Roger Stone: el siniestro Forrest Gump de la política americana

Se describe a sí mismo como un agente provocador. Un hombre de farándula. Un hombre de poder. Veterano de la consultoría política. Pionero de la guerra sucia. Todo vale mientras se gane, siempre y cuando no se rompa la ley. Todo eso es Roger Stone, uno de los hombres importantes de la política estadounidense.

En días recientes Netflix estrenó el documental Get Me Roger Stone, filme donde se narra la trayectoria del hombre que visualizó, convenció y ayudó a Donald Trump a alcanzar la presidencia de los Estados Unidos.

Stone rompe con el mito de que los asesores políticos deben estar detrás del candidato. Casi como profesionistas de oscuridad. Roger, quien ha sido descrito como un “canalla de primera” es un hombre de medios. Él entiende la necesidad de la imagen. En sus palabras “es mejor ser infame que nunca ser famoso”, ya que la “política es para valientes, el perdedor no gobierna”.

Bajo la lógica de que no existe la mala publicidad, Roger Stone ha logrado superar diversos escándalos. Se vio involucrado en el caso Watergate. Aseguró que Barack Obama había nacido en Kenia. Acusó a la familia Clinton de abuso a mujeres. Y el último, se le investiga por una posible colaboración con los rusos y WikiLeaks para apoyar la campaña de Trump. A todos los afronta con una sonrisa, casi maquiavélica, fortaleciendo un ego que parece enfermizo.

Roger no es ningún ingenuo. Analistas políticos lo describen como uno de los actores que mejor entiende la democracia americana. Roger sabe que tiene que convencer a las mayorías y ese es su objetivo: comprender sus deseos internos, sus necesidades, sus aspiraciones.

Hombre de lealtades. Acérrimo fan de Richard Nixon. Roger Stone forjó desde la década de los 80s el proyecto presidencial de Donald Trump. Más allá de ser su asesor, su amigo. Stone identifico las capacidades interpretativas del actual presidente. Tenía presencia, tomaba decisiones, era líder, se veía presidencial. Roger sabía que el votante promedio no tenía la capacidad de separar a la política del entretenimiento, así, menciona que “la política es el espectáculo de los feos”. Y esa era la gran oportunidad para el protagonista del programa El Aprendiz, Stone intentó convencer a Trump de candidatearse en cada proceso electoral.

La vida se hizo para trascender. Para dejar un legado. O ese es el pensamiento de Roger Stone. Él sabe que se ganó enemigos, pero cada uno de ellos lo vale. Stone logró escalar a los más altos niveles de la política estadounidense. Stone convirtió a Donald Trump en el hombre más poderoso del mundo.

Roger Stone sabe que pasará a la historia como uno de los hombres más odiados de la política americana. Y no lo discute, incluso asegura que disfruta del odio, ya que, si no fuera efectivo su trabajo, no lo odiarían. Es una señal de éxito.

Hombre de medios y de política, Roger Stone cuestiona la ética en la consultoría política. A él no le importa que digan que no tiene principios. Que es un hombre de trucos sucios. Al final… todos ellos son unos perdedores y para ganar, tienes que hacer todo lo que puedas.

Agradezco al Dr. Jesús Rubio Campos por la recomendación.

El presidente de la ley y el orden

“Tengo un mensaje para todos ustedes: el crimen y la violencia que hoy afecta a nuestra nación pronto llegará a su fin. A partir del 20 de enero de 2017, la seguridad será restaurada. En esta carrera por la Casa Blanca, yo soy el candidato de la ley y el orden.” Esas fueron las palabras que Donald Trump dijo hace algunos meses en la Convención Republicana cuando aceptó ser el candidato oficial para la presidencia de Estados Unidos.

Un discurso que revitaliza el pensamiento retrógrado de ciertos sectores de la sociedad estadunidense.

 




Hace algunos días vi en Netflix el documental Enmienda XIII (Amendment XIII). El cual mostraba cuatro problemas que a mi parecer es primordial poner atención en estas próximas elecciones: la discriminación y sus políticas criminales, el sistema penitenciario y la participación de las empresas privadas en el mismo.

