Impeachment: EEUU, Trump y el Nuevo Orden Mundial

Comparte este artículo:

Estados Unidos es el país más poderoso del mundo, militar y económicamente, por eso resultó sorpresivo cuando Trump ganó la presidencia en 2016. Siendo alguien totalmente ajeno a la política destacó por sus comentarios sin filtros, frases pegajosas e ideas sencillas para “arreglar” la política de ese país. A más de dos años de presidencia de Donald Trump vemos un listado sin fin de escándalos y conflictos sin precedente.

Para entender la trascendencia de Trump es necesario conocer la historia de EEUU para convertirse en la superpotencia que es. Fue el primer país en independizarse en 1783. Después vivió 150 años de conquistas y compras de islas y territorios en el Caribe, Pacífico y América en los que destacan Alaska, Guam, Puerto Rico, Filipinas, Panamá, Hawai, entre otros. Al terminar la I GM en 1919 tiene una primera oportunidad de liderazgo, con la Liga de las Naciones, que desecha por un aislacionismo en los 20s y 30s. Posteriormente se involucra y gana la II GM pero ahora no deja pasar la oportunidad y toma un liderazgo como la nueva potencia global, siendo el único país de los Aliados que no terminó en ruinas.

La consolidación económica y política se da en 1945 con la creación de la ONU y el tratado de Bretton Woods, estableciendo el sistema económico global con el FMI y el BM además del Plan Marshall haciendo al dólar la divisa de mayor importancia global. Esto llevó al inevitable enfrentamiento con la URSS en la Guerra Fría. La lucha ideológica entre capitalismo y socialismo llevó a intervenciones directas e indirectas en todo el mundo (Corea 50, Cuba 61, Vietnam 60s, Iraq 90, América Latina 60s), todo con el fin de limitar el “socialismo”, siempre defendiendo sus intereses políticos y económicos. Al final EEUU sería el vencedor en 1991 y consolidaría su poderío global, autoproclamandose como “hacedores de paz” y policía internacional sin tener contrapeso alguno en el ámbito internacional.

Hasta el 2016 ningún actor político de EEUU había siquiera mencionado dejar ese lugar de superpotencia, hasta Donald Trump. El nuevo e inexperto presidente, con una mentalidad “mercantilista” muy simplista, no encuentra beneficio alguno en tener balanzas comerciales negativas y gastar tanto dinero en la protección de aliados si no pagan lo suficiente para merecerla. Así empieza un nuevo periodo de aislamiento internacional retirándose de tratados comerciales, políticos y militares que deja un vacío de poder al que China y Rusia se abalanzan inmediatamente.

Hoy China busca consolidar su poderío económico y político. Mediante proyectos de vital importancia está realizando una conquista económica territorial, como la de EEUU hace 150 años. Por un lado reviviendo la Ruta de Seda, ruta comercial de más de 1,500 años que conectaba Europa con el país asiático, ahora con trenes, carreteras y proyectos de infraestructura innovadores a través de todo Asia. Así como una ruta marítima-portuaria que conectará Europa, África y Asia hasta el Mar del Sur de China, donde el gigante asiático está construyendo islas artificiales y tomando el control de esa zona marítima, de manera ilegal, a fin de reforzar su principal acceso al mar.

A pesar de todos los escándalos de Trump, no había habido consecuencia alguna, pero lo sucedido hace una semana fue la gota que derramó el vaso. Un funcionario de inteligencia denunció anónimamente una llamada entre Trump y el presidente de Ucrania, donde a cambio de apoyo militar pedía investigar a Joe Biden, uno de sus principales contrincantes para la elección del 2020. Un claro abuso de poder por parte del presidente. Pero no nos dejemos engañar el juicio político a Trump tiene dos momentos clave, uno para el inicio de las investigaciones en la cámara de representantes, algo que sucederá con una clara mayoría demócrata. Y un segundo momento donde se determinará la inocencia o culpabilidad de Trump con 2/3 partes del senado, en donde es necesario que 20 senadores republicanos, del mismo partido de Trump, cambien su voto para sentenciarlo, algo que difícilmente se dará. 

