Monterrey XXI

Comparte este artículo:

Esta semana se entregó el premio nobel de economía a Esther Duflo, economista francesa y segunda mujer en la historia en ganarlo. Duflo, en conjunto con sus colaboradores, plantea una nueva forma de hacer política pública. Dejemos las ideologías de lado y concentrémonos en la acción. Hace 500 años la revolución científica nos dio la principal herramienta que nos ha hecho avanzar a pasos agigantados en medicina, tecnología, química, física y muchas otras ciencias naturales. Esa herramienta es el Método Científico, pero irónicamente no lo hemos utilizado para la política, economía y otras ciencias sociales. Es momento de cambiar eso. 

Nuestra capital se encuentra en un momento crítico, seguimos sin resolver los principales problemas que día a día nos afectan, contaminación, tráfico, inseguridad, vivienda digna, pobreza y desigualdad. Lo que plantea Duflo es que en lugar de concentrar los esfuerzos en los grandes problemas, partámoslos en pequeños problemas para encontrar sus causas y ataquemos su raíz con el Método Científico. Para esto hay que desarrollar grupos de control con experimentos sociales para encontrar que sí funciona y que no funciona. 

Monterrey sufre de inseguridad, confirmado con los resultados de la ENSU de Septiembre de la INEGI con un 73.8% de percepción, la peor de toda la ZMM. No sólo eso, somos la ciudad con peor calidad del aire de latinoamérica, perdemos $9,800 mdp anuales en el tráfico, no hay espacios públicos o de esparcimiento, no hay inversión en transporte público, estamos llenos de basura, hay mucho desperdicio de comida y hay un claro rezago en la lucha contra la corrupción dentro del gobierno. Problemas que no se han resuelto con las alcaldías del PAN ni del PRI. 

Para resolver estos problemas complejos tenemos que plantearnos preguntas sencillas que busquen respuestas concretas. En vez de concentrarnos en resolver la seguridad, preguntémonos: ¿Con más luminarias se reducen los crímenes? ¿Parques, vecinos atentos, hacinamiento, cursos de prevención en escuelas? ¿Un carril carpool reduce el tráfico y la contaminación? ¿Tren ligero, verificación vehicular, scooters eléctricos, red de ciclovías? ¿Una contraloría ciudadana resuelve la corrupción? ¿Evaluación policial, evaluación de políticas públicas o funcionarios? Es así como tenemos que comenzar a implementar acciones concretas que busquen resolver estos cuestionamientos para encontrar soluciones reales, con datos y comparaciones claras para estar seguros de su efectividad. 

Tenemos que dejar de lado el pensamiento ideológico, si aplicamos un capitalismo, socialismo, comunismo, progresismo, etc. y concentrarnos en cada tema. En desarrollo urbano tenemos que voltear a ver ciudades como Singapur, Boston, Barcelona o Curitiba, donde se realizó vivienda social vertical y se aumentaron los espacios públicos. En Medio Ambiente comenzar con programas de reciclaje para poco a poco probar si hay reducción de basura y mayor generación de energía, así como fomentar el uso de paneles solares y regular la contaminación industrial y vehicular. En desarrollo social atacar la desigualdad de ingreso de las familias, dejar de lado la burocracia de esos programas y probar un Ingreso Básico sin ataduras que ayude a su economía a fin de fomentar la reinversión y reenfoque en actividades más productivas. Pero todo esto tenemos que probarlo de manera controlada antes de implementarlo en su totalidad, porque sólo así sabremos si sí funciona o no. 

Duflo fue reconocida por concentrarse en estas preguntas y atacar la pobreza en diversas partes del mundo. Como resultado hay personas en África, Asia y Latinoamérica que cuentan con mejor educación, salud y calidad de vida. Pero todas son diferentes culturas, lenguas y sociedades, no sabemos si lo que funciona en otras partes va a funcionar aquí, a menos que lo probemos.

Todo esto solamente se puede lograr si trabajamos en conjunto, al fin y al cabo el Método Científico es una herramienta, no una respuesta. Pero está muy claro que el conocimiento y la mejora es resultado de un trabajo colectivo, de prueba y error. Pongamos nuestras propuestas en acción, juntémonos como regios para encontrar soluciones, para así, juntos construir el Monterrey que queremos para el siglo XXI. 

Cae México en ranking de competitividad

Comparte este artículo:

México cayó al sitio 48 de 142 países en materia de competitividad, de acuerdo con el Índice Global de Competitividad 2019 del Foro Económico Mundial. (WEF, por sus siglas en inglés), pese a haber mejorado 0.3 puntos su calificación en el índice.

