Enrique Peña Nieto: “El gobierno no es el culpable de todo lo que pasa”

Monterrey (17 de octubre 2017).- El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, cuestionó a la población Mexicana el hecho que se le reprochen y achaquen todos los sucesos, ya sea de un socavón hasta los actos de corrupción.

“Casi casi si hay un choque aquí en la esquina, ´ah fue la corrupción´, ¿quien compro el semáforo que no funcionó? Hemos tenido los ejemplos de socavones, pues a ver, pasan en todas partes del mundo, un señalado, pero ha habido varios más, y ahora quieren encontrar un responsable, un culpable y siempre es decir la corrupción”, mencionó El Jefe del Ejecutivo.

El mandatario afirmo que la corrupción no ha crecido sin embargo, el uso de las nuevas tecnologías es lo que ha hecho que se puedan exhibir estos actos.

Pidió a la ciudadanía ser autocriticos y cuestionarse sus actos que día a día los forman en practicas.

“Reitero, que se vale ser críticos, y más para los que tenemos la responsabilidad de Gobierno. Se aprecia y se valora la critica, pero también creo que vale la pena en la sociedad tener un mínimo valor de autocritica y saber en donde esta fallando, porque no todo dependerá solo del Gobierno, dependerá de un esfuerzo colectiva”, mencionó Enrique Peña Nieto.

 

 

 

 

 

 

PRI en riesgo de desaparecer: Antonio González Curi

El PRI se encuentra en riesgo de perder la elección presidencial, lo que podría convertirlo en un partido marginal y condenado a una desaparición gradual.

El ex Gobernador de Campeche, Antonio González Curi, el tricolor está en peligro de llegar al 2018 en el tercer lugar de las preferencias electorales, con el mayor nivel de rechazo ciudadano y candidatos metidos en problemas.

En un análisis se sostuvo que mientras la popularidad del Presidente Enrique Peña Nieto cae su gabinete se paraliza para gobernar.

“La lucha por el poder en este sexenio ha faltado a los principios de la ética política” ,acusó.

“La obsesión por la sucesión y por acaparar posiciones, desde el primer día, ha dañado al Presidente, evidenciando que no trabaja en equipo” ,afirmó.

El ex Mandatario estatal consideró que ser integrante del Gabinete federal no debe considerarse como excluyente, pero tampoco como requisito para poder postularse.

González aseguró que el tricolor no debe llegar a los comicios con una dirigencia nacional que representa un lastre para quien quiera postularse.

“Nuestro candidato deberá venir en hombros de lo mejor del PRI y no traer cargando a un PRI secretario que no le permita avanzar. Requerimos un comité de tiempo completo y no cumpliendo dobles funciones propias de la voracidad política”

Asegura “El Bronco”, que mucha gente no votara por AMLO

Monterrey (29 de mayo de 2017).- Durante su participación en la “Expo Educa 2017“, que se llevó a cabo en Tabasco, el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco“, aseguro que no votara por Andrés Manuel López Obrador.

“Lo que tiene que hacer Andrés Manuel es dejar ya de estar quejándose, que se ponga a jalar, que se ponga a trabajar”, menciono el gobernador del estado.

“Nunca le he conocido que trabaje, toda la vida, desde que lo conozco, siempre esta queje y queje de todo. Si gana, que bueno y si no gana que se aguante y punto” dijo el Bronco.

Menciono que los recursos con los que recorre el país son provenientes de los ingresos de sus empresas, “No le quito dinero a nadie, no soy como Andrés Manuel, mándenle el mensaje”.

También durante el foro “Real Estate Business Summit Monterrey 2017” llevado acabo días antes en un hotel de San Pedro Garza García, El gobernador Jaime Rodríguez incito a los empresarios a no votar por AMLO.

“Les voy a hacer una pregunta: ¿Quieren que el próximo presidente de la República sea Andrés Manuel López Obrador?” Pregunto el gobernador a los asistentes del foro, Real Estate Business Summit Monterrey 2017.

Con respecto a su participación en las elecciones del 2018 como candidato independiente, aseguro que en el mes de diciembre será cuando tome la decisión, “Ahorita no, ni es tiempo ni es momento” dijo Jaime.

