Primo del alcalde de Candela presume foto en la que aparece cubierto de billetes

Comparte este artículo:

Juan Carlos “N”, primo y secretario particular del alcalde de Candela, Coahuila, Amador Garza González, publicó una ostentosa foto en una de sus redes sociales, en la que aparece tirado en el piso cubierto de billetes, la mayoría de 500 pesos.

La publicación fue difundida en grupos de Facebook y a través de WhatsApp, causando indignación entre internautas.

Recientemente ese munícipe del PRI fue denunciado por rebajar el sueldo a los empleados, lo que provocó molestia entre los servidores públicos de ese Ayuntamiento.

Al difundirse las imágenes del primo del alcalde, hubo varios mensajes de desaprobación contra ambos funcionarios.

En la imagen, se aprecia al hombre tirado boca arriba cubierto de billetes, desde la cabeza a la altura de las rodillas.

 

(Con información de Vanguardia)

Renuncia asesora de Calidad del Aire de San Pedro

Comparte este artículo:

Brenda Sánchez, asesora en Calidad del Aire de San Pedro, renunció hoy a su encargo.

La ex delegada de Semarnat se había integrado a la administración del Alcalde Miguel Treviño a finales de mayo del año pasado.

Trascendió que su salida se debe a retrasos para implementación de proyectos.

Entre las acciones que promovió Sánchez fue la implementación de sensores de partículas, seguimiento al Reglamento de Tránsito para sacar de circulación a vehículos contaminantes.

 

 

 

(Con información de El Norte)

El cambio desde lo local

Comparte este artículo:

Al inicio de mi carrera yo entré con un objetivo muy claro: hacer un cambio en el país. Y no solo yo, sino todos los politólogos, internacionalistas y abogados de primeros semestres también tenían este objetivo. Y es que cuando uno entra a estudiar las leyes, historia y política de México es porque tiene un interés en querer arreglar algo específico dentro del gobierno o en la sociedad.

A un año de graduarme no puedo decir que este interés general haya cambiado para todos, pero por lo menos mi sueño sí cambió. Un gran maestro una vez dijo que los municipios son los primeros contactos con el gobierno que un ciudadano tiene y son los que conocen a su gente y a sus problemáticas. Desde ese día no he dejado de pensar en esa frase y cada día se vuelve más cierta para mí.

Los municipios son quienes se encargan de las calles, parques, prevención del delito a través de la policía y servicios públicos como el alumbrado, agua, drenaje, transporte público y recolección de basura. Los municipios tienen su propio alcalde, cabildo y secretarías y además cuentan con otras instituciones descentralizadas.

Yo me pregunto, ¿por qué los programas nacionales no siempre son efectivos? Y la respuesta es tan simple como: no todos los municipios y regiones tienen las mismas necesidades. No se puede crear un plan maestro que vaya a solucionar todos los problemas; si bien sí puede tener un efecto en la mayoría de las zonas, hay lugares que necesitan tener un poco más de investigación y desarrollo al llevar a cabo un programa.

Todos sabemos que el norte y sur de México son diferentes, e inclusive el noroeste es diferente del noreste y el bajío es diferente del sureste. No hay una fórmula mágica general, sino que deben de hacerse fórmulas sectoriales basadas en las necesidades reales de cada municipio.

Aquí es donde pasé de querer hacer un cambio en México a querer hacer un cambio en mi entorno real. No hay lugar que los ciudadanos conozcan mejor que su municipio, y el municipio conoce a su gente pues es por ellos y para ellos que gobiernan. Les invito a acercarse a conocer el trabajo de sus alcaldes, regidores, síndicos, dependencias y juntas vecinales. A final de cuentas, todos los esfuerzos locales suman a la mejoría general del país y hay mucho trabajo que tiene que hacerse en nuestras comunidades.

#NiUnaAbejaMenos: Continúa paro en Universidad de Guanajuato

Comparte este artículo:

El día jueves 5 de noviembre de 2019, 220 alumnos de la Universidad de Guanajuato (UG) abandonaron el Teatro Principal que había sido elegido para entablar el diálogo entre autoridades estatales, municipales y universitarias, esto después de que el fiscal general estatal, Carlos Zamarripa, quien era una de las cuatro personalidades que deberían presentarse de acuerdo al pliego petitorio de los estudiantes colocado el miércoles pasado, no asistiera al diálogo.

Esta situación se ha dado como parte de las manifestaciones que han sucedido en distintas sedes de la máxima casa de estudios alrededor del estado para exigir justicia por el asesinato, el sábado pasado, de la joven Ana Daniela “N”, así como el cese a los casos de hostigamiento sexual y mayor seguridad en los alrededores de recintos educativos, entre otros motivos.

