Bono Demográfico: Última Oportunidad

Comparte este artículo:

Según datos del INEGI, México es un país de jóvenes, donde la edad promedio es de 27 años. Esta realidad social nos permite actualmente tener una gran oferta en mano de obra disponible, siendo el 7mo país con más egresados en carreras técnicas e ingenierías listos para trabajar en las distintas industrias que han florecido en nuestro país gracias a la inversión extranjera y las nuevas tecnologías. 

Este bono demográfico no lo volveremos a ver de manera natural en el futuro de México, actualmente crecemos aproximadamente 1.2% al año en población muy distinto a lo que teníamos en los 70s con poco más del 3% anual antes que se decidieran implementar los primeros programas de planeación familiar “Familia Chica Vive Mejor”. La ventaja del bono demográfico es que empuja a un crecimiento natural del PIB por la cantidad adicional de gente consumiendo y trabajando convirtiéndose población económicamente activa. 

Curiosamente el crecimiento económico de México en los últimos 20 años ha rondado alrededor del 2%, no muy alejado del crecimiento demográfico, pero no debemos fijarnos tanto en la medida de crecimiento del PIB, sino en distintos indicadores de desigualdad, poder adquisitivo y calidad de vida relacionados con cuestiones más complejas como el tipo de cambio, la inflación y cuestiones externas. 

Lo que si es cierto, es que no hemos sabido aprovechar este bono demográfico, es bueno que se generen empleos gracias a la inversión extranjera, pero debemos buscar que nuestra generación tenga incentivos para emprender e innovar para desarrollar la industria mexicana, diversificar el comercio y no ser un número más en la estadística, porque no podremos ser mano de obra barata para siempre si aspiramos a convertirnos en un país plenamente desarrollado, con salarios y condiciones de vida dignas. 

Criptomonedas: ¿Juego o Negocio?

Comparte este artículo:

Desde hace algunos años se ha hablado mucho sobre un nuevo modelo de intercambios monetarios en línea iniciado por el famoso “Bitcoin”, considerado el padre de las criptomonedas. El revuelo fue tal que comenzaron a inventarse infinidad de nuevas monedas con inversiones multimillonarias y no solo eso, sino que la idea transito a modelos de negocio multinivel donde gente con poca capacidad de inversión decidió invertir todo o gran parte de sus ahorros en estas monedas con promesas de grandes ganancias.

Estas últimas semanas estas monedas han perdido aún más su valor, sin contar la burbuja que estalló el mes pasado, algunas monedas han llegado a devaluarse más del 70% de su valor más alto y otras han perdido prácticamente todo su valor. Esto ocurre debido a que el valor de estas monedas lo da el propio mercado con todos los actores dispuestos a comerciar con ellas pero al final terminó prestándose a especulaciones que no trajeron más que problemas para los “inversionistas”.

Para darnos una idea de la magnitud del daño, en países como Corea o Japón donde estas monedas tuvieron un gran auge llegaron a abrirse casas de cambio únicamente para este tipo de monedas (para aquellos que desconfían comprarlas en línea para evitar fraudes) y ahora tienen en promedio 1 cliente cada 2 o 3 horas, porque muchos ya no quieren invertir en estas monedas o por enojo las venden por no querer perder aún más de sus ahorros.

Estas monedas no necesariamente son un engaño, porque representan la adaptación de los sistemas de transferencias y compras en línea con el comercio cada vez más globalizado que busca brincarse el obstáculo de los tipos de cambio, las criptomonedas representan una forma efectiva y fácil de realizar transacciones sin estas barreras. El reto es regular estos negocios para que no se manejen como juegos especulativos para agentes multinivel o peor aún para aquellos que buscan transferir fondos desde el anonimato. 

México y el Impuesto a la Herencia

Comparte este artículo:

El impuesto a la herencia es un tema polémico que últimamente se ha estado mencionando más en la prensa nacional. Actualmente en nuestro país no existe ningún impuesto a las herencias, sin importar que somos el segundo país de la OCDE con mayor desigualdad en el ingreso según el índice de Gini, cabe mencionar que en esa misma organización la mayoría de los países tienen algún tipo de gravamen a las herencias. Aquí y en China los impuestos son impopulares pero vale la pena analizar los casos de éxito y ver la forma en la que podría aplicarse en nuestro país.

