Segundo Encuentro Nacional e Internacional de Mujeres Indígenas

Comparte este artículo:

Hoy se cumplió el último día del II Encuentro Nacional e Internacional de Mujeres Indígenas en Cxhab Wala Kiwe (Territorio del gran pueblo) en el departamento del Cauca.

Aquí se vieron concentradas algunas delegaciones de los diferentes territorios a nivel local, regional, nacional e internacional, donde mujeres defensoras de la vida y el territorio compartieron experiencias, saberes, desafíos y alternativas para la seguridad de las mujeres en el contexto de lucha que cada día afrontan como pueblos indígenas. 

Los puntos a resaltar del II Encuentro Nacional e Internacional de Mujeres Indígenas, que inició el 2 de octubre en el municipio de Santander de Quilichao, fueron: la experiencia y quehacer de las mujeres indígenas como defensoras y cuidadoras; el contexto en el cual llevan a cabo su lucha; y las estrategias para exigir la protección y seguridad de la vida.

La mayor Blanca Andrade, pidió el mantenerse en pie en la lucha y seguir defendiendo los derechos humanos. 

Nos toca que poner fuerza, seguir el camino los que estamos vivos. Y si nos matan no hay que tener miedo, porque la muerte es algo que espiritualmente continuamos, se muere la carne pero no nos morimos nosotras (…) como hace quinientos años que los españoles vinieron, masacraron, mataron, pero aquí estamos, quedaron algunas semillas”.

Las mujeres indígenas, señalaron la necesidad de fortalecer el conocimiento ancestral, para llevar a cabo una verdadera acción en la defensa de la familia, la comunidad y el propio territorio, donde las mujeres también reflexionen sobre el cómo crear otras alternativas en alianza con las autoridades y los propios pueblos para generar iniciativas económicas.

 

 

(Con información de Colombia Informa)

#ElTalónDeAquiles: “El precio de la paz”

Comparte este artículo:

El anuncio, en agosto de 2019, de “regreso a la guerra” de “Iván Márquez” (Luciano Marín Arango), “Jesús Santrich” (Seuxis Pausias Hernández Solarte) y de “El Paisa” (Hernán Darío Velásquez Saldarriaga), exlíderes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC), es una piedra más en el camino de un proceso de paz que no deja de sortear obstáculos. Pero no es sorpresa. Estas deserciones se inscriben en el repetitivo libreto histórico de la violencia colectiva en Colombia.

Desde su llegada al poder, el presidente Duque (2018-22), para muchos un títere del expresidente Uribe (2002-10), uno de los más ilustres enemigos del proceso de paz, negó la existencia histórica de un conflicto sociopolítico en su país. Pocas cosas molestan más a cualquier oposición armada, colombiana o no, que la negación de su existencia. Todavía en agosto de 2019, declaraba Duque a medios internacionales que lo que ha habido en Colombia es “terrorismo contra el Estado”. Y a pesar de que Emilio Archila, Consejero Presidencial para la Estabilización y Reincorporación, señala que la implementación del acuerdo avanza, también es cierto que más de 500 líderes de movimientos sociales y 150 exguerrilleros han sido asesinados desde 2016, año de la firma de los acuerdos de paz. 

Sin embargo, nada de eso es novedad. Al contrario: ese siempre ha sido el precio de la paz en Colombia. Es el precio que tuvo que pagar la Unión Patriótica (izquierda) de 1984 a 2002, cuando más de 4000 líderes civiles, incluyendo dos candidatos presidenciales, alcaldes, concejales, y otros, fueron asesinados. Es el precio para el M-19 (centroizquierda), entre otras guerrillas “pequeñas”, que decidieron desmovilizarse en el periodo 1990-92, y que vieron cómo sus líderes cayeron muertos. Es también la dinámica de la reproducción de la violencia en Colombia, como sucedió con el surgimiento de “bandas emergentes” o “criminales” (BACRIM) luego de la desaparición de las ultraderechistas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) en 2003. 

