Abogado del “Chapo” prepara denuncia contra EPN

Comparte este artículo:

El representante legal en México de Joaquín Guzmán Loera “el Chapo”, José Luis González informó que presentará una denuncia formal ante la Fiscalía General de la República (FGR) por los supuestos sobornos que el expresidente Enrique Peña Nieto recibió ñor parte del Guzmán Loera y del Cártel de Sinaloa.

González dio a conocer en entrevista con Azucena Uresti, en Radio Fórmula, que en total serán dos denuncias en contra del exmandatario.

La primera, retomará el reclamo sobre las supuestas irregularidades en el proceso de extradición del “Chapo” y contempla a otros miembros del gabinete de Enrique Peña Nieto. La segunda, recuperará los testimonios vertidos en el juicio de Guzmán Loera en Estados Unidos que señalan la entrega de sobornos para garantizar protección a las operaciones del Cártel de Sinaloa.

“Yo tengo pruebas sobre la implicación de Peña Nieto en casos de corrupción, hay videos de personas cercanas a él donde relatan cómo se le entregó el dinero en cajas de huevo. Tenemos el número de placas de los camiones y camionetas en donde se llevó el dinero que fue entregado por parte de la gente de ‘El Chapo'”, dijo el abogado en entrevista.

El abogado del narcotraficante detalló, que la denuncia por sobornos se concretarán cuanto recupere pardee las pruebas exhibidas en el juicio en Estados Unidos, por lo que viajara en las próximas semanas al vecino país del norte. Advirtió que, en total, serían más de mil 800 millones de dólares los recibidos y que el reparto llegó a empresarios y exgobernadores, entre otros.

Alcatraz de las Rocosas, la temible prisión que espera al ‘Chapo’

Comparte este artículo:

Un jurado de Nueva York declaró este martes culpable de todos los cargos al Chapo Guzmán, uno de los capos del narcotráfico más famosos del mundo, tras un juicio descomunal en el cual el gobierno estadounidense presentó demoledoras pruebas contra el ex jefe del Cartel de Sinaloa.

Tras un juicio de tres meses y 35 horas de deliberaciones a lo largo de seis días, el jurado halló que Joaquín “Chapo” Guzmán, de 61 años y considerado el mayor narcotraficante del planeta tras la muerte del colombiano Pablo Escobar, es culpable de los 10 delitos de narcotráfico, posesión de armas y lavado de dinero de los que fue acusado.

El juez Brian Cogan fijó su sentencia para el 25 de junio, pero el jurado lo halló culpables de crímenes graves que la ley estadounidense establece se castigan con cadena perpetua obligatoria.

En los próximos días el Chapo será probablemente trasladado a una cárcel de Colorado, ADX Florence, conocida como la “Alcatraz de las Montañas Rocosas” y considerada la prisión más segura de Estados Unidos.

Su condena es un gran triunfo para el gobierno estadounidense, que nunca consiguió extraditar y juzgar a Escobar, el ex jefe del cártel de Medellín que murió en una operación policial en 1993.

Sin embargo, pese a la captura y condena del Chapo, el Cártel de Sinaloa sigue en pie, su coacusado Ismael “Mayo” Zambada continúa prófugo y la violencia del narcotráfico no ceja en México, que tuvo un récord de 33.341 homicidios dolosos el año pasado.

En Estados Unidos, donde el consumo de opiáceos se ha convertido en una epidemia, las muertes por sobredosis de drogas siguen subiendo y alcanzaron un promedio de 197 al día en 2017.

Asegura “Chapo” que no dará declaraciones en su juicio

Comparte este artículo:

Joaquín “El Chapo” Guzmán dijo el lunes al juez que preside su juicio en la corte federal de Brooklyn que no testificará.

Tras ser consultado por el juez Brian Cogan, el narcotraficante mexicano se levantó de su silla y declaró que no hablará en el proceso judicial.

“He hablado con mis abogados y me voy a reservar”, fueron sus palabras.

“¿Reservar?”, le preguntó Cogan, sin entender.

“Sí, este, yo no voy a…”, aclaró Guzmán antes de que su intérprete terminara la frase diciendo “testificar“.

Guzmán anunció su decisión en el día 35 del juicio justo después de que la Fiscalía anunciara que terminó de presentar pruebas y llamar a testigos.

