Confirma AMLO fin de la corrupción y el influyentismo

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en su gobierno se acabó el influyentismo y el moche. Por lo que ya no se entregará dinero a las organizaciones.

“Hay una situación distinta, ya no hay influyentismo, antes habían proveedores que tenían influencia que por eso ganaban las licitaciones, ahora ya no existe eso, no hay influyentismo, no se permite ninguna trampa, ya se acabó lo del moche. Como decía el gran actor Héctor Suárez: ‘no hay, no hay, no hay’ se acabó la corrupción, aquí vuelvo a decir no se va a entregar dinero a organizaciones, como era antes, no van a haber partidas de moche que repartan diputados a gobierno estatales, a gobiernos municipales, y no se acepta el influyentismo”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa matutina.

Por otro lado, reiteró que en su gobierno no habrá impunidad.

“Si hay por ahí quienes están pidiendo moches o extorsionando pues van a ser castigados, van a ir a la cárcel y también no esta de más que ahora la corrupción es delito grave y no se tiene derecho a fianza, para que se sepa, y es el funcionario y es también el que soborna, ya se acabó la corrupción, ya puedo decir, aunque no les guste a los adversarios conservadores, ya puedo decirlo, se acabó”.

Por último, pidió que todos los casos de corrupción que se detecten sean denunciados ante las instancias correspondientes.

AMLO celebra el fin de la “era Deschamps” en Pemex

Comparte este artículo:

La mañana del jueves, el presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la renuncia del ahora ex líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) que ejercía una influencia importante en la empresa gubernamental Pemex, Carlos Romero Deschamps.

En conferencia matutina, AMLO destacó que Deschamps no haya involucrado a la institución para poder resolver el tema de las denuncias en su contra, así mismo comentó que le alegra que se haya dado la salida sin violencia luego de 26 años de haber laborado frente al sindicato para poder enfrentar las acusaciones de corrupción.

El fin de una era

A modo de un comentario para demás líderes sindicales añadió: “A ver, sí tienen cuentas pendientes, o hay denuncias contra los servidores públicos, los dirigentes sindicales, no involucrar a la institución, sino hacerse a un lado, pedir licencia, o renunciar, y enfrentar el tema personal en la fiscalía que es autónoma, que es independiente. Qué bien que se están dando estas cosas“.

Comentó que este suceso marca el fin de una era y el inicio de una nueva etapa en la que se terminan los ciclos en los que los dirigentes sindicales duraban mucho y se enriquecían.

Se termina el ciclo de un dirigente que tardó mucho tiempo en la conducción del Sindicato Petrolero. Ahora tiene que respetarse a los trabajadores para que, de manera libre, elijan a sus representantes“, comentó el presidente.

Finalmente concluyó que la nueva legislación laboral busca no intervenir en la vida interna de los sindicatos, por lo que no debe poner o quitar líderes.

Con información de Forbes y El Financiero

 

AMLO dice que Ejército ha tenido comportamiento ejemplar

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que las Fuerzas Armadas han tenido un comportamiento ejemplar y que actúan con respeto a los derechos humanos, esto ante los ataques que han recibido las fuerzas castrenses en algunos poblados del país.

“Es que podemos demostrar de como los militares están actuando con muchísimo respeto a los derechos humanos, es un actitud ejemplar, si me preguntan después del pueblo de México, qué sector me ayuda más, diría sin duda las Fuerzas Armadas”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

Cabe recordar que en los meses pasados han circulado videos en redes sociales donde las fuerzas armadas, son desarmadas y hasta amedrentadas por ciudadanos.

AMLO le responde a Calderón por critica a apoyos a jóvenes

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador le respondió al ex presidente Felipe Calderón, quien criticó que se le dé dinero a los jóvenes y mejor enfocar esos recursos a las policías.

“Ahí hay una diferencias, yo no estoy de acuerdo con eso y eso nos hace completamente distintos, yo si creo que se tiene que atender a los jóvenes que es fundamental y que el error de él y de los otros gobernantes fue darle la espalda a los jóvenes”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

Por otro lado, el mandatario dijo que los que forman su gobierno piensan igual que el, y no como el ex presidente panista.

AMLO consideró que reiteró que el no cree que los seres humanos sean malos por naturaleza, sino que son las circunstancias, y es por eso que se enfoca en atender las causas que generaron la violencia.

