Meade perdió en los 300 distritos del país; Anaya ganó sólo Guanajuato

Comparte este artículo:

El candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, no ganó en ninguno de los 300 distritos en el país. Incluso en Baja California y Tabasco sólo consiguió menos del 10% de la votación, de acuerdo con el Programa de Resultados Preliminares (PREP).

Así, Meade quedó igualado al candidato presidencial independiente Jaime Rodríguez Calderón, y debajo de Ricardo Anaya, el candidato de México al frente.

El panista consiguió la victoria en Guanajuato, con 40.54% de los votos. Mientras que Andrés Manuel López Obrador, candidato de la coalición Juntos haremos historia, ganó en 31 entidades del país.

En Tabasco, estado natal de López Obrador, consiguió 8 de cada diez votos, lo que lo coloca como la entidad con el mayor margen de ventaja respecto a sus competidores. Meade consiguió 8.65% y Anaya, 7.98%.

Hasta las 15 horas, con 71% de actas capturadas en el PREP, la victoria de López Obrador en 13 entidades superó 60% de la preferencia electoral (Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Guerrero, Hidalgo, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Tabasco y Tlaxcala).

El resultado del PRI, en casos como Baja California, por ejemplo, apenas rebasó al candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón, quien obtuvo 6.41% mientras que el tricolor consiguió 8.88%.

#ElTalónDeAquiles: “Cátedras electorales”

Comparte este artículo:

Los profesores somos como los padres: no nos gusta decir cuales son nuestros preferidos, aunque sí los tenemos. Hoy deseo hacer una excepción y recordar a los cuatro estudiantes que no olvidaré durante mi paso por México. Lo acepto, no recuerdo el nombre del primero, pero todos lo llamaban “El Tronco”. En cuanto a la segunda, María Derbéz, se trataba de una jovencita cuyo carisma rivalizaba con la de un ladrillo. Para aligerar este texto, me referiré a ella como “MADE”. Recuerdo también con afecto a Ana Yáñez (ANAYÁ), una cerebrito brillante. Y claro, ¿como podría olvidar a Amado Lobo (ÁMALO)? Ese era como el Benito Juarez de mis clases.

De todos, el más irresponsable era, sin duda, el Tronco. Se trató del típico estudiante que se pegaba un fiestón, llegaba trasnochado a clase y, para tapar su ignorancia, se posicionaba como el peacemaker que pedía abrazos para olvidar peleas. Simpático como solo él podía, cuando tomaba clases extracurriculares, era de los que juraba que las terminaría, pero desaparecía. Al final, regresaba pidiendo perdón por faltar a la mitad del semestre, solicitando una ayudita para pasar, e implorando comprensión. Una vez le pregunté cómo resolver el problema de los inmigrantes centroamericanos en México, y respondió: tratándolos bien. Otra, intentó venderme la cantinflesca idea de convertir a Chiapas en el California de México. ¿Pues como se hace eso? Si yo hubiera sido estudiante, el Tronco habría sido un amigo de fiesta, con el que me habría tomado más de una cerveza, pero con el cual jamás habría trabajado en equipo. 

MADE era una señorita de buena familia, culta y educada. Pero debo confesarlo, nunca me cayó bien. Puede ser que se tratara de alguien aburrido, pretencioso, a quien le costaba aceptar sus errores. Era el tipo de persona que, más que interrogantes, tenía siempre respuestas. También puede ser que su lineaje político no fuese de mi agrado. Su familia pertenecía al Partido Revolucionario Institucional (PRI), ese partido que hoy, en 2018, promete luchar contra la corrupción, pero que, además de casos federales como Casa Blanca, ha visto a 22 de sus gobernadores investigados en los últimos seis años por desvío de fondos (siete están presos). En fin, es posible que yo, siendo de una familia de clase media y habiendo tenido que luchar para ser lo que soy, sentí de su parte cierta desconexión con las vivencias reales de la gente como yo, y de los que están por debajo de mi categoría social. 

