La Teoría del Chicle Totito

Hace alrededor de 7 años, cuando comencé mi carrera profesional, una maestra de la universidad nos explicó de manera breve y concisa los efectos del TLCAN en México. Ella decía que antes del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, solamente existían chicles como el “Chicle Totito”. Pero después de la apertura del tratado en 1994, llego el Trident, con mejor calidad y no te tiraba los dientes. En resumen, el chicle totito estaba destinado a desaparecer, mientras que el gringo Trident se volvía el estándar de calidad.




La cuestión es que desde esa entonces y desde la última vez que vi un chicle totito en la calle, la calidad y sabor de este no han mejorado, en nada. Esa es la historia de México frente al TLCAN, tratado con el que Salinas prometió que nuestro país entraría a la “modernidad” y se volvería una de las principales economías del mundo.

El tratado no es malo, pero la disparidad entre la fortaleza de la economía estadounidense frente a la mexicana, era y es tremenda.

¿Qué hizo el gobierno mexicano para combatir esta disparidad? Buscar inversión extranjera directa, ni más, ni menos. En México, el TLCAN no se vio como una oportunidad de fortalecer la economía y el mercado interno para competir con el mercado estadounidense y canadiense.

Al contrario, fue el momento para muchos de dormirse en sus laureles, y ver como poco a poco manufactureras gringas llegaban, sí con mucho dinero para invertir, sí con trabajos, pero mal pagados y muchos con mínimas prestaciones.

Hoy por hoy, esta actitud de estar esperando que del norte nos cayera dinero, ha causado que México esté en contra de la pared durante las renegociaciones del TLCAN. No nos dejemos engañar, por más que muchos expertos consideren que es mejor abandonar a la de ya el tratado de libre comercio y voltear para otros lados, esta acción afectaría más a México que a los Estados Unidos.

De golpe miles de fábricas cerrarían, millones de trabajos se perderían y negocias que han podido lograr exportar sus productos, tendrían un desplome en sus ganancias.

Tampoco la solución es abrirse a mercados como China. Aunque muchos proponen que volteemos al gigante asiático, la realidad es que, si no pudimos con la magnitud del mercado estadounidense, mucho menos podremos con el chino.

Los chinos en lo que son expertos es en fabricar en masa y su mercado se distingue por ser depredador. Hoy uno puede encontrar artesanía mexicana pirata, hecha en China, siendo este un claro ejemplo de que la apertura completa con ese mercado, tendría los mismos efectos que el TLCAN, es decir los sectores más pobres y vulnerables serían los más afectados.

La verdadera solución es que se apoye incondicionalmente al mercado interno. Se debe de apoyar al sector primario, a las PyMES y a las grandes ideas que tienen muchos emprendedores mexicanos.

Sí, hay grupos que apoyan cada uno de estos rubros, pero no son suficientes, se necesitan más. El día de ayer leía una entrevista al empresario regiomontano Alfonso Romo, quien forma parte del proyecto de nación de Andrés Manuel López Obrador, y él mismo mencionaba esto, “se debe de fortalecer el mercado interno”.




Lo importante es que este chip, no lo traiga solamente el candidato de Morena, sino todos los candidatos hacia el 2018. Aún de más importancia es que el actual gobierno comience con las acciones en apoyo de la economía mexicana, aunque hay que mencionar que ya van muy tarde, puesto que el chicle totito, sigue siendo lo mismo que antes del TLCAN.

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

 

Dimes y Diretes: “Unidad Nacional, pero…”

Este fin de semana habrá una serie de marchas en contra de Trump, en todo el país. Esto viene relacionado al reciente movimiento de “unidad nacional” que desde Presidencia se ha promovido.

El problema que yo le veo es este movimiento, es que, sí está muy padre que haga ese sentimiento de nacionalismo y todo, pero ya son partidos políticos y funcionarios los que están agarrando está banderita de “unidad nacional” y todos contra un “mismo enemigo”.

Claro que Trump es un enemigo en común para todos los mexicanos, pero nuestra verdadera enemiga es la corrupción. ¿Dónde está Javier Duarte? ¿César Duarte? ¿Roberto Borge? ¿Tomás Yarrington? ¿Eugenio Hernández? ¿Qué se va a hacer con los Moreira?

No me crean, pero este conjunto de saqueadores de la nación, son una de las razones por las cuales el país está empinado. Son razón por la que México no avanza, y por qué no decir que por la corrupción tampoco ha crecido nuestro comercio interno (el dinero se va por la coladera en lugar de apoyos a las PyMES).

No se equivoquen, estoy a favor de la unidad nacional, pero ¿en verdad se tienen que armar marchas en contra de Trump? Si vamos a marchar, entonces marchemos contra Enrique “Henry Monster” Peña Nieto y todos sus secuaces, que hoy por hoy quieren esta “unidad” para beneficio propio.