Hashtags como #NiUnaAbejaMenos, #LaVerdadOsHaráSudar y #SinLosCuatroNoHayTrato se mantuvieron en trending topic en Twitter durante esta semana en la localidad. Inclusive, desde la madrugada de ayer, en el Campus León de la Universidad, un grupo de alrededor de 40 estudiantes mantuvieron el bloqueo de las instalaciones, en su entrada principal y en distintos inmuebles, en espera de los resultados de la reunión con autoridades estatales y universitarias.

El acceso principal al campus permaneció bloqueado con cadenas y cintas amarillas. Este mismo ambiente se vivió en el resto de las sedes universitarias. En Guanajuato capital, sede principal de la casa de estudios, jóvenes pasaron la noche en el edificio central donde colocaron carteles, cruces, cintas y mensajes de repudio a las autoridades por la impunidad en estos diversos temas.

De acuerdo a los presentes, con forme amanecía, vecinos, ciudadanos, turistas y algunos de sus compañeros les ofrecían alimentos, insumos y material para elaborar pancartas.

“Venimos a dar la cara”

La cita fue planeada a las 9:30 de la mañana siendo que minutos antes, arribaron los estudiantes de forma pacífica y ordenada; del mismo modo esperaron a que llegaran los cuatro asistentes: el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo; el rector general de la UG, Luis Felipe Guerrero Agripino; el fiscal general del estado, Carlos Zamarripa, así como el alcalde de la capital, Alejandro Navarro. “Venimos a dar la cara, estamos del mismo lado“, comentó el alcalde luego de que el pasado martes aproximadamente 200 estudiantes llegaron hasta la Casa Municipal para exigirle seguridad y su renuncia. “Nos preocupan los estudiantes, son la vida y el alma de esta ciudad y no podemos concebir un Guanajuato sin estudiantes“, expresó.

En su intervención, Navarro comentó que está comprometido en trabajar para ofrecer seguridad, por lo que su propuesta fue implementar más policías en casetas fijas sobre todo en las inmediaciones del Departamento de Química y en la zona de la Valenciana, así mismo: “Quizá poner botones de pánico en la ciudad, abrir un grupo de WhatsApp, un chat con el secretario de Seguridad, que ha estado en contacto en alguna línea directa de gente de la Universidad de Guanajuato, y trabajar de la mano del rector“.

Posteriormente llegó el gobernador y luego el rector de la UG. Siendo que en ese momento se les cuestionó a los estudiantes si podía acceder al encuentro el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala. Esto fue rechazado.

“Sin los cuatro no hay trato”

Cerca de las 11 horas los funcionarios entraron al recinto, aunque faltaba uno: el fiscal Carlos Zamarripa, lo que generó que los estudiantes suspendieran la reunión.  Después de un minuto de silencio y con el puño alzado, varios de los estudiantes gritaron: “Sin los cuatro no hay trato“, y comenzaron a abandonar el lugar de manera pacífica; los últimos en salir fueron las autoridades educativas, municipales y estatales. El gobernador argumentó que el fiscal no pudo asistir porque estaba reunido con la familia de la joven asesinada.

Hasta la publicación de esta nota, se permanece el bloqueo de las sedes universitarias en 13 municipios del estado.

Con información de Milenio

Ex edil de Tequisquiapan se casa con ex nuera

Comparte este artículo:

Raúl Orihuela, ex-Alcalde de Tequisquiapan, Querétaro, ha causado controversia por contraer matrimonio con quien fuera su nuera, Valeria Hassen Morales. De acuerdo a medios locales, la boda ocurrió el pasado 18 de octubre en Quintana Roo. 

Valeria es la viuda de Michel Orihuela Gómez, hijo de ex Edil perteneciente al Partido Verde. Michel y Valeria tenían 2 hijos cuando este murió a los 27 años en 2016 cuando estuvo involucrado en un accidente automovilístico.

Esta noticia ha causado gran polémica en las redes sociales, en especial porque ahora Orihuela es el padrastro de sus propios nietos.

 

Con información de El Norte.