En el mundo de hoy Putin logró en 15 años lo que la URSS no pudo en 40, ha puesto a EEUU de rodillas con una grave crisis política, Xi Jinping está aprovechando el momento expandiendo su influencia en todo el mundo. Y en todo este escenario serán unos cuantos senadores los que confirmen el inicio del fin de EEUU y dejen a Trump en el poder, o lo destituyan y empiecen un arduo y difícil camino de recuperación política y legitimidad mundial.

Joder con votar: cuatro años, cuatro elecciones

Comparte este artículo:

Cuando pensamos en elecciones, hay varios temas que seguramente a todos se nos vienen a la cabeza: candidatos, partidos, debates; mítines, spots, encuestas; publicidad, regalitos y promesas vacías. Pensamos en que hay que ir a votar: levantarse temprano, hacer fila, ir a tachar la boleta y después regresamos y ya. Ya hicimos nuestro trabajo. Pues ahora imagínate que tuvieras que pasar por esto todos los años. Si lo primero que pensaste es “qué flojera”, te informo que esto es más o menos lo que le ha tocado vivir a los españoles en los últimos tiempos.

Hace unos días, el presidente en funciones del gobierno, Pedro Sánchez, anunció que se convocará (nuevamente) a elecciones el día 10 de noviembre. ¿Y por qué? Porque no hubo manera en la que las fuerzas políticas se pusieran de acuerdo para formar gobierno. Cabe mencionar que, en un sistema parlamentario como España, votas por un partido y después entre ellos -en reuniones aparte o por WhatsApp, por qué no- se ponen de acuerdo y eligen al presidente. Es decir, no sabes quién será el presidente hasta tiempo después de los comicios.

¿Y cómo llegaron hasta este punto? Te lo cuento rapidito. En 2015 no se pudo formar gobierno dada la fragmentación política causada, entre otros temas, por la crisis económica. Las negociaciones no prosperaron y en 2016 se convocó a elecciones. Dos años después, el congreso decidió destituir al presidente y llegó el actual. Meses después, incapaz de conseguir apoyos para que se aprobara el presupuesto, Sánchez tuvo que adelantar las elecciones para este mes de abril. De estas elecciones no salieron acuerdos y ahora en noviembre, pues ni modo, otra vez a votar, porque si no, pues no hay gobierno. Y el ciclo puede estar así todo el tiempo que sea necesario.

¿Y por qué no se pueden poner de acuerdo? No hace falta ser un experto ni mucho menos para hacer una valoración rápida de lo que pasa: el poder por el poder. Todos quieren un pedazo del pastel. Un pastel que, a diferencia de lo que pasa en nuestro país, sí o sí se tiene que repartir. Decidir quiénes se quedarían con los puestos de poder fue lo que terminó enemistando a las dos fuerzas de izquierda (PSOE y Podemos) y por eso no hay gobierno. En México esto no pasa. Estamos acostumbrados a que el que gana, gana todo. No importa si gana con un 38% (EPN) o un 53% (AMLO): si ganas, no tienes que andar negociando nada con los otros.

Pero ¿qué será mejor: saber que igual y por el que yo vote no va a ganar o votar y esperar a ver si se acuerdan de que voté por ellos para que hagan gobierno y no para que se estén peleando por los puestos?

En España hay frustración, desencanto y coraje. Los españoles están cansados. La gente está harta de los políticos y de la política. Quieren que las cosas salgan de una vez y quieren olvidarse y volver a sus vidas normales. Quieren que los dejen vivir y por eso ven estas nuevas elecciones más como una carga que como un momento coyuntural en la vida política de su país. “Hostia, joder con votar, tío”

Capaz que esto no acaba aquí y el año que viene vuelve a haber elecciones. Como dicen por ahí, no hay quinto malo. La historia de nunca acabar… O a lo mejor y sí, quién sabe. Ya veremos.

