Tenedores de bonos del aeropuerto rechazan propuesta de recompra

Comparte este artículo:

Un grupo de tenedores de bonos emitidos por el fideicomiso MexCAT para financiar la terminal aérea en Texcoco rechazó lo que ha sido considerado como un control de daños propuesto por el gobierno de López Obrador tras la cancelación de la obra.

El Consejo de Administración del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM) –entidad mayoritariamente estatal encargada de la construcción– ofreció recomprar 1,800 millones de dólares (mdd) de los 6,000 mdd en bonos colocados en cuatro series a fin de evitar un litigio.

Los instrumentos están respaldados por la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA) del actual aeropuerto capitalino y la futura TUA de lo que sería la obra en Texcoco.

Los bonistas representados por Hogan Lovells, denominado Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT, junto con otros tenedores, supera en la actualidad 50% del monto de capital de al menos una serie de bonos.

El grupo argumentó que no fue consultado por el emisor de los instrumentos antes de la difusión de la oferta pública de recompra y solicitud de consentimiento de MexCAT.

“El grupo la analizó (la propuesta) y alberga algunas inquietudes por las que no puede apoyar la versión actual de la propuesta”, indicó en un comunicado emitido el martes.

Respecto al nuevo aeropuerto, a los tenedores les preocupa la liberación y el retiro de garantías en caso de un incumplimiento de pago.

En relación al aeropuerto actual, les preocupa la posible reducción de la garantía derivado del uso o construcción, a corto o largo plazo, de aeropuertos alternativos o adicionales en el área de la Ciudad de México, así como posibles reducciones adicionales a la garantía respecto a la liberación de pagos restringidos en dos de las cuatro series de bonos.

“(Además) se considera que los tenedores de bonos ofertantes dan su consentimiento para las liberaciones colaterales y el pacto y el evento de cambios por defecto a pesar de que no se pueden comprar todos los bonos ofertados (e incluso si se compran los bonos ofertados, las tarifas iniciales de licitación y consentimiento se incluyen en , y no además del precio mínimo aceptable de la oferta)”, apuntó el grupo.

No obstante, los tenedores dijeron estar dispuestos al diálogo con MexCAT para abordar sus inquietudes.

El subsecretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo que hay probabilidades de hacer una “decisión temprana” sobre la recompra de bonos antes de presentar el presupuesto el 15 de diciembre, aunque la oferta se abrió para los próximos 20 días hábiles.

“Hay una probabilidad que yo diría no es menor, una probabilidad importante, de que justo un día antes que presentemos el paquete podamos tener para todos los efectos prácticos cerrado el tema del bono y de relación con los bonistas”, declaró a Radio Fórmula.

Las autoridades han informado que la recompra de bonos se realizará con fondos existentes del fideicomiso y que ascienden a 120,000 millones de pesos.

La decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de cancelar la construcción del nuevo aeropuerto en Texcoco derivó en una caída en los precios de los bonos que financiaban el proyecto.

#HojaDeRuta: “AMLO: 5 claves del arranque de su gobierno”

Comparte este artículo:

López Obrador dice la verdad. Ante un clima de polarización creciente, tal aseveración es polémica instantánea. Hay que tomarla en un sentido literal: el hombre que será Presidente de México a partir del próximo sábado cree en lo que dice, y dice lo que cree. Así lo aseveró el Dr. Mauricio Merino, quien compartió una lúcida charla a periodistas y líderes de opinión y periodistas el pasado martes a convocatoria de Consejo Nuevo León.

Este factor aparece como una excepcionalidad: es un político que dice lo que piensa, es decir, en el que el doble discurso no es común. El juicio sobre sus posturas o propuestas es un segundo debate. También, dice Merino, aparece como uno de los líderes políticos más relevantes en la historia de México, característica que no deja de tener sus riesgos, pues su personalidad avasalla de tal forma que las discusiones pueden acabarse centrando más en lo que dijo o dejó de decir, que en el problema público en sí mismo.

El largo camino al primero de diciembre de 2018 está a punto de culminar (uno de casi dos décadas para el propio Andrés Manuel). Se habrá cerrado una etapa e inmediatamente dará comienzo otra en la historia nacional. A partir de ese momento, comenzará oficialmente la administración del Presidente López Obrador, y estará a merced de aquello que Benito Juárez llamó: el fallo tremendo de la historia.

