Recibe EPN a Riquelme en Los Pinos, aunque Tribunal aún no resuelve impugnaciones.

Aunque el Tribunal Electoral aún no resuelve las impugnaciones contra la elección de gobernador en Coahuila, en la que resultó electo el priista Miguel Ángel Riquelme, el presidente Enrique Peña Nieto ya lo recibió este jueves en Los Pinos.

A través de un comunicado, la Presidencia de la República informó sobre el encuentro en el que ambos políticos dialogaron en torno a la situación del Estado de Coahuila. El ejecutivo expresó la voluntad de respaldar las acciones que emprenda como gobernador de la entidad.

Manifestó el compromiso y disposición de fortalecer e impulsar el trabajo conjunto entre el Gobierno de la República y el Gobierno que Riquelme encabece.

Peña Nieto felicitó al ex alcalde de Torreón por su triunfo obtenido en el pasado proceso electoral del 4 de junio donde la coalición Por un Coahuila Seguro que representó obtuvo la mayoría de los votos.

“Le refrendé la voluntad del Gobierno de la República de respaldar las acciones que emprenda para elevar el nivel de bienestar de los coahuilenses”, posteó el titular del ejecutivo en su cuenta de Facebook.

Por su parte, Miguel Riquelme agradeció al mandatario y aseguró que Coahuila seguirá acompañado del Gobierno Federal.

Actualmente la resolución de la impugnación aún está pendiente en el Tribunal Estatal Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

 

PAN lleva caso de elecciones en Coahuila a la OEA

Este fin de semana el dirigente nacional del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya y el candidato a la gubernatura de Coahuila del mismo partido, Guillermo Anaya, sostuvieron una reunión con el Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro.

El objetivo fue exponer el caso de las elecciones a la gubernatura de Coahuila, donde el PAN asegura que hubo irregularidades y por la misma razón impugnaron la elección y buscan que sea anulada.

En un comunicado el PAN informo que tanto Ricardo Anaya y Guillermo Anaya le expusieron al Secretario General, el cúmulo de graves irregularidades ocurridas durante el proceso electoral para renovar la gubernatura del Estado de Coahuila. También, mostraron las razones de la impugnación interpuesta ante los tribunales competentes, por el PAN y por otros cinco candidatos que integran el Frente por u  Coahuila Digno.

En el encuentro los panistas solicitaron al Luis Almagro, seguir de cerca lo que estaba sucediendo en Coahuila y le solicitaron que preparará una comitiva de observadores para los comicios presidenciales del 2018, con el fin de evitar que se repitiera lo sucedido en Coahuila.

El cambio no esta en manos de unos cuantos

Sin ánimo de parecer una radical que critica el sistema y lejos de considerarme afín a algún partido político en particular, es triste lo que acontece en Coahuila. Cuando pensamos que lo hemos visto todo y que la corrupción y el sistema no pueden estar peor y que después de tantos años de fraudes algo hemos aprendido, o  cuando creemos que la sociedad despierta y busca un cambio, cuando la indignación es tan grande que nos permite imaginar la luz al final del camino nos volvemos a topar con pared. Testimonios de personas cercanas que se han involucrado directamente en el proceso, que intentan “participar”, porque ni eso se les permite, narran la porquería en la que se encuentra inmersa el Estado de Coahuila, lo describen literalmente como un mugrero.

– No hay quien nos respalde, nos defienda o nos brinde apoyo ante las injusticias y las irregularidades en la votación y en el conteo de las actas, la policía esta coludida y nos ignora al igual que el Instituto Electoral de Coahuila. No atienden nuestras denuncias, vemos como se cuentan actas que no tienen marcado a ningún candidato y se contabilizan a favor de PRI, como desfilan frente a nuestros ojos las boletas falsas y todas las evidencias del fraude electoral y nadie hace nada. No se nos permite ingresar como observadores para validar el conteo de las actas, se nos trata con desprecio por buscar la verdad y señalar a quienes se burlan de nosotros con semejante descaro. No se nos permite siquiera la entrada al baño, todo esto con el afán de que desistamos. Yo estoy cansado de la injusticia de la que somos víctimas y he decidió luchar y no dejarme amedrentar, pero ese soy yo ¿Cuántos más como yo hacen falta que seamos escuchados? ¿Cuántos más están dispuestos a pelear y a sacrificar en pro de la justicia? – .

Después de todo, lo que sucede en Coahuila es solo el reflejo de México. Quizá marchar por unas cuantas horas, en algunas ciudades, y escasos ciudadanos no sea suficiente y el mensaje que mandamos como sociedad no está siendo claro. Quizá sea momento de reflexionar y hacernos consientes que si podríamos estar peor, y si seguimos dejándonos pisotear de esta manera tan brutal y descarada, lo estaremos. Quizá ya va siendo hora de darnos cuenta que la lucha es de todos y no solo de algunos cuantos, que las consecuencias de la apatía social y el desinterés repercuten en todos los niveles de la sociedad y nadie estamos exentos.