Ebrard confirma despliegue de la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala

Comparte este artículo:

El canciller de México, Marcelo Ebrard, informó al salir del Departamento de Estado de los Estados Unidos que por segundo día no se llegó a un acuerdo con autoridades estadounidenses, por lo que las negociaciones continuarán este viernes.

“Así son las negociaciones. Seguimos adelante”, dijo Ebrard a los medios de comunicación.

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores confirmó el despliegue de 6 mil elementos ce la Guardia Nacional a la frontera sur con Guatemala, a fin de tratar de controlar el alto flujo de migrantes provenientes desde Centroamérica.

“La Guardia Nacional estará en el sur del país, así lo hemos planteado. Le hemos informado al gobierno de Estados Unidos que hemos creado la Guardia Nacional y que tiene la instrucción de cuidar la frontera sus. Seis mil hombres”, dijo el canciller.

Por último, el funcionario federal aclaró que las negociaciones continuarán este viernes y que se espera pueda existir algún tipo de mediación que evite la carga arancelaria.

Mike Pence asistirá a reunión con delegación mexicana

Comparte este artículo:

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que en la reunión es este miércoles con la delegación mexicana asistiría el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

La reunión será para negociar los aranceles que Donald Trump pretende imponer a México.

Además de Pence, también acudirán el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y Kevin McAleenan, secretario interino de Seguridad Nacional.

El encuentro se llevará a cabo a las 14:30 horas del centro de México en la Casa Blanca, en Washington, D.C.

Por la delegación mexicana asistirán el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; la Secretaria de Economía, Graciela Márquez; el Secretario de Agricultura, Víctor Villalobos; el Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa; el Subsecretario para América del Norte, Jesús Seade, y el coordinador de asesores de Presidencia, Lázaro Cárdenas.

De igual manera, el canciller Ebrard informo el día ayer que también estará en Washington el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Carlos Salazar, y un representante de las Fuerzas Armadas.

AMLO reitera que México no intervendrá en la crisis venezolana

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador se manifestó por una solución pacifica ante la crisis política que vive Venezuela, esto después de que esta mañana el líder opositor Juan Guaidó pidiera al pueblo rebelarse contra el presidente Nicolás Maduro.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario reiteró que la postura mexicana es por la no intervención y la solución pacífica de los conflictos como establece la constitución.

El político tabasqueño dijo que espera que haya diálogo y se respeten los dertechos humanos, que no se apueste por la violencia.

Por su parte, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que México sigue atentamente la situación de lo que ocurre en Venezuela, además de que expresó su preocupación por una posible “escalada de violencia” y “derramamiento de sangre” que pudiera derivar de los hechos.

“México reitera su deseo y compromiso por encontrar una solución pacífica, democrática y media el diálogo a esta crisis, privilegiando en todo momento el respeto irrestricto a los derechos humanos”.

En el comunicado de prensa, la SRE también informa que están realizando consultas con los 16 países que integran el Mecanismo de Montevideo con elf in de encontrar una ruta común.

Firma Bachelet convenio de asistencia técnica para caso Ayotzinapa con SRE

Comparte este artículo:

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, firmó un convenio con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), para brindar asesoría y asistencia técnica a la Comisión presidencial para la verdad y el acceso a la justicia en el caso Ayotzinapa.

Bachelet, celebró y reconoció la voluntad del Gobierno actual para iniciar una nueva etapa en el caso, lo que a su vez permitirá superar los cuestionamientos hacia la investigación de la entonces Procuraduría General de la República (PGR), por parte de distintas instancias nacionales e internacionales.

“Llegar a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición en el caso Ayotzinapa es una obligación del Estado mexicano, y una oportunidad para potenciar cambios de fondo en el sistema judicial, alcanzar justicia para víctimas de graves violaciones a sus derechos humanos y saldar la deuda histórica”, dijo durante el evento Bachelet.

La comisionada de la ONU dijo que el objetivo será alcanzar la verdad y la justicia sobre la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la escuela normal de Ayotzinapa perpetrados la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

Por su parte, el titular de la SRE, Marcelo Ebrard, señaló que encontrar la verdad sobre el caso es la principal preocupación de la administración de Andrés Manuel López Obrador, y agradeció el compromiso de la Oficina para apoyar la investigación.

“Más que reformas constitucionales, pensamos en la verdad y la justicia y eso sí es un cambio de régimen. Buscamos verdad y justicia, en este caso pero en todos los casos. Todas y todos los desaparecidos”, dijo Ebrard.