La discriminación y segregación a la cual se ha enfrentando la comunidad afroamericana desde tiempos inmemorables se ha manifestado con más fuerza en ciertos momentos de la historia.

El desatinado criterio que alguna vez emitió la Suprema Corte de Justicia : “separados pero iguales” (separate but equal) reforzando las leyes de segregación y exclusión, considerándolas “legales” y “justas” (leyes de Jim Crow).

Después, la incongruente guerra contra el crack que desató Nixon, afectando principalmente a los barrios marginados y poblados por afroamericanos. Creando además políticas criminales restrictivas y abusivas por parte de un gobierno que tenía como objetivo encarcelar a todo aquel que “amenazara” la seguridad y estabilidad del gran país de primer mundo.

Estados Unidos es conocido por tener un sistema penitenciario ineficiente e injusto. El gobierno a través de diversos presidentes (Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush, Clinton) crearon un Estado punitivo el cual persiste en la actualidad, estableciendo sanciones desmesuradas por delitos que no ameritan sanción privativa de la libertad o sentencias excesivas.

Cualquier persona que se considere “criminal” se le impondrá condenas que van desde cadena perpetua sin posibilidad de reducción de la pena por crímenes cometidos incluso y cuando eran menores de edad, trabajos forzados, hasta sentencia de muerte.

Ahora yo me pregunto ¿cuál ha sido el objetivo? ¿para qué ha funcionado la prisión? ¿realmente qué es lo que se sanciona? A lo largo del tiempo se han hecho leyes sin sentido, se han impuesto penas absurdas, y castigos sin lección.




Entre los años 50’s y 60’s se comenzó por sancionar el color de piel. Un afroamericano acusado de asesinar a un blanco iba directamente a la cárcel, en cambio, un blanco acusado de asesinar a un afroamericano, resultado: ¿sentencia? Libertad ¿argumento? Legitima defensa.

En la actualidad Estados Unidos cuenta con alrededor de 2, 217, 947 personas presas, considerándose el país con más personas en prisión en el mundo. Aproximadamente hay 693 personas internas por cada 100.000 habitantes.

La población afroamericana en prisión actualmente asciende a 900,000 (desde 1954 se ha multiplicado cuatro veces). Eso constituye que alrededor del 40% de la población carcelaria es afroamericana, y otro tanto se reserva a minorías étnicas, traduciéndose automáticamente a cifras desproporcionadas.

¿Por qué razón los grupos históricamente discriminados se encuentran en prisión realmente?

Douglas Massey ha señalado que una persona afroamericana sin estudios universitarios tiene el 59% de probabilidad de ir a la cárcel antes de cumplir 35 años.

Otra vez me vuelvo a cuestionar ¿verdaderamente qué se sanciona? No es poco raro que la mayoría de la población penitenciaria en Estados Unidos sea afroamericana y latina. La discriminación y desigualdad social impacta profundamente en las policías criminales del país, y más en un país en donde se ha castigado el color piel y la nacionalidad, el ser pobre y no pertenecer a los estándares socialmente aceptados para la mayoría.

En el 2011 asesinaron a Trayvon Martin, su asesino George Zimmerman pensó que era un ladrón que andaba asaltando, para él era suficientemente sospechoso que estuviera caminando y observando las casas del vecindario. ¿Sentencia? Libertad ¿argumento? Legítima defensa.

Es preocupante que un país a través de su derecho lo utilice como mecanismo de represión y abuso en contra de los grupos en situación de vulnerabilidad, y sobre todo que los actos sean considerados legales.

¿A qué voy con todo eso? Es mostrar los niveles de impunidad que se han ido arrastrado a través del tiempo. Los años de exclusión y segregación de la comunidad afroamericana no han quedado tan atrás, si por una parte es cierto que se han resuelto algunos problemas de desigualdad social, por otra han incrementado. La cárcel se ha utilizado como instrumento idóneo para reprimir.

