ONU advierte que los desastres climáticos aumentaron un 80% en el siglo XXI

Comparte este artículo:

El mundo sufrió seis mil 681 desastres naturales relacionados con el clima en las dos primeras décadas del siglo XXI, un aumento del 80 por ciento con respecto a los tres 656 registrados en los últimos 20 años del siglo XX, desvela hoy un estudio de la ONU que muestra una vez más los negativos efectos del cambio climático.

La investigación, elaborada por la Oficina de la ONU la Reducción del Riesgo de Desastres(UNDRR), muestra que entre 2000 y 2019 murieron 1.23 millones de personas en desastres naturales (incluyendo los de origen climático y los geológicos, tales como terremotos), que afectaron a cuatro mil 200 millones de personas.

En contraste, entre 1980 y 1999 las catástrofes naturales, que no incluyen epidemias o pandemias, causaron la muerte de 1.19 millones de personas y afectaron a tres mil 250 millones.

– Pérdidas equivalentes al PIB anual de Francia –

Las pérdidas económicas derivadas de estos desastres ascendieron a 2.97 billones de dólares en las primeras dos décadas del siglo XXI, en comparación con 1.63 billones en el periodo anterior, aunque la ONU reconoce dificultad para calcular estas cifras especialmente en desastres naturales ocurridos en países en desarrollo.

“Se están salvando más vidas, pero más gente está resultando afectada por la creciente emergencia climática”, concluyó al presentar el estudio la representante especial de Naciones Unidas para prevención de desastres, Mami Mizutori.

El riesgo de catástrofe se ha convertido en algo sistémico, con unos desastres influyendo en otros de forma que nuestra resistencia está siendo llevada al límite”, subrayó.

El informe saca a relucir, por ejemplo, que las sequías han aumentado un 29 por ciento en el periodo 2000-2019 con respecto a 1980-1999, de 263 a 338, pero el crecimiento ha sido aún más llamativo en los fenómenos climáticos extremos (olas de calor y de frío), que pasaron de 130 a 432, un aumento del 232 por cien.

En esas olas murieron al menos 165 mil personas, aunque la experta Debarati Guha-Sapir, quien presentó el estudio, subrayó que muchas muertes en países pobres quizá no se reportaron, ya que la mayoría de esos datos se obtuvieron de hospitales en Europa.

La profesora del Centro de Investigación sobre Epidemiología de Desastres en la Universidad Católica de Lovaina también señaló que más de un 90 por ciento de esas muertes se produjeron en olas de calor, con una tasa de mortalidad mucho mayor que las de frío.

Guha-Sapir recordó que esas olas de calor aumenten en frecuencia y podrían afectar a un tercio de la población mundial si la temperatura media en este siglo aumenta dos grados, como advierten los informes sobre la lucha contra el calentamiento global.

– Las inundaciones afectan a más gente, los terremotos matan más –

En lo que va de siglo, las inundaciones son los eventos que afectaron a más personas (mil 650 millones), seguidos de las sequías (mil 430 millones) y las tormentas (727 millones), por solo 118 millones en terremotos.

La clasificación varía completamente si se atiende a la mortalidad de estas catástrofes, siendo los seísmos los que más personas mataron en el siglo XXI (721 mil, un 58 por ciento del total), seguidos de lejos por los fallecidos en tormentas (199 mil), los 165 mil en olas de clima extremo, y 104 mil en inundaciones.

Por regiones, Asia fue la que sufrió más desastres naturales entre 2000 y 2019 (tres mil 68), seguida de América (mil 756) y África (mil 192).

En la lista de países, China fue el más golpeado. con 577 eventos catastróficos entre 2000 y 2019, y le siguieron EE.UU. (467), India (321), Filipinas (304) e Indonesia (278).

Guha-Sapir destacó que ocho de los 10 países en los que las pérdidas por estas catástrofes fueron mayores en relación con su producto interior bruto fueron pequeñas naciones insulares, también las más amenazadas por el calentamiento global.

