Acceso a anticonceptivos gratuitos como obligación del Estado

Comparte este artículo:

Recientemente, la APEC lanzó una convocatoria que busca generar investigación en el tema de la salud de las mujeres en Asia Pacífico y América Latina. La Asociación define a la “salud” como el resultado de la seguridad en el ambiente de trabajo, la conciencia y el acceso a los servicios de salud, la salud sexual y reproductiva, el alto a la violencia de género, y el balance entre la vida personal y el trabajo. A continuación, hablaré de la salud sexual y reproductiva porque la falta de información y de planificación familiar, vulneran a las mujeres y retrasan la lucha por el control sobre sus propios cuerpos. Recordemos que México cuenta con el primer lugar a nivel mundial en embarazo adolescente, y esto no es más que el resultado del abuso de poder, de la desinformación, y de la anciana idea de que se puede controlar a una mujer al mantenerla embarazada en contra de su voluntad. 

Ahora, ¿qué está haciendo el gobierno de México para prevenir esto e impulsar la salud de la mujer en el tema de salud sexual y reproductiva? Mucho. Pero no lo sabemos. 

El IMSS cuenta con un departamento de Planificación Familiar en cada una de las clínicas del Área Metropolitana de Monterrey. Ahí, personal médico capacitado proporciona información, que por ley debe ser objetiva y científica, sobre una vida sana en lo sexual y reproductivo. En el consultorio, uno puede pedir colocarse de manera gratuita y segura, diferentes anticonceptivos de larga duración, como el DIU de cobre, el DIU Mirena, y el implante subdérmico hormonal. Se define el más adecuado para una paciente determinada, de acuerdo con el llenado de un formulario previo por el médico, que le permite a él o ella conocer su perfil y buscar la opción más segura. Además, también de manera gratuita, hay acceso a métodos anticonceptivos de corta duración, como las pastillas anticonceptivas, las inyecciones, los parches, y los preservativos. Esto es completamente gratuito, y no hay necesidad de ser derechohabiente del IMSS para tener acceso a ello. De acuerdo con la Cartilla de Derechos Sexuales del IMSS:

El Estado debe garantizar y promover el acceso a la información y a los servicios de salud con pertinencia cultural, garantizando nuestro derecho a la confidencialidad, incluyendo el acceso a todos los métodos anticonceptivos, la atención de un embarazo saludable y los servicios de aborto Legal [en Nuevo León, solo en caso de violación] y seguro.

Y con esto, por ley, el Estado está involucrado en cada una de las etapas de la vida reproductiva de las y los mexicanos. Busca desde prevenir un embarazo no deseado o una Enfermedad de Transmisión Sexual, hasta acompañar a la mujer en su proceso de maternidad, o en la interrupción de un embarazo producto de una violación (en el caso de Nuevo León).

Al hablar de planificación familiar, uno debe preguntarse a qué edad desea comenzar (o continuar) a tener hijos. Si la respuesta hace referencia a dentro de tres, cinco, o hasta diez años; lo mejor es optar por un anticonceptivo de larga duración de los mencionados con anterioridad (DIU o implante subdérmico). De esta manera, uno se encuentra protegido por un tiempo importante y sin necesidad de recordar tomar pastillas o inyectarse constantemente, lo cual, puede fallar en mayor medida. Si el proceso de colocarse un DIU o un implante subdérmico se siguiese por medio de una institución médica privada; el costo de estos métodos oscila entre los $4,000 y los $5,000 MXN, aunque varía según el país y la institución. Se lucra con la salud reproductiva, y en muchos casos, no hay conocimiento del privilegio con el que cuentan los mexicanos, al acceder a estos servicios sin costo alguno, como obligación del Estado.

Por naturaleza humana, quienes mantienen un embarazo son las personas de sexo femenino. Cuando la mujer utiliza un anticonceptivo que la acompaña por varios años independientemente de las decisiones de su pareja, ella se empodera y tiene la capacidad de decidir sobre su propio cuerpo. Esto le permite planear su futuro, prepararse en lo educativo, económico y emocional; para más adelante y cuando lo decida, ser madre. Al contribuir a la difusión de la información sexual y el acceso a los anticonceptivos, se impulsa la salud de las mujeres, y con ello, el desarrollo y la plenitud de la mitad del país.