“Hay muchas facilidades para los partidos políticos pues reciben dinero de los mexicanos. Ya despierte, cabrón: todos los partidos incluyendo Morena, Andrés Manuel, Ochoa Reza, Anaya… todos los que son dirigentes reciben dinero de ustedes. Lo que yo propongo es que lo quitemos y que compitan sin dinero del pueblo”, dijo el gobernador del estado.

El Bronco, mencionó que los requisitos que exige el órgano electoral para poder participar en contienda no son ningún impedimento para él, pero que no estaría de más que la contienda fuera más igualitaria y que lo conveniente para todos seria que le recortaran el presupuesto también a los partidos políticos.

 

 

#ContraPortada: “México: El País en donde hacer las Cosas Bien es más Peligroso que ser un Criminal a Sueldo

Hace algunos días leía con frustración que en México del año 2000 al presente 2017 han asesinado a más de 105 periodistas y que, además, han castigado a menos del 10% de sus asesinos. Que los feminicidios ocurren al menos 5 veces al día en el país. Que al fin hemos logrado un nuevo record en México, el de más homicidios de los últimos 10 años.

Hace un mes durante mi lapso de vacaciones en Baja California Sur asesinaron al periodista Max Rodríguez apenas a unos kilómetros del hotel donde me hospedaba, también en este mes asesinaron a una madre que buscaba con desesperación justicia para su hija que le fue arrebatada a manos de delincuentes, delincuentes que se fugaron de nuestro “magnífico” sistema carcelario para callar a balazos a ésta mujer.

¿Nos estamos acostumbrando a la muerte? Ya parece rutina el leer los principales diarios de México y encontrar al menos una historia de homicidio, de muerte por drogas, de ajuste de cuentas o de riñas campales entre bandas rivales.

Ya no nos conmociona el niño de Nuevo León que a sangre fría disparó contra su maestra y sus compañeros para después suicidarse en una secundaria causando la muerte de todos los desafortunados semanas después.

En México decir la verdad y hacer las cosas bien se paga con sangre, buscar justicia por cuenta propia es un boleto de ida a la tumba, no tranzar y no corromperse es señal de que difícilmente avanzaremos a la velocidad que otros lo hacen a base de billetes y favores.

¿Por qué hacer las cosas bien es más peligroso que ser un criminal a sueldo? La respuesta es muy sencilla. Ser criminal es pertenecer a una clase de poder casi mesiánico que te permite decidir quién vive y quién no, quién avanza y quién se queda.

Las cuantiosas sumas de dinero que manejan los criminales aunado a la corrupción a la que se prestan cientos de funcionarios, les entrega el poder total para hacer y deshacer a su conveniencia. Para comprar a la justicia que debería perseguirlos o, si no acceden, para callarlos a balazos en manos de matones que encontraron en la delincuencia la forma de salir de la pobreza y la falta de oportunidades.

Ya basta de pensar que un presidente vendrá a salvarnos mágicamente de la miseria de país en la que nos han envuelto, ocupémonos nosotros mismos de hacer comunidad, de crear nuestras propias oportunidades y de actuar en colectivo. Que si nos callan, tengan que callarnos a todos y, si nos matan, tengan que hacernos la guerra a todos primero. Involucrémonos ya en las soluciones de esta peste social.

¡YA BASTA, MÉXICO!

México listo para el TLC

Querétaro, México(18 de Mayo 2017).- El Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que México esta listo para renegociar el Tratado de Libre Comercio (TLC), luego que el Gobierno de Estados Unidos envió  una notificación formal al Congreso.

Peña Nieto indicó que el plazo de 90 días para arrancar las pláticas formales van a crear las condiciones para llegar a un acuerdo entre los tres países: México, Estados Unidos y Canadá. Se espera llegar a una negociación.

“Tenemos la confianza en llegar a un buen acuerdo o una modernización del TLC, que tiene más de 20 años y evidentemente hay condiciones para tomar oportunidad de los cambios, de los avances tecnológicos  y del comercio electrónico” aseguró el Mandatario.

El Presidente dijo que su Gobierno va a insistir en que México, Estados Unidos y Canadá tienen una vasta oportunidad, en donde empresarios buscan beneficios mutuos de protección, crecimiento, desarrollo y competitividad de América.

