García Luna se declara inocente en corte de Nueva York

Comparte este artículo:

Genaro García Luna, el ex-secretario de Seguridad Pública durante el gobierno de Felipe Calderón, se ha declarado inocente de haber recibido sobornos por parte del cártel de Sinaloa, logrando definir una nueva audiencia para el próximo 21 de enero. Esto ocurrió tras la audiencia en la Corte Este de Nueva York. Se dice que se nota por su apariencia que está comenzando a sufrir las dificultades del encierro.

Durante la audiencia, Peggy Kuo, la juez magistrado, “le indicó parte los cargos por los que lo acusa la fiscalía del distrito este neoyorquino, mismos que no le fueron leídos en su totalidad y simplemente ella preguntó al mexicano si conocía el expediente y él respondió que sí.” (Milenio, 2020)

Por esto mismo, García Luna tendrá 70 días más para poder replantear una estrategia, y se le volverá a preguntar acerca de su decisión al haber terminado este periodo de espera. Este periodo comenzará desde el 21 de enero, siendo esta la fecha establecida por la juez Kuo para recibirlo nuevamente en la audiencia.

(Con información de Milenio)

2019: Un Año de Cambios

Comparte este artículo:

La última semana de año es maravillosa, huele a navidad, se abren los presentes, hay comida al por mayor, se espera ansioso el nuevo año. Muchas familias aprovechan estos momentos para estar unidos ya que el trabajo, la escuela u otras situaciones, son factores que los mantienen alejados.

En este momento las personas suelen hacer un recuento de su año, analizan las cosas buenas y malas, además de hacer una lista de propósitos para iniciar el día uno de 365 (en este caso 366) con una meta a cumplir. 

Desde el año pasado, además de hacer una retrospección en mi vida, hago una de mi comunidad y mi país para saber en que acertamos, fallamos y como podemos mejorar. A continuación comparto un resumen de mi reflexión. 

2019 fue un año lleno de cambios y transformaciones políticas que marcaron nuestro país. 

En enero, el gobierno decidió lanzar su estrategia contra el “huachicol” por lo que diversos ductos que suministraban combustible al país fueron cerrados; esto ocasionó desabasto y lejos de organizarnos como comunidad para que todos tuvieran acceso al producto, decidimos ver por nosotros y llenar los tanques de todos los autos del hogar aunque no fueran necesarios. 

Sin duda alguna, este año fue el marco de una crisis de seguridad que acabó con la vida de miles de personas, algunas en batallas por territorio, otras por el simple hecho de ser lo que son. Los feminicidios estuvieron a la orden del día y pareció que el gobierno no estuvo ni un poco preocupado por hacer justicia. ¿Cómo respondió la comunidad? Manifestaciones, marchas, bailes y cánticos. Es cierto, algunos monumentos fueron lastimados; los políticos le dieron más importancia a esto que a los reclamos.

Octubre fue un mes fallido, el operativo militar para detener a Ovidio Guzmán López desencadenó balaceras, bloqueos y enfrentamientos entre militares y narcotraficantes. El Cártel de Sinaloa fue más fuerte que el gobierno y el gabinete de seguridad tomó la decisión de liberarlo. ¿Le abrimos la puerta a otra clase de fuerza?

El gobierno mexicano le dio asilo político a Evo Morales, situación polémica. Además, en noviembre, presuntos miembros del crimen organizado masacraron a integrantes de la familia LeBarón; un día después Donald Trump ofreció su ayuda para limpiar al país de los maleantes. Tiempo después se confirmó que Estados Unidos planeaba considerar a los cárteles mexicanos como terroristas, lo que permitiría que este país desplegara comandos armados sin autorización en nuestro territorio. 

A pesar de tantas cosas negativas que sucedieron en el país y en el estado, en el mes de noviembre, saliendo de mi trabajo, volteé al Cerro del Obispado, vi la bandera ondear y me di cuenta de lo enamorada que estoy de México. Es mi nación, son mis símbolos patrios, mi cultura, mi música, mi gastronomía, mi gente, y yo represento todo eso día con día, sin importar donde este. 

