Peña: el presidente que más ha viajado… a mitad de cada conflicto

Bien se sabe de las funciones que el poder ejecutivo debe cumplir durante el sexenio que fue electo; funciones como el cumplimiento de las propuestas establecidas en campaña, así como, en resumidas cuentas, llevar de manera óptima el rol de representante del pueblo mexicano de manera congruente.

Ahora bien, haciendo un repaso de estos cuatro años transcurridos de la presidencia de Enrique Peña Nieto, ¿Podemos decir que este ha realizado de forma “decente” sus funciones? Por el lado de representar a la ciudadanía en general, tomando en cuenta los escándalos de los que ha formado parte, como la casa blanca supuestamente comprada con recursos monetarios de su esposa, e igualmente, por el caso del avión presidencial, personalmente me inclinaría por un rotundo no.

¿Por qué? Por el simple hecho de que un presidente sensato, el cual observa como la mitad de los habitantes de la nación vive en condiciones de pobreza, tendría la vergüenza de no caer en estas situaciones, por simple solidaridad para con quienes lo votaron. Que si el avión ya había sido pedido por la administración pasada… considero que esta excusa para poder pavonearse en el mismo es tan válida como el video donde su señora esposa, Angélica Rivera, justifica su famoso inmueble valuado en millones.

Por otra parte, en cuanto a las propuestas que el actual ejecutivo trazó durante su campaña, cabría destacar aquellas que deben señalarse de carácter urgente, en virtud de un cumplimiento nulo a las mismas. A través del sitio web Aristegui Noticias (anexo la liga al final del artículo), se encuentran publicadas 23 propuestas que en su momento, Peña Nieto sostenía como parte de su campaña presidencial; en estas mismas caben destacar las más preocupantes, aquellas en las que, actualmente, se aprecia un avance nulo si no es que incluso regresivo.

Propuestas como “erradicar la pobreza alimentaria”, “ampliar la cobertura educativa” e “incrementar tres veces la inversión en ciencia y tecnología” muestran la manera deplorable en que nuestro actual presidente ha ostentado el cargo: la inversión en ciencia y tecnología sigue tan reducida como en décadas anteriores; en el caso de la pobreza alimentaria, basta con viajar al sur de México y observar como esta propuesta ha sido completamente ignorada. En cuanto a la ampliación de la cobertura educativa, que se puede decir si no que se ha caído en el cinismo total al vendernos una supuesta reforma educativa que se implementa a base de engaños y a punta de cañón.

Finalmente, si algo falta decir sobre el desempeño del ejecutivo es su representación frente a otras naciones: se le ha observado viajar constantemente hacia otros países con el fin de fortalecer los “lazos” con los mismos. Lo anterior resultaría aceptable para la mayoría de nosotros, si dichas acciones no se realizaran en este contexto: cada vez que ocurre un conflicto dentro de nuestro país.

Basta con recordar, eventos como la fuga de Joaquín “El chapo” Guzmán, en la que a Peña Nieto curiosamente le surgió la oportunidad de emprender un viaje una vez anunciado su escape; o bien, situaciones como lo ocurrido con los normalistas de Iguala, en donde de la misma forma, el ejecutivo tuvo la “necesidad” de viajar, cuando recién se había dado la noticia. Cabe resaltar también cuando fue el aniversario de la desaparición de los normalistas, nuestro ejecutivo experimentó la necesidad de viajar hacia Nueva York en medio de las protestas. Finalmente, habría que recordar un caso reciente, como lo ocurrido en Oaxaca, después de lo cual, nuestro presidente inmediatamente presenció la coincidencia de ser requerido en un dialogo con los países de América del Norte.

En resumidas cuentas, Enrique Peña Nieto no solo será recordado como el presidente que no cumplió con lo que prometía o como aquel cínico que vivía en lujos cuando su pueblo vivía en la miseria, sino que también será recordado como aquel presidente que, siempre que era requerido de urgencia, salía huyendo a otros países, con la excusa de representarnos internacionalmente.

Liga: http://aristeguinoticias.com/0705/post-elecciones/las-18-propuestas-de-enrique-pena-nieto/

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Pan y circo: Cómo se manipula a las masas

Bien se sabe de los artilugios que en la antigüedad empleaban o aprovechaban los gobiernos para mantener controlada a la población; casos que se remontan a la antigua Roma, donde se incurría al entretenimiento a través de peleas entre gladiadores, muestran claramente lo ancestral que resulta utilizar al elemento previo, y a los respectivos empleadores del mismo, para conservar a los ciudadanos ocupados y alejados de los asuntos que les conciernen directamente (dicho de otra forma, los asuntos políticos). La trascendencia de dichas maniobras ha sido tal, que en la época moderna han podido observarse estas mismas en nuestro país.

