Panama Papers: Los Mexicanos involucrados

Los Panama Papers son unos documentos que fueron filtrados de la base de datos de Mossack Fonseca, una de las firmas de abogados más grandes del mundo. El nombre de Panama Papers, o bien, los Documentos/Papeles de Panamá hace referencia a la sede de esta firma de abogados en Panamá.

Es considerada una de las más grandes filtraciones de documentos en la historia de la humanidad, consistiendo de 11.5 millones de documentos y 2.6 terabytes de información. Es incluso más grande que la información filtrada por Edward Snowden sobre programas de vigilancia global o la filtración de los documentos diplomáticos del Departamento de Estado de EEUU por Wikileaks en 2010.

¿Qué revelan estos documentos?

Los documentos sacan a la luz los paraísos fiscales de grandes personalidades de la élite mundial; muestran como Mossack Fonseca ayudó a estos clientes a lavar dinero, evadir impuestos y evitar sanciones.

Incluso algunas celebridades aparecen en los documentos: como los futbolistas Lionel Messi y Leonardo Ulloa, el actor Jackie Chan y el piloto de Fórmula 1 Nico Rosberg.

¿A quién se menciona en los Panama Papers?

Se mencionan en estos documentos a 12 jefes de estado –actuales o pasados—de entre 143 políticos, así como algunos de sus familiares.

Entre ellos se encuentran: el presidente de Rusia, Vladimir Putin; el presidente de Argentina, Mauricio Macri; Ian Cameron, el padre del ex primer ministro David Cameron; Sigmundur Davíð Gunnlaugsson, el ex primer ministro de Islandia (digo ex primer ministro porque justo el martes 5 de abril presentó su renuncia a petición de miles de islandeses); y Pétro Poroshenko, el presidente de Ucrania.

Incluso algunas celebridades aparecen en los documentos: como los futbolistas Lionel Messi y Leonardo Ulloa, el actor Jackie Chan y el piloto de Fórmula 1 Nico Rosberg.

¿Cómo se obtuvieron estos confidenciales documentos?

El periódico alemán Süddeutsche Zeitung obtuvo la información de una fuente anónima. La información fue transferida en el curso de pocos meses, consistiendo de e-mails, fotos y otros documentos de la base de datos de Mossack Fonseca.

Süddeutsche Zeitung decide compartir la información con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación —ICIJ en sus siglas en inglés—, quien a su vez decide compartirlo con una red internacional de periodistas, incluyendo a los periódicos BBC y The Guardian.

Mossack Fonseca se ha visto relacionado con más de 200,000 compañías, las cuales ha registrado. Estas compañías fueron registradas en una serie de paraísos fiscales para tener –de manera anónima pero aún así legal— propiedades y cuentas bancarias.

¿Cómo transfiere Mossack Fonseca el dinero de sus clientes?

Mossack Fonseca se ha visto relacionado con más de 200,000 compañías, las cuales ha registrado. Estas compañías fueron registradas en una serie de paraísos fiscales para tener –de manera anónima pero aún así legal— propiedades y cuentas bancarias.

Algunos de los lugares donde tenían más compañías eran: Las Islas Británicas (con más de 100,000 compañías), Panamá, Bahamas, entre otras islas caribeñas. También tenían compañías en países de Oceanía y África.

En ciertas ocasiones Mossack Fonseca no tenía contacto directo con sus clientes sino que su relación era por medio de intermediarios. Gran parte de estos facilitadores se encuentran en lugares como Suiza, Hong Kong, Panamá, Reino Unido, Luxemburgo, China, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, etc.

Hacían uso de prestanombres, personas sin ningún tipo de acción en la compañía o el dinero que simplemente prestaban su nombre y firma para que resultase más difícil rastrear a los verdaderos clientes. La mayoría de los prestanombres provienen de China, Rusia, Hong Kong, Reino Unido y Suiza.

