AMLO compara su triunfo con el del Tri

Comparte este artículo:

Andrés Manuel López Obrador aseguró esta tarde que la fiesta por el triunfo de su movimiento, el próximo 1 de julio, será aún mayor que la que se vive hoy por la victoria de la Selección Nacional.

“Imagínense: si hoy hay alegría porque ganó la Selección Nacional, imagínense cómo va a estar la alegría la tarde-noche del 1 de julio, con el triunfo del pueblo. Será un acontecimiento histórico la cuarta transformación de México“, aseguró el tabasqueño.

El candidato afirmó que tiene una ventaja de más de 20 puntos, porque la gente está harta del PRIAN y porque, esta vez, a diferencia de lo que ocurrió en 2006 y 2012 no se pudieron poner de acuerdo.

López Obrador continuó en Tultitlán del norte de la Zona Metropolitana del Valle de México su gira de cierre de campaña en el Estado de México, que inició en Texcoco y Ecatepec, y concluirá esta tarde en Toluca.

El candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia juró, ante miles de personas congregadas en un predio de Tultitlán, que él no va a defraudar al pueblo.

Además, aseguró que así como creó un programa de apoyo a adultos mayores siendo jefe de Gobierno del Distrito Federal, ahora dedicará su inteligencia y corazón a diseñar un programa de atención a jóvenes.

Detalló que habrá becas para los estudiantes de Preparatoria, para que no abandonen los estudios, y ofreció que ya no habrá rechazados de las universidades públicas.

“Habrá cien por ciento de admisión, se van a crear nuevas universidades públicas y, mientras tanto, se van a entregar becas de 2 mil 400 becas mensuales para todos los jóvenes que estén desempleados“, expresó, “lo resumo en una frase: becarios sí, sicarios no”.

El ex Jefe de Gobierno capitalino aseguró que va a combatir las causas de fondo de la inseguridad, como son la desigualdad y la pobreza, pero también atenderá el problema coyuntural, con reuniones diarias, a las seis de la mañana, con un gabinete de seguridad y su próxima Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

 López Obrador llegó a Tultitlán acompañado de los candidatos locales de Morena: Delfina Gómez e Higinio Martínez, al Senado, y los aspirantes a diputaciones federales, locales y Presidencias municipales.

Higinio Martínez, veterano operador político mexiquense, calificó la gira que lleva a cabo López Obrador por el Estado de México como histórica.

 

#HojaDeRuta: “¿Habrá transición de Estado?”

Comparte este artículo:

¿En qué momento acaba la contienda y comienza la República? A unos cuantos días que termine un proceso electoral al que le han sobrado ataques y le ha faltado sustancia, merece la pena plantearse la pregunta.

Una contienda electoral es parte esencial de una República democrática. Contar con representantes elegidos por la voluntad popular es una condición para su existencia.

Sin embargo, como recién lo explico el profesor Mauricio Merino en la sesión plenaria de Consejo Nuevo León, la democracia tiene dos dimensiones: la primera es contar con representantes elegidos libremente. La segunda, que el poder sea ejercido democráticamente. Dos elementos indivisibles: uno de elección, otro de acción.

Bajo esta lógica, nuestra pregunta de apertura parece contradictoria. En el papel, lo es. En la realidad, no tanto.

Para ilustrar el punto, hace algunas semanas Porfirio Muñoz Ledo compartió en su columna de El Universal un pasaje de la democracia francesa: “después de años de un gobierno de derecha y de una izquierda falsaria, Miterrand ganó las elecciones en 1981 en alianza con el partido comunista. A pesar del gran viraje ideológico que ello representaba, el presidente Giscard d’Estaing promovió una transición de Estado. Miterrand cuenta que días antes de su toma de posesión, recibió a un militar de alta graduación encargado de explicarle los secretos mejor guardados del ejército y el uso de los dispositivos nucleares. El mensaje fue: la soberanía popular decide, pero Francia prevalece”.