Ahora bien, cabe resaltar que, si bien los elementos repetitivos e hiperbólicos de tales recursos empleados por algunos medios de comunicación, logran aumentar considerablemente las posibilidades de distanciar (más de lo que ya esta) al mexicano de los asuntos públicos de la nación, estos no deben encuadrarse de forma absoluta en las infames “cortinas de humo”, o más recientemente “cajas chinas”.

Hay que ser realistas: no siempre es el gobierno el responsable de utilizar estos mismos recursos para el cometido mencionado anteriormente, si no que en diversas ocasiones aquellos llegan a ser el producto de tener unos medios con una ínfima calidad que han visto en programas y noticias que no cultivan el intelecto, la forma perfecta de mantener sus niveles de rating.

… casos que se remontan a la antigua Roma, donde se incurría al entretenimiento a través de peleas entre gladiadores, muestran claramente lo ancestral que resulta utilizar al elemento previo, y a los respectivos empleadores del mismo, para conservar a los ciudadanos ocupados y alejados de los asuntos que les conciernen directamente…

NO OBSTANTE, esto no quiere decir que los servidores públicos no tomen ventaja, por ejemplo, de la programación pobre y repetitiva en los canales principales de la televisión, para así poder realizar libremente sus prácticas habituales consistentes en engañar a los votantes, traicionarlos y saquear las arcas de la nación.

Asimismo, ejemplos no muy distantes del presente sobran; de los casos actuales, cabe mencionar a aquel famoso “romance”, entre el nuevamente capturado Joaquín “El chapo” Guzmán, y Kate del Castillo, el cual ocupó semanas al aire de los noticieros de las televisoras principales, y dentro de aquellas semanas, una conversación filtrada de whatssapp donde incluso se contaba con intérpretes que dramáticamente leían cada uno de los supuestos mensajes enviados por parte de la “aparente pareja”.

Definitivamente, tal dramatización de los supuestos hechos no solo resulta en una pérdida de espacio informativo que pudo ser ocupado en asuntos de mayor relevancia, sino que también insultan y degradan la inteligencia del mexicano. Tristemente, el mencionado caso no es el primero que se presencia. Es, igualmente destacable el suceso ocurrido hace un par de años, que ganó los reflectores mediáticos por más de un mes: el caso Paulette.

…esto no quiere decir que los servidores públicos no tomen ventaja, por ejemplo, de la programación pobre y repetitiva en los canales principales de la televisión, para así poder realizar libremente sus prácticas habituales consistentes en engañar a los votantes, traicionarlos y saquear las arcas de la nación.

Tocando el tema asiduamente por los presentadores de noticias en horarios estelares, dicho suceso despertaba diversas preguntas: Siendo México, un país catalogado como uno donde se violan constantemente los derechos humanos, donde hay un considerable número de desaparecidos y de fallecidos producto del narcotráfico ¿Por qué hubo tanto empeño, por parte de los noticieros, en un solo caso, siendo que hay miles de ellos en todo el país? ¿Por qué no se le dedicó (y se le dedica) la misma cobertura a los demás aún desaparecidos de México?

Tales interrogantes, aunadas a la incapacidad del gobierno para responder de manera fehaciente y efectiva a los problemas que encara la nación, así como la todavía pobre y vergonzosa programación que se aprecia por parte de las principales televisoras, nos dejan clara una cosa: o exigimos y luchamos por tener el gobierno que merecemos, o continuamos en este círculo vicioso, hasta que este llegue a las generaciones venideras.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

¿Rumbo a un “sexenio perdido”?

Ya han pasado 4 años desde aquel día en el que, luego de dos sexenios donde el Partido Acción Nacional se mantuvo en el poder ejecutivo, el Partido Revolucionario Institucional volvió a los pinos; para algunos, esto significó el regreso del autoritarismo y del estado de censura apreciable en décadas anteriores, para otros tal retorno simbolizó, la llegada de un PRI “renovado”, el cual podría brindar mejores resultados y contribuiría a “limpiar” la imagen que dicha agrupación había construido a lo largo del tiempo. Ahora bien, encontrándonos a dos años de cumplirse el sexenio del ejecutivo Enrique Peña Nieto, uno no puede evitar preguntarse: ¿Qué se ha ganado y que se ha perdido durante estos casi seis años de gobierno?