En total, la Fiscalía ha llamado a 56 testigos, trece de los cuales fueron socios o colaboraron de alguna forma con Guzmán.

Un abogado de “El Chapo”, Jeffrey Lichtman, dijo que tan sólo planea llamar a dos testigos el martes. Se trata de dos agentes de la agencia antidrogas estadounidense que entrevistaron al ex socio de Guzmán, Alex Cifuentes, quien testificó en el juicio. Lichtman planea presentar contradicciones en el testimonio de Cifuentes, quien vivió con Guzmán en la sierra sinaloense.

Cogan dijo que el miércoles se darán los argumentos de cierre de la fiscalía y que el jueves planea escuchar los de los abogados. Es posible que entonces las deliberaciones del jurado arranquen el viernes.

Cuando Guzmán habló, el juez Cogan le preguntó si él entendía que era decisión suya la de testificar o no. Guzmán respondió que sí.

“Ellos (mis abogados) ya me asesoraron y estoy de acuerdo”, señaló.

El lunes acabó su testimonio un ex guardaespaldas, ex secretario y ex piloto de Guzmán llamado Isaías Valdez. También habló un funcionario del Departamento de Defensa estadounidense, quien explicó fotografías y videos que muestran el túnel por el cual escapó de la cárcel Guzmán en 2015.

“El Chapo”, uno de los narcotraficantes más conocidos que existen y ex líder del Cártel de Sinaloa, se ha declarado inocente de supuestamente acumular una fortuna multimillonaria a través del tráfico de toneladas de cocaína y otras drogas desde México a Estados Unidos. De ser encontrado culpable enfrentaría una posible sentencia a cadena perpetua.

 

FGR revisará declaración de ‘El Licenciado’ sobre asesinato de Javier Valdez

Comparte este artículo:

El titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz, precisó que indagarán los señalamientos que se hicieron sobre el asesinato del periodista Javier Valdez en el juicio contra Joaquíin “El Chapo” Guzmán en Brooklyn, Nueva York.

“Vamos a conocer exactamente lo que haya dicho, vamos a pedir una transcripción y si ésta es válida para obtener algún tipo de presunción lo haríamos, pero nosotros nos basamos en nuestras propias fuentes”, aseguró Gertz Manero.

Al testificar en una corte estadounidense, Dámaso López “El Licenciado” aseguró que fueron los hijos de “El Chapo” los que ordenaron el asesinato del fundador de Ríodoce el pasado 15 de mayo de 2017 en Culiacán, Sinaloa.

En tanto el presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado durante su conferencia matutina desde Palacio Nacional sobre las declaraciones vertidas por López Nuñez en el juicio contra el líder del Cártel de Sinaloa.

“Le vamos a pedir a la Secretaría de Gobernación, a Alejandro Encinas, que nos presente un informe y mañana hablamos de este tema de Javier, el asesinato de Javier, y la investigación y la búsqueda de responsables y castigar a autores materiales e intelectuales de este crimen a este periodista de Sinaloa“, expresó López Obrador.

‘El Lic’: “Hijos del ‘Chapo’ mataron a Javier Valdez por desobedecer amenazas”

Comparte este artículo:

Dámaso López Núñez alias ‘El licenciado’ , uno de los principales lugartenientes de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, negó este miércoles cualquier responsabilidad en la muerte del periodista mexicano Javier Valdez, de la que había sido acusado, y culpó a los hijos del capo de su asesinato, por la “ética profesional” del reportero.

Durante el interrogatorio de la defensa ante la Corte Federal de Brooklyn (Nueva York), López rechazó las acusaciones que lo relacionaban con la muerte del fundador del periódico “Río Doce” y aseguró que su deceso respondía a una disputa personal entre López y su hijo, Minilik, y los hijos de El Chapo, Iván y Alfredo.

López asumió que fueron los hijos del narcotraficante mexicano quienes ordenaron la muerte porque Valdez -“reconocido y prestigioso periodista de Sinaloa“- decidió seguir adelante con la publicación de una entrevista con él, en la que criticaba abiertamente a los vástagos de su jefe, con quienes estaba en guerra.

La entrevista venía a ser una respuesta a un artículo anterior, ordenado por Iván y Alfredo, según López, en el que se criticaba con dureza a Minilik, definiéndolo como “patético, bueno para nada y aspirante a narcotraficante”.

