Crecimiento o Desarrollo

Comparte este artículo:

Durante las últimas semanas hemos presenciado un debate intenso entre la 4T y sus detractores. La actual pandemia nos ha llevado a analizar el sistema económico global. Esto aunado a un férreo rechazo de López Obrador a dar crédito a la medición de la producción y crecimiento, el Producto Interno Bruto o PIB. 

México inicia el 2020 con una contracción del casi 2% del PIB en el primer trimestre del año. A esto hay que sumarle que en los últimos meses se ha tenido un estancamiento económico, donde prácticamente no hay cambio en el PIB de nuestro país y no estamos creciendo. Con números en mano salen expertos diciendo que AMLO nos está llevando al precipicio, y sus promesas de 3%, 4%, ó hasta 5% no se darán al menos en sus primeros tres años de gobierno. Mientras que desde la otra esquina escuchamos a la 4T pregonar que el crecimiento no es de importancia, sino hay que buscar el bienestar. Ante esta situación de blancos y negros es preciso detenernos un momento y analizar qué pasa y qué es mejor. 

Para entender estos argumentos hay que remontarnos a la creación y uso del PIB como indicador económico. Posterior a la crisis de 1929 el Presidente Hoover estaba buscando como levantar la economía, razón por la cual invitó a un brillante y joven profesor ruso, Simon Kuznets, con el fin de explicar al Congreso que la recuperación estaba a la vuelta de la esquina. En los siguientes años Kuznets diseñó el PIB a fin de considerar cuánto se podría producir para incentivar la economía. Es así como el PIB se convirtió en el indicador de referencia económica a nivel global, donde básicamente se plasman los bienes y servicios producidos en un periodo de tiempo determinado. 

A pesar de las advertencias de Kuznets de no incluir a ciertas industrias como la militar, publicidad y el sector financiero, no se hizo nada al respecto y el PIB terminó considerándolas para tener mejores cifras. Para darnos una idea de las consecuencias en Gran Bretaña el sector bancario era menos de 1% del PIB en 1950, pero para 2008 en plena crisis financiera su porción ya era de 9%. Esto gracias a un mayor involucramiento durante los 70s con el fin de hacer más “productiva” la optimización del dinero y sus rendimientos, los cuales por décadas se han quedado en los bolsillos de unos cuantos. 

Esta medición de la “realidad” económica ha llevado a casos ilógicos de registrar dónde se encuentra la riqueza. Como ejemplo podemos tener un árbol en un parque público que a pesar de dar sombra, dar frutos, ser filtro de contaminación y reducir el calor ambiental no tiene aportación alguna al PIB, pero si talamos ese árbol y de ahí hacemos lápices entonces ya se registraría la producción y el crecimiento económico. 

Es así como el día de hoy consideramos que lo que producimos, independientemente de su utilidad y fin, es más importante que lo que tenemos y no registramos. No hay medición de la riqueza social generada por los parques, educación, salud, entre otras tantos rubros que son esenciales para una sociedad. Pero sí hay medición de la “utilidad” generada por un asesor financiero moviendo dinero en su computadora intercambiando acciones o derivados multiplicando esa “riqueza”. 

Hoy la pandemia nos lleva a repensar el sistema económico que queremos diseñar a futuro. No es viable continuar con los mismos indicadores y muchos países lo saben y están tomando cartas en el asunto. Nueva Zelanda, Escocia, India, Sudáfrica y muchos otros están optando por nuevos indicadores que midan la realidad social y el bienestar de sus ciudadanos. 

No podemos irnos al extremo de desestimar por completo la producción del país pero hay que preguntarnos, ¿de qué sirve hacer lápices si nos vamos a quedar sin árboles? De qué sirven 100 bancos que sólo estén “optimizando” el uso del dinero si de ahí no se redistribuye nada para el bienestar de la sociedad? De qué sirve seguir utilizando como referencia única el PIB si la pobreza, desigualdad, mala educación y pésima salud sigue siendo el yugo en México? ¿Y tú qué consideras más importante?

Para más información de temas actuales escucha mi podcast en Spotify “Kristian con K”.