…pareciera ser que actualmente contamos con un gobierno que elude las propias leyes que dice defender, y en su lugar, da paso a una serie de acciones arbitrarias basadas en el beneficio individual y no en el bien común, mucho menos en los principios que posee la sociedad en su conjunto.

Entre lo que pudiera considerarse como aspectos de carácter positivo del casi sexenio de EPN, pudiera destacarse la captura de figuras prominentes que desde tiempo atrás los gobiernos previos habían intentado procesar, tanto de la esfera política como del crimen organizado. Entre ellos se pueden mencionar la líder sindical Elba Esther Gordillo, así como la lograda detención “doble” (hasta la fecha) de Joaquín Guzmán, alias “El Chapo”.

Ahora bien, en cuanto a los aspectos negativos que se han apreciado a lo largo de esta administración, se encuentra la clara y abierta complicidad entre ciertos sectores empresariales y el mandatario, Peña Nieto. Para ahondar en tal tópico, basta con ver la estrecha relación entre la empresa Grupo HIGA y el gobierno federal: desde el escabroso asunto de la casa blanca, así como el asunto del excesivamente caro avión presidencial hasta la actualidad con la situación en la comunidad de Xochicuautla, en la cual, policías federales junto con empleados de la empresa previamente mencionada, desalojaron a los habitantes de dicha comunidad con el fin de proceder a la demolición de tales hogares para iniciar la construcción de una carretera; a lo anterior se suma el hecho de que, además de atropellarse totalmente el respeto hacia los asentamientos de las agrupaciones de pueblos originarios, se atropella el derecho constitucional de amparo que cada mexicano posee: los habitantes de Xochicuautla habían obtenido la suspensión definitiva de la construcción de la mencionada carretera, el cual aseguraba la interrupción de la obra hasta haber finalizado el juicio de amparo.

Sumando la poca, si no es que nula, eficiencia de las “reformas estructurales” tan difundidas en su momento, e igualmente, el aumento de la violencia a lo largo del país y los abusos de autoridad, el gobierno de EPN pareciera encaminar al país a lo que podría denominarse, un sexenio perdido.

Por esto mismo, pareciera ser que actualmente contamos con un gobierno que elude las propias leyes que dice defender, y en su lugar, da paso a una serie de acciones arbitrarias basadas en el beneficio individual y no en el bien común, mucho menos en los principios que posee la sociedad en su conjunto. Sumando la poca, si no es que nula, eficiencia de las “reformas estructurales” tan difundidas en su momento, e igualmente, el aumento de la violencia a lo largo del país y los abusos de autoridad, el gobierno de EPN pareciera encaminar al país a lo que podría denominarse, un sexenio perdido. Se entiende como sexenio perdido a aquellas administraciones públicas, no solo ineficientes en los resultados y rendición de cuentas, sino también regresivas en lo que se refiere al avance de los derechos humanos y vinculación con la sociedad.

Considero que, a lo largo de estos cuatro años de gobierno, no solo no se ha avanzado, sino que se ha retrocedido en la mayoría de los ámbitos fundamentales: derechos, transparencia, desigualdad, unidad. Si no exigimos y dejamos claro que, en una democracia el pueblo decide su destino y el gobierno contribuye a la realización del mismo, (y no al revés) en unos años, además de contar a las nuevas generaciones como la nación pasó seis años de retrocesos y nulos avances, vamos a presenciar cómo pasa lo mismo con el gobierno de ese momento.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El paradigma de la Extradición: la solución ante la ineficiencia de las instituciones mexicanas

En últimos días, México ha acaparado los reflectores en las noticias internacionales a razón de la detención de un importante capo del narcotráfico, no sólo a nivel nacional, sino internacional: Joaquín Guzmán Loera, el “Chapo Guzmán”.

A raíz de la incapacidad que ha mostrado el Estado mexicano, se ha retomado el tema de la extradición de este capo a los Estados Unidos. Sin embargo, y a pesar de los antecedentes que se tienen, hasta el día de hoy no ha sido posible.

Hay que recordar que Guzmán Loera fue recapturado el pasado 8 de enero del presente año. A raíz de la incapacidad que ha mostrado el Estado mexicano, se ha retomado el tema de la extradición de este capo a los Estados Unidos. Sin embargo, y a pesar de los antecedentes que se tienen, hasta el día de hoy no ha sido posible.