 




Todavía en el 2016 se encuentra presente el abuso de la policía en contra de personas afroamericanas, propensas a ser golpeadas y/o asesinadas por parecer sospechosas. ¿Y la comunidad latina? Cada vez se hacen leyes más estrictas y discriminatorios en contra de los inmigrantes, con las cuales “se pretende combatir a la inseguridad e inmigración”.

¿Por qué me preocupa que Trump gane? Existen un sinfín de motivos que están de sobra mencionar (misoginia, xenofobia, etc.) , pero este me altera y alarma más. Donald Trump prometió ser el presidente de la “ley y el orden”, “los buenos tiempos regresarán” ¿cuáles buenos tiempos? Los tiempo en donde segregar y discriminar era legal, esos son los tiempos a los que desea regresar ¿y qué es lo peor de todo? la multitud se lo aplaude.

Les recomiendo ver este video: https://www.youtube.com/watch?v=wP4DdYvD480

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

MARATÓN NETFLIX: A la caza del mercado mexicano.

La televisión ha muerto.

El dilema de llegar a casa de prisa después del trabajo o la escuela para alcanzar a sintonizar nuestro programa favorito quedó atrás, así como también lo hizo el estar sujetos a la (muy a menudo nefasta) cartelera de programas que nos ofrecen las cadenas televisivas.

Hoy en día, las personas tienen la capacidad de programar en su agenda los espacios dedicados al entretenimiento visual, teniendo la oportunidad de decidir que ver y cuando verlo. Así lo expresó la Directora de Comunicación para América Latina de Netflix,Kari Peréz, durante el tour de medios que organizó la plataforma previa a la apertura del Maratón Netflix en Monterrey.

A lo largo de los dos días que duró este evento en nuestra ciudad, el público regiomontano tuvo la oportunidad de vivir una manera distinta y experimentar el entretenimiento digital. Las salas del 3ro y 5to piso del recién inaugurado Pabellón M en Monterrey fueron adecuadas para que las proyecciones de las series y películas más populares de Netflix no fueran una mera función de cine. Sillones de terciopelo, snacks, concursos, premios y escenografías fueron los atractivos puestos al disfruté de los visitantes. Las filas para tomarse divertidas fotografías en escenarios como los casilleros de la popular serie Club de Cuervos cual Aitor Cardone, o rodearte de billetes como lo hiciera Pablo Escobar en Narcos, eran largas, pero la espera era amenizada por el sonido de la música, la lotería cantada, y las múltiples pantallas distribuidas por todo el piso proyectando avances de las series originales de la plataforma roja.

Pero, ¿cuál era el motivo de este evento?

Como bien dije, la televisión ha muerto, y las grandes cadenas lo saben. Televisa lanzó al mercado (entre chistes y memes) su plataforma digital Blim, Fox desarrolló Fox Play, y la competencia sigue sumando contendientes de prestigio en una lucha por la preferencia del auditorio. Un mercado que otrora pareciera dominado por Netflix hoy es acechado por los diversos servicios de contenido programable.

Todo evoluciona, y esto es solo una respuesta normal al cambio, sin embargo, aquí gana el que se mantiene vigente. Por esta razón, Netflix apuesta por el marketing relacional, tratando de robar esta rebanada del pastel que representa su mercado secundario, México. Estrechando lazos con su audiencia, la compañía espera afianzar este sector antes de que la competencia lo haga. Si lo logra o no sólo el tiempo lo dirá.

La conferencia que ofreció Emeraude Toubia (protagonista de la serie original de Netflix, Shadowhunters) lució abarrotada, tal y como todas las funciones de la experiencia Orange is the New Black (que por cierto me tomé la libertad de vivir, adelantándome a nuestro vídeo de lo que fue el evento les comentó que fue de verdad divertido), en la que el 3er piso del edificio fue adecuado para que los asistentes sintieran que eran participes de las historias ocurridas entre los muros de la penitenciaria Litchfield. La alfombra roja organizada en un evento exclusivo el día viernes 1 de Julio fue otro de los atractivos, reuniendo a personalidades de la televisión local e internacional, músicos e incluso youtubers.