Hora de abrir los ojos

Comparte este artículo:

Escribo esta columna el lunes 27 de abril del 2020. Con este día, ya van 42 desde que (informalmente) muchos mexicanos iniciamos nuestra cuarentena. Nos fuimos de puente el viernes 13 de marzo sin saber que no volveríamos. Ese fin de semana, el Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma, anunció la suspensión de clases en todos los niveles iniciando el martes 17 como parte de los primeros esfuerzos para contener los contagios por COVID-19.

Desde entonces, las cosas no han mejorado. Las predicciones más pesimistas se han vuelto una dura realidad. El proceso de asimilar que el mundo está cambiando y que nos encontramos envueltos en una crisis que marcará a toda una generación es difícil, pero necesario. Considero importante compartirles un pensamiento que leí navegando por internet: No estamos en el mismo barco. Estamos en la misma tormenta, pero no el mismo barco. Unos en yate, otros en bote, otros luchando por no ahogarse. Que el privilegio no nos nuble la vista. El poder quedarse en casa, aprender desde tu computadora o levantarse tarde es un lujo que muchos, la mayoría, no se pueden dar. No olvidemos a quienes no tienen el privilegio de poner su vida en pausa. La empatía y la solidaridad son vitales, fundamentales y necesarias en tiempos de crisis. 

La complicada situación mundial provocada por el coronavirus nos ha hecho darnos cuenta de cosas que en cualquier otra circunstancia no habríamos notado. Primero, y antes que nada: sí existen los héroes, visten de bata y trabajan en los hospitales. Ni los políticos ni las ideologías te van a salvar la vida. Un doctor sí. Y tuvo que ser necesaria una pandemia global para caer en cuenta de que el sistema de salud siempre debe de ser prioridad. 

Segundo, hemos notado que muchos de nosotros no somos indispensables para el funcionamiento de la sociedad. Es un golpe de realidad para que protejamos e impulsemos a quienes sí lo son. 

Llevamos 42 días de encierro voluntario por responsabilidad, porque entendemos que hay que buscar el bien mayor. La simple acción de no salir de casa si no tienes que hacerlo salva vidas, aunque no se pueda notar. Se protege uno mismo, se protege a los familiares y se protege a los ciudadanos que nos rodean. 

Pronto esto acabará, y es nuestra responsabilidad salir a las calles como una versión mejorada de nosotros mismos. Y no, no me refiero al físico: tenemos que salir con un enorme sentido de empatía de ahora en adelante. Ser una generación solidaria y noble es la clave de un buen futuro. Que los valores que nos unen sean nuestro estandarte. Como la generación que liderará al mundo en el futuro, debemos entender las verdaderas prioridades. Vean a países como Nueva Zelanda, que desde el primer momento priorizaron la salud por encima de cualquier otro aspecto, y hoy cumplen una semana sin contagios locales. En este debate hay muchas posturas válidas, pero algo es cierto: sin una población saludable, no hay nada. Es algo que algunos líderes de los países más poderosos del mundo no terminan de entender.

La cuarentena no será permanente, pero es cuestión nuestra que los estragos causados por la pandemia tampoco lo sean. Si después de estos tiempos difíciles no abrimos los ojos nosotros los jóvenes, nada nos hará darnos cuenta. Es hora de darle importancia a lo que realmente lo merece. Terminemos de tratar de esenciales a cosas que no lo son, y tratemos de esencial a lo que siempre lo fue, pero no queríamos aceptar.

Cuídense mucho, usen tapabocas y no dejen de luchar por México.

El ‘Doing Business’ debe importarnos

Comparte este artículo:

Hace un tiempo escribía en estas páginas sobre los índices del bienestar de mayor relevancia como el Índice de Desarrollo Humano, el Índice de Progreso Social o incluso el Producto Interno Bruto (relevante para la toma de decisiones en política económica). En esta ocasión toca un índice que pasa por alto muchas veces en la academia, mas no así en el mundo de los negocios, vital dentro del marco de la globalización.