ANAYÁ también era de familia ricachona, pero nunca proyectó esa imagen pretenciosa. Al contrario,  siempre me atrajo su claridad intelectual. Prototipo de la nerda, sus respuestas en clase siempre fueron claras, bien estructuradas. Tenía además la capacidad de ilustrar lo abstracto con casos concretos. Pero esa podía ser su mayor debilidad, pues cansa toda persona que tenga siempre la idea correcta, el ejemplo pertinente, desarrollado en el mejor momento, con la técnica narrativa apropiada. Por así decirlo, y esto puede parecer injusto, ANAYÁ era la más brillante de todas mis alumnas, pero por ello parecía un producto sofisticado de marketing. Si hubiera entrado en política, se habría vendido como el shampoo que convertiría a México en un rubio despampanante: digno, firme, valiente, moderno, y limpio. Es decir, si tuviera que votar por el mejor PowerPoint del semestre, votaría por ANAYÁ. ¿Pero por qué tendría yo que votar por un PowerPoint?

En fin, si en mis clases hubiese alguien compatible con el universo de Roberto Gómez Bolaños, este habría sido ÁMALO. El Chavo del 8 es un niño de orígenes modestos, repleto de defectos y de falencias, pero honesto y de buen corazón. ¿Quién no lo recuerda enojado y con sus ticks, Ricky Rickín Canallín? El Chavo jamás robó, y aunque siempre fue poco claro, contradictorio, y esquivo, fue como es la mayoría de mexicanos. Ese fue el éxito de Chespirito: imaginar personajes de carácter universal, que al fin y al cabo funcionaron no solo en México, sino en el resto de América Latina. Una vez, ÁMALO se presentó a las elecciones estudiantiles para acabar con las “mafias de poder” y provocar un cambio “de verdad”. Su mensaje fue confuso, poco sofisticado, y disonante. Las familias de MADE y de ANAYÁ se sintieron amenazadas y lo atacaron. ÁMALO se enojó, a veces insultó. Pero nada lo detuvo, porque su mensaje, a pesar de todo, era fundamentalmente cierto, y su comportamiento, con todos sus errores, era natural. Sí existían mafias de poder, sí se requería de un cambio real, y el enojo sí era una reacción justificada. 

No indicaré quien ganó la elección o por quien habría votado yo de haberlo podido hacer. Pero sí indicaré, con mi ojo de extranjero pero con la experiencia de haber vivido en México por seis años, que de los cuatro alumnos que decidí recordar hoy, ÁMALO es el que más se me parece a ese país, con sus cualidades y defectos, y con sus fortalezas y debilidades. Porque no todos los mexicanos fueron presidentes de Coca-Cola ni se casaron con actrices de telenovelas. Y ÁMALO, para bien o para mal, con o sin razón, representa eso: al mexicano común y corriente, al de metro y autobús, al que llora y sufre, y al que se alegra y sí, al que también se enoja, por su país.

Fernando A. Chinchilla

Montreal (Canadá), junio de 2018

Anaya descarta interés en que decline Meade

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia de México por la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, dijo que no le interesaría que su contrincante, José Antonio Meade, declina a favor de su proyecto, ya que el no quiere representar la continuidad del gobierno.

“¿En caso de que él decline, que si yo los juzgaría?, déjame contestártelo de esta manera: primero, yo no tengo ningún intérnese de que eso suceda porque yo no quiero representar la continuidad de este Gobierno. Yo quiero representar un cambio profundo”, respondió el panista a la pregunta de una estudiante de la Prepa Ibero.

Por otro lado, Anaya, aseguró sus propuestas de Gobierno son opuestas a las del abanderado del PRI.

“Él representa la continuidad de este Gobierno y yo aspiro a representar un cambio profundo completamente diferente”.

#ElNidoDelGavilán: “Meade vs Anaya, el rebase en la Curva Final”

Comparte este artículo:

En estas semanas del post debate, los grandes ganadores del debate fueron AMLO y José Antonio Meade.

