Definitivamente, Durazo tiene que renunciar

Comparte este artículo:

Aunque coincido, en parte, que fue acertada la decisión del Gabinete de Seguridad de liberar en su momento al hijo del “Chapo”, Ovidio Guzmán López, misma que fue avalada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, considero que el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, debe dimitir de su puesto.

Hace poco más de dos semanas Durazo en un video que duro a lo mucho tres minutos, dio a conocer que durante un “patrullaje de rutina”, elementos de la Guardia Nacional fueron atacados por sujetos armados desde un domicilio, en la ciudad de Culiacán,  al ingresar a dicho inmueble los elementos detuvieron al Guzmán López.

Menos de veinticuatro horas después, el mismo presidente López Obrador “maromeo” a su secretario de Seguridad y dijo que se había tratado de una operación y que al ver la situación de riesgo por la que podía pasar la ciudadanía, decidieron dejar libre a Ovidio.

¿Fue una decisión acertada? Como ya dije antes, muy probablemente sí, el problema no reside en eso, sino en que llevó a tomar dicha decisión, una operación mal planeada y mal ejecutada, una operación, que según el mismo López Obrador, no estaba él enterado, ¿en quién recae la responsabilidad? Ciertamente en el Gabinete de Seguridad, pero en específico en Durazo.

Por otro lado, no podemos dejar a un lado la mentira, la mentira que Durazo soltó al pueblo mexicano la noche del 17 de octubre, y no dar a conocer que se trató de una operación planeada y ejecutada por el gobierno federal. Hoy, el Dr. Durazo se escuda diciendo que era “la información que tenía en el momento”, ¿en serio secretario? ¿el jefe del Gabinete de Seguridad no estaba tampoco entrado de la operación para detener a uno de los hijos del narcotraficante más conocido del mundo?

Ahora veamos más allá de la operación fallida en Culiacán, vayamos a los números, de acuerdo al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) hasta el mes de septiembre se han registrado 25,890 homicidios, si sigue la tendencia en los meses que restan del 2019, este año podría ser el más violento en la historia moderna de México, ¿cuál es la respuesta de Durazo? “Es la herencia que nos dejo Calderón”. Sí, no se puede negar, Calderón movió el avispero y así lo dejó, inició una guerra sin darse cuenta de las consecuencias, pero eso fue hace más de seis años. Tal parece que Durazo, es ese comprador de un coche destartalado, que le advierten que está dañado, pero aún así lo compra, y luego se queja de las condiciones en las que está el automóvil, ¿no sabía en qué se estaba metiendo?

Hoy no gobierna Calderón, ni Peña Nieto, quien dio continuidad a una estrategia fallida, sino López Obrador, es hora que dejen de culpar a los sexenios pasados, es hora que haya una estrategia efectiva y clara para combatir a la delincuencia, que vaya más allá del “fuchi”, “guácala” y culpar a los otros gobiernos “conservadores, neoliberales”.

En cuanto a Durazo, insisto, tiene que renunciar. Durante su comparecencia en la Cámara de Diputados, mencionó en múltiples ocasiones la falta de “calidad moral” que tiene el PAN para criticar su trabajo, pero es hora que él se de cuenta que el perdió toda la calidad moral para mantener el puesto que hoy ostenta.

Por congruencia, Durazo, renuncia, te quedó grande el puesto, deja que alguien con experiencia tome la estafeta.

Monterrey lidera número de feminicidios a nivel nacional

Comparte este artículo:

De acuerdo a los datos dados a conocer este mes por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), la ciudad de Monterrey es el municipio con mayor número de feminicidios a nivel nacional, esto en los primeros nueve meses del año.

El mes de agosto Monterrey se colocaba en el segundo lugar a nivel nacional, pero en septiembre, al acumular 13 indagatorias por el delito de feminicidio, empató a la ciudad de Culiacán. Otras ciudades que rebasó la capital de Nuevo León, son Ciudad Juárez, Chihuahua y a Xalapa, Veracruz, que ocuparon los lugares dos y tres con 12 y 11 casos, respectivamente.

Por otro lado, el informe del SESNSP, señala que Ciénega de Flores, Nuevo León, ha reportado seis feminicidios en los primeros nueve meses del año, lo que lo convierte en el segundo con la tasa más alta del País, con 24.91 casos por cada 100 mil mujeres, debajo de Cañada Morelos, en Puebla, con 28.61.