Expresan mujeres sus preocupaciones a Felipe de Jesús Cantú

Comparte este artículo:
Seguridad, mayor participación de ellas en la política y programas de sensibilización hacia sectores vulnerables y de prevención del delito, es lo que las mujeres regias consideran que le hace falta a Monterrey.
Y así se lo expresaron a Felipe de Jesús Cantú durante la segunda emisión del programa #FelipeContigo, realizado en el PAN municipal.
El candidato a la Alcaldía regia platicó con poco más de 70 mujeres, quienes expusieron su visión de la Ciudad, sus problemas y posibles soluciones.
El tema que abrió el diálogo fue la inseguridad y la ausencia de la Administración del Alcalde con licencia, Adrián de la Garza.
Las participantes, entre las que hubo amas de casa, profesionistas y jóvenes, coincidieron en que extrañan al Monterrey de antaño en donde los niños salían a jugar a las calles y plazas.
Señalaron que actualmente prevalece un clima de desconfianza y un abandono del Gobierno municipal.
También destacaron la pérdida de valores y la falta de programas de convivencia familiar y reinserción social.
Ademas, indicaron que hace falta transformar la vida política de las mujeres y maximizar su participación ciudadana.
Cantú aseguró que de ganar la alcaldía se preocupará por generar espacios para valor sus capacidades, ofrecer más oportunidades de empleo, lanzar una campaña de respeto, brindar seguridad y firmar convenios con universidades para el otorgamiento de becas.
Por lo anterior, el panista destacó que es importante escuchar a la ciudadanía de manera directa para saber lo que necesitan.
“Algunos creen que son sabelotodo y dicen que al ser gobernante puedes aislarte y desde ahí tomar las mejores decisiones para la Ciudad”, dijo Felipe.
“Eso es mentira, lo que es verdad es que la sociedad te inculca, te comparte lo que quiere, lo que aspira, y eso fue lo que generamos con las mujeres.
“Nos dijeron que necesitan oportunidades de la mujer en la política, que necesitamos programas sociales que ayuden a la integración social, nos informaron algunos de los problemas que sienten que hay en la sociedad, algunos de los defectos que le ven a la Ciudad y, por supuesto, la sensación de construir Ciudad”.
El aspirante indicó que este tipo de actividades lo compromete aún más a trabajar por el bien común de los regios.
“Las ideas no nada más son para guardarlas, hay que tomarlas y convertirlas en acciones del Gobierno”
“Monterrey necesita crecer en todos los sentidos, en calidad, en cordialidad, necesitamos alcanzar la paz y para alcanzar la paz hay muchos pasos previos.

“Alcalde, ¿Cómo Vamos?”, cambia formato de evaluación

Comparte este artículo:

La plataforma ciudadana, “Alcalde, ¿Cómo Vamos?” anunció cambios a la forma en la cual se evalúa a los alcaldes de Monterrey y su Área Metropolitana, así como también la presentación de resultados.

Durante una rueda de prensa, donde no estuvo presente ninguno de los ediles, Luis Ávila, coordinador de la plataforma, anuncio los cambios que se le harán a ACV. Una de mas modificaciones más importantes es el cambio de reuniones trimestrales donde todos los alcaldes debían estar presentes, a reuniones individuales y públicos, donde el edil tendrá la oportunidad de dialogar directamente con sus ciudadanos.

Para estas reuniones individuales, que se llevarán a cabo entre el 6 y 20 de septiembre, solamente los alcaldes de Apodaca y Santa Catarina, Oscar Cantú y Héctor Castillo, respectivamente, habían confirmado su asistencia.

En la misma conferencia, la plataforma presento los resultados de la sexta evaluación a los alcaldes, a la cual solamente los municipios de San Pedro, Santa Catarina y Apodaca, entregaron información.

“Me gustaría preguntarle a la ciudadanía cómo interpretan que los alcaldes no quieran entregar información y si votarán en un futuro por personas que no cumplen lo que prometen”, dijo el presidente del Consejo Cívico, Jesús Herrara.

Los integrantes de la plataforma aseguraron que no existe una evaluación tan detallada como la que ellos realizan, para darle seguimiento a los compromisos de los ediles, además detallaron los logros que ha tenido ACV en sus casi 5 años de existencia.

Aprueba el 0.8% fotomultas para tráileres

Comparte este artículo:

El municipio de San Nicolás realizó una consulta ciudadana en la que la mayoría avaló la implementación de fotomultas contra vehículos de carga pesada.

Aunque la medida habría solido aprobada sólo por el 0.8 por ciento del padrón, el Alcalde Victor Fuentes aseguró que es suficiente para mostrar la voluntad de los ciudadanos.

“Los expertos nos comentaron que con mil emisiones era estadísticamente válida la muestra, sin embargo, quisimos irnos bastante más, lo que sería sobradamente válido”, dijo el Alcalde.

