#ElNidoDelGavilán: “Hegemonías regionales: Brasil y México”

Comparte este artículo:

Terminaron las dos copas masculinas del verano, la Copa Oro de Concacaf y la Copa América de la Conmebol, dando como vencedores a México y a Brasil, respectivamente.

Lo presentado por México en la Copa Oro fue de un nivel mediano, pero adecuado, el cual muestra su nivel en términos generales. Si bien es cierto que algunos jugadores estelares no se presentaron, el nivel mostrado es lo que se ha presentado en Copas Oro con o sin ellos.

México da un golpe de autoridad en Concacaf, ante el rival más serio de la zona, Estados Unidos. La escuadra mexicana refuerza su papel de “Gigante de la Concacaf” en títulos internacionales y ahora sin el incentivo de la Copa Confederaciones, ya cancelada por la FIFA, se vuelve un título con menos brillo cuyo mérito se queda en lo regional.

Tata Martino logra su primer título, con penales y tiempos extras de por medio, pero título al fin. Ojalá, el primero de muchos.

Con respecto a Brasil, el scratch du oro logró su novena Copa América, fortaleciendo su posición en la región, un título que tenía tiempo de no dársele a costa de crisis internas.

Brasil era el anfitrión y favorito para llevarse el título, cumplió (con todo y ciertas dudas arbitrales). Lo demostrado por los dirigidos por Tite fue un futbol frontal y muy pragmático. Cuando era momento de atacar, iban todos, si era necesario poner línea de 6 lo hicieron.

Comparando lo mostrado en ambos torneos, una sensación que reflejan es que el futbol moderno sigue en constante evolución y no hay equipo que domine 90 minutos a todos los rivales. Este Brasil no está ni cerca al de Ronaldo y Rivaldo, pero tampoco los otros equipos son malos. Lo mismo pasa en Concacaf, Haití y Jamaica, no son los equipos anárquicos del pasado. 

En ambos torneos, ganó el favorito de las apuestas, ganó el futbol con nuevos contendientes y sorpresas, en Copa América con la grata sorpresa de Perú y Japón y en Copa Oro con lo demostrado por Haití y Curazao.

El próximo año regresa la Copa América con un nuevo formato y México no será invitado de nueva cuenta. El efecto a largo plazo de esto puede ser grave: nos empareje más con Concacaf y desaprovechemos la coyuntura de la transición generacional en Conmebol.

Lo dicho, dicho está.

Brasil sigue talando: la deforestación del Amazonas aumenta 88% en un mes

Comparte este artículo:

En el segundo mes consecutivo de alzas en la deforestación amazónica, se reportó que 920 km cuadrados de la selva amazónica brasileña fue talada, un aumento del 88% con respecto al mes anterior.

Esto es equiparable a un área mayor a todo el municipio de Monterrey, de 894 km cuadrados.

Tan solo en los primeros 11 meses de la administración de Jair Bolsonaro, más de 4500 km cuadrados del Amazonas ha sido eliminados, sonando alertas para grupos ambientalistas, detractores del gobierno, al igual que otros gobiernos del mundo. La Unión Europea, que apenas la semana pasada cerró negociaciones con el Mercosur para un área de libre comercio, había dejado en claro que los compromisos con el medio ambiente eran clave para la firma eventual del tratado comercial. Inclusive se habló de cláusulas ambientales para asegurar el cumplimiento del Acuerdo Climático de París.

La oficina de la presidencia brasileña declinó comentar al respecto. El Ministro del Medio Ambiente, Ricardo Salles, simplemente afirmó que “estamos tomando todas las medidas para combatir la deforestación ilegal.”

“El Amazonas es un símbolo.”

Como el bosque tropical más grande del mundo, el cuidado del Amazonas resulta imprescindible ante la emergencia climática debido al calentamiento global. Brasil tiene el 60% de la selva dentro de sus fronteras, por lo que asesores del gobierno bolsonarista han llegado a despreciar la idea del Amazonas como patrimonio global. En palabras del General Augusto Herrera Pereira, “el Amazonas es brasileño, es la herencia de Brasil y debería ser tratado por Brasil únicamente para el beneficio de Brasil.”