“No importa cuanto crezcamos, mientras haya dinero para invertir”: Slim

Comparte este artículo:

El empresario Carlos Slim aseguró que no importa cuánto sea el crecimiento económico, si 2% o incluso 0, que lo importante es que haya recursos para invertir en grandes proyectos que causarán que el dinero fluya.

Lo dicho por el presidente de Grupo Carso, fue durante la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, donde dieron a conocer el acuerdo entre el gobierno y empresarios sobre los gasoductos.

“El crecimiento puede ser cero o 2 o 0.2 o 0.8 por ciento, no es importante, lo importante es que esta así porque no ha habido esa gran inversión”, dijo Slim.

Por otro lado, el empresario manifestó que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador planea grandes proyecto, los cuales podrían generar empleo y actividad económica.

Recordó que en Europa, Estados Unidos y Japón la tasa de interés es negativa y México es un “paraíso” en el que los empresarios pueden tener el 8% con alternativas a largo plazo, como los previstos en el sureste o el aeropuerto.

Por último, Slim se dijo confiado en que México podrá crecer económicamente en el corto plazo, pero no este año, y reiteró que eso es intrascendente.

“Vamos a crecer bien y pronto, no este año… no sé si crezcamos o no crezcamos, es intrascendente. Lo relevante es que hay un potencial y grandes posibilidades de crecimiento”.

Boris Johnson choca en llamada telefónica con el Primer Ministro irlandés

Comparte este artículo:

Después de casi una semana desde asumir el rol de primer ministro, Boris Johnson mantuvo una llamada telefónica con su homólogo de la República de Irlanda, Leo Varadkar. Dicho encuentro es de vital importancia para las negociaciones del Brexit, ya que el Reino Unido tiene una sola frontera física con la Unión Europea, aquella entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.

Según reportes de la oficina de Johnson al igual que la de Varadkar, ambos chocaron por el tema del backstop, el cual haría que el Norte de Irlanda permaneciera en la unión aduanera de la UE como si fuese todavía un territorio miembro. El Taoiseach (como así se conoce al primer ministro irlandés) enfatizó que el backstop era una consecuencia del último gobierno del Reino Unido y que no podía ponerse a discusión. Por otro lado, Johnson reafirmó su promesa que los británicos se irían “sí o sí” de la UE el 31 de octubre, ya sea con un acuerdo sin el backstop o sin acuerdo.

Johnson y otras secciones del Partido Conservador se oponen vehementemente a la medida, ya que consideran que entregarían un “Semi-Brexit”o peor, que sus aliados irlandeses abandonen el gobierno, posteriormente pierdan la mayoría en el parlamento y obliguen a llamar a elecciones generales.

Los Tories se encuentran en coalición con el Partido Unionista Democrático, un partido político irlandés que defiende a capa y espada la unión de los pueblos de Gran Bretaña. Por eso mismo, el backstop que haga que se trate diferente al Norte de Irlanda con respecto del resto del Reino Unido después del Brexit sería inaceptable para ellos.

En su primera gran prueba ante la UE, Johnson ha buscado reabrir las negociaciones sobre el acuerdo de salida preparado por su antecesora, Theresa May. No obstante, desde antes de la elección de Johnson, Europa colectivamente aseveró que dicho acuerdo ya no sería renegociado.

(Fuentes: The Guardian)

Reacciones desde la Unión Europea a la elección de Boris Johnson

Comparte este artículo:

Del otro lado del Canal Inglés, la llegada del controversial Boris Johnson al número 10 de Downing Street fue tomada con cautela por los actuales y futuros líderes de la Unión Europea.

