Aprueba el 0.8% fotomultas para tráileres

El municipio de San Nicolás realizó una consulta ciudadana en la que la mayoría avaló la implementación de fotomultas contra vehículos de carga pesada.

Aunque la medida habría solido aprobada sólo por el 0.8 por ciento del padrón, el Alcalde Victor Fuentes aseguró que es suficiente para mostrar la voluntad de los ciudadanos.

“Los expertos nos comentaron que con mil emisiones era estadísticamente válida la muestra, sin embargo, quisimos irnos bastante más, lo que sería sobradamente válido”, dijo el Alcalde.

Acudieron 2 mil 540 ciudadanos a la consulta de los 259 mil 243 ciudadanos inscritos en el padrón. 2 mil 091 estuvieron a favor de las fotomultas y 361 en contra, 88 fueron nulos.Los participantes votaron en presencia de un notario público.

El municipio instaló cuatro módulos que operaron de 8:00 a 14:00 horas en el Parque Las Arboledas, el Museo San Nicolás, Parque Mezquital y la plaza comercial Paseo La Fe.

El Alcalde dijo que el siguiente paso es formar un Consejo Ciudadano de expertos en materia vial para futuras propuestas.

Fuentes afirmó que la decisión que se tome está legitimada y respaldada por los ciudadanos.

#HojaDeRuta: “Golpes a la Sociedad Civil Organizada”

Durante el último mes la sociedad civil organizada de Monterrey ha recibido un par de duros golpes por parte de las autoridades: el desaguisado y distanciamiento de los ediles metropolitanos a la plataforma Alcalde Cómo Vamos, y el rechazo del gobernador Jaime Rodríguez al Sistema Estatal Anticorrupción que diversas agrupaciones ciudadanas trabajaron junto al congreso. Aunque han abundado señalamientos e intentos de justificaciones por todas las partes involucradas, se ha debatido poco la lógica y cálculo de estas maniobras políticas. Aventuremos una explicación.

En el caso de la plataforma Alcalde Cómo Vamos, las señales de tensión y desgaste no son nuevas. La inconformidad de los alcaldes había sido expresada en anteriores ocasiones, la verdadera pregunta es: ¿por qué los alcaldes pueden con tal ligereza amenazar con abandonar la plataforma o condicionar su permanencia? La respuesta es simple: porque tienen el capital político de su lado, y por tanto, el costo político de poner en entredicho, o incluso abandonar la plataforma, es relativamente bajo. Esto es debido a que las múltiples organizaciones que la conforman tienen larga trayectoria y defienden causas loables, pero en términos de real politik, cuentan con una muy limitada base social.

En este sentido, la sociedad civil organizada se conforma como una élite que está más cerca de la clase política que de la ciudadanía en general. Su arma principal es la vocería con resonancia mediática, la cual ejerce presión, pero como cualquier otro recurso, su efecto es limitado. Los esquemas tradicionales de consejos o conjunción de organizaciones suelen surtir efectos positivos, pero mantienen la participación limitada a las instituciones (sociales y privadas) tradicionales, por lo tanto limitando la representación. Por supuesto que la labor que estas organizaciones realizan es fundamental y de alto valor, el tema es que sus plataformas no se socializan lo suficiente.

Tomemos como ejemplo el Informe País para la Calidad de la Ciudadanía en México, realizado por el INE y el Colmex. Al medir el índice de confianza, el estudio encontró que solo el 30% de los mexicanos confía en los gobiernos municipales, y en las organizaciones de la sociedad civil, la cifra sube apenas a 40%. Esto da una idea de la distancia que existe entre la ciudadanía general tanto con las autoridades como con las organizaciones de la sociedad civil.

