Coronavirus dejará 11,5 millones de nuevos desempleados en Latinoamérica en 2020: Cepal/OIT

Comparte este artículo:

La crisis económica causada por la pandemia del coronavirus dejará 11,5 millones de nuevos desempleados en el 2020 en América Latina, lo cual incrementará el número total de desocupados a 37,7 millones de personas, estimó este jueves un informe de la CEPAL y la OIT.

La contracción económica en América Latina que CEPAL estima será de un 5,3% este año -la peor desde 1930- y tendrá “efectos negativos” sobre la tasa de desocupación de la región, que pasará de un 8,1% el 2019 a un 11,5% este año, según las proyecciones presentadas por ambos organismos en su sede regional en Santiago.

“Se proyecta un aumento de la tasa de desocupación de al menos 3,4 puntos porcentuales, lo que equivale a más de 11,5 millones de nuevos desempleados”, indicó el informe “Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe. El trabajo en tiempos de pandemia: desafíos frente a la enfermedad por coronavirus (covid-19)”.

Junto al aumento de la desocupación, ambas organizaciones esperan un marcado deterioro de la calidad del empleo en la región donde la tasa media de trabajos informales ya alcanza al 54%, afectando principalmente a los sectores más vulnerables.

La organización Internacional del Trabajo (OIT) estima la reducción de un 10,3% de las horas de trabajo, lo que afectará a unos 32 millones de personas, esto debido a la crisis sanitaria y las medidas de confinamiento tomadas por los países latinoamericanos.

Las cifras de desempleo afectarán duramente a los más vulnerables de la región, provocando el aumento de la pobreza en 4,4 puntos porcentuales  y la pobreza extrema 2,6 puntos porcentuales con respecto a 2019.

“Esto implica que la pobreza alcanzaría entonces a 34,7% de la población latinoamericana (214,7 millones de personas) y la pobreza extrema a 13% (83,4 millones de personas)”, alertó la CEPAL.

Ambas instituciones ven un futuro incierto para el mercado laboral regional y estiman una recuperación bastante lenta de los empleos perdidos, que requerirá una profunda formación y educación de los trabajadores en seguridad sanitaria, protocolos de salud y horarios desfasados de ingreso y salida para evitar aglomeraciones y focos de contagio.

“Para ello son necesarios recursos institucionales y presupuestarios reforzados que garanticen su cumplimiento”, señaló el informe.

El coronavirus ha provocado más de 600.000 contagiados y más de 33.000 muertos en toda América Latina, según el último recuento de la AFP.

Se contrae PIB 0.1% en el 2019; su peor desempeño desde el 2009

Comparte este artículo:

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó que en el 2019 el Producto Interno Bruto (PIB) de México se contrajo o.1%, con respecto a 2018, lo que representa su peor desempeño desde 2009, año de la crisis financiera mundial.

El INEGI señaló que la caída del PIB en 2019 se debió a un retroceso de 1.7% en las actividades secundarias, que no pudo ser compensado con el incremento de 1.9% en las primarias y de 0.5% en las terciarias.

Por componentes, las actividades secundarias disminuyeron 1% y las actividades primarias 0.9%, mientras que las terciarias aumentaron 0.3% en el cuarto trimestre de 2019 con relación al trimestre precedente.

El resultado dado por el INEGI es muy diferente al nivel estimado por el gobierno federal, quien calculó que se registraría un crecimiento entre 0.6 y 1.2%. Por otro lado, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que espera que la economía crezca 4% durante su sexenio.

Organismos internacionales  como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estimaron un crecimiento nulo, mientras que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) estimó un crecimiento de 0.2%.

Exige América Latina

Comparte este artículo:

A lo largo del mes de octubre el mundo fue testigo de las protestas surgidas en Latinoamérica, las cuales son consecuencia de la incompetencia de los gobiernos latinoamericanos por atender la presente frustración económica de sus ciudadanos.