En ciertas ocasiones Mossack Fonseca no tenía contacto directo con sus clientes sino que su relación era por medio de intermediarios. Gran parte de estos facilitadores se encuentran en lugares como Suiza, Hong Kong, Panamá, Reino Unido, Luxemburgo, China, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, etc.

¿Quiénes son los mexicanos en los Panama Papers?

Mossack Fonseca también tenía como clientes a empresarios y artistas mexicanos. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha decidido investigar a 33 mexicanos involucrados en los Panama Papers. Estos son algunos de los mexicanos que aparecen en los documentos:

1. Juan Armando Hinojosa Cantú: Dueño de Higa, empresa conocida por construir la famosa “Casa Blanca” de nuestra primera dama, Angélica Rivera. Hinojosa, con ayuda de Mossack Fonseca, movió una fortuna de más de 100 millones de dólares en paraíses fiscales en el Caribe y Nueva Zelanda.

2. Ricardo Salinas Pliego: Presidente de Televisión Azteca y titular de Banco Azteca y Fundación Azteca. Utilizó los servicios del bufete de abogados para obtener un yate en las Islas Caimán y obras de arte en las Islas Vírgenes.

3. Alfonso de Angoitia: Vicepresidente ejecutivo de Televisa. Compró la empresa Ucetel Incorporated, ubicada en las Bahamas, por un capital de 50 mil dólares. Angoitia explicó que esta compra la realizó para comprar un departamento y conseguir una membresía de un club de buceo en la zona.

Un vocero de Televisa afirmó que De Angoitia “se encuentra en pleno cumplimiento de las disposiciones fiscales que le son aplicables en México en relación con Ucetel”.

4. Emilio Lozoya: Fue el primer director de Pemex. Antes de integrarse al equipo de Peña Nieto, Lozoya se hizo miembro del Consejo de Administración de OHL; y en marzo de 2011, pretendió crear una sociedad con Mossack Fonseca en Dubai, mas no se sabe si el proyecto se llegó a concretar.

Por medio de su cuenta de Twitter, Lozoya negó “relación alguna con el despacho Mossack Fonseca”.

Mossack Fonseca también tenía como clientes a empresarios y artistas mexicanos. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha decidido investigar a 33 mexicanos involucrados en los Panama Papers.

5. Carlos Hank Rhon: Hank Rhon es el presidente de Grupo Financiero Interacciones y Grupo Hermes.

En 1996, Hank Rhon contactó a Mossack Fonseca, y aunque lo catalogaron en como un “prospecto de cliente”, finalmente decidieron no concretar negocios con él dado el escándalo internacional de la operación “Tigre Blanco”, en la cual el gobierno estadounidense buscó vínculos con su familia y el crimen organizado.

6. Ramiro García Cantú: Empresario tamaulipeco y contratista de Pemex desde hace más de 30 años. Ha dispersado sus recursos en lugares como Panamá hasta Holanda, Nueva Zelanda y Seychelles. Para sus operaciones, recibió la ayuda de IGMASA Management, empresa que se ha visto involucrada en evasión de impuestos en el futbol europeo.

7. Socios de Oceanografía: El ex dueño de Oceanografía, Amado Yáñez Osuna, el ex director financiero, Martín Díaz Álvarez, y los hermanos Oscar y Francisco Javier Rodríguez Borgio le compraron a la firma panameña tres empresas en las Islas Británicas. Por su parte, Yáñez ha asegurado que desconoce la existencia de una de las tres empresas, Ceresia, a pesar de que en ella aparece su firma.

La empresa Oceanografía fue contratista de Pemex, siendo especialmente favorecida durante el sexenio de Felipe Calderón con contratos millonarios.

8. Rafael Caro Quintero: Fundador del cártel de Guadalajara se asoció con el bufete de abogados para crear dos compañías, Compañía Monte Carlo S.A. y Financiero Monte Carlo S.A. Uno de los socios del despacho, Ramón Fonseca, fue el agente residente y presidente de Compañía Monte Carlo S.A.