En Estados Unidos el impuesto a la herencia es del 4% pero solamente aplica para el 2% de la población con herencias mayores a los 5 millones de dólares. La lógica detrás de este impuesto radica en que las grandes acumulaciones de capital no generan bienestar si no se gastan y solo se mantienen como ahorro para el propietario. Es gracias a las condiciones sociodemográficas, comerciales y políticas de un país que los empresarios pueden realizar sus actividades y sacar adelante al país con la actividad económica que generan, por lo cual debe haber una retribución para la gente, no solamente por medio de la responsabilidad social empresarial sino de la redistribución justa del ingreso, tanto para el empresario, como para el resto de la población.

De entrada, si queremos que una propuesta de este tipo tenga buena aceptación en esferas empresariales y de toma de decisiones, es necesario que se demuestre que México puede gastar mejor, combatiendo a la corrupción y mostrando mayores beneficios tangibles al contribuyente , aún y que somos uno de los países que menos recauda comparado con el resto de los países del G20.

El impuesto por si solo no sería suficiente, sería necesario generar un consenso con la clase empresarial y expertos para definir la tasa y a partir de que monto se podría aplicar, así como también deducciones y casos donde no aplique. Además habría que crearse todo un marco legal para evitar lagunas en el sistema como aplicar impuestos a las donaciones, tener unidades fiscales de investigación para evitar que se evada el impuesto, entre otras cosas.

Creo que la medida podría funcionar para redistribuir el ingreso, pero la propuesta debe ser integral y consensuada con la clase empresarial y otros sectores de la población para decidir los cómos y evitar caer en simulación o en una medida recaudatoria que terminé por desincentivar la actividad económica y no al revés como se busca con un mayor gasto público inteligente ocasionado por estos nuevos ingresos para el erario. 

Liderazgo Político Joven en América Latina

Comparte este artículo:

El liderazgo como tal tiene varias definiciones, pero en general podemos coincidir en que es la capacidad de inspirar y mover a los demás hacia cierto objetivo en común. El liderazgo como concepto es transversal, no es exclusivo de la política y la función pública, lo hay en nuestra casa con nuestros padres, con los maestros, entre los propios amigos y muchos otros casos más. Latinoamérica como tal es una región que actualmente se caracteriza por vivir una crisis de liderazgos nacionales, la gran mayoría de los países de esta región han virado drásticamente de partidos de derecha a izquierda o izquierda a derecha con un común denominador que es el descontento con sus gobernantes, líderes sindicales y en algunos casos inclusive clase empresarial.

Latinoamérica es un continente con población primordialmente joven, la edad promedio es de 24 años y sus países están viviendo el mayor bono demográfico en su historia enfrentando una gran demanda por empleo, vivienda y oportunidades de estudio. Los países conquistados por España y Portugal heredamos una cultura organizacional más monárquica y vertical, más autoritaria, donde generamos la necesidad de alguien que nos cuide y nos controle porque si nos dejan sin correa sobran quienes quieren aprovecharse del sistema y enriquecerse o sacar algún beneficio de él, hay poca participación pero mucho interés y desorganización. Por el otro lado algunos países conquistados por Reino Unido o Francia como Estados Unidos que no tuvieron un mestizaje sino un proceso de movilización masiva de poblaciones de continente a continente heredaron la cultura de organizarse en comunidad, de gobernarse en lo local y ser menos autoritarios al fortalecer sus instituciones, en gran medida influenciados por los grandes pensadores del Siglo XIX. 

El reto para los jóvenes de Latinoamérica que queremos participar en política es romper con la idea que la juventud está peleada con la experiencia, pero también dejar de creer que solamente por ser jóvenes merecemos recibir algo a cambio y todavía peor, caer en la trampa de la escalera. Donde el joven que logra hacer la excepción y subir la escalera al llegar arriba la tumba para que no suba otros jóvenes, por miedo a ser superado en competencia, cuando la competencia es buena y la juventud es una condición, no una cualidad ni mucho menos una ventaja en términos de mérito.