En la lista de los 100 municipios con más feminicidios figuran también García y Guadalupe, con cinco casos cada uno; Escobedo, con cuatro, y Cadereyta, con tres.

Además, Nuevo León figura como el tercer estado con más reporte de dicho delito, con 53 carpetas hasta septiembre, solamente debajo de Veracruz, con 140, y Estado de México, con 81.

El Contra-Informe: Los ciudadanos tenemos otros datos Presidente

Comparte este artículo:

El pasado domingo 1 de septiembre el Presidente Andrés Manuel López Obrador realizó en Palacio Nacional su Primer Informe de Gobierno; el tercero para su cuenta personal, es decir: el primero, el informe que dio con motivo de los primeros 100 días de gobierno; el segundo, realizado el 1 de julio del 2019 para de celebrar un año de la elección que le dio el triunfo y tercero, el que por mandato Constitucional obliga al Presidente de la República a enviar al Poder Legislativo el estado actual que guarda la Administración Pública Federal.

La realidad es que no importa el número del informe sino el contenido del mismo, pues realmente, si de informes hablamos, el Presidente informa diariamente vía su conferencia “mañanera”. En fin, esta columna esta lejos de ser un resumen del informe, que por cierto, en forma y fondo no hubo nada nuevo; sin embargo, es importante apuntar brevemente algunos datos que citó durante el mismo y que no son precisamente los mismos datos que “la oposición moralmente derrotada” -como los llamó en el informe-, la sociedad civil y muchos ciudadanos tenemos.

Es cierto que hay rasgos que presumen la construcción de un nuevo régimen, el problema es que aún no alcanzamos a ver hacía donde nos está llevando como país el nuevo gobierno. Tomando en cuenta que el Presidente ha sido caracterizado por llevar una política de simbolismos, una gran oportunidad para ilustrar esta “cuarta transformación” hubiese sido el cambio de formato que le dio a su informe. Hay que recordar, que desde el ex Presidente Vicente Fox, ningún Presidente ha rendido su informe en el Palacio Legislativo de San Lázaro (Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y ahora AMLO), abriéndolo a discusión con los líderes de las distintas bancadas. 

Lo anterior es de lamentar, pues un Presidente que promueve en su discurso la libertad de expresión, el debate y la rendición de cuentas, y que incluso, la izquierda y Andrés Manuel criticaron en varias ocasiones el que los Presidentes no rindieran su informe frente a Diputados y Senadores, no acudiera al Congreso de la Unión, dejó un sabor antidemocrático de mucha opacidad.

En fin, entrando a los datos duros de dos temas fundamentales para el desarrollo del país como lo son la economía y la seguridad:

En el tema económico, vamos de mal en peor, en el primer año del gobierno antecesor, la economía creció 0.8%, comparándolo con el mismo periodo del actual gobierno, la economía estuvo a punto de entrar en una recesión, pues crecimos 0.0%. es decir, absolutamente nada. 

Los logros económicos en cuanto a la inversión extranjera directa (IED) fue algo que el Presidente no dejó de presumir, incluso argumentando que era la más alta en la historia del país para un primer trimestre, lo cual es totalmente falso; según datos de la Secretaría de Economía en 2013 la IED alcanzó su más alto histórico con 31,300 millones de dólares, comparada la cifra con la de este 2019 que es de 18,102 millones de dólares. Dato muy engañoso.

En cuanto a la generación de empleo, falso que vamos bien, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) este año se crearon 306,014 empleos, sin embargo lo que no dijeron, fue que si lo comparamos con los primeros 6 meses del año pasado se crearon 530,789 empleos, es decir, 42% más que este año en el mismo periodo.

En materia de Seguridad -sin duda el flagelo más grande que tiene este país- estamos peor que nunca, según los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) con más de 17,000 asesinatos, el primer semestre de 2019 fue el más violento en la historia de México; Siendo Colima, Baja California, Chihuahua, Guanajuato y Morelos los estados con el nivel más alto de homicidios dolosos por cada 100 mil habitantes.

Además, durante el primer semestre de este año, según el Semáforo Delictivo, delitos como la extorsión, violación, robo a negocio, feminicidios, violencia familiar, secuestros y evidentemente homicidios, registraron un aumento considerable. Por ejemplo, se incrementó un 35% el delito de extorsión y 9% los feminicidios. Siendo este último un tema de especial atención, pues no podemos permitir de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia que se siga asesinando a mujeres en el país por el simple hecho de ser mujer. 