Este año que acabó estuve más pendiente de lo que sucedió a mi alrededor, este año decidí levantar mi voz ante las injusticias, este año comencé un cambio de hábitos, este año ayudé a transformar el pensamiento de mi familia y amigos en algunos temas sociales y políticos, este año fui mejor ciudadana. 

Pero la labor no terminó, en este próximo año me comprometo a ser mejor ciudadana, a involucrarme más en mi gobierno y a ayudar a otros a involucrarse, a hacer más que escribir y hablar cuando algo no me parece correcto, a apoyar causas sociales con las que me identifique, a ser mejor hija, hermana, compañera, amiga y novia, porque estoy convencida de que el cambio positivo comienza con pequeñas acciones que contagias a los demás. 

Y a ti, que llegaste hasta aquí, te invito a que te pongas un propósito que ayude a mejorar tu entorno. Yo estoy segura de que poco a poco podemos transformar nuestra comunidad para cambiar una ciudad, y la suma de estas podrá restaurar el país. 

AMLO asegura que El Chapo tenía representantes en el gobierno

Comparte este artículo:

En su conferencia matutina, el Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que Joaquín “El Chapo” Guzmán tenía representantes en el gobierno.

“No es que Guzmán Loera estuviese en Palacio o en Los Pinos, pero tenía representantes en el gobierno, eso es gravísimo, pero el conservadurismo se sigue dando baños de pureza porque así son, van a misa y olvidan los mandamientos, van a la Iglesia, comulgan, confiesan para dejar en cero el marcador y el domingo vuelven a lo mismo”, indicó.

El Mandatario ironizó al indicar que “la única prueba” con la que cuenta para asegurar que  “El Chapo” tenía el mismo poder que el Presidente, es la aprehensión de Genaro García Luna, ex secretario de Seguridad Pública.

“Nada más esa prueba, nada más que el que estaba a cargo de la seguridad, la mano derecha de Calderón, porque sí estuvo con Fox y con Salinas, viene desde antes, pero mano derecha de Calderón está acusado de proteger a una organización delictiva, ¡esa es la prueba!, falta que se lo demuestren, pero ahí está ese indicio, y que de la noche a la mañana se enriquecen, ¿quién pompó las casas y los departamentos? Como diría mi paisano Chico Ché,” dijo.

AMLO dijo que no le importa que lo critiquen por ser directo, ya que prefiere ser “tajante cuando digo que el 90 por ciento es honestidad y lo demás la experiencia”.

Indicó que a los conservadores “les mueve todo cuando lo digo, porque en su concepción la honestidad es secundaria”, y que el caso de García Luna es prueba de las consecuencias que deja para un país la falta de honestidad en sus funcionarios.

 

Con información de Grupo Milenio. 

 

“Calderón era parte del Cártel de Sinaloa”, acusa Mario Delgado

Comparte este artículo:

El coordinador de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Mario Delgado, aseguró que el expresidente Felipe Calderón formaba parte del grupo delictivo del Cártel de Sinaloa, mismo que pagó sobornos y contó con la protección del extitular de la Secretaría de Seguridad Pública, Genaro García Luna, quien está sujeto a proceso judicial en Estados Unidos.

Delgado acusó que el resultado de esa complicidad, es la espiral de violencia y delincuencia que sigue viviendo el país, esto tras ser cuestionado sobre los altos índices delictivos registrados en el 2019.

“De esta espiral de violencia y criminalidad que desató el presidente Calderón que dura hasta nuestro días. Y lo hizo porque él era parte de un grupo delictivo, pues finalmente si el brindaba protección a través de García Luna a un grupo delictivo, pues él era parte de esa banda. Entonces, obviamente que si desde la Presidencia se promueve la protección de un grupo criminal, pues el resultado es que el país estalle en violencia”, señaló el diputado federal.