Repasemos entonces 5 claves del arranque de su gobierno:

– La irrupción y fuerza de Morena está transformando el sistema de partidos. En la más reciente encuesta de Alejandro Moreno para El Financiero, realizada a días del inicio del nuevo gobierno, se registra una realidad contundente: Morena es el partido con mayor simpatía en México. 22% de los mexicanos declaró apoyar al partido de AMLO, por apenas un 9% al PRI, 6% al PAN y 2% al moribundo PRD. Para dimensionar, en 2016 apenas un 8% declaraba su simpatía por Morena, mientras que el PRI tenía un 27% y el PAN un 12%. Entre fines de los ochenta y durante los noventa, México transitó de un régimen de partido hegemónico a un régimen plural con tres partidos principales. El escenario actual parece dibujar un partido principal, acompañado de dos partidos de mediana simpatía cuyos bonos van a la baja y el resto de partidos pequeños. Los resultados de las elecciones venideras, en particular las intermedias de 2021, definirán la transformación del sistema de partidos. Un dato importante cierra el estudio de Alejandro Moreno: la verdadera mayoría, en términos de identificación, son los apartidistas: han pasado del 40% en 2016 al 57% a fines de 2018.

– La oposición se está reconfigurando, y podrían no ser los partidos. Ante el desprestigio y debilitamiento de los partidos tradicionales, la oposición al gobierno de AMLO podría venir de otros espacios. Un ejemplo evidente son los Gobernadores: Enrique Alfaro desde Jalisco ya pronunció un fuerte discurso contra los coordinadores estatales del nuevo gobierno, y Silvano Aureoles ha roto el pacto educativo desde Michoacán. Esto también, señaló Merino, es síntoma de un problema que viene: la tensión del federalismo y de la repartición de los recursos federales. Sectores de la Iniciativa Privada y grupos conservadores que sientan sus intereses afectados podrían ser otros polos de oposición. 

– Su agenda inicial está clara. Los proyectos que AMLO y su equipo han puesto a consulta, a pesar de los cuestionamientos metodológicos, marcan con claridad buena parte de su agenda prioritaria: la cancelación del aeropuerto de Texcoco; la construcción del Tren Maya en la península de Yucatán; de la Refinería Dos Bocas en Tabasco; del Tren del Istmo de Tehuantepec y la renovación portuaria de Salina Cruz y Coatzacoalcos; además de ampliar la cobertura de Internet gratuito son los temas de infraestructura. En política social están el aumento a la pensión de adultos mayores, la siembra de un millón de árboles maderables y frutables (que será en sí misma un programa de empleo) y las becas a jóvenes sin trabajo ni estudio, así como a jóvenes de bachillerato. En seguridad, se consultará en marzo la conformación de la guardia nacional. 

– Habrá un enfoque progresista impulsado desde la SEGOB. Aunado a lo anterior, el nuevo Presidente parece haber dado cancha abierta a la Ministra Olga Sánchez Cordero para encabezar transformaciones profundas que están ligadas al objetivo de pacificación y justicia transicional, como lo son la legalización de la mariguana y probablemente de la Amapola. También, el proceso de justicia transicional que tendrá que comenzar con una Ley de Amnistía. De esta manera, la SEGOB se quedará como brazo político y operador del proceso de paz, perdiendo todas las facultades de seguridad, que serán trasladadas a la nueva Secretaría de Seguridad Pública y a las Fuerzas Armadas. No debe descartarse que la Ministra también promueva en el corto plazo el avance de los derechos de las mujeres en temas como la interrupción legal del embarazo.

– La concepción del Estado está dando un giro. En lo político, López Obrador tiene claro que el poder político debe regresar al Estado y no depender de poderes fácticos o de los mercados. En lo social, se plantea la ampliación de un Estado de Bienestar con temas como las pensiones a adultos mayores, la creación de infraestructura, los programas de empleo y las becas a jóvenes sin oportunidades de estudio ni trabajo. El nuevo Presidente parece querer recuperar terreno y marcarlo para dejar claro aquello que es del ámbito público. 

Llegamos así al umbral de un nuevo sexenio, donde la consecución de la paz, la erradicación de la pobreza y la lucha contra la corrupción serán los grandes retos a vencer. Comenzamos.

