AMLO dice que ASF se autodestruyó

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró esta mañana que el error de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) respecto al reporte sobre la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, puso en ridículo a la institución pidiendo en la mismo tono que “se limpie“. 

Respecto a esta limpieza del organismo autónomo, Obrador aseguró que es mejor que la Cámara de Diputados investigue, luego de que se le preguntara si David Colmenares Páramo, titular de la ASF debería renunciar.

En la Cámara de Diputados se va a hacer la investigación, por le bien del país es importante que se investigue y se limpie (…) esto que hicieron pone hasta en ridículo a la institución“, dijo Obrador. También se le preguntó sobre la carta que envió a la Cámara de Diputados, el mandatario respondió que la ASF se está autodestruyendo.

El día de ayer, el presidente mandó una carta a San Lázaro para que se investigue a la ASF, a las pocas horas se informó que el titular de la ASF y el auditor especial de la ASF, Agustín Caso, comparecerán el lunes en el Congreso.

Con información de la Silla Rota

Tendrá Auditor que rendir cuentas ante la Cámara de Diputados el lunes

Comparte este artículo:

El próximo lunes 1 de marzo, al mediodía, comparecerá ante legisladores David Colmenares, titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), informó Mario Alberto Rodríguez, presidente de la Comisión de Vigilancia del órgano autónomo dependiente de la Cámara de Diputados.

El emecista afirmó que deberá estar acompañado de los auditores especiales de la ASF para conocer y ampliar la información de los informes individuales de la Cuenta Pública 2019 que entregaron a San Lázaro.

Se estableció que no solo se revisará la información del aeropuerto de Texcoco sino que se profundizará y revisarán las metodologías para tener seguimiento constante de los informes.

El legislador asegura que se le pidió a la ASF que investigue al auditor especial Agustín Caso Rafael, por su desempeño en la fiscalización que hizo del informe del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Rodríguez refirió que los diputados no necesitan que el titular del Ejecutivo les pida una investigación pues ellos saben sus funciones y ya hicieron esta petición desde este miércoles la cual se encuentra en curso.

“Nosotros sabemos nuestra responsabilidad y además hay independencia de autonomía de los órganos Legislativo y Ejecutivo”, enfatizó.

Los resultados de las auditorías molestaron a Andrés Manuel López Obrador, porque se reportó que la cancelación de la obra de construcción del NAIM tuvo un costo de 331 mil millones de pesos, mucho más de lo que había reportado el gobierno de la 4T, que estimaba la pérdida en 100 mil millones de pesos.

Y, en un hecho sorprendente, la Auditoría respondió que había inconsistencias en esa auditoría y que serán revisados los datos por otro equipo de auditores.

Así que López Obrador pidió, a través de una carta, a la priista Dulce María Sauri, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara Baja que se investigara a la ASF.

La yucateca reiteró que Colmenares ya había sido citado por la Comisión de Vigilancia, y aclaró que aún no hay resultados definitivos de las auditorías pues estos se entregan a la Comisión de Presupuesto, que es la que elabora la opinión sobre la aprobación o no de la cuenta pública correspondiente.

Detalla que este proceso se llevará a cabo hasta el segundo semestre, y “después del 31 de octubre, que ya será en la próxima legislatura, será con la nueva Comisión de Vigilancia y una nueva Comisión de Presupuesto, ya tendrá el Pleno de la 65 Legislatura que conocer el dictamen sobre la Cuenta Pública de 2019, con dos años de retraso, pero así es la ley”.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Pide AMLO al Congreso investigar reporte de la ASF; ve motivaciones políticas

Comparte este artículo:

El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que pedirá a la Cámara de Diputados que se inicie una investigación a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) por el reporte que estimó sobre costo en la cancelación del aeropuerto de Texcoco, al cual calificó de tendencioso y falso”. 

Creo que se trata de una actitud politiquera de que buscaron dañarnos para complacer a nuestros opositores. Entonces no vamos a dejar pasar este asunto, porque está de por medio la dignidad y voy a enviar una carta a la diputada Dulce María Sauri, presidenta de la Cámara de Diputados, para que se inicie una investigación de todo esto de manera respetuosa”, anunció el Mandatario esta mañana en conferencia de prensa. 

López Obrador descartó acudir a la Fiscalía General de la República toda vez que la ASF depende de la Cámara de Diputados. 