En la historia contemporánea de México hay un episodio particular que responde al espíritu de la prevalencia de la República: la noche del 2 de julio del año 2000. El reloj marcaba las 23:02 cuando el presidente Ernesto Zedillo se enlazó en cadena nacional para reconocer el triunfo de Vicente Fox. El imposible se materializaba: por primera vez en siete décadas, el PRI había perdido la presidencia de México.

Zedillo no solamente cortó de tajo con la posibilidad de una “caída del sistema” similar a la de 1988, sino que hizo votos por el éxito de la administración que Fox habría de encabezar a partir de diciembre de aquél año: “Durante el tiempo que resta de mi mandato, seguiré cuidando celosamente la buena marcha del país; he externado al licenciado Fox mi confianza en que su mandato habrá de iniciarse con un México unido, en orden, trabajando y con una base muy sólida para emprender las tareas del desarrollo nacional de los próximos seis años”.

Afirmó también: “Hoy, hemos podido comprobar que la nuestra es ya una democracia madura, con instituciones sólidas y confiables, y especialmente con una ciudadanía de gran conciencia y responsabilidad cívica”. Los adjetivos, aunque frágiles, parecían ir en la dirección correcta: por primera vez se daba la alternancia en la historia moderna, se había conseguido de forma pacífica y con una autoridad electoral de esencia ciudadana a cargo del proceso.

Bien podría argumentarse que la intentona de fraude hubiese podido resultar en un estallido social y eso habría orillado a la decisión. Conjeturas aparte, el hecho es que se el triunfo de Fox se reconoció. Por cierto, la diferencia fue de 6 puntos entre el panista y Francisco Labastida, abanderado del PRI.

Aquella democracia madura y de instituciones sólidas que Zedillo anunciaba durante su mensaje a la nación, habría de sufrir un colapso apenas una elección después durante la siguiente elección presidencial. En aquél enlodado proceso ni siquiera hubo los elementos para definir un ganador, como lo ha documentado José Antonio Crespo en el libro “2006: Hablan las actas”.

Hoy que la tendencia coloca a López Obrador con una ventaja inusitada en las elecciones post-alternancia y que podría incluso ser el primero de esta etapa en alcanzar un gobierno de mayoría, el intento de democracia mexicana tendrá un enorme reto en la actitud que muestren tanto la presidencia de Peña Nieto como las campañas y partidos de Ricardo Anaya y José Antonio Meade.

Aunque las condiciones de fragilidad y disfuncionalidad institucional requieren transformaciones de largo aliento, una actitud de Estado durante la noche del 1 de julio, así como en los meses de transición, abonaría a la idea de que México prevalezca más allá de fuerzas y coyunturas. 

México Energía y Apagones

Comparte este artículo:

Año con año son recurrentes los apagones de verano en distintas ciudades del país, sobre todo en las del norte en donde la demanda llega a superar a la oferta de manera importante, ya que hay que considera que el margen de reserva es de apenas 3.38% cuando debería rondar el 6%. La producción de gas de PEMEX ha disminuido lo que repercute sobre todo en el sur de país donde se tienen que utilizar combustibles líquidos los cuales también pueden tener períodos de escasez. El tema de la energía más que un tema de servicios básicos es un tema de seguridad nacional y debe ser tratado como tal. 

En nuestro país apenas estamos comenzando a explorar las energías renovables, pero el rezago estructural no solo es en la producción de energía sino también la distribución de la misma, ya que en el sur por ejemplo hay estados como Chiapas o Oaxaca con grandes presas que terminan por producir un excedente que para términos prácticos se desperdicia por falta de infraestructura en la red eléctrica de ciertas zonas. En 2016 la capacidad instalada de energías renovables en nuestro país creció en 10.2% por lo que ahora el 15.4% de la energía eléctrica en nuestro país es generado por alguna fuente de energía renovable. 

En los últimos 6 años se han anunciado 72 proyectos de inversión extranjera directa de los cuales los principales inversionistas fueron España y Estados Unidos con 28 y 10 proyectos respectivamente. Para darnos una idea del rezago que hay en nuestro país, el 50% de la energía generada es por ciclo combinado (gas), mientras que otros países tienen las energías renovables como fuentes de energía por encima del 60%.