Acudieron 2 mil 540 ciudadanos a la consulta de los 259 mil 243 ciudadanos inscritos en el padrón. 2 mil 091 estuvieron a favor de las fotomultas y 361 en contra, 88 fueron nulos.Los participantes votaron en presencia de un notario público.

El municipio instaló cuatro módulos que operaron de 8:00 a 14:00 horas en el Parque Las Arboledas, el Museo San Nicolás, Parque Mezquital y la plaza comercial Paseo La Fe.

El Alcalde dijo que el siguiente paso es formar un Consejo Ciudadano de expertos en materia vial para futuras propuestas.

Fuentes afirmó que la decisión que se tome está legitimada y respaldada por los ciudadanos.

#HojaDeRuta: “Golpes a la Sociedad Civil Organizada”

Comparte este artículo:

Durante el último mes la sociedad civil organizada de Monterrey ha recibido un par de duros golpes por parte de las autoridades: el desaguisado y distanciamiento de los ediles metropolitanos a la plataforma Alcalde Cómo Vamos, y el rechazo del gobernador Jaime Rodríguez al Sistema Estatal Anticorrupción que diversas agrupaciones ciudadanas trabajaron junto al congreso. Aunque han abundado señalamientos e intentos de justificaciones por todas las partes involucradas, se ha debatido poco la lógica y cálculo de estas maniobras políticas. Aventuremos una explicación.

En el caso de la plataforma Alcalde Cómo Vamos, las señales de tensión y desgaste no son nuevas. La inconformidad de los alcaldes había sido expresada en anteriores ocasiones, la verdadera pregunta es: ¿por qué los alcaldes pueden con tal ligereza amenazar con abandonar la plataforma o condicionar su permanencia? La respuesta es simple: porque tienen el capital político de su lado, y por tanto, el costo político de poner en entredicho, o incluso abandonar la plataforma, es relativamente bajo. Esto es debido a que las múltiples organizaciones que la conforman tienen larga trayectoria y defienden causas loables, pero en términos de real politik, cuentan con una muy limitada base social.

En este sentido, la sociedad civil organizada se conforma como una élite que está más cerca de la clase política que de la ciudadanía en general. Su arma principal es la vocería con resonancia mediática, la cual ejerce presión, pero como cualquier otro recurso, su efecto es limitado. Los esquemas tradicionales de consejos o conjunción de organizaciones suelen surtir efectos positivos, pero mantienen la participación limitada a las instituciones (sociales y privadas) tradicionales, por lo tanto limitando la representación. Por supuesto que la labor que estas organizaciones realizan es fundamental y de alto valor, el tema es que sus plataformas no se socializan lo suficiente.

Tomemos como ejemplo el Informe País para la Calidad de la Ciudadanía en México, realizado por el INE y el Colmex. Al medir el índice de confianza, el estudio encontró que solo el 30% de los mexicanos confía en los gobiernos municipales, y en las organizaciones de la sociedad civil, la cifra sube apenas a 40%. Esto da una idea de la distancia que existe entre la ciudadanía general tanto con las autoridades como con las organizaciones de la sociedad civil.

También podríamos tomar como ejemplo la elección de gobernador de 2015: se dio un fenómeno social hacia una opción alternativa que consiguió una votación inusitada, pero fue un tsunami, una gran ola que rompió rápido. Esto es lógico, la enorme mayoría de la ciudadanía está desorganizada. El citado estudio del INE aventura una hipótesis con tres elementos para explicar la debilidad ciudadana:

1. La desconfianza que existe entre la ciudadanía, y de la ciudadanía hacia la autoridad.

2. La desvinculación en redes que vayan más allá de la familia, amistades o religión.

3. La decepción ante los resultados de la democracia.

Una de las respuestas podría estar en impulsar una mayor organización y politización ciudadana, por ejemplo, mediante los Comités Ciudadanos contemplados en la Ley de Participación Ciudadana estatal, cuestión que organizaciones como Alianza Cívica han visualizado e impulsado.

La clase política tienen recursos, herramientas, espacios y estructuras para generar cuadros, mantener organización y empujar su agenda. La sociedad civil flaquea en este aspecto, a pesar de ser mayoría. Ahí radica hoy su debilidad, y al mismo tiempo, el enorme poder por desarrollar.

 

#PulsoUrbano: “Mitos urbanos (Parte II)”

Comparte este artículo:

“Es culpa de la planeación urbana, “No tenemos planeación”, “hay intereses malvados”.