Los jóvenes tenemos que buscar fortalecer las instituciones en las que participemos séase políticas, académicas o empresariales, buscando que la agenda la pongamos nosotros con temas de nuestro interés. Mezclar la curiosidad y versatilidad de los millennials y centennials con la estabilidad y determinación de la generación X y los Baby Boomers.

La edad promedio de la población de América Latina y el Caribe casi se duplicará entre 1950 y 2050, pasando de 28 a 40. Debemos ser congruentes como sociedad, para exigirle al político que no robe debemos empezar en nuestras casas no mintiendo, no copiando la tarea, no dándole la mordida al oficial de tránsito. Mostremos que el trabajo dice más que mil palabras y que solidarizándonos entre nosotros podemos hacer grandes cosas.

Atentado en Venezuela

Comparte este artículo:

El atentado ocurrido hace unos días contra Nicolás Maduro, es otro síntoma de una nación convaleciente por las malas decisiones de gobierno y el resultado de políticas externas que han vulnerado su soberanía. Venezuela es el país con más reservas de petróleo probadas en el mundo y es uno de los principales productores de la OPEP. Su política externa, desde tiempos de Hugo Chávez, se ha caracterizado por tener fuertes encontronazos contra Estados Unidos y otras economías occidentales. El problema es que las consecuencias de las sanciones y estrategias de estos países para desestabilizar Venezuela, lejos de tumbar al gobierno, lo que han causado es un incremento brutal en la inflación, el desempleo y por ende en la desigualdad social, con miles de personas migrando a Brasil y Colombia en busca de más y mejores oportunidades.

Aún y con la cuestionada refundación de la república en tiempos de Hugo Chávez, Venezuela siguió y sigue siendo una democracia vulnerable, como las mayoría en América Latina pero democracia al fin. La oposición lejos de unirse para hacerle competencia al régimen ha batallado elección tras elección con divisionismo en sus propias filas tanto en partidos de derecha, socialdemócratas e izquierda radical. Muchos gobernadores de provincias venezolanas, incluido Capriles son de la oposición, el tema es que para las elecciones federales han llegado a boicotearlas entregándole la mayoría a Maduro, en lugar de competir y tener de nuevo su mayoría como la tuvieron un año antes.

Fuera de teorías de conspiración el atentado contra Maduro solamente lo beneficia a él, legitima su figura frente a los seguidores y beneficiados por su partido el PSUV. No defiendo a Maduro ni a la oposición, pero esta segunda tiene la labora monumental de unirse y participar democráticamente, los problemas de Venezuela deberían resolverse en Venezuela y no convertirse en una lucha de poder y mediática internacional en donde los únicos perdedores son los propios venezolanos. 

Energía: Reto y Oportunidad

Comparte este artículo:

Durante el proceso de las campañas de este 2018 uno de los temas principales sobre la mesa fue el del sector energético en nuestro país, generando debate, propuestas y polémica por parte de los distintos candidatos presidenciales y algunos gobernadores. La discusión real en mesas políticas y  empresariales no se centró en un dilema de si seguir adelante con la reforma energética o echarla para atrás, sino más bien en los cómos y en cada una de las categorías que integran el sector: petróleo, gas, electricidad y su exploración, explotación, transportación, comercialización, etc. Es una reforma mucho más compleja que otras por tratarse no solamente de un negocio sino de un tema de seguridad nacional, empleo, cuidado del medio ambiente, etc. 

Como ya nos han dicho, el sector energético necesitaba un cambio en el marco legal, para poder avanzar, y según expertos si no hubiera sido por la reforma aprobada, México no podría llegar a las metas que se planteó en materia de desarrollo sostenible y emisión de contaminantes ante la ONU, en el protocolo de París y varios organismos internacionales. Los precios de la energía eléctrica para el sector industrial han disminuido y se sigue caminando para llegar a la meta del 35% en generación de energía limpia. Según cálculos, sin la reforma, la economía de México sería 4% menor que como esta ahorita por las inversiones y empleos que se han generado gracias a ella. 