En Chile, la crisis desató cuando el gobierno de Sebastián Piñera decidió subir el precio del pasaje del Metro por vigésima vez en los últimos 12 años. La tarifa estaba en 800 pesos chilenos (equivalentes a 1,13 dólares) y fue aumentada a 830 pesos (1,17 dólares), altamente costoso si se tiene en cuenta que el salario del 70% de la población no alcanza los 770 dólares al mes.

 Muchos consideran el alza de precio como “la punta del iceberg” de los problemas de desigualdad económica que actualmente enfrentan los chilenos. Según reveló la última edición del informe Panorama Social de América Latina elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el 1% más adinerado del país se quedó con el 26,5% de la riqueza en 2017, mientras que el 50% de los hogares de menores ingresos accedió solo al 2,1% de la riqueza neta del país. Además los chilenos protestaban ante la desigualdad económica, bajas jubilaciones, alzas en la energía eléctrica y costos de la salud, presuntos casos de corrupción en la Policía y en el ejército, ¿Familiar?

 A modo de protesta, los estudiantes comenzaron a realizar “evasiones masivas”. La situación se agravó cuando comenzaron a incendiar estaciones de metro y buses, saquear supermercados y atacar oficinas de gobierno e instalaciones publicas. Como respuesta, el gobierno decretó estado de emergencia, ordenando por primera vez después de que Chile recuperó la democracia 1990, a los militares a salir a las calles y establecer un toque de queda.

A pesar que Piñeda anunció la suspensión del incremento al precio del pasaje, las protestas continuaron, dejando un saldo de al menos 18 muertos. 

Por otro lado, en Ecuador el gobierno declaró el estado de excepción en todo el país en respuesta a las protestas callejeras por la eliminación de subsidios a los combustibles. Tras haber suspendido la producción de tres pozos petroleros en medio de las manifestaciones que se oponían al plan de ajuste económico propuesto por Lenin Moreno que pone fin a los 40 años de subsidio a los combustibles. 

El país ha comenzado a ver los primeros efectos económicos de la crisis política, pues carreteras han sido bloqueadas, inició el desabastecimiento de gasolina en algunas zonas del país, derivando de la misma una escasez de productos y una gran especulación de alza al precio de alimentos y fletes. 

No es coincidencia que Latinoamérica se levante de manera simultánea, el presente panorama obedece a la teoría de mimética de René Girard. Varios argumentan que es el resultado de la incompetencia de los gobiernos de sostener un crecimiento económico tras la crisis financiera del 2008. Pues en lugar de otorgar garantías sociales, los gobiernos se han dedicado a aumentar los niveles de pobreza.

Después de haber leído a Jeremy Adelma, concuerdo que las protestas son necesarias y parte esencial de la democracia. Lo alarmante, sin embargo, son las respuestas represivas por parte de los gobiernos latinoamericanos. El presente panorama contrasta con el avance de la democracia en América Latina durante la década pasada. 

No me queda mas que decir, 

Querida América Latina: exige y exige mas fuerte, que te escuchen tus vecinos, que ese hartazgo, lo padecemos muchos.

CEPAL felicita a AMLO por programas sociales

Comparte este artículo:

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), Alicia Bárcena Ibarra, respaldó la política social del gobierno del presidente AMLO porque abre brechas a nivel internacional para lograr que la igualdad se convierta en el motor de crecimiento.

La Secretaría Ejecutiva de la CEPAL señaló que esta política de bienestar impulsa la emancipación de los pueblos y no la dependencia a programas asistencialistas; ya que el objetivo debe ser alcanzar el desarrollo de los pueblos, un elemento que el neoliberalismo no logró en su momento.

“Lo que estamos buscando es que la gente tenga más recursos para que se conviertan en el motor de las economías, esos pueblos pobres deben volverse el motor central del desarrollo y por eso hay que igualar para crecer”, sentenció.

Frente a ello, Alicia Bárcena resaltó el hecho que de los 12 programas sociales que ha planteado la actual administración, varios de ellos sean implementados desde otras secretarías de estado, lo que permitirá un enfoque más amplio para la atención de la población beneficiaria.