– Los años negros: 2004, 2008, y 2010 –

La peor catástrofe natural del siglo en cuanto a víctimas mortales fue el tsunami en el Océano Índico de 2004, que causó 226 mil 400 muertos, seguido del terremoto de Haití de 2010 (222 mil) y el ciclón Nargis que en 2008 mató a unas 138 mil personas en Birmania (Myanmar).

En Europa, la ola de calor de 2003 causó más de 72 mil decesos, y la de 2010 en Rusia mató a 55 mil personas, por lo que también se sitúan en destacado lugar en la lista de peores catástrofes de este siglo.

El estudio indica que 2004, 2008 y 2010 fueron los años más golpeados por este tipo de desastres, con más de 200 mil muertes en cada uno de ellos, cuando la media del siglo ha sido de 60 mil y en la última década ningún año rebasó los 35 mil.

También muestra que desde 2010 no se ha producido ningún megaevento catastrófico (con más de 100 mil muertos) como los que sí hubo en los tres años mencionados.

Aunque la investigación no cubre las epidemias y pandemias ocurridas en las últimas décadas, que también han ido en aumento, Mizutori subrayó que el COVID-19 “ha servido para concienciar a la población sobre el riesgo que nos rodea”.

“Esta pandemia es terrible, pero la emergencia climática puede ser incluso peor, por lo que esto nos puede servir de aviso de cara al futuro”, aseguró, y añadió que el COVID-19 “ha mostrado que muchos países tienen buenos planes de prevención pero no invierten lo suficiente en ellos”.

(Fuente: EFE)

Da a conocer AstraZeneca su protocolo de vacuna contra el COVID-19

Comparte este artículo:

AstraZeneca reveló su protocolo de ensayos para la vacuna contra el coronavirus, un documento que es poco común que se haga público, ante la presión sobre dos casos de pacientes que tuvieron aparentes efectos secundarios, aunque la farmacéutica los descartó.

Expertos han estado preocupados por los ensayos de vacunas de AstraZeneca, que comenzaron en abril en Gran Bretaña, debido a la negativa de la compañía a proporcionar detalles sobre enfermedades neurológicas graves en dos participantes, ambas mujeres, que recibieron su vacuna experimental en Gran Bretaña.

Esos casos llevaron a la empresa a detener sus ensayos clínicos, la primera en junio y la más reciente a principios de este mes. Los estudios se han reanudado en Gran Bretaña, Brasil, India y Sudáfrica, pero aún están en pausa en Estados Unidos. Hasta ahora, unas 18 mil personas en todo el mundo han recibido la vacuna de AstraZeneca.

Encuestas muestran que los estadounidenses son cada vez más cautelosos a la hora de aceptar una vacuna contra el coronavirus. Y a los científicos dentro y fuera del Gobierno les preocupa que los reguladores, presionados por el Presidente para obtener resultados antes del día de las elecciones el 3 de noviembre, puedan lanzar una vacuna no probada o insegura.

“La publicación de estos protocolos parece reflejar cierta presión pública para hacerlo”, dijo Natalie Dean, bioestadística y experta en diseño de ensayos clínicos para vacunas en la Universidad de Florida. “Esta es una situación sin precedentes y la confianza del público es una gran parte del éxito de este esfuerzo”.

El protocolo de 111 páginas de AstraZeneca establece que su objetivo es una vacuna con una efectividad del 50 por ciento, el mismo umbral que la Administración de Alimentos y Medicamentos ha establecido en su guía para las vacunas contra el coronavirus. Para determinar con confianza estadística si la empresa ha cumplido con ese objetivo, deberá haber 150 personas enfermas con coronavirus confirmado entre los participantes que fueron vacunados o recibieron inyecciones de placebo.

Sin embargo, el plan anticipa que una junta de seguridad realizará un análisis temprano después de que haya habido solo 75 casos. Si la vacuna tiene una efectividad del 50 por ciento en ese momento, es posible que la empresa detenga el ensayo antes de tiempo y solicite la autorización del Gobierno para liberar la vacuna para uso de emergencia.