Para Márquez, negociador de las FARC en el proceso que condujo al acuerdo de 2016, somos testigos de la traición por parte de un Estado oligárquico, excluyente, y corrupto, incapaz de impedir los asesinatos políticos de sus ciudadanos. Para los enemigos del proceso, esta es la antesala de posibles alianzas de los disidentes con oscuros personajes como “Jhon 40”, quien se dice, desde 2012, intenta controlar las minas de oro y de coltán en el Amazonas colombiano, y que estaría traficando cocaína, armas, y lavando dinero. Realidades complejas admiten todo tipo interpretaciones, pero para efectos de este análisis, recuérdese que la teoría en resolución de conflictos identifica “saboteadores” de procesos de paz, es decir actores que deciden salirse de una pacificación, o no participar en ella, por diversas razones, entre ellas la incredulidad, el miedo a morir, o, en efecto, a perder las ganancias económicas provenientes del uso de la violencia. 

El máximo líder de las otras FARC, las Fuerzas Alternativas Revolucionaras del Común (nombre escogido por los exguerrilleros desmovilizados al momento de reintegrar la vida civil) “Timochenko” (Rodrigo Londoño), reafirma el “profundo compromiso” con la paz de la mayoría de los exguerrilleros, tesis confirmada por figuras como el expresidente Santos (2010-18) y Miguel Cevallos, Alto Comisionado para la Paz. Hoy, 84% de los 13,049 exguerrilleros registrados en la Oficina del Alto Comisionado para la paz reciben una “asignación mensual” equivalente al 90% del salario mínimo vigente, y aunque solo 18% está ligado a alguno de los 389 proyectos productivos aprobados por las agencias de reintegración, 98% de ellos sueña con tener su propio emprendimiento. Según Gallup, a pesar de que 67% de los colombianos cree que la implementación de los acuerdos es deficiente, el diálogo sigue siendo la mejor opción para el 64%. 

El estudio de los escenarios de postconflictos implica, como punto de partida, evitar meter en el mismo saco ideología, actividades criminales, e intereses económicos. Esto es cierto en cualquier parte del mundo, y lo es también en Colombia. Siendo las FARC un grupo fraccionado, es posible que diversos raciocinios expliquen la salida de unos y otros. El arte del analista está entonces en identificar la lógica detrás del acto de sabotaje, para elaborar políticas que no solo neutralicen el impacto de las deserciones, sino que eliminen sus causas. Se trata de ir más allá de “blindar” un proceso, y de trabajar para quebrar las lógicas estructurales e históricas de reproducción de la violencia, que hacen que el uso de las armas siga siendo una opción válida hoy. De lo contrario, más que testigos de intereses criminales o de traiciones estatales, presenciaremos como se repite, una y otra vez, la historia de desarme y rearme en Colombia. 

Fernando A. Chinchilla 

Luanda (Angola), 15 de septiembre de 2019

Colombia otorgará la nacionalidad a los bebés de inmigrantes venezolanos

Comparte este artículo:

El presidente de Colombia, Iván Duque, informó en una conferencia de prensa que se le otorgará la nacionalidad colombiana a más de 24,000 bebés de inmigrantes venezolanos. La medida aplicará a cualquier pareja venezolana que haya llegado al país de manera forzosa desde agosto del 2015 y estará en vigor por 2 años.

“Hoy apoyamos a los niños, apoyamos a estos pequeños indefensos que quieren tener el derecho a la ciudadanía y hoy decimos con mucho orgullo que son colombianos.” – Iván Duque, Presidente de Colombia

Más de 1.4 millones de venezolanos se han instalado en Colombia al huir de la crisis en Venezuela. En los últimos años, los refugiados e inmigrantes han extendido su demografía a personas de todos los estratos socioeconómicos. Sin embargo, el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino legítimo de Venezuela ha hecho que los consulados venezolanos no puedan registrar la documentación de los hijos de inmigrantes.

Los hijos de muchos de estos inmigrantes han estado en un limbo legal desde su nacimiento, sin papeles de identidad ni pruebas de ciudadanía de ningún país, por lo que la medida regularizaría su estado. Con esto, serían elegibles para servicios como los de salud y educación que requieren documentos de identificación.

A diferencia de Perú y otros países sudamericanos, Colombia no ha endurecido sus normas de migración frente al éxodo venezolano. En repetidas ocasiones, el presidente Duque ha alentado a los colombianos a ser solidarios con los inmigrantes, al decir que “nosotros sabemos hacer de la fraternidad un sentimiento de solidaridad” a pesar de tener “limitantes fiscales” y un “ingreso per cápita…. menor que otros países.”

(Fuente: Reuters y El Espectador)

#ElNidoDelGavilán: “Hablemos del futbol femenino”

Comparte este artículo:

Hablábamos hace un par de días sobre las copas masculinas del verano, la Copa América y la Copa Oro, que nos entregaron a dos campeones que cumplieron con su rol de favoritos, Brasil y México, respectivamente.