Debemos esperar y ver si los organizadores del evento emiten alguna declaración con respecto a los resultados que este arrojo para medir el éxito e impacto que tuvo según los objetivos de Netflix. Pero, entre que sí y que no, nosotros nos quedamos con las divertidas vivencias del Maratón, una organización que padeció solamente los embates habituales de un evento de este tamaño, y la promesa de futuras experiencias similares.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Quemando las naves: Televisa

Con la próxima salida de Joaquín López-Dóriga del noticiero estelar de Televisa se confirma nuevamente la necesidad imperante de la televisora por tratar de rescatar algo de los niveles de audiencia que solía ostentar, y es que las nuevas tendencias y la apertura a través del Internet han generado un cambio bastante positivo en nuestra sociedad, a tal grado que existen más cuestionamientos al oficialismo y menos creyentes de que lo que aparece en la televisión es cien por cien real.

No podemos olvidar que la salida del conductor de “El Noticiero” había sido anunciada hace varios meses a manera de rumor y ya se decía que algunos buitres ya rondaban por ahí, queriéndose bañar en oro y gloria para ocupar el espacio.

Probablemente Loret de Mola o el mismo Gregorio Martínez se relamían los bigotes para sentarse en esa silla giratoria que, aunque más sencilla en su diseño, vaya que tiene tanto poder como la presidencial. La realidad es que no se les hizo: Denise Maerker les ganó la partida.

Probablemente Loret de Mola o el mismo Gregorio Martínez se relamían los bigotes para sentarse en esa silla giratoria que, aunque más sencilla en su diseño, vaya que tiene tanto poder como la presidencial. La realidad es que no se les hizo: Denise Maerker les ganó la partida.

Haciendo gala de un estilo periodístico bien pulido y con una imagen poco cuestionada, Maerker parece ser una excelente alternativa para sustituir a “El Teacher”. El giro es tan drástico que ella se convertirá en la primera mujer en estar al frente del tradicional espacio noticioso; es más, será la mujer más poderosa en el ámbito periodístico. ¿Por qué hacer una declaración así, tan arriesgada? Porque ni Dresser ni Aristegui tienen el monstruo institucional que Maerker tendrá, y en ese medio las exclusivas, las coberturas especiales y las principales notas se consiguen gracias a eso: a estructuras de poder y relaciones con ‘los grandes’.

Este es el cambio más notorio que está dando Televisa, pero hay muchos otros que se están dando (o ya se dieron) como parte de esta reestructuración general. Si consideramos que además del ámbito noticioso, los principales productos que la televisora ofrece giran en torno al entretenimiento y los deportes (lástima por lo ‘cultural’), entonces encontramos respuesta al porqué de la salida de Javier Alarcón de Televisa Deportes, incluso la razón por la que “En Familia con Chabelo” llegó a su fin. ¿Cuál fue la respuesta de emergencia? Los “Raoul ‘Pollo’ Ortiz”, las “Laura G”, los “Andrés Vaca”, entre otros. Vaya respuesta.

Es evidente que la formula tan reciclada llegó al punto de putrefacción máximo, donde ni la flexibilidad con los temas tabú en la programación, ni la pobre barra nocturna juvenil, ni las peladeces en los programas de revista, ni las caras bonitas, ni los escotes de las súper modelos pudieron detener el declive de los Azcárraga. Por supuesto, si a eso le agregamos los discursos preparados, la discrecionalidad al transmitir la información, y los acontecimientos como la ‘recreación de los hechos solicitada por los medios’ para el caso Cassez, entonces nos encontramos con una serie de graves errores.

Es evidente que la formula tan reciclada llegó al punto de putrefacción máximo, donde ni la flexibilidad con los temas tabú en la programación, ni la pobre barra nocturna juvenil, ni las peladeces en los programas de revista, ni las caras bonitas, ni los escotes de las súper modelos pudieron detener el declive de los Azcárraga.