Pero no todo es malo, se pronostica que nuestro país supere a Brazil en inversiones de este tipo y logre consolidar clusters en estados de la república donde es más difícil generar energía por medios tradicionales. La riqueza de nuestro país por sus recursos naturales hace impensable que pudieran haber apagones a gran escala en ciudades como Monterrey, Tijuana o Guadalajara pero aún así los hay. 

Vale la pena revisar como mejorar y dar incentivos en el sector de energías renovables para promover la inversión y no quedarnos atrás. No es un tema exclusivo de países desarrollados como Alemania, países como Mozambique, Burundi, Zambia y Etiopía utilizan la potencia de sus ríos, subsuelo, y viento para generar casi el 100% de su energía eléctrica con energías renovables.

Fuente: Reforma y ProMexico

Son México, Estados Unidos y Canadá sede del Mundial de Fútbol 2026

Comparte este artículo:

Esta tarde la sede para el Mundial de Fútbol 2026 fue designada a México, Estados unidos y Canadá, tras alcanzar el número de votos necesarios el 68 Congreso de la FIFA, que se realiza en la capital rusa en vísperas de l inicio de la fiesta mundialista.

La candidatura conjunta de Estados Unidos, México y Canadá, de la Confederación del Norte, Centroamérica y Caribe de Fútbol (Concacaf), recibió 134 votos de las 203 delegaciones pertenecientes a la FIFA, ganándole así a la candidatura de Marruecos.

Desde la primera ronda, la candidatura tripartita fue aprobada por votación mayoritaria, esto a pesar de que se temía que se prolongará el proceso hasta el 2020, tras no haber alcanzado el consenso suficientes, pero sin tomar en cuenta a los países que participaron en esta contienda, por reglamento.

Antes de la elección, cada una de las partes presentó sus propuestas ante los delegados de la FIFA y defendió su candidatura destacando la infraestructura, la cultura respectiva de sus pueblos, y los ingresos que generaría, entre otros puntos.

Cada país presentó también un video donde se muestran imágenes de sus ciudades y su gente, así como otras impresiones relacionadas a las bellezas naturales que cada nación ofrece.

La votación fue conducida por la secretaria general de la FIFa, la senegalesa Fatma Samba Diouf Samoura.

Estados unidos, México y Canadá cuentan con 16 sedes y 23 estadios que ya están en funcionamiento.

AMLO llama a pensar en la reconciliación

Comparte este artículo:

Tenemos que pensar en la reconciliación“, exhorta Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia a los presidenciables que han incrementado sus críticas al candidato puntero en las mediciones de preferencia electoral.

“Va a ser el pueblo de México el que va a decidir. Que no haya enconos, tenemos que pensar en la reconciliación, la patria es primero”, respondió el político tabasqueño a la demanda de relaciones de expresiones recientes de los presidenciables.

“Que se tranquilicen, que se serenen. Estamos al final de la campaña, hay fatiga y también pasión y enojo porque cuando no salen bien las cosas se anda de mal humor y está uno muy irritado ¿no?”, señaló López Obrador, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia a la prensa, tras un acto masivo en Las Margaritas, Chiapas.

Asimismo, López Obrador resaltó que “Las Margaritas y toda esta región de Chiapas, es una zona con mucha pobreza, no hay resultados favorables y la muestra es que nos están pidiendo que se mejoren los caminos para llegar a los hospitales, que haya universidades (no hay universidades públicas, existe una aquí, intercultural, pero no tiene todas las carreras que quiere la gente). En los centros de salud no hay medicinas”, enumeró.

“Hay que atender la deuda que tiene el Gobierno de México con las comunidades indígenas, es una deuda que se debe de pagar porque es mucha la pobreza en Chiapas, en Oaxaca y sobre todo en las comunidades indígenas“, remarcó desde la zona Zapatista.

