Oaxaca prohíbe venta de refrescos y alimentos chatarra a menores de edad

Comparte este artículo:

Este miércoles, Oaxaca se convirtió en el primer estado del país en legislar en contra de la venta directa de “alimentos chatarra” a menores de edad, un iniciativa que busca atender el problema de obesidad que presenta la infancia en México, y fue propuesta por el grupo parlamentario de Morena.

Con 31 votos a favor, los integrantes del Congreso oaxaqueño aprobaron una adhesión al artículo 20 bis de la Ley de Derechos de niñas, niños y adolescentes, con el cual se prohíbe la venta directa a menores de edad de bebidas azucaradas y alimentos con alto contenido calórico.

La diputada morenista, Magaly López propuso la iniciativa y recibió el respaldo de Morena y PT, pero encontró la oposición de los diputados priistas.

De acuerdo con López Domínguez, esta iniciativa busca que sean los padres de familia quienes decidan si sus hijos deben consumir estos productos, y aseguró que la medida es similar a la prohibición de vender cigarros y alcohol a menores.

Respecto a las críticas de los empresarios, en torno a que esta medida lacera la economía oaxaqueña ya lastimada por la pandemia, la legisladora rechazó que sea una medida punitiva y acusó al sector empresarial de andar malinformando a los pequeños comerciantes.

Ya que a su parecer, se tiene que poner fin a “los privilegios de unos cuantos para priorizar la salud de los niños, pues no puede haber lugar para los intereses económicos por encima de la salud”.

Previo a la sesión donde se aprobó la medida, unos treinta comerciantes se manifestaron en contra, porque consideran que afecta sus ventas.

En ese sentido se pronunció la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), que hizo un llamado a frenar la iniciativa.

En contraste, la propuesta fue respaldada por organismos internacionales como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU-DH) y otras 73 organizaciones nacionales y estatales.

Incluso en su conferencia de este martes, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, elogió la iniciativa.

Cabe recordar que el mes pasado, López-Gatell culpó a la industria de “comida chatarra” de los males de salud de los mexicanos, y abiertamente le dijo a la población: “usted está en esa condición de sobrepeso, obesidad o usted sufre de una enfermedad crónica porque es lo que ha tenido a disposición, en lo últimos 30 o 40 años, esa comida de mala calidad, son productos industrializados, ultraprocesados, productos que se encuentran en las tienditas de las esquinas donde más del 80% de lo que se vende no le va a nutrir ni le va a alimentar”.

(Fuente: El Mañanero Diario)

Turismo sexual infantil, violencia y embarazo, problemas que más aquejan a niñas y adolescentes: reporta SIPINNA

Comparte este artículo:

La violencia sexual hacia las niñas, el embarazo infantil de 10 a 14 años, ciberdelitos y turismo sexual infantil, son problemas que van en aumento en el país y los que afectan más a la población de niños y adolescentes, informó Ricardo Bucio MújicaSecretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA).

Luego de participar en la inauguración del Seminario Internacional “Discriminación, Desigualdad y Cultura del Privilegio”, como parte del 15 Aniversario de la creación del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), el funcionario detalló que Cancún se ubica a nivel mundial como el cuarto lugar de turismo sexual infantil, mientras que otros destinos turísticos que generan preocupación por esta situación son la Ciudad de México, Acapulco, Puerto VallartaLos Cabos.

“Si básicamente los que tienen mayor afluencia, Cancún el primero y son de mucha preocupación también Acapulco, Puerto Vallarta y Los Cabos, la Ciudad de México…¿cuántos casos tienen?, no traigo el dato ahorita, lo que si tengo el dato que es del gobierno del estado de Quintana Roo es que Cancún es el cuarto lugar mundial de turismo sexual infantil“, puntualizó.

Bucio Mújica agregó que la Secretaría de Turismo (Sectur) por primera ocasión está interviniendo en el tema y junto a las procuradurías y fiscalías de justicia locales se coordina con hoteleros, restauranteros y centros de entretenimiento, donde operan las redes de trata, a fin de combatir esta práctica.

En otro tema el titular del SIPINNA expuso que las mil 100 procuradurías de protección de niñas, niños y adolescentes que operan desde hace tres años no cuentan con recursos suficientes para hacer frente a sus tareas, que de acuerdo a la UNICEF, necesitan 2 mil 500 millones de pesos anuales.

“Esto significa que para la protección ante la vulnerabilidad extrema, es decir abandono, abuso, carencia de cuidados parentales, etcétera, lo que se estaría presupuestando es 57 pesos por persona al año, 57 pesos por niño, niña o adolescente a lo largo de todo un año, es lo que se requiere y todavía no se tiene por parte del presupuesto de la Federación“, comentó.

El reto, concluyó, es que la actual y la futura administración le den relevancia política y económica al sector de la población de 0 a 29 años, quienes padecen desventaja presupuestal en términos de políticas públicas.