La ASF elaboró un informe tendencioso y falso del manejo de recursos del gobierno que presido, entre otras cosas, tal instancia difundió en los medios informativos que el costo de no construir el aeropuerto de Texcoco ascendía a 331 mil 900 millones de pesos, cuando en realidad la cifra fue de 110 mil millones de pesos, una tercera parte menos de lo publicado”, agregó.

Sería lamentable que la Auditoría Superior de la Federación hiciera mal las cuentas. Más bien, aseguró, se trata de una actitud politiquera, de que buscaron dañarnos para complacer a nuestros opositores”.

El Presidente leyó la carta que enviará a la Cámara Baja.

“Aun cuando los responsables de la Auditoría Superior de la Federación se han retractado ante tamaño absurdo, considero que una actitud de ese tipo no sólo obedece a una deficiencia técnica, sino también a una intencionalidad política”, señala el texto.

“En consecuencia, les solicito de manera respetuosa y en observancia del principio de separación de poderes, y si para ello no tiene inconveniente, que se emprendan las acciones necesarias para impulsar una investigación que permita el esclarecimiento al fondo de las equívocas afirmaciones de la Auditoría Superior de la Federación y despeje la lamentable desinformación que el documento referido indujo en sectores de la opinión pública”, añadió.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Gracias, ASF

Comparte este artículo:

El Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2019 trajo a la luz que la Secretaría de Función Pública (SFP), organismo encargado de combatir la corrupción, presentaba irregularidades. Pero el informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) no solo señala la falta de transparencia en la SFP, sino que también hay otros programas y proyectos que no tienen claridad en las cuentas. 

La Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) realizó adjudicaciones directas sin fundamentar el motivo ni la documentación correcta. Esto es algo gravísimo para cualquier institución; en resumen (muy simplificado): se supone que al momento de que un organismo público vaya a contratar o comprar algún bien o servicio, por una gran cantidad de dinero, tiene que cotizar con varios proveedores y hacer la contratación de aquel que sea más conveniente. Entonces, que la CONADE haga adjudicaciones directas significa que no hizo este proceso, y realizó la compra de servicios “a dedazo” por 186.7 mil millones de pesos. 

Por otro lado, el proyecto estrella del sexenio, el Tren Maya, junto con el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR), también tuvieron varias irregularidades. Algunos que me llaman particularmente la atención son que la FONATUR se equivocó y duplicó pagos a personal directivo y técnico, lo cual generó un pago indebido de 8.9 millones de pesos y también contrató servicios legales y financieros con costos altos cuando pudieron haber utilizado a la Secretaría de Comunicación y Transporte para no gastar tanto en las asesorías. Esto me lleva a pensar, ¿por qué no se cuida el dinero? Aunque estas cuentas son del 2019, se supone que con López Obrador entramos a una “república austera” donde ya no se gasta en cosas innecesarias y se ahorra. 

Otro ente es el de la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) del Programa Nacional de Reconstrucción (PNR), para rehabilitar viviendas que fueron afectadas por los sismos de septiembre del 2017 y febrero de 2018. En 2019, la CONAVI programó 36,495 intervenciones de viviendas, y a enero del 2021 donde se reportaron como concluidas 34,208 y las que restan fueron canceladas, pero aún no han reintegrado los 225.3 millones de pesos de las viviendas que fueron canceladas.

Aunque pudiera escribir una monografía sobre qué tan malos son los procesos y transacciones en cada dependencia, quiero tomar este espacio para agradecer a la ASF por su labor. Cada año demuestran las irregularidades en cada programa, proyecto o institución en su totalidad. Necesitamos que estos ejercicios sigan, pero sobre todo que los organismos y personas a las que ese les llama la atención a través de estos informes cumplan con su deber de seguir las recomendaciones y aclaraciones que le pida la ASF. Por último, también es pertinente que todas y todos sigamos con mucha atención estos resultados para verificar si efectivamente el gobierno está cumpliendo con sus obligaciones de transparencia y rendición de cuentas, pues al final el dinero que utilizan es el que nosotros aportamos, y ese dinero tiene que ser usado correctamente.

Asegura AMLO que tiene “otros datos” en referencia a informe de la ASF

Comparte este artículo:

Esta mañana, el presidente de la República negó que haya irregularidades en los programas sociales y obras emprendidas en su gobierno, tal como lo reportó la Auditoría Superior de la Federación, en la Cuenta Pública 2019.

