Elección de Coahuila podría ser anulada, INE dice que PRI y PAN rebasaron tope de gastos

Este fin de semana el Instituto Nacional Electoral (INE) dio a conocer en un comunicado, que tanto el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Acción Nacional (PAN), rebasaron el tope de gastos en sus campañas a la gubernatura que culminaron el pasado 4 de junio.

El INE informó que la Coalición por un Coahuila Seguro, representada por el priistas Miguel Ángel Riquelme, tuvo un gasto de 25 millones 223,700.72 pesos, sobre pasando el tope de gasto por 5 millones 981 mil 222 pesos.

Mientras tanto la Coalición Alianza Ciudadana por Coahuila, encabezada por el panista Guillermo Anaya tuvo un gasto de campaña de 24 millones 361,451.34 pesos, rebasando el tope por 5 millones 118,927.80 pesos.

La ley político-electoral de 2014 establece que es causa de nulidad de una elección, cuando un candidato rebase por mas de 5% el tope de gasto de campaña y la diferencia entre el primero y segundo lugar sea menor al 5 por ciento.

En este caso, ambos candidatos tienen una diferencia menor al 5% y superaron el tope de gasto por más de 5%, Riquelme por 31% y Anaya por 26%.

El PAN ha solicitado en repetidas ocasiones la nulidad de la elección en Coahuila, debido a que considera que hubo varias anomalías en la misma. Otros candidatos como Armando Guadiana, de Morena y el independiente, Javier Guerrero, han solicitado lo mismo desde los comicios.

PAN exige que se anule; PRI niega rebasar gasto

El dirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, insistió en que la elección de Coahuila sea anulada.

“Lo hemos dicho y lo hemos demostrado: entre las muchas trampas que el PRI hizo en Coahuila estuvo el rebase de los topes de campaña. Por lo tanto, se debe de anular la elección”, dijo Anaya.

El panista también insistió en que su partido llegaría hasta sus ultimas consecuencias para evitar que el PRI continuara con seis años mas de corrupción e impunidad en Coahuila.

Por su parte, el líder nacional del PRI, Enrique Ochoa, afirmo que Riquelme no rebaso el tope de campaña y que una vez que fueran oficialmente notificados por el INE, así lo demostrarían. 

También dijo que los perdedores pretendían ganar las elecciones a base de presiones, mentiras y difamaciones.

Por ultimo afirmo que contaban que las autoridades electorales fueran respetuosas del resultado y que el PRI  lo defendería dentro del marco de la ley.