También podríamos tomar como ejemplo la elección de gobernador de 2015: se dio un fenómeno social hacia una opción alternativa que consiguió una votación inusitada, pero fue un tsunami, una gran ola que rompió rápido. Esto es lógico, la enorme mayoría de la ciudadanía está desorganizada. El citado estudio del INE aventura una hipótesis con tres elementos para explicar la debilidad ciudadana:

1. La desconfianza que existe entre la ciudadanía, y de la ciudadanía hacia la autoridad.

2. La desvinculación en redes que vayan más allá de la familia, amistades o religión.

3. La decepción ante los resultados de la democracia.

Una de las respuestas podría estar en impulsar una mayor organización y politización ciudadana, por ejemplo, mediante los Comités Ciudadanos contemplados en la Ley de Participación Ciudadana estatal, cuestión que organizaciones como Alianza Cívica han visualizado e impulsado.

La clase política tienen recursos, herramientas, espacios y estructuras para generar cuadros, mantener organización y empujar su agenda. La sociedad civil flaquea en este aspecto, a pesar de ser mayoría. Ahí radica hoy su debilidad, y al mismo tiempo, el enorme poder por desarrollar.

 

#PulsoUrbano: “Mitos urbanos (Parte II)”

“Es culpa de la planeación urbana, “No tenemos planeación”, “hay intereses malvados”.

La planeación urbana existe. No es un fantasma que opere sin instituciones, presupuestos o reglas. Lamentablemente, ha salido de las Secretarías de Desarrollo Urbano en gran medida. Sin embargo, en el país y cada estado existen desde organismos hasta oficinas dedicadas a la elaboración de planes.

No es reciente. Tendrá aproximadamente 30 años que comenzó a ser indispensable contar con la técnica. Esto en medida de que comenzamos a crecer territorial y poblacionalmente. Demanda de infraestructura como servicios para esas comunidades en la periferia crearon tales posibilidades.

No obstante, como casi todo en México. Algunos de esos planes estuvieron supeditados a decisiones políticas que no consideraban los cambios de futuro. Eso aunado a la corrupción, la impunidad y también la falta de visión técnica que estuviera preparada no para tales cambios, sino para crearlos. Tan sólo hagamos la pregunta: ¿cuántos planeadores urbanos hay en la Zona Metropolitana de cualquier ciudad de México?, ¿cuántos organismos públicos dedicados a la planeación urbana? Esa fue una cuestión que nos hicimos expertos de todo el mundo, créame que la respuesta es igual de frustrante en la India, en Inglaterra, en Canadá que aquí. Vaya, es un tema generalizado sólo que en algunas partes estas ausencias son más visiblemente nocivas que otras.

El rezago nos ha alcanzado, no hay duda, con ello el conflicto, el caos, la selva de asfalto. Lo que vivimos con realidad urbana no es más que un reflejo de la coexistencia misma de eso, más los intereses. Intereses que no sobra decir que tenemos todos. Absolutamente cada habitante tiene un interés.

Los intereses de hecho no son malos ni buenos. Sólo son intereses. Pero se convierten en perjudiciales cuando sólo pensamos de la puerta de nuestra casa para adentro sin tomar en cuenta puntos de acuerdo común.

Eso no va a ser posible en su totalidad hasta que resolvamos también otra de las acefalías en las ciudades: la democracia.

La democracia tiene que ver con la Planeación urbana en la medida en que dejemos de entender que esos planes sólo surgen de la “nunca brillante idea” de un sólo actor (llámese Alcalde, Gobernador, empresario, etc). Tenemos que movernos y transitar un duro camino hacia la Planeación colaborativa que permita ese diálogo, la retroalimentación y la cooperación.

Cooperación que no está asegurada sólo con opinar sino que es la sumatoria de esfuerzos públicos, privados y de la sociedad civil que se conjugan no para determinar los planes, eso nos toca a los técnicos, sino para ejercer el derecho a la participación como la vigilancia y la continuidad en la ejecución de los mismos.

