Latinoamérica y el Caribe se vuelven el epicentro de la pandemia del COVID-19

Comparte este artículo:

Latinoamérica y el Caribe se confirmaron este martes como el epicentroglobal de la pandemia al alcanzar los 3 millones de contagios de coronavirus COVID-19, superando a EE.UU. y a Europa, lo que pone cada vez más contra las cuerdas a una región que tiene ya casi al tope la capacidad de sus sistemas de salud.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) detalló que los casos de coronavirus superan los 11.5 millones en todo el planeta, mientras que la cifra de muertes asciende a unos 535 mil.

De ese total, América registra unos 6 millones de contagios – más del 50 por ciento de ellos en Latinoamérica- y unas 266.000 muertes; le sigue Europa, con 2,8 millones de casos y que hoy superó la barrera de los 200 mil decesos.

América Latina, que ronda las 130 mil muertes por COVID-19, se convirtió en la zona más afectada del mundo, al superar a EE.UU. y a Europa en cantidad de contagiados, con unos 3 millones de casos, lo que representa más del 50 por ciento del continente americano y un 26 por ciento del total en el mundo.

“Hace dos meses, Estados Unidos representaba el 75 por ciento de los casos de COVID-19 en la región. Pero, la semana pasada, América Latina y el Caribe registraron más del 50 por ciento de los contagios. Solo Brasil informó alrededor de una cuarta parte de ellos”, alertó hoy la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne.

Estados Unidos, sin embargo, sigue siendo el país más azotado por la pandemia, con 2.9 millones de infectados y 131 mil muertos, seguido de Brasilcon 1,6 millones de contagiados, entre ellos el presidente Jair Bolsonaro, quien hoy dio positivo por el coronavirus, y 66.000 muertes.

Perú (unos 309 mil casos y más de 10 mil 900 decesos), Chile (más de 300 mil contagiados y 6 mil 400 muertos) y México (unos 261.000 infecciones y 31 mil decesos) también se encuentran entre los diez países más afectados del mundo.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, subrayó hoy que la pandemia se está acelerando, como muestra el creciente número de casos diarios, aunque se ha estabilizado su letalidad, ya que “muchos países han logrado reducir el número de muertes”.

De hecho, datos de las redes sanitarias nacionales indican que la cifra global de pacientes recuperados se acerca a los 6.8 millones, mientras que entre los casos activos un 1 por ciento (menos de 58 mil) se encuentran en estado grave o crítico.

En América, EE.UU. reporta más de 936 mil recuperados entre sus 2,9 millones de casos, un 31 por cinto; mientras que en Latinoamérica la cifra de personas que han superado la enfermedad es de 1.9 millones (alrededor del 60 por ciento del total de contagios).

(Fuente: EFE)

Anonymous presuntamente se infiltró en instituciones de Estados Unidos, Rusia, China, Líbano y Chile

Comparte este artículo:

Después de tres años de relativo silencio, Anonymous volvió a estar en oídos de todos, al revelar supuesta información reservada sobre gobiernos y corporaciones mundiales.

El grupo autodenominado como  ciberactivista, liberó un listado de Gobiernos que han sido vulnerados por sus hackers. 

Por medio de su presunta cuenta de Twitter citaron cuáles han sido las filtraciones realizadas en instituciones gubernamentales de Estados Unidos, Rusia, China,Chile y Líbano. Con la mera intención de demostrar su alcance. 

En Estados Unidos el grupo señaló haber realizado múltiples ataques a raíz del asesinato de George Floyd, además de filtrar datos sobre la relación del presidente Trump con el magnate pedófilo Jeffrey Epstein.

En China, el grupo asegura  haber hackeado múltiples sitios chinos con datos oficiales utilizados por el gobierno, a razón de apoyar las manifestaciones por la independencia de Hong Kong contra el gobierno de Xi Jinping. 

En Rusia el grupo de hackers indica que en julio de 2019 vulneraron el sitio del Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB), de donde extrajeron 7.5 terabytes de datos de un contratista de relevancia y “ventilaron” los proyectos secretos del organismo. De acuerdo a los datos filtrados por Anonymous, la agencia proyectaba separar su Internet de la del resto del mundo, bloquear el anonimato en la navegación y eliminar las redes sociales.

