Gobierno estatal sigue sin un Contralor debidamente nombrado

Comparte este artículo:

A más de dos meses de los cambios en la Contraloría estatal, los ciudadanos organizados, cámaras de la iniciativa privada e instituciones académicas agrupados en la Coalición Anticorrupción pedimos al Congreso de Nuevo León y al Gobernador iniciar de manera urgente el proceso de nombramiento del Contralor, con estricto apego a la letra y espíritu de nuestra Constitución.

El Artículo 63, fracción XXIII, de la Carta Magna de Nuevo León, establece claramente que la facultad de aprobar el nombramiento del titular de la Contraloría y Transparencia Gubernamental corresponde al Congreso, con base en la propuesta que le sea remitida por el Gobernador. La Constitución no prevé excepciones, dilaciones o condiciones para el cumplimiento de este requisito.

Sin embargo, tras la salida de la Dra. Nora Elia Cantú como titular de la Contraloría, ni el Congreso local ni el Gobierno estatal han iniciado el proceso establecido con las reformas en materia de anticorrupción para nombrar a la cabeza de este órgano fundamental para el combate a la corrupción. El gobierno estatal ha estado operando por más de dos meses con un contralor interino, una figura que no está prevista en la Constitución.

Por lo tanto, con carácter urgente exhortamos a los diputados y al titular del Ejecutivo estatal, como representantes y autoridad democráticamente electos, a cumplir con esta obligación fundamental, a través de un proceso transparente y con apego a los principios de parlamento abierto. 

Es importante resaltar que el titular de la Contraloría y Transparencia Gubernamental formará parte del Comité Coordinador del Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) y tendrá un rol medular en éste, al ser el órgano de control interno del gobierno. Para poder cumplir con estas responsabilidades, el Contralor debe actuar de manera imparcial y profesional, por lo cual el artículo 85, fracción VIII, de la Constitución estatal prevé que tendrá autonomía de ejercicio presupuestal y de gestión para organizar la estructura y funcionamiento de dicha Secretaría. El perfil de esta persona será clave para mostrar compromiso con la integridad, honestidad y apego a derecho que se requiere en este importante órgano.

No existe justificación alguna para retrasar o eludir un claro mandato constitucional. La situación actual constituye una flagrante violación al estado de derecho, y exige que nuestras autoridades cumplan con las obligaciones del cargo que ocupan. No se puede pretender luchar contra la corrupción si no se tiene a todas las autoridades responsables debidamente nombradas e instaladas.

PAN denuncia ante la Fepade las firmas recolectadas en horario laboral

Comparte este artículo:

Monterrey N.L. (31 de enero 2017).- Mauro Guerra Villarreal, Dirigente Estatal del PAN, presentó ante la Fepade una denuncia en contra de los funcionarios que encabezan la administración de Rodrguiez Calderon, mismos que recaban firmas para la candidatura presidencial del Mandatario con licencia.

Guerra Villarreal, manifestó que hay una violación al Articulo 11 de la Ley de Delitos Electorales misma que contempla sanciones a los servidores públicos que brinden apoyo al precandidato en horario laboral.

“Estamos solicitando que se investigue de una manera completa que es lo que está haciendo el Gobierno del Estado y el delito que pudiera presentarse por estar apoyando como se dio a conocer por un medio de comunicación en Nuevo León, respecto a qué ha funcionarios públicos que están recolectando firmas a favor de un candidato independiente”, comentó Mauro Guerrra.

“Nosotros estamos aquí no juzgando, estamos aquí para pedirle a la autoridad que sea quien investigue,que sea el Ministerio Publico y los jueces quienes dicten si hay una ilegalidad, si están cometiendo los servidores públicos un delito y que sancione”.

Una lista de funcionarios implicados fue dada a conocer entre los que mas destacan son; Manuel de la O, titular de Salud; Carlos Garza, titular de Tesorería; Humberto Torres, titular de Infraestructura; Nora Elia Cantú, de Contraloría y Manuel Vital, de Desarrollo Sustentable.

 

Mírame y no me toques

Comparte este artículo:

“Es la sensación que sentimos de que, como Consejo Ciudadano, podemos hacer muy poco” comentó Graciella Fulvi al anunciar ante los medios la renuncia de al menos 6 de los 7 contralores ciudadanos (Rogelio Sada, Malaquías Aguirre, Lourdes López, Graciella Fulvi, Sandra Garza y Paula Villalpando).

La renuncia se deriva, entre algunas cosas, por el famoso #cobijagate y la poca respuesta que el gobierno habría tenido contra la falta administrativa. El órgano fue creado con el objetivo de sumar esfuerzos, al supuestamente vigilar y corregir, junto con la administración estatal, los esfuerzos en la lucha diaria contra la corrupción.

Este comentario contrasta con lo dicho por Nora Elia Cantú, contralora general del gobierno independiente, cuando el pasado 02 de marzo comentó en la toma de protesta de este mismo consejo que “el aparato burocrático es grande y su participación va a ser muy valiosa”.




¿Valiosa? Al parecer lo habrá sido para efectos de opinión pública porque ellos solo están para “ver, no revisar” según dijo Jaime Rodríguez. Mírame y no me toques diría Joan Manuel Serrat. Pero desgraciadamente es cierto lo dicho por el Bronco. La ley lo respalda. Legalmente no tienen ningún poder para actuar e incidir, y es aquí donde entra lo irreverente de la situación. Tener a gente de tanto prestigio y talento, solo para aparentar participación, pero vetando su injerencia, es no solo absurdo sino un desperdicio de tiempo para cualquiera.

Pero no quiero enfrascarme en hecho mencionado, sino en la reflexión de la efectividad de los modelos de participación ciudadana, los cuales deben dejar de ser simples observadores y convertirse en una especie de juez que puede y debe incidir en el día a día de la administración gubernamental.

Hoy se habla de los contralores ciudadanos, de revocación de mandato, de consultas ciudadanas, de democracia participativa, pero si estas herramientas no van acompañadas de un poder factico para transformar, de poco nos servirán para mejorar al país. La bandera ciudadana no debe de ser de dientes para afuera, sino la columna vertebral de cualquier gobierno.

Y es que, si la política se la dejamos a los de siempre, se hará política para los de siempre.




POSDATA: Alarmante los resultados del referendo en Colombia del domingo pasado. Los ciudadanos salieron a las calles a votar y rechazar, por mínima diferencia, los acuerdos de paz con las guerrillas de las FARC. La democracia en manos de la desinformación puede ser muy dañina. Más amor por favor.

Si no nos vemos, pues nos escribimos.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”