Esta misma postura gubernamental va de la mano con actitudes más agresivas contra ONGs locales e internacionales, al argumentar que son “agentes extranjeros” que “esconden intereses estratégicos, económicos y geopolíticos.”

Según Paulo Adario, un estratega para Greenpeace, “todo indica” que la deforestación empeorará con Bolsonaro al mando. No obstante, rescató que si los daños al espacio verde llegan a ser mayúsculos, esto “será una pesadilla para Bolsonaro,” debido a la presión internacional.

“Esto es algo realmente importante desde un punto de vista internacional y brasileño, ya que el Amazonas es un símbolo.”

(Fuentes: The Guardian, O Globo y Bloomberg News)

Análisis del acuerdo Mercosur-Europa

Comparte este artículo:

Después de años de estancamiento el Mercosur ha revivido, el bloque comercial integrado por Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela (actualmente suspendido) llegó a un histórico acuerdo con la Unión Europea durante la Cumbre del G-20 en Japón. 

Lo de revivir no es para menos, tras la caída de la marea rosa en Sudamérica y la incertidumbre de los mercados financieros, el Mercosur experimento una debacle que llevo a que los propios países miembros redujeran las transacciones entre ellos mismos, así como la penosa suspensión de Venezuela tras el desastre del proyecto bolivariano que obligó a Uruguay a no cederle la presidencia pro témpore. El Mercosur estaba, decían, próxima a su resquebrajamiento.

Pero el nuevo acuerdo le da nuevo aire al proyecto de integración, el hecho de contar ahora con un tratado comercial con su símil europeo muestra una imagen renovada, da el mensaje que la integración sigue siendo viable y traerá beneficios para estos países no solo en el terreno económico-comercial, también en el político (para los jefes de Estado en turno y sus partidos).

Respecto a lo primero, la evidencia internacional demuestra que cuando un país en desarrollo firma un acuerdo con la Unión Europea, en el período posterior se registra un fuerte incremento en los flujos de inversión extranjera directa, como fue el caso de México tras la aprobación del TLCUEM. En este caso, la creación de un mercado de 770 millones de personas que conforman los países de ambos bloques crea una alta expectativa para los inversores sobre tierras sudamericanas. 

Así mismo, tanto argentinos, brasileños, paraguayos y uruguayos verán beneficiadas sus exportaciones minerales y del sector agropecuario, principales productos de la región para el mercado europeo, haciendo hincapié en el cárnico. 

Por el lado político, Argentina y Uruguay vivirán procesos electorales para la presidencia en este año y la bandera del acuerdo será ondeada por los negociadores durante toda la campaña.

Macri, presidente de Argentina y actual presidente pro temporé del Mercosur venderá al máximo su liderazgo internacional en la negociación, el mensaje del liberalismo económico logrado con el acuerdo y las posibilidades que tendrá la población con este, en contraste al pasado cerrado y localista del kirchnerismo. 

En Uruguay, Tabaré Vásquez no disfrutaría beneficio político salvo para alguna medición de popularidad, pues se auto descartó para una eventual reelección, sin embargo, a su partido el Frente Amplio le viene bien este suceso histórico para sacudirse el desgaste de 14 años en el gobierno y presentar una imagen de apertura al mundo (una demanda que ha ganado terreno sobre todo en los jóvenes), internamente los moderados se verán beneficiados y podrían tener mano para elegir candidato oficial. 

Para Brasil es una muestra de que Bolsonaro va fuerte en su proyecto de reformar todo lo que hizo el PT durante su estadía en el Palacio del Altiplano, sobretodo en el modelo económico, apostando a una mayor exposición al libre mercado. 

Cabe destacar que si bien el acuerdo ha sido firmado por las partes, aún falta la aprobación legislativa en cada país involucrado, los resultados políticos serán inmediatos, los económicos podrían tardar un tiempo.