En Líbano, El grupo se atribuyó el ciberataque al Ministerio de Finanzas de Líbano. Aseguraron que estuvieron una hora dentro del sistema para sacar su información. 

“Estimado gobierno libanés: Si crees que lo olvidamos, ¡estás equivocado! ¡Tenemos todos los datos del ministerio de finanzas, que se filtrarán pronto! No dejamos a nuestra gente. #Esperanos”, fue el texto que publicaron posteriormente.

En Chile, Anonymous aseguro que en noviembre pasado, haber hackeado más de 70.000 documentos, tablas y otras fuentes de información de los Carabineros de Chile. 

En ese momento, en un link (que luego fue eliminado) mostraron los datos de esa base que incluía, entre otras cosas, nombres, domicilios y números de teléfono de gran parte de la dotación de la fuerza.

 

 

(Con Información de Clarín)

Pide OCDE a realizar más pruebas de COVID-19

Comparte este artículo:

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) pidió a los países miembros realizar más pruebas de COVID-19, esto tras actualizar los datos del número de pruebas por cada mil habitantes realizado en cada país, donde quedo demostrado que México hace 0.4 pruebas por cada mil habitantes.

El secretario General del organismo, Ángel Gurría, aseguró que se está registrando un “aumento significativo” de diagnósticos en los 36 países que confirman la OCDE.

“Aumentar la capacidad de diagnóstico es crucial para las estrategias de desconfinamiento y reducir el riesgo de nuevos picos”, señaló Gurría.

Islandia y Luxemburgo se encuentran a la cabeza de las cirfras, ambos hacen 134.9 y 64.6 pruebas, respectivamente, por cada mil habitantes.

Nuestro país se encuentra por detrás de otros países como Chile (8.1), Francia (9-1), Reino Unido (9.99) o Estados Unidos (15.6). Los datos de la gráfica ofrecida por la OCDE vienen de la página web Our World in Data, que recoge los datos ofrecidos por los distintos ministerios de Sanidad y otros organismos sanitarios oficiales.

Gobernar con mayorías

Comparte este artículo:

Andrés Manuel López Obrador llegó a la presidencia con un distintivo peculiar que  las anteriores administraciones no tuvieron: legitimidad. Los famosos 30 millones de votos y la alta incidencia en la participación electoral, llevaron a un lugar privilegiado a esta administración federal; un amplio margen de votos generan comodidad en el arte de gobernar, ya que cuentan con el dicho margen, le permite a la llamada “Cuarta Transformación” mover el tablero de juego del escenario político. El  poder tiene una naturaleza expansiva, y en ese sentido, la 4T  se encuentra en un proceso de instaurar un nuevo régimen afines a su  ideología y pilares por los cuales llegaron al poder mediante el voto popular. En ese sentido, la victoria de este movimiento de regeneración tiene una responsabilidad fundamental de dejar atrás las prácticas autoritarias y antidemocráticas del pasado. La expectativa es muy alta, no solo por lo propuesto en campaña, sino por  el cambio que conlleva una transición política de este calado, y de ser supuestamente el primer gobierno de izquierda o índole social en  el México del siglo XXI. Como hemos podido observar con lo sucedido en Venezuela, Chile, Ecuador, Perú, Argentina y demás países, en America Latina se observa una urgente necesidad de un estado social que pueda subsanar las nuevas necesidades sociales; y por ello el gobierno de López Obrador tiene aun mayor relevancia al ser foco  de atención a nivel regional. 

La Dra. María Amparo Casar y el Dr. Ignacio Marván en el libro “Gobernar sin mayoría, plantean si un gobierno puede funcionar con gobiernos divididos, y encontraron que no existe un riesgo  de parálisis de gobierno; funciona en otros lugares como Estados Unidos; y genera una alta actividad legislativa y sanos contrapesos. Como podemos observar, a diferencia de lo plasmado por los autores mencionados, la 4T posee una mayoría que permite cualquier flujo legislativo y generar reformas a fines a su estilo de gobierno, sin embargo y en sentido opuesto, una de sus conclusiones es que al tener un gobierno dividido, “se generan serios problemas desde el punto de vista de logros y acuerdos”. Por ello, la nueva administración federal está a en un paso a instaurar nuevas formas democráticas de gobierno o un totalitarismo como aquellos tiempo del partido  oficial. 

