AMLO propone “iniciar una nueva etapa” a Trump entre ambos países

Comparte este artículo:

El ganador de las elecciones presidenciales en México, Andrés Manuel López Obrador, propuso en una carta al mandatario estadounidense, Donald Trump, “iniciar una nueva etapa” en la relación entre ambos países, e incluso se equiparó con el político republicano.

“En cuanto a lo político, me anima el hecho de que ambos sabemos cumplir lo que decimos y hemos enfrentado la adversidad con éxito. Conseguimos poner a nuestros votantes y ciudadanos al centro y desplazar al establishment o régimen predominante”, dijo López Obrador a Trump, quien desde su etapa como candidato propuso la construcción de un muro en la frontera, y ha acusado a México de no hacer la necesario para frenar la inmigración ilegal,  y de incluso enviar delincuentes.

A pesar de la hostilidad de Trump hacia México, López Obrador, en la carta fechada el 12 de julio, insistió al mandatario estadounidense en la posibilidad de llegar a acuerdos, y cooperar.

“Habrá muchos cambios, señor presidente Trump. Y en este nuevo ambiente de progreso con bienestar, estoy seguro que podremos llegar a acuerdos para enfrentar juntos tanto el fenómeno migratorio como el problema de la inseguridad fronteriza, sobre la base de la cooperación para el desarrollo y bajo la premisa de que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia. Todo ello con absoluto respeto a los derechos humanos”, indicó López Obrador.

Marcelo Ebrard, propuesto para ser secretario de Relaciones Exteriores del próximo gobierno, detalló este domingo el contenido de la carta que hicieron llegar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras la reunión en México con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

La carta abunda, sobre todo, en proyectos de desarrollo para “lograr que los mexicanos no tengan que migrar por pobreza o violencia”.

Entre las propuestas, está crear una zona libre o franca a lo largo de los más de tres mil kilómetros de frontera con Estados Unidos, en la que se reducirá el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a 20%, el IVA será de 8% en promedio, se reducirá el Impuesto Especial a la Producción y Servicios (IEPS) y se duplicará el salario mínimo para equipararlo con el que se gana del otro lado de la frontera.

Además propuso un plan de desarrollo que incluya a los países centroamericanos, para lo cual se presentará al Congreso una iniciativa presupuestal, a fin de asignar recursos a ese objetivo, de los cuales, 75% se destinaría a proyectos para crear empleos y combatir la pobreza, y solo 25% a control fronterizo y seguridad.

En cuanto a la cooperación comercial, Ebrard señaló que el 26 de julio, que se reanudan las pláticas de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, ya estará presente en Washington un representante del futuro gobierno, junto al equipo del actual presidente, Enrique Peña, y recibirán a la canciller de Canadá porque están por la postura de que siga siendo un tratado trilateral.

Refirió que también tendrán presencia, aunque López Obrador ya no acuda, en la revisión de la Alianza del Pacífico, y posteriormente con los países del Mercosur. “Para abrir el diálogo con los países de América Latina, porque tienen el mismo rango de prioridad que pueden tener las negociaciones del Tratado de Libre Comercio“, dijo el futuro canciller.

Hacienda y CCE analizan cómo enfrentar reforma fiscal en EE.UU.

Comparte este artículo:

Los empresarios y la Secretaría de Hacienda analizan acciones para hacer frente a la competencia que supondrá la reforma fiscal aprobada en Estados Unidos, informó hoy el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“El CCE y sus organizaciones afiliadas ya están en conversaciones con la Secretaría de Hacienda de nuestro país para analizar las mejores alternativas frente a la competencia que implicará el nuevo diseño tributario del vecino del norte”, informó el organismo en un boletín.

El CCE consideró necesario “evaluar el establecimiento de una política de promoción al crecimiento y la reinversión de las empresas” que busque no “romper el equilibrio fiscal del gobierno” ni acrecentar la deuda, que haga más eficiente el gasto corriente y que aliente la reinversión de utilidades y la generación de empleo.

En las conversaciones con Hacienda, la CCE instó a tomar medidas que fomenten el empleo a través de la inversión y especialmente centrada en el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas (pymes), que promuevan además las exportaciones y la disminución paulatina del impuesto sobre la renta (ISR).

Adicionalmente, pidió a la Secretaría de Economía (SE) y gobiernos locales aligerar la “carga administrativa” de las empresas ante el cúmulo de trámites e inspecciones.

“Son momentos para una participación conjunta de todos los sectores. El sector público con la optimización de su gasto y la efectividad en los subsidios para la pobreza, el sector laboral con mayor capacitación y productividad y la iniciativa privada con mayor inversión y reinversión de utilidades”, destacó la patronal.

La reforma fiscal en Estados Unidos, aprobada el martes por el Congreso e impulsada por el presidente Donald Trump, recorta impuestos a las grandes rentas y las empresas, reduciendo de forma significativa los aportes al fisco para las compañías de 35 % a 21 %, mientras que genera siete horquillas de pago fiscal para los individuos.

México es atractivo a la inversión extranjera y requerimos dar mayor certeza jurídica a las inversiones actuales y futuras. En esto jugará un papel muy importante el resultado de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLCAN)“, agregó hoy el CCE.

No obstante, recordó que a nivel internacional hay una “fuerte competencia” para atraer capitales y por “ofrecer las mejores condiciones fiscales”.

En este contexto, “la nueva política estadounidense alentará los ajustes a la baja de las tasas impositivas”, concluyó.

 

Denuncian que Duarte desapareció mil 400 mdp que retuvo a trabajadores por ISR y Afores

Comparte este artículo:

En su último año, el gobierno de Javier Duarte retuvo a los trabajadores 1,400 millones de pesos que correspondían al Impuesto Sobre la Renta y al Sistema de Ahorro para el Retiro. Los recursos nunca fueron transferidos al Servicio de Administración Tributaria (SAT), ni al Instituto Mexicano del Seguro Social y su paradero es desconocido, concluyó la Auditoría Superior de la Federación.

Este año se realizaron nuevas auditorías a la administración de Duarte, con motivo del análisis de la Cuenta Pública de 2016.

Los auditores calcularon el Impuesto Sobre la Renta (ISR) retenido en 2016, a partir de la nómina de trabajadores en 16 dependencias del gobierno de Veracruz. Así se estableció que la administración de Duarte retuvo por lo menos mil 260 millones de pesos de los salarios pagados.

La administración estatal si recortó a los trabajadores el dinero correspondiente al ISR pero este nunca fue ingresado a las arcas del SAT o a las de la Tesorería del estado, o por lo menos no hay documentos que así lo comprueben. El dinero literalmente no aparece.

La misma anomalía ocurrió con impuestos locales. Los auditores identificaron que el gobierno estatal retuvo 137 millones 369 mil pesos a los trabajadores en 2016 con motivo del impuesto por remuneraciones al trabajo personal y fomento a la educación. El dinero sin embargo, nunca fue reintegrado a las arcas de la tesorería local
El fraude se extendió a las afores. La ASF reportó que a lo largo de 2016 el gobierno de Veracruz retuvo 17 millones 341 mil pesos destinados al Sistema de Ahorro para el Retiro, sin embargo, el gobierno no comprobó que haya transferido las retenciones correspondientes al cuarto y quinto bimestre de ese año. Esto significa que hay cinco millones 795 mil pesos desaparecidos.

En caso de que el gobierno de Veracruz, actualmente ya bajo la administración de Miguel Ángel Yunes, no acredite el destino de los recursos y los devuelva, estas anomalías darían paso a nuevas denuncias penales ante la PGR en contra de la administración de Duarte.