Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut pondrán en cuarentena a visitantes de otros estados de EU

Comparte este artículo:

Los gobernadores de la zona triestatal, conformada por Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut, han acordado que visitantes de otros estados del país hagan cuarentena al trasladarse a dichas entidades.

La decisión se habría tomado ante la explosión en casos de COVID-19 en más de 20 estados de Estados Unidos.

Esta orden aplicará, de momento, a nueve estados que han visto un incremento dramático de casos de coronavirus: Alabama, Arizona, Arkansas, Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Washington, Utah y Texas.

La orden, que entrará en vigor a partir de la primera hora del jueves, no impide el viaje a personas que provengan de estos estados, sin embargo, las personas que hayan tomado vacaciones en una de estas entidades, o que lleven a cabo un viaje de trabajo, deberán estar en cuarentena durante 14 días.

Avisos sobre estas medidas sanitarias serán desplegados en autopistas y aeropuertos de los tres estados que implementarán estas cuarentenas.

De manera similar a lo ocurrido en otras partes del mundo, los huéspedes de hotel tendrán que informar de su lugar de procedencia y respetar la cuarentena.

La meta para estas nuevas medidas es prevenir la aparición de una “segunda ola” del coronavirus en estos estados, algunos de los más fuertemente afectados al inicio de la pandemia.

La ciudad de Nueva York, en un principio el epicentro de la pandemia a nivel mundial, ahora cuenta con una de las tasas de transmisión de COVID-19 más bajas en todos los Estados Unidos.

Trump reiniciará mítines político el 19 de junio

Comparte este artículo:

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reveló que este 198 de junio realizará su primer mitin político en Tulsa, Oklahoma, luego de suspender su campaña debido a la pandemia del COVID-19.

“Vamos a empezar nuestros mítines. Creemos que el primero será en Oklahoma, Tulsa. Hermoso nuevo lugar, completamente nuevo. Están deseando que llegue. Han hecho un gran trabajo con el COVID-19, como saben”, señaló Trump.

El mandatario estadunidense viajará después a los estados de Florida, Arizona y Carolina del Norte para continuar con sus eventos políticos.

Cabe mencionar que ni el candidato republicano ni su equipo de campaña han explicado qué medidas sanitarias se tomarán durante estos actos electorales.

Por otro lado, Trump relanzará su campaña por la reelección en ele momento que muchos estados han reportado un incremento de casos.

Trump amenaza con cambiar de lugar la Convención del Partido Republicano

Comparte este artículo:

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado con cambiar el lugar de celebración de la Convención Nacional Republicana, donde será proclamado como candidato, esto si el gobernador de Carolina del Norte (quien es demócrata), no aclara si las instalaciones podrán estar “plenamente ocupadas“, pese a la pandemia de coronavirus.

Trump ha comentado en su cuenta de Twitter que fue él quien “insistió” en celebrar la convención en Charlotte a finales de agosto, no obstante, ahora “lamentablemente, el gobernador Roy Cooper, no puede garantizar que miles de entusiastas republicanos y otras personas podrán acudir a la bonita Carolina del Norte.”

El presidente ha cuestionado las medidas de confinamiento adoptadas por diversos estados, ha reclamado, por ejemplo, que Cooper aclare de inmediato si la Convención no tendrá límites a la asistencia.

En caso de que no haya garantías, “nos veremos obligados a buscar otro lugar para la Convención Nacional Republicana, con todo el empleo y el desarrollo económico que conlleva (…) no es algo que quiera hacer“, añadió.

Con información de Publímetro

 

 

Gana Biden la mayoría de los Estados en el Super Martes

Comparte este artículo:

El ex Vicepresidente Joe Biden se posicionó ayer como un sólido competidor por la candidatura presidencial demócrata tras salir victorioso en cuatro estados sureños -Virginia, Carolina del Norte, Tennessee y Alabama- demostrando su fuerza entre los electores afroamericanos y asestando un golpe al Senador Bernie Sanders.

Además, hasta media noche se perfilaba su triunfo en Texas, el segundo estado con más delegados en juego este “súper martes”.

Sanders se llevó fácilmente Vermont, de donde es originario, Colorado y Utah. Pero su más importante victoria, tal y como lo habían anticipado las encuestas, fue California, entidad que reparte la mayor cantidad de delegados (415).

Biden tuvo un mal comienzo en la contienda demócrata luego de haber perdido en las tres primeras citas (Iowa, Nuevo Hampshire y Nevada), pero se recuperó con una aplastante victoria en Carolina del Sur el sábado pasado.

Al igual que en esa entidad, el ex Vicepresidente triunfó ayer en los cuatro estados del sur gracias, en gran parte, al electorado negro: más del 60 por ciento de los afroamericanos votaron por él.

Además, en Virginia y Carolina del Norte, dos estados llenos de suburbios, Biden obtuvo un buen desempeño con un grupo demográfico que fue crucial para el éxito del partido en las elecciones de medio término de 2018: mujeres blancas con educación universitaria.

Por su parte, Sanders continúa demostrando fuerza entre los electores que han conformado su base política: aquellos debajo de los 40 años de edad. Pero su incapacidad de ampliar su atractivo hacia votantes de mayor edad y afroamericanos condenaron su candidatura en dos estados clave en los que había hecho campaña con fuerza: Virginia y Carolina del Norte- tal y como le pasó en Carolina del Sur.

Apenas el lunes se dio un replanteamiento extraordinario de la carrera, cuando candidatos moderados se aliaron para formar un frente contra Sanders, quien se define como un demócrata socialista y cuyas perspectivas generales de la elección son vistas con escepticismo por gran parte del liderazgo de su partido.

La arrasadora victoria de Biden el sábado en Carolina del Sur lo posicionó como el claro favorito en el ala centrista de los demócratas, llevando a dos de sus rivales -la Senadora por Minnesota, Amy Klobuchar, y el ex Alcalde de South Bend, Indiana, Pete Buttigieg- a abandonar sus candidaturas y ofrecer su respaldo al ex vicepresidente.

De hecho, Biden triunfó en Minnesota y también le arrebató Massachusetts a su aún rival, la Senadora Elizabeth Warren, y a Sanders, quien también dio pelea en la entidad. Al igual que en Virginia, en Massachusetts los senadores se encontraban por arriba del ex vicepresidente en las encuestas.

Las contiendas del Súper Martes (14 estados y un territorio) estaban destinadas a proporcionar a los aspirantes a la candidatura presidencial una primera prueba a una escala verdaderamente nacional. A diferencia de la mayoría de los estados pequeños que tuvieron primarias y caucus una a una en febrero, las elecciones simultáneas de ayer representaron una muestra diversa de las comunidades y circunscripciones que conforman el electorado estadounidense.

Sanders tenía la esperanza, de cara a la fecha, de poder acumular una ventaja insuperable en el conteo de delegados. Biden pretendía impedir eso y hacer un poco más, al unir fuerzas moderadas en el Partido Demócrata bajo una sola bandera por primera vez en la carrera.

(Fuente: The New York Times News Service)