Por otro lado, Delgado indicó que las indagatorias en Estados Unidos, contra el ex titular de Seguridad, corroboran las versiones de que altos funcionarios mexicanos en esa época, estuvieron coludido con la criminalidad e incluso, pudieron haber tenido pactos de protección e impunidad.

“Porque la revelación de que en el sexenio de Calderón se dedicaban a proteger a un grupo criminal, pues a lo mejor esa protección llevaba ciertos equilibrios pero finalmente complicidad con la delincuencia y al final al país le salió carísimo, hubo miles de muertos y desaparecidos, violencia y sangre en los últimos 12 años y todo para favorecer a un grupo criminal”.

 

Niegan fianza a García Luna; lo trasladarán a Nueva York

Comparte este artículo:

Genaro García Luna, ex Secretario de Seguridad en el sexenio de Felipe Calderón, fue negado la fianza y será traslado a Nueva York para ser juzgado por supuestamente aceptar millones de dólares en sobornos del Cártel de Sinaloa.

El ex funcionario regresó a un tribunal federal de Texas con el reclamo de la Fiscalía para que se le mantenga detenido sin fianza bajo el riesgo de fuga y que sea juzgado en Nueva York.

En una vista de menos de 15 minutos, el juez federal de Dallas, David Horan, ordenó que García Luna se quede en Texas hasta que pueda ser trasladado a Nueva York, donde Joaquín “El Chapo” Guzmán fue juzgado en 2018.

El ex titular de seguridad aceptó el traslado para seguir su proceso, desistiendo así de un reclamo por extradición a otro estado del país.

Según la Fiscalía, la evidencia presentada contra el acusado es sólida, e incluye el testimonio de testigos cooperantes sobre los sobornos del Cártel corroborado por los registros sobre el estado financiero.

 

Con información de Grupo Reforma. 

Genaro García Luna; un símbolo más para la 4T

Comparte este artículo:

Hace apenas unos días, fue detenido en Dallas Texas, Genaro García Luna, quien inició su carrera policial en el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) en el sexenio de Ernesto Zedillo, tiempo después, desempeñó algunos otros cargos donde empezó a tener más notoriedad en la vida pública, como lo fue en la ya extinta Policía Federal Preventiva (PFP), para después pasar a ser el titular de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) – un intento de FBI mexicano – en tiempos de Vicente Fox y posteriormente como Secretario de Seguridad Pública con el ex Presidente Felipe Calderón.

La carrera del “súper policía” – como se le conocía internacionalmente a García Luna -, por un lado fue manchada en diversos episodios por acusaciones de actos de corrupción – hasta la fecha ninguno comprobado – y por otro lado, un tanto polémica por el estilo y la forma en que operaba, especialmente desde la Secretaría de Seguridad Pública.

Solo para ilustrar brevemente esto último: se exhibía en cadena nacional las capturas de delincuentes de alto impacto; se le acusó del montaje de la detención de la presunta secuestradora francesa Florence Cassez que culminó con su liberación; el secuestro de Miguel Omar Romano, entonces entrenador del Cruz Azul, quien había sido liberado por agentes de la AFI y no le permitieron salir hasta que llegaran las cámaras de televisión, entre otros. Evidentemente a García Luna le gustaba el reconocimiento y los reflectores.

Aquí dos puntos a resaltar alrededor del caso:

Primero, poco se sabe sobre las evidencias que se tienen, pero se presume que los elementos más firmes que existen en la carpeta de investigación en su contra son los testimonios de personajes clave en el Juicio del Chapo Guzmán, como lo es Jesús “El Rey” Zambada, el cual declaró que personalmente él le había entregado a García Luna sobornos millonarios cuando éste ocupaba la Secretaría de Seguridad Pública, todo esto a cambio de poder operar con total libertad e impunidad en territorio nacional. Otro más, es Edgar Valdés Villarreal “La Barbie”, quien lo acusó en 2012, vía una carta, de estar en la nómina de varios grupos de la delincuencia organizada, especialmente del Cartel de Sinaloa.