En conferencia de prensa matutina, aseguró al respecto: “Exageran y no solo eso, están mal sus datos yo tengo otros datos y se va a informar aquí y ojalá lo hagan ellos antes“.

El mandatario agregó que desde su perspectiva, la ASF solo “está dando información a nuestros adversarios y yo creo que no deben prestarse a esas malas campañas“.

Aseguró que la ASF tiene mal sus datos, que de ser así, el Nuevo Aeropuerto que se ubicaría en Texcoco iba a costar 600 mil millones de pesos y no 300 mil millones.

Ojalá que antes de que aclaremos nosotros, aclare la auditoría“, refirió luego de asegurar que aclararán los datos más tarde.

El reporte

En su tercer entrega de la Cuenta Pública 2019, la ASF reportó que los proyectos de infraestructura y programas sociales prioritarios del Gobierno de Obrador presentan un alto riesgo de no ser rentables, los califican de opacos y acumulan irregularidades en el gasto de más de 1 mil 500 millones de pesos en tan solo el primer año de la administración.

El énfasis que puso la ASF fue sobre el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas, y en los principales programas sociales como Sembrando Vidas o Jóvenes Construyendo el Futuro.

Con relación a las obras

Tren Maya 

La ASF encontró que presenta riesgo de no ser rentable, que no fue consultado debidamente a la población indígena y es poco transparente la adjudicación de contratos, teniendo pendiente por aclarar 156 millones de pesos.

Dos Bocas

Se detectó que el proyecto inició antes de cumplir con los permisos ambientales  requeridos, esto provocó que no se tomara en cuenta el riesgo de inundaciones y erosión, lo que mantiene en riesgo la construcción.

Santa Lucía

La ASF concluyó que la SEDENA no realizó las estimaciones suficientes para determinar la viabilidad del aeropuerto en cuanto a su rentabilidad.

Con relación a los programas sociales

Jóvenes construyendo el futuro

Se determinó que existen irregularidades en el gasto de más de 126 millones de pesos de este programa a cargo de la Secretaría del Trabajo.

Sembrando Vidas

La ASF comenta que el programa tiene deficiencias en su diseño e implementación, lo que implica el riesgo de que no cumpla su cometido, en el mediano plazo, de lograr que los sujetos de localidades rurales cuenten con ingresos suficientes para hacer productiva la tierra. La focalización es ineficiente en cuanto al grupo objetivo con ingresos inferiores a la línea de bienestar.

Se aclara que la Secretaría de Bienestar argumentó que los propios informes de la ASF “no son definitivos y que el propio titular de la Auditoría dejó claro que aún falta un proceso de notificaciones, aclaraciones y seguimientos“. Por lo que las áreas correspondientes se mantienen atentas a las notificaciones.

Con información de Animal Político

ASF encuentra posible desfalco en programa Jóvenes Construyendo el Futuro

Comparte este artículo:

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró diferentes irregularidades en la operación del programa social Jóvenes Construyendo el Futuro que incluye un probable daño patrimonial por 57 millones de pesos, centros de trabajo fantasmas, pagos a benenficiarios ya fallecidos y a beneficiarios que reciben doble beca por estar inscritos al mismo tiempo en otro programa.

En el tercer paquetes de informes de la revisión de la Cuenta Pública 2019, la ASF difundió los resultados de una auditoría de desempeño forense practicada al programa Jóvenes Construyendo el Futuro, a cargo de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

Cabe mencionar que las auditorías forenses pueden considerarse las más rigurosas porque consisten en “la aplicación de una metodología de fiscalización que conlleva la revisión rigurosa y pormenorizada de proceso, hechos y evidencias, con el propósito de documentar la existencia de un presunto acto irregular”.

“Dada la importancia, relevancia e impacto que tiene la inclusión de los jóvenes al ámbito social y laboral, se determinó llevar a cabo la presente auditoría forense al Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, para verificar el correcto ejercicio y aplicación de los recursos para el objeto al que fueron autorizados”, argumentó la ASF.

La dependencia detalló que se encontraron irregularidades como un probable daño patrimonial por 57 millones 90 mil 400 pesos, de los cuales, más de 48 millones corresponden a pagos realizados a 3 mil 188 beneficiarios que, según las reglas, no debían estar trabajando ni estudiando para ser parte de este programa.