El documento del organismo internacional detalló que el retroceso se debió a la incertidumbre generada por las tensiones provocadas por la política comercial de Estados Unidos y mejoras insuficientes respecto a otras naciones, en rubros como el mercado laboral influyeron en la caída de dicha posición.

Sobre México pesa la incertidumbre y las tensiones comerciales que surgen por la política comercial internacional de Estados Unidos, lo que son vientos en contra que impiden el desarrollo socioeconómico de México, lo que reduce las expectativas de los lideres de negocios y en consecuencia el atractivo a invertir“, explicó la WEF

El Índice de Competitividad Mundial mide 12 pilares principales: Instituciones, Infraestructura, Incorporación de Tecnología, Estabilidad Macroeconómica, Salud, Habilidades, tamaño de mercado, dinamismo empresarial, y Capacidad de Innovación.

En Instituciones, el país mejoró del lugar 105 al 97; en mercado laboral se ubicó en el lugar 96; en tanto en el rubro de incorporación de Tecnologías de la Información se situó en el lugar 74.

Según el documento, las naciones más competitivas en el mundo son: Singapur que se colocó en primer lugar con un puntaje de 84.8 con un avance de 1.3 puntos, superando a Estados Unidos, Hong Kong, Países Bajos y Suiza completan los primeros cinco puestos. ​

 

 

 

(Con información de Milenio)

El ‘Doing Business’ debe importarnos

Comparte este artículo:

Hace un tiempo escribía en estas páginas sobre los índices del bienestar de mayor relevancia como el Índice de Desarrollo Humano, el Índice de Progreso Social o incluso el Producto Interno Bruto (relevante para la toma de decisiones en política económica). En esta ocasión toca un índice que pasa por alto muchas veces en la academia, mas no así en el mundo de los negocios, vital dentro del marco de la globalización.

El Doing Business, uno de los informes anuales más importantes que realiza el Banco Mundial. Tal como su nombre lo dice, trata de medir la facilidad con la que se hacen negocios en un país (entre 190) y en determinadas ciudades.  Está basado en leyes y reglamentos que existen en cada uno de los países y mide las regulaciones que afectan directamente a las empresas, aunque deja de lado cuestiones generales como la infraestructura, proximidad a grandes mercados, la delincuencia o la inflación. 

La clasificación de los países en el DB va del 1 al 190, siendo que más próxima a 1 las regulaciones en dicho país facilitan la apertura de negocios y sus actividades. 

Está compuesto por diez subindicadores: Apertura de un negocio, manejo de permisos de construcción, obtención de electricidad, registro de propiedades, obtención de crédito, protección de los inversionistas minoritarios, pago de impuestos, comercio transfronterizo, cumplimiento de contratos, resolución de insolvencia.

Al título de este texto ¿Por qué es importante? 

Una vez superado el discurso del Estado como principal generador de empleos, entendemos la virtud de la iniciativa privada. Los negocios proporcionan empleos, generan ingresos para el gobierno, crean población capacitada para atender las necesidades del mercado e inclusión financiera. 

La facilidad para hacer negocios no solo se da para los productores nacionales, si no también para los extranjeros. El DB suele ser el indicador principal al evaluar la posibilidad de invertir en México. Esta facilidad dinamiza la captura de inversión extranjera. Además de los beneficios antes mencionados, las empresas extranjeras traen consigo nuevas tecnologías en los sectores que invierten. 

Además para la economía, cuando los sistemas, procesos, normas y regulaciones son amigables para los negocios, la creación de estos se hace más fácil no solo para las grandes empresas sino también para las más pequeñas que tienen menos capital y recursos a su disposición. Uno de los objetivos del DB es ese, estimular la reducción de regulaciones para dinamizar entornos locales. Al crear un entorno económico abierto y justo, la facilidad para hacer negocios puede beneficiar a las empresas y a los ciudadanos locales de la siguiente manera:

Con menos corrupción 

Aquellos lugares donde la regulación es más estricta suelen tener altos índices de corrupción. Pequeños negocios recurren a la informalidad para llevar a cabo sus operaciones, con menor protección a las condiciones laborales y mayor vulnerabilidad a las crisis económicas. Los canales oficiales también enfrentan vulnerabilidad a la corrupción. La simplificación del proceso para las empresas beneficia en este sentido tanto al sector privado como al público. 