El Doing Business, uno de los informes anuales más importantes que realiza el Banco Mundial. Tal como su nombre lo dice, trata de medir la facilidad con la que se hacen negocios en un país (entre 190) y en determinadas ciudades.  Está basado en leyes y reglamentos que existen en cada uno de los países y mide las regulaciones que afectan directamente a las empresas, aunque deja de lado cuestiones generales como la infraestructura, proximidad a grandes mercados, la delincuencia o la inflación. 

La clasificación de los países en el DB va del 1 al 190, siendo que más próxima a 1 las regulaciones en dicho país facilitan la apertura de negocios y sus actividades. 

Está compuesto por diez subindicadores: Apertura de un negocio, manejo de permisos de construcción, obtención de electricidad, registro de propiedades, obtención de crédito, protección de los inversionistas minoritarios, pago de impuestos, comercio transfronterizo, cumplimiento de contratos, resolución de insolvencia.

Al título de este texto ¿Por qué es importante? 

Una vez superado el discurso del Estado como principal generador de empleos, entendemos la virtud de la iniciativa privada. Los negocios proporcionan empleos, generan ingresos para el gobierno, crean población capacitada para atender las necesidades del mercado e inclusión financiera. 

La facilidad para hacer negocios no solo se da para los productores nacionales, si no también para los extranjeros. El DB suele ser el indicador principal al evaluar la posibilidad de invertir en México. Esta facilidad dinamiza la captura de inversión extranjera. Además de los beneficios antes mencionados, las empresas extranjeras traen consigo nuevas tecnologías en los sectores que invierten. 

Además para la economía, cuando los sistemas, procesos, normas y regulaciones son amigables para los negocios, la creación de estos se hace más fácil no solo para las grandes empresas sino también para las más pequeñas que tienen menos capital y recursos a su disposición. Uno de los objetivos del DB es ese, estimular la reducción de regulaciones para dinamizar entornos locales. Al crear un entorno económico abierto y justo, la facilidad para hacer negocios puede beneficiar a las empresas y a los ciudadanos locales de la siguiente manera:

Con menos corrupción 

Aquellos lugares donde la regulación es más estricta suelen tener altos índices de corrupción. Pequeños negocios recurren a la informalidad para llevar a cabo sus operaciones, con menor protección a las condiciones laborales y mayor vulnerabilidad a las crisis económicas. Los canales oficiales también enfrentan vulnerabilidad a la corrupción. La simplificación del proceso para las empresas beneficia en este sentido tanto al sector privado como al público. 

Con acceso a oportunidades económicas 

Las pequeñas y nuevas empresas ven más fácil lidiar con permisos de construcción, electricidad, registros de propiedad, créditos, impuestos, contratos, etc. Quitar la mayor burocracia posible evita obstáculos que suelen impedir el avance de estos negocios o en últimas instancias el cierre de estos perjudicando a las economías locales.

Con costos de transacción más bajos 

Menos pasos en el proceso de establecer un negocio puede ayudar a las pequeñas y medianas empresas a administrar sus recursos financieros y crédito, así como en las operaciones del negocio ya establecido. 

Es necesario continuar con esta cultura del emprendimiento, común en el norte de México y las zonas metropolitanas, pero muy atrasada en el sur del país y algunos lugares del centro.  La pregunta clave es ¿Cómo transmitimos esto a la mayor parte de la población? 

Si tomamos en cuenta que México se encuentra en el lugar 54 del DB, Canadá en el 22 y Estados Unidos en el 8. Debemos tener como meta avanzar lo más posible en los próximos años y ponernos a la altura de la competitividad en la región norteamericana.

Dato: El Top Ten del Doing Business lo conforman Nueva Zelanda, Singapur, Dinamarca, Hong Kong, Corea del Sur, Georgia, Noruega, Estados Unidos, Reino Unido y Macedonia.

#Kleroterion: “Cerrando Ciclos…”

Comparte este artículo:

Terminó la LXIII Legislatura en la Cámara de Diputados y con esto cierro en su totalidad mi ciclo como Diputado Federal, durante este cargo estoy convencido que pude aportar de manera plena, todo mi esfuerzo para mejorar muchos aspectos en México y en específico en mi estado, Nuevo León.