Mier y Noriega, Nuevo León: pobreza y migración

Comparte este artículo:

Mier y Noriega es el municipio más pobre de Nuevo León, ya que según la CEPAL, en 2015, el 75.5% de su población vivía en condición de pobreza, y el 22.7% en pobreza extrema. El problema del municipio es la falta de fuentes de empleo, y es justamente la razón por la que tiene también los más altos índices de migración hacia los Estados Unidos. Viajan para trabajar en la siembra de sandía, de semilla de mostaza, en el mantenimiento del césped en campos de golf, y muchas cosas más. Allá, reciben sueldos de alrededor de $13 dlls la hora, lo cual es muy competitivo si se compara con cuidar chivas por $100 mxn al día, en su lugar de origen. 

El estímulo para la migración en Mier y Noriega, es económico, y esto se encuentra relacionado con la falta de educación y de empleo. Además de que el empleo es escaso, es informal. La semana pasada, realicé una entrevista a un joven de 30 años que ha trabajado en Estados Unidos, y que es originario de uno de los ejidos de Mier y Noriega. Al preguntarle sobre las condiciones de trabajo en el municipio, contestó lo siguiente, 

“Cuando uno no tenga la edad para trabajar, no hay como quien te pueda ayudar. Cuando saben que ya no estás en edad para trabajar, te corren para no pensionarte. No tienen un registro de las personas que trabajan en la maquiladora. Pero en Estados Unidos, los contratan por lo mismo, porque son mano de obra barata, en lugar de pagar 30 dólares a uno de aquí [de Estados Unidos], mejor le pago unos 8 dólares a uno de fuera.”

Su respuesta muestra que además de que los sueldos son bajos, hay una importante falta de atención al bienestar del trabajador, por lo tanto, no hay incentivos para que las personas permanezcan en el país. Hay una sola maquiladora en todo el municipio, y no contrata a sus trabajadores con reconocimiento ante la ley. Entonces, hasta ahora se puede inferir que la base de la migración, y de la pobreza, yace en la falta de ofertas laborales con reconocimiento legal, que les permita acceso a servicios de salud, y posibilidad de recibir una pensión al alcanzar una edad avanzada. 

El problema migratorio, como muchos otros que involucran a más de un Estado, es un problema de interdependencia. En el caso de la migración hacia Estados Unidos, quienes migran tienen la necesidad de obtener ingreso, y las empresas estadounidenses tienen la de pagar sueldos bajos por trabajo que requiere de una mano de obra poco calificada. Tras conocer y analizar el carácter económico de la migración, así como las implicaciones que tiene, me atrevo a decir que la creación de empleo y su remuneración justa, es un mecanismo efectivo de captación. Lo anterior se debe a que, de haber suficiencia económica en el lugar de origen, se eliminaría o se reduciría la principal causa para migrar. 

Ahora, la generación de empleo debe ser el producto de un estudio sociológico que permita identificar las fortalezas del espacio en cuestión, y regular el cuidado de recursos como el combustible fósil, el agua, y las energías no limpias en el proceso de trabajo. De esta forma, la fuente de empleo será sostenible y beneficiosa más allá de lo económico. 

¿Qué involucra el golpe de Estado en Venezuela?

Comparte este artículo:

El llamado de Juan Guaidó al pueblo venezolano para participar en el intento de Golpe de Estado el pasado 30 de abril, no puede ser digerido sin antes conocer el papel que juegan el neo-imperialismo de las potencias, las guerras proxy, y las posturas de la comunidad internacional, en este conflicto local. 

Como se sabe, Estados Unidos se encuentra detrás de las acciones de Guaidó, y Rusia apoya al gobierno de Nicolás Maduro, un dictador. Este mismo escenario parecería ser una réplica de la guerra en Siria, que inició en el año 2011, y que ha terminado apenas hace unos meses. Recordemos que esta guerra, de igual manera, tenía a Estados Unidos como soporte de la sociedad civil y a Rusia detrás del gobierno de Bashar Al-Assad, quien también era un dictador. Si a esto se le añade que el terreno de guerra era un país sumamente rico en recursos naturales, entonces parece que la historia se repite. Pero no se trata de una coincidencia, sino de una estrategia neo-imperialista que ha estado presente en la agenda de política exterior norteamericana por décadas.  

Pero, ¿qué es el neo-imperialismo y por qué sigue siendo efectivo después de tanto tiempo? ¿acaso no se vuelve obsoleto?