La auditoría encontró que “estos beneficiarios también recibieron en los mismos periodos apoyo del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro Apoyos del Sector Educativo de la Secretaría de Educación Pública, cuyo propósito es contribuir al bienestar social e igualdad mediante el otorgamiento de becas para la permanencia y terminación escolar de las y los estudiantes en instituciones de Educación Superior”.

Por otro lado, la ASF identificó 183 beneficiario del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro, que recibieron el importe de 2.5 millones de pesos, percibieron a su vez, en los mismos periodos de tiempo durante el ejercicio 2019, apoyo del Programa de Apoyo a la Educación Indígena operado por el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas, programa que busca contribuir a la permanencias, desarrollo y conclusión del grado y nivel académico de las niñas, niños, adolescentes y jóvenes estudiantes, de 5 a 29 años, pertenecientes a los pueblos y comunidades indígenas y afroamericanas, inscritos en escuelas públicas de los niveles, básico, medio superior, superior y maestría.

Por lo tanto, la ASF concluyó que dicho programa no cuenta con mecanismos de control y procedimientos para validar y constatar la información y documentación plasmada y adjuntada en la Plataforma Digital del Programa Jóvenes Construyendo el Futuro por parte de los aspirantes y beneficiarios del Programa, así como de quienes participaron como Centro de Trabajo.

Además, la ASF encontró que 68 beneficiarios recibieron pagos de la beca en sus cuentas bancarias posteriores a su fecha de fallecimiento por un importe total de 482 mil 400 pesos.

En lo que respecto a los centros de trabajo revisados, que forman parte de la muestra, en donde se supone que imparte la capacitación a los beneficiarios, estaban abandonados y otros centros de trabajo no presentaron la documentación justificativa y comprobatoria que soporte la capacitación impartida, mientas que dos centro de trabajo, por medio de sus Representantes Legales, señalaron no haberse registrado en el Programa.

Por último, la ASF concluyó que el manejo que se hace de los recursos públicos federales en ese programa “no asegura las mejores condiciones de economía, transparencia, eficiencia, eficacia y honradez al Estado”.

(Con información de Milenio)

ASF determina que el costo real por cancelar el NAIM fue de 331 mil millones de pesos

Comparte este artículo:

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) determinó que el costo real por cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) será de 331 mil 996 millones de pesos, lo cual significa un incremento de 231%, respecto a lo estimado por el Gobierno Federal.

En lo que fue la tercera entrega de la cuenta pública, la ASF señaló que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes había estimado una cifra de 100 mil millones de pesos, Sion embargo, no consideró todos lo gastos.

“Esta cifra de la dependencia consideró la inversión ejecutada y el valor de la terminación anticipada de los contratos, peor no incluyó las implicaciones derivadas del esquema de financiamiento definido para la construcción, ni los costos legales involucrados”, detalla la dependencia.

Por otro lado, la ASF detalla que del total del monto, 163 mil 540 millones de pesos corresponden a los costos no recuperables de inversión en el periodo 2014 – 2018 y 168 mil 455 millones de pesos por obligaciones pendientes.

Además, la ASF señaló que el costo total de la cancelación podría incrementarse debido a que se encontró pendiente la liquidación de 70% del valor de los bonos emitidos para financiar el proyecto y se deberán pagar comisiones o intereses generados por los bonos en circulación pendientes de recompra.

Cabe recordar que el NAIM fue un proyecto lanzado por el gobierno de Enrique Peña Nieto,, sin embargo, el proyecto fue cancelado por la Administración de Andrés Manuel López Obrador, argumentando diversas deficiencias. La cifra total de la cancelación es seis veces del presupuesto que tenía contemplado el gobierno federal con la extinción de los fideicomisos.

(Con información de Milenio)

#Kleroterion: “¿Por qué antes no corrigieron el fraude del Seguro Popular?”

Comparte este artículo:

Hoy quienes nunca se interesaron por la seguridad social de los más pobres cuestionan el esfuerzo titánico de la Cuarta Transformación por consolidar un modelo de seguridad social universal comparable a los mejores del mundo. Las críticas sobran, pero esos  mismos críticos nunca alzaron la voz ante las irregularidades detectadas en el Seguro Popular. 

De acuerdo con datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) entre 2015 y 2016 los gobiernos estatales desviaron recursos millonarios del Seguro Popular,  las irregularidades encontradas sumaron más de 19 mil 500 millones de pesos. A esta cantidad deberían añadirse otros 13 mil millones que el Gobierno federal distrajo en esos mismos años del fideicomiso concentrador, donde el Seguro Popular guardaba sus recursos.

