#MartesDeGrilla: Sospechas en el caso Duarte




Apesta. Aquí algo huele mal.

Atraparon a Duarte en medio de las campañas electorales y justo cuando el PRI tiene la soga en el cuello en las gubernaturas de EDOMEX, Nayarit y Coahuila.

Apenas lo atrapó la INTERPOL y comenzaron las sospechas y teorías conspirativas. Y no es que seamos sospechosos por naturaleza, es que así nos han hecho. En el 1988, el curioso apagón electoral colocó a Salinas arriba de Cárdenas; en el 94, Colosio fue asesinado por una conspiración; en el 2006, tuvimos al primer presidente no oficial porque la “mafia del poder” lo obligó a perder; en el 2015 el primer gobernador independiente ganó prometiendo que se quedaría los 6 años como mandamás, no ha pasado ni la mitad de su periodo y ya se sospecha que tiene hartos suspiros por la presidencia de México.

Que si atraparon a Duarte en época electoral, que si el PRI ya no aguantaba más, que ¿por qué no antes?, ¿Apoco sí pudieron atrapar al Chapo pero no a un AMIGO del presidente? ¿Por qué ahorita en campañas electorales? ¿Duarte apoyaba a AMLO económicamente? ¿Por qué sonrió cuando lo atraparon? ¿De verdad lo van a procesar? ¿No será que hay arreglo en lo oscurito?

La cosa es que sospechamos porque los políticos nos han dado tantos madrazos que ya no sabemos por dónde viene el siguiente. Atrapar a Duarte no solo era una responsabilidad del gobierno, porque primero fue responsabilidad del electorado no haberlo elegido. Ya elegido y robando, no debió haber huido. Ya escapado, no debieron haber tardado tanto en atraparlo.

Muchos factores mal, con un resultado que era ya urgente para darle una bocanada de aire al presidente con la peor calificación en la historia. Quizás en la última llamada entre Peña y Duarte, la conversación en pocas palabras pudo haber sido así: “Perdóname amigo, pero es tu cabeza contra la mía.”

Usted cree que Duarte realmente fue tan… poco audaz como para equivocarse al hacer viajar a sus hijos y familiares a Guatemala, en un avión privado a nombre de los Duarte, con una maleta llena de dólares y euros. A los niveles de inteligencia que tuvo este señor para lograr saquear las arcas públicas de Veracruz, esto no me suena nada congruente.

Entonces ahora los priistas aplauden a priistas que atraparon a un priista. Así las cosas. Que yo no fui, fue teté y esta es la nueva generación del PRI.

Aquí algo huele mal.

Si no nos vemos, pues nos escribimos.




______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Donde te agarró el padrón?

Después de la cruda moral del toddianismo y el foxismo, el INE nos hizo bailar aquel éxito del profeta de la cumbia Chico Che diciéndonos donde te agarró el temblor. Y bueno, el INE se ha tomado el tema con campechana calma, con justa y adecuada razón, ¿Cuál es el problema? ¿Qué hay de malo con que los datos personales de millones de mexicanos anden pululando en Amazon cual vasija o recetario en venta? ¡Caray!, más se perdió en la guerra de Vietnam, dice Córdoba Vianello

Según el INE, a los que se les peló la paloma en un diskette de 3 ½ fue a los de Movimiento Ciudadano, un partidito -bien botana- que hoy 2016 no sabemos que ideología persigue o que ha propuesto. Según su dirigente/dueño/patrón, Dante Delgado dice que los hackearon… aunque la neta dudo que los de MC le sepan a la hackeada, es más, ahora que está tan de moda el 3 de 3 hay que decirles que incluyan o que demuestren que le saben siquiera al Power Point… no hay derecho, tantos datos en el aire, no falta, que ahora vayan a salir al aire los seudónimos de Marcial Maciel y Raúl Salinas, no se vale…

Según el INE, a los que se les peló la paloma en un diskette de 3 ½ fue a los de Movimiento Ciudadano, un partidito -bien botana- que hoy 2016 no sabemos que ideología persigue o que ha propuesto. Según su dirigente/dueño/patrón, Dante Delgado dice que los hackearon…

Sabemos que en nuestro divertidísimo país de misticismo y mexicana alegría el tema no se investigará hasta el 2034, si bien nos va… Y por favor nada de invitar expertos extranjeros a andar husmeando en nuestros usos y costumbres que tanto nos han costado mantener… no vaya a ser que descubran la verdad de la parálisis de Pemex, el IMSS, el ISSSTE, quién mató a Colosio, quien fue el Pípila, el otro lado de la calva de Salinas, qué le pasa a Lupita y de quién chon…