No por nada, Enrique “Rana” Ochoa Reza, dirigente nacional del PRI, anda con todo promoviendo las marchas del domingo, a las que él va a asistir.

Ellos saben que mientras tengan al pueblo distraído con el tema de la “unidad nacional”, se quitarán un peso de encima y más importante, le quitarán presión a la Presidencia de Enrique.

¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

Take My Money: Los Pros y Contras del #Crowdfunding

ThumbsUp_Blog Grande

“Tomado de emprendethumbsup.wordpress.com

En esta semana estuve muy inspirado porque pasaron eventos interesantes: Lanzamos buisnerd , fue el evento de lanzamiento de Altavoz, las semifinales del fast forward challenge para ThumbsUp, participé en un testimonio/ conferencia con unos alumnos de economía de la UDEM, y diseñamos el plan de trabajo de la ONG con la que estoy colaborando.

Ha sido una semana muy extenuante y para relajarme he visto una película llamada “Capital C” . El tema principal del film es #crowdfunding (fondeo comunitario) donde presentan los éxitos y frustraciones de personas detrás de grandes campañas de kickstarter o indigogo con las cuales pudieron fundar sus negocios.

El tema principal del film es #crowdfunding (fondeo comunitario).

Personalmente tuve contacto con estas plataformas hace unos años. También le di seguimiento a algunas campañas de amistades muy cercanas por lo que puedo construir opiniones y recomendaciones las cuales quiero compartir para aquellos que están pensando utilizar dinámicas como estas para obtener fondeo a su startup.

¿CUALES SON LOS COMPROMISOS-REGLAS COMUNITARIAS DE UN CROWDFUNDING?

Como toda comunidad con personas para que haya una armonía existe un “manual” de reglas explícitas y otras implícitas que les quiero contar brevemente.

1. Crowdfunding es un contrato informal, una persona te va a dar dinero a cambio de que tu lances el proyecto que propones fundar. Por eso debes de comprometerte a entregar la calidad que estás vendiendo

2. Las campañas son en realidad concursos de popularidad. Quien mejor esté conectado a medios de difusión en internet estará más cerca de las carteras de las personas. Como manager de campaña debes estar siempre conectado

3. Tus backers son tus patrocinadores. Son las personas que se atrevieron a entregarte su dinero en símbolo de confianza para que con tu proyecto cambies su vida de alguna forma. Tienes que estar en contacto con tus backers

4. Se tan auténtico como puedas serlo. Escucha a tus hackers, e infórmalos de cualquier cambio que hagas a tu proyecto. De la razón por la que lo haces… gánate la confianza de la comunidad

Ahora que para satisfacer estos 4 puntos debes de invertir verdadero tiempo a tu campaña. Muchas veces escucho que crowdfunding es la alternativa menos arriesgada.. “vamos a intentarlo sino no perdemos nada”. Y ese es el error más grande que como emprendedor no te puedes permitir digerir otra vez.

Muchas veces escucho que crowdfunding es la alternativa menos arriesgada.. vamos a intentarlo sino no perdemos nada. Y ese es el error más grande que como emprendedor no te puedes permitir digerir otra vez.

¿CUÁNTO TE VA A COSTAR TU CAMPAÑA CROWFUNDING?

Hacer una campaña de crowfunding cuesta… tal vez no dinero… pero cuesta.

Al enfocarse en este tipo de fondeos… estás dejando de aprender lo que te pudiste llevar de los pitches con inversionistas. Todo el networking de gente a la que también le pudo haber interesado tu proyecto. Pero por otro lado te estás volviendo más experto en campañas de marketing, que a final de cuentas le sirve a cualquier proyecto.

Entre los costos y riesgos que pudiera enristra:
Copia. Hay montones de empresas chinas con equipos completos dedicados a identificar nuevas ideas para fabricar en su país de forma más industrializada. Al publicar toda la información sobre tu campaña corres el riesgo de ser pirateado.

Fraude. Otra amenaza es que de no cumplir con tu meta o no entregar la calidad… la misma comunidad te va a expulsar de su círculo de confianza.

– Costos de oportunidades y desgaste. Te absorbe energía, atención y finalmente como todas las campañas.. dinero.

Pero no todo es costoso… por otro lado obtienes lo que ya platicamos:

– Backers. Que son una especie de evangelistas-patrocinadores. Personas que les gustó tanto tu proyecto que le van a contar a otras personas para que también de apoyen con su dinero.
Aprendizaje
– Si tienes éxito… DINERO RÁPIDO

“Eres de los que se atreve” deberías intentarlo por lo menos una vez en tu vida. Y cuando lo hagas vamos estar aquí para apoyarte.

Esto es todo por hoy y me despido diciendo que si  “eres de los que se atreve” deberías intentarlo por lo menos una vez en tu vida. Y cuando lo hagas vamos estar aquí para apoyarte.

Si te gusto la nota comparte, si le sirvió a tu startup cuéntanos y si tienes otra opinión escríbela.
Saludos

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”