Miedo Irracional a la Deuda

Uno de los temas más discutidos mediáticamente en los últimos años ha sido la deuda pública de Nuevo León y sus implicaciones en el presupuesto y gasto públicos. Los comentarios y opiniones emitidos por los principales medios locales acerca de este tema han desvirtuado completamente a la situación real de las finanzas de Nuevo León y a lo que en verdad representa la deuda pública. No obstante, dejando atrás las barbaries que “pseudo expertos” emiten, me gustaría clarificar y desmitificar este tema con analogías sencillas de la economía familiar.

Cada peso de deuda contraída por entes gubernamentales es dirigido, por ley, a “inversión público productiva”, es decir, a la inversión que hacen los gobiernos en infraestructura pública para mejorar los estados y municipios.

Al tener presupuestos limitados, las entidades y municipios buscan financiamiento público con el fin de obtener mayores recursos para poder destinarlos a cubrir las necesidades de la población, por ejemplo mediante la construcción de escuelas y hospitales, la modernización de servicios públicos, la inversión en seguridad pública o el desarrollo del campo. De esta forma, cada peso de deuda contraída por entes gubernamentales es dirigido, por ley, a “inversión público productiva”, es decir, a la inversión que hacen los gobiernos en infraestructura pública para mejorar los estados y municipios. De manera analógica, un padre de familia cuyos ingresos se restringen al sueldo que percibe por trabajar necesita recurrir a un crédito para comprar una casa y hacerse de un activo que pagará en el tiempo pero que desde hoy brinda seguridad y patrimonio a su familia.

El endeudamiento que una entidad federativa puede contraer lo autoriza el Congreso Local (no el Poder Ejecutivo) mediante la Ley de Ingresos de cada año, donde se elabora un presupuesto de los ingresos a percibir.

Ahora bien, el endeudamiento que una entidad federativa puede contraer lo autoriza el Congreso Local (no el Poder Ejecutivo) mediante la Ley de Ingresos de cada año, donde se elabora un presupuesto de los ingresos a percibir incluyendo aquellos por financiamiento. Siguiendo la analogía, la mamá realiza una proyección del total de ingresos y gastos que la familia tendrá. Sin embargo, al entrar los hijos a universidad los ingresos no podrán cubrir las colegiaturas, por lo que la mamá autoriza al papá a pedir un crédito para invertir en la educación de sus hijos.

Para hacer frente a los retos del futuro, los poderes Ejecutivo y Legislativo (papá y mamá) colaboran para crear la fórmula que permita cubrir las necesidades básicas del Estado (familia).

En consecuencia los estados financieros del Estado (familia) reflejarán un monto de deuda que tendrá que pagar intereses. No obstante esa deuda permitió realizar inversión pública productiva (hogar y educación), que brinda satisfactores y beneficios globales. De esta forma, para hacer frente a los retos del futuro, los poderes Ejecutivo y Legislativo (papá y mamá) colaboran para crear la fórmula que permita cubrir las necesidades básicas del Estado (familia) y además invertir en el crecimiento y progreso de los mismos.

Es importante resaltar que el apalancamiento, es decir, la utilización de recursos de terceros para invertir en proyectos propios, es y ha sido usado por empresas, familias y gobiernos como motor de crecimiento y desarrollo y como una forma de realizar inversiones que con dinero propio no sería posible hacer.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Tenencia vs Municipios: 1+1=0?

En las últimas semanas se han propuesto cambios importantes desde el interior del Congreso de Nuevo León. Desde la disminución gradual de la tenencia hasta, más recientemente, la propuesta de cambios relacionados con la distribución de algunos fondos que se destinan a los municipios. De concretarse estos cambios en la Ley de Coordinación Fiscal se esperan fuertes implicaciones para las finanzas públicas de Nuevo León.

Es indudable que los ingresos de los municipios deben de ser fortalecidos, pero no es concebible que esto tenga como origen el debilitamiento de las finanzas del Estado. La perspectiva que se tiene sobre la situación económica de los diferentes órdenes de gobierno para 2016 obliga a que todas las decisiones que se tomen sean analizadas a fondo y se calculen los impactos financieros que tendrán en las ya debilitadas finanzas públicas.

La derogación de la tenencia no sólo afectará al Estado, también los municipios se verán afectados.

