Acoso a la Libertad de Expresión

Primero hace unas semanas nos enteramos de las demandas del ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, a los periodistas, Sergio Aguayo y Pedro Ferriz de Con. Según Moreira la demanda se debe a que estas personas mancharon su imagen y su “honor” si es que al señor aún le queda algo.

Después del supuesto perdón de Enrique Peña Nieto por el caso de la “Casa Blanca”, la periodista Carmen Aristegui denunció hostigamiento y demandas judiciales por parte de su ex jefe, Joaquín Vargas, dueño de MVS Comunicaciones. Ahora Ciro Gómez Leyva también dio a conocer que hay procesos judiciales en su contra.

¿Existe acoso a la libertad de expresión?

Parece que la opresión y acoso al periodismo en México no es una cosa del pasado y esto ha quedado demostrado más profundamente durante el gobierno actual de Enrique Peña Nieto. En estados como Veracruz casi por mes se asesinan a periodistas, el gobierno del estado justifica que son acribillados por andar en “malos pasos”, pero no resuelven los casos ni hacen investigaciones.

En Quintana Roo los periodistas no pueden ejercer su trabajo con libertad ya que el gobernador de ese estado, Roberto Borge, hizo modificaciones en la ley donde prácticamente ellos tienen control en la definición “periodista” esto con el fin de tapar las malas opiniones hacia el gobierno.




Tal parece que la nueva forma de acosar y poner límites a los periodistas en México es utilizando el sistema jurídico mexicano.

Me parece increíble que personajes con tan poca cara como Humberto Moreira estén demandando a periodistas de alto calibre como lo son Sergio Aguayo y Pedro Ferriz de Con.

También es injusto que Joaquín Vargas, personaje que por mucho tiempo había sobresalido por dejar a sus trabajadores trabajar libremente, hoy esté siendo utilizado por Presidencia como una herramienta para silenciar la queja de Aristegui por su despido injustificado de MVS Noticias.

Son momentos difíciles para el periodismo nacional, la nueva regala parece ser, estás conmigo o estas en contra mía y de ser así te demando por “difamación”. Es lamentable que la democracia de nuestro país no pueda tener una prensa que sea 100% libre y saludable.

Muchos debatirán que sí la tenemos y que la libertad de expresión no ha estado en mejores tiempos que este, pero no lo creo así.

Cuando se trata de silenciar a través de las armas o utilizando el aparato jurídico a las personas que están detrás de los hechos y de la verdad, se pierde esa libertad de expresión y pierden todos los mexicanos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dimes y Diretes: “El cartel de los Moreira”

Me siento como si viviéramos en un país autoritario, esto fue acentuado la semana pasada cuando el ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, demandó al analista, investigador y periodista al Colegio de México, Sergio Aguayo. Según Moreira, Aguayo, afectó su imagen, pues el periodista escribió en una de sus columnas semanales que la carrera política de Moreira “Hedía a corrupción”, cómo si esto fuera secreto.

Lo más espantoso en cuanto a los hermanos Moreira, no es precisamente esta demanda a Sergio Aguayo y al periodista y candidato presidencial, Pedro Ferriz de Con. Lo más espantoso es lo que ha estado revelando un ex miembro del Cartel de los Zetas, sobre los tratos turbios entre las administraciones de los Moreira y este grupo delictivo.

El testigo protegido ha declarado que Humberto Moreira ayudo a los Zetas a controlar el estado, también que se le hizo un pago de 2 millones de dólares y que en su momento los miembros criminales utilizaban vehículos oficiales del gobierno de Coahuila, al igual que el Penal de Piedras Negras para masacrar y desaparecer personas.

También este testigo afirma haber visto en una ocasión una camioneta cargada con un millón de dólares con el fin de “comprar” y tener el apoyo de Rubén Moreira una vez que este se convirtiera en gobernador del Estado.

Parece todo indicar que los Moreira son los culpables de la muerte de centenares de personas, entre ellas una niña de 6 años que fue desmembrada enfrente de sus padres, según afirma uno de los testigos protegidos que presencio el acto.

Humberto quiere tapar el Sol con un dedo demandando a dos periodistas que son de altura y que revelaron en su momento lo que no es secreto para nadie, el nivel de corrupción y suciedad que tienen estos dos individuos.

Desde este punto de vista podemos afirmar, que los Moreira tienen sangre en sus manos, y que ciertamente no debe de haber rutas de salida para estos dos miembros del crimen organizado. Dejarlos en libertad después de lo que se les acusa en los Estados Unidos, sería demostrar 100% la clase de impunidad que existe en nuestro país.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”