La próxima presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, advirtió que vendrán “tiempos difíciles” y recalcó el “deber” de ambas partes con llegar a un acuerdo antes del 31 de octubre, de lo contrario el Reino Unido abandonaría la UE sin preparativos de absolutamente nada, sean temas de comercio internacional, migración, permisos de residencia para sus propios migrantes, etc.

Von der Leyen asumirá el cargo el día posterior a la fecha límite de las negociaciones.

Por otro lado, el negociador en jefe de la UE, Michel Barnier, aseguró en su cuenta de Twitter que buscará “trabajar constructivamente” con el nuevo Primer Ministro para “facilitar la ratificación” del acuerdo que se había preparado bajo el gobierno de Theresa May. Sin embargo, dicho pacto no es del agrado de Johnson, que ha comentado que para él éste está “muerto.” 

Finalmente, Jean-Claude Juncker, actual dirigente de la Comisión Europea, publicó una carta dirigida a Johnson con un tono más optimista, esperanzado de trabajar con él “de la mejor manera posible.”

(Fuente: The Guardian)

El claroscuro europeo: la derecha

Comparte este artículo:

El resurgimiento de la derecha y el retorno de los partidos de extrema derecha a la palestra sigue extendiéndose por Europa. En Grecia, el pasado fin de semana, Nueva Democracia, logró quitar del cargo al progresista Alexis Tsipras y hacerse del gobierno, lo que para el país podría supone tener una relación mucho más cómoda con el FMI, el Eurogrupo o la Alemania de Merkel. Sin embargo, tener como líder al conservador Kyriakos Mitsotakis implica tener un ministro cuyos familiares y allegados son famosos porque han vivido de la política por muchos años y siempre están rodeados de empresarios.

La confianza que dieron los europeos a las formaciones de izquierda parece ser que no cumplieron con las expectativas, pues poco a poco el electorado acude cada vez más a las urnas para castigarlos o de plano no van a votar. Sí, hay casos donde la izquierda sigue liderando el gobierno (España) y otros donde la alternativa al neofascismo apenas se impone (Francia), pero eso no quita que haya otros donde la presencia de partidos de derecha sea endémica (Alemania, Países Bajos, Polonia).

¿Por qué los europeos están regresando a las formaciones de derecha y quitan el voto de confianza a la izquierda? Porque encuentran en los conservadores y nacionalistas la esperanza de volver “al modelo de antes”; el deseo de vivir como en tiempo previo a la crisis y sentir como si no hubiera pasado nada. En términos económicos (que es por lo que realmente se mueven muchos asuntos políticos), tradicionalmente se asocia a la derecha con crecimiento. Pero claro, lo importante es leer las letras chiquitas y darse cuenta de que la macroeconomía no significa que la riqueza siga siendo acumulada entre algunos. De hecho, es completamente al revés.

Aunque en el horizonte se ve una época de vacas (muy) flacas para la izquierda, hay tres temas que, de ser utilizados de manera estratégica, pueden mantenerla vigente y quitar el foco del tropiezo en la gestión de la crisis: la reivindicación de los derechos de la mujer, el movimiento LGBT y la preocupación por el cambio climático. Los tres son cada vez más visibles y, por más obvio que parezca, la afinidad entre los seguidores de estos movimientos y las formaciones de izquierda tiene un origen en particular: todos ellos han compartido la trinchera ir en contra del statu quo y, por ende, se encuentran muy alejados de las formaciones políticas que defienden los valores tradicionales. ¿Les parecería congruente que, por ejemplo, el PAN aquí en México hablara de impuestos al carbón o al uso de combustibles fósiles? Pongo este ejemplo porque del tema de la familia, la mujer y la diversidad sexual no hace falta hablar para establecer mi punto.