En la popular obra “Como mueren las democracias” de los autores de Levitsky y Ziblatt proponen una nueva responsabilidad a los partidos políticos para mantener a una democracia sana: contención. ¿a qué se refieren con esto?, de manera, para dichos académicos, en cualquier democracia pueden surgir lideres cuyas  posturas e ideas pueden ser contrarias al bienestar de un país y de una forma republicana, demócrata y con respeto al estado de derecho, y   debido a esta fragilidad inherente a esta forma de gobierno, por lo cual los partidos políticos deben postular y mantener como lideres a aquellas personas que vayan en armonía con estas ideas, por si las organizaciones políticas no mantiene una contención contra este tipo de liderazgos, el escenario puede provocar un autoritarismo. También, cuando un partido se encuentra liderando al país, debe hacer todo lo institucionalmente posible para favorecer una democracia liberal. Andrés Manuel tiene una responsabilidad preocupante y también alentadora. Tiene una oportunidad única de ir alcanzar la “tierra prometida” o de regresar al pasado. 

Monterrey vs. Santiago de Chile

Comparte este artículo:

Por un lado, tenemos a diez activistas exhortando al Congreso de Nuevo León a acelerar la Ley de Movilidad y por otro lado tenemos a más de un millón de personas protestando en las calles de Santiago de Chile tras el anuncio del incremento en las tarifas del Metro. ¿Cuál de los dos eventos es más preocupante? 

Yo estaría más preocupado por el pequeño grupo que por la manifestación masiva.

Los dos responden a una serie de acontecimientos que, con el tiempo, han tomado características de crisis. Son la manifestación de solicitudes sociales de cambiar lo que ya no funciona y marca un deterioro en la economía de más de la mitad de la población. 

Un millón de personas protestando parece de cuidado. Yo pondría atención en lo que simboliza un pequeño grupo de personas exhortando a diputados locales. 

Además, no veo una sola crisis, veo cuatro y lo veo así: 

Crisis de movilidad: La sencilla de ver. Se vive a diario un transporte caro, ineficiente, incómodo y que todo apunta a que será aun más caro y sin expectativas claras de mejora. La lucha entre el gobierno y los intereses de transportistas parecen no tener fin ni arreglo justo para los usuarios. Sumemos el uso desmedido del auto privado como problema que no se enfrenta de manera adecuada y el desarrollo urbano que sigue expandiendo la mancha urbana sin planeación de transporte. Hoy tenemos el nada honroso primer lugar en contaminación en el país, de seguir así lograremos el mismo puesto a nivel Latinoamérica. 

Crisis política: La que no creemos nuestra. La lucha de poder entre bancadas legislativas, gobierno del estado, municipios y partidos ha llegado al nivel en que ponerse de acuerdo por el bien común es el último punto en la agenda. Y si a esto sumamos que empieza la carrera política al 2021, las cosas se ponen peor. Los ojos están puestos en el futuro sin solucionar el presente. Parece un buen momento para que los ciudadanos nos involucremos más en la política y las decisiones que tomamos en una elección; nosotros somos quienes votamos por quienes nos representan, por cierto ¿Recuerdan al diputado local de su distrito? ¿El trabajo que ha realizado?

Crisis social: La que nos negamos a ver. La ciudad se encuentra polarizada, los problemas de unos no significan gran cosa para otros y los más afectados son los que menos recursos tienen. Los problemas de los usuarios de transporte público son de poco interés para los que se mueven en auto, para ellos la preocupación está en las condiciones de las calles y sus baches. Mientras los que más tienen se preocupan por mejorar el medio ambiente haciendo carpool sin bajarse de sus autos privados, los que no contaminan, porque caminan y usan el trasporte público, tienen que gastar más en transporte y caminar por banquetas en pésimo estado.  Complicado entender lo que es realmente el bien común. 