Sin embargo, el futbol femenino tuvo en la Copa Mundial Francia 2019 una vitrina para volverse a mostrar como producto a comercializarse en el mundo. Estados Unidos levantó la copa por cuarta vez para convertirse en la nación con más campeonatos mundiales en la historia del futbol femenino. No obstante, la calendarización del evento hizo que la final coincidiera el mismo con la final de los dos torneos masculinos.

En cada mundial femenino se ven más jugadoras profesionales, provienen de más ligas y de ligas cada día más fuertes. Holanda llegó a una final venciendo a potencias como Japón o Suecia, después de ganar una Eurocopa. En la América Latina, Jamaica, Argentina y Colombia vienen realizando un progreso interesante en busca de emular a Brasil, la potencia latinoamericana en la materia.

Históricamente, el futbol femenino ha permanecido rezagado frente al masculino en todos sus aspectos: Infraestructura, volumen de ventas, desarrollo profesional, desarrollo directivo, salarios, entre otros. Por decir un ejemplo, en varones, Francia se llevó 38 millones de dólares por su título en 2018; en mujeres, Estados Unidos se llevó 4 millones. Sin embargo, poco a poco, se ven cambios para reducir la enorme brecha que existe. Voces como la de Megan Rapinoe ayudan a visibilizar el deporte, a generar respuestas a las demandas y que ponen ese activismo necesario para impulsar el futbol femenino. Es interesante que su nombre se ve en muchos lados, pero pocos hablan de su fútbol, que posición juega o siquiera en qué equipo juega regularmente. Sin embargo, lo que hace Rapinoe es significativo, con que una persona prenda su televisor o googlee lo que hace el seleccionado norteamericano o consuma futbol femenino es un efecto positivo de dicho activismo.

En general, los retos a nivel internacional son: Más apoyo de FIFA a las federaciones nacionales para promover ligas nacionales, generar mayor infraestructura en los países, mejorar la capacitación de entrenadoras y directivos especializados en futbol femenino y coadyuvar a los países a promover campañas en contra del machismo que existe para que mujeres puedan jugar futbol.

En nuestra realidad, México no asistió al mundial debido a su eliminación a manos de Panamá, lo cual representa un retroceso a lo que venía haciendo el equipo, pero a pesar de ello, es de subrayar que la Liga MX Femenil es una realidad, que cada crece en público y en tiempo en televisión.

El futbol femenino en México es aun limitado en categorías inferiores, ligas en diferentes estados están desconectadas con la Liga MX Femenil, no existen clubes profesionales femeninos que no estén vinculados a un equipo varonil y la dependencia en traer de universidades y colleges a jugadoras México-americanas a la selección nacional son obstáculos aun por enfrentar.

La gran meta, sin duda, es generar la rentabilidad financiera del futbol femenino, debe ser un esfuerzo conjunto de afición, patrocinadores, federaciones, FIFA, ligas y gobiernos. Eso nos va a llevar a conseguir una verdadera equidad en salarios y condiciones deportivas para las mujeres en el futbol mundial.

Lo dicho, dicho está.

Asegura Nicolás Maduro que fue “aplacada” la oposición de su país

Comparte este artículo:

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anuncio la noche de este martes que se logró aplacar a la oposición y exigió el “cese de la usurpación” contra su gobierno, tras la apuesta en marcha de la llamada “Operación Libertad” este martes.

Maduro informó en su mensaje a la nación que ya designó a 3 fiscales especiales para investigar el levantamiento, además de señalar que el líder de la oposición Juan Guaidó, contó con el apoyo de Colombia y Estados Unidos.

“Nunca antes en la historia de Venezuela había sucedido un levantamiento por el empeño obsesivo, nefasto de un grupo de oposición de la ultraderecha venezolana, la oligarquía colombiana e imperialismo estadounidense, por su posición obcecada de derrocar al Gobierno constitucional de Venezuela, de imponer un gobierno ilegítimo”, dijo Maduro en el mensaje.

El mandatario venezolana aprovechó su mensaje para recriminar a miembros de la comunidad internacional por su respaldo al autoproclamado presidente Juan Guaidó.

Por otro lado, acusó al líder opositor Leopoldo Lopez, quien fue liberado de su arresto domiciliario por la huestes de Guaidó, de dirigir la operación de una grupo armado.