En lo que representó el segundo round cara a cara entre los candidatos, el formato fue innovador y refrescante. La presencia de nuevos moderadores también brindó un nuevo aire de cambio en la manera en que se han llevado los debates en la historia. 

En general, AMLO con el apodo de “Ricky Riquín Canallín” o haber guardado su cartera enfrente de Anaya desvió la atención de su deficiente preparación para el debate en temas donde se mostró débil como comercio internacional y el asunto de los migrantes. 

José Antonio se destacó por sus ataques a AMLO y a Anaya por el tema de Nestora Salgado y su familia en Atlanta, respectivamente. 

Si de algo no queda duda es que tanto Anaya como Meade lucieron preparados en sus temas, Meade por encima de los demás por su experiencia como Secretario de Relaciones Exteriores.

El Bronco volvió a usar sus frases características, sin embargo, no tuvo el mismo impacto que en el anterior debate y perdió ese momentum que le dio la propuesta de “mochar manos”. Aunque se le atacó en redes por una posible expropiación a Banamex, sin embargo, claro se vio que la palabra no la usó él sino la moderadora al querer poner palabras en los candidatos.

Meade sabe de sus limitaciones en las preferencias, pero se vio bien, lo suficiente para sumar algunos puntos, pero aun distante de Anaya.

En estas semanas, es el momento perfecto para que Meade salga al twitter y a la prensa a seguir posicionándose. Las encuestas ya muestran el avance de Meade y eso es el oxígeno que necesitaba la campaña.

Anaya perdió un momento fundamental de la campaña. Este era el momento crucial para levantar. Ya lo dijo Luis Ernesto Derbez en estos días. Anaya tendrá que apelar a reforzar su guerra sucia y buscar al electorado indeciso. 

AMLO luce por todo menos por sus argumentos sólidos lo cual es preocupante en un puntero. Sin embargo, la racha que tiene y lo bien librado que ha salido de los debates lo mantiene fortalecido en el primer lugar en una posición casi invencible.

A pesar de posible denuncia, Meade no se retracta de dichos sobre Nestora Salgado

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia de México por la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade, señaló que no se retracta ni ofrecerá disculpas a la candidata plurinominal de Morena al Senado, Nestora Salgado, después de que la ex líder de autodefensas pidiera una disculpa pública del candidato.

En su cuenta de Twitter, Meade, resaltó que la amnistía de su contrincante Andrés Manuel López Obrador, va en serio, pero que el esta de lado de las víctimas y no de los victimarios.

Por otro lado, aseguró que el no va a pedir disculpas, ni se iba a retractar de lo dicho durante el segundo debate presidencial del INE, y condenó que Morena le otorgue una senaduría plurinominal a Salgado.

#HojaDeRuta: “Zavala: la candidatura que nunca fue”

Comparte este artículo:

Los vaivenes de la coyuntura condicionan de vez en vez: el retiro de Margarita Zavala de la carrera presidencial es el tema del momento. La pregunta obvia es de naturaleza redistributiva: ¿A dónde irán los pocos pero preciados puntos (¿3, 4, 5?) que había podido cosechar? Hay ansiedad por conocer la respuesta, pero habría que empezar por decir que la intención de voto nunca es de transferencia automática. 

No hay tal cosa como una aritmética de la renuncia, pues múltiples factores entrarán en juego. En la más reciente encuesta de Reforma ofrece luz para construir una opinión educada: al preguntar a quienes expresaron intención de voto por Zavala, quién sería su segunda opción, el 19% declaró que Ricardo Anaya, seguido por AMLO con 14% y Meade con 13%.

Lo anterior sugiere que la redistribución de quienes declararon que votarían por Zavala sería bastante pareja. Aunado a su baja intención de voto, puede inferirse que su renuncia no afectará gran cosa los escenarios contemplados hasta hoy.

Fracaso. No hay otra forma de calificar la campaña de Zavala, y uno bastante estrepitoso. En los meses previos a su renuncia a Acción Nacional, era quien registraba mejores números bajo esa marca. Tras la ruptura, su proyecto independiente nunca pudo fraguar. 