Crisis sistémica: La difícil de entender. No se están viendo los verdaderos problemas ni soluciones de fondo.  Se da más importancia a soluciones reactivas de problemas inmediatos que seguir procesos para lograr objetivos de largo plazo, que dudo se tengan. Se aplican las mismas soluciones que nos han llevado a la situación actual. Subir tarifas de transporte, más carriles para autos, concesionar el río para una autopista privada, salir en la foto inaugurando obras que pronto serán olvidadas, son solo algunos ejemplos.  

Por todo lo anterior es que veo una crisis silenciosa en la ciudad que preocupa más que una estruendosa. 

Hay que abrir bien los ojos y pensar que quizás la crisis chilena, con cientos de miles de manifestantes en las calles, empezó con 10 activistas haciendo un exhorto al gobierno y en su momento no se les dio importancia.

Exige América Latina

Comparte este artículo:

A lo largo del mes de octubre el mundo fue testigo de las protestas surgidas en Latinoamérica, las cuales son consecuencia de la incompetencia de los gobiernos latinoamericanos por atender la presente frustración económica de sus ciudadanos.

En Chile, la crisis desató cuando el gobierno de Sebastián Piñera decidió subir el precio del pasaje del Metro por vigésima vez en los últimos 12 años. La tarifa estaba en 800 pesos chilenos (equivalentes a 1,13 dólares) y fue aumentada a 830 pesos (1,17 dólares), altamente costoso si se tiene en cuenta que el salario del 70% de la población no alcanza los 770 dólares al mes.

 Muchos consideran el alza de precio como “la punta del iceberg” de los problemas de desigualdad económica que actualmente enfrentan los chilenos. Según reveló la última edición del informe Panorama Social de América Latina elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el 1% más adinerado del país se quedó con el 26,5% de la riqueza en 2017, mientras que el 50% de los hogares de menores ingresos accedió solo al 2,1% de la riqueza neta del país. Además los chilenos protestaban ante la desigualdad económica, bajas jubilaciones, alzas en la energía eléctrica y costos de la salud, presuntos casos de corrupción en la Policía y en el ejército, ¿Familiar?

 A modo de protesta, los estudiantes comenzaron a realizar “evasiones masivas”. La situación se agravó cuando comenzaron a incendiar estaciones de metro y buses, saquear supermercados y atacar oficinas de gobierno e instalaciones publicas. Como respuesta, el gobierno decretó estado de emergencia, ordenando por primera vez después de que Chile recuperó la democracia 1990, a los militares a salir a las calles y establecer un toque de queda.

A pesar que Piñeda anunció la suspensión del incremento al precio del pasaje, las protestas continuaron, dejando un saldo de al menos 18 muertos. 

Por otro lado, en Ecuador el gobierno declaró el estado de excepción en todo el país en respuesta a las protestas callejeras por la eliminación de subsidios a los combustibles. Tras haber suspendido la producción de tres pozos petroleros en medio de las manifestaciones que se oponían al plan de ajuste económico propuesto por Lenin Moreno que pone fin a los 40 años de subsidio a los combustibles. 

El país ha comenzado a ver los primeros efectos económicos de la crisis política, pues carreteras han sido bloqueadas, inició el desabastecimiento de gasolina en algunas zonas del país, derivando de la misma una escasez de productos y una gran especulación de alza al precio de alimentos y fletes. 

No es coincidencia que Latinoamérica se levante de manera simultánea, el presente panorama obedece a la teoría de mimética de René Girard. Varios argumentan que es el resultado de la incompetencia de los gobiernos de sostener un crecimiento económico tras la crisis financiera del 2008. Pues en lugar de otorgar garantías sociales, los gobiernos se han dedicado a aumentar los niveles de pobreza.

Después de haber leído a Jeremy Adelma, concuerdo que las protestas son necesarias y parte esencial de la democracia. Lo alarmante, sin embargo, son las respuestas represivas por parte de los gobiernos latinoamericanos. El presente panorama contrasta con el avance de la democracia en América Latina durante la década pasada. 

No me queda mas que decir, 

Querida América Latina: exige y exige mas fuerte, que te escuchen tus vecinos, que ese hartazgo, lo padecemos muchos.

Piñera presenta a nuevos miembros de su gabinete. 