Rosalinda Bueso asiste a reunión de primeras damas en el G20

Comparte este artículo:

Rosalinda Bueso, esposa del canciller Marcelo Ebrard, representó a México en el encuentro de las primeras damas, en el marco de la cumbre del G20, que se lleva a cabo en Osaka, Japón.

Los remas que tratan son la promoción de la cooperación asó como desarrollo. Además genera un foro de discusión sobre economía mundial.

Los Estados miembros del G20 son Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Francia Alemania, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Rusia, Arabia Saudita, Sudáfrica, Cora del Sur, Turquía, Reino Unido y Estados Unidos.

Después de 20 años de negociaciones, la UE y el Mercosur logran acuerdo de libre comercio

Comparte este artículo:

Después de una demora de 20 años, el Mercosur y la Unión Europea finalmente llegaron a un acuerdo para establecer un tratado de libre comercio entre ambos bloques. Este proyecto, en contracorriente con la tendencia internacional, establecería un mercado que compone casi un cuarto del PIB global.

El 93% de los productos exportados del Mercosur ya no tendrían arancel alguno, mientras que el 7% restante mantendría un trato preferencial. Al mismo tiempo, tanto a bienes industriales como a los agrícolas, Europa liberalizaría sus productos en cuanto el tratado entre en vigor. El bloque sudamericano, por otra parte, tendría un plazo de 15 años para aplicar porcentajes arancelarios similares o iguales.

Las negociaciones, llevadas a cabo en Bruselas, fueron arduas por las preocupaciones de países con importantes industrias agrícolas, como lo son España y Francia. De hecho, el presidente Emmanuel Macron fue de los participantes más escépticos del tratado, tanto por el tema de agricultura como la desconfianza de Brasil ante sus obligaciones y compromisos medioambientales.

“La UE no puede ceder el paso a argumentos populistas y proteccionistas sobre la política comercial”

Aún falta que el texto final sea aprobado tanto por los Estados Miembros como por el Parlamento Europeo, por lo que las ganancias hechas por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay podrían reducirse.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, aprovechó la reunión del G20 en Osaka para verse con los líderes del Mercosur y celebrar el cierre de las negociaciones. Afirmó ante medios que “la UE no puede ceder el paso a argumentos populistas y proteccionistas sobre la política comercial”, efectivamente poniendo a Europa en un lugar antitético al proteccionismo visto por los EE.UU por ahora.

(Fuentes: El Clarín y El País)

Detienen a tripulante brasileño rumbo al G20 por transportar cocaína

Comparte este artículo:

Las cosas no comenzaron bien para Jair Bolsonaro rumbo a la Cumbre del G20.

Un tripulante de la Fuerza Aérea brasileña fue detenido en Sevilla después de la parada de un avión que escortaba al jet del presidente de Brasil. El auxiliar del vuelo, identificado como el sargento Manoel Silva Rodrigues, llevaba 39 kilogramos de cocaína divididos en 37 bloques.

El sargento afirmó que en realidad eran de queso.

Después del arresto, el avión presidencial paró en Lisboa y miembros del equipo del presidente confirmaron que no pararía ahí (como antes previsto) sino en Seattle. Bolsonaro reaccionó en Twitter, deslindando a su equipo personal de Silva Rodrigues y exigiendo que se castigara por tal acto “inaceptable.”

La noticia pone en apuros a Bolsonaro otra vez. El mandatario llegó al puesto en una campaña histórica, al prometer “mano dura” contra la violencia y el crimen en su país, sobre todo la industria del narcotráfico. Así mismo, es un feroz defensor de las Fuerzas Armadas brasileñas, a quiénes condecora por su profesionalismo.

(Fuente: National Public Radio)

#ElNidoDelGavilán: “Futbol de verano Parte 1”

Comparte este artículo:

De los dos torneos del verano, la Copa América y la Copa Oro, en la primera, la fase de grupos ha terminado, en el caso de la segunda, está cerca de terminar esta fase inicial.