López Obrador da certidumbre a la IP: Carlos Slim

Comparte este artículo:

El empresario, Carlos Slim, aseguró que sí hay certidumbre para los empresarios con el futuro gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Slim, quien es una de las personas más ricas de México, afirmó que esta dispuesto a colaborar y apoyar el proyecto del presidente electo, esto durante la presentación de la iniciativa “Memoria Histórica y Cultural de México” en el Archivo General de la Nación.

El empresario fue cuestionado sobre la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco, del cual él era uno de los principales inversionistas, pero se negó a responder.

Respecto al proyecto que busca recuperar el acervo del Archivo General, el dueño de América Móvil declaró que “es muy bueno, todo lo que pueda aportar lo haré con mucho gusto”.

Cancelación del NAIM tiene en suspenso a trabajadores de la obra

Comparte este artículo:

El anuncio del próximo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, de cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) ha sumido a los trabajadores de esta magna obra en la incertidumbre, pues desconocen si tendrán empleo en diciembre.

Tras una polémica consulta ciudadana sin observadores independientes en la que ganó la opción de no construir el NAIM, el líder izquierdista anunció que paralizará las obras una vez haya asumido la Presidencia el 1 de diciembre.

Pero a menos de un mes del cambio de Gobierno, los 11.000 trabajadores del nuevo aeropuerto siguen acudiendo a sus puestos de trabajo en la obra más emblemática del presidente saliente, Enrique Peña Nieto, que lleva un avance de alrededor de 33 % y debería sustituir el actual aeropuerto de la capital mexicana.

En lo que tendría que ser el edificio de la terminal ya se levantan 15 grandes pilares con forma de embudo para sostener el inmueble y recoger agua de la lluvia. Es una zona donde el correteo de obreros y técnicos es incesante.

Adrián Ortiz, ingeniero topógrafo, ya no sabe si hablar del NAIM en futuro o en pasado, pero sigue defendiendo este proyecto situado en el municipio de Texcoco, a unos 40 kilómetros de Ciudad de México.

“Todo el aeropuerto está diseñado ecológicamente”, cuenta este trabajador que rechaza las críticas vertidas contra el NAIM por ser supuestamente dañino al medioambiente.

“Iba a ser autosustentable” y “no iba a haber tanta afectación”, sostiene Ortiz tras recordar que el aeropuerto recogería agua de la lluvia en lugar del subsuelo y que todo el ecosistema de conejos, serpientes y aves fue reubicado en una zona ecológica.

Pero la decisión del próximo gobierno parece que está tomada y la única consigna que han recibido los trabajadores es seguir con la construcción mientras dure el mandato de Peña Nieto.

“Por el momento nos han dicho que sigamos las obras hasta el 30 de noviembre. Todo es incierto; no nos han dicho nada de si (después) continuaremos o pararemos”, explica Ortiz visiblemente preocupado puesto que tiene hijos que mantener.

Desde que el proyecto se aprobó en septiembre de 2014, López Obrador ya amenazó con su cancelación. Durante la campaña electoral moderó su discurso pero el resultado de la consulta ciudadana dio, al parecer, una estocada mortal a este proyecto de 13.000 millones de dólares diseñado por Norman Foster.

“Pues en el momento en que dijeron que se iba a cerrar (me lo tomé) fatal. Hasta el momento no lo percibo, no cabe en mí esta decisión. Tenemos tanto invertido”, lamenta Ortiz.

Pero la resignación de él y sus compañeros es visible: “Si es así, no queda otra que buscar trabajo en otro lugar”, asegura.

Muchos de ellos tenían empleo asegurado hasta 2020, año previsto para la finalización de las obras. Pero ahora, en cuestión de semanas podrían quedarse en la calle.

Encontrar trabajo no será nada sencillo, explica el operario Leonides Sánchez. La llegada del fin de año y de un cambio de gobierno provoca que muchas obras se paralicen y que el mercado laboral no se reactive hasta pasados tres o cuatro meses.

“Soy soltero pero sostengo a mi familia. Mis cuatro hermanos van a la escuela y mi padre es mayor”, explica Sánchez, quien lleva más de un año trabajando en esta obra y ahora ve “muy, muy difícil” encontrar otro empleo.

La cancelación del que iba a ser uno de los aeropuertos más grandes del mundo, con una capacidad para 70 millones de pasajeros, también ha tocado la moral a muchos trabajadores que han invertido meses o años en una obra que podría no ver la luz.