Al permitir solo uno de esos análisis provisionales, el plan de AstraZeneca es más riguroso que los otros que se han publicado, de Moderna y Pfizer, dijo en una entrevista el Dr. Eric Topol, experto en ensayos clínicos de Scripps Research en San Diego. Moderna permite dos de estos análisis y Pfizer cuatro.

Dijo que el problema de mirar los datos demasiadas veces, después de un número relativamente pequeño de casos, es que aumenta las probabilidades de encontrar una apariencia de seguridad y eficacia que podría no mantenerse. La interrupción temprana de los ensayos también puede aumentar el riesgo de pasar por alto efectos secundarios raros que podrían ser significativos una vez que se administre la vacuna a millones de personas.

Topol dijo que el plan de AstraZeneca, como los de Moderna y Pfizer, tenía una característica problemática: todos cuentan los casos relativamente leves de Covid-19 al medir la eficacia, lo que puede obstaculizar los esfuerzos para determinar si la vacuna previene una enfermedad moderada o grave.

Por lo general, estos planes no se comparten con el público “debido a la importancia de mantener la confidencialidad y la integridad de las pruebas”, dijo Michele Meixell, portavoz de AstraZeneca, en un comunicado.

La compañía ha dado a conocer pocos detalles sobre los dos casos de enfermedad grave. La primera participante recibió una dosis de la vacuna antes de desarrollar una inflamación de la médula espinal, conocida como mielitis transversa, según una hoja de información de AstraZeneca en julio. La condición puede causar debilidad en los brazos y piernas, parálisis, dolor y problemas intestinales y de vejiga.

El caso provocó una pausa en los ensayos de vacunas de AstraZeneca para permitir una revisión de seguridad por parte de expertos independientes. Un portavoz de la compañía le dijo a The New York Times la semana pasada que luego se determinó que la voluntaria tenía un caso de esclerosis múltiple no diagnosticado previamente, no relacionado con la vacuna, y que el ensayo se reanudó poco después.

La mielitis transversa a veces puede ser el primer signo de esclerosis múltiple, que implica síntomas más complejos. Pero la mielitis sola también puede ocurrir después de que el cuerpo se encuentra con un agente infeccioso como un virus.

La compañía dijo que no había confirmado un diagnóstico en el segundo caso, una participante que se enfermó después de la segunda dosis de la vacuna. Una persona familiarizada con la situación que habló con el Times bajo condición de anonimato dijo que la enfermedad de la participante había sido identificada como mielitis transversa. La prueba se pausó nuevamente el 6 de septiembre después de que ella se enfermara.

La afección es rara pero grave, y los expertos dijeron que encontrar incluso un caso entre miles de participantes en el ensayo podría ser una señal de alerta. Múltiples casos confirmados, dijeron, podrían ser suficientes para detener por completo la oferta de vacunas de AstraZeneca.

“Si hay dos casos, esto comienza a parecer un patrón peligroso”, dijo Mark Slifka, experto en vacunas de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon. “Si aparece un tercer caso de enfermedad neurológica en el grupo de la vacuna, habría que darla por muerta”.

Una hoja de información fechada el 11 de septiembre sobre el ensayo de AstraZeneca en Gran Bretaña agrupó los casos de las dos voluntarias, e indicó que era poco probable que las enfermedades estuvieran asociadas con la vacuna o que no había pruebas suficientes para decir con certeza que las enfermedades estaban o no relacionadas a la vacuna, según las revisiones de seguridad. Al día siguiente, AstraZeneca anunció que había reanudado las pruebas en Gran Bretaña.

Pero las autoridades estadounidenses no ha permitido que la empresa vuelva a comenzarlos en ese país.

El doctor Paul Offit, profesor de la Universidad de Pensilvania y miembro del comité asesor de vacunas de la FDA, dijo que no está claro cómo la compañía, o el Gobierno del Reino Unido, determinaron que el segundo caso no estaba relacionado con la vacuna.