Dentro del marco del “Centenario de la Constitución”, Peña Nieto tuvo la oportunidad de compartir la noticia del TLC y además de inaugurar el Macrolibramiento, obra que mide 86 kilómetros y costó 5 mil 755 millones de pesos. Esta obra es una promesa va a potencializar el comercio en la zona centro y norte del País.

Carta Abierta al Futuro Presidente de México

Señor Presidente:

No tengo la capacidad para imaginarme cuál es su edad, a pesar de que me especializo en el análisis político, tampoco me atrevo a adivinar a qué partido pertenece o incluso si no proviene de partidos políticos.

Me alegraría mucho saber que usted es joven, preparado, sensible y experimentado; de esos que hoy en pleno 2017 no tenemos suficientes.

Hoy, como antes y seguramente en el futuro vivimos tiempos difíciles, tiempos que al parecer el mexicano nació para superar.

El cambio es la única constante en nuestra sociedad y justo cuando creemos haber encontrado la respuesta al problema, nos cambian el problema y volvemos a la crisis al no tener respuestas.

Usted mismo será la persona que comandará la búsqueda de esas respuestas, comprendo que no es tarea fácil tomar decisiones que afectan- positiva o negativamente- a más de 120 millones de personas. Pero, caray, uno es presidente porque le gustan los grandes retos ¿no es así?

Mis hijos y yo estaremos esperando que usted construya un país con oportunidades para todos, en donde los jóvenes no solo tengan una buena capacitación si no que estén tan involucrados en transformar al país que sean sus primeros aliados en la consecución de los sueños de México.

No recuerdo, futuro presidente, a un líder político que haya sido capaz de inspirarnos a todos. Hace mucho que no creemos totalmente en un gobernante, y es que la política en México es como el amor, siempre es un dilema sin respuesta. Deseo que usted sea ese líder que tanto hemos esperado, que provoque empatía, que nos impulse a trabajar hombro con hombro, que nos anime a creer que juntos realmente podremos ser potencia.




Conocemos a los gobernantes por lo que nos venden en sus campañas, por lo que nos dicen los noticieros y por los escándalos que de vez en cuando sacan los periódicos. Comienzan como los héroes que todos esperamos y salen por la puerta trasera como los asaltantes de todo lo que construimos por años.  Yo jamás he creído que sean malas personas, pero tampoco les ha interesado acercarse a nosotros para demostrarnos lo contrario.

Deseo que su corazón sea tan grande y generoso que le permitan escuchar las necesidades de su gente y proyectar a México como un país que sin duda vale la pena conocer y en el que vivir es un verdadero placer.

Seguramente hoy estará usted sentado en la silla presidencial buscando la manera de tomar las decisiones que signifiquen el mayor beneficio para México y también, por qué no, el mayor beneficio para su imagen presidencial. Si usted hace bien su trabajo, aunque sea por conveniencia, nos irá bien a todos. Vaya, lo que quiero dejar claro es que hacer el bien es un negocio redondo.

Tendrá a su lado un consejo de asesores con los doctorados de mayor prestigio en Europa, con un gran conocimiento técnico y con un curriculum suficiente para manejar ellos mismos al país. Escúchelos, de la misma manera que escuche a la gente, ser presidente no es tan difícil cuando entendemos que al país lo construimos todos y que nadie lo conoce más que aquellos que lo transitan todos los días.

He estado fuera de México algunas veces, en la mayoría de ellas me entristeció la imagen que tienen de mi país. Nos definen como tacos, tequila y fiesta; pero también el país de corrupción, delincuencia y flojera. Tenemos muchas cosas más buenas que proyectar que éstas que hoy tienen los ojos del mundo sobre nuestra tierra, estoy seguro que usted también lo cree así.

Hoy tengo 24 años, cuando usted lea esto seguro tendré 50 o un poco más. Toda mi vida he tenido un sueño y quiero compartírselo. Sueño con que este país se preocupa tanto por la educación como lo hace por los partidos de fútbol de México.

Sueño con que mi madre y todas las madres de los mexicanos se sientan seguras cuando sus hijos salen a divertirse. Sueño con que mis hermanas y todas las mujeres sean vistas como algo más que un par de senos y un elemento al servicio de la casa, que tengas las oportunidades que los hombres tenemos.