“Es increíble que luego de lo que sucedió, luego de que Calderón sin elementos declaró la guerra al narcotráfico, y todavía después de todo ese saldo funesto este pensando en lo mismo, es increíble, pero no solo es Calderón, en abono a él, es toda una corriente de pensamiento”, señaló el presidente.

“No ayuda quien solo ve por sus intereses”, AMLO sobre conflicto morenista en el Senado

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador evitó dar su opinión sobre el conflicto de Morena en el Senado, esto después de que el senador Ricardo Monreal ‘tirará’ a Martí Batres de la Presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara Alta.

El mandatario aseguró que el tema es una cuestión partidista, del Poder Legislativo, por lo que no le corresponde.

“Yo no estoy participando en cuestiones partidistas, se trata del Poder Legislativo. Lo que creo, no solo para este caso sino para otros, aplica parejo el que nos dedicamos al nombre oficio de la política tenemos que actuar poniendo por delante los ideales, los principios, y le debemos profesar un profundo amor al pueblo”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

Además, señaló que quienes ven por sus intereses, no ayudan.

“No ayudan quienes solamente piensan en sus intereses personales, debe haber mística, entrega total a la causa pública, no son los cargos lo que debe de importar sino la contribución a los cambios, en este caso a la transformación del país”.

El político tabasqueño descarto que la pugna que sostienen los líderes de Morena en el Senado no frenará las reformas propuestas desde el Poder ejecutivo.

 

“Proceso hace periodismo que administra el conflicto, el caos, el amarillismo”, acusa AMLO

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador se lanzo de nueva cuenta en contra de la Revista Proceso, al reiterar que es “conservadora”, además de ahora adecuara que el semanario sólo “administra el conflicto, el caos, el amarillismo” y no se propone transformar la realidad con la “excusa de que son independientes”.

El nuevo ataque en contra de ese medio periodístico se dieron despeñes de referirse a la entrevista que el ex titular del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Gonzálo Hernández Licona.

“¿Por que conservadora? También para aclarar. Porque son partidarios de mantener el estatus quo, son partidarios de que las cosas sigan igual, ese es el periodismo que administra el conflicto, el caos, el amarillismo, que no se propone a transformar la realidad porque la excusa es de que son independientes”, dijo López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

“Nada más es análisis de la realidad, dar a conocer la realidad, no transformarla. Ese es nuestro diferendo con ese periodismo, porque el periodismo en las épocas de transformación en México sí ha contribuido a la transformación de la realidad”, agregó.

“Entonces, ayer de nuevo en el Proceso declara este señor (Hernández Licona), o se le atribuye la declaración, de que yo estoy incumpliendo mi compromiso de atender a los pueblos, porque va a haber austeridad en el Coneval. Y ¿qué contesté ayer? Le puedo demostrar que, como nunca, se están destinado recursos a los pobres y que no somos demagogos, que somos consecuentes. Nunca en la historia del país se habían destinado tantos recursos para atender a la gente humilde, a la gente pobre del país. Entonces, en la revista, en la portada, destacan la incongruencia supuesta de mi parte, que estoy abandonando mi compromiso, de que, por el bien de todos, primero los pobres. Miren como estará la manipulación que el mismo ser del Coneval aclaro diciendo que le habían manipulado la declaración. Cuando hablo de amarillismo me refiero a eso también, el sacar de contexto una declaración y destacar lo alarmista”, detalló el mandatario.

El político tabasqueño aseguró que sus declaraciones no afectan la libertad de expresión y mucho menos atentan contra la libertad de prensa, y reiteró que Cuatro Transformación nada es intocable, tanto presidente y los medios pueden ser cuestionados, pues el que manda es el pueblo.

AMLO ‘batea’ parámetros del FMI, “no sirven” dice

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que los parámetros del Fondo Monetario Internacional (FMI) para medir el crecimiento económico “no sirven” e insistió en que sí se llegará a al 2% de crecimiento este año.

“¿Ya volvieron a bajarla? ¿Mantienen su apuesta? Sí, sí. Miren, no le tengo mucha confianza a esos organismos internacionales… ¿Qué autoridad moral tienen, con todo respeto? No vamos  renunciar a esos organismos, formamos parte del sistema económico mundial. Ellos no van a decidir la política de México, ¿ya es muy difícil que se alcance el 2%? No sabemos”, sostuvo el López Obrador en su conferencia mañanera.