Por el otro lado hay grandes áreas de oportunidad para la reforma, en 2012 por ejemplo solo en el norte de Veracruz se perforaron 650 pozos mientras que en 2013 fueron solo 100 hasta llegar a solo 8 en 2017. Por el otro lado el Gas LP ha subido en 59% su precio afectando a las 25 millones de familias mexicanas que la utilizan, ni se diga del tema del precio de la gasolina que debido a la liberalización de su precio pero con un alto IEPS se disparó su precio a inicios de 2017 afectando toda la cadena de producción y generando descontento a nivel nacional en todos los sectores de la sociedad. 

Parte de la discusión actual por el nuevo gobierno en temas energéticos tiene que ver con la viabilidad de construir 2 nuevas refinerías y pedir un 80% de contenido nacional de contratos petroleros. En lo personal pienso que el tema energético debe evitar politizarse, dada la relevancia que tiene para nuestro país, debemos apoyar las medidas que tome el nuevo gobierno y proponer como mejorar las ya existentes, es necesario reconstruir la capacidad de producción y distribución de gasolina de nuestro país que se encuentra en su punto más bajo desde 1990 y también es importante que hayan grandes inversiones en el sector  no solamente de los extranjeros, sino de la iniciativa privada nacional y del propio gobierno que busque incentivar la creación de empleos de nivel y bien remunerados con profesionistas con buena capacitación.  

Impugnaciones y Procesos de Transición

Comparte este artículo:

Como en cualquier democracia moderna las impugnaciones y demás recursos legales son parte fundamental de un proceso electoral, pero en ocasiones estos podrían repercutir en los procesos de transición. Estas elecciones de 2018 no fueron la excepción, la reñida competencia política en muchos estados ocasionó resultados muy parejos que dieron pie a una serie de impugnaciones y peticiones de nulidad, entre otros. También siguieron habiendo casos , lamentablemente, de irregularidades mayores en procesos sobre todo en municipios rurales. 

En esta ocasión las impugnaciones a nivel federal disminuyeron considerablemente en comparación con la elección presidencial del 2012, al bajar de más de 200 recursos presentados contra la elección presidencial a menos de 10. En el resto de los procesos electorales se recibieron 505 impugnaciones, 348 de diputados y 134 de senadores. En la Ciudad de México hubieron 187 impugnaciones, 27 de ellas por el tema de los diputados de representación proporcional, mientras que en Nuevo León el Tribunal Estatal Electoral acumula 227 denuncias, 100 de las cuales son de Monterrey, en su mayoría presentadas por ciudadanos.

La obligación de la autoridad electoral es actuar conforme al derecho, todos los partidos y ciudadanos tienen el derecho a presentar los recursos que la ley les permita, pero también deben considerar cuando la diferencia es amplia o si el ambiente social no es el indicado, que tan viable o conveniente es el hacer la impugnación. Muchas veces la gente se molesta cuando ve que gana un candidato en tribunales pero también es cierto que repetir una elección no es cualquier cosa, además de los costos económicos también implica un costo social al someter a la ciudadanía de cierto estado/ municipio a otra campaña y otra jornada electoral que históricamente presentan menores votaciones en promedio que votaciones emparejadas a procesos electorales o estatales regulares.

Los procesos de transición no deben parar, habla bien de la madurez de los estados y municipios que han iniciado estos procesos de entrega-recepción a otros partidos aún y que se podrían cambiar las cosas, también hace falta ver si hay consecuencias por candidatos que rebasaron su tope de campaña, el tema es que en algunos países e inclusive en casos de ciudades mexicanas hay ejemplos históricos de cómo aunque la diferencia entre el 1er y 2do lugar es mínima no se pierde el clima de estabilidad social, los partidos y candidatos tienen una responsabilidad de asumir su derrota si así fue o de impugnar en tiempo y forma si creen que realmente fue injusto pero la propia autoridad electoral tuvo y tiene una responsabilidad mayor en realizar las jornadas con las menos irregularidades posibles y respetar el espíritu de las leyes, que no dejen de servir a la voluntad popular. 