En la firma del convenio estuvieron presentes las madres y padres de los 43 normalistas, por lo que el canciller destacó que sin su lucha, muy seguramente un cambio de régimen en México no sería posible.

SRE le echa la bolita al Gobierno de Peña por gasto en toma de protesta

Comparte este artículo:

Tras develarse que el costo de la celebración del cambio de poderes en México costó 41 millones de pesos, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) responsabilizó a la Administración de Enrique Peña Nieto de haber licitado todos los servicios.

Lo anterior, pese a que la dependencia admitió haber organizado el evento en conjunto con el Gobierno anterior.

No obstante, se justificó argumentando que tenían imposibilidad de celebrar contratos o erogar recursos previos al inicio de la actual gestión.

A través de una carta firmada por Roberto Velasco Álvarez, director general de la Cancillería, la SRE refiere que el costo global publicado incluye además todas las actividades previas de planeación, organización de avanzadas y previsitas para las delegaciones extranjeras, entre otros rubros.

En el texto se establece que la comida que ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador a más de 500 comensales solo corresponde a menos del 7% del costo total publicado. Es decir, a poco menos de 3 millones de pesos.

Detalla que en el marco de los actos de cambio de gobierno, el país anfitrión brinda durante varios días una serie de cortesías a las delegaciones de las naciones invitadas, a los titulares de organismos internacionales y a los asistentes especiales extranjeros.

Estas cortesías suponen cubrir los costos necesarios para garantizar la seguridad de los visitantes extranjeros, incluyendo vehículos a jefes de Estado y de gobierno; brindar hospedaje conforme y proveer circuitos de transporte entre las distintas sedes.

Disponer de infraestructura de apoyo a la prensa nacional y extranjera que cubre los eventos; organizar cenas y comidas en los actos de carácter protocolario; proporcionar apoyo logístico a través de enlaces diplomáticos, de seguridad y de prensa a los equipos técnicos de las delegaciones extranjeras; establecer un esquema de identificación y acreditaciones, entre otras múltiples actividades de distinta índole.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Gasta gobierno 41 millones en toma de protesta de AMLO

Comparte este artículo:

El Gobierno federal pagó 41 millones 18 mil 479 pesos por el banquete que ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador y su esposa Beatriz Gutiérrez con motivo de la toma de protesta del tabasqueño el 01 de diciembre pasado en Palacio Nacional.

En respuesta a una solicitud de información, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) entregó dos facturas emitidas por las empresas Creatividad y Espectáculos, S.A. de C.V., y Huellas de México, S.A. de C.V., que dan cuenta de los servicios que hubo en la ceremonia del cambio de poderes.

Estos, son: la organización del evento, transporte, equipo de sonido, acondicionamientos de espacios, servicio de internet, así como el hospedaje en habitaciones en hoteles de lujo para más de 100 jefes de Estado e invitados especiales.

En la primera factura se detalla que la empresa Creatividad y Espectáculos, S.A. de C.V., cobró a Relaciones Exteriores por “actividades con motivos de la preparación y ejecución de la transmisión del Poder Ejecutivo Federal 2018” un total de 40 millones 316 mil 772 pesos.

En una segunda factura, Huellas de México, S.A. de C.V., detalla que cobró 701 mil 707 pesos por un servicio de cafetería para las reuniones de trabajo en la SRE durante el evento Transmisión de Poder Ejecutivo Federal el 01 de diciembre de 2018 en la Ciudad de México.

De igual forma, la cancillería entregó un listado con los lugares donde fueron alojados cada uno de los 133 mandatarios e invitados especiales convocados para dicho evento.

Las habitaciones alquiladas se encuentran en cinco hoteles de lujo de la Ciudad de México.

Por ejemplo, en el Hotel Presidente Intercontinental estuvieron hospedados Ivanka Trump, hija de Donald Trump, presidente de Estados Unidos; Mike Pence, vicepresidente estadounidense; y el rey español Felipe VI.

En el Camino Real, Nicolás Maduro y dos de sus acompañantes tuvieron habitaciones rentadas, y a Evo Morales se le rentó una habitación en el Hotel J.W. Marriot.

El banquete que los anfitriones ofrecieron, constó de: ensalada de calabazas criollas en cama de pipián y crema de huitlacoche; el segundo tiempo consistió en costilla en salsa de axiote con esquites y molote de plátano.