En algunas entidades del país, en el caso de México, todavía no se tiene claridad al respecto. En qué se puede, cómo, para qué… Estamos haciendo el camino y estamos aprendiendo a cómo lograr no permanecer inmóviles aún cuando la situación sociopolítica de nuestro país es tensa en este momento

De acuerdo con Joan Clós, Director de ONU-Hábitat esas son las variables que hacen que la planeación urbana sea ahora un reto colectivo que debe rebasar los límites de la técnica.

Quizá por eso los planeadores del futuro nos sentimos en una batalla solitaria y contracorriente. Porque entre esos planes arcaicos, intereses que no todos están en las mesas de debate y algunos en ese sentido del “nadie gana más que yo” nos estamos perdiendo de hacer más ejercicios ricos en diversidad, pluralidad y visiones distintas.

No es trabajo del gobierno. No es trabajo de hecho de una sola persona porque justo lo que pretendemos en la Planeación colaborativa es que esos intereses estén todos representados y decidan qué vamos a hacer realidad o no.

Entonces las preguntas se vuelven complejas, ¿cómo cambiar si los intereses -incluyendo los de los más “progres”, “educados” y con “dinero” cuando no existe en el imaginario si quiera la búsqueda del bien común?

Por eso estamos como estamos.

No es la Planeación, son los intereses que todos los tenemos. Y que en esta ciudad como en otras deberíamos preguntarnos qué clase de intereses tenemos porque con los que hoy están, incluyendo los de los habitantes, pocos quieren transformar a esa urbe que tanto nos duele y aqueja.

Intereses que corresponden a personas con alto nivel de conciencia nos permitiría seguir “picando piedra” en la muerte de la planeación urbana tradicional a una nueva sostenida en procesos colaborativos. Porque no, no es un fantasma. Ni tiene la culpa. Ni hay intereses malvados si el resto de los intereses hacen contrapesos. Eso, es repensar colectivamente la Ciudad en función de solucionar la realidad caótica y no de seguir teniendo fábricas de planes.

#MartesDeGrilla: “Alcalde, ya no vamos”

Pásele a lo barrido que el tema está en su mero punto. Desde la salida de Mauricio Fernández de la plataforma ACV (Alcalde, ¿Cómo Vamos?) la discusión se ha venido creciendo como espuma entre la misma plataforma, la iniciativa privada, los líderes de opinión y los funcionarios públicos. Cada quien desde su bando defiende su postura.

El tema no es para menos ya que ACV es una de las pocas herramientas ciudadanas que por fin había logrado reunir en la misma sala a los 9 alcaldes del área metropolitana, esos mismos que hoy aseguran no volverán a la plataforma hasta que sus índices e indicadores sean modificados. Es imposible intentar medir a todos con la misma vara, por eso sería importante que dichos índices fueran diferentes e independientes para cada municipio, los cuales, además de cumplir con la plataforma, se ven obligados a respetar su Plan de Desarrollo Municipal y los objetivos a corto, mediano y largo plazo. Además, acusan que desde el titulo pareciera ser más un interrogatorio que una plataforma para sumar esfuerzos.

Este problema tiene muchas aristas. Por un lado, algunas de las personas que han estado muy cercanas al movimiento han terminado por involucrarse en el sector público de un día al otro. Casos como el de Lorenia Canavati y Miguel Treviño desacreditaron a la plataforma al convertirse en candidato y/o al unirse al gobierno independiente de Jaime Rodríguez. En automático se deslegitima, ¿Qué tipo de resultados puedo exigirte a ti alcalde, si hoy te siento frente a mí y con lupa te juzgo para así, en menos de un año yo poder convertirme en candidato a ocupar tu puesto? En esta vida hay que ser muy cautelosos porque no se puede ser juez y parte.

Por otro lado, en beneficio de Lorenia y Miguel, ellos están en todo su derecho de hacerlo al cumplir con los tiempos que delimita la ley para ser candidato. Sobre todo si lo hacen bajo la bandera de que hay que pasar de la queja a la acción; es solo que su forma de hacerlo levanta tremendo polvo y harto sospechosismo, tanto que pareciera son solo oportunistas de estas plataformas para conseguir su objetivo.