La Secretaria del Bienestar, María Luisa Albores, señaló que en tres de cada cuatro municipios del país, más de la mitad de su población vive en pobreza, principalmente en el sur y sureste del país.

Muestra de la desigualdad que permea en nuestro país, agregó la funcionaria, se encuentra el hecho de que el 50 por ciento del total de la población en pobreza se concentra en cuatro estados del país.

 

 

(Con información de Milenio) 

Mier y Noriega, Nuevo León: pobreza y migración

Comparte este artículo:

Mier y Noriega es el municipio más pobre de Nuevo León, ya que según la CEPAL, en 2015, el 75.5% de su población vivía en condición de pobreza, y el 22.7% en pobreza extrema. El problema del municipio es la falta de fuentes de empleo, y es justamente la razón por la que tiene también los más altos índices de migración hacia los Estados Unidos. Viajan para trabajar en la siembra de sandía, de semilla de mostaza, en el mantenimiento del césped en campos de golf, y muchas cosas más. Allá, reciben sueldos de alrededor de $13 dlls la hora, lo cual es muy competitivo si se compara con cuidar chivas por $100 mxn al día, en su lugar de origen. 

El estímulo para la migración en Mier y Noriega, es económico, y esto se encuentra relacionado con la falta de educación y de empleo. Además de que el empleo es escaso, es informal. La semana pasada, realicé una entrevista a un joven de 30 años que ha trabajado en Estados Unidos, y que es originario de uno de los ejidos de Mier y Noriega. Al preguntarle sobre las condiciones de trabajo en el municipio, contestó lo siguiente, 

“Cuando uno no tenga la edad para trabajar, no hay como quien te pueda ayudar. Cuando saben que ya no estás en edad para trabajar, te corren para no pensionarte. No tienen un registro de las personas que trabajan en la maquiladora. Pero en Estados Unidos, los contratan por lo mismo, porque son mano de obra barata, en lugar de pagar 30 dólares a uno de aquí [de Estados Unidos], mejor le pago unos 8 dólares a uno de fuera.”

Su respuesta muestra que además de que los sueldos son bajos, hay una importante falta de atención al bienestar del trabajador, por lo tanto, no hay incentivos para que las personas permanezcan en el país. Hay una sola maquiladora en todo el municipio, y no contrata a sus trabajadores con reconocimiento ante la ley. Entonces, hasta ahora se puede inferir que la base de la migración, y de la pobreza, yace en la falta de ofertas laborales con reconocimiento legal, que les permita acceso a servicios de salud, y posibilidad de recibir una pensión al alcanzar una edad avanzada. 

El problema migratorio, como muchos otros que involucran a más de un Estado, es un problema de interdependencia. En el caso de la migración hacia Estados Unidos, quienes migran tienen la necesidad de obtener ingreso, y las empresas estadounidenses tienen la de pagar sueldos bajos por trabajo que requiere de una mano de obra poco calificada. Tras conocer y analizar el carácter económico de la migración, así como las implicaciones que tiene, me atrevo a decir que la creación de empleo y su remuneración justa, es un mecanismo efectivo de captación. Lo anterior se debe a que, de haber suficiencia económica en el lugar de origen, se eliminaría o se reduciría la principal causa para migrar. 

Ahora, la generación de empleo debe ser el producto de un estudio sociológico que permita identificar las fortalezas del espacio en cuestión, y regular el cuidado de recursos como el combustible fósil, el agua, y las energías no limpias en el proceso de trabajo. De esta forma, la fuente de empleo será sostenible y beneficiosa más allá de lo económico. 

La reforma laboral a la luz de la economía internacional

Comparte este artículo:

Los dos modelos clásicos de la economía internacional implican que cualquier economía se verá, en general, beneficiada por el comercio exterior. El primero es el formulado por David Ricardo, quien atribuye los beneficios a las ventajas comparativas y no absolutas como afirmaba Adam Smith. Ricardo afirmaba que los países tienden a especializarse en aquellos bienes en los cuales tienen una mayor productividad relativa respecto a otro país.