Comparte este artículo:

Sebastián Piñera, presidente de Chile realizó cambios a su gabinete para tratar de enfrentar la crisis política y social. Piñera ha designado ha políticos más jóvenes, todos menores de 50 años y con mayor presencia de mujeres.

Ha nombrado como nuevo titular de Interior a Gonzalo Blumel, que anteriormente ejercicia de ministro de Secretaria General de la Presidencia, nombró como ministro de Hacienda al economista Ignacio Briones. Además designó a nuevos ministros en la cartera de Secretaria General de la Presidencia, la Secretaria General de Gobierno, Economía, Trabajo, Bienes Nacionales y Deportes. 

Chile no es el mismo que teníamos hace un par de semanas. Chile cambió y el Gobierno también tiene que cambiar para enfrentar estos nuevos desafíos y tiempos”, señaló Piñera en relación a las manifestaciones y protestas de los últimos diez días, que han dejado una veintena de fallecidos.

Fueron cinco ministros que salieron del gabinete y otros tres que cambiaron de cartera. De los que abandonaron totalmente el Ejecutivo, son Andrés Chadwick, en Interior; Felipe Larraín, en Hacienda; Juan Andrés Fontaine, en Economía; Nicolás Monckeberg, en Trabajo; y Pauline Kantor, en Deportes.

El ex Secretario de Interior Chadwick, que es primo de Piñera, fue duramente cuestionado por su papel en la gestión del orden durante los días de protesta, desplegando policías y fuerza armada por las calles en gran parte del país. Por su padre Fontaine, ha quedado muy debilitado luego de sugerir a los ciudadanos madrugar más para evitar el alza del precio del boleto del metro de Santiago. 

Piñera ha nombrado a más mujeres entre las cuales se encuentra la llegada de Karla Rubilar, como la nueva ministra de la Secretaría General de Gobierno, un cargo que ejerce la función de portavoz del Ejecutivo. Lucas Palacios, que anteriormente gestaba como viceministro de Obras Públicas, es el nuevo ministro de Economía, y María José Zaldívar, subsecretaría de Previsión Social, asumió en la cartera de Trabajo.

Por otro  nombró a Isamit, de 30 años, como ministro de Bienes Nacionales en reemplazo de Felipe Ward, que se hizo cargo de la cartera de la Secretaría General de la Presidencia. En tanto, Cecilia Pérez, que era la portavoz del Ejecutivo, fue designada ministra de Deportes.

El presidente reprochó  la “brutal ola de violencia, maldad y destrucción” que desataron “pequeños grupos organizados” y que se saldó con la destrucción de estaciones del metro y el saqueo de centenares de supermercados y comercios durante la semana pasada, cuando el estallido social mostró su cara más violenta.

Se han reportado 20 muertes confirmadas, de las cuales seis son extranjeros. 

El presidente remarcó que lo más doloroso de la última jornada de manifestaciones han sido la pérdida de vidas humanas, lo ocurrido ha dejado “un gran daño para el alma de Chile” señaló. 

20 muertes han sido confirmadas por el gobierno, en los que se encuentran tres peruanos, dos colombianos y un ecuatoriano, cinco de los muertos, son presuntamente por causa de las fuerzas del orden, 

Durante estos 10 Díaz de manifestaciones y protestas se han presentado múltiples denuncias por violaciones a los derechos humanos como lo son: homicidio, tortura, violaciones, palizas y detenciones irregulares. 

El mandatario dijo que vio con esperanza las “maravillosas manifestaciones pacíficas” que el viernes pasado congregaron a “millones” de chilenos en las calles de todo el país.

Nuestro Gobierno ha escuchado el mensaje fuerte y claro de los chilenos que piden y merecen un Chile más justo y solidario, con más dignidad y sin abusos”, manifestó.

 

 

(Con Información de DW) 

Sátira Latinoamericana

Comparte este artículo:

Pareciera que siempre terminamos donde iniciamos.