Pero ¿es posible que las formaciones políticas puedan hacer suyas estas causas? A pesar de que siempre han existido partidos animalistas o verdes (no, el que tenemos en México no cuenta, de verdad), las otras dos causas mencionadas no suelen estar encasilladas en una única formación política. Un ejemplo podría ser el del partido progresista español “Podemos”. El más que guiño de hacerse con el electorado feminista en las pasadas elecciones -renombrando a su partido como “Unidas Podemos”- no es que le haya salido bien que digamos: el voto de la izquierda se concentró en el socialismo español (PSOE) y están prácticamente fuera de los cargos importantes del gobierno.

“El viejo mundo se muere. El nuevo tarda en aparecer. Y en ese claroscuro surgen los monstruos”, decía Antonio Gramsci, filósofo marxista, cuando hablaba sobre los cambios y la crisis. Y sí, los viejos monstruos de la intolerancia y la represión están resurgiendo, pero quienes son los primeros en combatirlos no pudieron ganar la batalla y ven en sus raíces el único refugio a los problemas. Vaya, en español, “más vale malo conocido que bueno por conocer”. ¿Será? Ojalá que no.

Brasil sigue talando: la deforestación del Amazonas aumenta 88% en un mes

Comparte este artículo:

En el segundo mes consecutivo de alzas en la deforestación amazónica, se reportó que 920 km cuadrados de la selva amazónica brasileña fue talada, un aumento del 88% con respecto al mes anterior.

Esto es equiparable a un área mayor a todo el municipio de Monterrey, de 894 km cuadrados.

Tan solo en los primeros 11 meses de la administración de Jair Bolsonaro, más de 4500 km cuadrados del Amazonas ha sido eliminados, sonando alertas para grupos ambientalistas, detractores del gobierno, al igual que otros gobiernos del mundo. La Unión Europea, que apenas la semana pasada cerró negociaciones con el Mercosur para un área de libre comercio, había dejado en claro que los compromisos con el medio ambiente eran clave para la firma eventual del tratado comercial. Inclusive se habló de cláusulas ambientales para asegurar el cumplimiento del Acuerdo Climático de París.

La oficina de la presidencia brasileña declinó comentar al respecto. El Ministro del Medio Ambiente, Ricardo Salles, simplemente afirmó que “estamos tomando todas las medidas para combatir la deforestación ilegal.”

“El Amazonas es un símbolo.”

Como el bosque tropical más grande del mundo, el cuidado del Amazonas resulta imprescindible ante la emergencia climática debido al calentamiento global. Brasil tiene el 60% de la selva dentro de sus fronteras, por lo que asesores del gobierno bolsonarista han llegado a despreciar la idea del Amazonas como patrimonio global. En palabras del General Augusto Herrera Pereira, “el Amazonas es brasileño, es la herencia de Brasil y debería ser tratado por Brasil únicamente para el beneficio de Brasil.”

Esta misma postura gubernamental va de la mano con actitudes más agresivas contra ONGs locales e internacionales, al argumentar que son “agentes extranjeros” que “esconden intereses estratégicos, económicos y geopolíticos.”

Según Paulo Adario, un estratega para Greenpeace, “todo indica” que la deforestación empeorará con Bolsonaro al mando. No obstante, rescató que si los daños al espacio verde llegan a ser mayúsculos, esto “será una pesadilla para Bolsonaro,” debido a la presión internacional.

“Esto es algo realmente importante desde un punto de vista internacional y brasileño, ya que el Amazonas es un símbolo.”

(Fuentes: The Guardian, O Globo y Bloomberg News)

La IAEA lo confirma: Irán viola el acuerdo nuclear

Comparte este artículo:

La Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA, por sus siglas en inglés) confirmó que la República Islámica de Irán violó las cantidades de uranio enriquecido acordadas en el histórico acuerdo de 2015. Los medios estatales confirmaron lo mismo; dejaron claro que la línea de acción es “reversible” si los países miembros europeos comienzan a “cumplir con lo suyo” también.