En respuesta, López, que estaba preso en esos momentos, concedió una entrevista al periodista, donde detallaba una emboscada que supuestamente Dámaso había hecho a los hijos del “Chapo” y a Ismael “Mayo” Zambada, colíder del Cartel de Sinaloa, que supuestamente terminó herido.

Los hijos de El Chapo se enteraron de esto y llamaron a la casa editorial para forzar la publicación de una pieza crítica con Dámaso López y su hijo.

Sin embargo, el periodista, siguiendo su “ética profesional”, decidió seguir adelante con la publicación, lo que según el testigo habría supuesto su asesinato.

“Nunca lo conocí personalmente y no tuve nada que ver con su asesinato”, afirmó quien fuera la mano derecha del capo, que también declaró que tanto su hijo como él son “inocentes” de la muerte del reportero, puesto que ambos estaban presos, pero que no vio “quién apretó el gatillo”.

Dámaso López negó haber matado a nadie personalmente, sino que sólo mandó las órdenes de asesinato de algunos de los antiguos sicarios de El “Chapo”, como “Barbarino” o “Negro”.

“No es mi costumbre (matar a nadie)”, dijo, aunque sí ordenó matar a algunos adversarios: “eso se dio en algunos casos”.

“He hecho cosas malas”, reconoció, para después continuar con que todo fue por órdenes de su patrón, “El Chapo”, a quien aseguró querer: “Hemos tenido muchos años juntos y en mí ha nacido un afecto muy especial”.

El abogado del “Chapo”, Eduardo Balarezo, también inquirió al testigo acerca de un supuesto soborno de 100 millones de dólares a un político mexicano, en clara referencia al presunto pago que habría recibido del narco el expresidente Enrique Peña Nieto. López negó conocer el asunto.

El interrogatorio de la defensa continuará la mañana de este jueves, después de que hoy López incriminara a la esposa de su expatrón, Emma Coronel, en la organización de la operación para liberar al capo de la cárcel en 2015.

 

‘Vicentillo’ asegura que ‘El Chapo’ nunca fue su enemigo

Comparte este artículo:

El mexicano Vicentillo Zambada, hijo de Ismael ‘Mayo’ Zambada, afirmó hoy que Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán Loera ‘no es mi enemigo’, pero tampoco ‘un mito’ como cree que pretende demostrar la defensa del acusado por narcotráfico durante su juicio en Estados Unidos.

En la última de las tres jornadas de su testimonio contra el antiguo socio de su padre y tras 14 horas de declaración ante la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York, Vicentillo Zambada se despidió cordialmente de su ‘compadre Chapo’ con un educado cabeceo, que el acusado correspondió en la que probablemente sea la última vez que ambos ex líderes del cartel de Sinaloa se vean cara a cara.

“Mi compadre ‘El Chapo’ no es mi enemigo”, aseveró afectado el testigo tras la acusación del abogado de la defensa, Eduardo Balarezo, de que la información que estaba aportando en el juicio lo convertía en adversario de Guzmán.

“Él sabía que testificaría (en contra) porque me declaré culpable cuando él estaba libre, con mi padre, y me comprometí a cooperar con la Fiscalía“, insistió Vicentillo, que reafirmó: ‘No veo el futuro y no sabía que mi compadre ‘El Chapo’ estaría aquí. No es mi enemigo’.

El principal argumento blandido por la defensa durante las veinticinco sesiones del juicio es que ‘El Chapo’ en realidad es un chivo expiatorio, una suerte de mito, y que ‘Mayo Zambada‘ -en libertad- es el verdadero líder del cartel del Pacífico.

‘El Chapo’, vestido con un traje gris oscuro y camisa y corbata en tonos azules, contempló impasible el discurrir de la sesión, tal y como viene siendo habitual durante todas las jornadas del proceso, que arranco hace algo más de dos meses en Brooklyn.

También lo estuvo cuando, a preguntas de la fiscal Amanda Liskamm, Vicentillo -retenido en una prisión federal de Chicago– enterró la hipótesis de que la figura del Chapo tiene más de mito y leyenda que de verdad, al reafirmarse en su acuerdo con las autoridades estadounidenses de ofrecer testimonio veraz para evitar una cadena perpetua.

“¿Sabe si el acusado es un narcotraficante real o un mito inventado que no trafica con drogas? ¿Es un líder poderoso del cartel de Sinaloa o un mito que vive escondido en la sierra y no hace nada?”, inquirió Liskamm.