Como postre se podía elegir entre dulce de zapote negro con nieve de mandarina, y dulce de calabaza de castilla con crema montada de vainilla y garapiñados.

Para ambientar el banquete se escucharon melodías interpretadas por la Camerata Instrumental de México.

Además, a los asistentes a la recepción de gala se les entregó un pin conmemorativo por la toma de protesta presidencial que, en color dorado, tenía el escudo mexicano, el nombre del mandatario y la fecha “1-DIC-2018”.

Ese día, en el Salón Tesorería de Palacio Nacional estuvieron presentes personajes como la conductora de Televisa, Galilea Montijo, y el actor argentino Julián Gil, quienes difundieron fotos de la comida en sus redes sociales.

(Fuente: El Mañanero Diario)

México y Uruguay organizan cumbre por Venezuela

Comparte este artículo:

Los Gobiernos de México y Uruguay convocaron a una conferencia internacional este 7 de febrero en Montevideo para establecer un nuevo mecanismo de diálogo con el fin de resolver el conflicto en Venezuela.

La Secretaría de Relaciones Exterior (SRE) dio a conocer que ambos gobiernos invitaron a representantes de países y organismos internacionales que han asumido una posición neutral ante el conflicto político en Venezuela.

“El propósito de la conferencia es sentar las bases para establecer un nuevo mecanismo de diálogo que, con la inclusión de todas las fuerzas venezolanas, coadyuve a devolver la estabilidad y la paz a ese país”, dio a conocer la Cancillería.

Por otro lado, la SRE dice que el esfuerzo responde al llamado del secretario general de la ONU, António Guterres, de apostar por el diálogo frente a quienes niegan que existe esa posibilidad.

“Ambos gobierno han adoptado una posición de no intervención, a la vez que han externado su preocupación por la situación de los derechos humano en Venezuela. Por ello han decidido convocar a un diálogo inclusivo y creíble que solucione la delicada situación por la que atraviesan nuestros hermanos venezolanos”, detalló la dependencia federal.

 

México ante Venezuela, ¿Tibieza, mesura o estrategia?

Comparte este artículo:

Para muchos, ha sido sorprendente la postura de México ante los recientes sucesos en Venezuela. Me atrevo a decir que a faltado un análisis sustancial, y que ha habido una especie de psicosis que distorsiona un poco los hechos y el estudio objetivo. La decisión de la Secretaría de Relaciones Exteriores, de actuar conforme al principio de No Intervención, establecido en el art. 89 fracción X de la CPEUM, y retomar algunos elementos de la Doctrina Estrada, nos hablan de una neutralidad que podría significar tres cosas: tibieza, mesura, o estrategia.

 Después de apenas un mes de gobierno, sería irresponsable asegurar con cualquiera de estos calificativos. La política exterior de México se encuentra en etapa de delineación. Claro está, que esto no significa inhibirse o ignorar los eventos internacionales. Al contrario, las decisiones que se tomen ahora nos pueden ilustrar algunos signos del rumbo que tomará la Cancillería por los próximos 6 años (si es que hay continuidad respecto a un diseño y una ejecución congruentes). Hasta ahora, la línea había sido una agenda de derechos humanos. Sin embargo, ayer se optó por la neutralidad. ¿Por qué?

Si bien, la neutralidad no es una carta comodín, que se pueda aplicar ante cualquier evento para deslindarse, sí es una tradición en la historia de la política exterior mexicana. México no ha tenido el alcance político o la relevancia coyuntural para mediar en los conocidos conflictos internacionales como el árabe-israelí, pero sí ha tenido algunos destellos de liderazgo y de tercer partido mediador en sucesos en Latinoamérica, durante el siglo pasado.

Ahora, retomando la crisis de Venezuela. Hay una cantidad importante de factores que se están dejando fuera de las conclusiones de gran parte de la opinión pública:

El rol de Estados Unidos: su papel, y la carga geopolítica. Hay que recordar que sigue siendo Trump el que está a cargo del ejecutivo, y Pompeo como Secretario de Estado. Los mismos que se han caracterizado por una política exterior brusca y hasta imprudente. Los mismos que declararon a Jerusalén como capital de Israel, los mismos que presionan con el muro y sostienen declaraciones agresivas contra México. 