Nunca pudo salir de la nube negra del sexenio calderonista, porque aparentemente no lo intentó. Muchas veces la tibieza condena. Su evasión a distanciarse de los aspectos negativos de la administración 2006-2012 le impidieron dibujar un proyecto propio. Quizá porque nunca lo tuvo.

A esto habría que sumarle una agenda conservadora que polariza (su bochornoso episodio con las madres lesbianas viene a la mente), además un desempeño poco apasionado y hasta torpe, que tocó su nota más baja en el primer debate.

El cálculo desde su War Room parece haber sido que más valía una salida digna que permita salvar algo de cara, que una derrota humillante que condene un posible futuro político.  

Más allá del intento fallido de Zavala, surgen otras cuestiones importantes: en primera instancia ¿Cómo sopesar el costo político de la ruptura del PAN, tanto para ella como para la institución, con una candidatura que ni siquiera llegó a la línea final? Otro aspecto es el costo para el erario público, desde el proceso de recolección de firmas hasta la impresión de su nombre en la boleta. Todo costó dinero.

Esto nos lleva a un punto que no dejaremos de insistir: la necesidad de una reforma política que considere el ballotage o segunda vuelta. La primera vuelta existe precisamente para que las diversas voces y plataformas puedan competir, poniendo sobre la mesa sus propuestas. Solo las que más convencieron al electorado pasan a la final, dando un espacio para la negociación con quienes se quedaron en el camino. 

En una democracia madura (o cuando menos, funcional) la candidatura de Zavala habría salido del mapa desde hace meses. Irónicamente, la propia Zavala abogó por la segunda vuelta en su mensaje oficial donde explicó su retirada.

En resumen, la salida de Margarita Zavala tendrá mucho más impacto en los medios que en las preferencias electorales. Y en un par de días, la agenda, como la vida, seguirá.

Anaya es el candidato que más gastos de campaña ha reportado: 158 millones

Comparte este artículo:

El Instituto Nacional Electoral (INE) dio a conocer este lunes el Reporte operaciones de ingreso y gasto de candidaturas a Presidencia de los cinco candidatos. Ricardo Anaya es quien encabeza la lista con el mayor gasto reportado, seguido de Meade. Mientras que Jaime Rodríguez Calderón, candidato independiente, es el que menos ha gastado.

El reporte revela que, tras 44 días de campaña, que representan el 48% de esta etapa, Ricardo Anaya, candidato de la coalición Por México al Frente, ha reportado ingresos por 172 millones 543, 716 pesos y un gasto de 158 millones 790, 611.

José Antonio Meade, representante de Todos por México, ha gastado más de los recursos que ha obtenido. Declaró ingresos por 95 millones 208, 626 y gastó de 106 millones 969, 918.

En tercer lugar se encuentra Andrés Manuel López Obrador, de la coalición Juntos Haremos Historia, quien reporta la misma cantidad de ingresos que gastos: 23 millones 101, 786 pesos.

En tanto, Jaime Rodríguez Calderón reporta un gasto mayor a sus ingresos. El panista obtuvo ingresos por 2 millones 184, 056 y un gasto de 5 millones 091, 905.

Hasta este lunes el total gastado por todos ellos asciende a 301 millones 053, 017; mientras que el total de ingresos reportados por los cinco aspirantes suma 307 millones 622, 977.

Los cinco candidatos tienen un tope de campaña de 429 millones 633, 325 pesos.

José Antonio Meade es quien encabeza la lista con respecto a los eventos realizados, con un total de 116. Le sigue López Obrador con 111 y Ricardo Anaya registra 93, a pesar de que, éste último, ha sido el que más ha gastado. Tanto Margarita Zavala como Jaime Rodríguez han realizado 55 eventos de campaña.