El Reino Unido ya confirmó que consulta “urgentemente” con sus compañeros qué pasos tomar. Europa ya había dicho que cualquier brecha en los detalles del acuerdo traería consecuencias; sin embargo, esperaban la confirmación de la IAEA para tomar cualquier decisión. Por otro lado, el ministro adjunto de relaciones exteriores ruso, Sergei Ryabkov, pidió que no se” dramatizaran” las acciones iraníes,  ya que eran “una consecuencia natural” de los eventos de los últimos años.

El Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, pidió a las partes europeas del acuerdo que pusieran sus propias sanciones contra Irán, para seguir así lo establecido en el acuerdo.

Irán confirmó que el incumplimiento fue premeditado como respuesta a las sanciones de Donald Trump y los EE.UU. El ministro de relaciones exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, afirmó que el próximo paso sería enriquecer el uranio a 20%, lo que lo pondría a pocos pasos de armar un arma nuclear. Este enriquecimiento comenzará en 10 días a menos que los europeos “tomen pasos prácticos y tangibles” para implementar Instex, el mecanismo iraní para facilitar el comercio y proteger a la economía persa de las medidas estadounidenses.

Instex permite que los bienes puedan ser comerciados entre empresas iraníes y extranjeras sin transacciones financieras directas.

El acontecimiento sigue a la situación inflamable que ha transcurrido en la región desde los ataques a buques petroleros en mayo de este año. Desde ese entonces, los EE.UU e Irán han llegado a las peores tensiones de su historia, al punto que los altos representantes de sus países, Donald Trump y el Ayatolá Alí Jamenei, llegaron a los insultos en Twitter.

(Fuente: BBC News)

Después de 20 años de negociaciones, la UE y el Mercosur logran acuerdo de libre comercio

Comparte este artículo:

Después de una demora de 20 años, el Mercosur y la Unión Europea finalmente llegaron a un acuerdo para establecer un tratado de libre comercio entre ambos bloques. Este proyecto, en contracorriente con la tendencia internacional, establecería un mercado que compone casi un cuarto del PIB global.

El 93% de los productos exportados del Mercosur ya no tendrían arancel alguno, mientras que el 7% restante mantendría un trato preferencial. Al mismo tiempo, tanto a bienes industriales como a los agrícolas, Europa liberalizaría sus productos en cuanto el tratado entre en vigor. El bloque sudamericano, por otra parte, tendría un plazo de 15 años para aplicar porcentajes arancelarios similares o iguales.

Las negociaciones, llevadas a cabo en Bruselas, fueron arduas por las preocupaciones de países con importantes industrias agrícolas, como lo son España y Francia. De hecho, el presidente Emmanuel Macron fue de los participantes más escépticos del tratado, tanto por el tema de agricultura como la desconfianza de Brasil ante sus obligaciones y compromisos medioambientales.

“La UE no puede ceder el paso a argumentos populistas y proteccionistas sobre la política comercial”

Aún falta que el texto final sea aprobado tanto por los Estados Miembros como por el Parlamento Europeo, por lo que las ganancias hechas por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay podrían reducirse.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, aprovechó la reunión del G20 en Osaka para verse con los líderes del Mercosur y celebrar el cierre de las negociaciones. Afirmó ante medios que “la UE no puede ceder el paso a argumentos populistas y proteccionistas sobre la política comercial”, efectivamente poniendo a Europa en un lugar antitético al proteccionismo visto por los EE.UU por ahora.

(Fuentes: El Clarín y El País)

#ElTalónDeAquiles: “La soledad”

Comparte este artículo:

En enero de 2018, Inglaterra nombró su primera ministra contra la soledad. Se reconoció así, tal vez por vez primera, la importancia de este tema en los tiempos modernos. Cifras indican que, en los países occidentales desarrollados, una de cada tres personas se siente habitual o frecuentemente, sola. En 2019, 28 % de los hogares canadienses están ocupados por una sola persona, una situación que nada tiene de excepcional. En España, por ejemplo, no solo el porcentaje es similar – 25,2% en 2016 – sino que además en 2017 una de cada diez personas dijo sentirse sola “con mucha frecuencia”. En Europa, en promedio 32,2% de la población está en dicha situación. Inglaterra no es el único país en reconocer el problema. Dinamarca creó un programa nacional para concientizar al público sobre las consecuencias de la soledad crónica. Se trata de un problema de salud pública que algunos no dudan en catalogar, no sin generar polémica, de epidemia. 

