Inauguran “Puerta Violeta” en San Nicolás

Comparte este artículo:

Con el fin de brindar apoyo integral a las mujeres que sufren de cualquier tipo de violencia de género, el municipio de San Nicolás, en coordinación con la asociación Alternativas Pacíficas, inauguraron el espacio “Puerta Violeta”, mismo que daría atención 24 horas del día, todos los días de la semana a mujeres.

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, la directora de Alternativas Pacíficas, María Rosario Pacheco Leal, junto a Blanca García, directora de Bienestar Social municipal y Daniel Carrillo Martínez, secretario de Desarrollo Humano de San Nicolás, cortaron el listo inaugural del inmueble.

Pacheco Leal dio a conocer que es la octava “Puerta Violeta” en el Estado y que otros municipios del área metropolitana como Guadalupe, Apodaca, Escobedo, Santa Catarina y San Pedro ya tienen al menos uno de estos espacios operando.

“Desde hace casi 25 años hemos trabajado en Alternativas Pacíficas por y para las mujeres hemos aprendido cuáles son sus necesidades, sabemos cómo afecta la violencia en el corto, mediana y largo plazo en la vida de las mujeres y en la de sus hijos e hijas en caso de ser madres. Sabemos que es indispensable priorizar su seguridad y su salud, tenemos claro que la violencia siempre deja marca, hoy tenemos un contexto complejo, ya que la pandemia aumentó la violencia hacia la mujeres en el ámbito familiar”, expresó la directora de Alternativas Pacíficas.

Además, la activista reveló que de acuerdo a estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), se registra más de 10 feminicidios al día en México y que a nivel loca, las llamadas de auxilio en el resto de las Puertas Violeta, se han incrementado de manera exponencial, hasta un 350%.

Por su parte, el secretario de Desarrollo Humano de San Nicolás, Daniel Carrillo Martínez, señaló que el teléfono al que las mujeres pueden llamar en caso de sufrir cualquier tipo de violencia, para recibir atención psicológica, asesoría legal e incluso albergue mientras se soluciona su situación, es el 811 103 0147.

El espacio está ubicado detrás de la Plaza de Diego Díaz de Berlanga y Av. Santo Domingo, en la Colonia Poblado Santo Domingo, en el mencionado municipio.

Cabe mencionar que Puerta Violeta es una unidad multiagencial de atención, creada para prevenir la violencia hacia la mujer, que cuenta con espacios para la atención y permanencia de las mujeres y sus hijos menores, quienes después de atravesar por algún episodio de violencia, buscan un lugar seguro para refugiarse.

Estos son los estados más peligrosos para las mujeres

Comparte este artículo:

De acuerdo a información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), entre enero y octubre de este año por lo menos 3 mil 185 mujeres y niñas fueron asesinadas en México, lo que quiere decir que, pese al confinamiento por la pandemia de COVID-19, 10 perdieron la vida cada día.

La información que arroja el SESNSP indica que 10 entidades del país concentran 68% de todos los homicidios dolosos y feminicidios, siendo estos: Guanajuato, con 368 crímenes; el Estado de México, con 341; Chihuahua, donde han asesinado a 255; Baja California, con 242; Jalisco, con 222, así como Michoacán, con 203; Veracruz, con 158; la Ciudad de México, con 145 casos; Guerrero, con 131 víctimas, y Puebla, con 144.

La alerta se duplica en cuatro de estas entidades, las cuales pueden ser consideradas como las más peligrosas para mujeres y niñas, ya que también se encuentran en la lista de los 10 estados con más desaparecidas.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), entre enero y octubre de este año Jalisco se ubicó como el estado con más mujeres reportadas como desaparecidas de todo el país, con 216; las víctimas aún no han sido localizadas. En segundo lugar se encuentra la Ciudad de México, con 149 víctimas; en tercer sitio está Guanajuato, con 135, y en cuatro, el Estado de México, con 89.

En este contexto, también destaca que de las 3 mil 185 mujeres que fueron asesinadas en los primeros 10 meses del año, la justicia sólo investiga los casos de 801 de ellas como feminicidios.