Sueño con un país que se alimente de la diversidad, que deje la doble moral y que no necesite de tránsitos o policías que les señalen lo que ya sabemos que no se debe hacer. Sueño con que haya menos niños trabajando y más sonriendo en los parques.

Sueño el día en que los ciudadanos aceptemos los errores de nuestros gobernantes y no lo relacionemos rápidamente con robo, negocio armado o corrupción.

Siempre he creído que merecemos mucho más de lo que tenemos y usted, en su figura presidencial, tiene la posibilidad de hacer historia. ¿No sería increíble que sus hijos y su familia estén orgullosos de que usted haya transformado al país? Sueño con que le importe tanto su familia que usted así quiera que pase.

Y mientras usted se sigue preparando yo también lo haré, mientras usted siga trabajando para escalar, yo también lo haré. Mientras usted se preocupe por mejorar al país yo también lo haré. Porque tanto usted, futuro presidente, como yo en mi figura de ciudadano, somos tan necesarios para lograr este sueño.

Con esperanza, le espero en el futuro, presidente.

César Ulloa

Un ciudadano.

Inspirada en “El poder de la imagen pública

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

ENRIQUE PEÑA NIETO: A SALVAR EL TITANIC

A punto de vivir el último tercio de la gestión presidencial más gris de los últimos años, la incertidumbre entre los actores políticos de México es tanta, que no se sabe a ciencia cierta que le depara al país en materia económica, política y social. El que sí sabe perfectamente que papel jugará en sus últimos suspiros es Enrique Peña Nieto.

Decidió olvidar su jefatura de Estado, se resignó a aceptar que es el presidente con peor nivel de aprobación entre los mexicanos, que sus reformas estructurales han quedado estancadas y que, sin temor a afirmarlo, ya no tiene nada más qué hacer para el país.

A cambio, ha decidido jugar su última carta. Esa carta que representa utilizar toda la estructura presidencial en favor del partido que lo impulsó a ser presidente de México, vaya descaro, en plena función de máximo jefe de Estado ha decidido pronunciarse abiertamente en favor del Partido Revolucionario Institucional.




Lo hace por dos factores principales:

  1. La lejana posibilidad del PRI de conservar la presidencia de México en el 2018, gracias a su inestable gestión y a su cúpula de gobernadores corruptos.
  2. Ser ex presidente de México sin la protección de su partido y con tantos escándalos de corrupción sin explicar, sería un suicidio político.

Se está haciendo costumbre el buscar protegerse un par de años antes de culminar las administraciones repletas de escándalos, casos de corrupción y poca gobernabilidad. Lo hacen a la vieja usanza, utilizando todos los recursos de México a fin de posicionar un candidato a modo, de esos que lejos de esclarecer los saqueos al país, optan por dar carpetazo final y dejar a sus jefes absueltos de todo.

Del “Saving México” al “necesitamos al PRI unido”, si esto pasara en otros países sería un escándalo nacional, pero pasa en México, el único lugar donde los políticos y los medios de comunicación parten el pan en la misma mesa, lo comen juntos y después se “separan” para mantener el protocolo.

El juego ya está definido, el PRI comienza a entender su rol en las elecciones del 2018 y el presidente plantea utilizar su último tercio de gestión para abonar a esos fines.

La elección está prácticamente perdida para ellos, y no tengo duda que buscarán negociar con el posible ganador; ayudarles a ganarla fácil a cambio de protección a los descarados casos de corrupción, de esos casos que son más comunes de lo que pensamos.




La pregunta es: ¿con quién buscarán negociar? La respuesta comienza a ser muy clara. Salvar el Titanic, la última y única meta del presidente.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Sobre el Proceso de Selección del nuevo Presidente de la CEDH

Después de leer los comentarios y opiniones negativas en torno al proceso de designación de quien habrá de ocupar la Presidencia de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHNL), es mi deber moral como persona que participó en dicho proceso explicar su desarrollo para que los lectores que han sido malinformados, puedan tener claridad sobre los hechos, y entonces formar su propia opinión sin los sesgos provocados por algunos críticos y hasta participantes que se sometieron al proceso y únicamente después de no ser seleccionados, lo criticaron.

El Ingeniero Jaime decidió instituir un proceso inédito a desarrollar de la mano de la ciudadanía y la sociedad civil para determinar las personas que éste habría de proponerle al Legislativo para dicho cargo.