América Latina tiene una historia particular con EUA y sus intervenciones. No es la primera vez que este último apoya a alguna facción política en un asunto doméstico. Aunque en el discurso sea en aras de la democracia, es imposible prescindir de los puntos económicos y políticos. El reciente decremento en la influencia de EUA en Latinoamérica, y el interés en los abundantes recursos en Venezuela (particularmente petróleo), vuelven cuestionable el discurso pro-democracia y pro-derechos humanos de EUA. 

Ahora bien, las intenciones turbias de actores como EUA y Brasil en el reconocimiento de Guaidó no invalidan la urgencia y necesidad de esperanza para el pueblo venezolano. Bajo esta lógica, se podría argumentar de alguna manera que ¿los medios justifican el fin? ¿Si el apoyo de EUA a la oposición contribuye a que Venezuela vea luz en su crisis humanitaria, es válido a pesar de que se haga por los recursos y dominación política, y no realmente con fines democráticos y de DDHH? Tal vez sí. Y aquí es donde recae la complejidad para la toma de las decisiones.

Mantener relaciones diplomáticas con el gobierno de Nicolás Maduro no se traduce en apoyar su régimen, sus acciones ilegítimas, las faltas a los derechos humanos, o las políticas extremistas. La no-intervención, y el discurso en los distintos comunicados emitidos por canales oficiales, explican la naturaleza de mesura de México.

Al aludir a la resolución pacífica de controversias, y a ofrecer -en conjunto con Uruguay- apoyo para procesos de diálogo y una respuesta diplomática, se puede perfilar a México como un posible mediador o tercer partido, que debe de ser neutro. Si se dan otros indicios de esto, se podría estar hablando de una estrategia diplomática que buscaría ayudar genuinamente al pueblo venezolano y a sus valores democráticos.

De no ser así, la mesura y prudencia de retomar el principio de no intervención y la Doctrina Estrada, podrían volverse un ejemplo de tibieza. Si la violencia sigue, México debe de condenar las faltas a los derechos humanos y pronunciarse con una postura más clara. De esto no queda duda.

Que quede claro: Venezuela no se merece a Maduro. El pueblo venezolano amerita el cese al sufrimiento, a la violencia, a la represión y al hambre. América Latina es más que dictadores y gobiernos autoritarios. Pero la desesperación no puede ganar, y se necesita una política exterior congruente y de estrategias. Que México reconozca a Guaidó, fácticamente, no hace la diferencia. Que México sea un partido neutro que pueda mediar, abogando por la solución pacífica de controversias, podría ser una ventana de esperanza. 

 

Gobierno de México reconoce aún a Maduro como Presidente

Comparte este artículo:

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard y el vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez, afirmaron que por el momento no hay cambio en la posición con respecto al gobierno de Venezuela y sigue reconociendo a Nicolás Maduro como presidente del país sudamericano.

“No hay cambio de posición y México reconoce a Maduro, respetamos el receso político en Venezuela”, dijo Ramírez.

“Respetamos la decisión de otros países y no coincidimos con la posición de Almagro (presidente de la OEA) porque México no fue consultado”, agregó el vocero oficial.

Por su parte el vocero de la SRE, Roberto Velasco, dijo que por el momento México no prevé cambio alguno en su política de no intervención respecto a la situación del país sudamericano.

Estados Unidos le entra a invertir en el sur de México

Comparte este artículo:

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, informó que Estados Unidos invertirá 4 mil 800 millones de dólares para el sur de México y 5 mil 800 millones en Centroamérica, esto con el fin de mejorar las condiciones en esas zonas y mitigar el fenómeno migratorio.

“Los Estados Unidos, por su parte, a través de la corporación de inversión privada en el exterior estará enfocado en aumentar la inversión privada y pública en México totalizando 4.8 mil millones de dólares, incluyendo 2 mil millones de dólares para proyectos en el sur de México”, dijo el Canciller mexicano.

Por otro lado, en el proyecto para Centroamérica, el gobierno estadounidense entregará 5.8 mil millones de dólares para el desarrollo económico.

“Estados Unidos se compromete a entregar un total de 5.8 mil millones de dólares para reformas institucionales y desarrollo económico del triángulo del norte por medio de fuentes privadas y públicas”, informo Ebrard.

Por último, el ex Jefe de Gobierno, detalló que en el 2019 se convocará a una reunión bilateral entre autoridades mexicanas y estadounidenses, con el fin de llegar a un marco de acción y establecer un grupo de trabajo de alto nivel.