Si bien es cierto que la violencia y descomposición institucional es heredada por gobiernos anteriores, ese argumento deja de ser válido a partir de ahora, pues a un año de tomar protesta, no se ve clara cual es la estrategia integral de seguridad del nuevo gobierno. Ojo, si se está pensando que la Guardia Nacional va a contener la inseguridad del país están cometiendo un grave error. 

Sin embargo, en el país que el Presidente observa: en México por fin se logró la separación del poder político y el poder económico, ya vivimos en un auténtico Estado de Derecho, el poder Ejecutivo ya no interviene en los otros poderes ni se entromete en las decisiones de órganos autónomos y se desterró la corrupción y la impunidad. Si es así Presidente, efectivamente, los ciudadanos tenemos otros datos.

En fin, este fue un informe de mucho discurso y pocos datos, y muchos de ellos, falsos, engañosos o inexactos; pero nada de qué sorprendernos, pues los informes de gobierno hace mucho que dejaron de ser lo que deberían ser: un autentico acto de rendición de cuentas.

Feminicidios en México crecen 150% en cuatro años

Comparte este artículo:

En México, los feminicidios aumentaron 150 por ciento en los últimos cuatro años.

Así lo refieren cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), que reporta ese delito de 2015 a la fecha.

El organismo registró que en los primeros siete meses de 2019, las fiscalías y procuradurías estatales iniciaron 540 carpetas de investigación por feminicidio, mientras que en 2015 se contabilizaron 216. Es decir, que el promedio diario pasó de 1 a 2.5.

El año pasado, los estados reportaron 494 feminicidios entre enero y julio, 46 casos menos que este año.

Además, las cifras del SESNP indican que las violaciones se incrementaron 37 por ciento al registrarse 9 mil 928 casos entre enero y julio de este año, mientras que en el mismo lapso de 2015 fueron 7 mil 242 reportados.

La cifra de este año también fue 11 por ciento mayor a la registrada en los primeros siete meses de 2018, que acumularon 8 mil 877 casos.

La titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero rechazó que haya inacción de las autoridades federales en el combate a la violencia de género.

“No hay inacción, estamos comprometidas. Este es uno de los grandes temas con los cuales nosotros tenemos que trabajar”, declaró la funcionaria este martes.

“Ahí está la titular de Inmujeres, comprometida también en estos temas de violencia, y sin duda alguna Conavim también, que es la comisión para erradicar la violencia”, añadió al respecto.

Lo anterior, pese a que organismos no gubernamentales han señalado las deficiencias en las políticas para combatir la violencia de género, las cuales incluso han calificado como un rotundo fracaso.

“No se aplican (los protocolos); puedes tenerlos, pero no se implementan porque los gobiernos no quieren acreditar el delito, prefieren tener muchos homicidios, pero no feminicidios (…) También tenemos mucha corrupción e impunidad. La autoridad, todo lo que tiene que ver con violencia comunitaria, la prefiere invisibilizar, (…) a fuerza lo reduce a la violencia familiar”, indicó al respecto María de la Luz Estrada, coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

Estrada afirmó que las procuradurías no investigan las muertes dolosas de mujeres bajo protocolos de feminicidio, a pesar de que así lo acordó el Consejo Nacional de Seguridad Pública en 2017.

(Fuente: El Mañanero Diario)

El Cuatrimestre más violento del País y el reto de la Seguridad desde lo Local

Comparte este artículo:

En días pasados el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNP) publicó los datos sobre el estado actual que guarda la seguridad pública en nuestro país, los cuales arrojaron datos preocupantes, que obliga al Estado mexicano a reforzar la estrategia de seguridad, pues claramente ésta no ha venido reflejando los resultados esperados. 

Según el semáforo delictivo, los primeros cuatro meses de lo que va del 2019 han sido los más violentos en la historia desde que se mide la violencia en México. Comparándolo únicamente con el año inmediato anterior, en el rubro de los homicidios dolosos, en 2018, de enero a abril se registraron 8,983 casos; este año 2019, de igual forma de enero a abril, se registraron 9,549 casos; es decir, se incrementó la violencia un 6.3%. De seguir esta tendencia 2019 va a ser el año mas violento en la historia de nuestro país. 