El segundo modelo clásico es el formulado por Eli Heckscher y Bertil Ohlin quienes, partiendo de las ventajas comparativas de Ricardo, afirman que los países tienden a exportar aquellos bienes cuya producción es intensiva en el factor abundante en el país. 

Ambos modelos, así como sus derivados, argumentan que el comercio internacional es siempre benéfico para todos los países involucrados. Sin embargo, durante la segunda mitad del siglo XX, la corriente estructuralista negaba este argumento de la economía neoclásica y aseguraba que los países periféricos se encontraban en una posición de desventaja frente a los países del centro. La CEPAL, quien promovía un enfoque histórico de la economía, alejado de la abstracción teórica del paradigma neoclásico, postulaba que los países que exportaban bienes agrícolas y materias primas sufren el deterioro en los términos de intercambio a diferencia de los países que exportan bienes manufactureros, los cuales se benefician. 

Por ello y debido a otros factores estructurales de América Latina -heterogeneidad en productividad y baja capacidad de diversificación- los economistas de la CEPAL proponían medidas proteccionistas en algunos sectores para esta región. 

Desde los años ochenta, bajo el modelo neoliberal, la tendencia de la economía internacional ha sido la de la apertura comercial. Al igual que en el mundo, la apertura comercial en México es reciente. El país entró al GATT, hoy Organización Mundial del Comercio, en 1986 y firmó un tratado de libre comercio junto a Estados Unidos y Canadá en 1994. 

Si bien, en términos generales, el Tratado ha sido benéfico para la economía mexicana, algunos sectores se han visto altamente perjudicados por la apertura, debido a sus bajos niveles en competitividad. Por otro lado, los sectores beneficiados lo han conseguido principalmente por ofrecer una mano de obra barata. 

En el nuevo tratado denominado T-MEC, la cuestión laboral se encuentra como eje central y no, como lo era en el TLCAN, una propuesta paralela del gobierno estadounidense. Estados Unidos argumenta que México cae en prácticas de dumping al promover salarios extremadamente bajos. Por ejemplo, para enero 2019 el salario en el sector manufacturero era de 2.4 dólares por hora en México, mientras que en Estados Unidos era de 21.8. 

La competitividad de un país en el comercio exterior no debe darse a partir del bajo precio de la fuerza laboral, sino a partir de un esfuerzo por aumentar estructuralmente y de forma diversificada su productividad. 

La teoría neoclásica de la distribución del ingreso estipula que los factores de producción perciben una remuneración equivalente a su aportación a la producción total. La riqueza se agota en la repartición de la producción entre todos los factores productivos, por lo cual la teoría de la explotación de Marx no tiene cabida en este marco conceptual. Sin embargo, la realidad no se ajusta necesariamente a la teoría y observamos un pago extremadamente bajo al factor trabajo.

Por ello, no sólo se debe aumentar la productividad a través de la inversión, sino que se deben generar los ajustes institucionales y jurídicos necesarios para facilitar este proceso. 

En ningún momento se debe dejar al mercado operar de forma anárquica, ya que el mercado no interioriza elementos de justicia social; por el contrario, se deben edificar los cauces a través de los cuales discurran los fenómenos económicos. 

La reforma laboral aprobada en la Cámara de Diputados es un buen comienzo, ahora falta que sea aprobada en el Senado. Entre los puntos se encuentra aquel que versa sobre la libertad de formar parte de negociaciones colectivas por parte de los trabajadores. Es impensable argumentar que existe un piso parejo entre un trabajador y un capitalista. Sin embargo, se busca implementar una democracia sindical que evite los abusos de los líderes sindicales. 