La planeación urbana existe. No es un fantasma que opere sin instituciones, presupuestos o reglas. Lamentablemente, ha salido de las Secretarías de Desarrollo Urbano en gran medida. Sin embargo, en el país y cada estado existen desde organismos hasta oficinas dedicadas a la elaboración de planes.

No es reciente. Tendrá aproximadamente 30 años que comenzó a ser indispensable contar con la técnica. Esto en medida de que comenzamos a crecer territorial y poblacionalmente. Demanda de infraestructura como servicios para esas comunidades en la periferia crearon tales posibilidades.

No obstante, como casi todo en México. Algunos de esos planes estuvieron supeditados a decisiones políticas que no consideraban los cambios de futuro. Eso aunado a la corrupción, la impunidad y también la falta de visión técnica que estuviera preparada no para tales cambios, sino para crearlos. Tan sólo hagamos la pregunta: ¿cuántos planeadores urbanos hay en la Zona Metropolitana de cualquier ciudad de México?, ¿cuántos organismos públicos dedicados a la planeación urbana? Esa fue una cuestión que nos hicimos expertos de todo el mundo, créame que la respuesta es igual de frustrante en la India, en Inglaterra, en Canadá que aquí. Vaya, es un tema generalizado sólo que en algunas partes estas ausencias son más visiblemente nocivas que otras.

El rezago nos ha alcanzado, no hay duda, con ello el conflicto, el caos, la selva de asfalto. Lo que vivimos con realidad urbana no es más que un reflejo de la coexistencia misma de eso, más los intereses. Intereses que no sobra decir que tenemos todos. Absolutamente cada habitante tiene un interés.

Los intereses de hecho no son malos ni buenos. Sólo son intereses. Pero se convierten en perjudiciales cuando sólo pensamos de la puerta de nuestra casa para adentro sin tomar en cuenta puntos de acuerdo común.

Eso no va a ser posible en su totalidad hasta que resolvamos también otra de las acefalías en las ciudades: la democracia.

La democracia tiene que ver con la Planeación urbana en la medida en que dejemos de entender que esos planes sólo surgen de la “nunca brillante idea” de un sólo actor (llámese Alcalde, Gobernador, empresario, etc). Tenemos que movernos y transitar un duro camino hacia la Planeación colaborativa que permita ese diálogo, la retroalimentación y la cooperación.

Cooperación que no está asegurada sólo con opinar sino que es la sumatoria de esfuerzos públicos, privados y de la sociedad civil que se conjugan no para determinar los planes, eso nos toca a los técnicos, sino para ejercer el derecho a la participación como la vigilancia y la continuidad en la ejecución de los mismos.

En algunas entidades del país, en el caso de México, todavía no se tiene claridad al respecto. En qué se puede, cómo, para qué… Estamos haciendo el camino y estamos aprendiendo a cómo lograr no permanecer inmóviles aún cuando la situación sociopolítica de nuestro país es tensa en este momento

De acuerdo con Joan Clós, Director de ONU-Hábitat esas son las variables que hacen que la planeación urbana sea ahora un reto colectivo que debe rebasar los límites de la técnica.

Quizá por eso los planeadores del futuro nos sentimos en una batalla solitaria y contracorriente. Porque entre esos planes arcaicos, intereses que no todos están en las mesas de debate y algunos en ese sentido del “nadie gana más que yo” nos estamos perdiendo de hacer más ejercicios ricos en diversidad, pluralidad y visiones distintas.

No es trabajo del gobierno. No es trabajo de hecho de una sola persona porque justo lo que pretendemos en la Planeación colaborativa es que esos intereses estén todos representados y decidan qué vamos a hacer realidad o no.

Entonces las preguntas se vuelven complejas, ¿cómo cambiar si los intereses -incluyendo los de los más “progres”, “educados” y con “dinero” cuando no existe en el imaginario si quiera la búsqueda del bien común?

Por eso estamos como estamos.

No es la Planeación, son los intereses que todos los tenemos. Y que en esta ciudad como en otras deberíamos preguntarnos qué clase de intereses tenemos porque con los que hoy están, incluyendo los de los habitantes, pocos quieren transformar a esa urbe que tanto nos duele y aqueja.

Intereses que corresponden a personas con alto nivel de conciencia nos permitiría seguir “picando piedra” en la muerte de la planeación urbana tradicional a una nueva sostenida en procesos colaborativos. Porque no, no es un fantasma. Ni tiene la culpa. Ni hay intereses malvados si el resto de los intereses hacen contrapesos. Eso, es repensar colectivamente la Ciudad en función de solucionar la realidad caótica y no de seguir teniendo fábricas de planes.