“Los convoco a los del FMI, a los expertos, a los tecnócratas, a los nostálgicos del neoliberalismo, para ver si es lo mismo crecimiento que desarrollo. Nosotros ya no vamos a usar crecimiento como parámetro, porque eso es acumulación de riqueza, solo unos cuantos. Ya no se pueden utilizar los mismos parámetros, no sirven, no funcionan”, aseguró el mandatario.

Hoy por la mañana el FMI redujo el pronóstico de crecimiento de México para el 2019 de 1.6% a 0.9%, mientras que para el 2020 lo mantuvo en 1.9%.

El doble filo de las mañaneras

Comparte este artículo:

Hay a quienes les gustan, quienes se oponen, quienes las ven por trabajo, por gusto, por morbo e inclusive quienes nunca han visto una de las conferencias de prensa matutinas del presidente Andrés Manuel López Obrador. Lo indiscutible es que es un ejercicio de apertura sin precedentes en México y posiblemente el mundo. 

Las mañaneras, como se les llama coloquialmente, generalmente son utilizadas por el Gobierno para marcar la agenda, ya sea para anunciar la creación de un nuevo instituto, para resaltar logros alcanzados o para restar importancia a temas que le resultan incómodos a la Administración. Hasta el momento, las conferencias matutinas han contenido: señalamientos por escándalos de corrupción, respuestas a los ataques del presidente Donald Trump, quejas y críticas a gobiernos anteriores por múltiples problemáticas actuales, promoción para la venta vehículos oficiales, anécdotas de béisbol, anuncios sobre nuevos proyectos y programas -de los cuales algunas veces los propios titulares de las dependencias responsables no están enterados-, estimaciones sobre el futuro de la economía y muchas cosas más. 

Estos pasados 6 meses hemos visto periodistas de medios reconocidos y algunos no tan reconocidos tener la oportunidad de hacerle preguntas al presidente. Dichas intervenciones a menudo resultan ser adulaciones y preguntas a modo que solamente sirven para que el mandatario promueva y resalte los logros en este corto periodo de tiempo o para que justifique decisiones polémicas y situaciones adversas. De la misma manera, a través de este ejercicio, se ha logrado cuestionar al presidente y ponerlo en aprietos más de una vez. Tal es el caso de las preguntas realizadas por el reconocido periodista Jorge Ramos con relación a las cifras de los homicidios actuales, que si bien el presidente terminó desestimando con un simple “yo tengo otra información”, debemos reconocer que le ofreció la posibilidad de subir al escenario y en ningún momento coartó ni impidió de manera abrupta que el periodista siguiera realizando preguntas, con lo cual el periodista puso en evidencia la escalada de violencia que se vive en el país y para la cual parece no haber solución (al menos hasta el momento). 

Algo similar ocurrió hace un par de días, posterior a que la Administración presentara -a modo- los pagos realizados a medios de comunicación por el gobierno anterior. En dicha lista aparecían nombres conocidos como el de Joaquín López Dóriga, Adela Micha, Callo de Hacha, Animal Político y Ricardo Rocha, lo cual terminó jugando en contra del Gobierno, ya que cuestionar la ética laboral y rigor periodístico del portal Animal Político resultó, por decir lo menos, absurdo, en vigor de que dicho portal llevó a cabo una de las investigaciones más dañinas para el mandato del expresidente Peña Nieto: La Estafa Maestra. Asimismo, días después, el periodista Ricardo Rocha tuvo oportunidad de encarar al presidente, precisamente en una conferencia matutina, al defenderse por aparecer en la lista bajo premisas falsas de haber pertenecido a la dirección o los consejos de las empresas publicadas, por lo cual el presidente Andrés Manuel no tuvo más remedio que reconocer la labor periodística de Ricardo Rocha y agradecer los espacios que en su momento le otorgó.

Estos 3 hechos, entre algunos más que se han derivado de las conferencias mañaneras, han puesto en jaque a la oficina de la Presidencia y claramente han jugado en contra de la idea de marcar agenda y promocionar las buenas acciones del gobierno. Es por lo anterior que debemos reconocer la apertura mostrada por el presidente para ser cuestionado en tiempo real y con micrófono abierto sobre diversos temas, y aunque muchas veces las respuestas son vagas, imprecisas e inclusive falsas, el protocolo de conferencias mañaneras supone un ejercicio de apertura nunca antes visto y que en momentos podría percibirse como un riesgo reputacional para el Gobierno, sobre lo cual, continuaremos escribiendo en otra columna.

