Dimes y Diretes: “Negociaciones Presidenciales”

Ayer el presidente de todos, Enrique “Henry Monster” Peña Nieto, dio un poco de claridad, si le podemos llamar así, a las recientes declaraciones del Secretario de Gobierno de Nuevo León, Manuel González.

Ya recordará usted que la semana pasada durante la celebración por el Día de la Bandera, Don Manuel le dio por andar de pico flojo. Primero se puso a presumir los logros del gobierno estatal durante un evento donde se debía de hablar sobre soberanía y patria.




Y después le dio por hablar sobre la posible, y ya muy sospechada, candidatura de “el Bronco” a la Presidencia en el 2018. Eso sí, dejando cola al decir que se estaba “negociando con la Federación” y que todo era para beneficiar a Nuevo León.

Don Manuel dice algo, que es muy cierto, “todo en la política es negociación”. Y claro que lo es, y el que no lo sepa para estas alturas, mejor que se salga. Pero ciertamente lo que se me hace una vil jalada, es que estén negociando el futuro político de Jaime a cambio de apoyos por parte de la Federación, ¿o cómo?

Ayer no crean, el presidente dejó muy mal parado a Jaime, y esto se notó por la falta de risas que tuvo el gober cuando Peña hablo de los apoyos por parte de la Federación. Al afirmar que la Federación sí apoyará a Nuevo León con lana, pero no con fines electorales le dejó algo muy en claro a Jaime, “tú no te me vas a postular, sino yo veo cómo te ahorco las finanzas…”.

La verdad lo de “el Bronco” ya se me hace pura ambición política. La candidatura a la Presidencia de la República ni debería de negociarse, Jaime no debe de lanzarse, no va a ganar, no tiene esperanzas, así lo marcan las encuestas. Hasta las encuestas de SDP Noticias, de su compadre Fede Arreola, lo ponen en un distante quinto lugar.

¿O acaso la cosa es al revés y es cierto que “Henry Monster” Peña Nieto anda convenciendo a Jaime para que se lancé?




¡Ahí Se Leen!

______________________________

– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

 

Cuando la agresión a la mujer no es un crimen

El 8 de marzo, Día de la Mujer, la periodista Andrea Noel denunció un acto de agresión sexual a su persona en las calles de La Condesa, en la Ciudad de México.

Noel, haciéndose de un video de una cámara de seguridad, publicó el video de la agresión en sus redes sociales. La denuncia se difundió al punto de llegar a oídos de los medios de comunicación y viralizarse en las redes sociales, creando indignación. O al menos eso creí.

Resulta que la joven periodista ha sido víctima no sólo de la agresión del video difundido, sino de amenazas subidas de tono, a consecuencia de haber alzado la voz en contra de las violencia hacia las mujeres.

Irónicamente, aunque existe evidencia visual de la agresión, se han hecho acusaciones acerca de que el video es una farsa. Un columnista de SDP Noticias, Einer M. Juárez, llegó al punto de justificar la agresión diciendo que, según el Código Penal actual, no era un acto criminal y la calificó de “feminazi machorra” en su cuenta de Twitter.

Después de la denuncia, Noel ha sido acosada en redes sociales con gente publicando su ubicación, o bien, amenazándola con violarla o matarla para callarla.

El día lunes 14 de marzo, descubrió un carro con varios pasajeros afuera de su casa; uno de ellos le apuntaba con un arma. Llamó a la policía y nadie fue a auxiliarla.

Y no sólo no está segura en su hogar. Esta misma semana, mientras desayunaba en Coyoacán, un usuario de Twitter le mandó una amenaza de muerte con una fotografía de su ubicación.

Lamentablemente, este caso ha dado a sobresalir la impunidad que existe hacia las agresiones sexuales y ha dado rienda suelta a la ira de una minoría —que al parecer tan pequeña no es— misógina.

Querido México, vergüenza nos debería dar. Vergüenza de que no se le dé la importancia a este tipo de casos, y que encima de todo se consideren defendibles por supuestamente no ser crímenes.

Vergüenza de que una mujer no pueda denunciar un caso de acoso o agresión sexual porque las autoridades le terminarán culpando por su vestimenta o porque “seguro se lo estaba buscando”. Toda persona, sea hombre o mujer, merece ser tratada con respeto.

Nos debería de dar vergüenza que cuando una mujer —que ni siquiera es mexicana, sino estadounidense– decide dar la cara por los derechos de las mujeres mexicanas, se atente contra su seguridad. A causa de estas amenazas, la joven periodista ha considerado incluso dejar el país.

Me parece inaceptable todo el odio hacia una mujer que no hizo más que hacer conciencia de lo que viven muchas mujeres no sólo en la Cd. de México, sino en todo el país.

Este caso ha evidenciado que la misoginia es tristemente parte de la realidad mexicana, y que mucho tenemos que hacer por los derechos de la mujer en este país.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”