Es verídico que no se puede entender la transformación y el crecimiento exacerbado del narcotráfico transnacional en esa época del que gozaron algunos grupos del crimen organizado, si no fuera por la estrecha complicidad con el Gobierno Federal – no solo en 2006 – 2012, si no incluso desde el siglo pasado -, muy particularmente el Cartel de Sinaloa, a tal nivel que actualmente está presente en 81 países del mundo. En lo personal, soy escéptico de las declaraciones de un criminal bajo esas circunstancias, donde cualquier estrategia jurídica lo puede ayudar. En fin, argumentar si estos delincuentes dicen o no la verdad, sería especular, hay que esperar el juicio.

Segundo, lo político del caso. Genaro García Luna es solo un eslabón de una red de protección policiaca, política y judicial que por años a operado en el país. El juicio del “Chapo” vuelve a alcanzar a terceros, y en este caso, si existen implicaciones políticas particularmente para el ex presidente Felipe Calderón, el cual es hoy por hoy – a falta de nuevos liderazgos – el “único” símbolo de oposición o adversario político principal e histórico del Presidente López Obrador, pues de alguna manera deslegitima su discurso en contra de la estrategia de seguridad de la 4T.

El Presidente López Obrador declaró hace apenas unos días que esta detención es “una derrota más de un régimen autoritario, una prueba de un modelo que fracasó”. Declaración que no sorprende, sabemos que el recurrir al pasado para legitimar sus decisiones ya es costumbre y a Genaro García Luna lo ha convertido en un símbolo más para la 4T – lo adicionó a la lista que encabezan Rosario y Deschamps -. Pero en el entendido jurídico de que es inocente hasta que se le demuestre lo contrario, si a este personaje se le encontrara culpable, por un lado, nos queda claro que se podría llevar consigo a muchos funcionarios mexicanos de primer y segundo nivel involucrados, y por otro lado, es importante cuestionarnos lo siguiente:

¿A quién o quienes de la D.E.A o de alguna otra agencia de Estados Unidos va a “salpicar” esta investigación?. No olvidemos que fue justamente en ese sexenio, donde más colaboración existió, sobre todo en el intercambio de información confidencial, entre las agencias de seguridad de Estados Unidos y el Gobierno mexicano en el marco de la lucha contra el narcotráfico. Además, justamente al término de su encargo al frente de la Secretaría de Seguridad Pública fue que se mudó a vivir al país vecino, y aquí es donde me quiero detener, pues algo se vuelve un poco complicado de entender, por ejemplo: siete años viviendo en Estados Unidos, le otorgaron su residencia permanente, (por cierto, que para otorgártela, las autoridades migratorias de Estados Unidos revisan absolutamente todo tu pasado y presente, difícil de creer que no se percataron de tanta irregularidad) entró y salió del país las veces que él quiso, tiene cuentas bancarias en ese país, propiedades, hizo negocios y tanto tiempo después el Departamento de Justicia viene a decirnos que es un delincuente? A mi entender, por ahí se rompió un pacto de complicidad poco claro.

Otra vez habrá que dejar el sentimiento nacionalista de justicia, la mano país vecino hará lo propio y nos vuelve a enseñar cómo, con voluntad política, se imparte justicia. Pasar de acusador a acusado debe ser lo más difícil, pero, de ser ciertos los cargos que se le imputan (que por cierto, a espera de la audiencia, aún se le pueden agregar mas cargos), no dejemos el caso ahí como ha ocurrido en el pasado, este es solo un paso que puede dar origen a un desmantelamiento total de una red de impunidad en las estructuras policiacas, políticas y judiciales del país, mismas que siguen estando presentes.

Si Calderón está implicado en caso García Luna, no lo defenderemos: AMLO

Comparte este artículo:

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia de prensa matutina tocó el tema de la detención del exfuncionario Genaro García Luna en el estado de Texas, Estados Unidos. Al respecto comentó que en caso de que el exmandatario Felipe Calderón estuviera implicado en las acusaciones sobre este exsecretario de Seguridad Pública, el gobierno mexicano no lo defenderá ya que “seríamos cómplices de corrupción“.