Claro, vivir solo no implica sufrir de soledad. Muchos escogen sanamente dicho estado, pues el mismo puede ser sinónimo de libertad e independencia. Además, un sentimiento transitorio u ocasional de soledad puede ser benéfico. La primera vez que viví solo tenía 23 años. Esa experiencia fue, en mi caso, como en la mayoría, muy formadora: gracias a ella me erigí como alguien autosuficiente, responsable, capaz de organizar mi vida eficazmente según mis intereses personales. Sin embargo, hay estudios que muestran que cuando es crónica, la soledad puede causar estrés, ansiedad, depresión, cardiopatías, cáncer, diabetes, suicidio, e incluso puede reducir la esperanza de vida de forma equivalente a fumar 15 cigarrillos diarios. En mi caso, la soledad actual no es necesariamente el producto de una decisión, sino el resultante, tal vez aleatorio, de una acumulación de hechos de vida. 

Ahora bien: ¿Qué hace que un sentimiento de soledad sea positivo o negativo? Al respecto, varias son las explicaciones que se pueden avanzar. Es posible afirmar que el debilitamiento de los vínculos colectivos de cohesión social (sindicatos, asociaciones civiles, comunales, etc.), un fenómeno que afecta más a los países desarrollados que a los del sur global, explica una individualización extrema que exacerba la precariedad social. Se puede también argüir que las redes sociales, en vez de crear comunidades, profundizan divisiones. Hoy, se puede tener cientos o miles de “amigos”, y ser simultáneamente incapaz de sintonizarse con alguien. Tampoco es raro ver jóvenes pasar fines de semana solos, inmersos en las redes sociales, o invirtiendo horas eternas en aplicaciones de encuentros fortuitos. El porcentaje de adolescentes estadounidenses que dice sentirse solo pasó de 26% en 2011 a 39% en 2017. En fin, hay grupos con mayor riesgo de sufrir aislamiento. Pensionados que pierden su pareja y cuyos hijos viven lejos, pueden experimentar mayor dificultad a lidiar con la soledad. En términos generales, los migrantes, las personas de la tercera edad, la comunidad LGBTQ, y las personas con algún tipo de discapacidad, entre otros, son grupos más vulnerables. 

Hace mucho tiempo decidí que la soledad no me impediría vivir una vida plena. Estoy seguro de que ser feliz es una decisión. Decidí entonces viajar adonde quisiera, cuando quisiera, ir al cine o al restaurante, pues concluí que la soledad no es excusa para alimentar la ignorancia. Pero, después de todo ese esfuerzo, cierto es que la plenitud parece más fácil alcanzar cuando se comparte. Poco importa la calidad de las amistades o la solidez de los lazos familiares, la soledad puede golpear un sábado por la noche, cuando no hay plan social, cuando se regresa de viaje sin que haya bienvenida, cuando la enfermedad no es compensada por atenciones especiales, cuando la bancarrota es posible si se pierde el empleo, o cuando se entra y se sale del hospital sin que nadie lo sepa. Y por ello es que hoy, doctores recetan horas de voluntariado, cursos de yoga, asistir a exposiciones, y otros, a aquellos que sufren de soledad. En un mundo de extremo individualismo en donde la esperanza de vida no deja de aumentar, es momento de comenzar a derribar muros para conversar sobre temas universales que nos pueden afectar a todos. Porque parece que se envejece como se vive, y si se vive solo, es probable que se envejezca solo.

Fernando A. Chinchilla

Montreal (Canadá), abril de 2019