#ElTalónDeAquiles: “Maduro inmaduro”

Comparte este artículo:

Afirma el conocido animador de televisión peruano, Jaime Bayly, que Nicolás Maduro, lejos de ser un dictador de verdad, de los que da miedo, es un payaso: sus excursiones lingüísticas Shakespearianas, los pajarillos que lo sobrevuelan, y los “Back from the future”, son algunos ejemplos de sus excentricidades. Hoy, el régimen da sus últimos aleteos en un triste aislamiento. La situación va más allá de la tradicional oposición de derecha, la cual sigue denunciando la intención de cubanizar Venezuela (como si Cuba hubiera vivido la hiperinflación y Fidel Castro hubiese sido el hazmerreir de amigos y enemigos). No. En Venezuela, la realidad superó al peor de los temores. 

El aislamiento de Caracas es triste porque incluye, de manera clara y evidente, críticas de izquierda, que ven impotentes cómo las oportunidades de cambio y de justicia se fueron por la cloaca discursiva. Es decir, a los opositores tradicionales del chavismo, como lo son la derecha colombiana (hoy en la presidencia, de la mano de Iván Duque), y opositores menos tradicionales (como el recientemente electo Jair Bolsonaro, en Brasil), se les une líderes de centro-izquierda, como Alvarado (Costa Rica) y Trudeau (Canadá). Además, el heteróclito Grupo de Lima, compuesto por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, y Santa Lucía, intenta desde 2017, a pesar de Caracas, encontrar una salida pacífica a la crisis. En fin, democracias europeas como Francia y España decidieron recientemente no seguir siendo indiferentes ante la parodia revolucionaria. El gobierno de Maduro sigue siendo reconocido por Bolivia, China, Cuba, Turquía, y otros tantos, pero ya no es reconocido por muchos otros.

Los demócratas progresistas nunca perdonaremos a la nomenclatura petro-chavista el haber fracasado en su intento por cambiar el destino de su país. Habrían podido desmontar el corporatismo creado por el Pacto de Punto Fijo, invertir en el futuro creando un sistema educativo competitivo, y poner la renta petrolera al servicio de la diversificación económica. Pero no. En vez de lanzar la revolución más radical que siempre ha requerido América Latina, la democracia, sustituyeron a los viejos receptores de las dádivas petroleras por nuevos actores. Ya no son los ricachones de los partidos políticos tradicionales los que se aprovechan del sistema, sino los nuevos líderes, prontamente corrompidos, del Partido Socialista Venezolano. Y en vez de educar y desarrollar, se fortaleció el clientelismo, fomentando así la dependencia económica de las clases sociales menos favorecidas a un sistema que no da herramientas para sobrevivir. Entonces, en vez de hacer germinar la democracia, se transformó el autoritarismo: se pasó de un corporatismo de centro-derecha a un confuso gobierno despojado de toda agenda izquierdista. Por su obstinada resistencia al cambio, el grupo fiel a Maduro es hoy más reaccionario que progresista. 

La última vez que escribí sobre Venezuela señalaba que la situación seguía degradándose en una certera descomposición de la revolución bolivariana. En mayo de 2017, se cumplían varias semanas de movilización social que había producido decenas de muertos. El gobierno argumentaba que la principal amenaza era la contrarrevolución (golpista) de derecha. Desde ese entonces, poco cambió pero todo empeoró: Maduro fue reelecto en un proceso electoral muy cuestionado a nivel nacional e internacional. Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, se autoproclamó presidente legítimo del país. Mientras tanto, la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) pronostica que la economía venezolana se contraerá el 10 % en 2019 mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé una astronómica hiperinflación de 10,000,000%.

Maduro es inmaduro. Se aferra al poder y asegura que no hay crisis humanitaria en su país. Cree que todavía puede gobernar. Es posible que el dirigente bolivariano no tenga la sofisticación de líderes autoritarios como Vladimir Putin, y sí, es posible que sea un payaso. Pero sus excentricidades ya no hacen gracia y su testarudez es peligrosa, no solo para Venezuela, sino para toda la región latinoamericana. La invitación es clara: salir del poder ahora que todavía puede hacerlo. 

Fernando A. Chinchilla

Winnipeg (Canadá), febrero de 2019

El caso Venezuela

Comparte este artículo:

A nadie que sigue los sucesos políticos internacionales le ha tomado por sorpresa los recientes acontecimientos en Venezuela, se veía venir. Lo único que faltaba era la aparición de un líder opositor que aglutinara esas fuerzas en un camino común y ese liderazgo encarnó en Juan Guaidó, Presidente de la Asamblea Nacional.  