Alcanza México nuevo máximo histórico de denuncias por violencia de género

Comparte este artículo:

Las denuncias por violencia de género alcanzaron un nuevo máximo histórico en México.

De acuerdo con el más reciente reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en julio se iniciaron 367 carpetas de investigación, lo que representa un incremento de 7% respecto al mes anterior y de 55.5% en comparación con el mismo mes del año previo.

A la par del incremento de denuncias formales por violencia de género, las llamadas de emergencia al 911 por incidentes de violencia contra la mujer”,  subieron 4% a 23 mil 386, con lo que julio es el segundo mes con el pico mas alto, sólo detrás de marzo, cuando se registraron 26 mil.

También hubo un repunte del 4% en las denuncias por violencia familiar durante julio: se presentaron 19 mil 596 casos, la segunda cifra más alta del año después de que en marzo se había roto récord con más de 20 mil denuncias.

En cuanto a violaciones sexuales, hay un aumento de denuncias pero mucho más de llamadas de emergencia. Se abrieron 1 mil 382 carpetas de investigación por este delito, 8% más que en junio, y se recibieron 342 llamadas al 911, un aumento de 31%.

De feminicidios, el Secretariado reporta 74 víctimas, un descenso de las 101 registradas en junio. Pero los homicidios dolosos de mujeres sí subieron, de 208 el mes pasado a 235 en julio.

Este 2020 se perfila para convertirse en el año con más mujeres asesinadas.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Durante julio, aumentaron casi 4% los homicidios en México

Comparte este artículo:

Los estados con mayores incrementos de víctimas de homicidio doloso en julio, fueron Durango con un aumento del 214 por ciento, y Querétaro, con 100 por ciento.

A nivel nacional, el aumento fue de casi 4 por ciento y en entidades usualmente violentas, como Guanajuato y Jalisco, presentaron entre 5 y 3 por ciento más.

De acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el séptimo mes del año, 2 mil 980 personas fueron asesinadas con dolo, un promedio diario de 96, lo que representa un aumento de 3.9 por ciento en comparación con las 2 mil 867 del mes anterior.

Aunque Guanajuato es el puntero en víctimas de este ilícito durante 2020, con 2 mil 695 de los 20 mil 494 registrados en el país, estados como Aguascalientes, Quintana Roo, Baja California, Querétaro y Durango tuvieron aumentos considerables.

En julio, Durango triplicó el número de víctimas de homicidio doloso, pues pasó de siete en junio, la cifra mensual más baja del año, a 22, la más alta registrada.

A su vez, Querétaro también tuvo números rojos en julio con 16 casos; pese a que esta cifra no es la más alta que la entidad ha reportado, le sigue a un mes en el que apenas se habían consignado ocho personas asesinadas.

Baja California Sur, pasó de cinco víctimas a nueve, luego de reportar una disminución sostenida desde febrero, solo interrumpida en mayo cuando sumó siete víctimas.

En julio, Quintana Roo tuvo un aumento de 53 por ciento en el número de víctimas de este delito de alto impacto, pues de 34 se disparó a 52.

Aguascalientes, reportó 59 personas asesinadas de enero a julio, sus cifras pasaron de ocho a 12.

En contraste, los incrementos porcentuales de víctimas de este delito en estados violentos como Guanajuato, Guerrero, Estado de México y Jalisco apenas alcanzaron entre 3 y 8 por ciento de junio a julio.

En Guanajuato los homicidios dolosos pasaron de 390 a 402, un crecimiento del 3 por ciento; en Guerrero, de 101 a 106, (5 por ciento más); Chiapas, de 46 a 49, aumentó 7 por ciento; Estado de México de 218 a 235, un incremento de 8 por ciento, y Jalisco, de 194 a 210, con lo que aumentó 8 por ciento.

De los delitos que reporta el SESNSP, los únicos que mostraron una baja fueron los feminicidios, con 74 víctimas en julio frente a las 101 de junio, y la trata de personas, con un aumento de 13 carpetas de investigación.

