En Nuevo León, la Justicia Electoral asesinó la Democracia

Comparte este artículo:

Manuel Bartlett se ha de quedar estupefacto. Ahora ¡se puede tumbar una elección sin que se caiga el sistema! ¡Cuantos progresos hizo el sistema electoral en treinta años! 

Basta de un par de jueces corruptibles, y de unos cuantos millones de pesos para voltear las situaciones más comprometidas. La mecánica es muy simple: decretas que las elecciones fueron irregulares, y eliminas del conteo final todas las casillas contrarias a tu objetivo, hasta llegar a un resultado matemático satisfactorio, aún que sea con mil votos de diferencia. ¡Genial! Solamente faltaba imaginarlo, disponer de recursos suficientes para las exigencias de los jueces (escogidos a modo hace varios años, nunca sabes cuando te va servir este trique viejo que tenías guardado), y ya está realizado el truco. 

Con estas decisiones anunciadas (sin la menor vergüenza) el viernes 17 de agosto  a mediodía, se obtendrán varios resultados. Uno ya visible, zipizapes electorales bochornosos, dignos de cualquier república bananera (la expresión circula libremente desde el sábado pasado). 

El otro que supongo que veremos en esta semana: la renuncia colectiva y masiva de todos los integrantes de la Comisión Estatal Electoral cuya razón de  ser desapareció. Para qué mantener a costos de cientos de millones de pesos un órgano que puede ser favorablemente sustituido por dos individuos que a pesar del alto valor de los sobornos que requieren, le salen bastante más económico al estado que siete individuos con alto sueldo, numerosos sobresueldos, abundantes prestaciones y ética bastante floja, para no decir que suelta. Además, los sobornos, los pagan los partidos políticos, no el erario público. (Aún si sabemos que los recursos de los partidos políticos salen del erario gracias a empresas fantasmas y universidades condescendientes). (Este resultado, eminentemente deseable, está en veremos, ya que lo que debería ocurrir por dignidad, no ocurrirá, justamente porque la dignidad es un concepto desconocido en estas instancias). 

El otro resultado que observaremos dentro de tres años es que nos podremos ahorrar el costo de la elecciones. Por un lado quién querrá ir a votar sabiendo que existen altas probabilidades que su voto sea descartado por dos individuos al que les habrán regalado el título de “juez”. Por otro lado, el nuevo estado omnipotente muy sabio, considerará que se recortarán muchos gastos al suprimir el INE y los múltiples CEE por unos cuantos jueces bien aleccionados. 

RIP la democracia, RIP la voluntad popular. Los jueces saben mejor. Que desaparezca la democracia, que aparezca la justicia popular y electoral. Ya era tiempo. Pobre México. Pobre Nuevo León. Pobre PRI, pobre PAN. Serán responsables de los tiempos descompuestos que se avecinan. Y los jueces también. Pero a los jueces, los pusieron el PRI y el PAN. A nombre de una falsa democracia.  

El contenido y la forma en el quehacer político

Comparte este artículo:

En múltiples aspectos de la vida social se ha priorizado la forma sobre el contenido, lo formal sobre lo material. En filosofía, Kant generó una revolución epistemológica: el entendimiento se fundamenta en categorías apriorísticas que le otorgan forma a las percepciones. Asimismo, la moralidad kantiana no es otra cosa que un receptáculo que moldea las circunstancias concretas para transformarlas en leyes morales.

El derecho moderno, resultado de un largo proceso histórico, fomenta el procedimiento y demerita el contenido: la validez de la creación de una ley se sustenta en el estricto seguimiento de un proceso determinado previamente. Al derecho no le interesa el contenido de una ley -siempre y cuando no atente contra una ley jerárquicamente superior-, sino el fiel cumplimiento del procedimiento.

Para una rama de la teoría económica ortodoxa, existe una estructura general y a-histórica que rige la acción de los agentes económicos. Sin importar qué bien se consuma o en qué circunstancia se encuentre el agente, siempre obtendrá una menor utilidad de la segunda unidad consumida con respecto a la primera. Por lo cual, estará dispuesto a pagar un precio más alto por la primera que por la segunda. 