México también se separa a niños migrantes de sus padres: Unicef

Comparte este artículo:

Las autoridades migratorias de México separan de sus familias a niños migrantes mayores de 12 años provenientes de Centroamérica, lo que causa un “estrés tóxico” en los menores, afirmó la jefa de Protección a la Infancia de Unicef México, Dora Giusti.

En su informe “Desarraigados en Centroamérica y México”, que aborda los flujos migratorios entre América Central y América del Norte, Unicef señala que no solo Estados Unidos separa a familias migrantes, sino también lo hace México, país en que se establecen muchos migrantes ante las dificultades de alcanzar la frontera norte.

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), las autoridades mexicanas suelen detener y llevar a los niños de 12 años a una zona separada de sus familias, mientras que se permite a las madres quedarse con los niños más pequeños.

Ante esto, Giusti pidió acelerar la reunificación de familias, tanto en México como en Estados Unidos, y advirtió que “el impacto que tiene la separación y la detención genera un estrés tóxico que puede generar repercusiones de por vida, como trastornos psicológicos”.

El informe, divulgado este miércoles, indica queal menos 286 mil 290 migrantes que viajaban a Estados Unidos fueron interceptados en la frontera norte de México entre octubre de 2017 y junio de 2018. De ellos, 37 mil 450 eran menores de edad que emprendieron la travesía en solitario.

Los que viajan solos suelen ser víctimas de “explotación por parte de bandas criminales y violencia sexual en el caso de las chicas“, así como discriminación y rechazo en las comunidades por donde pasan, indicó Giusti.

Además, Unicef calcula que, entre 2016 y 2017, casi 60 mil menores de Guatemala, Honduras y El Salvador fueron retenidos en estaciones migratorias, en lugar de ser hospedados en albergues como marca la ley.

Dora Giusti explicó que se han detectado casos de menores que pasan hasta tres meses detenidos, lo que les genera “una desesperación muy fuerte” y muchos de ellos prefieren ser retornados a sus países e intentar la travesía de nuevo antes que seguir encerrados y solicitar refugio.

Añadió que la fiscalía especializada en protección de niños debería realizar “un análisis en detalle de los derechos” de cada menor, pero ello “no ocurre en el 100 % de los casos y muchos chicos son retornados rápidamente en tres días”.

Solo 167 solicitudes de asilo y refugio fueron aprobadas en México en 2017, año en que se detectaron 18 mil menores, por lo que el resto fueron sometidos a procesos de deportación.

En los casos de niños de Guatemala, son retornados en camión y ubicados en un albergue en la frontera, desde donde se contactan las familias.

El proceso con los hondureños y salvadoreños se tarda más, puesto que las deportaciones se hacen en avión y deben ser costeadas por las autoridades del estado mexicano donde se detuvo al menor, y no siempre tienen el presupuesto para hacerlo.

La jefa de Protección a la Infancia de Unicef México indicó que aunque la inmensa mayoría de menores huyen de la violencia y buscan reencontrarse con familiares afincados en Estados Unidos, están “dispuestos a quedarse en México si se le ofrece un proyecto de vida”, como trabajo o formación profesional.

Unicef insta a México a poner fin a la práctica de detención de niños por su condición de migrantes, así como a protegerlos de la violencia, mantener sus familias unidas y abordar las causas estructurales que les obligan a huir de sus países de origen, como la falta de desarrollo económico y la violencia en Centroamérica.

Giusti explicó que estas demandas ya han sido trasladadas al equipo de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, quien asumirá la Presidencia el 1 de diciembre.

El Talón de Aquiles: Rom-Pom-Pom-Pom 2016

Comparte este artículo:

Según el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), de los aproximadamente 7,4 billones de seres humanos que habitamos en 2016 el planeta, alrededor de 36%, es decir más de 2 billones, somos infantes. Los datos no son exactos, pero, en honor a la verdad, para los efectos de este ensayo, eso no importa.

Intento responder, de forma estructurada y meticulosa, a una pregunta de singular importancia en estos momentos: ¿Cómo hace San Nicolás para entregar regalos a todos los niños y niñas del mundo?

Replanteo el problema: si el pico de actividad de Santa es de las 8:00 pm a las 5:00 am, entonces nuestro personaje cuenta con ocho horas, 480 minutos o, para ser más exactos, 28,800 segundos, para cumplir con su misión. Redondeemos: esto significa que Santa debe visitar 4,166,666 niños por minuto, o 69,444 por segundo.




Además, tendría que viajar a unos 300,000 kilómetros por segundo, una velocidad cercana a la de la luz. Supongamos además que todos los regalos cupieron en el trineo (no soy adepto de las teorías que plantean que son sintetizados en carbono). En fin, algunos estiman que debe parar 850 millones de veces durante su itinerario: ¿cómo lo hace?