El secuestro se mantuvo igual que el mes anterior con 62 casos; la extorsión creció 5.5 por ciento; el narcomenudeo, 8.9 por ciento y el robo, 9.1 por ciento.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Nuevo León encabeza reportes de abuso

Comparte este artículo:

De acuerdo a cifras publicadas ayer por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Nuevo León encabeza la lista con más llamadas de auxilio al 911 por abuso sexual y violación.

De enero a abril, se registraron 318 solicitudes de auxilio por abuso sexual en la entidad, una cifra que es 60% superior a la de Baja California, que está en segundo lugar nacional con 198 llamadas, y la Ciudad de México, que es tercera con 196 llamadas.

En el mismo periodo, fueron 238 llamadas de emergencia relacionada con violación, arriba de la CDMX, con 212, y el Estado de México, con 128.

A nivel federal, en total se registraron mil 448 por abuso sexual y mil 291 llamadas de violación.

Cabe mencionar que el reporte del SESNSP define que el abuso es un acto sexual sin el consentimiento de la otra personas, pero sin llegar a la cópula, mientras que la violación es la cópula obtenida por violencia física o moral.

Nuevo León también es la entidad que tuvo la mayor tasa por los delitos de abuso sexual y violación.

En abuso sexual, el estado tuvo una tasa de 5.7 llamadas por cada 100 mil habitantes, arriba de Sonora, con 5.5, y Baja California, con 5.4.

Mientras que en la solicitudes de auxilio por violación por cada 100 habitantes, el estado tiene una tasa de 4.2, superando a Quintana Roo, con 2.7, y la Ciudad de México, con 5.4.

Desde hace varias semanas especialistas en el tema han advertido que la violencia contra las mujeres podría aumentar en el periodo de confinamiento por la contingencia por el COVID-19.

AMLO contradice a Sánchez Cordero por violencia contra mujeres

Comparte este artículo:

Desde principios de abril, la secretaria de Gobernación, Olga Sanchez Cordero acusaba un aumento de la violencia intrafamiliar durante el confinamiento e informaba que la violencia contra las mujeres había aumentado 60 por ciento a nivel nacional.

Sin embargo, esta mañana Andrés Manuel López Obrador la contradijo y desestimó los reportes de la funcionaria federal, así como las denuncias de organizaciones civiles que han alertado sobre el aumento de agresiones en el hogar.

Aseveró que “en el caso de la violencia en general y la violencia contra las mujeres no hemos nosotros advertido un incremento, desde luego la forma que tenemos de medirlo son las denuncias que se presentan, puede haber cifra negra, pero en las denuncias no ha habido un incremento”.

Aunque durante la conferencia se le recordó que la propia encargada de la política interior advertía lo preocupante de las cifras, el titular del Ejecutivo dijo que no se puede medir con los mismos parámetros a todo el mundo, pues “en México tenemos una cultura de mucha fraternidad en la familia”.

Así que no podría ser válido el supuesto que existiría más violencia familiar al permanecer más tiempo en casa.

Aunque reconoció que en el país “sí, sí sí existe machismo, pero también mucha fraternidad familiar. La familia en México es excepcional, es el núcleo humano más fraterno” y se atrevió a decir que eso “no se da en otras partes”.

Cabe mencionar que la Red Nacional de Refugios reportó un incremento significativo de actos violentos contra las mujeres e indicó que durante el tiempo que lleva la contingencia sanitaria, hay un 7.2% más detenidos por violencia familiar.

De igual forma, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) informó que las llamadas de auxilio de mujeres al 911 tuvieron un incremento de 23%, de acuerdo con cifras que registraron 52 mil 858 llamadas durante febrero y 64 mil 858 en marzo.

En febrero, aumentaron en un 36% los feminicidios en México

Comparte este artículo:

En el mes de febrero los casos mensuales de feminicidio en México aumentaron 36%, respecto del mismo mes del año anterior, esto de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Durante el mes de febrero se contabilizaron 91 asesinatos de mujeres por razones de género, mientras que el mismo mes del año pasado fueron 67 casos, es decir, hubo 24 muertes más.

Por otro lado, la cifra de 91 feminicidios representa un incremento de 24% respecto de los registrados el mes de enero, que cerró con 74 casos.