“Ellos iniciaron una lucha importante para que se volteara a ver la pobreza, el abandono de las comunidades indígenas. Fue un movimiento justo y nosotros vamos a respetarlos siempre, no vamos nosotros nunca a confrontarnos ni con el Zapatismo ni con las organizaciones sociales. Vamos a hacer nuestro trabajo para que haya justicia en esta región de Chiapas y en todo el País“, proyectó, de triunfar en las urnas en julio próximo.

Sobre el debate de este martes 12 de junio en Yucatan, López Obrador insistió en que llegará con un mensaje de “amor y paz” y se quejó porque él quería utilizar una guayabera en la sesión con los presidenciables, pero “me mayoritearon, los otros candidatos, opinaron que de traje y de corbata, algo que se me hace, con todo respeto, contrario a la idiosincracia del pueblo yucateco, porque se usa la guayabera, siempre voy a Yucatán con guayabera, es más cómoda, se apega más al clima, es la ropa que se debe de usar”, comentó.

“Ahí voy a ir con traje, a ver cómo me va”, agregó el abanderado presidencial del Movimiento de Regeneración Nacional y los partidos del Trabajo y Encuentro Social.

“Estoy escuchando a la gente. Ahora me están diciendo que no me pelee. La verdad que nos ha ido muy bien, para qué nos peleamos.

“Esto que digo aquí es lo que voy a decir allá”, finalizó para emprender su camino a Comitán de Domínguez.

Hoy más que nunca, no me rendiré: Anaya

Comparte este artículo:

Hoy más que nunca, cuando el gobierno federal reinicia una campaña de “ataques y mentiras”, a base de “calumnias”, no me rendiré, dijo el candidato presidencial de la coalición Por México al FrenteRicardo Anaya.

En un evento de mujeres denominado “Nosotras por la Paz”, el panista sostuvo que estos nuevos embates son por haber hablado con la verdad en la Universidad Iberoamericana, cuando externó que considera que el Presidente Enrique Peña Nieto, “ha sido corrupto”, y que él no “está dispuesto a un pacto de impunidad, ni hacer tapadera de nadie”.

“Hoy lo reitero: no habrá venganza, pero sí va haber justicia, quien haya cometido actos de corrupción tendrá que pagar las consecuencias y sé que por decir esto, los ataques no van a parar. Me seguirán atacando hasta el día de la elección, pero estar aquí me da fuerzas”, exclamó.

En el auditorio Telmex del municipio, Anaya aseguró que con la fuerza de las mujeres logrará la transformación que tanto necesita el país y así lograr la paz que tanto demanda la sociedad.

“La paz es justicia, es libertad, es felicidad. Yo quiero paz para Jalisco, y para México. Yo quiero ser presidente para servir a México, no para servirme de él”, externó.

Frente denuncia ataque vs auto de Anaya, acusa a gobierno

Comparte este artículo:

Este viernes, los liderazgos de la coalición Por México al Frente, que integran los partidos del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, respaldaron a Ricardo Anaya. Acusaron que tras la difusión de un nuevo video sobre supuesto lavado de dinero, se dio una agresión contra el automóvil que transportaba al abanderado a la Presidencia.

“Decirles que lamentablemente el día de ayer, además de todos estos ataques vulgares que se dan contra nuestro candidato, se dio un acto de intimidación por la noche. Habiendo dejado a nuestro candidato, el vehículo en el que viajaba, tan solo entre 10, 15 minutos después fue interceptado por otro vehículo y fue agredido,rompiéndole el vidrio de atrás el día de ayer. Hacemos responsables directamente al Gobierno Federal de la seguridad de nuestro candidato y nuestros familiares. Les decimos de frente, exigimos qué es lo que está pasando con este tipo de actos”, declaró Damián Zepeda, líder de Acción Nacional en conferencia de prensa.

Por su parte, Dante Delgado, coordinador nacional de Movimiento Ciudadano, acusó a Andrés Manuel López Obrador de “traicionar al pueblo”, pues refirió que se puso de “tapete” al servicio del gobierno en turno.