Sin embargo, el titular del poder federal invitó a “no adelantar juicios” sobre Calderón y/o su implicación sobre los millonarios sobornos que supuestamente recibió su exsecretario de Seguridad de parte del Cartel de Sinaloa.

También añadió: “Que no se piense que estamos aprovechando esta circunstancia para atacar al expresidente Calderón, aún con todo el daño que nos hizo, no sólo a mi, al país, esto comenzó con el fraude electoral“.

Así mismo, el presidente mencionó que la detención de García Luna representa “una derrota a un régimen autoritario, corrupto. Es una muestra de que ese régimen fracasó“.

Al ser cuestionado sobre la investigación en los Estados Unidos comentó: “Nosotros vamos a ayudar en todo lo que podamos en la investigación. Todo lo que nos solicite la Fiscalía (General de la República), en el entendido de que se trata de un organismo autónomo. Todo lo que se solicite, sobre todo en movimientos de dinero, bienes, inteligencia financiera“.

Con información de Forbes México

UIF congeló 330 cuentas vinculadas al Cártel de Sinaloa

Comparte este artículo:

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ha congelado 330 cuentas bancarias vinculadas al Cártel de Sinaloa gracias a información proporcionada por los órganos de inteligencia del Gobierno mexicano.

El titular de la UIF, Santiago Nieto, dijo que en lo que va de la actual Administración, las cuentas bancarias relacionadas al crimen organizado se han bloqueado por alrededor de mil millones de pesos. 

Indicó que la cantidad de recursos representan una quinta parte del total dinero, cinco mil millones de pesos, que se ha congelado a petición de la UIF. 

Agregó que no solamente se han congelado recursos del Cártel de Sinaloa, sino también del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y al Cártel de Santa Rosa de Lima y de una organización dedicada al lenocinio y trata de personas que utilizaba una página web para promocionar los servicios sexuales de las víctimas.

 

Con información de Grupo Reforma.

 

 

El poderío del crimen organizado y la incapacidad del Estado en materia de seguridad

Comparte este artículo:

Los hechos ocurridos el 17 de octubre en Culiacán marcan un hito en la guerra contra el crimen organizado. La falta de planeación y de coordinación -un síntoma de este gobierno-, así como la subestimación de la capacidad de respuesta del cártel de Sinaloa, causó la rendición de los elementos de la Guardia Nacional y la liberación del hijo de Joaquín el “Chapo” Guzmán. 

Si bien la culpa la tiene el gobierno federal -el titular de la Secretaría de Seguridad Pública debería renunciar-, la demostración de la debilidad del Estado mexicano es simplemente la manifestación explícita de un problema de antaño. 

No debería sorprendernos la incapacidad de las instituciones militares para hacerle frente al crimen organizado. Desde la década de los setenta el gobierno federal, por corrupción o negligencia, permitió el empoderamiento de estos grupos criminales.

El poderío desplegado por el crimen organizado no fue espontáneo. La creencia que antes del jueves México se encontraba libre de la sumisión del narcotráfico es infundada. La existencia de un Estado fallido surge cuando el gobierno de Felipe Calderón no pudo contener el estrepitoso repunte de la violencia que él mismo desató. 

Ante ello, tampoco debe de sorprender la capacidad de reacción del crimen organizado. En unas horas el cártel de Sinaloa logró rodear a los elementos de la Guardia Nacional cuando estos llevaron a Ovidio a la Fiscalía del estado. En una operación bien organizada lo que contrasta con la empleada por el gobierno-, el cártel bloqueó los canales de acceso a Culiacán, incluso tomaron el aeropuerto para evitar cualquier apoyo. 

De esa manera, la decisión de liberar a Ovidio no fue opcional. Es un hecho que, ante el despliegue de los miembros del cártel, el hijo del “Chapo” Guzmán no iba a salir de Culiacán. Lo único que el gobierno tenía que decidir era si retiraba a los elementos de la Guardia Nacional vivos o muertos, así como en evitar o no muertes colaterales.  