“Es un traficante real que trabajaba con droga, un líder del cartel como mi papá”, respondió Vicentillo.

En un interrogatorio más pausado que el del día anterior, en el que llegó a descalificar a Zambada, Balarezo quiso insistir en unas conversaciones telefónicas que Vicentillo, una vez en una prisión federal de Estados Unidos,mantuvo con su padre el Mayo.

De acuerdo con el testigo, los intercambios fueron a instancias de la agencia estadounidense de lucha contra las drogas (DEA, en sus siglas en inglés), que también controló dichas charlas en las que Vicentillo pidió a su padre que se entregara.

Balarezo cuestionó también que aquellas fueran las únicas comunicaciones entre padre e hijo, remarcando el papel de mensajeros de los abogados de Vicentillo, que se reunían con su padre en su escondite en la sierra del Sinaloa.

Además, en su intento por persistir en el poder del ‘Mayo Zambada’ frente al procesado -de quienes resaltó su gran parecido físico para tratar de sembrar la duda entre el jurado-, Balarezo mostró una serie de fotos y nombres para que Vicentillo los identificara. Todos ellos, antiguos enemigos o miembros del cartel, muertos o en prisión.

La fiscal Liskamm salió al paso al preguntar al testigo por dos de sus hermanos, Ismael y Serafín, así como por su tío, Jesús ‘Rey’ Zambada, todos ellos detenidos en México o Estados Unidos.

Terminaron así los tres días de testimonio de la mano derecha de ‘Mayo Zambada’, durante los cuales Vicentillo pudo relatar cómo el ‘Chapo’ le narró su huida de prisión a bordo de un carro de lavandería, cómo su padre y Guzmán encargaban asesinatos de rivales o diversos entresijos del negocio del narcotráfico.

En estos días, Zambada también explicó los contactos que el ‘Chapo’ mantuvo con la DEA mientras estaba prófugo y que Guzmán le puso en contacto con las autoridades estadounidenses cuando quiso salir del cartel.

Los orígenes de la violencia en México

Comparte este artículo:

¿Cómo llegamos a alcanzar el nivel de violencia que se vive hoy en día en el país? ¿En qué momento despertamos y nos percatamos de que México vive uno de sus peores momentos en su historia reciente?

A doce años del comienzo de la guerra contra el crimen organizado, comenzada por Calderón y continuada por Peña Nieto, el enfrentamiento militar ha tomado más de doscientas mil muertes y ha provocado la desaparición de más de treinta cinco mil personas. 

El fenómeno del crimen organizado no es un resultado espontáneo en la historia de México, sino que expresa el resultado de una multiplicidad de causas. Entre ellas, la eterna corrupción mexicana y su correlato en la impunidad. 

El crimen organizado no se puede entender a partir de la declaratoria de guerra de Felipe Calderón. Su pasado se remonta a principios de la década de los ochenta con la concentración del poder y la centralización administrativa en el cártel de Guadalajara. 

Éste representa la primera gran organización delictiva dedicada a la producción y distribución de mariguana. Su capacidad de articular múltiples plazas del noroeste del país para vender un producto proveniente de un solo plantío fue trascendental. Con ello, lograron controlar la producción y, por ende, el precio de su valor a nivel nacional e internacional.

Para ello, tuvieron que formarse de un sistema de protección proveniente desde fuerzas municipales y estatales, incluyendo gobernadores, hasta entidades de seguridad federal como es el caso de la Dirección Federal de Seguridad (DFS); entidad desconcentrada de la Secretaría de Gobernación. La colusión a favor del crimen organizado permeaba en altos niveles del poder político, todos viéndose beneficiados del lucrativo negocio de las drogas. 

El cártel de Guadalajara, liderado por Miguel Ángel Félix Gallardo, fue capaz de erradicar la vieja usanza de las peleas por las plazas entre pandillas y generar un nuevo sistema organizativo de la producción y comercialización de la mariguana. Con aquel nace el crimen organizado mexicano como lo conocemos actualmente; un negocio sumamente complejo y diversificado que opera como una empresa multinacional y se rige por el mismo apotegma: la maximización de las ganancias. 