En fin, juzgue usted por sí mismo. Lo que es un hecho es que la plataforma hoy cruza el momento más complicado desde su creación. La cuestión ahora es: reinventarse o morir.

Si no nos vemos, pues nos escribimos.

Plataforma “Alcalde, ¿Cómo Vamos?” fija postura frente a los alcaldes

Durante una conferencia de prensa ofrecida el día de hoy por la plataforma “Alcalde, ¿Cómo Vamos?” en el Museo del Noreste, el Presidente del Consejo Cívico, Jesús Herrera, y el Coordinador de la Plataforma, Luis Ávila, acompañados por el Rector del Tecnológico de Monterrey, David Noel Ramírez, fijaron la postura de ACV con respecto a las inconformidades que en los días recientes han expresado los alcaldes del Área Metropolitana de Monterrey.

Después de que hace unas semanas el alcalde de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández, anunciara sus intenciones es abandonar la plataforma “Alcalde, ¿Cómo Vamos?”, y que los demás alcaldes expresaran que era necesario que la plataforma cambiará, pues desde su punto de vista las formas de evaluar eran obsoletas, los miembros de la plataforma dieron a conocer cuales son los pasos a seguir.

David Noel Ramírez, quien es integrante del Consejo Estratégico de “¿Cómo Vamos Nuevo León?”, anunció que a partir de hoy se escucharan las inquietudes de los alcaldes y alcaldesa a través de reuniones individuales con cada uno, siendo la primera hoy con el alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández. Por otro lado, comentaron que la evaluación que saldrá a finales de este mes, tendrá un formato más cercano a cada municipio, es decir adicionalmente a la reunión trimestral con los ediles, también ser harán reuniones publicas con ciudadanos de cada municipio para presentar las evaluaciones individuales.

Los representantes de la plataforma también aclararon que se han hecho 24 ajustes a la metodología de evaluación, esto por solicitud de los alcaldes. De igual manera mencionaron que los compromisos con los alcaldes son individuales y no por bloques, es decir que los acuerdos son con los municipios en específico y no con la Asociación Metropolitana de Alcaldes (AMA).

Por último, se comento en la conferencia de prensa que los problemas que sufre Monterrey y su Área Metropolitana, deben de ser solucionados por todas las partes, y no culpan a los alcaldes de los mismos.

Exigen a los Ediles del área Metropolitana cumplir con su palabra

Monterrey (8 de junio de 2017).- El día de ayer Organismos ciudadanos y empresariales exigieron a los Alcaldes que forman parte de la plataforma “Alcalde, ¿Cómo Vamos?”, cumplir con el compromiso que como candidatos firmaron y se comprometieron a rendir cuentas y ser evaluados como parte de este proyecto.

El presidente de Coparmex Nuevo León, Federico Pozas, defendió la plataforma como una herramienta clave y señalo que no se debe de modificar a mitad de proyecto.

La plataforma “Alcalde, ¿Cómo Vamos?” está conformado por más de 75 organizaciones civiles, académicas, empresariales.

“Les pedimos cumplir con sus promesas; la negativa a participar en este ejercicio solo les restaría credibilidad”, mencionó Federico Pozas.

“La plataforma es perfectible y, sin embargo, la evaluación es clara y objetiva, y no debe buscarse modificarla a mitad del camino, en función de no haber alcanzado los resultados deseados”, señaló Pozas.

Debido a que el pasado viernes, el Alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández, sería el primero en anunciar que se retiraría de dicha plataforma, al no estar de acuerdo con los términos de esta.

En un comunicado emitido por la Canaco aseguro que las evaluaciones continuaran, “Es importante recordarles que este o no, los ciudadanos los seguiremos evaluando”, menciona el texto.