Desde esta trinchera expuse las diversas necesidades que los ciudadanos necesitaban, pero no sólo las expuse, también presenté iniciativas que me permitieron pararme en la tribuna de San Lázaro para defender los intereses de los mexicanos, trabajé propuestas en temas como adultos mayores, migrantes, asistencia a familiares de internos penitenciarios, atención médica gratuita a víctimas de delitos, defensores de oficio, albergues temporales para migrantes, promoción del deporte en escuelas y universidades, fortalecimiento estatal y municipal, sanciones a servidores públicos, incentivos fiscales para reciclar, protección de los derechos laborales de elementos de seguridad y procuración de justicia, contrabando y delitos en materia de derechos de autor, primas de seguros de gastos médicos mayores a costo accesible, alerta Amber, paz, propuesta de Ley México, suprimir las patentes de corso, sanciones al delito de tortura, derechos humanos, autonomía municipal, disciplina financiera, fortalecimiento a la ciberseguridad, fortalecimiento contra el impacto económico, libertad de expresión, entre otras.

Por otro lado, caminé de la mano con propuestas del Grupo Parlamentario del PRD, así como con diversos diputados, que estuve convencido, eran necesarias y contribuirían mucho al bienestar de las y los ciudadanos, como por ejemplo el fondo para la restauración del equilibrio ecológico, el rechazo al “gasolinazo”, el desarrollo sustentable de zonas mineras, el impulso al transporte de petrolíferos mediante el sistema ferroviario, el procedimiento para retirar el fuero a legisladores y servidores públicos, la supervisión de centros penitenciarios, el apoyo a estudiantes con altas capacidades intelectuales, la protección escolar, por mencionar algunas.

Tuve la oportunidad de presidir la Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional, así como la Comisión Investigadora del Funcionamiento de los Organismos Descentralizados y Empresas de Participación Estatal Mayoritaria, con Operaciones y Contratos de Infraestructura y Servicios de Particulares, fui Secretario en la Comisión de Hacienda y Crédito Público e integrante de la de Economía y Justicia, pertenecí a las comisiones especiales de Participación ciudadana y la de impulsar a estudiantes de altas capacidades intelectuales, también estuve en los Grupos de amistad de Australia, Chile, Nueva Zelanda y Austria donde fui vicepresidente. En cada uno de estos cargos y designaciones aporté todo mi esfuerzo y capacidad, logrando diversos acuerdos y consensos que sé, serán de gran utilidad para la Nación y para todos lo mexicanos.  

Por otro lado, entre los presupuestos 2016 a 2018, pude gestionar $231, 440, 363 de recursos para el Gobierno de Nuevo León, municipios de ese estado gobernados por el PRI, PAN y PRD e independientes, así como para instituciones educativas, firmando convenios de transparencia; asimismo pudimos gestionar $260, 437, 666 en coordinación con Diputados Federales del Estado, para la construcción de un paso superior vehicular, velando siempre por la transparencia y pluralidad en los recursos.     

En fin, jamás me sentí tan orgulloso de ser mexicano hasta que a través de “Borde Político, A. C.”,  fui mencionado como el mejor diputado federal del país, este país que me dio todo lo que tengo y no hablo de las cosas materiales sino de las experiencias, amistades y de mi familia, porque independientemente de mi trabajo, yo sigo siendo un ciudadano como tú, que lucha día a día por ver crecer a mi estado y a mi país y, durante el tiempo que fui legislador, no hubo otra cosa más importante para mí, que la de velar por los ciudadanos de México y principalmente por Nuevo León.

Hoy puedo decir que soy el mexicano más orgulloso de todos, porque a pesar del cansancio, a pesar de no ver a mi familia, de perderme muchos logros de mis hijas y de mi hijo, de las críticas de una sociedad desgastada, de la desconfianza, del hartazgo, de las grillas y las mentiras, logré posicionarme como el mejor legislador de nuestro México, siendo honesto el significado que tuvo para mí representar a los ciudadanos de Nuevo León a nivel nacional es una experiencia que jamás voy a olvidar.

