Descarta AMLO que se reviva el cobro de la tenencia federal

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador descartó que se busque restablecer el pago de la tenencia vehicular.

Durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, reafirmó que no habrán nuevo impuestos, como se comprometió al inicio de su gobierno.

“Digo esto porque ayer se dijo que se va a restablecer el impuesto de la tenencia, eso no es cierto, eso quisieran nuestros adversarios, se van a quedar con las ganas. No hay aumento de impuestos ni impuestos nuevos”, aseguró López Obrador.

La aclaración del mandatario se da desuñes de que el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, planteara revivir la tenencia vehicular.

Secretaría de Hacienda busca ‘revivir’ la tenencia y gravar la economía digital

Comparte este artículo:

Como una medida para mejorar e incrementar la recaudación de impuestos, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Cámara de Diputados plantean regresar en todo el país el cobro de tenencia a automovilistas, así como generalizar el cobro de predial.

Lo anterior ayudaría, según los legisladores y la SHCP, a incrementar la recaudación de impuestos en el país, que actualmente equivale a un 13% del Producto Interno Bruto (PIB), porcentaje que es relativamente bajo en comparación con otros países de Latinomérica.

La propuesta fue dada a conocer durante el Segundo Foro Hacendario Legisladores en Materia Hacendaria.

De acuerdo con el subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, si la tenencia y el predial volvieran a cobrarse en todo el país, se lograría una recaudación de entre 120 mil y 250 mil millones de pesos.

El subsecretario de Hacienda recordó que en 2008, cuando la tenencia aún era un impuesto federal, ayudaba al gasto público de los estados pues el 100% de lo recaudado era ejercido por ellos mismos.

Herrera señaló que el no cobro de la tenencia en algunos estados ha fomentado la evasión fiscal, citando el ejemplo de los automovilistas de la capital del país que emplacan sus unidades en el estado de Morelos para no pagar este concepto.

Sobre el cobro generalizado del predial, Alfonso Ramírez, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, comentó que se analizará el tema así como las contribuciones de impuestos ambientales.

La propuesta será analizada por los legisladores en los siguientes días y de aprobarse podría ser incluida en el Paquete Económico 2020.

En los últimos años, diversos estados del país han retirado el cobro de la tenencia como un beneficio a los automovilistas, en otros, como Ciudad de México y Estado de México, el cobro se mantiene pero con descuentos y facilidades de pago.

Rechaza AMLO retraso en refinería de Dos Bocas

Comparte este artículo:

Luego de que la publicación británica Financial Times difundiera la versión del subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, respecto a que el Gobierno retrasaría la construcción de la refinería de Dos Bocas, el presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró que esta quedará lista en tres años y costará de 6 a 8 mil millones de dólares.

Este martes, el periódico especializado en negocios y economía publicó una entrevista con Herrera, quien indicó que se va a retrasar el proyecto de construcción de la refinería en Tabasco y que el dinero asignado mejor se utilizaría para impulsar la producción en Petróleos Mexicanos (Pemex).

“No autorizaremos (la construcción) hasta que tengamos una cifra final que no sea muy diferente de los 8 mil millones de dólares originales”, mencionó (Herrera) y agregó que la inversión prevista en la refinería para este año “puede ir a la exploración y producción” de Pemex, detalló el diario británico.

Sin embargo, durante su conferencia matutina Andrés Manuel López Obrador, dijo que no habrá tal retraso y que, incluso, el próximo lunes 18 de marzo se va a anunciar la licitación.

“(No hay retraso) estamos bien, se va a construir y se va a terminar en tres años y va a costar de 6 a 8 mil millones de dólares”, reviró AMLO desde Palacio Nacional.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Fitch Ratings rebaja calificación crediticia de PEMEX

Comparte este artículo:

Degradó ayer Fitch Ratings la calificación crediticia internacional de PEMEX de lardo plazo en dos escalones, de “BBB+” a “BBB-“.

La agencia pus en perspectiva negativa el perfil de la empresa del Estado, lo que implica que podría bajarle la nota en un escalón más, a zona de “BB”.

Con ello, PEMEX perderá su grado de inversión y sus papeles de deuda entrarían a categoría de los que se conoce en el medio financiero como de “grado especulativo” o “bonos basura”.

“Estas rebajas se aplican aproximadamente a 80 mil millones de dólares de notas pendientes”, indicó Fitch.

Señaló que la baja en la calificación refleja el continuo deterioro del perfil crediticio independiente de PEMEX, que ha sido técnicamente insolvente desde 2009.

Agregó Fitch que los medidas de apoyo anunciadas por el Gobierno mexicano para PEMEX no son suficientes para compensar el deterioro del perfil de la compañía.

El Subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrera, dijo que a se esperaban la calificación de Fitch, pero no deja de ser preocupante para el Gobierno.

 

 

Tenedores de bonos del aeropuerto rechazan propuesta de recompra

Comparte este artículo:

Un grupo de tenedores de bonos emitidos por el fideicomiso MexCAT para financiar la terminal aérea en Texcoco rechazó lo que ha sido considerado como un control de daños propuesto por el gobierno de López Obrador tras la cancelación de la obra.

El Consejo de Administración del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) –entidad mayoritariamente estatal encargada de la construcción– ofreció recomprar 1,800 millones de dólares (mdd) de los 6,000 mdd en bonos colocados en cuatro series a fin de evitar un litigio.

Los instrumentos están respaldados por la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) del actual aeropuerto capitalino y la futura TUA de lo que sería la obra en Texcoco.

Los bonistas representados por Hogan Lovells, denominado Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT, junto con otros tenedores, supera en la actualidad 50% del monto de capital de al menos una serie de bonos.

El grupo argumentó que no fue consultado por el emisor de los instrumentos antes de la difusión de la oferta pública de recompra y solicitud de consentimiento de MexCAT.

“El grupo la analizó (la propuesta) y alberga algunas inquietudes por las que no puede apoyar la versión actual de la propuesta”, indicó en un comunicado emitido el martes.

Respecto al nuevo aeropuerto, a los tenedores les preocupa la liberación y el retiro de garantías en caso de un incumplimiento de pago.

En relación al aeropuerto actual, les preocupa la posible reducción de la garantía derivado del uso o construcción, a corto o largo plazo, de aeropuertos alternativos o adicionales en el área de la Ciudad de México, así como posibles reducciones adicionales a la garantía respecto a la liberación de pagos restringidos en dos de las cuatro series de bonos.

“(Además) se considera que los tenedores de bonos ofertantes dan su consentimiento para las liberaciones colaterales y el pacto y el evento de cambios por defecto a pesar de que no se pueden comprar todos los bonos ofertados (e incluso si se compran los bonos ofertados, las tarifas iniciales de licitación y consentimiento se incluyen en , y no además del precio mínimo aceptable de la oferta)”, apuntó el grupo.

No obstante, los tenedores dijeron estar dispuestos al diálogo con MexCAT para abordar sus inquietudes.

El subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo que hay probabilidades de hacer una “decisión temprana” sobre la recompra de bonos antes de presentar el presupuesto el 15 de diciembre, aunque la oferta se abrió para los próximos 20 días hábiles.

“Hay una probabilidad que yo diría no es menor, una probabilidad importante, de que justo un día antes que presentemos el paquete podamos tener para todos los efectos prácticos cerrado el tema del bono y de relación con los bonistas”, declaró a Radio Fórmula.

Las autoridades han informado que la recompra de bonos se realizará con fondos existentes del fideicomiso y que ascienden a 120,000 millones de pesos.

La decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de cancelar la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco derivó en una caída en los precios de los bonos que financiaban el proyecto.