Él y otros expertos señalaron que la mielitis transversa es poco común y se diagnostica en solo 1 de cada 236 mil estadounidenses al año. En el ensayo en Gran Bretaña participaron solo unos 8 mil voluntarios, dijo el mes pasado un portavoz de los investigadores de Oxford.

(Fuente: The New York Times News Service)

OMS dice que primera ola de COVID-19 no ha terminado

Comparte este artículo:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha advertido este martes que el mundo está aún en plena pandemia, pues la primera ola del coronavirus no ha terminado. Mientras muchos países están reabriendo sus economías y viajes, otros, como India y Latinoamérica, se encuentra en el auge del Covid-19.

El doctor Mike Ryan, uno de los directores ejecutivos de la Organización Mundial de la Salud, afirmó que: “Ahora mismo no estamos en la segunda oleada. Estamos justo en medio de la primera oleada en todo el mundo (…) Aún seguimos de lleno en una fase en la que la enfermedad en realidad está en alza“, esto se lo dijo a periodistas, señalando a América del Sur, el sur de Asia y otras zonas donde los contagios seguían subiendo.

Se destaca, por su parte, que India registró un récord diario de casos nuevos por séptimo día consecutivo. El país reportó 6 mil 535 nuevos contagios el martes, elevando el total a 145 mil 380 personas, incluidos 4 mil 167 muertos.

El virus se ha propagado en las zonas más pobres y densamente pobladas del país asiático, por lo que las autoridades afrontan desafíos para combatir un virus para el que aún no hay vacuna ni cura a la vista.

No obstante, India ha ido levantando las restricciones siendo que los vuelos internos se reanudaron el lunes tras un receso de dos meses, aunque sin alcanzar el nivel de tráfico habitual.

Por su parte, la OMS ha asegurado, ante la negativa de Presidentes como el de Brasil, Jair Bolsonaro, y otras personas, que reactivar la economía con rapidez , no es una buena idea, siendo que primero las autoridades necesitan tener material para hacer pruebas suficientes y controlar la expansión de la pandemia.

Se destaca que Brasil suma 375 mil casos de coronavirus, sólo por detrás de los 1.6 millones de casos en Estados Unidos, y ha contabilizado más de 23 mil muertes, aunque muchos temen que la cifra real sea mucho mayor. Colocándose como uno de los epicentros de la pandemia en América.

Ryan aseguró a los periodistas que las “intensas” tasas de transmisión implican que Brasil debería mantener algunas medidas de confinamiento pese a las penurias económicas. “En esta clase de circunstancias podría no haber alternativa“, concluyó.

Con información de El Norte

Aprueba la OMS hacer investigación sobre su actuación durante la pandemia del COVID-19

Comparte este artículo:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aceptó que se realice una investigación sobre su desempeño durante la pandemia de COVID-19, esto previo a la conclusión de su asamblea anual.

Los 194 estados miembros establecieron un compromiso por el cual se aceptó que su gestión de la actual pandemia del coronavirus, sea examinada una vez que la emergencia sanitaria lo permita.

Luego de un par de días de reuniones en los cuales el organismo internacional fue objeto de duros ataques por parte del gobierno de Estados Unidos, al finalizar los trabajos de este martes 19 de mayo, se aprobó una resolución que pide aplicar una evaluación “imparcial, independiente y completa” sobre la respuesta internacional.

La petición de revisar las acciones y respuestas desplegadas por la IMS durante la pandemia, fue presentada por los representantes de la Unión Europea, en conjunto con otros países como México, Australia, Japón, Rusia, India y Brasil.

Sobre dicha demanda, el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró que la evaluación se iniciará lo antes que sea posible, y sobre la cual explicó, “no sólo se limitará a la labor de la OMS”.

Damos la bienvenida a cualquier iniciativa que fortaleza la seguridad sanitaria global y a la OMS, que como siempre está firmemente comprometida a la transparencia, la adopción de responsabilidades y la mejora continua”, indicó.