El mismo método científico no es más que un envase en el cual se vierte algún fenómeno de la realidad, y si adquiere la forma del envase, es decir, si cumple con cada requisito, al conocimiento producido se le otorga el vanagloriado término de científico.

El amor por la forma no es exclusivo de la racionalización de la vida social que se dio en la modernidad, sino que proviene desde sociedades tradicionales. La misma religión católica se fundamenta en los ritos, los cuales no son otra cosa que el cumplimiento de prácticas previamente establecidas para la consecución de un fin. En el sacramento de la Eucaristía, la transubstanciación -convertir el pan y el vino en cuerpo y sangre de Jesucristo- no se concreta sin toda la estructura de ritos que le precede.

El carácter formal de algunos elementos de la vida social son comprensibles y hasta deseables: la gran contribución del derecho moderno es que es auto-determinante, es decir, que contempla en sí mismo el mecanismo a partir del cual es capaz de modificarse sin la necesidad de recurrir a otros elementos, como lo económico o lo político.

Sin embargo, existen otras esferas sociales en las cuales es conveniente priorizar el contenido sobre la forma; ese es el caso de la política. En un sistema político de corte democrático, el contenido de las reformas importa más que su dimensión formal, ya que es el contenido el que generará las consecuencias materiales positivas o negativas en la sociedad. 

Hace unas semanas, Jesús Silva-Herzog criticó a López Obrador por priorizar el símbolo por encima de las consecuencias: el cambio debe ser producido y no meramente representado. A ello, yo apuntaría que la forma del quehacer político de AMLO es en sí misma un símbolo. Reconoce que representa una transformación de alcance nacional, por lo cual adquiere un conjunto de modos, formas y maneras de actuar que lo revindiquen como tal. Empero, en ese proceder suyo se olvida del contenido: busca la reconciliación como forma de gobernar sin reparar en lo que implica Bartlett para la democracia mexicana; desea incluir a las masas en la estructura del poder, como es el caso de la consulta popular para la construcción del nuevo aeropuerto sin contemplar la magnitud del proyecto; exige austeridad fiscal como forma de combate a la corrupción dispersando las dependencias gubernamentales sin prever las consecuencias económicas y sociales.  

López Obrador se sabe el líder de un movimiento que marca un hito en la historia política del país, por lo cual reproducirá formas y modos que lo legitimen como la figura del cambio. Empero, debe de reparar en el contenido de su quehacer político y no solamente preocuparse por el aspecto formal, si es que desea ser recordado como tal.

Bartlett: ¿retroceso o beneficio de la duda?

Comparte este artículo:

El anuncio de Manuel Bartlett como próximo director de la Comisión Federal de Electricidad ha estado rodeado de polémica. Lo interesante, es que no solo ha levantado críticas de la oposición, sino de la misma izquierda y de aquellos que fueron simpatizantes de Morena las pasadas elecciones. 

Para la mayoría, la elección de este personaje representa un retroceso democrático. Y es que, resulta irónico que, bajo el lema de una cuarta transformación, se incluya a una de las figuras que representan el pasado oscuro de la “democracia” mexicana. Bartlett ha sido señalado como uno de los responsables del fraude electoral del 88, además de contar con un largo historial priista. En términos coloquiales, vendría siendo lo que se conoce como un dinosaurio. Aquellos del viejo PRI, antidemocrático y tecnócrata. 

Por su parte, López Obrador y otros miembros de Morena han defendido su designación, afirmando que Bartlett es una persona muy capaz, y que sigue con la línea ideológica del partido, por su trayectoria en contra de la Reforma energética. Algunos, presumen que Bartlett ya se rectificó y que los fantasmas de su pasado son solo parte de una mitificación de su personaje por intereses de otros partidos. Los que declaran esto, han pedido el beneficio de la duda para Bartlett, planteando que el tiempo será el que tenga la última palabra, al revelar su desempeño como director de la CFE.