Si bien es cierto que se heredó al nuevo gobierno una descomposición fuerte de las instituciones encargadas de impartir justicia, una nueva estrategia tarda en permear, mas aún si se pretende que el centro de esta estrategia sea la Guardia Nacional, pues una institución – y mas si de seguridad pública se trata – le toma mucho tiempo madurar, y la realidad los esta alcanzando, pues en lo que va de este sexenio (Diciembre 2018 a Abril 2019) se han registrado 12,024 homicidios dolosos; lamentable.

Entiendo que un punto importante para este gobierno será – además de la regulación de las drogas – el tema de la inteligencia financiera desde la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), es decir, seguir la ruta del dinero para desde ese frente descomponer a las células delictivas que operan a lo largo y ancho del país al margen de la ley, pero existen otros problemas estructurales que el gobierno actual no entiende, o no quiere entender, que esto va escalando a la alza; militarizar el país debió ser temporal – llevamos mas de 15 años con ese problema – en lo que se limpian las policías estatales y municipales, lo cual fue muy necesario en su momento, pero nunca permanente, y ciertamente, el Presidente tiene un oído mas atento al diagnóstico que le dan los Generales que al que pudieran darle sus asesores civiles.

Si me preguntan a mí, soy fiel convencido de que la seguridad se ataca de abajo hacia arriba, de lo local hacia lo nacional, empezando por limpiar la corrupción, sustentado en que hay ejemplos locales que en algún momento sus estrategias han funcionado muy bien,  – Mérida, Puebla, San Pedro Garza García, Cd Juárez – las estadísticas hablan por si solas; ejemplos que nos mandan un mensaje muy claro:

La Seguridad Pública señor Presidente, no se debe generalizar, no se ataca de igual forma en Guerrero, Chiapas ó Michoacán, que en Nuevo León, Coahuila ó Tamaulipas, se necesitan estrategias focalizadas, claras, con objetivos contundentes y una estrecha colaboración con los gobiernos subnacionales, pero esto a raíz de un amplio análisis de las condiciones y particularidades sociales, políticas, económicas y criminales de cada estado – ¿cuál es la situación económica de ese estado en particular?, ¿Cuánta gente vive en pobreza?, ¿Qué grupos delictivos operan?, ¿Cuáles son los delitos mas recurrentes?, ¿La ubicación geográfica del estado es tentativa para delinquir?, ¿Quién gobierna y cómo es su relación con la Federación?, ¿Cuánto se le invierte a la Seguridad?, ¿Cuál es la situación actual de las instituciones locales que imparten justicia?, etc -. Ojo aquí, no significa que se debe hacer un análisis por cada uno de los 2500 municipios, si no que se deben identificar regiones – esto lo vienen haciendo bien, el país fue dividido en 270 regiones -, tendencias, mapeo de delitos, etc, que conforme a la marcha la estrategia se vaya moldeando, con eso, podremos evitar los derroches de presupuesto que claramente, no van de acuerdo con los resultados. Un gobernante que se llena de soberbia al decir que conoce perfectamente al país, debería saber esto.

Actualmente no veo algún incentivo que desde el gobierno federal se le este dando a los estados y municipios para el desarrollo de sus policías, no le están apostando a mediano y largo plazo, mientras tanto siguen optando entre lo malo y lo peor.. operativos militares (Guardia Nacional) y/o pactar con grupos delictivos. En fin, al término de su primer año de gobierno podremos evaluar si su estrategia de seguridad va por la dirección correcta, o es una suma de ocurrencias.

Crece el feminicidio en México; Veracruz, estado con mayor incidencia

Comparte este artículo:

De acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), a abril de 2019, indica que el delito de feminicidio aumentó 5% respecto al mismo periodo del 2018, pues este año se registraron 14 muertes violentas más contra mujeres en el país.

La cifras del organismo federal demuestran que de enero a abril de este año se han abierto 294 carpetas de investigación por feminicidio, mientras que en el primer cuatrimestre del año anterior fueron 280 registros. Hasta ahora, el mes con mayor incidencia es marzo con 81 asesinato de mujeres de este tipo.

Otro dato que arroja el reporte del Secretariado es que el 2019, hasta ahora, se ha vuelto el año más violento contra las mujeres; en los primeros 4 meses de 2015 – último año que tiene público el SESNSP – se contabilizaron 128 feminicidios; 2018 tuvo 207 en ese periodo, y para 2017 la cifra aumentó a 235 muertes de mujeres clasificadas de esta manera.