#ElNidoDelGavilán: “Meade y la Copa del Mundo”

Comparte este artículo:

La campaña de “Pepe Meade” dio un giro en los últimos días, se fue Ochoa Reza y su aparición en el programa de Tercer Grado. El movimiento se percibe como tardío, pero en aras de revivir en la contienda. El equipo de Meade tiene un reto fundamental que es reposicionarse en los medios y en la opinión pública. Esa moda actual de criticar al PRI no ha podido ser abatida en ningún frente posible. Para hacer ganar a Meade se necesita el apoyo de muchas fuerzas, es como buscar ganar con algún país caribeño la Copa del Mundo. Muy complejo.

La presentación en la emisión de Televisa representó un buen ejercicio de auto promoción y de deslinde de responsabilidades. Aprovechó su tiempo para mostrar sus fortalezas y evadir posibles debilidades, sin embargo, aun le falta para reposicionarse y eso que le falta es imagen y peso político.

Las incorporaciones de Armando Ríos Piter y de Silvano Aureoles son fundamentales y le dan minutos de oxígeno a una campaña que no termina de arrancar.

Malos spots, insuficiente promoción en medios y falta de presencia en Twitter por parte de Meade son errores que se han venido cometiendo. En Tercer Grado se notó lo bien entrenado que está por sus asesores, sin embargo, aun no se quita esa imagen de profesor universitario para convertirse en un líder. Algo que sí tiene Ríos Piter y en eso lo puede ayudar.

En el argot futbolístico, este es el momento de “naturalizar” jugadores extranjeros, de traer mejores preparadores físicos al team Meade y de cambiar el parado táctico. En otras palabras, deben reforzar el apoyo de gobernadores priistas, de gobernadores y políticos no Anayistas del PAN y cambiar el tablero del equipo, esto es, depurar al staff, apelar a reclutar más tecnócratas y perfiles destacados en los estados. Tienen que salir al encuentro de ex ITAMitas, ITESM, CIDE para mejorar los perfiles y romper con las prácticas del “establishment”.

Asimismo, salirse de la estrategia habitual, romper con los lastres del PRI como son sus narcogobernadores y procesados, proponer cambios a las reformas, apelar a medidas drásticas que hagan eco en los electores y apostar por el enfrentamiento contra Anaya y no contra Andrés Manuel. Meade tiene que venderse como esa opción frente al proyecto Morenista.

Cambiar la fachada en los spots, en lugar de llamar al voto, tiene que demostrar por qué él es el más preparado. Tienen los recursos y las capacidades para hacerlo. Enfrente en Morena tienen un equipo que parece Alemania y parece imbatible. Tercer Grado sirvió como un buen escenario para mostrarse, pero el trabajo es de fondo más que de forma.

Lo dicho, dicho está.

Asegura Meade que sí importa quién gobierné

Comparte este artículo:

El candidato a la Presidencia por la coalición “Todos Por México”, José Antonio Meade, aseguró que sí es importante quién gobierne, esto después de que el periódico Reforma, hiciera notar que los estados gobernados por el PAN han tenido un incremento en homicidios dolosos.

“Siete de cada 10 homicidios que se incrementaron en los últimos dos años se dieron en estados gobernador por el Frente”, dijo Meade, además añadió que entidades como Tamaulipas, Veracruz y Baja California, han tenido un incrementó desde que tienen gobernadores panistas.

Meade también presumió que en el periodo del 2011 y 2015 se hubo una disminución en los homicidios a nivel nacional, pero que el repunte vino en 2016 y 2017.

De igual manera, dijo que la inseguridad ha llevado a afectar las economías de esos estados.

“En Chihuahua, Tamaulipas y Nuevo León hemos visto desaceleración en la actividad económica e incremento muy importantes en la violencia en el homicidio”.

#Kleroterion: “Nuevo León el Epicentro de los Cambios Políticos”

Comparte este artículo:

El 4 de octubre de 2015, un poco menos de 3 años, Nuevo León vivió un escenario democrático inédito, en donde un candidato independiente ganó de manera apabullante una elección para gobernador del Estado.