Sin embargo, esto no es algo fácil de pedir a la opinión pública. La entrada de personajes como Manuel Bartlett, Alfonso Durazo, o Manuel Mondragón al proyecto de López Obrador acrecienta el escepticismo que ya existe en cuanto a la llegada de un verdadero “cambio”.

López Obrador tiene una oportunidad fuera de serie, como la tuvo Fox (y la desperdició). Los números de la pasada jornada electoral le dan una legitimidad a nivel nacional e internacional que solo pueden dar las urnas; y la naturaleza ideológica de su movimiento de oposición le brinda también legitimidad democrática. México será gobernado por primera vez en mucho tiempo por la izquierda, bajo la batuta de un partido que -al menos en el discurso- priorizó al cambio y a la transformación.

La gente espera, como parte de este proceso, ver caras nuevas y personalidades frescas. Y al decir esto, no necesariamente me refiero a la edad. El gabinete de López Obrador es, en promedio, de edad avanzada. Pero, el problema no es que Bartlett tenga 82 años, sino su historia, sus conexiones, y todo lo que él representa. Existen otros como Olga Sánchez Cordero, que independientemente de su edad representan ideas nuevas, personas proactivas y algo de esperanza para el país.

El hecho de que se incluyan políticos con trayectoria en otros partidos y sexenios en el próximo equipo de López Obrador no es algo nuevo. Esto se manejó desde la campaña y distintos nombres han resultado polémicos y sorpresivos. Sin embargo, me cuesta trabajo encontrarle el lado positivo a la incorporación de Bartlett. Como muchos otros, lo considero una decisión peligrosa. Creo que compromete los ejes de transparencia, renovación y democracia, que supuestamente son algunos de los pilares del movimiento lopezobradorista. Será cuestión de tiempo saber si valió la pena darle el beneficio de la duda, o si fue una decisión infortunada que causará la decepción de muchos mexicanos. 

“Necesitamos a una gente como Bartlett” en la CFE: AMLO

Comparte este artículo:

El virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, defendió el nombramiento de Manuel Bartlett como director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) porque, subrayó, es una de las personas que desde hace más de 15 años ha defendido la industria eléctrica, incluso cuando era senador del PRI.

“Estamos tomando las decisiones que consideramos más convenientes para los mexicanos”, precisó el tabasqueño en un mensaje que dio esta tarde en su casa de transición en la colonia Roma, y señaló que en las críticas contra la designación de Bartlett no se está tomando en cuenta su “actitud positiva”.

“Él, desde hace 15 años, está defendido la industria eléctrica y hay constancia de lo que les estoy diciendo, desde que era senador del PRI, cuando empezaban con las privatizaciones (…) nada más que olvidan cosas. Cuando hay encono siempre se destacan cosas malas y no se cuenta la actitud positiva que tienen los funcionarios políticos”, puntualizó.

Los representantes de los medios de comunicación cuestionaron a López Obrador sobre el desacuerdo manifestado por Tatiana Clouthier, su ex coordinadora de campaña, por el nombramiento del ex secretario de Gobernación al frente de la CFE.

El futuro presidente de México expresó su respeto a la opinión de la ex panista y de los mexicanos que se pronunciaron en contra (por el papel que Bartlett jugó en las elecciones de 1988, cuando protagonizó el polémico episodio de la “caída del sistema”), pero dijo que no coincidía con ese punto de vista.

“Necesitábamos a una gente como Bartlett. Lo digo de manera respetuosa. Nosotros estamos actuando por un mandato que recibimos y que tiene que ver con acabar con la corrupción en el país. Los ciudadanos nos pidieron que se llevara a cabo un cambio verdadero y yo hice el compromiso de acabar con la corrupción y lo voy a cumplir”, recalcó.

López Obrador también mencionó que la CFE es una de las entidades del estado donde se registran los mayores casos de corrupción, junto con Pemex y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

En el “periodo neoliberal”, añadió, se cerraron “de manera deliberada” las plantas de la CFE para comprar la energía eléctrica a empresas extranjeras a precios “elevadísimos”. “Todo eso se va a corregir y necesitábamos a una gente como Bartlett“, insistió.