A pesar de que el gobierno de los Estados Unidos sí solicitó formalmente la extradición de Guzmán Loera (el 25 de Junio de 2015, los Estados Unidos realizaron la petición a través de una nota diplomática, cuando Guzmán Loera se había fugado de la prisión de máxima seguridad el Altiplano el día 11 de Julio del mismo año) esta no ha sido satisfactoria.

Pero, ¿qué es en sí y que implica la extradición? Si bien el inicio del tratado de extradición de México y Estados Unidos se remonta a 1978, cuando ambos países firmaron con la intención y el deseo de crear justicia y de generar entre los dos una cooperación más estrecha en la lucha contra la delincuencia, las primeras extradiciones que se realizaron fueron hasta el año de 1995.

En este documento, señala que la extradición debe darse cuando:

Art. 1.- Las partes contratantes se comprometen a entregarse mutuamente, mientras exista una detención referente al tratado internacional, a las personas respecto de las cuales las autoridades ya hayan comenzado un procedimiento penal o que hayan sido declaradas responsables de un delito o que sean reclamadas por dichas autoridades para el cumplimiento de una condena de privación de libertad impuesta judicialmente, por un delito cometido dentro del territorio de la Parte requirente.

Art. 2.- Si el delito fue cometido fuera del territorio de la Parte interesada, la Parte requerida concederá la extradición si:

a) Sus leyes establecen el castigo de dicho delito cometido en circunstancias similares.
b) La persona reclamada es nacional de la Parte requirente, y esta tiene jurisdicción de acuerdo con sus leyes para juzgar dicha persona.

Dentro de este artículo se menciona que la persona también será calificada a la extradición si:

a) Por reconocimiento de cometer un delito; la asociación para prepararlo y ejecutarlo; o la participación.

Solo se concederá la extradición si se determina que las pruebas son suficientes.

Por otra parte se menciona en el tratado, en el apartado de pruebas necesarias, que solo se concederá la extradición si se determina que las pruebas son suficientes, conforme a las leyes de la Parte requerida, bien para justificar el enjuiciamiento del demandado si el delito del cual se le acusa hubiese sido cometido en ese lugar, para probar que es la persona condenada por los tribunales de la Parte requirente.

Además, en el tratado se menciona que cuando el delito por el cual se solicita la extradición sea bajo la pena de muerte conforme a las leyes del país que lo requiera (en este caso, Estados Unidos) y las leyes de la país requerido no permitan tal pena para ese delito, la extradición podrá ser rehusada, a menos que la Parte requirente provea las seguridades que la Parte requerida estime suficientes de que no se impondrá la pena de Muerte de que, si es impuesta, no será ejecutada.

En este apartado del tratado de extradición, el abogado de Guzmán Loera alias “El Chapo”, se beneficia al no mandar al capo a una prisión en Estados Unidos por el hecho de que en algunos de los estados cuentan con la pena de muerte puede abogar para que cumpla su condena solo en México.

Por qué recordemos que una de las principales razones de por qué México no efectúa la extradición es que, en la Constitución Mexicana, primero es el Derecho a la Vida por encima de todo.

Por qué recordemos que una de las principales razones de por qué México no efectúa la extradición es que, en la Constitución Mexicana, primero es el Derecho a la Vida por encima de todo.

¿Cómo se realiza la solicitud de extradición? Esta deberá estar a cargo de la Secretaria de Relaciones Exteriores por la vía diplomática; añadiendo que se necesita una copia certificada de la orden de aprehensión librada por un juez u otro funcionario judicial, en este caso de Estados Unidos, además de las pruebas que justificarían la aprehensión y enjuiciamiento del reclamado en caso de que el delito se hubiera cometido allí.

Ahora que se sabe un poco más sobre la extradición y cómo trabajan las partes, México ya ha realizado diversas extradiciones, entre ellas la de Edgar Valdez Villarreal (a) “Barbie” y a otros 12 capos por el delito de narcotráfico.

Los abogados que llevan el caso de “El Chapo Guzmán” han consolidado seis amparos contra la extradición, también advierten que primero se tendrá que emitir un juicio en México antes de que lo hagan en Estados Unidos.

Uno de los pros y contras que tiene la extradición del Chapo:

Pro: se hace justicia, porque también está siendo requerido por la justicia de Estados Unidos. Será encarcelando en cárcel de máxima seguridad, lo que “garantiza” que no se fugaría de nuevo. Es parte de los tratados binacionales. Señal de cooperación y voluntad entre ambos países.