Crecimiento o Desarrollo

Comparte este artículo:

Durante las últimas semanas hemos presenciado un debate intenso entre la 4T y sus detractores. La actual pandemia nos ha llevado a analizar el sistema económico global. Esto aunado a un férreo rechazo de López Obrador a dar crédito a la medición de la producción y crecimiento, el Producto Interno Bruto o PIB. 

México inicia el 2020 con una contracción del casi 2% del PIB en el primer trimestre del año. A esto hay que sumarle que en los últimos meses se ha tenido un estancamiento económico, donde prácticamente no hay cambio en el PIB de nuestro país y no estamos creciendo. Con números en mano salen expertos diciendo que AMLO nos está llevando al precipicio, y sus promesas de 3%, 4%, ó hasta 5% no se darán al menos en sus primeros tres años de gobierno. Mientras que desde la otra esquina escuchamos a la 4T pregonar que el crecimiento no es de importancia, sino hay que buscar el bienestar. Ante esta situación de blancos y negros es preciso detenernos un momento y analizar qué pasa y qué es mejor. 

Para entender estos argumentos hay que remontarnos a la creación y uso del PIB como indicador económico. Posterior a la crisis de 1929 el Presidente Hoover estaba buscando como levantar la economía, razón por la cual invitó a un brillante y joven profesor ruso, Simon Kuznets, con el fin de explicar al Congreso que la recuperación estaba a la vuelta de la esquina. En los siguientes años Kuznets diseñó el PIB a fin de considerar cuánto se podría producir para incentivar la economía. Es así como el PIB se convirtió en el indicador de referencia económica a nivel global, donde básicamente se plasman los bienes y servicios producidos en un periodo de tiempo determinado. 

A pesar de las advertencias de Kuznets de no incluir a ciertas industrias como la militar, publicidad y el sector financiero, no se hizo nada al respecto y el PIB terminó considerándolas para tener mejores cifras. Para darnos una idea de las consecuencias en Gran Bretaña el sector bancario era menos de 1% del PIB en 1950, pero para 2008 en plena crisis financiera su porción ya era de 9%. Esto gracias a un mayor involucramiento durante los 70s con el fin de hacer más “productiva” la optimización del dinero y sus rendimientos, los cuales por décadas se han quedado en los bolsillos de unos cuantos. 

Esta medición de la “realidad” económica ha llevado a casos ilógicos de registrar dónde se encuentra la riqueza. Como ejemplo podemos tener un árbol en un parque público que a pesar de dar sombra, dar frutos, ser filtro de contaminación y reducir el calor ambiental no tiene aportación alguna al PIB, pero si talamos ese árbol y de ahí hacemos lápices entonces ya se registraría la producción y el crecimiento económico. 

Es así como el día de hoy consideramos que lo que producimos, independientemente de su utilidad y fin, es más importante que lo que tenemos y no registramos. No hay medición de la riqueza social generada por los parques, educación, salud, entre otras tantos rubros que son esenciales para una sociedad. Pero sí hay medición de la “utilidad” generada por un asesor financiero moviendo dinero en su computadora intercambiando acciones o derivados multiplicando esa “riqueza”. 

Hoy la pandemia nos lleva a repensar el sistema económico que queremos diseñar a futuro. No es viable continuar con los mismos indicadores y muchos países lo saben y están tomando cartas en el asunto. Nueva Zelanda, Escocia, India, Sudáfrica y muchos otros están optando por nuevos indicadores que midan la realidad social y el bienestar de sus ciudadanos. 

No podemos irnos al extremo de desestimar por completo la producción del país pero hay que preguntarnos, ¿de qué sirve hacer lápices si nos vamos a quedar sin árboles? De qué sirven 100 bancos que sólo estén “optimizando” el uso del dinero si de ahí no se redistribuye nada para el bienestar de la sociedad? De qué sirve seguir utilizando como referencia única el PIB si la pobreza, desigualdad, mala educación y pésima salud sigue siendo el yugo en México? ¿Y tú qué consideras más importante?