Con esas decisiones, abundó, buscará que los conservadores no sigan saqueando a México.

“Entiendo que hay medidas que nos les gustan, los voy a respetar siempre, pero tenemos la obligación de acabar con la corrupción”, lanzó.

Finalizó: “Sí es importante el debate, sí es importante tratar estos casos y ojalá y nos comprendan. Vamos nosotros a continuar actuando de conformidad con el mandato que tenemos: acabar con la corrupción y los privilegios”.

Sánchez defiende designación de Bartlett

Comparte este artículo:

La futura Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, afirmó que el virtual Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tiene sus razones para designar al senador Manuel Bartlett como directo de la Comisión Federal de Electricidad.

“La responsabilidad del señor Presidente electo es nombrar a su gabinete, él sabe y tiene su razones por las cuales nos ha nombrado a cada uno de nosotros en las diversas posiciones” sostuvo Sánchez Cordero al llegar a la casa de transición de López Obrador en la Colonia Roma de la CDMX.

Agregó que Bartlett siempre ha sido crítico de la reforma energética impulsada por el Presidente Enrique Peña Nieto, algo que lo hace ideal para tener dicho puesto.

‘No seré tapadera de nadie’, asegura AMLO al defender a Bartlett

Comparte este artículo:

Andrés Manuel López Obrador defendió a Manuel Bartlett después de las críticas que recibió al designarlo como futuro dirigente de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pues no será tapadera de nadie.

“Los entiendo pero el pueblo votó para que haya un cambio verdadero y yo no voy a ser tapadera de nadie, voy a cumplirle a los mexicanos”, explicó.

Frente a medios de comunicación en el Aeropuerto de Villahermosa, Tabasco, López Obrador señaló que estos señalamientos son normales ya que “vamos a poner orden y se va a terminar todo ese atraco no les gustan algunas cosas”.

El político tabasqueño destacó que Manuel Bartlett tiene una gran experiencia y que tiene una gran trayectoria en el servicio público como secretario de Gobernación y de Educación Pública.

“Ha estado defendiendo la industria eléctrica por lo menos los últimos 15 años; desde hace algún tiempo se ha querido desmantelas la CFE“, destacó AMLO.

Agregó que es urgente que la CFE realice una reestructuración porque ha sido deficiente durante los últimos años y ahora se compra la mitad de la electricidad a otros países.

“Hace 20 años, éramos autosuficientes en generación de energía eléctrica. Ahora ya compran la mitad de la energía eléctrica que consumimos y se paga muy caro porque se están entregando hasta subsidios a las empresas que le venden energía eléctrica a la CFE“, afirmó.

Repudia Gael García nombramiento de Bartlett en la CFE

Comparte este artículo:

El actor Gael García repudió este lunes la propuesta del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de nombrar como director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) al senador del PT Manuel Bartlett.

A través de su cuenta de Twitter, el actor mexicano aclaró que los simpatizantes del político tarasque, no eran culpables de tales decisión.

García Bernal, también rechazó que le fuera a dar el beneficio de la duda al ex secretario de Gobernación durante el gobierno de Miguel de la Madrid, pues dijo que Bartlett era “cómplice y responsable del mayor atropello de la democracia”, esto después de que un usuario le pidiera darle el “beneficio de la duda”.

Bartlett estará al frente de la CFE

Comparte este artículo:

El virtual Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer esta tarde quienes estarían al frente de la Secretaría de Energía, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Estatal Electoral (CFE).

El político tabasqueño confirmo a Rocío Nahle como la titular de la Secretaría de Energía, mientras que en Pemex nombró como directo a Octavio Romero Oropeza.

El nombramiento que más llamó la atención fue el de el ex Secretario de Gobernación en la elección de 1988, año de la “caída del sistema”, Manuel Barlett, quien ocupará la dirección de CFE.