9. Omar Yunes Márquez: El empresario veracruzano es hijo del candidato a la gubernatura de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares. Omar Yunes creó un fideicomiso en Nueva Zelanda, donde tanto su esposa como él serían beneficiarios, pero finalmente este proyecto se canceló.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El Talón de Aquiles: “El Cuento de Tía Coyote”

Durante la próxima semana, informó el Canciller costarricense, Manuel González, el primer grupo de cubanos varados en los albergues instalados por el Gobierno de Costa Rica en su frontera con Nicaragua, un grupo de 135 familias con niños (son 7,802 cubanos los que están en espera), continuarán su viaje a Estados Unidos. El plan acordado el 28 de diciembre en Guatemala por ese país, Belice, Costa Rica, El Salvador, Honduras, México, Panamá, y la Organización Mundial para las Migraciones (OIM), abre la puerta para que salgan hacia El Salvador, vía aérea, estos viajeros. De ahí, abordarán autobuses hacia Guatemala, y luego a México, país que anunció que les dará un documento temporal. Parece así resolverse una crisis migratoria que estalló el 15 de noviembre de 2015, cuando Nicaragua decidió negar la entrada a su territorio a los 1,791 cubanos que se reportaban en ese momento en Costa Rica. ¿Por qué estalló la crisis migratoria? ¿Se resolvió realmente el problema?

¿Por qué estalló la crisis migratoria? ¿Se resolvió realmente el problema?

La investigación. La historia no inicia el 15 de noviembre sino en enero de 2015, cuando autoridades ticas detienen a cinco ciudadanos cubanos. Al informárseles que se iniciaría el proceso para eventualmente otorgarles el refugio, uno de ellos indicó que no sería necesario, pues iban de paso hacia los Estados Unidos. Se conoció además que llegaban a Ecuador, atravesaban Colombia, Panamá, Costa Rica, Honduras, Guatemala, y México, antes de llegar a Estados Unidos. La Ley de Ajuste Cubano, que rige en ese país desde 1966, otorga a los isleños beneficios una vez que tocan suelo estadounidense. Ante temores (infundados) de cambio de esta ley (debido al acercamiento entre Washington y la Habana), y dado el peligro de naufragio y/o de captura por parte de autoridades estadounidenses o cubanas, la ruta por Ecuador se popularizó. El ingreso de cubanos a Costa Rica por Panamá aumentó de 132% entre 2014 y 2015. Y a pesar del peligro —el tramo entre Colombia y Panamá es de los más peligrosos— entre octubre de 2014 y octubre de 2015 entraron 23,213 cubanos a Estados Unidos por México. Solo 8,101 lo hicieron por Miami.

A pesar del peligro —el tramo entre Colombia y Panamá es de los más peligrosos— entre octubre de 2014 y octubre de 2015 entraron 23,213 cubanos a Estados Unidos por México. Solo 8,101 lo hicieron por Miami.

Se determinó además que, desde su salida, las reglas del juego eran claras: sabían los cubanos a quien contactar en cada país, donde comprar el chip telefónico para hacerlo, y cuanto debían pagar (entre USD 7,000 y USD 15,000 en total). En Costa Rica, debían contactar a quien aquí denominaremos La Tía, una coyote encargada de recogerlos en Paso Canoas (frontera con Panamá) y trasladarlos a Peñas Blancas (frontera con Nicaragua). El 10 de noviembre, La Tía y once de sus secuaces son detenidos en un operativo de la Fiscalía Adjunta contra la Trata y el Tráfico Ilícito de Migrantes, la Policía Profesional de Migración, la Unidad de Intervención Policial (UIP), y la Unidad Especial de Apoyo (UEA) de la Fuerza Pública y del Servicio de Vigilancia Aérea. A partir de ese momento, cubanos en Panamá trataron de contactarla, sin encontrar respuesta. Decidieron aventurarse, y el 13 de noviembre de 2015, cuando se empezaron a acumular, San José debió darles, por razones humanitarias, una visa temporal de siete días. Sin embargo, el 15 de noviembre, Nicaragua cerró su frontera. Para el 20 de diciembre, cuando el Gobierno decidió suspender la entrega de visas, el número de cubanos amontonados en su frontera norte llegaba casi a los 8,000.