En cuanto a los estados que tienen mayor incidencia de feminicidio, Veracruz lidera la lista con una tasa de 1.57 feminicidios por cada 100 mil mujeres en la entidad. De cerca le sigue Sonora con una tasa de 1.04, y Tabasco con 1.03 mujeres asesinadas por la misma referencia, 100 mil habitantes de sexo femenino en esos estados.

 

Fuerza Civil: La debacle de una institución

Comparte este artículo:

Luego de que una persona cayera del 14vo piso del edificio de departamentos “El semillero” en el centro de Monterrey, la Secretaría de Seguridad Pública estatal anunció que 3 elementos de Fuerza Civil  – aunque versiones extra oficiales dicen que son tres elementos de Fuerza Civil y dos de la Dirección General de Investigaciones (DGI) – fueron detenidos por estar directamente involucrados en el atentado y fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de Justicia. Aunque ha habido varias contradicciones entre el Secretario de Seguridad Pública, Aldo Fasci Zuazua, y los primeros reportes que se arrojaron a la opinión pública, tratando de deslindar a Fuerza Civil del suceso, y culpando a un policía rural y cinco elementos de la DGI, este no es el primer caso donde elementos de dicha institución se ven inmersos en delitos de esta naturaleza en los últimos años.

Vale la pena recordar brevemente la historia de dicha institución – y el contexto de inseguridad que vivía Nuevo León –  y cómo paulatinamente Fuerza Civil fue perdiendo el reconocimiento y los resultados que tuvo en un inicio, debido a la soberbia y desconocimiento sobre el tema de unos cuantos. Durante los sexenios de los ex gobernadores Natividad González Parás (2003-2009) y con mayor despunte en el de Rodrigo Medina de la Cruz (2009-2015), Nuevo León vivió un contexto de violencia sin precedentes. La debilidad institucional y la incapacidad de los gobiernos estatal y municipales de garantizar a sus gobernados un clima de seguridad y paz social, fomentó el inició de una nueva etapa en la relación entre la Iniciativa Privada (IP) y el Ejecutivo estatal. 

A partir de esta colaboración – junto con Universidades de la entidad y algunos grupos de la Sociedad Civil – surgió el ambicioso programa denominado “Alianza por la Seguridad”, donde se lograron acuerdos hasta ese momento impensables. Entre ellos, destaca el diseño de un nuevo modelo policial estatal llamado Fuerza Civil, siendo este resultado de una suma de esfuerzos sociales.

En mi tesis de licenciatura – donde analizo la relación entre la Iniciativa Privada y el Gobierno del estado, a la luz del diseño de esta política pública – pude constatar en base a entrevistas a actores involucrados en el diseño y a la investigación y análisis de indicadores, dos puntos importantes: El primero, Fuerza Civil tuvo un éxito parcial de acuerdo a diferentes indicadores, pues tres delitos principales que habían aumentado de manera muy acelerada, disminuyeron considerablemente en la entidad (homicidio, secuestro y extorsión) los años posteriores a la implementación de esta política pública, cuando en el resto del país, la situación era distinta – de acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) – y el segundo, que con sus resultados inmediatos lograron captar un alto nivel de aceptación entre la sociedad neoleonés, incluso, fue un modelo policial ejemplo a nivel nacional. 

¿Qué hacía distinta a esta corporación policial a la de las otras 31 entidades? 5 puntos importantes: El primero, el número de efectivos – debía alcanzar a 15mil al final del sexenio -; el segundo, los sueldos de los efectivos, donde alcanzaba (con prestaciones) hasta los 20,000 pesos; el tercero, la formación, seis meses de academia de policía complementados por el programa SINERGIA de formación continua; el cuarto, la participación activa de la iniciativa privada, pues buena parte del gasto de lanzamiento y del primer año de sueldos fue asumido por algunos empresarios de Nuevo León; y el quinto, que el reclutamiento de los policías se hizo en diversos estados, únicamente a personas que nunca antes hayan estado en alguna corporación policial, ni fuerzas armadas, es decir, sin experiencia – algo que sin duda tiene sus pros y contras -. 

Entonces, ¿Que pasó con tan innovadora y prestigiada institución? ¿Quién es, el o los responsables de la ruina de Fuerza Civil?