El Estado de México encabeza la lista de feminicidios con 16, le siguen Veracruz con 12, Puebla con 10, Nuevo León con 7 y Baja California con 6.

En la Ciudad de México se contabilizaron 5 feminicidios en el segundo mes del año, entre los que destaca el de Ingrid Escamilla, ocurrido el 9 de febrero y mismo que causó conmoción a nivel nacional y desató una serie de protestas de mujeres en todo el país.

De los 91 feminicidios registrados en febrero, 15 fueron perpetrados con arma de fuego, 17 con arma blanca, 55, con otro tipo de arma y 4 no se especificó.

Pide Consejo Nuevo León frenar violencia en contra de la mujer

Comparte este artículo:

El Consejo Nuevo León llamó este miércoles a las autoridades y organizaciones civiles a coordinar una estrategia para frenar la violencia en contra de la mujer.

En un comunicado, el Consejo Nuevo León, informó que estará coordinado un esfuerzo junto al Instituto Estatal de las Mujeres, y la asociación Alternativas Pacíficas, para revertir la alta incidencia de delitos contra las mujeres.

En la misiva, el Consejo NL señala que en el informe de enero del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), Nuevo León ocupó el primer lugar en feminicidios y. llamadas de emergencia sobre abuso sexual, y el segundo en violación y llamadas de emergencia sobre violencia de pareja y familiar.

“Ante el ambiente adverso que enfrentan en Nuevo León, caracterizado por altos índices de feminicidios, abuso sexual y violencia de pareja y familiar, es urgente garantizar la igualdad de condiciones y proteger el derecho de las mujeres una vida libre de violencias”, se lee en el comunicado.

Por su parte, Martha Herrera González, presidenta de la Comisión de desarrollo Humano del Consejo Nuevo León, señaló en el texto que si bien cada vez Hat más atención institucional a mujeres, falta atender las causas estructurales que provocan la violencia.

“Tenemos movimientos de mujeres, como el paro nacional este 9 de marzo, que se gestan en la sociedad ante la incapacidad de todos nosotros de no lograr acuerdos y de anteponer nuestras propias agendas a costa de agendas ciudadanas”, señaló Herrera.

La plataforma “Impulso Violeta” está enfocada en crear espacios de colaboración intersectorial para generar información, difundir buenas prácticas, así como proponer mejoras y dar seguimiento a la política pública en materia de combate a las violencias contra las mujeres.

En cuatro años crecen 300% las denuncias por acoso en México

Comparte este artículo:

En tan solo cuatro años las denuncias por acoso sexual contra mujeres se cuadruplicó y el de hostigamiento se duplicó, esto de acuerdo a datos oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Entre el 2015 y el 2019, el acoso se disparó 297%, al pasar de mil 064 a 4 mil 234 carpetas de investigación.

El promedio igualmente creció, pues pasó de 3 denuncias diarias a 11.

Por otro lado, el hostigamiento sexual, el número de casos se incrementó 99.1%, ya que en el 2015 hubo 784 carpetas y el año pasado cerró con mil 561. El promedio pasó de dos a cuatro.

La entidad con más denuncias por acoso fue la Ciudad de México con 98, el 27% de los casos del País, seguida del Estados de México, con 57; Querétaro, con 32; Nuevo León, con 20; Guanajuato, con 19; Jalisco, con 18; Coahuila, con 17; y Puebla, con 16.

En el caso del hostigamiento, los estados que abrieron más carpetas en enero fueron Veracruz, con 24; Tabasco, con 17; el Estado de México, con 13, y Baja California, con 10.

(Con información de Grupo Reforma)

Nosotros y los otros

Comparte este artículo:

En el documental “The Pharmacist”, Dan Schneider relata que cuando escuchaba noticias sobre personas que habían sido asesinadas mientras compraban drogas, su pensamiento inmediato era que las víctimas no tendrían por qué haber estado ahí; todo cambió el día que quien perdió la vida fue su hijo. 

Lamentablemente, cuando un problema no nos afecta directamente parece difícil encontrar motivación para entenderlo a profundidad y el atajo casi instintivo es sentenciar fríamente que las circunstancias son consecuencias lógicas de alguna torpeza o ineptitud. 