Con acceso a oportunidades económicas 

Las pequeñas y nuevas empresas ven más fácil lidiar con permisos de construcción, electricidad, registros de propiedad, créditos, impuestos, contratos, etc. Quitar la mayor burocracia posible evita obstáculos que suelen impedir el avance de estos negocios o en últimas instancias el cierre de estos perjudicando a las economías locales.

Con costos de transacción más bajos 

Menos pasos en el proceso de establecer un negocio puede ayudar a las pequeñas y medianas empresas a administrar sus recursos financieros y crédito, así como en las operaciones del negocio ya establecido. 

Es necesario continuar con esta cultura del emprendimiento, común en el norte de México y las zonas metropolitanas, pero muy atrasada en el sur del país y algunos lugares del centro.  La pregunta clave es ¿Cómo transmitimos esto a la mayor parte de la población? 

Si tomamos en cuenta que México se encuentra en el lugar 54 del DB, Canadá en el 22 y Estados Unidos en el 8. Debemos tener como meta avanzar lo más posible en los próximos años y ponernos a la altura de la competitividad en la región norteamericana.

Dato: El Top Ten del Doing Business lo conforman Nueva Zelanda, Singapur, Dinamarca, Hong Kong, Corea del Sur, Georgia, Noruega, Estados Unidos, Reino Unido y Macedonia.

Seguridad Bancaria: ¿Oportunidad o Reto?

Comparte este artículo:

Esta semana el Banco de México aceptó que las afectaciones e irregularidades en transferencias en los sistemas de la mayoría de los grandes bancos de nuestro país fueron ocasionados por un hackeo de origen desconocido, que vulneró el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI). Aún con las noticias de las elecciones vale la pena poner atención en este suceso por las afectaciones no solo financieras, sino institucionales que pudiese tener. Expertos y analistas hablan de pérdidas potenciales inmediatas de hasta 820 millones de pesos, considerando la poca información que se ha dado a conocer los bancos más afectados fueron Banorte, INBURSA, CI Banco y BBVA Bancomer.

Los hackers modificaban el destino de las transferencias, por medio de códigos que introdujeron a sus sistemas. Pero según autoridades una parte del dinero no pudo ser retirado dado que los bancos migraron a un sistema alternativo de transferencias, el cual también ha ocasionado pérdidas de manera indirecta al no poder satisfacer la demanda de depósitos y retiros, sobre todo el martes 15 que fue quincena cientos de miles de usuarios se quejaron en redes sociales sobre la falla.

El tema de los hackeos a bancos no es nuevo ni es exclusivo de México. El año pasado en Taiwan hackers vulneraron el sistema SWIFT, sobresaturando de correos y pedidos la red para entrar y modificar claves para transferir el dinero a cuentas en el extranjero que a su vez fueron retirados terminado el hurto. En Rusia, vulnerando el mismo sistema SWIFT, un grupo de hackers se llevó más de 6 millones de dólares el rublos los cuales también no han podido ser localizados. 

Históricamente los bancos han sido vistos como vanguardistas en tema de seguridad informática, antes era impensable que un hackeo pudiese funcionar y de ser así que el dinero pudiera ser retirado concretando el desvío. El sistema financiero mexicano al igual que la mayoría en el resto del mundo se encuentra interconectado, entre los mismos bancos por lo que las fallas de uno, dos o tres bancos terminan por afectar e infectar a las demás instituciones de banca que también pueden presentar pérdidas directa o indirectamente. 

Hay varios planteamientos para solucionar el problema sin caer en acciones reactivas y extremas como limitar los retiros mayores a 50,000 MXN en lo que se aclaraba el sistema como se llegó a plantear, ya que a su vez esto generaría pánico en el mercado y desalentaría la actividad económica en el muy corto plazo. Varios países, sobre todo pequeños como Singapur, han reforzado el uso de la huella digital como sello para transferencias y retiros, esto con el fin de evitar este tipo de movimientos, pero a su vez eleva los costos de operación bancaria y genera incomodidad en los usuarios.

La solución recae no solamente en los  sistemas de seguridad privada de los bancos, sino también en los mecanismos y regulaciones del gobierno, buscando mejorar sus equipos de seguridad, en EUA por ejemplo el gobierno tiene programas donde detecta jóvenes talento (inclusive que cometieron delitos y se los perdonan a cambio de trabajar para ellos) y los becan para trabajar para el gobierno en seguridad informática.