En el entendido de que una institución no se construye en tan poco tiempo y mucho menos si de seguridad pública se trata – pues requiere tiempo para madurar – y que las políticas de seguridad deben ser integrales, el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco” al tomar protesta y no entender esto – o no querer entenderlo – modificó en el transcurso dicha política pública; el primer cambio: apenas tomando el cargo, corrió a los mandos civiles y puso militares, rompiendo con la esencia de la política, a lo que yo todavía no entiendo qué parte de “Civil” no entendió de “Fuerza CIVIL” el gobernador.. y por otro lado, prácticamente se olvidó a la iniciativa privada, pues se limitó su participación en buena medida, lo que generó el actual descontento del sector empresarial de Nuevo León, pues consideran que no se ha dado seguimiento al proyecto que ellos crearon.

Para obtener resultados, hay que tener continuidad en la construcción de instituciones, si seguimos con la mentalidad de que cada 6 años significa un “borrón y cuenta nueva” no se va a poder progresar en un tema tan sensible y con tantas aristas como lo es la seguridad pública, la realidad, – les guste a algunos o no – es que algunas cosas si se venían haciendo bien, debido precisamente a que, se fortaleció la relación entre muchos actores generando una gobernanza democrática real.

En perspectiva comparada, se puede ver una similitud con lo que recientemente ha venido sucediendo a nivel federal en el tema de seguridad y en lo cual, se debe poner especial atención por parte de la sociedad civil, oposición y ciudadanos en general, pues es que no se trata de desmantelar todo lo que había, si no de conservar lo que funciona y mejorar lo que no. La Seguridad pública no se trata de si la ponemos en la Secretaría de Gobernación o en la Secretaría de Seguridad Pública, no se trata de si la llamamos Policía Federal Preventiva, Policía Federal, Gendarmería Nacional o la Guardia Nacional, no importa como le llames, si los procesos al interior, programas de prevención, protocolos, reformas institucionales, colaboración entre los tres niveles de gobierno, el marco legal, etc, no los modificamos todo va a seguir igual; el problema es de fondo, mientras sigamos cambiando únicamente la forma, el problema perdurará; como diría Albert Einstein “locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”, pero a algunos gobernantes, los ciega la soberbia.

El debate enriquece la mente, se vale discrepar. 

El Riesgo de ser Mujer: Desaparecidas y asesinadas

Comparte este artículo:

Asesinadas

Cifras oficiales indican que mientras en 2015 se iniciaron 295 carpetas de investigación entre enero y septiembre, este año sumaron 607 en el mismo periodo.

Este año comenzó con las cifras más oscuras en violencia contra las mujeres. En los cuatro primeros meses de 2018, se registraron 226 feminicidios, un aumento del 15% en relación con el mismo periodo del año pasado, y 116% más en comparación con hace tres años.

Es decir, este 2018 las procuradurías y fiscalías estatales abrieron 105.7 por ciento más indagatorias de feminicidio que en el 2017.

El número de carpetas ha mantenido un crecimiento sostenido, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Tomando en cuenta los primeros nueve meses de cada año, de 2015 a 2016 aumentó 49.4 por ciento; de 2016 a 2017 creció 24 por ciento, y de 2017 a 2018 subió 10.9 por ciento.

Durante 2018, la cifra ha llegado a su nivel más alto: asesinan a más de dos mujeres al día. El mes más violento de los últimos tres años fue abril pasado, con 75 mujeres victimadas.

Cifras oficiales:

– Los estados que este año tienen un mayor número de casos son Estado de México, con 70; Nuevo León, con 58; Veracruz, con 51; Guerrero, con 43, y Chihuahua, con 41.

– Por número de carpetas, les siguen Sinaloa, con 33; Ciudad de México, con 32; Jalisco, Oaxaca y Tabasco, con 22 cada uno, así como Puebla, San Luis Potosí y Sonora, con 19 cada uno.

– En tasa de casos por cada 100 mil mujeres, encabezan la lista Guerrero, con 2.30; Nuevo León, con 2.18; Zacatecas, con 2.17; Sinaloa, con 2.13, y Chihuahua, con 2.11.

Desaparecidas

En el periodo de enero de 2008 a octubre de 2017, el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED) reportaba 8 mil 495 mujeres desaparecidas en todo el país. En el año 2016 se registró poco menos del 20% de estas, mientras que hasta octubre del 2017 la cifra es mayor a la correspondiente al mismo periodo del año anterior, por lo que se prevé que el número de desaparecidas durante 2017 sea mayor al año previo. De estos casos, en el 10 por ciento se desconoce el municipio donde sucedió la desaparición.