En Costa Rica, debían contactar a quien aquí denominaremos La Tía, una coyote encargada de recogerlos en Paso Canoas (frontera con Panamá) y trasladarlos a Peñas Blancas (frontera con Nicaragua).

La crisis humanitaria y política. La tensión entre Managua y San José, alta por desavenencias fronterizas ventiladas recientemente en la Corte Internacional de Justicia (CIJ), escaló: el Ejército de Nicaragua devolvió a 800 cubanos que intentaron entrar “por la fuerza” al país. Managua alegó violación de su territorio e indicó que la causa de la crisis era la irresponsabilidad tica, que deliberadamente le lanzó miles de ciudadanos a su territorio. Para Daniel Ortega, permitir la travesía era exponer a los cubanos a graves peligros, situaciones inseguras, indignas, desordenadas, e ilegales. Costa Rica y Panamá instalaron entonces albergues para crear condiciones sanitarias mínimas y algo de seguridad.

El 24 de noviembre, los ministros de Relaciones Exteriores de Centroamérica, Cuba, Ecuador y México se reunieron, sin llegar a un acuerdo. Cada país anunciaría las medidas para resolver la crisis, pero Guatemala se negó a permitir el paso de los cubanos (no habían suficientes garantías que no se quedarían ahí) y Belice adujo carecer de los recursos para garantizar el orden y la seguridad. Luis Guillermo Solís ordenó entonces suspender la participación de Costa Rica en la mesa política del Sistema de Integración Centroamericano (SICA), como protesta por la falta de solidaridad regional. La crisis humanitaria se convertía así en una crisis política.

El 28 de diciembre, sin embargo, en Ciudad de Guatemala, se llega por fin a un acuerdo: El Salvador aceptó recibir a los cubanos, Guatemala accedió a integrarse al corredor humanitario, y México reiteró su disposición a dejarlos pasar.

El 28 de diciembre, sin embargo, en Ciudad de Guatemala, se llega por fin a un acuerdo: El Salvador aceptó recibir a los cubanos, Guatemala accedió a integrarse al corredor humanitario, y México reiteró su disposición a dejarlos pasar. No se conocen los detalles de la negociación, pero un mes antes, Quito había anunciado que impondría de nuevo la visa a los cubanos. ¿Constituye este un final feliz para este cuento de Tía Coyote?

Conclusión. Aunque la investigación que capturó a La Tía se realizó en conjunto con la Fiscalía colombiana y la Embajada de estadounidense en Costa Rica, lo que esta crisis destapó fue una flagrante falta de cooperación regional para resolver un problema que evidentemente es transnacional. Los coyotes de los otros países no fueron capturados. Y aunque el flujo de cubanos se contrae, Costa Rica determinó que el lucrativo negocio también incluye a personas provenientes de países África y Asia. De hecho, el 30 de diciembre, tan solo dos días después del acuerdo regional, 51 extranjeros indocumentados fueron capturados en la costa pacífica costarricense: 26 nepalíes, 9 bangladeshíes, 9 somalíes, 4 eritreos, 2 Iraquíes, y un pakistaní. ¿Parece este ser un final feliz?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Guatemala y Panamá: ejemplos de lucha anticorrupción

El pasado viernes 11 de diciembre, la Fiscalía encargada de la investigación de asuntos corruptos en Panamá ordenó la detención provisional de Ricardo Martinelli, ex Presidente de dicho país.

El ex mandatario panameño, su esposa Martha Linares y su hijo Ricardo Martinelli Linares podrían estar involucrados en al menos seis casos de corrupción, entre los que destaca la realización de transacciones ilegales por medio del conocimiento de información privilegiada.