 

Se prevén modificaciones en materia de justicia fiscal

Comparte este artículo:

El diputado Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública en la Cámara de Diputados, afirmó que la justicia fiscal es una asignatura pendiente en México, por lo que el Congreso ya se prepara para implementar los cambios necesarios en la materia.

“En México se ha reiniciado un debate sobre posibles reformas tributarias que queremos realizar en el próximo periodo de sesiones. Nuestro objetivo es llegar al 2020 -cuando menos- con un crecimiento de aproximadamente 2 puntos del producto nacional en materia recaudatoria, alrededor de 488 mil millones de pesos”, aseguró.

En el marco de la inauguración del III Encuentro de Congresistas por Justicia Fiscal celebrado en el Palacio Legislativo de San Lázaro, el legislador expuso que México está en un proceso de reconstrucción de un estado de bienestar, de un Estado mucho más fuerte, con grandes expectativas y esperanza de poder invertir de manera extraordinaria en la generación de empleos, infraestructura productiva, desarrollo de nuevas políticas industriales y agrícolas, nuevas políticas de servicios, etc.

“Las conclusiones que saquemos el día de hoy nos van a ayudar para mejorar los niveles de recaudación y establecer mejores mecanismos que nos permitan evitar la evasión, el fraude fiscal; y por lo tanto, tener mayores recursos para invertir en los nuevos programas, en la nueva dimensión que le queremos dar al Estado nacional a partir del arribo del nuevo gobierno”, agregó.

En este tenor, planteó el eventual reordenamiento de todos los impuestos locales, como el gravamen a la propiedad; la federalización de los impuestos en materia ambiental, como es el caso de la tenencia vehicular; y darles mayores potestades tributarias a las entidades federativas, y así tratar de controlar sus niveles de endeudamiento.

Asimismo, dijo, se podrían abordar los llamados Impuestos Especiales de Producción y Servicios, especialmente los vinculados a grandes problemas que, dijo, ya constituyen una epidemia en materia de salud, como los relacionados a la obesidad, diabetes, cáncer, enfermedades cardiovasculares; esto con el propósito de generar un incremento sustancial que permita atender al deteriorado sistema de salud, que, recalcó, representa un costo financiero muy alto.

No previó modificaciones en las tasas establecidas del Impuesto Sobre la Renta, pero se buscará, dijo, reducir la brecha entre la tasa legal establecida y la tasa efectivamente pagada por personas físicas y morales.

“No queremos una modificación radical de la estructura de tasas, pero sí queremos hacer mucho más eficiente toda la administración tributaria en nuestro país. Sobre todo, lo que queremos es que haya justicia fiscal, porque todavía la progresividad en materia impositiva es algo que sigue siendo una asignatura pendiente en México“, agregó.

Además, recordó que México es de lo países de la región que menos recaudación tiene, y de acuerdo con datos de la Cepal, de 2004 a 2013 en la región se perdieron cerca de 800 mil millones de dólares por evasiones fiscales, además en 2015 se registraron pérdidas recaudatorias de casi 350 mil millones de dólares y México pierde cerca de 50 mil millones de dólares por este motivo.

“Ya llegamos a un límite, nos hemos dado cuenta que hemos perdido muchísimos recursos. Y sobre todo nos hemos dado cuenta que un país que vive en la pobreza fiscal y financiera, un Estado con esta debilidad, pues difícilmente puede reconstruir los altos niveles de bienestar y de inversión productiva que se requieren para las nuevas generaciones”, indicó.

ELECCIONES 2016: LA ONU

Comparte este artículo:

Han sido casi diez años ya desde que el surcoreano Ban Ki-moon fue electo como Secretario General de las Naciones Unidas, convirtiéndose en el sucesor de Kofi Annan y quien fue reelecto de manera unánime para mantenerse en su puesto durante un segundo periodo a finales del 2011. Para el 1° de enero de 2017, las Naciones Unidas elegirán a su nuevo mandamás y, como si fuera elección presidencial en México, ya de a poco van saliendo los nombres y algunas manos temerosas se van alzando. La diferencia: las mujeres están haciendo cada vez más ruido.