Sin embargo surgió el debate sobre quién tenía legitimidad del ejecutivo venezolano, si Guaidó o Maduro. En el caso del primero, las potencias occidentales ya lo han respaldado, incluso dándole el acceso a las cuentas financieras de Venezuela en sus países. Por su parte, Maduro quien aún cuenta con todo el poder de facto en su territorio así como el control sobre los cuerpos militares, es respaldado por China, Rusia y los restos de la ‘marea rosa’ en Latinoamérica.  

Pero aquí hay que dejar algo claro, los países que apoyan a una u otra de las facciones actúan bajo sus propios intereses más allá de si es verdad o no su preocupación por la democracia y los derechos humanos o la vulneración de la soberanía venezolana. 

Usted dirá que soy un insensible con los miles de venezolanos que están sufriendo en su país con el hambre y la violencia o los exiliados que en tierras lejanas no encuentran más que desempleo y racismo. Que debemos unirnos todos a apoyar a Guaidó en su lucha contra la dictadura. Pero la crítica la dirijo a ambos bandos. 

Regreso a mi argumento anterior.

Los Estados Unidos, de la mano de Trump ya han amenazado a Maduro con la intervención militar. Esto no sería una sorpresa pues los norteamericanos tienen en su haber 37 intervenciones en la región desde inicios del siglo pasado. Incluyendo el financiamiento del Golpe de Estado a Chávez en 2002, sin que por aquel entonces hubiera crisis humanitaria, pero si un incremento en el precio mundial del petróleo.

Así mismo, los países sudamericanos que han apoyado a Juan Guaidó tienen en mente más que la situación humanitaria en su vecino, la situación política dentro de su territorio, sobre todo en lo relacionado con el éxodo de venezolanos. Estar a favor de Maduro los golpearía en su índice de aprobación y futuras elecciones, porque tiene un impacto importante en la seguridad y el empleo, entre otras cosas. Como ejemplo, de acuerdo a las Naciones Unidas 600,000 venezolanos han llegado a Colombia, 120,000 a Chile, 57,000 a Argentina, 39,000 a Ecuador, 36,000 a Panamá, 35,000 a Brasil y 26,000 al Perú. Por experiencia personal, en mis viajes de estudio y trabajo a Chile y Uruguay respectivamente, me tocó ver a mucha población venezolana. 

Por otro lado el apoyo de China a Nicolás Maduro corresponde en mayor medida a la protección de sus intereses económicos, el crédito que han otorgado de 50,000 millones de dólares a cambio de reservas de crudo y participación en los proyectos de infraestructura estarían en jaque si un gobierno opositor pro Occidente llega al Palacio de Miraflores.

Para Rusia también es fundamental la continuidad de la Revolución Bolivariana, es uno de los principales proveedores de armamento al régimen y han hecho grandes inversiones en este país, siguiendo la misma lógica que los chinos. 

Del mismo modo, la neutralidad de Uruguay responde una estrategia de gobierno con miras a las elecciones presidenciales de octubre, el Frente Amplio (conjunto de partidos de izquierda en el gobierno) se encuentra dividido entre los que apoyan el régimen venezolano y aquellos que apuestan por cortar sus vínculos con Maduro (fueron los que presionaron para que la presidencia del Mercosur que dejaba Uruguay no se entregara a Venezuela). En orden de mantener la unión con miras al proceso electoral, lo más coherente era optar por la neutralidad.

Ahora bien, en este contexto, con las grandes potencias involucradas, no es descabellado pensar que ocurra una guerra civil. Si bien se ‘destapó’ que los estadounidenses enviaran 5,000 efectivos a Colombia para el inicio de una eventual intervención y apoyo a la oposición, hay que recordar que las Fuerzas Armadas Bolivarianas cuentan con 500,000 hombres, muchos de ellos completamente leales al régimen, pues este se ha encargado de otorgarles muchos privilegios, mismos que no estarían dispuestos a perder de la noche a la mañana. Así mismo, Maduro ha declarado que está organizando a los civiles en ‘Unidades Populares de Defensa’, con la esperanza de movilizar a 2 millones de ciudadanos si ocurre un conflicto armado. 