Para más información de temas actuales escucha mi podcast en Spotify “Kristian con K”.

Regresan a México 9 mil 768 connacionales varados en el extranjero

Comparte este artículo:

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que han regresado un total de 9 mil 768 mexicanos al país, mismo que estuvieron varados en diferentes países a causa del COVID-19.

De acuerdo a las cifras de la cancillería los regresos más recientes se dieron de Uganda y Vietnam, de donde en total regresaron 7 connacionales, además de 2 que volvieron de India.

La dependencia estima que permanecen 2 mil 743 mexicanos varados en diferentes partes del mundo, por lo que se hacen esfuerzos para regresarlos al país, con apoyo de embajadas y consulados.

La SRE acotó que la lentitud de los procesos dependerá de las restricciones aéreas de cada nación.

Las primeras reacciones que se tomaron a la pandemia de coronavirus a nivel global fueron los cierres de vuelos y rutas aéreas. Con esto se trató de limitar la movilidad internacional para evitar contagios importados.

AMLO dice que hay más de 6 mil camas para COVID-19

Comparte este artículo:

El Presidente AMLO informó que el País cuenta con 6 mil 425 camas de terapia intensiva para la atención casos de Covid-19.

Aseveró que estas camas cuentan con sus respectivos ventiladores, así como con el personal médico y de enfermería especializados.

Cuando nos llegó el coronavirus ya estábamos trabajando en mejorar el sistema de salud pública“, afirmó.

López Obrador aseveró que México va bien ante la emergencia por el coronavirus, pero pidió no confiarse.

Desgraciadamente todavía falta tiempo y según los especialistas la parte más difícil de la epidemia está por llegar”.

En su mensaje a la Nación en Palacio Nacional, presumió que México es después de la India el país con menos infectados por coronavirus.

Sin triunfalismos, abundó el Mandatario, México también es la tercera nación con menos defunciones por número de habitantes.

Tengo la certeza, pienso, de que saldremos adelante, como sucede cuando la entrega, la honestidad y el profesionalismo de los servidores públicos se enlaza, se articula con la generosidad y la solidaridad del pueblo“, abundó.

 

(Con información de El Norte)

India revoca estatus especial de Cachemira, propicia conflicto con Pakistán

Comparte este artículo:

En una decisión controvertida, India revocó el estatus semi-autónomo de Cachemira, obligándole a seguir la constitución india. Tanto Pakistán como China criticaron enérgicamente la medida. 

El parlamento indio derogó una provisión constitucional que permitía a la región hacer sus propias leyes, la cual le daba un poco de autonomía mientras se arreglaba la disputa territorial entre India y Pakistán. No obstante, su eliminación también permitiría la compra de propiedades en Cachemira por indios de otras partes del país, para así reivindicar aún más la presencia india sobre la zona. Según el ministro de hacienda, la medida serviría para hacer de la región “la más desarrollada del país.”

China respondió a India afirmando que sus acciones eran “inaceptables y sin ningún efecto legal.” Por otro lado, el primer ministro pakistaní, Imran Khan, avisó que acudiría al Consejo de Seguridad de la ONU y la Corte Internacional de Justicia en la Haya para bloquear las acciones del gobierno indio.

La región del Jammu y Cachemira es una de las más militarizadas del mundo; dos de las tres guerras que han habido entre India y Pakistán han sido por dicho territorio. China también tuvo una guerra con India en 1962 por un pedazo de la zona que conectaba al Tibet y el Sinkiang, las dos áreas autónomas más polémicas del gigante asiático. Pakistán acusa a India de reprimir los deseos de auto-determinación de la población mayoritariamente musulmana cachemira, mientras que India culpa a Pakistán de financiar a grupos terroristas que buscan rebelarse contra el gobierno indio.