“Desde Jalisco, Dante Delgado le dice a Andrés Manuel López Obrador, que no siga mintiendo al pueblo de México“, expresó, al acusar que envió un mensaje a Enrique Alfaro, candidato de Movimiento Ciudadano al gobierno de Jalisco, para que traicionara al partido que lo postula.

En su momento, Ricardo Anaya agradeció al Frente por su respaldo, y señaló que se mantendrá firme de llegar a la Presidencia de atender los casos de corrupción.

Anaya Cortés criticó que José Antonio Meade y Andrés Manuel López Obrador no acudieran al encuentro con estudiantes de la Universidad Iberoamericana, al cual él fue y dijo que Enrique Peña Nieto sí realizó actos de corrupción, y se investigará en caso de ganar la Presidencia.

“Esta muy claro, al gobierno le molestó mucho lo que yo dije en la Ibero, ahí dije con toda claridad que yo sí haré como presidente de la República lo que me corresponde para llevarlo ante la justicia y en caso de haber cometido actos de corrupción y confirmarse, que pague las consecuencias”, dijo el candidato del PAN.

#HojaDeRuta: “Ayotzinapa: el pasado que no pasa”

Comparte este artículo:

El problema del pasado es que no pasa. Así se refirió el sociólogo portugués Boaventura de Sousa a la revolución rusa al reflexionar sobre su centenario en 2017. Lo mismo podría decirse de la desaparición forzada y asesinato de 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, ocurrida en septiembre de 2014. Es un pasado que, por más que algunos quieran desterrar, no se irá a ninguna parte.

El crimen ahí ocurrido dejó una marca indeleble no solo en el sexenio de Enrique Peña Nieto, sino en la historia mexicana. A la conmoción nacional e internacional se sumó la burda actuación de la entonces Procuraduría General de la República, cuyo titular era Jesús Murillo Karam, quien calificó como “verdad histórica” la versión oficial de los hechos.

Lo único que pasó a la historia fue la incapacidad del gobierno federal de llevar y facilitar un proceso convincente que permitiera esclarecer el caso y acceder a esa tierra que rara vez está a la vista de los tripulantes del navío mexicano: la justicia.

En días pasados, el caso Ayotzinapa tuvo una importante novedad: un tribunal federal con sede en Tamaulipas ordenó crear una Comisión de la Verdad para reponer la investigación de la PGR, considerando que la indagatoria hecha por la dependencia federal “no fue pronta, efectiva, independiente ni imparcial”.

La reacción internacional no se dejó esperar: la Comisión Interamericana de Derechos Humanos instó a cumplir la sentencia del tribunal. 

Esta novedad jurídica se da justo en el contexto de las elecciones presidenciales. Hasta ahora, AMLO ha sido el único candidato que ha pisado Iguala, Guerrero. En un mitin celebrado hace un par de semanas, se comprometió frente a los padres de los normalistas a crear una comisión de la verdad. Tras la noticia de la sentencia por el tribunal tamaulipeco, Ricardo Anaya se pronunció a favor de reabrir el caso.

Aunque también hay un debate jurídico respecto a los alcances de la sentencia emitida por el tribunal federal, es un hecho que la narrativa se ha instalado: la versión existente no es confiable, por ende, para saber la verdad se requiere una nueva indagatoria. Pase lo que pase el primero de julio, las condiciones parecen estar dadas para avanzar en el esclarecimiento del crimen.

Además de abrirse un camino a una eventual justicia para las víctimas y sus deudos, una nueva investigación sobre los 43 también rompería con la nociva práctica de pretender enterrar verdades incómodas. Crímenes como Tlatelolco, el Halconazo, Acteal y Aguas Blancas siguen sin ser resueltos de manera convincente.

Contrastan casos como el chileno. Tras la dictadura de Pinochet y el retorno del sistema democrático en 1990, han existido 4 comisiones de la verdad que han buscado conocer con claridad el número de víctimas, las circunstancias de sus decesos, señalar a los responsables y buscar hacer reparaciones. La más reciente dio su informe en 2011.