Eso es sólo en esos dos años y si usted busca pronunciamientos de la oposición denunciando la situación será difícil que las encuentre porque básicamente guardaron un SILENCIO COMPLICE ¿por qué?

Quizás la respuesta a esa pregunta se encuentre en los millones de pesos que cada gobierno estatal dispuso y en las muchas irregularidades documentadas. Hubo gobiernos que recibieron dinero y lo ejercieron con opacidad, que no elevaron el nivel de atención y que antes JAMÁS pusieron un peso más de su bolsa, como ahora anuncian que lo harán, para cubrir la atención en enfermedades que el Seguro Popular no cubría.

Pero incluso si les damos el beneficio de la duda, la pregunta es: ¿por qué se niegan a apoyar al INSABI? ¿por qué critican el nuevo modelo en lugar de ser pro activos y colaborar para perfeccionarlo?  ¿Por qué hoy sí “les interesa” la salud de los que menos tienen si antes volteaban la vista y dejaban todo a cargo del Seguro Popular? Otra vez quizás la respuesta se encuentre en los millones que dejarán de recibir, en los contratos de medicinas y construcción de hospitales que ya no podrán asignar, en la nómina que ya no podrán controlar a su antojo y beneficio.

Durante el fin de semana los gobernadores del PAN anunciaron la creación de una alternativa al INSABI que “garantice el servicio gratuito, cobertura y calidad en los servicios de salud para todos los mexicanos” y  que mantenga los beneficios del seguro popular.

Habría que preguntarse ¿beneficios para quien?, pero en última instancia el tema de fondo aquí es: si tanto les importaba, como hoy dicen, la salud de los más pobres, ¿por qué no le pusieron un alto a las irregularidades del Seguro Popular documentadas en las tres administraciones anteriores? ¿por qué no hicieron los ajustes de presupuesto y las leyes necesarias para que desde hace décadas México tuviera un sistema de salud universal? ¿por qué prefirieron mantener un sistema que los beneficiaba a ellos y permitieron que la calidad del sistema de salud disminuyera año con año? ¿Por qué a pesar de las pruebas documentadas y de los señalamientos de organismos internacionales nunca corrigieron EL FRAUDE DEL SEGURO POPULAR?

Detienen por narcotráfico a Salvador Cienfuegos, ex titular de la Sedena en el Gobierno de Peña Nieto

Comparte este artículo:

El ex titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en el sexenio de Enrique Peña Nieto, Salvador Cienfuegos, fue detenido en los Estados Unidos.

De acuerdo a una revisión histórica hecha por este medio de comunicación, se trata de la primera ocasión en la historia de las relaciones bilaterales entre México y Estados Unidos, que un general de Ejército mexicano es detenido por autoridades estadounidenses.

Cienfuegos fue detenido, por petición de la DEA, en el Aeropuerto de Los Ángeles, California, bajo cargos de conspiración criminal, lavado de dinero y narcotráfico.

El General mexicano viajaba con su familia, cuyos integrantes no fueron revelados, aunque sí se dijo que fueron dejados en libertad.

Cienfuegos, de 72 años, fue pieza clave en la estrategia de seguridad de Peña, que intentó distinguirse de la de su antecesor, Felipe Calderón, con la disminución de enfrentamientos y con la presunción de que privilegiaban operaciones de inteligencia sobre las de la fuerza.

Cabe señalar que con Cienfuegos fueron capturados capos como los hermanos Miguel Omar Treviño, líderes de los Zetas, detenidos en el 2013 y el 2015, y Servando Gómez “La Tuta”, de la Familia Michoacana, arrestado en febrero del 2015.

En el 2013, florecieron los grupos armados de autodefensa en al región de Tierra Caliente, en Michoacán, que presuntamente se levantaron contra los cárteles de la droga y que eran auspiciados por fuerzas militares.

En el sexenio de Peña Nieto el capo más importante del país, el jefe del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue capturado en febrero del 2014 en Mazatlán por efectivos de la DEA y un cuerpo especial de la Marina mexicana, sin embargo, un año después “El Chapo” se fugó del penal de alta seguridad del Altiplano para ser detenido en el 2016 por policías federales. en ninguna de las acciones contra “El Chapo” destacó el Ejército.