“La verdad me cayó mal porque tenía mucho que dar este proyecto, pero uno acata las reglas”, dice apenado Axel Pérez, joven técnico de 19 años que votó por López Obrador sin prever que la cancelación se llevaría a cabo.

Si se queda sin empleo, este joven dice que regresará a la universidad, aunque de todos modos lamenta la suspensión de las obras puesto que el NAIM iba a ser bueno para “el futuro de las siguientes generaciones”.

“Ojalá haya una solución que no termine con esto. Si es así, qué padre (guay)”, asegura proyectando su esperanza.

Algunos trabajadores explican en privado que creen que López Obrador podría rectificar su decisión cuando se dé cuenta de que la alternativa al NAIM, que consiste en mantener en operación el actual aeropuerto capitalino y reformar la actual base aérea militar de Santa Lucía, es “inviable”.

(Con información de MVS Noticias)

Por la cancelación del NAIM se actúa para dar certidumbre: Mario Delgado

Comparte este artículo:

La fracción parlamentaria del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en la Cámara de Diputados, hizo extensiva la llamada “operación cicatriz“, aplicada para limar asperezas con el sector empresarial, después de la aplicación de la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto y la determinación de cancelar ese proyecto en Texcoco.

El coordinador parlamentarioMario Delgado, insistió en que el gobierno electo y los legisladores morenistas están actuando en conjunto, para emprender acciones que den certeza y confianza a los inversionistas.

Al presentar una lista de 10 acciones puestas en marcha después del 1 de julio, el congresista indicó que se tenían previstos los efectos de la cancelación del Nuevo Aeropuerto, decisión que insistió, es como una “medicina  amarga” que a la larga, permitirá acabar con la corrupción.

“El gobierno electo junto con la fracción parlamentaria y de los aliados de la coalición Juntos Haremos Historia, hemos actuado con responsabilidad para generar factores de incertidumbre e incentivar la inversión y el desarrollo económico”, dijo.

Para ello, abundó, se ha hecho el acompañamiento al gobierno saliente, en la negociación del nuevo acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá,  lo que está cerrando un capítulo el capítulo de la eventual cancelación del Tratado de Libre Comercio (TLC), que había desatado incertidumbre.

También se mantiene diálogo permanente con los empresarios; el Presidente electo hizo la gira del agradecimiento, donde hizo compromisos de inversión con los gobernadores.

Se impulsa el diálogo para construir la paz y combatir el delito; se promueven medidas para terminar con la corrupción, como la eliminación del fuero.

Se presentará un paquete económico para 2018, que garantizará estabilidad, frenará el endeudamiento, mantendrá el equilibrio macroeconómico, no prevé déficit, y contempla un incremento en la inversión pública y social para reactivar el mercado interno, ofreció.

En el caso de los contratistas del Nuevo Aeropuerto, dijo, ha iniciado el diálogo con ellos, a fin de contemplar en el Presupuesto de Egresos 2019,  recursos para pagar cancelaciones y garantizar que nadie perderá dinero.

Aseveró que las empresas tenedoras de bonos por seis mil millones de dólares, tienen sus rendimientos garantizados; y los tenedores de fibra también cuentan con mecanismos para asegurar ganancias en caso de cancelación u otras contingencias.

El Mensaje inversionistas a los inversionistas es, dijo, que todas las decisiones tienen costos, y en el caso de la terminal aérea en Texcoco, cuya cancelación se ha decidido, el impacto será de corto plazo y temporal, pero necesario. Es una “medicina amarga para el cáncer de corrupción”, remarcó.

Sergio Samaniego será el encargado de la obra del aeropuerto de Santa Lucía

Comparte este artículo:

El presidente electoAndrés Manuel López Obrador, determinó que Gerardo Ferrando encabece en la próxima administración el Grupo Aeroportuario Mexicano y que Sergio Rubén Samaniego esté al frente del proyecto de construcción del Aeropuerto de Santa Lucía.

Javier Jiménez Espriú, propuesto como próximo secretario de Comunicaciones y Transportes confirmó que será él quien coordine el proyecto general del sistema aeroportuario en torno al Valle de México.

“El licenciado López Obrador me ha encargado a mí la coordinación de todo el proyecto“.

“El Grupo Aeroportuario tiene la concesión de aeropuerto, de ASA, del aeropuerto que estaba en construcción, ahora tendrá a su cargo también el aeropuerto de Santa Lucía“, expuso Jiménez Espriú al salir de una reunión con el presidente electo.