Además de las obvias razones humanitarias, éticas y legales, hay un argumento político para reabrir el caso: si se pretende retomar una transición democrática, pasando de un sistema autoritario a uno democrático por la vía pacífica e institucional, esto no puede hacerse sin una reconciliación con el pasado, sin el reconocimiento de las víctimas y el señalamiento público a los victimarios. Sin memoria no hay democracia.

En este sentido, una eventual Comisión de la Verdad, el reconocimiento de las víctimas y la limpieza de sus nombres, así como el procesamiento de quienes resulten responsables, sería oxígeno puro para recuperar un poco de credibilidad y legitimidad en las instituciones del Estado Mexicano.

El pasado no pasa. Está entre nosotros, y solo hay un camino para avanzar: verlo a los ojos, hacerle justicia y mantenerlo en la memoria. 

“The past is what you remember, imagine you remember, convince yourself you remember, or pretend you remember.”

#ElTalónDeAquiles: “Cátedras electorales”

Comparte este artículo:

Los profesores somos como los padres: no nos gusta decir cuales son nuestros preferidos, aunque sí los tenemos. Hoy deseo hacer una excepción y recordar a los cuatro estudiantes que no olvidaré durante mi paso por México. Lo acepto, no recuerdo el nombre del primero, pero todos lo llamaban “El Tronco”. En cuanto a la segunda, María Derbéz, se trataba de una jovencita cuyo carisma rivalizaba con la de un ladrillo. Para aligerar este texto, me referiré a ella como “MADE”. Recuerdo también con afecto a Ana Yáñez (ANAYÁ), una cerebrito brillante. Y claro, ¿como podría olvidar a Amado Lobo (ÁMALO)? Ese era como el Benito Juarez de mis clases.

De todos, el más irresponsable era, sin duda, el Tronco. Se trató del típico estudiante que se pegaba un fiestón, llegaba trasnochado a clase y, para tapar su ignorancia, se posicionaba como el peacemaker que pedía abrazos para olvidar peleas. Simpático como solo él podía, cuando tomaba clases extracurriculares, era de los que juraba que las terminaría, pero desaparecía. Al final, regresaba pidiendo perdón por faltar a la mitad del semestre, solicitando una ayudita para pasar, e implorando comprensión. Una vez le pregunté cómo resolver el problema de los inmigrantes centroamericanos en México, y respondió: tratándolos bien. Otra, intentó venderme la cantinflesca idea de convertir a Chiapas en el California de México. ¿Pues como se hace eso? Si yo hubiera sido estudiante, el Tronco habría sido un amigo de fiesta, con el que me habría tomado más de una cerveza, pero con el cual jamás habría trabajado en equipo. 

MADE era una señorita de buena familia, culta y educada. Pero debo confesarlo, nunca me cayó bien. Puede ser que se tratara de alguien aburrido, pretencioso, a quien le costaba aceptar sus errores. Era el tipo de persona que, más que interrogantes, tenía siempre respuestas. También puede ser que su lineaje político no fuese de mi agrado. Su familia pertenecía al Partido Revolucionario Institucional (PRI), ese partido que hoy, en 2018, promete luchar contra la corrupción, pero que, además de casos federales como Casa Blanca, ha visto a 22 de sus gobernadores investigados en los últimos seis años por desvío de fondos (siete están presos). En fin, es posible que yo, siendo de una familia de clase media y habiendo tenido que luchar para ser lo que soy, sentí de su parte cierta desconexión con las vivencias reales de la gente como yo, y de los que están por debajo de mi categoría social. 

ANAYÁ también era de familia ricachona, pero nunca proyectó esa imagen pretenciosa. Al contrario,  siempre me atrajo su claridad intelectual. Prototipo de la nerda, sus respuestas en clase siempre fueron claras, bien estructuradas. Tenía además la capacidad de ilustrar lo abstracto con casos concretos. Pero esa podía ser su mayor debilidad, pues cansa toda persona que tenga siempre la idea correcta, el ejemplo pertinente, desarrollado en el mejor momento, con la técnica narrativa apropiada. Por así decirlo, y esto puede parecer injusto, ANAYÁ era la más brillante de todas mis alumnas, pero por ello parecía un producto sofisticado de marketing. Si hubiera entrado en política, se habría vendido como el shampoo que convertiría a México en un rubio despampanante: digno, firme, valiente, moderno, y limpio. Es decir, si tuviera que votar por el mejor PowerPoint del semestre, votaría por ANAYÁ. ¿Pero por qué tendría yo que votar por un PowerPoint?