Desde la llegada del nacionalista hindú Narendra Modi al puesto de primer ministro, India ha tomado pasos más bruscos de tinte nacionalista para reivindicar su soberanía sobre Cachemira. En febrero, después del ataque de un grupo armado basado en Pakistán contra un convoy militar indio, India aumentó la cantidad de operativos en Cachemira. Así mismo, Modi recién se reeligió con un discurso populista anti-musulmán que avivó tensiones con su país vecino. En uno de sus mitines expresó que mientras India exporta software, “ellos [Pakistán] exportan terroristas.”

(Fuentes: Reuters y Vox News)

Rosalinda Bueso asiste a reunión de primeras damas en el G20

Comparte este artículo:

Rosalinda Bueso, esposa del canciller Marcelo Ebrard, representó a México en el encuentro de las primeras damas, en el marco de la cumbre del G20, que se lleva a cabo en Osaka, Japón.

Los remas que tratan son la promoción de la cooperación asó como desarrollo. Además genera un foro de discusión sobre economía mundial.

Los Estados miembros del G20 son Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Cora del Sur, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos.

La sexta ciudad más importante de India se queda sin agua

Comparte este artículo:

La capital de la provincia de Tamil Nadu, Chennai, no ha recibido lluvia en los últimos 200 días. Peor aún, los reclamos y protestas por el recurso más preciado de todos han aumentado en violencia y en desesperación. Con temperaturas de 30ºC o más, el hecho que el lago Puzhal haya casi desaparecido en un año es una llamada de atención ante el cambio climático.

Chennai es la sexta ciudad más grande de India, la cuarta zona metropolitana más grande y uno de los polos turísticos más importantes de este país. Alrededor de 5 millones de personas viven en la ciudad, con unos 13 millones adicionales en los alrededores. 

La mayoría de las empresas y negocios han pedido a sus empleados trabajar desde casa y que traigan su propia agua. Al momento, los cuatro embalses que suministran a la ciudad de agua no tienen ni siquiera el 1% de capacidad. La metrópolis, que es casi tres veces más grande que Guadalajara, ha logrado sobrevivir gracias a tres megaplantas de desalinización. Así mismo, se ha planteado la idea de pedir agua de la ciudad vecina de Vellore, a dos horas y media de Chennai.

Chennai fue alguna vez conocida por ser parte de los “distritos de los lagos”: de los más de 6,000 cuerpos de agua que estaban presentes en la ciudad, sólo quedan 3,896; varios de estos espacios han sido perdidos debido al crecimiento urbanístico no planificado. Inclusive cuando la temporada de lluvias monzónicas se ha atrasado y ofrece tiempo para preparase para su llegada, el gobierno local no ha mostrado interés por invertir en sistemas de almacenamiento de agua  eficientes. Si bien las autoridades han intentado rescatar los tres ríos más importantes que atraviesan la ciudad, los complejos residenciales han hecho que las iniciativas sean infructíferas. Además, el 60% de la población vive en asentamientos informales que dependen del agua que pueda sacarse de la tierra, la cual no es distribuida equitativamente debido a las necesidades de empresas, negocios y espacios privados.

El partido de oposición Dravida Munnetra Kazhagam (DMK) llamó a protestas estatales este 22 de junio, acusando al gobierno en turno de una gestión terrible del agua. Adicionalmente, un vocero de dicho partido afirmó que el gobierno local, cuyo partido es parte de la coalición del Primer Ministro Narendra Modi, “desestima lo reportado como exageraciones de los medios y la oposición.”

La situación en Chennai es una que amenaza a varias metrópolis en todo el mundo; hace solo 8 meses en Sudáfrica, Ciudad del Cabo comenzaba a recuperarse de una crisis de agua fatal. Llegó al punto que el gobierno consideró cerrar todas las fuentes de agua de la ciudad y obligar a la población a recolectar agua en centros comunitarios. A mayo de 2018, el consumo de agua de Ciudad del Cabo estuvo limitado a 50 litros por persona al día (en comparación, el consumo de una persona promedio en California por día en el 2016 fue de 321 litros).

(Fuente: The Economic Times, The New York Times y CNN)