Félix Gallardo logró en México lo que “Lucky” Luciano hizo en Estados Unidos en la década de los cincuenta: establecer un sindicato del crimen organizado. Luciano pudo unificar a la mafia estadounidense de ascendencia italiana bajo un mismo régimen. Éste es el padre de la mafia moderna americana, aquella que se distancia de la mafia siciliana, en la cual existían constantes enfrentamientos entre los capos por el acaparamiento del mercado ilegal de las drogas y la extorsión. 

Bajo este sistema, en el cual existía una distribución relativamente equitativa de las zonas de influencia de cada familia, y en el cual la figura del capo di tutti capi despareció para conformarse en una Junta de Gobierno presidida por los líderes de cada una de las familias, el índice de violencia disminuyó considerablemente en la ciudad de Nueva York. Luciano asentó un paradigma en la historia del crimen: el empresario-criminal. 

Por ello, la nueva serie Narcos, producida por Netflix, es una gran aproximación del nacimiento del crimen organizado y el origen de la problemática que generó y que vivimos actualmente. A diferencia de las “narco-novelas”, que exaltan la figura de los narcotraficantes y promueven una cultura de veneración y admiración por estos, Narcos muestra una acervo periodístico y bibliográfico fidedigno. Expresa una realidad, o más bien las causas de nuestra realidad, de forma honesta, sin mostrar a los capos como los antihéroes de la historia: figuras que nos generan admiración o compasión. 

La trama de la primera temporada gira alrededor del secuestro, tortura y asesinato del agente de la DEA Camarena, quien se enfrenta al corrupto sistema de justicia de México y a los intereses de los grandes políticos involucrados.

La serie es una gran muestra descriptiva y crítica del origen del crimen organizado en México. Es necesario conocer las causas del grave problema al cual nos enfrentamos hoy en día. Ante la caída del cártel de Guadalajara, éste se fragmentó en dos grandes cárteles: el de Sinaloa y el de Tijuana. Los Félix Arellano se enfrentaron al “Güero” Palma y al “Chapo” Guzmán. 

Poco a poco otros reivindicarían su parte en el gran negocio lucrativo de la droga; la lucha por las plazas nuevamente comenzaría. Y años después la violencia sería catapultada por la declaración de guerra de Calderón, decisión que nos arrastraría a la desgracia y la desintegración social que vivimos hoy y la cual no parece cesar. 

Amonesta juez a defensa por declaración de sobornos

Comparte este artículo:

Un juez federal estadounidense amonestó al defensor del narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, tras un alegato inicial en el que se acusó a dos presidentes mexicanos de aceptar sobornos.

Los fiscales en el juicio al solicitaron al juez Brian Cogan que desestimara el alegato inicial en el juicio a Guzmán por estar “imbuido de argumentos indebidos, defensas afirmativas inadvertidas y habladurías inadmisibles”.

El juez Cogan se abstuvo de desestimar el alegato, pero amonestó al abogado Jeffrey Lichtman por haberse “apartado de pruebas directas o indiciarias”. Dijo que dará instrucciones al jurado para que se concentre en las pruebas.

“Su alegato inicial emitió un pagaré que su caso no va a cobrar”, dijo el juez y calificó el argumento de engañoso.

En su alegato el martes, Lichtman dijo al jurado que los fiscales estadounidenses soñaban desde “hace décadas” con condenar a Guzmán y añadió que “el mundo se enfoca en esta figura mítica de ‘El Chapo’.

Lichtman dijo que su defendido no era el verdadero líder de un cartel que enviaba toneladas de cocaína a Estados Unidos. Trató de echar la culpa a Ismael “El Mayo” Zambada, otro notorio jerarca del cartel de Sinaloa. Zambada está prófugo en México, dijo Lichtman, gracias a sobornos que “llegan hasta lo más alto“, con cientos de millones de dólares pagados al presidente actual de México y algunos de sus predecesores.

“Este caso les obligará a descartar muchas de las cosas que les enseñaron acerca de cómo funcionan los gobiernos y cómo se comportan, los gobiernos en América del Sur y Central y México e incluso Estados Unidos“, dijo Lichtman. “Este caso les obligará a abrir sus mentes a la posibilidad de que los funcionarios de gobierno en los más altos niveles pueden ser sobornados, pueden conjurar para cometer crímenes horribles… y que los agentes de la ley en Estados Unidos también pueden ser corruptos”.