Las respuestas a esta pregunta pueden ser reagrupadas en tres categorías. Empecemos por la explicación más simple: se sabe que, si su itinerario va en el sentido opuesto al de la rotación de la Tierra, contaría con 24 horas, es decir, 1,440 minutos, para completar su recorrido. Todos lo sabemos, el planeta pasa 12 horas de día y 12 de noche y, por lo tanto, si al adaptar su itinerario, Santa podría pasar 24 horas “de noche”, con lo que sólo tendría que visitar a 1,388,888 niños por minuto.

A decir verdad, aun aceptando las más locas teorías – hay quienes indican que el diseño aerodinámico del trineo lo hace alcanzar a velocidades inimaginables mientras que otros aseguran que los renos tienen mochilas de propulsión por reacción (proceso de fusión fría) – por más que su ejército de duendes le ayuden, el argumento no parece convincente.

Debemos entonces pasar a otra categoría de explicaciones, las que parten de la premisa que San Nicolás no puede ser entendido siguiendo los preceptos de la física ordinaria. Al respecto, la física cuántica, en particular la relación de indeterminación de Werner Heisenberg (Premio Nobel de Física, 1932) es más apropiada para elucidar el problema.

Claro, aquellos que me conocen saben que no soy especialista en el tema. Sin embargo, puedo indicar, gracias a Wikipedia, y luego de una intensa labor de copiar-pegar, que es imposible definir con precisión, simultáneamente, ciertos pares de variables físicas, como la posición y el movimiento lineal. No me pregunte por qué; la verdad es que no entendí.




El punto es que si conocemos la velocidad del trineo, no sabemos dónde está; y si tenemos su ubicación, es difícil determinar su velocidad. Santa podría entonces, desde esta perspectiva, estar en cualquier parte del planeta, al menos si concebimos a nuestro regordete amigo como una superposición de estados cuánticos. Muchos Santas podrían esfumarse y reaparecer por doquier.

Otra explicación, aunque siempre en esta misma categoría, consiste en señalar que San Nicolás conoce, como ningún otro, la teoría de la relatividad especial de Einstein. Santa sabe manipular espectacularmente bien el espacio y tiempo, al menos mejor que cualquiera de nosotros. En ese sentido, dos hipótesis pueden ser señaladas aquí.

Por un lado, existe una nube de relatividad donde se encuentra él, a partir de la cual se puede ver al mundo como si estuviera congelado. El tiempo, el espacio, y la luz se perciben de forma diferente a lo interno de dicha nube. Por lo tanto, Santa contaría con meses para entregar los regalos, a pesar que, en nuestro planeta, solo vivamos una noche mágica.

Por otro lado, Santa podría usar “Agujeros de Gusano” (también conocidos como el Puente de Einstein-Rosen), los cuales son descritos en ecuaciones de la relatividad. Se trata básicamente de atajos, una especie de túnel en el espacio y tiempo, a través de los cuales se puede desplazar la materia, y que conectan dos lugares remotos.

Gracias a ambas hipótesis, entendemos cómo Santa no solo tiene tiempo para despegar, alcanzar velocidad de crucero y efectuar sus aproximaciones finales respetando las más estrictas normas aeronáuticas de seguridad internacional, sino también para tomar su leche deslactosada light y sus galletitas de asparíamos.




Ahora bien, es posible elaborar otro razonamiento basado en la nanotecnología. Siempre recordaré – esto es cierto – la respuesta de un colega, profesor de cierta universidad, cuando le pregunté qué era la “nanotecnología”.

Con toda naturalidad, me respondió que era la aplicación de la tecnología a nivel nano. Recientemente los seres humanos logramos situar un objeto microscópico dentro de nano-estructuras que, al distorsionar la luz para “envolver” al objeto, lo hicieron parecer como si fuera invisible.

Si partimos de la premisa (no probada, aunque razonable) que Santa no es como los demás, podemos suponer que tal vez conoce esta tecnología desde hace lustros. Y si esto es así, entonces tiene todo el año para colocar sus regalos, los cuales permanecerían invisibles hasta que los vuelve visibles el día de Navidad.

A decir verdad, no me queda muy claro cómo funciona el proceso para hacerlos visibles, pero si esto es así, y sin tomar en consideración las vacaciones, incapacidades, y otras prestaciones, Santa contaría entonces con un año completico para colocar sus regalos: son 518,400 minutos.

Podría, aunque sea por unos instantes, ser serio, e indicar, como lo hice en mi columna navideña del 2015 (que también algo de serio tenía), que San Nicolás es un símbolo cultural occidental. Las tesis aquí desarrolladas aplicarían a Norteamérica y Europa (que por cierto sufren de presión demográfica por escasez de infantes).