El neo-imperialismo es un fenómeno intervencionista que se caracteriza por la entrada de una nación a otra de manera “justificada” pero con intenciones de servirse a sí misma a costa de pérdidas en el país donde se interviene. Aquí, el Estado ocupacionista se encarga de difundir un mensaje de paz y de “bienestar” para los habitantes del país en cuestión, lo cual viene acompañado casi siempre, de un cambio de régimen gubernamental. Cuando se habla del neo-imperialismo estadounidense, el discurso que se difunde es el del Estado democrático, como si se tratara de la forma de gobierno ideal a seguir en cualquier sistema sociopolítico, sin importar su pasado histórico, y como si la llegada de Estados Unidos fuera un sinónimo de ayuda desinteresada para con la humanidad. 

El neo-imperialismo se mantiene vigente porque hay una desigualdad profunda, y una evidente vulnerabilidad en múltiples Estados respecto a las potencias militares como la rusa o la estadounidense; lo que desgraciadamente sigue pareciendo una oportunidad a sus ojos. En ocasiones, las potencias utilizan su poderío solo para infundir terror y fundamentar sus amenazas de poder duro, con capacidad militar; por lo que quienes hacen el “trabajo sucio” en realidad, son las tropas del gobierno local y los movimientos civiles que se ven involucrados en las marchas y las masacres. A esta estrategia se le conoce como Guerra Indirecta, o Proxy War; y como su nombre lo dice, busca que otros peleen mientras quienes están detrás de esto, son otros actores. La definición de una Proxy War embona con los sucesos en venezuela, y a estas alturas, es muy probable que comience a desarrollarse con el paso del tiempo .

Ahora, otro punto importante es el del posicionamiento de la comunidad internacional en el conflicto, ya que hace de la problemática, un tema global. Hace algunas semanas, venezolanos en México y miembros de la comunidad mexicana, realizaban manifestaciones afuera de Palacio de Gobierno y ejercían su derecho a la libre expresión por las redes sociales, para mostrar su inconformidad con la postura neutral de México. Esto, puesto que al parecer de muchos, el lado correcto del conflicto, es el de la sociedad civil de Venezuela. No obstante, es importante considerar que optar por un bando en una potencial guerra civil, implica ganar enemigos, así como comprometerse a cumplir con la responsabilidad adquirida de luchar en pro de esa postura. Si se habla desde una perspectiva geopolítica e histórica, la opción para México, fuera de la neutralidad, es optar por apoyar a los Estados Unidos. Ahora, ¿qué pasaría si México dejara su neutralidad y decidera adoptar una postura?

Un caso de estudio, donde hay escenarios que podrían replicarse en el caso actual venezolano, es el de la Invasión de Irak en 2003, donde hubo consecuencias para los países que firmaron su alianza con Estados Unidos para la intervención territorial en nombre de la “lucha contra las armas de destrucción masiva”. Aquí, entre los países que se manifestaron públicamente a favor de la intervención, se encontraban España e Inglaterra; y entre los que se opusieron a ella, Francia, Bélgica, Rusia y China; lo cual polarizó a la comunidad internacional. Posterior a la firma del acuerdo donde se manifestaba que España enviaría tropas a Irak, tomó lugar el ataque del 11 de marzo donde explotaron múltiples bombas en los vagones del tren de Cercadías en Madrid. Más tarde, el 7 de julio de 2005, se supo de un ataque parecido en Londres, Inglaterra, donde murieron 56 personas y cientos terminaron heridas. Ambos ataques fueron perpetrados por el grupo de resistencia: Al-Qaeda, cuyo fundamento para la acción fue responder a las injusticias que el occidente estaba autorizando en el Medio Oriente. Este caso ilustra la idea de que la intervención extranjera puede contraatacar y crear choques entre los países que han optado por un bando en un conflicto internacional, por lo que el mensaje que se envía es el de pensar dos veces antes de entrar a una guerra indirecta. 

Entonces, si bien uno puede tener una percepción del bien y del mal en el conflicto de Venezuela y apoyar a una de las partes por medio de un juicio personal; entender la magnitud del conflicto y las posibles consecuencias del neo-imperialismo y las guerras indirectas, nos lleva a apoyar, e incluso a admirar la neutralidad mexicana.