El ingeniero Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “El Bronco”, fue por mucho el candidato ganador para el Gobierno de Nuevo León, a parte de ser el primero en abrir brecha para posteriores postulaciones independientes en diversos cargos públicos para un sinfín de personas a nivel nacional.

Me parece importante decir que “el Bronco”, es una persona que salió de la pobreza y es muestra del esfuerzo constante, con un historial como Secretario Estatal de la Confederación Nacional Campesina, Diputado Federal, Diputado Local y el último antes de ser Gobernador, alcalde de García, ha demostrado que la persistencia es la herramienta principal para lograr cualquier objetivo.

Por otro lado, en el tema de las elecciones presidenciales,  en estos días salió una encuesta del periódico Reforma que pone una diferencia que pareciera insuperable a favor del candidato por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, lo que es muy importante señalar es  que increíblemente Nuevo León es el epicentro de este movimiento.

Estamos totalmente conscientes los nuevoleoneses que Andrés Manuel le va a  deber todo a nuestro estado, aunque muchos creerán que debiera ser a la CDMX, Chiapas o Oaxaca. Entonces, ¿por qué esta situación y qué relación tiene Nuevo León y el Bronco?, a continuación lo explico:

El único candidato que hoy está en la boleta y que en algún momento pudo o pudiera restarle votos a AMLO, es Jaime Rodríguez Calderón y que, sin duda alguna, rivalizaba con el sector electoral que más sigue a AMLO en el país, ya que  Jaime es un ejemplo real de pertenecer y salir de la pobreza con base al esfuerzo.

Desde el primer día de su gobierno vimos a los partidos políticos, en específico al  PRI y el PAN, atacar al gobierno independiente, estoy consciente que también este gobierno ha tenido graves fallas, pero sin lugar a dudas el PRI y el PAN de Nuevo León,  le hicieron un gran trabajo a Andrés Manuel, descalificando y descarrilando una de las candidaturas presidenciales que contendía con él, fue notorio cómo Jaime pasó de 14 o 12 puntos para la presidencia a nivel nacional, al resultado que vemos hoy.

Me parece que el candidato de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, así como el candidato por la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade, deberían felicitar al panismo y priismo local, por haber dinamitado al único que hubiera podido, al menos, mover el tablero electoral.

Por otro lado, la inclusión de Tatiana Clouthier y de Alfonso Romo para sumarse  en el equipo de AMLO, particularmente de Tatiana, ha venido a refrescar la participación política de Nuevo León en las elecciones, se ha convertido después de Andrés Manuel, en un actor relevante en la campaña, con personalidad propia, decisiones y por supuesto experiencia, por lo que sin dudas es un acierto más para el Estado.

Por último, cabe mencionar que los ciudadanos de Nuevo León ya no votan por las marcas tradicionales, ya no es tan sencillo caer en el canto de las sirenas y no están dispuestos a votar por cualquier electorado.

Hoy el norte del país se está consolidando como una fuerza importante para López Obrador y pareciera que lo que sigue ya no es saber si va ganar o no, más bien si tendrá el control total del Congreso.

Después de ver el resultado del primer debate en Palacio Nacional, a mi parecer fue notorio que Ricardo Anaya y Jaime Rodríguez, superaron a los demás candidatos, sin embargo López Obrador, se llevó la simpatía de la población, por lo que tal vez esto pueda ayudarle en el mal desempeño de su participación,  tal pareciera que todos los candidatos solo lo atacaban a él, pero nunca se dieron cuenta que la realidad fue que lo fortalecerían y por su parte ni Meade y Margarita aprovecharon esta importante oportunidad.

Es posible que  si no se mueven las encuestas antes del próximo debate, empecemos a ver cómo integrantes de otros partidos comenzarán a levantar la mano y a sumarse al proyecto de AMLO, sin lugar a dudas nos encaminaremos a lo que parece, será, el  triunfo inminente de Andrés Manuel López Obrador, pero sin olvidar algo fundamental, que esta presidencia tendría “olor a cabrito y machaca”, gracias a la acción y omisión de personajes políticos de NL.