A Ricardo Martinelli, un tribunal electoral le quitó el fuero y podría enfrentarse a 21 años de prisión.

A Ricardo Martinelli, un tribunal electoral le quitó el fuero y podría enfrentarse a 21 años de prisión. De acuerdo a la prensa local, el pleno de la Corte Suprema de Justicia deberá anunciar esta semana si acepta el pedido para ordenar su detención.

Similarmente, el pasado 21 de agosto la Fiscal General de Guatemala, Themla Aldana, solicitó a la Corte Suprema de Justicia del país retirarle la inmunidad al entonces presidente Otto Pérez Molina, con el objetivo de poder juzgarlo por cometer actos de corrupción. Pérez Molina era el supuesto operante de “la línea”, agrupación que se dedicaba a ingresar mercancías sin pagar tarifas aduaneras.

Ambos países latinoamericanos enfrentan graves crisis en materia de corrupción. No obstante, tanto Panamá como Guatemala contaron con Fiscales con los suficientes “pantalones” para hacer cara a cualquier presión política, dando los primeros pasos para el alcance de la justicia.

En el caso de Guatemala, tuve la oportunidad de escuchar recientemente a Thelma Aldana, la Fiscal que dirigió las investigaciones correspondientes en su país. Aldana, en un evento organizado por la organización “Hagámoslo Bien”, comentaba que la Fiscalía contaba con poco presupuesto y que su nombramiento había sido por parte del mismo Presidente al que investigó.

Es en este último punto en el que deseo profundizar: la designación de titular para el órgano fiscalizador guatemalteco no era un proceso que contara con el factor de la autonomía al ser nombrado por el Poder Ejecutivo. No obstante, la Fiscal General cumplió con los objetivos de su puesto, incluso al investigar al mandatario nacional.

A pesar de carecer de mecanismos apropiados para la designación de los Fiscales, los titulares por su cuenta decidieron desempañar su labor sin importar las presiones sociales o políticas que los colocaron en ese lugar.

Personalmente, considero que este último punto fue esencial para que en los dos casos mencionados se buscara perseguir el delito. Es decir, a pesar de carecer de mecanismos apropiados para la designación de los Fiscales, los titulares por su cuenta decidieron desempañar su labor sin importar las presiones sociales o políticas que los colocaron en ese lugar. Esto, definitivamente, tiene que ver con los perfiles: Fiscales comprometidos con la justicia y la búsqueda de la verdad, regidos por la rendición de cuentas y la integridad.

Thelma Aldana nos deja una importante lección: la lucha contra la corrupción es posible si existe voluntad suficiente y, sobre todo, si existe un liderazgo valiente que solidifique el valor de la institución que dirige.

En el caso de los dos países aún falta mucho por hacer en el camino de la lucha contra la corrupción. No obstante, considero que son casos destacables por lograr un avance a pesar de que no existieran las condiciones perfectas para perseguir actos corruptos.

Es estrictamente necesario tomar como ejemplo los casos de éxito internacionales. Ante una sociedad que ha perdido la credibilidad en sus instituciones, hace falta el surgimiento de un liderazgo capaz de hacer frente a los visibles casos de corrupción.

En México, es estrictamente necesario tomar como ejemplo los casos de éxito internacionales. Ante una sociedad que ha perdido la credibilidad en sus instituciones, hace falta el surgimiento de un liderazgo capaz de hacer frente a los visibles casos de corrupción.

En este sentido, el recientemente nombrado “zar” Anticorrupción de Nuevo León, Ernesto Canales, podría darnos una sorpresa positiva. Definitivamente, se encuentra frente a una difícil tarea ante una ciudadanía sedienta de un cambio real. Esperemos que el ejemplo de liderazgo y voluntad de la también llamada “Fiscal de Hierro”, Thelma Aldana, se recoja en la entidad para el alcance de la erradicación de la corrupción y la persecución de los delitos en la materia.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”