Como es de esperarse, el futbol nos ha dejado sorpresas como el espantoso performance de Argentina, la solidez de Brasil y el paupérrimo nivel de la mayoría de los equipos de Concacaf.

La Copa América, en general, ha sido bastante regular, Argentina a pesar de jugar horrible, clasificó segunda de su grupo, Brasil y Uruguay hicieron lo propio. Colombia y Venezuela son las gratas sorpresas del torneo levantando la mano para competir al trío de siempre.

El formato de competencia es lo suficiente benigno que permite que equipos como Paraguay que sin ganar un juego pasen a la siguiente ronda. Los invitados al torneo, Japón y Catar quedaron eliminados en la primera ronda, pero dejando un grato recuerdo y jugando, en momentos, mejor que Paraguay, Perú, Bolivia y Ecuador.

Los cuartos de final están listos y los favoritos están claros, se pueden dar sorpresas, pero veo a Brasil muy definido para la final.

En cuanto a la Copa Oro, el futbol desplegado es pobre, limitado, con pocas luces, pero muy nuestro. México pasó caminando a la segunda ronda, con un resultado extraño de 3-2 contra la isla de Martinica en el último juego. Costa Rica terminó en un sorpresivo segundo lugar perdiendo contra un Haití que, como es habitual, siempre rompe las quinielas.

Los 3 grandes de la Concacaf tienen la obligación de avanzar de ronda y encontrarse en fase final, sin embargo, con el choque de México y Costa Rica en cuartos, se abre la posibilidad de tres equipos que tienen potencial de dar la sorpresa, Panamá, Canadá y Jamaica.

En grandes rasgos, ambos torneos no han defraudado en las expectativas de los equipos importantes y se han reafirmado las hegemonías históricas.

Los partidos a ver en estos días son, sin duda, los 4 partidos de Copa América que serán durísimos, en tanto de la Copa Oro ver a los 3 de siempre, México, Estados Unidos y Costa Rica.

Por el bien del futbol, ojalá en el mediano plazo, ambos torneos se fusionen para generar un salto de calidad en todo el continente, algo que nos hace falta a todos, especialmente en Concacaf.

Lo dicho, dicho está.

Recorta el Banco Mundial estimado de crecimiento para México

Comparte este artículo:

El Banco Mundial redujo otra vez la proyección de crecimiento económico de México para 2019, ahora de 2% a 1.7%.

Sin embargo, el organismo mundial aseguro que el País comenzó el año con un crecimiento “modesto, pero estable”.

Por otro lado, el BM recortó también hasta 0.9% las previsiones de crecimiento económico para América Latina en este año debido al desarrollo “débil o negativo” de México, Brasil y Argentina, además de la situación de Venezuela.

Hace tan solo seis meses, la institución internacional estimaba que la economía de la región crecería 1.6% en 2019, misma cifra que ya había sido rebajada del pronóstico anterior.

Sin incluir a Venezuela, el BM prevé que Latinoamérica y el Caribe crecerá 1.9% en el 2018, y 2.7% en 2020.

Carlos Vegh, economista jefe del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, espera que los países de la región desarrollen redes de protección social para apoyar a la población más vulnerable durante los ciclos de desaceleración económica.

“Los programa sociales que ayudan a absorber el impacto de las crisis económicas son comunes en los países desarrollados, pero no están lo suficientemente extendidos en esta parte del mundo”, dijo Vegh.

 

#ElTalónDeAquiles: “Maduro inmaduro”

Comparte este artículo:

Afirma el conocido animador de televisión peruano, Jaime Bayly, que Nicolás Maduro, lejos de ser un dictador de verdad, de los que da miedo, es un payaso: sus excursiones lingüísticas Shakespearianas, los pajarillos que lo sobrevuelan, y los “Back from the future”, son algunos ejemplos de sus excentricidades. Hoy, el régimen da sus últimos aleteos en un triste aislamiento. La situación va más allá de la tradicional oposición de derecha, la cual sigue denunciando la intención de cubanizar Venezuela (como si Cuba hubiera vivido la hiperinflación y Fidel Castro hubiese sido el hazmerreir de amigos y enemigos). No. En Venezuela, la realidad superó al peor de los temores. 