Final mente Luis Abelardo González, fue nombrado coordinador de políticas de energía renovable.

Sin fiscales y el fuero pendiente, Congreso cierra periodo

Comparte este artículo:

El Congreso de la Unión cerró el último periodo ordinario de la LXIII Legislatura con pendientes como la eliminación del fuero constitucional y el nombramientosde los fiscales General de la RepúblicaAnticorrupción.

El Senado de la República dejó abierta la posibilidad de abrir un periodo extraordinario para discutir los temas pendientes, según información de Reforma.

Cabe recordar que la minuta remitida por la Cámara de Diputados para quitar el fuero quedó atorada en comisiones.

“Quiero advertirle a mis compañeras y compañeros, si hay un dictamen de aquí al 31 de agosto, que es el último día en que debemos trabajar, habrá periodo extraordinario… Y aquí estaremos como siempre discutiendo, debatiendo, analizando y aprobando lo que se nos someta”, dijo Emilio Gamboa, Desde la tribuna, coordinador de la bancada del PRI.

Por su parte, Fernando Herrera, líder de los senadores del PAN reclamó que el PRI y sus aliados se hayan negado a discutir la reforma al artículo 102 constitucional para crear la Fiscalía General de la República y designar al Fiscal Anticorrupción.

El coordinador del PTManuel Bartlett, arremetió contra la administración de Enrique Peña Nieto y la falta de correctivos desde el Senado.

“Ese es el legado del régimen que se extingue, ese es el legado del régimen de Peña Nieto que se extingue apoyado en la legislación sin correctivos, sin ningún correctivo desde este Senado“, afirmó.

En tanto, la Cámara de Diputados también clausuró el periodo ordinario de sesiones en medio de reproches al Senado por no aprobar la eliminación del fuero, que incluía al presidente de la República.

Oposición respalda en Senado a Corral

Comparte este artículo:

La oposición en el Senado de la República mostró su respaldo al Gobernador de Chihuahua, Javier Corral, y reprochó que el Partido Revolucionario Institucional haya frenado una discusión en el pleno sobre el Mandatario.

En el patio de la Cámara alta, legisladores del PAN, PRD y el bloque PTMorena recibieron a Corral, quien acusa al Gobierno federal de encubrir a su predecesor, el prófugo César Duarte.

El coordinador panista Fernando Herrera; Manuel Bartlett, del bloque PT-Morena; y Angélica de la Peña, del Partido de la Revolución Democrática, así como la independiente Martha Tagle, hablaron en favor del Gobernador.

Bartlett hizo el mismo llamado, pero al coordinador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Senado, Emilio Gamboa, y acusó al Secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, de incumplir el acuerdo firmado con el Gobernador de Chihuahua.

En tanto, Corral informó que hoy presentó un recurso de queja ante el Consejo de la Judicatura Federal, por la resolución judicial que ordenó llevar al fuero federal el proceso que inició la Fiscalía de Chihuahua contra Alejandro Gutiérrez, ex Secretario General Adjunto del PRI, por desvío de recursos.

En ese sentido acusó al Gobierno federal de encubrir a César Duarte, ex Gobernador prófugo que se presume que está en Estados Unidos.

“No sólo chicanean el proceso de extradición de César Duarte, lo protegen y, como ustedes saben, la propia PGR lo ha exonerado de varias de las acusaciones que se le presentaron hace más de tres años”, planteó.

El Gobernador agregó que el foro anticorrupción que anunció el domingo en una asamblea en la ciudad de Chihuahua se realizará en aquel estado el 18 y 19 de mayo.

Ahí, especialistas, investigadores, defensores de derechos humanos e intelectuales discutirán casos como el de Chihuahua, pero también el caso de la Casa Blanca, el de Odebrecht, el de OHL, el tren México-Querétaro y el socavón del Paso Exprés de Cuernavaca.

Aunque apoya abiertamente a Ricardo Anaya rumbo a la Presidencia, Corral rechazó que el movimiento que encabeza en exigencia de justicia tenga tintes electorales.