Las entidades en donde se han registrado mayor número de desapariciones de mujeres son el Estado de México con 2 mil 024, Tamaulipas con mil 245, Puebla con 855, Nuevo León con 657 y Sinaloa con 365.

Ana Lorena Delgado, integrante de la Fundación para la Justicia y el Estado de Democrático de Derecho indicó, que en lo últimos doce años se reportaron oficialmente al menos 5 mil 452 menores desaparecidos de los cuales 3 mil 217 son niñas. 

Insistir en que ser mujer en México es exponer tu vida todos los días en todos los espacios, que partiendo de ello se tiene que replantear todo el rol de la mujer en todos los escenarios (laboral, hogar, escolar, académico, político, etc…). 

“De acuerdo con la información de los últimos 15 años (…) los asesinatos de mujeres derivan de un patrón cultural y menos de los cambios de la violencia social por el crimen organizado”, señaló el Instituto nacional de estadística y geografía (INEGI) en una carpeta informativa sobre la violencia contra las mujeres en el 2016.

En nuestro país parecería que está claro que el problema no es que las mujeres intenten llevar una vida normal, vestir con la ropa que quieran, viajar por el mundo, tomarse las fotos que deseen, sino que existe un problema de violencia e impunidad real y profundo, y si no vamos sobre las causas desgraciadamente las seguirán matando…

Urge una estrategia de seguridad clara y objetiva que pueda brindar de seguridad a las mujeres en nuestro país, pero urge más entender que el problema va más allá de una mera agenda de seguridad, y que ámbito cultural y educativo juegan un papel fundamental para empezar a dejar de justificar y empezar a actuar.

Proponen en Nuevo León que delito de chantaje se persiga de oficio

Comparte este artículo:

El diputado local priista, Álvaro Ibarra propuso modificaciones al Código Penal del Estado de Nuevo León, con el objetivo de que el delito de chantaje se persiga de oficio por parte ce las autoridades judiciales.

Ibarra expuso que en mayo del presente año el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública informó que en Nuevo León el delito de extorsión o chantaje se ubica en el cuatro lugar a nivel nacional.

“Ante estos hechos que sufre nuestra sociedad, es que estimamos necesario realizar modificaciones a nuestro Código Penal, con el objeto de que este delito se persiga de oficio por parte de las autoridades judiciales, para que de esta forma se cumpla con el principio de impartición de justicia, sin que haya de por medio requisitos que limiten su acceso y la aplicación de Ley”, comentó el legislador priista.

El ex diputado federal, exhorto a todos los integrantes del Poder Legislativo a volver prioritario este tema y todos “los que estén relacionados con la seguridad y la tranquilidad de los ciudadanos”.

La propuesta con Proyecto de Decreto se reservó y será enviada a la Comisión de Dictamen Legislativo que le corresponde.

Trabajaré por la justicia de las víctimas: Anaya

Comparte este artículo:

El aspirante a la Presidencia por el Frente, Ricardo Anaya, aseguró que trabajará para lograr justicia para las víctimas de la violencia en el país. 

En su cuenta de Twitter, el panista recordó que este 29 de marzo se cumplen siete años del asesinato de Juan Francisco, hijo del escritor Javier Sicilia.

“En la persona de Javier Sicilia abrazo a todas las víctimas, en el marco del séptimo aniversario luctuoso de su hijo Juan Francisco. Saludo también al @MxLaPazMx. Trabajaré por justicia para ellas y ellos.”

Juan Francisco fue asesinado en 2011 en el estado de Morelos, cuando tenía apenas 24 años. Tras el asesinato de Juan Francisco, su padre, Javier, se convirtió en el líder del Movimiento por la Paz y la Justicia, y hasta la fecha el escritor es activista.

A unas horas de que arranquen las campañas presidenciales, Anaya recordó uno de los problemas más importantes en el país: la violencia. 

Los primeros dos meses de 2018 se registró el mayor número de homicidios dolosos en México desde que se tenga registro. De acuerdo con cifras oficiales del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad de Pública (SNSP), durante el primer bimestre del presente año se iniciaron 4 mil 206 carpetas de investigación por el delito de homicidio doloso, la cifra más alta para un primer bimestre desde 1997.