Por su parte Luis Gerardo Treviño, presidente de Vertebra, dicho que los Alcaldes no pueden argumentar que no conocían su contenido y su forma de operar.

“Sería una postura muy lamentable que se salieran si ellos firmaron una serie de compromisos donde se comprometieron con la ciudadanía a ser transparentes a rendir cuentas, a mejorar su trabajo”, expresó Treviño.

Mauricio dice no haber firmado compromisos; Video e imágenes lo contradicen

Al ser cuestionado el día de ayer por reporteros, sobre si había firmado o no compromisos con la plataforma “Alcalde, ¿Cómo Vamos?”, el alcalde San Pedro Garza García, Mauricio Fernández Garza, afirmo que el solamente había firmado un compromiso, relacionado a la cantidad de policías por habitantes en el municipio, mismo que el afirma ha cumplido desde el inició de su administración. Pero videos e imágenes durante un evento del 21 de abril de 2015 en la Universidad de Monterrey, momento en el que Fernández Garza era candidato a la alcaldía de San Pedro, contradicen lo dicho por el edil sampetrino.

Tras realizar una breve consulta en la página de Facebook de “Cómo Vamos Nuevo León”, se pudieron encontrar imágenes y un video del evento donde Mauricio Fernández se comprometió con las 10 acciones que propone la plataforma. Además se compromete a una onceava acción, siendo esta la misma que menciono durante la conferencia de prensa de ayer.

En el video, el alcalde de San Pedro, confirma que su onceava acción a la que se compromete, es aumentar un 60% la cantidad de oficiales en el municipio, aunque comenta que esta acción ya la había cumplido desde su administración pasada que fue del 2009 al 2012. Mientras tanto en una de las imágenes Fernández sale junto con los otros siete candidatas y candidatos e a la alcaldía de dicho municipio, todas y todos con las cartas compromiso firmadas. Altavoz MX tuvo acceso a la carta que firmo el entonces candidato, Mauricio Fernández.

 

El pasado viernes 2 de junio, Fernández Garza, anunció su salida de la plataforma, “Alcalde, ¿Cómo Vamos?” al considerar que solamente los ediles eran puestos en el banquillo de los acusados, mientras que no se cuestionaba la labor de las organizaciones civiles que forman parte de la plataforma. A través de una carta, el presidente del Consejo Cívico, Jesús Herrera,  solicito al alcalde de San Pedro reconsiderar su salida de la plataforma y menciona que los alcaldes y alcaldesa firmaron un compromiso con la plataforma desde que eran candidatos.

 

Mauricio Fernandez renuncia a la plataforma “Alcalde, ¿Cómo Vamos?”

A través de una carta dirigida al presidente del Consejo Cívico, Jesús Herrera Caso, el alcalde de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández informo de su decisión de abandonar la plataforma, “Alcalde, ¿Cómo Vamos?”, debido a que considera que solamente los alcaldes son puestos en el banquillo de los acusados.

En la carta, Fernández, critica que las organizaciones que forman parte de la plataforma solamente se sienten a cuestionar y demandar soluciones, pero no ayuden en los problemas que sufre la ciudad, ya que el considera que toda la sociedad se debe de hacer responsable de los mismos. Dentro de la carta se queja la falta de apoyo por parte de los organismos en la creación de leyes para la profesionalización de los funcionarios públicos.

Finalmente, declara en la carta que no puede seguir siendo parte de una plataforma que solamente siente a los alcaldes en el banquillos de los acusados y no a la sociedad en general, pero aclara estar a favor de las evaluaciones del desempeño de los alcaldes, siempre y cuando haya una participación general de la sociedad.

Durante el evento del miércoles en la U-ERRE, donde se reunieron alcaldes y gobernador, Mauricio Fernández y el Gobernador del Estado, Jaime Rodríguez Calderón, mostraron una postura a la defensiva, cuestionando a los ciudadanos y a la sociedad civil de que hacían ellos para solucionar los problemas de la ciudad.