El aislamiento de Caracas es triste porque incluye, de manera clara y evidente, críticas de izquierda, que ven impotentes cómo las oportunidades de cambio y de justicia se fueron por la cloaca discursiva. Es decir, a los opositores tradicionales del chavismo, como lo son la derecha colombiana (hoy en la presidencia, de la mano de Iván Duque), y opositores menos tradicionales (como el recientemente electo Jair Bolsonaro, en Brasil), se les une líderes de centro-izquierda, como Alvarado (Costa Rica) y Trudeau (Canadá). Además, el heteróclito Grupo de Lima, compuesto por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, y Santa Lucía, intenta desde 2017, a pesar de Caracas, encontrar una salida pacífica a la crisis. En fin, democracias europeas como Francia y España decidieron recientemente no seguir siendo indiferentes ante la parodia revolucionaria. El gobierno de Maduro sigue siendo reconocido por Bolivia, China, Cuba, Turquía, y otros tantos, pero ya no es reconocido por muchos otros.

Los demócratas progresistas nunca perdonaremos a la nomenclatura petro-chavista el haber fracasado en su intento por cambiar el destino de su país. Habrían podido desmontar el corporatismo creado por el Pacto de Punto Fijo, invertir en el futuro creando un sistema educativo competitivo, y poner la renta petrolera al servicio de la diversificación económica. Pero no. En vez de lanzar la revolución más radical que siempre ha requerido América Latina, la democracia, sustituyeron a los viejos receptores de las dádivas petroleras por nuevos actores. Ya no son los ricachones de los partidos políticos tradicionales los que se aprovechan del sistema, sino los nuevos líderes, prontamente corrompidos, del Partido Socialista Venezolano. Y en vez de educar y desarrollar, se fortaleció el clientelismo, fomentando así la dependencia económica de las clases sociales menos favorecidas a un sistema que no da herramientas para sobrevivir. Entonces, en vez de hacer germinar la democracia, se transformó el autoritarismo: se pasó de un corporatismo de centro-derecha a un confuso gobierno despojado de toda agenda izquierdista. Por su obstinada resistencia al cambio, el grupo fiel a Maduro es hoy más reaccionario que progresista. 

La última vez que escribí sobre Venezuela señalaba que la situación seguía degradándose en una certera descomposición de la revolución bolivariana. En mayo de 2017, se cumplían varias semanas de movilización social que había producido decenas de muertos. El gobierno argumentaba que la principal amenaza era la contrarrevolución (golpista) de derecha. Desde ese entonces, poco cambió pero todo empeoró: Maduro fue reelecto en un proceso electoral muy cuestionado a nivel nacional e internacional. Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, se autoproclamó presidente legítimo del país. Mientras tanto, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) pronostica que la economía venezolana se contraerá el 10 % en 2019 mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una astronómica hiperinflación de 10,000,000%.

Maduro es inmaduro. Se aferra al poder y asegura que no hay crisis humanitaria en su país. Cree que todavía puede gobernar. Es posible que el dirigente bolivariano no tenga la sofisticación de líderes autoritarios como Vladimir Putin, y sí, es posible que sea un payaso. Pero sus excentricidades ya no hacen gracia y su testarudez es peligrosa, no solo para Venezuela, sino para toda la región latinoamericana. La invitación es clara: salir del poder ahora que todavía puede hacerlo. 

Fernando A. Chinchilla

Winnipeg (Canadá), febrero de 2019

Revelan pacto entre gobierno de México y Odebrecht

Comparte este artículo:

El Gobierno mexicano pactó desde 2017 “no ejercer ninguna acción civil, administrativa o penal en contra de funcionarios de la empresa Odebrecht” por sobornos a funcionarios de Pemex.