AMLO suspende transmisiones de #LaMañanera en seis estados

Comparte este artículo:

El presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó que se cancele la transmisión de sus conferencias matutinas en seis estados donde habrá elecciones, específicamente en Aguascalientes, Baja California, Durango, Puebla, Quintana Roo y Tamaulipas.

El día de ayer el Instituto Nacional Electoral (INE) anunció que analizaría una queda del Partido Acción Nacional (PAN), donde califican las “mañaneras” como propaganda.

Hoy, López Obrador no se espero a la resolución y dijo que a partir de mañana u hoy, si es que hay algún evento por la tarde, ya no se televisarán sus eventos.

“No hace falta que nos manden una notificación, estoy de acuerdo que no se transmitan las conferencias en donde hay elecciones. Que ya en lo que nos corresponde a nosotros, a partir de mañana ya no se transmiten, bueno, de hoy si tenemos algo por la tarde”, dijo López Obrador en su conferencia matutina.

La delgada línea de pixeles #2

Comparte este artículo:

Hasta hace varios años -en algún punto de mis estudios profesionales- no batallaba para despertarme. Se escuchaba el despertador y casi saltaba, volaba de la cama, y en dos o tres minutos ya tenía puestos mis lentes de contacto y me estaba metiendo a bañar. De niño el asunto era aún más extremo: me levantaba a las cinco de la mañana, sin despertador y del mejor humor posible, a esperar a que terminaran los infomerciales y empezaran las caricaturas. Luego perdí la costumbre, ahora soy esclavo del snooze. No sé si podría levantarme de nuevo tan temprano y con tanto ánimo. Tal vez con la motivación adecuada. Para México, en los últimos meses, ha surgido un tipo de motivación: La Mañanera. 

El presidente López Obrador se levanta en algún punto incierto, 4:45 o 5:00 de la mañana, llega a su junta de seguridad a las seis, y tiene su conferencia de prensa a las siete. Este ejercicio repercute de muchas maneras; la principal es que básicamente define la agenda y la noticia del día, mantiene cierto control sobre la narrativa de “México”. La hipervelocidad de la carretera digital obliga a los medios a publicar rápidamente en línea su recuento de la mañanera. El resto del día se trata de alcanzar al presidente para el resto de los partidos políticos -a veces para su mismo partido- y para el resto de los medios y del país. En E.U.A. ha sucedido algo parecido, pero con ciertas diferencias claras. El presidente Trump, a través de su cuenta de Twitter, dispara a su manera para controlar la conversación. Cada nuevo tweet es, como con las mañaneras, un shot de adrenalina para los medios y los políticos, y para el público en general que los escuche.

Como decía, hay varias diferencias entre las maneras de comunicar de los presidentes. Una de ellas es el nivel de impredecibilidad. Es cierto que no siempre se saben todos los temas que se van a tratar en La Mañanera -si bien se tiene una idea de que ciertos temas no pueden evitar tocarse- pero sabemos que empezará alrededor de las siete, que va a haber preguntas, y últimamente que algún invitado intentará “viralizar” su cuestionamiento del presidente. En el caso de Trump, es casi imposible predecir sus patrones en Twitter. Más allá de que seguramente hará un comentario sobre algo que vio en Fox News, pareciera que permanecer impredecible es parte de la estrategia. Nos esperábamos los tweets de Witch Hunt y el incesante uso de mayúsculas, pero más allá de eso hemos visto desde decretos presidenciales, hasta memes e insultos de arenero.

Creo que hay otras dos grandes diferencias. La primera es el público que lo recibe y expande. La Mañanera va dirigido en principio a todos, se transmite gratuitamente por internet, pero en realidad son los medios y otros políticos quienes normalmente la ven, y luego la procesan para el resto. Los tweets de Trump van dirigidos también al público en general, y en este caso su disponibilidad hace que ese público, los medios, sus fans y sus críticos, lo vean con facilidad. Cualquiera ve un tweet  de Trump a cualquier hora, no todos ven una conferencia de prensa completa por la mañana.

La última gran diferencia, que estimo es la más importante, es que por parte de López Obrador parece haber un esfuerzo sincero de que se hable de política pública. Habrá errores, discusiones, evasiones de ciertos temas, pero en fin se habla de lo que se está intentando hacer en el país. Por parte de Trump casi todo parece girar alrededor de la idea del espectáculo, del “ve cómo se enojan por lo que puse” y “ve cómo mis fans saltan de alegría”. López Obrador al menos intenta un ejercicio democrático, con sus fallas; Trump busca crear Reality TV en menos de 280 caracteres.