Presenta Jesús Horacio el documental “Tres Décadas de Progreso en San Pedro”

Jesús Horacio González, ex secretario de Ayuntamiento de San Pedro y que actualmente ocupa el mismo puesto pero en el municipio de San Nicolás, presentó el día de ayer el documental “tres décadas de progreso” en San Pedro Garza García, donde presenta la historia de las últimas tres décadas de la administración municipal, bajo el cargo de los alcaldes panistas.

Los ejes del documental se guían en Participación Ciudadana y rendición de cuentas en los gobiernos de los últimos siete alcaldes del municipio sampetrino, Mauricio Fernández Garza, Tere García de Madero, Alejandro Páez Aragón, Fernando Margain, Hugo Ruiz, Gerardo Garza Sada y Rogelio Sada.

“Este documental nos muestra el avance de las administraciones panistas en San Pedro, es parte de lo que han hecho y que sea el municipio sea de los más crecientes del país“, expreso Horacio Gzz.

El documental expresa y da consejos de la importancia de la participación ciudadana y de la rendición de cuentas y de la importancia de la gobernabilidad, como parte de lo más fundamental para el progreso de cualquier sociedad.

Mírame y no me toques

“Es la sensación que sentimos de que, como Consejo Ciudadano, podemos hacer muy poco” comentó Graciella Fulvi al anunciar ante los medios la renuncia de al menos 6 de los 7 contralores ciudadanos (Rogelio Sada, Malaquías Aguirre, Lourdes López, Graciella Fulvi, Sandra Garza y Paula Villalpando).

La renuncia se deriva, entre algunas cosas, por el famoso #cobijagate y la poca respuesta que el gobierno habría tenido contra la falta administrativa. El órgano fue creado con el objetivo de sumar esfuerzos, al supuestamente vigilar y corregir, junto con la administración estatal, los esfuerzos en la lucha diaria contra la corrupción.

Este comentario contrasta con lo dicho por Nora Elia Cantú, contralora general del gobierno independiente, cuando el pasado 02 de marzo comentó en la toma de protesta de este mismo consejo que “el aparato burocrático es grande y su participación va a ser muy valiosa”.




¿Valiosa? Al parecer lo habrá sido para efectos de opinión pública porque ellos solo están para “ver, no revisar” según dijo Jaime Rodríguez. Mírame y no me toques diría Joan Manuel Serrat. Pero desgraciadamente es cierto lo dicho por el Bronco. La ley lo respalda. Legalmente no tienen ningún poder para actuar e incidir, y es aquí donde entra lo irreverente de la situación. Tener a gente de tanto prestigio y talento, solo para aparentar participación, pero vetando su injerencia, es no solo absurdo sino un desperdicio de tiempo para cualquiera.

Pero no quiero enfrascarme en hecho mencionado, sino en la reflexión de la efectividad de los modelos de participación ciudadana, los cuales deben dejar de ser simples observadores y convertirse en una especie de juez que puede y debe incidir en el día a día de la administración gubernamental.

Hoy se habla de los contralores ciudadanos, de revocación de mandato, de consultas ciudadanas, de democracia participativa, pero si estas herramientas no van acompañadas de un poder factico para transformar, de poco nos servirán para mejorar al país. La bandera ciudadana no debe de ser de dientes para afuera, sino la columna vertebral de cualquier gobierno.

Y es que, si la política se la dejamos a los de siempre, se hará política para los de siempre.




POSDATA: Alarmante los resultados del referendo en Colombia del domingo pasado. Los ciudadanos salieron a las calles a votar y rechazar, por mínima diferencia, los acuerdos de paz con las guerrillas de las FARC. La democracia en manos de la desinformación puede ser muy dañina. Más amor por favor.

Si no nos vemos, pues nos escribimos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”