#ReformaEducativa: Un enfoque en resultados

Comparte este artículo:

Antes de emitir un juicio, es fundamental conocer los hechos, las posturas involucradas en el tema, y el contexto en el que el evento se desarrolla. Luego, hay que aplicar un sentido de objetividad y de empatía para que el juicio que se decida emitir, no sea pasional o de valor, o que incluso afecte la libertad de los demás.

Aquí, un análisis de la Reforma Educativa de EPN, y los cambios que propone AMLO en el memorándum recientemente publicado. En este caso, hablaré de dicha Reforma desde un punto de vista de resultados, donde los protagonistas son quienes sufren (o se benefician) de ella; es decir, el alumnado y los maestros directamente involucrados. 

Primero, se hablará de la observación de la Reforma Educativa de Peña Nieto de 2012 a 2018, en cuanto a los resultados negativos. Dicha reforma llegó a medios de información internacionales como consecuencia de la protesta y la violencia que desató. Según New York Times en Español, se hacían notar tres posturas: a favor de la reforma; -principalmente actores del Sindicato Nacional de Maestros-, en contra de la reforma; -encabezada por los maestros afectados con la pérdida de sus empleos-, y por último, un punto de vista como outsider o actor ajeno; -donde se encuentra el sector de la sociedad que no conforma la esfera del conflicto central-. En la cobertura de NY Times, se habla de la batalla que se llevó a cabo en Nochixtlan, Oaxaca, entre los maestros de la zona y la Policía Federal. Ahí, fallecieron nueve maestros y más fueron arrestados por actos de rebeldía. Con esto, se muestra que el miedo a perder sus empleos, llevó a las personas a protestar de manera enfurecida. Recordemos que, en ocasiones, las situaciones de riesgo legitiman la violencia por parte de quienes viven dicho contexto, ya se ha visto en numerosas protestas estudiantiles y en levantamientos de armas de grupos guerrilleros. Es así que, hace falta una toma de decisiones de carácter público con base en el bienestar de las personas que se verán directamente impactadas por ellas y que contemple consecuencias largoplacistas. 

Por otro lado, los aspectos positivos de esta reforma de 2012 a 2018, yacían en las ideas: garantizar una educación de excelencia para los mexicanos por medio de la capacitación y evaluación docente, y evitar el desvío de fondos para el pago de nóminas. La motivación principal para la implementación era la deficiencia en el sistema educativo, la falta de preparación de los estudiantes y los bajos resultados en pruebas como la PISA, que demandaban acción por parte del sector gubernamental. Además, la herencia de plazas de maestros, era otro problema que merecía atención desde tiempo atrás. No obstante, el sexenio de difusión e implementación no dio suficiente tiempo para ver resultados tangibles en la mejora de la educación. Se predecían resultados, hasta diez años después de verla funcionar, y esto no dio cabida a que los involucrados directamente en las consecuencias de la reforma, vieran su rendimiento. 

El plan de AMLO respecto a la reforma, busca atacar estos y otros puntos débiles, pero no es del todo claro por sí mismo. El memorándum emitido el día 16 de abril de este año, pretende liberar a los presos por las protestas de maestros, unirse a manera de apoyo a las familias de los maestros fallecidos, poner en manos de la SHCP la nómina de profesores, y delegar a la SEP el manejo de la evaluación y regulación de plazas de maestros. Al igual que en el caso de la reforma por EPN, las ideas parecen atractivas cuando se encuentran escritas en papel; no obstante, habría que esperar a ver cuentas para determinar la bonificación de estos cambios a los ojos de alumnos y maestros. 

Con esto, volvemos al punto que hice en un inicio. Si se trata de medir con base en resultados y en el impacto esperado según las motivaciones originales de la gestión de EPN para poner la reforma en marcha, los resultados no son tangibles y mucho menos, positivos. Además de haber deficiencia en la enseñanza, estudiantes perdieron muchos días de clases en zonas vulnerables al sur de país, por lo que en lugar de verse a la merced del público principal, que son los niños, ellos terminaron por sufrir más. Respecto a la iniciativa de cambios que presenta AMLO, hace falta esperar para emitir un juicio basado en la realidad.