En una tarjeta informativa emitida este jueves por la Fiscalía General de la República (FGR), se da cuenta de que Raúl Cervantes quien entonces era procurador de la Procuraduría General de la República (PGR), suscribió un convenio con la justicia brasileña, en el que esta se comprometió a compartir información de la investigación, a cambio de que México no procediera penal, civil y administrativamente contra ejecutivos de la firma.

Se precisó también que tales convenios fueron ratificados por México en tres ocasiones, uno con fecha de 16 de febrero y dos el 14 de junio de 2017.

Tras el acuerdo, la PGR tomó declaración a los cariocas Marcelo Bahía Odebrecht, Luis Alberto Meneses Weyll e Hilberto Mascarenhas Alves da Silva Filho, quienes hicieron señalamientos que al parecer nunca se sabrán, pues descansan bajo la cobija del eterno debido proceso.

En mayo de 2017, también se entrevistó a tres funcionarios de Odebrecht México: Helder Antonio Campomizzi, actual coordinador de licitaciones de la empresa en nuestro país; José Vito Facciolla Junior, director de Proyectos Odebrecht México, y Guillermo Antonio Suárez Solís, representante legal de la compañía.

Los tres últimos aportaron diversos datos de prueba en la relación Pemex-Odebrecht donde se imputa a Emilio Lozoya Austin de recibir sobornos.

Según la Fiscalía, desde que se recabó la entrevista en calidad de imputado de Lozoya, exdirector general de Pemex, quien se reservó su derecho a declarar, ningún funcionario de la empresa, ni de Brasil ni de México ha sido citado a comparecer.

La FGR agregó que entre mayo y septiembre de 2018, la PGR recibió información financiera procedente de Suiza, así que pidió al Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia Organizada que determinara cuál era la red de vínculos respecto a transferencias, depósitos y personas involucradas, se supone que estará listo en una semana.

Precisamente este jueves, la FGR informó que no hará pública indefinidamente ninguna información del caso en el que su vincula a Lozoya de haber recibido más de 10 millones de dólares en sobornos.

Al parecer, el pacto benefició a funcionarios de la constructora, y de paso a los funcionarios del Estado mexicano pues gozan de total impunidad.

En otros países, donde Odebrecht realizó acuerdos, tras descubrirse su cauda corruptora, los funcionarios de gobierno han caído como fichas de dominó.

Por ejemplo, en Brasil provocó que Luis Inácio Lula da Silva terminara en la cárcel, y se han visto involucrados los expresidentes Dilma Rousseff y Michel Temer.

En Perú, Pedro Pablo Kuczynski, renunció en 2018, al descubrirse la trama corruptora, pero también se investiga a los expresidentes Alejandro Toledo, Alan García, y Ollanta Humala.

Panamá investiga a los expresidentes Martín Torrijos, Ricardo Martinelli y el actual, Juan Carlos Varela, y hay 76 imputados de los cuales hay cinco encarcelados.

En Venezuela, Nicolás Maduro envió a prisión a cuatro directivos, acusados de recibir sobornos, aunque el escándalo salpicó al mismo Maduro y a Diosdado Cabello, por supuesto lo negaron, diciendo que eran “especulaciones”.

En Colombia, hay seis condenados y el detenido de mayor rango es el exviceministro de Transportes, Gabriel García.

En Ecuador, el exvicepresidente Jorge Glas fue sentenciado a seis años de prisión. Hay 24 causas abiertas y el excontralor está prófugo.

En Guatemala, existen siete condenas, cuatro solicitudes de captura y el exministro de Comunicaciones, Alejandro Sinibaldi está prófugo.

Argentina llegó a un arreglo similar al de México, y solo hay sospechas sobre si dinero sucio  habría llegado la empresa de un familiar del presidente Mauricio Macri.

Y en República Dominicana existen siete personas procesadas.