Partiendo de que la Constitución del Estado consagra la absoluta libertad del Gobernador a proponer como candidato a la Presidencia de la CEDHNL a quien desee, ante el Congreso del Estado, de manera absolutamente voluntaria, sin estar obligado a ello, a propuesta del Secretario General de Gobierno, el Ingeniero Jaime decidió instituir un proceso inédito a desarrollar de la mano de la ciudadanía y la sociedad civil para determinar las personas que éste habría de proponerle al Legislativo para dicho cargo.

Es así como se publica en el Periódico Oficial del Estado una convocatoria abierta a la ciudadanía para quienes tuvieran deseos de ser la próxima ‘ombudsperson’ de Nuevo León. Para que pudieran participar la mayor cantidad de personas, se exigieron los requisitos indispensables que establece la Constitución (E.g.: Título de Licenciatura en Derecho), así como sus currículos y planes de trabajo, para que el Comité Evaluador, en luz de las bases allí establecidas, tuviese gran flexibilidad para elegir.

Se inscribieron aspirantes hasta determinarse que 15 de ellos cumplían con los requisitos establecidos en la convocatoria, por lo que a todos ellos se les dio fecha y tiempo para exponer sus motivos y plan de trabajo en la CEDHNL.

Fueron invitadas en buena medida organizaciones civiles y universidades de renombre en la entidad; unas aceptando formar parte del proceso inédito y otras declinando la invitación.

Los organismos ajenos al propio gobierno representaron una mayoría absoluta en la votación, desplazando la voluntad gubernamental en la toma de decisión.

Así las cosas, se formó un Comité de 8 miembros: 3 representantes de la Secretaría General de Gobierno únicamente, 1 representante de las organizaciones civiles, y 4 representantes de las universidades; todos con acceso a una carpeta con los perfiles de los aspirantes. Cabe destacar que, en su conjunto, los organismos ajenos al propio gobierno representaron una mayoría absoluta en la votación, desplazando la voluntad gubernamental en la toma de decisión.

Destacando el alto nivel de algunos participantes después de las comparecencias, hasta se llegó a un empate en primer lugar, que en la última ronda, creada solo para tal propósito, tras 8 preguntas del Comité y 2 de la ciudadanía por medio de redes sociales (muy al estilo Bronco), se rompió el empate y hubo un ganador.

Todo es perfectible, pero partiendo del dedazo de las pasadas administraciones para su selección (que hasta donde yo recuerdo ni fue criticado), ¿siguen pensando que fue tan malo este ejercicio caracterizado por su transparencia, apertura y participación ciudadana?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Los grandes jefes

¿Cuántas personas piensan y repiten convencidos que lo que necesitamos es alguien en el poder con carácter, “mano dura” y mucho valor? ¿Cuántos han invocado el retorno de personajes autoritarios, o incluso justificado sus acciones o hasta sus crímenes? Y finalmente: ¿Cuántos han emitido sus últimos votos, en cualquiera de los niveles de gobierno, con estas ideas como base?

El hambre, la injusticia y recientemente la inseguridad nos han llevado a la desesperación y a casi suplicar por la llegada de un gran jefe que dé solución a todas nuestras inconformidades.

Ello no es un hecho ajeno a los políticos ni a sus asesores de campaña que elaboran eslóganes, promesas y anuncios basados en estas ideas. “No les temblará la mano” o “Arreglarán conflictos en quince minutos”. A pesar de su repetición constante, estas estrategias siguen causando fervor en el electorado que acude muchas veces crédulo y apoyando incondicionalmente a un personaje “valiente” y “directo”.

Persiste la idea de que los gobernantes son Jefes, y que en consecuencia deben de ser fuertes y estrictos. Grandes justicieros que sin miramientos hacen que todo funcione “como debe funcionar”. El problema es que ni las buenas intenciones ni el carácter son suficientes.

Persiste la idea de que los gobernantes son Jefes, y que en consecuencia deben de ser fuertes y estrictos. Grandes justicieros que sin miramientos hacen que todo funcione “como debe funcionar”. El problema es que ni las buenas intenciones ni el carácter son suficientes. Toda promesa de campaña debe estar sustentada en planes de acción, estudios de viabilidad presupuestal y un conocimiento apto en la administración pública. No se trata solamente de un líder carismático sino de un puesto público que requiere de muchas aptitudes, aspecto que no han sabido llenar muchos.