En fin, si en mis clases hubiese alguien compatible con el universo de Roberto Gómez Bolaños, este habría sido ÁMALO. El Chavo del 8 es un niño de orígenes modestos, repleto de defectos y de falencias, pero honesto y de buen corazón. ¿Quién no lo recuerda enojado y con sus ticks, Ricky Rickín Canallín? El Chavo jamás robó, y aunque siempre fue poco claro, contradictorio, y esquivo, fue como es la mayoría de mexicanos. Ese fue el éxito de Chespirito: imaginar personajes de carácter universal, que al fin y al cabo funcionaron no solo en México, sino en el resto de América Latina. Una vez, ÁMALO se presentó a las elecciones estudiantiles para acabar con las “mafias de poder” y provocar un cambio “de verdad”. Su mensaje fue confuso, poco sofisticado, y disonante. Las familias de MADE y de ANAYÁ se sintieron amenazadas y lo atacaron. ÁMALO se enojó, a veces insultó. Pero nada lo detuvo, porque su mensaje, a pesar de todo, era fundamentalmente cierto, y su comportamiento, con todos sus errores, era natural. Sí existían mafias de poder, sí se requería de un cambio real, y el enojo sí era una reacción justificada. 

No indicaré quien ganó la elección o por quien habría votado yo de haberlo podido hacer. Pero sí indicaré, con mi ojo de extranjero pero con la experiencia de haber vivido en México por seis años, que de los cuatro alumnos que decidí recordar hoy, ÁMALO es el que más se me parece a ese país, con sus cualidades y defectos, y con sus fortalezas y debilidades. Porque no todos los mexicanos fueron presidentes de Coca-Cola ni se casaron con actrices de telenovelas. Y ÁMALO, para bien o para mal, con o sin razón, representa eso: al mexicano común y corriente, al de metro y autobús, al que llora y sufre, y al que se alegra y sí, al que también se enoja, por su país.

Fernando A. Chinchilla

Montreal (Canadá), junio de 2018

AMLO ve “viable y conveniente” la construcción del NAIM, dice el CCE

Comparte este artículo:

El candidato Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia, mostró flexibilidad al abordar el tema del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), según empresarios que este martes se reunieron con él.

“Encontramos una postura de Andrés Manuel López Obrador de que es viable y conveniente el Nuevo Aeropuerto; que veamos cómo lo podemos financiar. Eso enriquece la visión de un México moderno y con futuro que genere opciones”, dijo Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), en una conferencia de prensa realizada este miércoles.

El empresario refirió que este es un importante punto de partida para asegurar las inversiones que ya se dieron para este proyecto, el cual debe complementarse con el desarrollo de más aeropuertos e infraestructura logística para mejorar la competitividad del país.

Al inicio de su campaña, López Obrador amenazó con cancelar la obra y en distintos momentos ha expresado su rechazo, tanto por el costo como por su ubicación en el Lago de Texcoco. Incluso, su equipo cuenta con un proyecto alterno para construirlo en la Base Aérea Militar de Santa Lucía.

Castañón advirtió que con esto el sector empresarial no está avalando a ningún candidato presidencial, pues aún es necesario ampliar el diálogo con ellos, aunque ciertamente hay un clima menos tenso con López Obrador.

El CCE tiene encuentros agendados con los candidatos Ricardo Anaya, de Por México al Frente, y José Antonio Meade, de Todos por México, quienes ya confirmaron reunirse con este cuerpo empresarial para la siguiente semana, mientras que López Obrador aún no ha confirmado.

A menos de un mes de celebrar elecciones en México, el CCE expresó que aún no tiene el panorama completo de las propuestas económicas de los candidatos.