Guerra Comercial EUA vs. China

Comparte este artículo:

El martes la administración de Estados Unidos encabezada por Donald Trump impuso aranceles punitivos del 25% a exportaciones de China con un valor de 200,000 millones de dólares, tras recibir represalias de Beijing que a su vez fueron respuesta a aranceles del 10% que impuso EUA el viernes con un valor de 34,000 millones de dólares. Las alzas mutuas amenazan con destruir el comercio entre ambos países y generar inestabilidad en el comercio mundial por la relevancia que tiene el comercio entre la primera y segunda potencia en el mundo. 

Para darnos una idea de la magnitud del regreso al proteccionismo por parte de EUA, en 1990 los aranceles representaban el 30% del valor total de las importaciones de ese país mientras que en 2016 no llegaba ni al 2% siendo el nivel más bajo desde 1776. Actualmente el déficit comercial entre EUA y China ronda los 335 mil millones de dólares, lo que representa un máximo histórico pero no necesariamente es algo malo para la economía norteamericana ya que parte importante de ese número son insumos que importa EUA para producir productos norteamericanos para la exportación y que generan miles de empleos anualmente a menores costos. Según The Trade Partnership estos aranceles afectarán de entrada 400,000 empleos estadounidenses. 

Menos competitividad y perder ventaja en precios son amenazas latentes, que podrían enfrentar ambos países si continúan imponiéndose aranceles de forma irresponsable. Aunque si bien todos los países deben proteger la apertura de ciertos sectores de la economía por proteger su seguridad nacional o por estrategia tampoco es cierto que querer regresar a las políticas del pasado hará que Estados Unidos sea “great again” como antes. Sigue siendo un gran país en muchos sentidos, la diferencia es que la competencia y el auge económico de nuevas potencias económicas sobre todo en Asia merma su poderío económico histórico global. 

Primero de Julio: “Lo que nos dejan las elecciones”

Comparte este artículo:

El domingo pasado vivimos una elección histórica, por primera vez en muchos años tuvimos un presidente que ganó con más del 50% de los votos y además logró alcanzar una mayoría en ambas cámaras. Fue una elección sin precedente, no solamente por la importancia que tuvimos los jóvenes que representamos 1 de cada 3 votos en esta elección sino por la tan abrumadora diferencia que hubo en muchos estados en sus preferencias electorales de 3 años para acá. El PRI quedará gobernando solamente 12 estados, el menor numero en la historia, en el congreso tendrá solamente 47 diputados y 13 senadores, por debajo de partidos como el PT y PES que tendrán bancadas mayores en alguna de las dos cámaras. 

Los motivos para la debacle del PRI, en esta elección, son muchos y aunque si bien sus gobiernos han tenido logros muy destacables, también es cierto que el manejo de las crisis, las estrategias de las campaña y el ambiente externo no ayudaron en nada en que Meade pudiera ganar la presidencia. Difícilmente pudiéramos explicar el México moderno sin el PRI, pero también hay que considerar que las sociedades van cambiando, las redes sociales y el ambiente económico y político internacional demanda que el gobierno sea más eficiente y cercano a la gente. El secuestro del partido de manos de figuras externas (o internas) alejadas a los valores y principios del instituto político lo llevaron a desplomarse en las preferencias. Hay quienes buscan responsables hacia el interior, argumentando que la derrota se debió a traidores y aunque si bien es cierto que influyó, la mayor traición fue la de sus militantes que en el poder abusaron de el y destruyeron la imagen del partido, los que traicionaron el pueblo. 

Morena se consolida como la primer fuerza política del país ganando la mayoría de las gubernaturas en juego y con mayoría en 17 congresos estatales, lo que le da un mayor margen de maniobra en caso que en ambas cámaras haga consensos o consiga que se cambien a Morena los suficientes legisladores para tener los 2/3 necesarios para aprobar reformas constitucionales.  AMLO gana dejando la vara muy alta, con una gran expectativa que deberá cumplir si aspira a consolidar Morena como un partido político organizado para las próximas elecciones. El PAN también tiene un gran reto de salir de su secuestro y regresar el partido a sus cuadros, no podrá prosperar si se sigue cerrando o pensando que va a ganar solo por ser del PAN, por ser de oposición, ya que en esta elección el voto antisistema fue en gran medida para AMLO y sus aliados que lograron canalizar ese hartazgo y los anhelos de muchos por un cambio.