Además, la comisión designada por el presidente electo para contactar a los empresarios que participaban en el Aeropuerto de Texcoco, para que ahora trasladen sus inversiones al de Santa Lucía.

“Nos ha pedido que establezcamos contacto con los grupos financieros, las fibras, para reiterarles que se garantizará los compromisos del gobierno mexicano“.

“Hemos recibido señales en el sentido de que los contratistas estarán en la mejor disposición de sentarse con nosotros. Lo haremos desde hoy, yo comenzaré a establecer contactos para tener reuniones con ellos”, destacó el futuro secretario.

Dijo que buscarán a todos los representantes de pueblos, ejidos y habitantes de la zona de Santa Lucía para plantearles el proyecto de transformar el aeropuerto militar de Santa Lucía a una terminal comercial, así como la elaboración de estudios previos a la obra.

“Están iniciados (los estudios) los continuaremos todos, pero hay algunos que vamos a iniciar formalmente por ejemplo el diseño del espacio aéreo. Todos los iniciaremos a partir del primero de diciembre”, puntualizó Jiménez Espriú.

Se analizará también si es viable reutilizar lo ya construido en Texcoco o si será necesario demolerlo.

Santa Lucía, sin estudios de impacto ambiental: equipo de AMLO

Comparte este artículo:

Aunque el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció que la base militar de Santa Lucía será habilitada como aeropuerto comercialJavier Jiménez Espriú, propuesto como próximo secretario de Comunicaciones y Transportes admitió que aún no tienen un estudio de impacto ambiental para saber si esta obra tendrá repercusiones en la zona, pues solo era un proyecto.

“No se había hecho. No se tenía porque estábamos en un proceso de transición y no se había tomado la decisión definitiva. Nosotros haremos todo eso y haremos el análisis de impacto ambiental, la manifestación de impacto ambiental, analizaremos cuales son todas las acciones que se deben tomar y actuaremos con todo cuidado”, dijo Jiménez Espriú en entrevista en el programa Así las cosas de W Radio.

Explicó que en esta zona ya existe un aeropuerto militar, por lo que el impacto ambiental que se crearía no sería enorme. “Vamos a analizar, vamos a hacer el análisis de impacto ambiental y vamos a buscar las medidas de mitigación”.

Jiménez Espriú dijo que estos estudios los realizarán con rigor, pues eso fue lo que criticaron respecto al proyecto del aeropuerto en Texcoco, y que finalmente se canceló.

“Hemos criticado que eso no se hizo (los estudios de impacto ambiental) en el otro aeropuerto y no vamos a caer en el mismo problema”, aseguró. “Nos sentaremos con todos, haremos todas las acciones necesarias”.

Este domingo, el equipo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, informó que los ciudadanos votaron en la consulta por la opción de construir dos pistas en la base militar de Santa Lucía y continuar operando el actual aeropuerto Benito Juárez, lo que cancela las obras del NAIM en Texcoco.

Sobré qué pasará con la infraestructura ya construida en los terrenos de Texcoco, el próximo funcionario dijo que se va a crear un grupo de especialistas para definir si se utilizará la infraestructura y que acciones se tomarán para recuperar las zonas ecológicas que fueron afectadas.

AMLO busca dar tranquilidad a IP tras consulta

Comparte este artículo:

Integrantes del próximo gabinete de gobierno del presidente electoAndrés Manuel López Obrador, crearon una comisión para dar tranquilidad a los contratistas e inversionistas, ante la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco.

Dicho grupo está integrado por los futuros secretarios de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, y de Hacienda, Carlos Urzúa, así como por Alfonso Romo, propuesto como jefe de la Oficina de la Presidencia de la República.

Entrevistado al término de una reunión en la casa de transición, Romo añadió que por instrucción de López Obrador se creó dicha comisión que se reunirá con los inversionistas involucrados en el tema del aeropuerto para entrar en negociaciones, dar tranquilidad y restaurar la confianza.

Garantizó que no se le fallará a nadie, por lo que desde este miércoles empezarán a reunirse “para tranquilizar y ordenar el proceso y todo el mundo salga ganando”.

Alfonso Romo aseveró que existe 100 por ciento de certeza jurídica en este caso y se cumplirá con las obligaciones adquiridas.

