enero del 2017.

**Calculado con el precio de dólar del Diario Oficial de la Federación: $20.7323.


“Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

Y siguen subiendo las tasas

El Banco de México acaba de anunciar el incremento de la tasa de interés en 50 puntos bases, pasando de 4.25% a 4.75%. La postura oficial del Banco es que esta decisión se da en base al objetivo de contribuir al fortalecimiento del marco macroeconómico del país a través de un ajuste en su postura monetaria, con el propósito de mantener la inflación, lo que a su vez coadyuvará a una mayor estabilidad financiera.

Recordemos que el Banco de México tiene como objetivo prioritario procurar la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda; es decir, que los mexicanos no nos enfrentemos a niveles altos de inflación.

Algunas posturas afirman que esta decisión se da como consecuencia de la agitación política y económica a la que está expuesta el país como consecuencia de la reñida contienda electoral en Estados Unidos y la recuperación económica que ha mostrado este país vecino, la cual ha presionado el alza de las tasas de interés. Además, la inestabilidad económica de Europa y los factores sociales internos, también han impactado a nuestro mercado financiero.




En el último año, la tasa de referencia de nuestro país se ha incrementado en más del 50% de su valor inicial y los especialistas prevén que Banxico pueda elevar las tasas aún más. Pese a que la intención del Banco sea mantener un nivel estable de inflación y coadyuvar a que las inversiones financieras sean más atractivas, también existen consecuencias que pueden ser adversas.

El aumento de las tasas de interés se traduce en un encarecimiento del dinero, tanto para quienes ya han contratado la deuda en tasa flotante como para quienes lo van a hacer, lo cual tiene un impacto directo en el nivel de inversión pública y privada de nuestro país.

Muchos gobiernos subnacionales y empresas privadas tienen deuda cuya tasa está basada en la TIIE. En algunos de estos casos se han tomado precauciones ante esta subida de tasas y se han contratado coberturas que ayudan a pagar menos intereses cuando las tasas se incrementan; sin embargo, en nuestro país aún existe una falta de cultura financiera y este tipo de instrumentos no son tan utilizados.




Para quienes sólo recuerdan los últimos años de nuestro sistema financiero, una tasa de interés en el nivel actual puede parecer alta, pero si extendemos nuestro horizonte de análisis podremos encontrar tasas de hasta dos dígitos. Estamos atravesando por una época en que las tasas de interés son bajas, pero que están comenzando a repuntar.

Es un buen momento para que los entes deudores, públicos y privados, cubran sus créditos y contraten coberturas financieras.

Tenemos que prever que este tan sólo puede ser el comienzo de una nueva era de tasas altas. Ni las empresas, ni los gobiernos pueden arriesgar sus finanzas, es importante comenzar a planear.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”