Fue muy importante para mi trayectoria como legislador poder integrarme a una dinámica actual y que cada día va en aumento, me refiero a las redes sociales, ya que pude conectarme personalmente con las necesidades de la ciudadanía, por lo que tengo que agradecer por haberme seguido durante estos tres años, por acudir a los eventos que organicé y a los que me invitaron, por haberme dado la confianza y haber creído en la proeza que no todos somos iguales entendiendo que para tener cambios verdaderos hay que hacer las cosas de manera diferente.

Fue también, de manera vital, el trabajo arduo con los integrantes de las asociaciones civiles que creyeron en mi proyecto y que me permitieron conocer sus inquietudes, por lo que donar mi salario de ninguna manera fue un acto populista, sino más bien fue una condición personal de pagar mi deuda con la sociedad por permitirme tener educación, un techo donde vivir y una mesa con alimentos.

Pero sobre todo gracias a mi familia que sin ellos mi esfuerzo no valdría la pena, ya que son el motor que necesité y necesito para no darme por vencido en el cansancio y el desvelo, gracias por permitirme mi sueño de ser legislador, fue un gusto servir para el pueblo de México y de Nuevo León, y sí, ¡sí protesto!, para seguir sirviendoles a todos por igual, muchas gracias.

 

The Economist: “México con libertad limitada”.

Comparte este artículo:

Monterrey N.L. (1 de febrero 2018).- México pasa por un mal momento de Democracia y Libertad, y a pesar de no encontrarse en los últimos lugares del mundo, en ambos recibe bajas calificaciones así lo informa la Unidad de Inteligencia de The Economist.

En el reporte emitido por The Economist, México se encuentra con una calificación de 6 a 10 en libertad para medios de comunicación, agrupado con los países denominados como; “gran parte no libre”, en los que se encuentran Afganistan, Colombia, Ecuador, el Salvador, Honduras, Iraq, Sierra Leona, Sri Lanka entre otros más.

Al menos 97 países se encuentran en el mismo grupo de México, esto significa que la mitad de la población mundial no tiene acceso a medios de comunicación libres.

Según el reporte considera que Brasil, Honduras, Colombia y México son de los lugares más peligrosos del mundo para los periodistas.

Desde 2000 han sido asesinados 110 periodistas en México, lo que lo ubica sólo por debajo de Siria y Afganistán.

“En cuanto a niveles de democracia, México está en el sitio 66, empatado con Serbia, con 6.41 de promedio, resultado de obtener 7.83 en procesos electorales y pluralismo, 6.43 en funcionalidad del gobierno, 7.22 en participación política, 4.38 en cultura política y 6.18 en libertades civiles y se ubica en el grupo de las naciones con democracias defectuosas”, información de Animal Político.

Noruega, Islandia, Suecia, Nueva Zelanda, Dinamarca, Irlanda, Canadá, Australia, Finlandia y Suiza son los países con mejores calificaciones, mientras que República Democrática del Congo, República Centroafricana, Chad, Siria y Corea del Norte son los peores calificados.

 

#ContraPortada: “Los Nuevos Líderes en el Mundo: Jóvenes Menores de 40 Toman el Poder”

Comparte este artículo:

Se está derrumbando el mito en el que los puestos de poder y la política solo se ocupan después de muchos años acumulados. La experiencia ya no solo es sinónimo de edad sino del atrevimiento de acumular caminos y hacerlo desde temprano.

Grandes jóvenes están ocupando los puestos en los que se toman decisiones por el mundo. Lo hacen de una manera fresca, dinámica y no tienen miedo de probar nuevos sistemas y procesos que permitan detonar el desarrollo que no han logrado anteriormente sus países.

El fenómeno aunque reciente, ha tomado una fuerza muy sólida. Desde nombramientos por designación hasta ganar elecciones bajo el respaldo de la mayoría de los votos de sus ciudadanos.

Los jóvenes vienen de una generación atrevida, que le ven solución a los problemas y que no tienen miedo de retar al status quo. Son los que creen que hay mejores formas de detonar la economía y que “lo que siempre se ha hecho” tiene grandes oportunidades de mejorar y evolucionar. Además, los jóvenes suelen ser más sencillos, cercanos y francos; no han pasado el proceso burocrático que te distancia, te sumerge y te asfixia en un ego que es difícil de dejar.