De niños, en clase de civismo nos dan a entender vaga e irresponsablemente que los tres poderes son básicamente: Ejecutivo (El presidente), Legislativo (El congreso) y Judicial (Los jueces). Sin embargo, no nos explican a profundidad sus funciones, responsabilidades, atribuciones y límites. Muchas veces ni siquiera nos lo explican en nuestros grados de estudio posteriores.

El conocimiento de estos temas es más bien empírico y sólo lo adquirimos a través de aproximaciones; entendemos tal vez con los periódicos que la función ejecutiva del poder no sólo corresponde al presidente, gobernador o alcalde, sino a los miembros de la administración pública o que la impunidad es un problema estrechamente relacionado con la función judicial del poder.

No sólo exigimos al representante del poder ejecutivo acciones fuera de sus atribuciones sino que además lo culpamos de todo lo que va mal y quizá lo más delicado: le creemos a los aspirantes que ellos podrán brindar solución absoluta a todo.

Pero si no ignoramos lo anterior, constantemente lo olvidamos. Pues no sólo exigimos al representante del poder ejecutivo acciones fuera de sus atribuciones sino que además lo culpamos de todo lo que va mal y quizá lo más delicado: le creemos a los aspirantes que ellos podrán brindar solución absoluta a todo.

Nuestra historia nos hizo testigo de múltiples personajes que invadían constantemente las esferas de poder. Sujetos que hacían lo que querían sin preguntar a nadie ni tener de estorbo a esa “molesta constitución” o a esos “incómodos derechos humanos”.

Y es que nuestra historia nos hizo testigo de múltiples personajes que invadían constantemente las esferas de poder. Sujetos que hacían lo que querían sin preguntar a nadie ni tener de estorbo a esa “molesta constitución” o a esos “incómodos derechos humanos”. Parecemos olvidar que estas personas hayan actuado de manera autoritaria y ejerciendo más funciones de las que legalmente les correspondían, imponiendo su voluntad en rubros ajenos y por encima de cualquier estructura. Efectivamente, teníamos grandes jefes pero el poder absoluto jamás ha sido adecuado ni deseable.

Muertes, desapariciones, control e injusticias que fueron calladas durante décadas pero a las que algunos restan importancia porque no tocó su esfera personal. Pregunten a Rosario Ybarra de Piedra o las víctimas de la llamada “Guerra sucia” si estas épocas son de añorar.

Sólo conociendo la historia, las atribuciones y límites del poder, podremos exigir a los gobernantes lo que realmente se les debe exigir y creer a los aspirantes lo que realmente nos pueden ofrecer. Y es que ya lo decía Cicerón: “No saber lo que sucedió antes de nosotros, es como si fuéramos niños por siempre”.

Sólo conociendo la historia, las atribuciones y límites del poder, podremos exigir a los gobernantes lo que realmente se les debe exigir y creer a los aspirantes lo que realmente nos pueden ofrecer.

Y es que ya lo decía Cicerón: “No saber lo que sucedió antes de nosotros, es como si fuéramos niños por siempre”.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Las 5 estrategias del boxeo para la política

Un combate se gana o se pierde muy lejos de testigos: en el gimnasio, mucho antes de bailar bajo las luces.
Muhammad Alí

La indignación deportiva ha invadido mi corazón: México no ganó ni una medalla en el Mundial de Boxeo, que culminó hoy en Catar; y días antes vi fotografías de la Selección Mexicana de Boxeo pidiendo dinero en camiones y plazas públicas para poder asistir al evento. Nuestros campeones más prometedores—Joselito Velázquez, Lindolfo Delgado y Marvin Cabrera—fueron eliminados. Y cómo no iba a pasar esto, si un par de días antes no tenían asegurados los recursos para asistir a la competencia y dependieron de la generosidad de boxeadores profesionales para cubrir los gastos de su campamento de preparación. Hago este ejercicio de reflexión en defensa de la disciplina del boxeo pues, este deporte al que no se le asigna dinero suficiente de nuestros impuestos, puede aportar lecciones valiosas.