Me permito dar una breve semblanza de lo que son las Naciones Unidas en opinión de un servidor. Creada en 1945 con motivo del fin de la Segunda Guerra Mundial y con la intención de dar continuidad a la idea de Woodrow Wilson y la ‘Liga de Naciones’; y con el objetivo de establecer buenas relaciones diplomáticas y de paz a nivel internacional, la ONU –podría decirse– es el máximo órgano redentor a nivel global que existe. Funciona en base a secretarías (como ‘departamentos’) y cada una de ellas se especializa en un tema. Claro está, la Secretaría General es la más importante de todas, pues coordina al resto.

Sin embargo, dentro de las Naciones Unidas existen muchas cláusulas, convenios, métodos, y otras prácticas que hoy podrían considerarse como fuera de tiempo. Por ejemplo, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, una de las secretarías más importantes del organismo, sigue contando con la presencia del ‘veto’ por parte de las delegaciones de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, China y Rusia, por lo que si llegara a haber alguna decisión que tomar (como la de elegir al nuevo Secretario General, por ejemplo), basta con que alguno de estos cinco den su voto en contra para que el proceso se deseche por completo. Haciendo un acercamiento a estos cinco miembros, podemos darnos cuenta de que todos son parte de las fuerzas que resultaron victoriosas tras la SGM.

Para el 1° de enero de 2017, las Naciones Unidas elegirán a su nuevo mandamás y, como si fuera elección presidencial en México, ya de a poco van saliendo los nombres y algunas manos temerosas se van alzando. La diferencia: las mujeres están haciendo cada vez más ruido.

Pero, sin afán de perder el punto, lo relevante es que la inquietud porque la mujer sea quien asuma el cargo para la(s) próxima(s) gestión(es)… y las candidatas ya están listas. Algunas de ellas son Irina Bokova (Directora General de la UNESCO), Vesna Pusic (ex Ministra de Relaciones Exteriores de Croacia), Natalia Gherman (ex Ministra de Relaciones Exteriores de Moldavia) y Natalia Clark (administradora del PNUD). La iniciativa ha sido impulsada por diversas naciones, pero sobre todo por la delegación Colombiana, quienes además de esto buscan también que se dé un giro al país de origen del Secretario y se consideren países de Europa del Este para ser elegidos.

Desafortunadamente, y así como previsto al inicio de este espacio, los y las candidatas tendrán que hacerle ojitos a las cinco potencias permanentes del CS, pues son ellas las que tienen el poder, de alguna forma, de quitar y poner a quien les venga en gana.

Sin el afán de sonar misógino, ¿Será acaso que la agenda de las Naciones Unidas está ad hoc para que por primera vez una mujer se convierta en Secretaria General? Recordemos que, aunque en el discurso siempre se maneja la cuestión de la paridad y la neutralidad, en la práctica nos seguimos encontrando con situaciones como estas hasta en el plano internacional, pues sólo pocas mujeres ocupan cargos de alta coyuntura, como Christine Lagarde, Directora del Fondo Monetario Internacional.

Considero importante –y muy a pesar de que la ONU ha quedado mal con el tema de los levantamientos en el Medio Oriente– que nos debemos abocar a conocer con detalle el proceso por el que tendrán que pasar los candidatos, pues aunque no participemos directamente en él, sí sufriremos las consecuencias de estar o no dentro de los primeros temas de la agenda. Desafortunadamente, y así como previsto al inicio de este espacio, los y las candidatas tendrán que hacerle ojitos a las cinco potencias permanentes del CS, pues son ellas las que tienen el poder, de alguna forma, de quitar y poner a quien les venga en gana.

Me pregunto qué pasaría Alicia Bárcena (secretaria ejecutiva de la Cepal) quedara como Secretaria General. ¡Ah, no! Se me olvidaba que nuestro principio de “no intervención” no nos deja participar en tanta cosa…

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”