Al preguntarle sobre el malestar de las cámaras empresariales ante los resultados de la consulta realizada el fin de semana, que favorecieron la opción de Santa Lucía, abundó que ya sostienen pláticas privadas.

Comentó que la consulta reflejó que es mejor en lo económico, ecológico y para la condición humana, tener un sistema aeroportuario, por lo que se trata de una decisión de fondo, técnica financiera y no un capricho.

“El mensaje al mercado bursátil es que no pasa nada al pasar de un proyecto a otro y se actuará con responsabilidad porque este es un país de Estado de derecho en donde darán seguridad jurídica”, agregó.

Al diablo con las instituciones

Comparte este artículo:

Llama mucho la atención la participación de conocidos políticos de todos partidos en la consulta, carente de fundamento legal, que organizó AMLO a través de Morena. 

Tenemos ahí una respuesta a la indefinición relativa a la situación del país frente al estado de derecho. En lugar de justificar su no participación por la falta de legalidad de la consulta, políticos tan destacados como José Antonio Meade y muchos otros (muchos a nivel local), se prestaron a expresar su voto, explicando porque la propuesta Texcoco les parecía la mejor solución, o para justificar la opción Santa Lucía. 

En México, el estado de derecho es todavía una noción bastante floja y cualquier aventado al estilo de AMLO, por más presidente electo que sea,  lo puede violar sin la menor dificultad. Urge que los que saben de derecho y de leyes pongan por delante la defensa de una situación que respalda la Ley. Cuando un presidente electo se permite violar la Ley, con toda conciencia de la violación, invitando a una Consulta que no obedece a las normas constitucionales, el país entero debería levantarse y cuestionar los actos ilegales sometidos a su consideración. 

¿A nombre de qué principio se justificó ir a contestar una pregunta que estaba fuera de lo que dicta la Constitución del País? El millón de ciudadanos desprevenidos que acudieron a las (falsas) urnas puestas por Morena y sus afiliados fuera de contexto, cayeron en una trampa que les tendió un (todavía no) nuevo régimen que pretende gobernar en base a seudo consultas, sin fundamentos legales. México, que ya estaba batallando con el estado de derecho distorsionado por la partidocracia, está cayendo en una ausencia de estado de derecho al estilo AMLO. 

Nos esperan seis años de gobierno dictados por el tlatoani tabasqueño. No esperemos respeto a la Constitución. Su juramento del primero de diciembre será probablemente la mentira más grande de su vida. Y ni hablar del gobierno saliente que por cobardía, se quedó callado, cuando no cómplice, de esta farsa institucional. ¿Así será el próximo sexenio? ¿Una farsa basada en la famosa expresión “al diablo con las instituciones”? Más vale que nos preparemos. 

Gobierno de AMLO deberá asumir costo económico por cancelar NAIM: Peña Nieto

Comparte este artículo:

El presidente Enrique Peña Nieto advirtió que el gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, deberá asumir los costos económicos por el impacto en la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco.

“De mantenerse la decisión de cancelar la obra , a partir del primero de diciembre, el próximo gobierno tendrá que hacer frente al pago de compromisos, los cuales probablemente requerirán el uso de recursos fiscales adicionales al impuesto que pagan los usuarios del aeropuerto,  el TUA“, indicó.

Luego de que López Obrador anunció la cancelación de la obra en Texcoco, Peña Nieto fijo postura y afirmó que su gobierno se mantendrá respetuoso de las decisiones que tome la siguiente administración.

“Este gobierno será respetuoso de cualquier decisión que se tome en el futuro y en este periodo de transición ha próximo a concluir seguiremos actuando con estricta colaboración, con respeto a las decisiones y con la mayor cordialidad”, señaló

No obstante, el presidente comentó que hasta el último momento del próximo 30 de noviembre, cumplirá con los compromisos asumidos para construir lo que sería la magna obra de su sexenio.

“A fin de no afectar ni dejar de cumplir las condiciones establecidas en los bonos que se establecieron para el financiamiento de este proyecto, durante la actual administración, de aquí al 30 de noviembre no se realizará modificación alguna ni a la concesión ni a la ejecución del proyecto del nuevo aeropuerto“, enfatizó.

En el Residencia Oficial de los Pinos, Peña Nieto pidió a la ciudadanía ser optimistas y tener confianza de las decisiones que asuma el próximo gobierno del presidente electo.