En Francia Emannuel Macron logró llegar al poder a los 39 años, con el respaldo decisivo de la mayoría y proveniente de un partido prácticamente nuevo. Los que lo conocen dicen que su mayor virtud es “saber escuchar y aprender”, se sabe poderoso pero entiende que el poder más que un derecho es una responsabilidad que exige constante preparación y un debate continuo de ideas.

En Irlanda llegó un nuevo Taoiseah (presidente) que a sus 38 años y habiéndose declarado gay abiertamente, ha logrado sacar a su país de la crisis económica y se ha encaminado a ser uno de los países con mayor crecimiento en Europa.

En Nueva Zelanda decidieron tener a una mujer comandando el gobierno, Jacinda Ardern de 37 años ha enfrentado la inmigración con convicción, uno de los problemas de mayor repercusión en su país.

Justin Trudeau es quizá la figura más fresca y seguida en la política internacional. Con una gestión amigable, justa y para muchos “encantadora” ha logrado robarse los reflectores como primer ministro, puesto que tomó a los 43 años.

Sin duda, la juventud en el mundo se ha encargado de tomar las riendas del desarrollo de sus naciones. No pidieron permiso porque sienten que les pertenece, se sienten y se saben capaces.

En América Latina esto no ha pasado, los jóvenes siguen siendo rezagados a puestos de menor responsabilidad. Entre las numerosas razones está el límite de edad que exigen los procesos electorales de nuestros países, el llamado “compadrazgo” que distribuye el poder en grupos pequeños con el control total de los partidos políticos y el desinterés que lo anterior ha causado en una juventud que no cree en la política y que no tiene el deseo de participar en ella.

En México los jóvenes representamos poco más del 25% de la población y no ocupamos ni el 10% de los cargos de mayor toma de decisión en el país.

Las tendencias mundiales siempre nos alcanzan, ¿cuándo nos alcanzará ésta? Mientras que nos llega, hay que dar pasos al frente. Hay que dignificar la política, acercarnos a ella y convencernos de que es el medio para lograr el futuro que nos imaginamos, ese mismo futuro que no creemos que los políticos de ahora puedan causar.

Los jóvenes mexicanos menores de 40 toman el poder, ya imagino éste titular en los próximos años, estamos trabajando para provocarlo.

Las alegrías y tristezas de las eliminatorias a la Copa Mundial de Rusia 2018

Comparte este artículo:

En los pasados días se han ido concretando las obtenciones de pases al mundial en todo el mundo. Aun no terminan, pero hay zonas del mundo que habrán terminado para estos días como CONCACAF en esta zona del mundo de América del Norte, Centro y Caribe. Solo Europa y África tienen partidos pendientes más los repechajes intercontinentales como el de Oceanía contra Sudamérica y el de CONCACAF contra Asia.

La sorpresa más grande hasta el momento es que Holanda quedo fuera del mundial Rusia 2018.

Egipto y Perú son dos gratas sorpresas para el futbol internacional, Egipto, ya clasificado por primera vez desde 1990, un habitual contendiente por el título africano no se le había dado la posibilidad de estar tan cerca de un mundial. Y en el caso peruano, aun y no calificando, dieron una grata sorpresa en el entorno de la CONMEBOL y ha puesto a temblar a más de uno.

México, por primera vez desde 1998 se coloca en el primer lugar del Hexagonal, así llamada la última ronda (Quinta) de esta zona del mundo. Es un logro que debe resaltarse porque demuestra la autoridad del país en la zona, sin embargo, como dicen la mayor parte de los críticos, esta zona del mundo no tiene ese alto nivel de competencia como otras zonas del mundo.

En mi punto de vista, Sudamérica, África y Europa son las zonas más difíciles para clasificarse. En el caso de Sudamérica, ese “todos contra todos” hace que sea la competencia más pareja del mundo donde no hay sorteos ni emparejamientos a modo, por eso vemos los problemas que está teniendo Argentina para meterse, y que se notan al verse como Argentina, Chile, Paraguay, Perú y Colombia se pelean solo 2 lugares directos y uno a la reclasificación contra Nueva Zelanda.