Sabemos que en nuestro divertidísimo país de misticismo y mexicana alegría el tema no se investigará hasta el 2034, si bien nos va… y por favor nada de invitar expertos extranjeros a andar husmeando en nuestros usos y costumbres que tanto nos han costado mantener…

Confío firmemente en que el INE resolverá a lo Virgilio Andrade el tema del filtrado de datos… mientras tanto yo ya aproveché las baratas de Amazon, me compré unos CURPS a precio de ganga y unos bultitos de motita medicinal, ya saben que como dice Sir Peña Nieto, la mota no se criminaliza, no se crea ni se destruye solo se transforma….

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Colosio: la creación de una mentira

En este 23 de marzo pasado se cumplieron 22 años del asesinato del excandidato presidencial Luis Donaldo Colosio, una fecha fatídica de ese 1994 tan convulsionado para el país. Un evento que aunque hoy no sea tan relevante para algunos, fue un parteaguas que cambió la historia de México.

Este suceso tuvo un impacto muy negativo en la economía nacional, como antes mencioné, 1994 fue un año de muchas turbulencias financieras que afectaron a México, propiciadas en parte por el levantamiento del EZLN y el asesinato de Ruiz Massieu, presidente del PRI y cuñado del presidente Salinas. Todo esto terminó como supimos en una devaluación, el famoso “Error de diciembre”.

Un recinto poco custodiado, un lugar peligroso por su naturaleza, Lomas Taurinas, en Tijuana, fue el escenario para una tragedia y así ocurrió.

Sin embargo, hoy, en el 2016, ¿Quién es Colosio?. Luis Donaldo Colosio se ha vuelto una especie de mártir político creado y solidificado por el PRI, un político asesinado en el régimen más oscuro, quizás, del siglo XX. Ese héroe y leyenda que se nos ha vendido, ¿Realmente era un apóstol de la democracia o un mito creado por el salinismo?, ¿Es realmente un mártir o un asesinato más del régimen en turno?…

Los medios de comunicación tienen un gran peso en esta historia, sensacionalizan con su muerte y el misterio de los hechos; en pocas palabras, han institucionalizado una tragedia apelando a los sentimientos dejando fuera el raciocinio y el contexto del momento.

La historia nos dice que fue un político priista de la estructura, apegado al régimen, coordinador de campaña de la elección de Salinas, siempre fiel a los intereses de su partido, tanto así que fue partícipe del fraude electoral de 1988. Con todas sus letras, Luis Donaldo Colosio es un héroe de papel, un mito, un invento manufacturado por la clase política para ocultar la perversidad y la crisis del régimen en turno. Una mentira que se nos ha repetido una y otra vez hasta que la gente se la crea. Un disparo mortal convertido en un martirio injusto, una muerte innecesaria que pagó los platos rotos de un gobierno de dudosa legitimidad.

Políticos de todos los partidos han ayudado a la creación de este mito en un halo casi de santidad del sonorense, creando un personaje mesiánico, ese típico héroe del imaginario colectivo mexicano que muere en el intento de salvar a su pueblo.
Paradójicamente, el mayor aporte a la democratización dentro del PRI y hacia afuera que aportó el salinismo y/o Colosio como presidente del PRI fue su propia muerte…

Calles, colonias, escuelas, bulevares y monumentos harán a un hombre que injustamente murió pero que ha sido usado por el priismo como su “ídolo de barro” en tiempos de crisis. Un hombre que fue un político más de finales de los 80s, un hombre que tenía pie y medio en Los Pinos y lo bajaron a la mala.

Políticos de todos los partidos han ayudado a la creación de este mito en un halo casi de santidad del sonorense, creando un personaje mesiánico, ese típico héroe del imaginario colectivo mexicano que muere en el intento de salvar a su pueblo.

Tal como dice Luis García Abusaíd, “Un partido político que no posee ideología, fabrica mitos para mantener la unidad de sus militantes”.

Los medios de comunicación tienen un gran peso en esta historia, sensacionalizan con su muerte y el misterio de los hechos; en pocas palabras, han institucionalizado una tragedia apelando a los sentimientos dejando fuera el raciocinio y el contexto del momento.

Rumores, teorías, procuradores han pasado y pasarán y el tema nunca se habrá resuelto, sin embargo, más allá de que si Mario Aburto es el asesino real, la verdad de la historia seguirá en el aire, una verdad incómoda para difundir…

Lo dicho, dicho está.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”