Dirán que me olvido de la posición de México, pero dejaba esto para el final. Es cierto, el gobierno hace lo correcto al hacer uso de sus principios constitucionales, uniéndose a las Naciones Unidas y Uruguay. Esto le permite un rol protagónico en la mediación del conflicto, pues es la única potencia latinoamericana que ha tomado posición neutral. Cualquiera que sea el resultado final pondría a México y la Cancillería con un liderazgo regional para negociaciones futuras entre latinoamericanos. 

Así mismo, es muy probable que con el desgaste de la Revolución Bolivariana y el fin del Foro de Sao Paulo anunciado por Bolsonaro, la izquierda latinoamericana encuentre en México el refugio para fortalecerse con miras a una segunda marea rosa en la región. 

Justicia de Ecuador ordena captura del ex presidente Rafael Correa

Comparte este artículo:

Una jueza de la Corte Nacional de Justicia de Ecuador ordenó prisión preventiva para el ex presidente Rafael Correa por su presunta participación en el secuestro de un político opositor ocurrido en el 2012, informó este martes la Fiscalía.

El abogado de Correa adelantó que el ex mandatario, quien vive en Bélgica, apelará la decisión.

La Jueza Daniella Camacho acoge el pedido de Fiscalía, ordena la prisión preventiva en contra del expresidente Rafael C.(Correa) por su presunta participación en los delitos de asociación ilícita y secuestro“, dijo la Fiscalía en su cuenta de Twitter.

Rafael Correa había acudido el lunes al consulado en Bélgica, pero la Corte Nacional no aceptó tal acción, que incumplía la orden previa.

El ex asambleísta secuestrado, Fernando Balda, dijo que “lo que ha sucedido hoy es la consecuencia de los actos del ex presidente Correa. Primero cometió un delito penal como es el secuestro… y segundo incumplió la medida dictada por una juez competente”. Añadió que “se ha empezado a hacer justicia de una manera ejemplar y la decisión de no acudir al llamado de la jueza lo ha convertido en un prófugo de la justicia”.

Poco antes de conocer la decisión de Camacho, Correa escribió en su cuenta de Twitter: “¿Saben cuánto éxito va a tener esta farsa a nivel internacional? No se preocupen, todo es cuestión de tiempo. ¡Venceremos!”

Balda era un duro crítico del gobierno del entonces presidente Correa, a cuyo régimen acusaba de corrupción, mientras que el mandatario lo señalaba como autor de una presunta trama para derrocarlo.

Cuando las tensiones crecieron, Balda se refugió en Colombia, donde desconocidos intentaron secuestrarlo en agosto de 2012, pero se salvó a última hora por la intervención de un grupo de taxistas que alertaron a la policía y neutralizaron al vehículo al cual habían subido al político ecuatoriano.

Las investigaciones judiciales en Colombia determinaron que tres agentes de inteligencia de la policía ecuatoriana habían contratado a delincuentes comunes, ahora en prisión, para secuestrar al ex legislador Balda.

En este caso están vinculados también el viejo director de inteligencia de la policía, general Fausto Tamayo, y el ex secretario nacional de inteligencia, Pablo Romero.

#ElNidoDelGavilán: “¿Cómo va el mundial? Los buenos, los malos y las sorpresas”

Comparte este artículo:

Con la primera fase casi terminada se ha visto el nivel de futbol que merece una Copa del Mundo. Sin duda, la sorpresa del mundial ha sido el triunfo de México. Pero, la crisis actual de Argentina, la eliminación temprana de Perú y los apuros de Colombia también son resultados inesperados. 

De acuerdo con el rendimiento esperado y lo que se exige de cada equipo, voy a dividir el rendimiento de los equipos en buenos, malos y sorpresas. 

En el caso de los buenos, la anfitriona Rusia ha demostrado que puede pelear en los octavos de final contra España. España y Portugal, nos ofrecieron uno de los mejores juegos de la Copa con una demostración de futbol de primer nivel y sin duda son equipos que prometen dar mucho más en la Copa, a pesar de los tremendos apuros que pasaron para clasificar en el último juego. Uruguay, Francia, Inglaterra y Bélgica han dado muestra del nivel que tienen, pero con la suficiencia para apuntalar en lo que sigue.

En los malos que han quedado a deber están sin duda: Argentina y los equipos africanos. La albiceleste necesitó combinaciones y un triunfo bastante trabado para seguir en el torneo. Sin embargo, pese a ello, no dudo en que recuperarán su nivel. Lo de los equipos africanos es lamentable, apenas Senegal tiene opciones serias de clasificar. 