Funcionarios que acaban de tomar posesión de sus cargos (sí, ustedes gobernadores, alcaldes, jefes delegacionales, diputados federales y locales): suena la campana ¡ding, ding, ding! y como dice Michael Buffer: Let’s get ready to ruuuuumbleee!

Funcionarios que acaban de tomar posesión de sus cargos (sí, ustedes gobernadores, alcaldes, jefes delegacionales, diputados federales y locales): suena la campana ¡ding, ding, ding! y como dice Michael Buffer: Let’s get ready to ruuuuumbleee!

Nota: Si no les encanta el boxeo, agárrenle un poco de cariño porque se invirtieron al menos un millón de dólares de nuestro dinero en “la pelea del siglo” entre Manny Pacquiao y Floyd Mayweather. Aunque no lo crean, la Secretaría de Turismo de México ahora también patrocina eventos boxísticos internacionales. Mientras la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE) argumenta la falta de recursos para apoyar a atletas en competencias internacionales, otras instituciones de gobierno invierten en eventos deportivos donde no hay mexicanos compitiendo. Qué paradoja ¿verdad?

TeamMexico

Bueno, regreso a nuestro tema porque esto de los recursos públicos puede ser muy frustrante.

Lecciones hay muchas, pero aquí propondré las 5 más necesarias. Aclaro: no quiero ver políticos tirándole upper cuts y ganchos al hígado a sus rivales. Me gustaría ver a profesionales tomándose sus cargos públicos y batallas políticas con disciplina, estrategia, honestidad y pasión. Intento pintarles a los mejores boxeadores profesionales—Pacquiao y Mayweather—no como seres infalibles, sino como guerreros que innovan constantemente y de los cuales hay mucho que aprender.

Round 1: conducirse con disciplina, y ser sancionados de no ser así
Contrario a lo que algunos piensan, en el boxeo no solo se requiere fuerza bruta sino una combinación de gracia, inteligencia y estrategia. El boxeo es el arte de adaptarse rápidamente e imponerse en un marco de reglas fijas. Es un deporte donde la responsabilidad de cumplir con las reglas es individual. Los peleadores tienen un peso límite, pruebas antidoping en orina y sangre, y detalles específicos de vendaje y peso de guantes como requisito para subir al ring. Las consecuencias del mínimo incumplimiento pueden ser multas millonarias, suspensiones de meses o años del deporte y cancelación de peleas.

¿Se imaginan qué pasaría si los políticos cumplieran las reglas y recibieran sanciones ejemplares de no hacerlo, si se les exigiera disciplina y compromiso con su profesión?

Entre los boxeadores hay un respeto a la profesión. Por ejemplo, en 19 años de carrera Floyd Mayweather—considerado el mejor boxeador libra por libra—ha fallado en el límite de peso una sola vez: contra Juan Manuel Márquez en el 2009. Qué decir del compromiso y la disciplina con sus rutinas de entrenamiento. Correr diario, entrenar más de 8 horas continuas, estar en campamentos de concentración, respetar un régimen alimenticio estricto, no tomarse días libres en momentos estratégicos de preparación, etc.

¿Se imaginan qué pasaría si los políticos cumplieran las reglas y recibieran sanciones ejemplares de no hacerlo, si se les exigiera disciplina y compromiso con su profesión?

Round 2: rodearse de un equipo de verdaderos expertos
Mayweather y Pacquiao están rodeados del mejor talento disponible en cada área de expertise que requiere su profesión. Freddie Roach, entrenador de Pacquiao, ha sido nombrado entrenador del año en varias ocasiones y es reconocido por crear su propio equipo de entrenamiento para desarrollar fortalezas a partir de las debilidades de sus pupilos. Otro ejemplo es Alex Ariza—antiguo preparador físico de Pacquiao, hoy en las filas de Mayweather Promotions—quien es considerado de los mejores por promover la diversificación del trabajo muscular y diseñar entrenamientos acuáticos para propiciar la regeneración de articulaciones.

Como ven no todo es perfecto, en el boxeo como en la política también hay chapulines. Sin embargo, lo que no se puede perder de vista es que en la conformación del equipo hay un estándar claro de excelencia y de especialización.