La misma imagen de Televisa es la que comunica todo lo contrario a dinamismo, juventud, o novedad. La empresa sigue representando a la ‘vieja escuela’ y la modernidad le ha quedado grande. Basta con ver que desde el día de su lanzamiento, ‘Blim’ –el intento de Televisa por hacerle competencia en mercado a Netflix– ha sido objeto de crítica y burla, pues no es otra cosa más que ‘pan con lo mismo’, sin pensar que ése es el principal problema: no puedes pretender que con tan sólo reubicar tus contenidos a otra plataforma (y encima usando a los mismos actores) el panorama va a cambiar y serás un éxito; y mucho menos si tu principal contenido son las mismas telenovelas que se transmiten por cadena nacional.

Televisa hoy está quemando sus naves y está echando mano de sus últimos assets no requemados para hacer frente a su fin.

Desafortunadamente no me queda la menor duda de que, si bien Maerker tratará de mantener su estilo, habrá una línea muy marcada en cuanto a notas de coyuntura se refiere, ¿o será lo suficientemente autónoma en tomar las decisiones respecto a la información que comunicará? No niego que es positivo que una personalidad como ella suceda a López-Dóriga, pero las preguntas siguen en el aire, todas excepto una: el primer programa de Maerker como titular del noticiero será el más alto en rating de todas sus emisiones.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

EL GOBIERNO DEL FUTURO

Nuestra democracia supone que el gobierno es una gran empresa que vende esperanza mediante proyectos políticos a unos ciudadanos que tienen en el voto su moneda de cambio buscando, sin respuesta alguna, un bienestar reflejado en su calidad de vida.

En los últimos años hemos presenciado sucesos históricos en el ámbito empresarial, grandes monstruos han quebrado en su contienda con las pequeñas empresas y otros han tenido que evolucionar para poder subsistir. Netflix registra en su vitrina la caída de un gigante que no supo detectar la necesidad de su consumidor, mismo que pronto se mudaría al mundo digital y culminaría con el cierre definitivo de Blockbuster.

El gobierno concebido como una gran empresa no está lejos de necesitar una profunda evolución en su sistema como parte del cambio social que hemos estado viviendo. Las candidaturas independientes no son una preocupación menor en un sistema que las minimizó, y que tuvo que cobrar factura con gobernadores, alcaldes y diputados independientes que triunfaron en el voto a voto; otros ya perciben esa vía como la plataforma ideal para acceder al poder sin necesidad de pasar los filtros largos y profundos del sistema partidista.

Las redes sociales ya han dado muestra de su poder de influencia y su capacidad absoluta de viralizar propuestas, candidatos, pifias y logros de un sin número de propuestas políticas.

El gobierno del futuro debe contemplar desde ya que los medios de comunicación masivos de siempre quedarán apagados por el mundo digital; las redes sociales ya han dado muestra de su poder de influencia y su capacidad absoluta de viralizar propuestas, candidatos, pifias y logros de un sin número de propuestas políticas.

Considerando que la población que accede a Facebook tiene la capacidad de ocupar un país del tamaño de la República Popular China, el quinto poder se ve obligado a estudiar, invertir y acaparar el mundo digital a fin de no perder su monopolio histórico y su influencia para hacer ganar o perder candidatos a su conveniencia.

Con el gobierno del futuro necesitamos también al ciudadano del futuro que exija-proponga no solo en redes sino en las calles; porque la nueva modalidad digital exhibe tanto a gobernantes como ciudadanos corruptos y mire que de los dos perfiles tenemos para aventar.

Ya no es tan irracional pensar que la mayoría de los ciudadanos puedan recibir información útil, selectiva y clasificada; ya no está tan lejos la aparición de profesionales que tomen la función de jueces de la información entre ciudadanos y gobernantes a fin de que estos trabajen en equipo.

En México nos ha costado años entender que hacer el bien sí es un gran negocio, el gobierno del futuro deberá entender también que buscando lo que sus discursos promulgan cada elección sí es posible generar riqueza para todos.

En México nos ha costado años entender que hacer el bien sí es un gran negocio, el gobierno del futuro deberá entender también que buscando lo que sus discursos promulgan cada elección sí es posible generar riqueza para todos. Y el que no lo entienda que se atenga a desaparecer del mapa.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”