África tiene un sistema de grupos en varias rondas, el problema de la zona africana es que, si a determinado equipo le toca un grupo pesado, las posibilidades se reducen notoriamente. Un caso es el grupo donde Nigeria ya se calificó a la Copa del Mundo a expensas de Argelia y Camerún, dos equipos altamente competitivos a nivel mundial. De un grupo de cuatro, solo pasa uno. Aquí la gran complejidad del sistema africano.

Europa tiene un sistema de grupos en una sola ronda, donde los segundos lugares de cada grupo se eliminan entre sí para dar el total de clasificados. La eliminatoria europea es complicada, parecida a África, sin embargo, las distancias futbolísticas son y siguen siendo amplias. No es lo mismo, un grupo africano donde están Senegal y Cabo Verde donde las distancias no son tan lejanas ni en el ranking FIFA ni en logros. En Europa ves un grupo donde a Alemania le pusieron a San Marino y a Azerbaiyán. Para las grandes potencias europeas, el reto es que sacar los puntos contra otras potencias y ganarles a todos los equipos “chicos”. Por eso Alemania, España, Inglaterra por decir algunos, pasaron a la Copa casi caminando. El caso alemán es contundente, de 10 juegos posibles, ganó los 10… en un grupo verdaderamente flaco de talento.

Asia, poco mencionado, tiene un sistema de grupos en su última ronda, es una zona débil donde lo más difícil son los viajes, ir de Irán a Australia, de Japón a Jordania. De Australia que increíblemente se fue al repechaje y Siria, una grata sorpresa, saldrá quien juegue contra el cuarto de Concacaf que pueden ser Panamá u Honduras.

En nuestra zona del mundo, los clasificados serán los de siempre como casi siempre ha pasado. Panamá tiene la posibilidad de romper con este status quo a expensas de Honduras.

Para finalizar, por primera vez en esta columna daré un pronóstico sobre los lugares que faltan a la Copa del Mundo. Los en color negro, ya están calificados, los de color azul, son mi pronóstico.

CONCACAF

Europa Sudamérica Asia África Oceanía

México

Rusia Brasil Irán Nigeria

No calificarán equipos

Costa Rica

Bélgica Uruguay Corea del Sur

Egipto

Alemania Argentina Japón

Túnez

Inglaterra

Chile Arabia Saudita Costa de Marfil
España Perú Australia

Senegal

Polonia

Serbia

Suiza

Francia

Faltan los repechajes europeos

Pokémon Go es un éxito y llegó al #1 en la App Store

Comparte este artículo:

La nueva aplicación que atrapó a los fans de Pokémon llegó ayer a muchas partes del mundo en sus versiones de iOS y Android después de estar sólo disponible para Australia, Nueva Zelanda y Japón. Parece que hay mucha gente interesada en convertirse en maestros Pokémon atrapando los icónicos personajes de Nintendo en el mundo real ¡Y a donde quiera que vayan!

El juego se mantiene en el puesto número uno de las aplicaciones “gratuitas” desde la noche del miércoles y los entrenadores no dudaron en salir a explorar. Pokémon Go fue desarrollado por Niantic Labs y es un gran punto de partida para Nintendo y la serie de Pokémon ya que para ser el segundo juego de la compañía se espera que se convierta en algo mucho más grande.

Algunos usuarios han enviado sus quejas debido a que el juego consume totalmente la batería de los celulares. “Después de atrapar tres pokémon en el transcurso de 10 minutos, vi mi batería en 11 %” Afirmó un jugador. El problema ya está presionando a Niantic para que se solucione rápidamente.

Desafortunadamente para los fans de Latinoamérica, ya no podrán disfrutar de la misma forma el juego en sus smartphones. Sabemos cómo lograron ingeniárselas para conseguirlo pero la aplicación ha sido bloqueada en algunas partes de América latina debido a que se han infringido las normas y puede tener consecuencias para los usuarios.

Hasta el momento no se sabe la fecha exacta en la que Pokémon Go estará disponible en Latinoamérica, pero se espera que sea pronto. Probablemente con el mismo éxito que está teniendo en otras partes del mundo. ¿Qué opinas?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”