No es válido aferrarse a políticas públicas que no funcionan del todo y que traen más perjuicios que beneficios. Busquemos el cómo sí, que haya puntos a favor para todas (o la mayoría de) las partes involucradas, si bien no en el corto plazo, en el largo. Esto debe estar acompañado de una campaña publicitaria efectiva, transparente y objetiva de la política pública que se implementará, para que las personas tengan confianza de que el proceso rendirá frutos y que vale la pena formar parte de los reajustes y ser pacientes. Por el momento, es indispensable mantenerse al tanto de las acciones del ejecutivo actual sobre la Reforma, y sostener un juicio basado en los resultados que afectan a los alumnos y a los maestros, ya que su beneficio es la razón de que ésta exista en primer lugar. 

#QueremosAireLimpio: Cultura del transporte colectivo

Comparte este artículo:

El tema de seguridad ambiental ha sido tratado por muchos medios de información, que difunden noticias que alarman a la población al mostrar los índices de contaminación en el aire. Pero, exactamente ¿qué es la seguridad ambiental? ¿por qué es importante? ¿cómo se relaciona con el uso del transporte?

Según Geoffrey y David Dabelko, la seguridad ambiental “representa un paradigma alternativo para ordenar y para enfrentarse a ciertas amenazas en el mundo cada vez más interdependiente y con un medio ambiente cada vez más degradado”; con esto, la seguridad ambiental se refiere a las acciones correctivas a desempeñar para contrarrestar el daño al medio ambiente. 

Dicho daño, es el resultado de múltiples conductas humanas en el medio urbano, principalmente, de la dependencia y el uso excesivo de los vehículos motorizados. En el Área Metropolitana de Monterrey, se encuentra el municipio con la mayor proporción de automóviles por habitante; San Pedro Garza García, donde cada persona cuenta con 1.2 automóviles en promedio. Este dato fue proporcionado por el actual alcalde del municipio, Miguel Treviño, en el panel “Contaminación: ¿Es esta la ciudad que queremos?”, organizado por la SALED del Tec de Monterrey, el 8 de abril del presente año. Esto es alarmante y desencadena preguntas como, ¿por qué hay tantos autos en manchas urbanas como esta? ¿es necesario que los haya? 

La respuesta a la primera de las preguntas es extensa. Un parte de ella hace referencia a la falta de disposición para usar el transporte público, lo que está relacionado con la falta de acceso al mismo y su deficiencia ecológica y sustentable. No obstante, es importante reconocer que el problema vial se debe a la motivación para usar este tipo de transporte, y no solamente a su ausencia. La organización geográfica de las ciudades y su conjugación con el crecimiento de la concentración poblacional es en el fondo, la raíz del caos vial. En el Área Metropolitana de Monterrey, y en muchas otras ciudades de México y del mundo, las zonas habitacionales se encuentran considerablemente lejos de empresas y universidades, lo que obliga a los habitantes a hacer uso de vehículos motorizados para llegar a (y regresar de) sus destinos, a diario. Es por esto que, la opción de trasladarse activamente; es decir, de usar una bicicleta o caminar para llegar al lugar deseado, no es una opción para gran parte de los viajes que las personas realizan día tras día en el AMM. De aquí nace la inevitabilidad de usar dichos medios de transporte. 

Ahora, si bien no es viable reubicar oficinas y escuelas para que se encuentren cerca de las zonas habitacionales de la ciudad; la gestión y adaptación del sistema de transporte público, sí lo es. Y se trata de una demanda real y urgente. Pero, ¿es la falta de acceso al transporte público de calidad, ecológico y accesible, el único impedimento para que los regios hagan uso de él? En caso de que éste exista, ¿se reducirían los problemas viales en el AMM? 

Recordemos que vivimos en una sociedad fragmentada, donde la idea de contar con un automóvil para uso individual, representa para muchas personas un sinónimo de prestigio y evidencia de abundante poder adquisitivo. En otras palabras, se percibe el uso del automóvil como un acto que va más allá de un mero traslado, y apela a la comodidad y placer de los conductores. Una postura de esta naturaleza y la constante justificación del automóvil para uso individual por encima de los medios colectivos, ya que “para eso tengo coche”, tiene un poder más grande que los esfuerzos de la esfera pública por invertir en el transporte público sostenible y confiable. Esta baja de conciencia cívica debe cambiar para volver a tener aire limpio en la ciudad.

Trabajemos en pro de la cultura de uso del transporte colectivo. Dejemos de alimentar el discurso consumista y clasista que nos lleva a desechar la idea de utilizar el transporte público. Demandemos a las autoridades gubernamentales, construcción de la infraestructura de este transporte, y sumémonos a la solución en lugar de sumarnos al problema.