Las elecciones ya pasaron y ahora son tiempos de reflexionar y analizar como seguiremos participando en nuestra trinchera política. Vendrán los tiempos para gobernar o ser oposición, por ahora hay que reconocer y defender los triunfos de cada quien y construir los consensos para asegurar que haya una gobernabilidad en este nuevo gobierno. El futuro del PRI es incierto, si podrá refundarse y reconstruirse al futuro o quedará rezagado en la historia. Morena también, tiene el reto de organizarse y construir partido para seguir siendo competitivo respaldado por buenos resultados de gobierno o caer al no cumplir la expectativa. En 3 años se juega la gubernatura en Nuevo León, veremos y diremos como se reacomodan los grupos y como va cambiando el humor social que cada vez es más difícil de medir. 

2018: Reflexión Final

Comparte este artículo:

Este domingo 1 de julio 90 millones de mexicanos tendremos la oportunidad de votar por el próximo Presidente de la República, es una elección histórica por varios motivos. Es la primera elección en muchos años que un candidato aparece por encima del 50% de las preferencias, en el caso de Andrés Manuel López Obrador, vemos un PRI con una propuesta distinta al postular a un personaje sin partido y con un perfil más técnico como José Antonio Meade, el candidato panista Ricardo Anaya es candidato de una coalición de su partido con el PRD de izquierda y el Movimiento Ciudadano y por primera vez hay un candidato independiente en una elección presidencial, Jaime Rodríguez “El Bronco”

Todos los gobiernos tienen sus aciertos y errores, la corrupción y los malos manejos no respetan colores, pero la gente en cada uno de los estados sacará sus propias conclusiones. Los procesos electorales funcionan también como un referéndum para el gobierno en turno al tratarse de reelección o al partido que lo postuló tratándose de una sucesión, la competencia política en nuestro país impulsada por la apertura democrática, el mayor escrutinio de los procesos electorales con instituciones más rígidas en la materia y el amplio uso de las redes sociales, han ocasionado que no haya en la mayoría de los cargos un candidato con una amplia mayoría de las preferencias. 

De los 125 millones de mexicanos, 90 están inscritos en el padrón electoral, en 2012 con un padrón de 80 millones solamente 50 votaron de los cuales 19 escogieron a quien es nuestro presidente Enrique Peña Nieto. En resumen, solamente 1 de cada 5 mexicanos escogió a quien es ahora nuestro presidente, mientras que los otros 4 no estaban deacuerdo, les era indiferente o no podían votar, esto afecta porque de entrada al comenzar el gobierno el presidente ya tenía el reto de “ganarse” a una mayoría del país que no lo había votado.

Independientemente del resultado de este domingo (de ser una jornada en orden) quien resulte ganador cisión y quienes pierdan deben llamar a la unidad y aportar a la estabilidad política del país, debe abrirse a escuchar e integrar a los demás en el proceso de transición para reforzar su legitimidad. El país tiene muchos problemas pero también ha habido grandes avances y hay mucha voluntad de querer hacer las cosas en muchos sectores de la sociedad, quien llegue debe hacerlo en paz, buscando aplicar su proyecto de nación de la mano de quienes si votaron y no votaron por el.  

En este reflexión final vale la pena preguntarnos ¿Cuál sentimiento o factor tendrá más peso? ¿El enojo a uno o más gobiernos señalados por corrupción, el miedo a ciertas opciones políticas, las propuestas, las opiniones de ciertos medios, los comentarios de ciertos líderes de opinión o la percepción ocasionado por las encuestas? La forma de hacer campañas políticas ha cambiado mucho pero distinto a lo que decía Don Jesús Reyes Heroles, que la política no es ciencia exacta sino ciencia de aproximación yo creo lo contrario, que si puede ser ciencia exacta y que más que sorpresas habrán sorprendidos, porque cuando se generan las condiciones para ciertos triunfos es difícil que no ocurran aún y con todo el dinero del mundo.