En Chile, la semana pasada, se desataron múltiples manifestaciones, iniciadas por el alza del precio del transporte público. Pero esto, como era de esperarse, es simplemente la punta del iceberg.  Las quejas de su gente son las mismas de hace tiempo, Oscar Landerretche, profesor de economía en la Universidad de Chile, explica: “Hoy, el país tiene prácticamente los mismos niveles de desigualdad que tenía a finales de los años 60.” Por un lado, tenemos a la diminuta población que tiene grandes riquezas y por el otro la monumental cantidad de personas que viven en algún grado de pobreza. Uno podría preguntarse, ¿a qué se debe esta brecha que aleja tanto unas clases de otras? Y la respuesta sería tan sencilla como decir que la causa es la corrupción, la falta de educación, de oportunidad y el hambre de satisfacer intereses propios.

Abramos más nuestro panorama y veamos que este problema no se limita únicamente a Chile. Esta es la versión chilena de una problemática que afecta a la mayoría (si no es que a todos) los países latinoamericanos. El también llamado pueblo de bronce ha vivido en constante lucha a lo largo de su historia. Ha adoptado distintos sistemas políticos, sociales y económicos, siempre en la eterna espera de un cambio o un resultado. Todo esto para terminar justo como inicio. Que múltiples grupos de presión de la población, inconformes por deficiencias, injusticias o corrupción del sistema se unan en una lucha para cambiar y volver a empezar. Entonces, ¿qué está pasando? ¿El verdadero problema es el sistema o quienes lo ejecutan?

Me niego rotundamente a pensar que los latinoamericanos no somos capaces de gobernar y ser gobernados a un punto en que se pueda ver el crecimiento del país de manera multidisciplinaria, en lugar de limitarnos a mostrar solo crecimiento económico, o cultural o cual sea la máscara que utilizan los respectivos países hoy en día para ocultar sus carencias y realidad. Dejemos de vivir en el mundo de pretender cosas que no somos y comencemos a admitir y actuar. Solo cuando se acepta el problema se es capaz de buscar una solución que no dé como resultado la violencia.

Vamos a tener que vivir repetidas veces la misma película que hemos tenido desde que se crearon nuestros países, todo gracias a la falta de educación. Con esto no apunto exclusivamente a lo académico. Si bien es necesario tener una debida preparación para ejercer cualquier tipo de puesto de poder, también es muy importante tener la visión necesaria para no pensar en soluciones instantáneas y sí en las de largo plazo. Si nos ponemos a analizar detenidamente, cada persona que ha llegado a un puesto de poder se atiene a jugar bajo un sistema preestablecido en donde la falta de valores es algo cotidiano. Por lo que vemos a una mayoría empujando este lastre que nos afecta a todos. Dejemos de culpar a los sistemas y preocupémonos en exigir que se ejecuten de la manera correcta. En la medida que exista más gente buscando el bien general con soluciones sostenibles a futuro, en ese momento se habrá cambiado la forma de gobernar y ser gobernados.  Se requiere de un actuar que concuerde con los tiempos actuales para poder romper el ciclo vicioso que no es más que el resultado de la falta de conocimiento y análisis de los mismos. Quitando esquemas sociales retrógradas que más que ayudar nos perjudican porque nos llevan a la desinformación, a mantener apariencias para impresionar o manipular a ciertas personas. Comencemos ya a admitir las deficiencias que se tienen y busquemos con expertos en el tema, soluciones.

Así que busquemos el prepararnos, el participar activamente como ciudadanos y no conformarnos en un beneficio momentáneo ya que la solución a nuestros problemas debería ser de raíz. Latinoamérica y cada uno de sus países tienen todo para poder ser potencias a nivel internacional en distintas áreas. Pero por la codicia de unos pocos y la falta de educación de muchos otros no se llega a notar ese potencial.

Lo sucedido la semana pasada en Chile no fue por el aumento del transporte público, es un conjunto de inconformidades y hartazgo que se fue acumulando a lo largo del tiempo. Igual que en Chile cada país tiene su problemática que en cuestión de tiempo explota en violencia. Evidentemente, no es un asunto que tenga una solución sencilla, pero realmente no hay opciones simples cuando se trata de hacer las cosas de forma correcta. Dejemos de ser esa eterna sátira latinoamericana y cambiemos desde nuestras acciones individuales como colectivas el rol empolvado que hemos interpretado desde hace años.