Te roban por idiota, te violan por puta, te matan por haber sido imbécil al elegir y soportar a tu pareja, asesinan a tu hija porque no tuviste los cuidados suficientes, te golpean porque te lo buscaste, o en terrenos menos tétricos, te engañan por tu estupidez, te traicionan por inocente, te abandonan por insoportable, eres pobre porque quieres y un largo etcétera. 

Porque mucho más fácil que intentar comprender realidades complejas y problemas multifactoriales de los que quizá participamos en su perpetuación, es rápidamente señalar que a nosotros jamás nos hubiese pasado. Porque menospreciar a los otros es un vehículo muy sencillo para mostrar tanto nuestra valía artificial como nuestras supuestas virtudes: “Yo en tu lugar hubiera hecho otra cosa”, “A mí eso no me habría pasado”, “¿En qué estabas pensando?”. 

Hacemos como si la causa y solución a las angustias y desgracias de los demás fuera obvia y como si nosotros nunca nos hubiéramos visto o fuésemos a ver en situaciones similares y entre más enérgicas sean nuestras condenas y desprecio a los otros, más creemos que estamos confirmando nuestra condición de personajes inquebrantables, llenos de civismo y dureza. 

Nos disfrazamos con narrativas burdas, vacías y tan artificiales que rayan lo inalcanzable, idealizando el no escuchar y el jamás aceptar la vulnerabilidad o falibilidad propia como si de una logro se tratase, sin darnos cuenta que sólo estamos perpetuando un contexto de negligencia emocional y falta de empatía que no es más que un atajo a conclusiones que nos ahorran la molestia de pensar o de sentirnos incómodos al hacer un ejercicio de autocrítica y de abandonar el tan confortante maniqueísmo.  

En ese contexto, que una mujer haya sido asesinada con un sadismo inenarrable y que las imágenes hayan sido compartidas como un meme más o que una niña desaparezca en la puerta de su escuela, produce casi automáticamente una normalización de la situación: “Así es el país y así es la gente de morbosa” acompañada de una condena a las fallecidas o a sus familiares al paso en que solapamos a las autoridades y a los victimarios, aseverando que la ocasión hace al ladrón y que el descuido o confianza de una mujer hace al feminicida casi como si estuviésemos diciendo que uno más uno da igual a dos. 

Porque es mucho más fácil decir que el mundo no es color de rosa ni es la sala de tu casa y que eso les pasa por estúpidas, que detenernos a entender algo tan simple como que las víctimas no son culpables y que en todo caso las consecuencias de los errores nunca deberían ser tan espantosas; ir a un casino no debería significar que morirás en llamas, una mala pareja no tendría por qué torturarte y asesinarte o tardarte en recoger a tu hija no debería terminar con su cuerpo en una zanja. 

Por el contrario, mucho más incómodo es aceptar que en este país a los asesinos matar les sale muy barato, que existe un 98.86% de impunidad de acuerdo con datos publicados por Impunidad Cero en 2019, que 10 mujeres son asesinadas a diario de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que no es lo mismo ser mujer, indígena, homosexual o persona de escasos recursos que ser hombre blanco de clase acomodada y que las disposiciones igualitarias contenidas en las leyes o la constitución podrán ser derecho vigente pero no derecho positivo, precisamente por nosotros y nuestra minimización de los problemas de los otros.

Y lo más difícil: no son los otros quienes están matando sino nosotros. No están matando a los otros sino a nosotros. Compartimos responsabilidad por diversos factores sociales y culturales y así también deberíamos compartir la rabia y el dolor. Aunque no sea a ti, aunque nunca te haya pasado o vaya a pasar y aunque en tu burbuja de tungsteno reforzado nada de esto parezca estar presente.  

Pero con esa terrible ausencia de empatía y viciados con los atajos que evitan poner en riesgo nuestra superioridad moral ficticia y comodidad, la indignación sigue adormecida así como la comprensión de los problemas como realidades complejas y por lo tanto, el panorama se oscurece haciendo que las soluciones se perciban distantes.