Un vocero del presidente mexicano Enrique Peña Nieto calificó las denuncias de “completamente falsas y difamatorias“. El expresidente Felipe Calderón dijo que eran “absolutamente falsas y temerarias”.

Guzmán, que se encuentra en encierro solitario desde su extradición a Estados Unidos a principios del año pasado, se declaró inocente de amasar una fortuna enorme mediante el contrabando de toneladas de cocaína y otras drogas en una enorme cadena de suministro que llegaba hasta muy al norte de Estados Unidos.

Guzmán era una figura mítica en México que ha sido comparado con Al Capone y Robin Hood y es festejado en baladas conocidas como narcocorridos. Es de baja estatura y su apodo significa corto de estatura.

Lichtman reanudó su alegato el miércoles diciendo que “el mito de El Chapo” es “muy fuerte”. Dijo que los policías que lo arrestaron le pidieron su autógrafo en billetes de 100 dólares.

“El señor Guzmán disfrutaba de la publicidad”, dijo Lichtman. “Disfrutaba de la notoriedad”.

El abogado defensor dijo que los testigos de cargo eran mentirosos que buscaban reducir sus propias condenas. “Son gente que ha mentido a diario”, dijo. “Están aquí porque quieren salir de la cárcel como sea”.

Gobierno de Peña Nieto y Calderón Hinojosa niegan sobornos del cártel de Sinaloa

Comparte este artículo:

Luego de que se diera a conocer que el abogado de Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán afirmó que el cártel de Sinaloa pagó millonarios sobornos al presidente Enrique Peña Nieto y su antecesor, Felipe Calderón, ambas partes respondieron que las afirmaciones son falsas.

El vocero del gobierno de la República, Eduardo Sánchez, recordó en su cuenta de Twitter que el gobierno de Peña Nieto persiguió, capturó y extraditó al capo y aseguró que las afirmaciones son “falsas y difamatorias”.

En tanto, el exmandatario aseguró en la misma red social que las acusaciones de la defensa del capo son “falsas y temerarias”.

“Ni él, ni el cártel de Sinaloa ni ningún otro realizó pagos a mi persona” indico el exmandatario a traves de su cuenta de Twitter

Revela defensa de “el Chapo” sobornos a EPN y FCH

Comparte este artículo:

En el primer día de juicio, la defensa de Joaquín Guzmán Loera “el Chapo”, aseguró que el Cártel de Sinaloa sobornó al Presidente Enrique Peña Nieto y al ex Presidente Felipe Calderón, con el objetivo de evitar la detención de Ismael “el Mayo” Zambada.

Jeffrey Lichtman, abogado del narcotraficante, afirmó que el Cártel pagó millonarios sobornos al actual Presidente de México y a su antecesor.

“Lo diré de nuevo: el actual y el previo Presidente de México recibieron millones de dólares en sobornos”, dijo Lichtman en la Corte Federal de Brooklyn.

Por otro lado, el defensor acuso¡ó a los gobierno de México y Estados Unidos de confabular con “El Mayo” Zambada para incriminar a Guzmán como líder del Cártel.

Durante su alegato inicial ante el jurado, la defensa del capo sinaloense, argumento que es un chivo expiatorio utilizado desde 1993 para cubrir al Cártel de los Arellano Félix y a Zambada. Además, afirmaron que en 1993, el Cardenal Juan Jesús Posadas fue asesinado en confabulación entre los Arellano Félix y el Gobierno mexicano porque tenía información sobre la corrupción gubernamental y si asesinato fue usado para incriminar a “El Chapo”.

Litchman, aseguró que Guzmán es un hombre sin importancia en el mundo del tráfico de drogas, su imagen es un mito y que el verdadero líder del Cártel es Ismael “el Mayo” Zambada.

Por otro lado, la Fiscalía, alegó que desde que cumplió 15 años, Guzmán se dedicó a la producción de marihuana y amapola. Además, el fiscal Adam Fels, describió a “el Chapo” como un genio criminal que empezó desde una comunidad pobre de Sinaloa hasta volverse un líder mundial del tráfico de droga.

La Fiscalía con sede en Nueva York busca probar que Guzmán fue líder al Cártel de Sinaloa, y que bajo su mandato, se traficaron cientos de toneladas de drogas a los Estados Unidos, que comandó un ejército de sicarios y asesinó al menos a dos personas.