Y finalmente en las sorpresas, Suiza y Dinamarca han sorprendido gratamente. Suiza con ese gran empate ante Brasil y el triunfo ante Serbia demostró que es uno de los “caballos negros” de la Copa. Dinamarca venció a un Perú que venía como favorito y buen futbol y le sacó un empate a Francia. Un futbol rocoso y de fuerza, pero con buena marca ya está instalada en los octavos y no será rival fácil. 

No doy pronósticos, pero hay que prestar particular atención al grupo de México, al de Brasil y Bélgica, que están muy cerrados y con muy buen futbol hasta el momento.

Lo dicho, dicho está.

México vs. el Mundo

Comparte este artículo:

A raíz del triunfo de la selección mexicana de fútbol contra la selección alemana, vivimos en un impulso desenfrenado de nacionalismo por esto, lo cual reconozco que es algo de admirarse y que los mexicanos cuando nos proponemos algo, podemos lograr cosas grandiosas. Los momios de la selección mexicana para un triunfo en las casas de apuestas marcaban una clara ventaja para la selección alemana en la cual se daba como victorioso a los europeos de 11 a 1, en otras palabras,  de acuerdo a estadísticas era prácticamente nulo el triunfo de nuestros nacionales.

Soy orgullosamente mexicano, tenemos un país impresionante, grandes recursos naturales, una extensa variedad de climas, historia y cultura. 

En esta época electoral también es un hecho que por el orgullo de ser mexicano me involucro más en este tipo de actividades, que al final del día es una cultura cívica que como pueblo debiéramos de lograr y esforzarnos por conseguir todos los días.

Mejor ejemplo no puedo encontrar como la solidaridad de nosotros como mexicanos en los pasados sismos de septiembre del centro y sur del territorio, donde como verdaderos hermanos nos unimos codo a codo para ayudar a aquella persona que sin siquiera conocerla la apoyamos para que no pasará frio, tuviera algo que comer.

Sin embargo es también en esos momentos de vulnerabilidad y riesgo que la comunidad internacional, nos apoya con lo necesario.

Lo que me causa gran indignación es que como mexicanos somos muy orgullosos en la victoria, cuando también debiéramos de ser humildes. Nos quejamos porque Trump nos llama violadores, animales, nos insulta queriendo construir un muro, porque nos denigra llamando “bad hombres”. 

Cuando somos poco críticos con nuestra actitud contra la actitud de algunos (no todos), al menos en redes circularon dos videos de mexicanos insultando al pueblo alemán, el primero en territorio nacional quemando el lábaro patrio alemán y el segundo de un youtuber realizando movimientos obscenos con la bandera mexicana y la bandera alemana, esto para mi representa el mayor de los insultos para un pueblo porque al final del día la Bandera representa historia, población y cultura y un sentido de unidad que se nos inculca para respetar y honrar todos los días.

Otra cuestión que se vió en el juego de Japón vs Colombia fue que al terminar los japoneses tomaron bolsas de basura y se pusieron a recoger vasos de cerveza o bebidas que habían sido dejadas por aficionados al terminar el encuentro, es algo que debemos de realizar cada vez que vayamos a algún evento masivo, tratar de ser lo más limpios (si nos nace recoger la basura de otros, al menos no dejar la nuestra tirada en el suelo)

Pienso que el mundial de fútbol al igual que las Olimpiadas, cada una a su manera, expresa en amplio sentido la unidad y amistad de los países a través del deporte. 

Como mexicanos pedimos que Trump nos respete pero no podemos respetar al rival contrario. 

En contraste el pueblo alemán en un vídeo de alguna comunidad y personas que desconozco (pero por el contenido del vídeo se que es en Alemania y fue por una apuesta) se alzo la bandera mexicana en señal de respeto quitando la bandera alemana. Como mexicanos creo que nos falta mucho para igualarnos con Alemania  (no es malinchismo por el contrario es un esfuerzo a ser superiores y como diría el chicharito “creérnosla e imaginarnos que podemos hacer cosas grandiosas).

Considero que los mexicanos somos un pueblo unido en nuestras tradiciones y algo que nos une es el futbol y la solidaridad para otros en momentos difíciles, sin embargo considero que así como pedimos respeto debemos de darlo y desgraciadamente en este primer juego de México vamos perdiendo.