Contra: La justicia mexicana no es suficiente, es ineficiente. No se confía en las instituciones o en el estado mexicano. Una tercera fuga podría resultar en gran golpe políticamente. El que no se extradite, manda una señal de que las instituciones mexicanas son sólidas aunque se puede interpretar que exista un miedo de las autoridades mexicanas al mandar al Capo más buscado del mundo a Estados Unidos y con esto solo empeoraría la situación.

Ahora solo se necesita esperar que se dicte sentencia y que todo resulte favorable para las autoridades mexicanas ya que con esto se tendría la aceptación de la sociedad, medios internacionales, comunidad internacional, etc.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El otro Joaquín que cayó la semana pasada

En esta semana, los periódicos, los columnistas y prensa en general están hablando del tema del momento que es la captura de Joaquín Guzmán Loera. Sin embargo, el jueves 7 de enero otro Joaquín, otro capo, otro omnipotente y omnipresente cayó, pero éste con poder legítimo. No lo tumbó el gobierno, sino la muerte que es más pareja.

Joaquín Gamboa Pascoe, el milenario líder de la CTM, falleció a los 93 años de edad dejando un legado turbio, oscuro y con pocos logros como lo que siempre ha ofrecido la CTM o “club de la eternidad” a sus agremiados.

Joaquín Gamboa Pascoe, el milenario líder de la CTM, falleció a los 93 años de edad dejando un legado turbio, oscuro y con pocos logros como lo que siempre ha ofrecido la CTM o “club de la eternidad” a sus agremiados.

Don Joaquín, compañero de facultad del expresidente López Portillo en los años 40, paradójicamente se vinculó al sector obrero sin jamás haber sido obrero. Trabajando como asesor legal en la Federación de Trabajadores del DF de su primer maestro Jesús Yuren fue donde tuvo su despegue espectacular.

Fue diputado federal en 1967 y senador en 1976; nunca tuvo carisma para ganar elecciones, por eso compitió en pocas. Hábil como sus maestros y jefes supo mantenerse vigente en la política por más de 40 años, reconoció a Fox y a Calderón en tiempos de crisis, a Peña Nieto en tiempos de gozo. Apadrinó a gobernadores, alcaldes, secretarios y presidentes.

A los 90 años, en un acto de auto-reconocimiento y vanidad se le manda hacer una estatua de sí mismo en las oficinas centrales del sindicato develándola él mismo acompañado de sus amigos, los políticos.

Siempre al estilo de la monarquía de la CTM, donde la renovación de sus líderes es infinita hasta que la muerte opine lo contrario, esperó pacientemente la muerte de sus jefes, Fidel Velázquez y Leonardo “La Güera” Rodríguez para llegar al puesto en 2005. A los 90 años, en un acto de auto-reconocimiento y vanidad se le manda hacer una estatua de sí mismo en las oficinas centrales del sindicato develándola él mismo acompañado de sus amigos, los políticos.

Se hizo famosa su frase: “¿Qué porque los trabajadores están jodidos, yo también debo estarlo? A mí nunca me verán descalzo ni de guaraches…”

Enemigo de la prensa y de las entrevistas, como buen líder sindical no admitía críticas, evaluaciones, despóticos, capaz de traicionar cualquier ideología con tal de mantenerse en el poder. Se hizo famosa su frase: “¿Qué porque los trabajadores están jodidos, yo también debo estarlo? A mí nunca me verán descalzo ni de guaraches…” al llegar a las conferencias de prensa en exclusivos automóviles Lincoln de importación.

Despótico, influyente, ostentoso, hijo del sindicalismo charro, padrino de la corrupción y vividor de los trabajadores: se va don Joaquín sin mucho que llorarle.

Oscuro y gris como él mismo; conservador, despótico, influyente, ostentoso, hijo del sindicalismo charro, padrino de la corrupción y vividor de los trabajadores: se va don Joaquín sin mucho que llorarle. Más han llorado los trabajadores que vivían como él decía “con la tripa a medio comer”. El emperador de la CTM ha muerto, el Cónclave del Vaticano de la CTM coronará al nuevo rey.

En su funeral, se lleva anécdotas, influencias, rumores, millones, los secretos de los presidentes y la abierta y cínica traición a los trabajadores… Donde quiera que esté, probablemente allá abajo, estará disfrutando con algún compadre un buen corte de L’Heritage, el restaurante francés de la Ciudad de México que tanto le gustaba.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”