Empero, no se debe confundir la inevitable decisión de dejar libre a Ovidio con una muestra de pragmatismo y humanismo que el presidente quiere hacer entender. El desenlace de la liberación es causa directa de una lamentable planeación por parte del gabinete de seguridad. 

La versión -ha habido seis distintas- basada en que los elementos de la Guardia Nacional actuaron precipitadamente y por cuenta propia no exime a los titulares de la Sedena y la SSP. La falta de coordinación y actuación por cuenta propia del operativo es igual de grave a que si éste recibió ordenes desde la Presidencia y Sedena. 

En cualquiera de los dos casos, este acontecimiento será igual de transcendental que la muerte del agente de la DEA Enrique Camarena o el derribamiento de un helicóptero por parte del Cartel de Jalisco Nueva Generación. Sin embargo, éste puede tener peores consecuencias a largo plazo. Este suceso mandó una señal a otros grupos criminales que es posible chantajear al Estado y obligarlo a liberar a cualquier criminal. 

Por último, preocupa la poca autocrítica del gobierno, así como la terquedad del presidente de afirmar que la estrategia en materia de seguridad no ha fallado y que continuará bajo el mismo esquema. Es lamentable la falta de reconocimiento de las equivocaciones y el desinterés por cambiar lo que no está funcionando. 

López Obrador criticó, con razón, la estrategia de enfrentamiento directo de los sexenios de Calderón y Peña Nieto; sin embargo, la suya no se ha transformado en ese sentido. Como señala el Dr. Edgardo Buscaglia, esta administración debe de construir una estrategia que se oriente a mermar la estructura misma del crimen organizado. Si tomamos al cártel de Sinaloa como una empresa transnacional con presencia en más de ochenta países, vinculado financiera y operativamente a nivel global, buscar cortar sus flujos financieros y el suministro de armas es fundamental para desmantelarla. 

El enfrentamiento directo no va a conseguir resultados positivos, ya se vio en los dos sexenios anteriores, solamente traerá más muerte a un país que vive uno de sus peores momentos en términos de violencia de su historia reciente. 

Descarta AMLO que haya fracaso

Comparte este artículo:

“Se me hace una exageración decir que ha fracasado nuestra estrategia de seguridad”, dice el presidente Andrés Manuel López Obrador tras lo ocurrido el día de ayer, 17 de octubre, en Culiacán, Sinaloa. Esto contradice lo que dijo Alfonso Durazo, el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), ya que AMLO justifica que la captura del hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, Ovidio Guzmán, fue con fines de cumplir una orden de aprehensión con fines de extradición, la cual emitió un juez federal. Un periodista le preguntó al Presidente si esto había sido solicitado por Donald Trump, el presidente estadounidense, y López Obrador no contestó.

Durante esta conferencia de prensa matutina, se le cuestionó a AMLO acerca de su estrategia para combatir la violencia e inseguridad, y que si por esto consideraba esto mismo un fracaso, ya que las masacres seguían ocurriendo. López Obrador contestó diciendo que ese sólo era el punto de vista de sus adversarios y opositores, como la prensa “conservadora”.  Su respuesta fue, “Vamos muy bien en nuestra estrategia porque se están atendiendo las causas que originaron la violencia, pero está muy difícil que Reforma acepté que vamos bien porque es un periódico de la oposición, un periódico conservador”. (…) “Cómo va usted a comparar el gobierno de Felipe Calderón u otros gobierno donde la política que se siguió fue una política de exterminio, se declaró la guerra. Periódicos como Reforma apoyaron esta estrategia, la convalidaron. Nosotros no vamos a continuar con lo mismo”.

Para concluir, dijo que los enfrentamientos entre integrantes del Cártel de Sinaloa y las Fuerzas Federales de Culiacán sí fueron un hecho lamentable, pero que considera una exageración el decir que su estrategia falló. “(…) de ninguna manera, se me hace una exageración decir que ha fracasado nuestra estrategia. Eso quisieran nuestros conservadores se frotan las manos”.

 

(Con información de Aristegui Noticias)