La propuesta del Congreso de disminuir gradualmente la tenencia pretende dar respuesta a un supuesto reclamo de la población que se ha pronunciado en contra de este pago. Sin embargo, lo anterior debe de hacerse en el momento adecuado, cuando la estabilidad de las finanzas públicas no esté en riesgo, ya que privará a Nuevo León de un recurso habitual de gran importancia que coadyuda a solventar el déficit. La derogación de la tenencia no sólo afectará al Estado, también los municipios se verán afectados.

El Congreso no sólo debe de analizar los beneficios que tendrán los municipios con el cambio en la distribución de fondos, también es importante que estime el impacto negativo que tendrá esto para el Gobierno del Estado y sus dependencias.

El Congreso ha mencionado que la disminución de los ingresos de los municipios, derivada de los cambios en el impuesto de la tenencia, será solventada con las otras modificaciones propuestas a la Ley de Coordinación Fiscal. El Congreso no sólo debe de analizar los beneficios que tendrán los municipios con el cambio en la distribución de fondos, también es importante que estime el impacto negativo que tendrá esto para el Gobierno del Estado y sus dependencias. En esencial, la generación de un debate en torno a cambios tan importantes, donde cada afectado pueda exponer las implicaciones derivadas de un cambio en la legislación y sea posible encontrar no sólo la mejor alternativa, sino también el momento idóneo para tomar las decisiones.
Más allá de buscar cómo repartir un recurso del que ya depende el Estado, se deben de buscar alternativas para generar mayores ingresos y contener el gasto no prioritario. Opciones para mejorar la eficiencia recaudatoria y mecanismos alternos de financiamiento como las APPs deben de estar sobre la mesa de discusión. Con el panorama del próximo año de bajos ingresos participables y la disminución del gasto federalizado, no es momento de prescindir de fuentes de ingresos.

Con el panorama del próximo año de bajos ingresos participables y la disminución del gasto federalizado, no es momento de prescindir de fuentes de ingresos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

“Dimes y Diretes”: Congreso vs. Bronco

La cosa esta de color hormiga entre el congreso local y el gobierno estatal en Nuevo León. Mientras Jaime Rodríguez “el Bronco” amenaza y garantiza que no aprobará la nueva Ley de Coordinación Fiscal, que esta semana la mayoría de los diputados aprobaron. Entre esto y la gradual eliminación de la tenencia me queda algo en claro: el congreso local va con todo para tirar el proyecto de candidatos independientes no sólo a nivel local, sino a nivel nacional.

Me queda algo en claro: el congreso local va con todo para tirar el proyecto de candidatos independientes no sólo a nivel local, sino a nivel nacional.

No es secreto que “el Bronco” es el máximo representante a nivel nacional de los futuros candidatos por vía independiente de México. Si Jaime fracasa, entonces hay garantía que los partidos políticos (y sí MORENA y AMLO entran en esta categoría) no tendrán una “piedra en el camino” en el 2018. ¿Qué sacamos de esto? Pues que la indicación de Anaya y de Beltrones a nivel local esta más clara que el agua “háganle como puedan pa’ tirar al Bronco”.

El estado necesita fondos de donde vengan, después de la macro deuda que dejaron, nada más y nada menos, que los gobiernos priístas de Natividad y Medina.

El primer indicio de este compló —como diría el buen Peje— fue la que aprobaron y forzaron los diputados en las gargantas del poder ejecutivo. En un momento en el cual el estado necesita fondos de donde vengan, después de la macro deuda que dejaron, nada más y nada menos, que los gobiernos priístas de Natividad y Medina.

El segundo indicio, y el más tremendo hasta el momento, es este de la Ley de Coordinación Fiscal. Total que ahora los diputados se dieron cuenta que el Estado recibe demasiados fondos y los municipios casi nada. Lo que queda claro es que al PRI se le esta yendo la lana que recibía de “Golden Boy” Medina y ahora la quiere recibir de sus alcaldes priístas. Quieren seguir la rateadera los rojos sangre.

Y el Bronco ahora quiere vetar la ley, y se le echan encima los legisladores. Me pregunto, ¿porqué los diputados de las pasadas legislaturas nunca dijeron nada por los vetos que tanto Natividad y Medina utilizaron constantemente? Al parecer ahora sí les tiembla la mano.

ES HORA de que el gobernador se ponga las pilas y vete esta ley que claramente quiere hundir todos sus planes para el 2016.

ES HORA de que el gobernador se ponga las pilas y vete esta ley que claramente quiere hundir todos sus planes para el 2016. ES HORA que Jaime ponga la casa en orden y no le tiemble la mano en dar su opinión y punto de vista de cara a cara con los diputados el sábado.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”