¿Qué pasaría si nuestros políticos se rodearan de los mejores profesionales y no sólo de un séquito de compadrazgos que no tienen la preparación necesaria para hacer con excelencia el trabajo que requiere su cargo?

Round 3: ser sujeto de evaluación continua
La estrategia para enfrentar cada compromiso boxístico no proviene de ocurrencias. Todo, absolutamente todo, está basado en evidencia sólida y en el estudio cuidadoso del estilo del oponente y de nuevas tecnologías de entrenamiento. Recientemente Freddie Roach declaró que estudió 5 años a Mayweather para poder diseñar el entrenamiento de Pacquiao. Los objetivos alcanzados en cada contienda son resultado de procesos de aprendizaje constante. Una combinación de habilidades, práctica y tecnología que se monitorean y se rediseñan en cada periodo de entrenamiento.

¿Qué pasaría si nuestros políticos instauraran procesos serios de monitoreo y evaluación de desempeño, si utilizaran bien la tecnología para hacer mejor su trabajo?

¿Qué pasaría si nuestros políticos instauraran procesos serios de monitoreo y evaluación de desempeño, si utilizaran bien la tecnología para hacer mejor su trabajo?

Round 4: tener respeto por el público
Tanto Pacquiao como Mayweather vienen de infancias difíciles, llenas de carencias. El primero comenzó a boxear para llevar comida a su casa, y el segundo puso su atención en el boxeo para enfrentar el encarcelamiento de su padre por venta de drogas. Ambos han expresado abiertamente que, debido a lo que vivieron, quieren ser un ejemplo a seguir y que respetan a su público. En la última conferencia de prensa que dieron en Las Vegas agradecieron a sus seguidores por impulsar su carrera y tenerlos en la posición privilegiada en la que ahora están.

¿Qué pasaría si los políticos honraran a quienes votaron por ellos, si también quisieran ser un ejemplo, si entendieran que son empleados de los ciudadanos?

Round 5: hacer entrenamientos y pesajes públicos
Como entusiasta de la transparencia y la rendición de cuentas, todo lo que sea abierto al público es bienvenido. Más allá de la aglomeración de periodistas que producen los entrenamientos públicos, la señal valiosa que emiten es que los boxeadores quieren demostrar que están en forma y que van a llegar al combate con la mejor preparación física. Pasa lo mismo con los pesajes, todo el trámite se hace frente a cientos de periodistas, cámaras y promotores, sin nada que esconder.

¿Cómo ven políticos? ¿Quién se apunta a un entrenamiento intensivo de boxeo? ¿Quién se da a la tarea de asignar dinero suficiente a deportistas con mérito? ¿Quién se atreve a tomar las lecciones provenientes del boxeo y cambiar las reglas del juego actual?

¿Qué pasaría si todos los políticos fueran abiertos, si nos enseñaran públicamente sus pertenencias, intereses y números fiscales, si por ejemplo todos presentaran sus #3de3? (si no sabes qué es esto, puedes revisar el link porque es muy importante que sepas)

Es tanta la conexión entre las características y estrategias que requieren un boxeador y un político, que la combinación de ambas profesiones ya ha sido probada con éxito (por favor no piensen en Kahwagi porque ese es un mal ejemplo). El año pasado el campeón mundial Vitali Klitschko se retiró invicto del boxeo para ser electo como alcalde de Kiev, Ucrania en un momento de grandes tensiones políticas; y Emmanuel Pacquiao ha sido electo dos veces al Congreso de Filipinas.

¿Cómo ven políticos? ¿Quién se apunta a un entrenamiento intensivo de boxeo? ¿Quién se da a la tarea de asignar dinero suficiente a deportistas con mérito? ¿Quién se atreve a tomar las lecciones provenientes del boxeo y cambiar las reglas del juego actual?

**Gracias a Luis Macías Lam por contribuir a este texto y a Ángel Gutiérrez, entrenador de la Escuela de Boxeo Satélite Querétaro, por guiarme en mi amor por el boxeo.

*Perfil: Karina Sánchez es una geek de las políticas públicas, fan del boxeo, la música y la comida. Es maestra en administración pública y está obsesionada con lograr que las mejores ideas de gobierno se traduzcan en beneficios tangibles para las personas más vulnerables de México. Actualmente trabaja para Fundación Este País (@FundacionEP)

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”