Cabe mencionar que durante el paso de Cienfuegos por la serena, el Cártel Jalisco Nueva Generación, identificado como uno de los mayores generadores de violencia en México adquirió mayor fuerza hasta convertirse en la segunda organización de tráfico de drogas más poderosa de México, según el último reporte anual de la DEA.

Por otro lado, la gestión del General en la Sedena estuvo marcada por la corrupción, pues de acuerdo a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) se detectaron irregularidades en 88 de los 93 contratos de la dependencia por un monto de 603 millones de pesos.

También fueron señaladas irregularidades en las compras de equipos de espionaje, equipo militar y armas.

Otro de los temas graves durante la gestión de Cienfuegos fueron las violaciones a derechos humanos, como el caso de Tlatlaya, en el sur del Estado de México, donde 22 personas fueron ejecutadas en junio del 2014 por militares.

Cienfuegos también rechazó la solicitud de familiares de los 43 normalistas desparecidos de Ayotizinapa, quienes pedían poder ingresar a los cuarteles del Ejército para buscar a sus hijos.

(Con información de Grupo Reforma)

Dejan Administraciones de Calderón y EPN huecos en fideicomisos por 32mmdp

Comparte este artículo:

Informes camerales y de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) revelan que las Administraciones de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto dejaron entre 2006 y 2018 un hueco de 32 mil millones de pesos en materia de fideicomisos.

De ellos, 21 mil 566 millones de pesos, corresponden a recursos destinados a afrontar los daños ocasionados por emergencias o desastres naturales como huracanes y los sismos de 2017 que afectaron el sur y centro del país.

Mientras que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento (Fodepar) y diferentes fideicomisos del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) recibieron observaciones de la Auditoría por 11 mil millones de pesos.

Entre los aspectos que destaca la Auditoría, está la falta de normatividad para la entrega de apoyos tras los terremotos de 2017, pues, por ejemplo, no se contó con un mecanismo de control que permitiera a las autoridades comprobar que no hubo duplicidades en el otorgamiento de financiamiento para la reconstrucción.

Para la cuenta pública de 2018, la ASF se remitió a años previos y concluyó que con relación a la gestión financiera de los recursos autorizados al Fonden 2003, en términos generales las secretarías de Hacienda y Crédito Público, Gobernación, y Comunicaciones y Transportes, así como la Comisión Nacional del Agua, los institutos de Infraestructura de Chiapas, Oaxaca y Morelos, coordinados por la SEP y Banobras no cumplieron con las disposiciones legales y normativas aplicables a la materia”.

Por su parte, la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) tuvo entre 2012 y 2018 una partida de 14 mil 448 millones de pesos para la reconstrucción de viviendas afectadas por desastres naturales, pero de acuerdo con revisiones en terreno, no se pudo comprobar la reparación total de las casas dañadas por algún siniestro en ese periodo.

Durante la Administración del priista Enrique Peña Nieto, se cuenta con algunos ejemplos de observaciones al dinero depositado en fideicomisos como la construcción del proyecto Playa Espíritu, en Sinaloa, en el cual el Fonatur invirtió 1 mil 400 millones de pesos y hasta la fecha no se ha podido vender ni un solo lote.

Aunado a ello, de acuerdo con los argumentos presentados por los diputados de Morena en San Lázaro, no existe información disponible sobre los rendimientos, uso o destino de 9 mil 646 millones de pesos que realizó el Conacyt mediante operaciones bancarias.

Esta semana, en la Cámara Baja se concretó la extinción de 109 fideicomisos cuyos recursos darán a la Federación una bolsa de más de 60 mil millones de pesos.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó que en 10 días exhibirá a las personas que se beneficiaron de los fideicomisos que se están desapareciendo y aseguró que, de configurarse un delito, se presentarán las denuncias correspondientes.

Los legisladores que avalaron la extinción de dichos fondos y fideicomisos aseguran que se busca eliminar la opacidad y discrecionalidad en el uso de recursos públicos y fomentar la transparencia y rendición de cuentas.

La determinación de eliminarlos ha generado un descontento en los sectores afectados (científicos, deportistas, víctimas de delitos, artistas y demás), a quienes se les ha afirmado que continuarán recibiendo los recursos con los que se beneficiaban, sólo que ahora sin intermediarios.

(Fuente: El Mañanero)