Encapuchados bloquean insurgentes Sur y exigen liberación de presos políticos en Ecuador y Chile

Comparte este artículo:

Un grupo de encapuchados bloqueó este jueves Insurgentes Sur a la altura de la estación del Metrobús Centro Cultural Universitario, exigiendo la liberación de presos políticos en Chile y Ecuador, países que este mes han vivido jornadas de protesta contra sus gobiernos.

En videos en redes sociales, se observa cómo los encapuchados colocaron objetos para bloquear la avenida en ambos sentidos, e hicieron algunas quemas.

Piñera asesino“, es uno de las pintas que hicieron, en referencia al mandatario chileno, Sebastián Piñera, y la actuación de su gobierno ante las movilizaciones sociales.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile contabiliza que desde el 17 de octubre, durante las protestas contra la desigualdad en el país sudamericano, han sido detenidas 2,686 personas.

En el caso de Ecuador, en un comunicado el 4 de octubre pasado su Defensoría del Pueblo informó sobre 82 personas detenidas, durante las manifestaciones en la capital.

 

 

(Con información de Animal Político)

Las calles serán siempre nuestras: protestas 2019

Comparte este artículo:

Hoy en día se sigue recordando el año ’68 en todo el mundo. Los estudiantes salieron a las calles y se adueñaron de todo tipo de espacios, tanto que los medios de comunicación no pudieron hacer nada para silenciarlos. Los reclamos en contra del sistema y el reconocimiento de los derechos fundamentales fueron las banderas que encabezaron las protestas en aquél entonces y, aunque no de la misma manera o con la misma intención, podría decirse que la ola de protestas que existe en la actualidad tiene que ver un poco con ambas cosas: reclamos al sistema y protección de derechos fundamentales.

Puerto Rico, Haití, Ecuador, Chile, Venezuela, Bolivia, Honduras; Líbano, Siria, Cataluña, Hong Kong; todos unidos por los episodios de protestas. El mundo hoy vive en la inmediatez y en la época de la información. Con convocatorias hechas por Twitter, Telegram, WhatsApp o aplicaciones (como la de Tsunami Democràtic en el conflicto catalán), es mucho más difícil que las versiones que salen del gobierno o de la prensa sean asumidas como verdades absolutas y probablemente por ello los movimientos actuales logran penetrar más rápido en la sociedad, algo que supone una enorme ventaja en favor de los manifestantes de ahora en comparación con sus similares ’68.

Normalmente los estudiantes universitarios son los que suelen participar más activamente en una protesta, esto porque se piensa que son los que ya sea por cuestiones ideológicas o nivel de politización son más afines a manifestarse contra aquello que les genera rechazo. Sin embargo, ahora también existe un importante número de preuniversitarios que se suman a las convocatorias. Un ejemplo muy claro tuvo lugar en las manifestaciones de Hong Kong, donde el ausentismo en colegios a nivel secundaria llegó a ser tema en las noticias, lo que pone en entredicho que los manifestantes siempre tienen una carga política importante.

Como todo, es normal que existan grupos que aprovechen los disturbios para vandalizar y después esconderse entre la gente. También habrá quienes verdaderamente salgan con la intención de causar daño, es cierto, pero siempre son los menos. Todo aquél que cometa una agresión, traiga uniforme o no, debe ser tratado por igual y condenado conforme a lo que corresponda. Una agresión nunca podrá ser pretexto para alegar la defensa de un derecho ni mucho menos como parte de un reclamo.

Sea por un legítimo reclamo, por curiosidad, por moda o por el simple hecho de vivir la euforia que se respira ahí, lo cierto es que cada vez se va perdiendo el estigma y salir a la calle y pedir al gobierno que se ciña a hacer su tarea está cada vez menos estigmatizado. Si no, ahí está el video de los manifestantes libaneses que cantan el Baby Shark al niño que le dijo a su mamá que estaba asustado, o si no, ahí están también las jornadas de protesta por la mañana en Puerto Rico que se hacían con clases de baile y de yoga en medio de la calle.

“Las calles serán siempre nuestras”, dicen los manifestantes independentistas mientras marchan por las avenidas de Barcelona. ¿Será que alguna vez fueron de alguien más? No lo creo y qué bueno que no.