Además, recordaba en 2015 que en algunos países los regalos (todavía) los trae el “Niño Dios” y los “Reyes Magos”. O sea, Santa no está solo. Podría incluso señalar que, según el Banco Mundial, 2,200 millones de personas vivían con menos de US $3,10 diarios en 2011. Si aplicamos el porcentaje de 36% de niños, llegamos a la muy aproximativa y desactualizada, aunque inaceptable cifra de 792 millones de niños en situación de pobreza. Pero guardo mi reflexión sociológica para otra ocasión.




Por el momento, conscientemente insisto que Santa visita a todos los niños que nos hemos portado bien (y que en general somos la gran mayoría). Y como buen occidental que soy, imperialista cultural al que le encanta imponer valores universales, postulo que Santa visita a todos los infantes del mundo, sin importar que sean sirios, ucranianos, hondureños, o somalíes.

Como mi meta en la columna navideña de “El Talón de Aquiles” es rescatar algo de la magia perdida, propongo combinar las tres familias de teorías aquí expuestas, y concluir que, para Santa, entregar los regalos de navidad, es un juego de niños.

¡Felices fiestas!

Fernando A. Chinchilla

Ciudad de México, 21 de diciembre de 2016

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Como luchar contra mi país

Comparte este artículo:

El miércoles pasado se terminaron las clases en algunas preparatorias privadas del Estado, durante el semestre me atrevo a afirmar que les di a mis alumnos herramientas para que lucharan contra las adversidades que el sistema pudiera generarles. Les enseñé que es más importante luchar por lo que creen correcto que dejarse vencer. Les dije que nadie, ni siquiera el sistema en el que nos regimos en México puede determinar lo que quieren hacer con su vida.

Aprendimos durante el semestre que debemos construir un mejor México. Aprendimos que nadie tiene la verdad absoluta y que debemos ser críticos ante todo, a escoger bien sus batallas y que la bandera/causa que decidan tomar la lleven con orgullo siempre. Intenté brindarles herramientas que creí necesarias para su vida, pero nunca tomé la precaución de enseñarles a defenderse de su propio país.

De acuerdo a un estudio realizado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), entre 55 y 62 por ciento de los niños en México sufrió maltrato y según el INEGI, una tercera parte de los hogares mexicanos padece de violencia. Esto se traduce para los niños, en el mejor de los casos en deserción escolar, y es que la violencia infantil es una de las principales causas de muerte en México.

De acuerdo a un estudio realizado por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), entre 55 y 62 por ciento de los niños en México sufrió maltrato y según el INEGI, una tercera parte de los hogares mexicanos padece de violencia.

Miles de niñas, niños y adolescentes en México crecen en un contexto de violencia perpetuada no solo por sus seres queridos sino por el sistema en el que se rige este país. De acuerdo a cifras de UNICEF mueren 2 niños(as) menores de 14 años cada día. Estos niños y niñas sufren de violencia física, psicológica y sexual todos los días, en la mayoría de los casos permanece oculta o es aprobada socialmente. ¿Cómo impacta esto en el futuro? Si logan escapar de la muerte se traduce en violencia de género (ambos géneros se ven afectados).

El abuso infantil es un tema común y normalizado en el país. El 77% de las víctimas de abuso infantil son niñas entre 5 y 7 años. Existe en México una toda una red de trata de personas y de turismo sexual infantil, de acuerdo al Senado de la República cada año son explotados más de 30 mil infantes en ciudades de la Riviera Maya, Cancún, Acapulco, Puerto Vallarta, Guadalajara y Tijuana, generando ganancias por más de 24 mil millones de dólares anuales.

El abuso infantil es un tema común y normalizado en el país. El 77% de las víctimas de abuso infantil son niñas entre 5 y 7 años. Existe en México una toda una red de trata de personas y de turismo sexual infantil, de acuerdo al Senado de la República cada año son explotados más de 30 mil infantes…

Según el estudio Trata en el sector turístico, elaborado por el Observatorio de Violencia Social y de Género de Benito Juárez para la Secretaría de Turismo, “hay paquetes exclusivos para pederastas que incluyen hotel y niño, con costos de 200 a 2 mil dólares”. Luego del turismo y venta de drogas, la explotación sexual infantil es la actividad que más ingresos deja a Cancún. ¿Cómo puede progresar México si seguimos permitiendo estás actividades? ¿Dónde estamos nosotros como sociedad que exige y denuncia? ¿Dónde está el gobierno ejerciendo sus facultades de proteger a todos sus ciudadanos?

La violencia infantil sigue siendo la causa de muchos problemas que tenemos en el país, por qué los desprotegemos. ¿Cómo podemos enseñarles a luchar y cambiar el mundo, si muy pocos los están cuidando? ¿Cómo mejoramos su situación para que puedan ser parte del cambio que México necesita?

¿Qué necesitamos para darnos cuenta que la situación en la que estamos en México es indignante?

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”