Niega AMLO que vaya a donar su salario

Comparte este artículo:

El Presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que vaya a donar su salario, debido a que si lo hace, no podrá mantener a su familia.

“En mi caso yo vivo de mis ingresos, yo no soy rico, no tengo dinero, no vivo de mis rentas”, aseguró el político tabasqueño durante su conferencia matutina.

La pregunta de la prensa se debió a que ayer la secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, anunció que donaría su sueldo como funcionaria a una casa hogar de Querétaro y se mantendría con la pensión que recibe como ex ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

“Si renuncio no tendría yo para mantener a mi familia. Me iría a trabajar”, comento López Obrador a los reporteros en Palacio Nacional.

 

Perdón e indulgencia

Comparte este artículo:

Para un gobierno electo a nombre del combate a la corrupción y la impunidad, el perdón y la indulgencia a los corruptos es la primera incongruencia dentro de la cuarta transformación. Ya sufrimos el engaño en Nuevo León, ¿se repetirá a nivel nacional? 

El perdón se acuerda a los culpables. Si no hay culpables, ¿a quién acordarán el perdón? ¿A todos en forma genérica? ¿Valdrá algo un perdón sin arrepentimiento? ¿Se arrepentirán los miles de servidores públicos que disfrutarán tranquilamente de los productos de sus malversaciones? ¿O vendrán espontáneamente a devolver las toneladas de dinero y de propiedades mal habidas durante sus administraciones?  ¿Tendrá caso seguir ejerciendo una Justicia selectiva que no tendrá sustento ni justificación? A partir del día 1º de diciembre, ¿quiénes serán sujetos a persecuciones por una Justicia que perdió el derecho de decidir quien es culpable y quien es inocente, si el gran juez, en Palacio Nacional será el único en rendir sentencias? 

Mal empieza un régimen que se atribuye derechos supra naturales para definir la justicia y dictaminar impunidad a quienes saquearon el país durante los últimos sexenios. De democrático, no tiene nada. No entiende ni respeta la separación de los poderes. Más preocupante todavía, cómo lo señala Mauricio González Ochoa en su editorial dominguero, “¿Cómo van a redactar una Constitución Moral aquellos que están perdonando actos inmorales?” La discrecionalidad en las decisiones de Justicia no hará más que perpetuar dos siglos de injusticia que la cuarta transformación pretende erradicar. 

Desgraciadamente, estas posturas erráticas no dejan de ser el reflejo de la sumisión del nuevo régimen a una “mafia del poder” que no dudará en usar el poderío económico y financiero acumulado a costas del erario público para hacer valer su fuerza y hacer prevalecer sus intereses. La lucha será sin piedad. El Presidente sabe el precio que tuvo que pagar para que se respetará la voluntad popular. 

Si es sincero en el combate a la corrupción, algún funcionario de su nuevo equipo de gobierno debería pisar la cárcel en menos de seis meses para que le otorguen credibilidad. ¿Será un fiscal a sus ordenes que designará el chivo expiatorio? Bien lo escribió Gabriel Zaid hace treinta años. “La corrupción es el Sistema”. Parece que aún con cuarta transformación, el nuevo régimen seguirá adoptando el mismo Sistema. 

130 mil pesos es lo que paga AMLO de renta de casa de transición

Comparte este artículo:

El presidente electoAndrés Manuel López Obrador, paga por la renta de su casa de transición en la Colonia Roma, Ciudad de México, alrededor de 130 mil pesos mensuales.

De acuerdo con La Silla Rota, al consultar vía transparencia la copia del contrato de arrendamiento, Morena paga por la renta del inmueble 130 mil pesos mensuales, más el Impuesto al Valor Agregado por uso y disfrute del inmueble.

En septiembre de 2017, Morena dio un solo pago a la empresa arrendataria Top Real Estate Company S.A. de C.V. de dos millones 412 mil 800 pesos, lo que correspondía a 16 rentas mensuales de 130 mil pesos y un depósito de 452 mil 400 pesos.

En el contrato especificaron que la casa se utilizaría como “Oficinas administrativas y oficinas generales del Comité Ejecutivo Nacional de Morena“, por 16 meses por lo que a partir del 1 de diciembre ya no podrá ser usada por AMLO, su equipo de transición y funcionarios federales e internacionales. Ese día López Obrador tomará posesión como presidente de la República y se mudará a Palacio Nacional en donde no pagará renta.

AMLO anuncia a sus asesores cercanos

Comparte este artículo:

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer esta mañana a sus asesores más cercanos y que colaboraran en su Presidencia.

Entre los destacables, está el ex gobernador de Michoacán, Lázaro Cárdenas Batel, quien fungirá como coordinador de asesores, y entre sus funciones estaría la elaboración de proyectos y asesorías para la Presidencia de la República para la toma de decisiones.

Alejandro Esquer, será quien maneje la agenda Presidencial.

Además, el empresario Alfonso Romo, fue confirmado por López Obrador, cómo Jefe de la Oficina de Presidencia.

“Por ser empresario, actuará como un enlace con los inversionistas de México y el mundo, ayudará en la evaluación de proyectos estratégicos”, dijo el presidente electo.

Raymundo Arpis Espriú, estrada a cargo de la Coordinación de Estrategia Digital, y será el que elaborará y aplicará las normas en todos los sistemas digitales del gobierno federal y sería el responsable del proyecto para comunicar todo el territorio nacional mediante internet.

El que fuera el directo del periódico Regeneración, Jesús Ramírez Cuevas, será el Coordinador de Comunicación Social.

César Yáñez, tendrá a su cargo la Coordinación General de Política y Gobierno y atendería las relaciones con los sectores públicos y sociales, y la comunicación con dependencias de la Administración Pública.

López Obrador anuncio que todos tendrán oficinas en Palacio Nacional, cerca de la del Presidente.

Es destacada la cooperación en transición: EPN y AMLO

Comparte este artículo:

El presidente Enrique Peña Nieto y el mandatario electo Andrés Manuel López Obrador iniciaron la tarde de este lunes el proceso de transición de la Administración Pública Federal y el acercamiento entre ambos equipos de trabajo.

En un mensaje conjunto en Palacio Nacional tras encabezar una reunión privada de los equipos de transición, Peña Nieto destacó que por el bien de México se busca un proceso ordenado.

A su vez López Obrador celebró que la transición se lleve a cabo de manera institucional y respetuosa, y agradeció al presidente Peña Nieto el gesto de coordinación conjunta.

El presidente Enrique Peña Nieto aseguró que facilitará toda la información a la administración entrante para que tome las decisiones y definiciones de políticas públicas de gobierno de las que, dijo, será respetuoso a partir del 1 de diciembre.

En rueda de prensa conjunta, señaló que hubo un diálogo en un clima de respeto y cordialidad sobre el proceso de transición para hacerlo muy eficiente, y recordó que nunca había ocurrido en el pasado reciente una reunión como esta.

“Sin duda se trata de un encuentro inédito toda vez que no había ocurrido en el pasado reciente el tener a estas alturas de la transición ya definidos quiénes serán los titulares de las dependencias gubernamentales de la Administración Pública Federal“, indicó.

“El motivo de este encuentro es precisamente dar formalmente iniciado este proceso de transición y de acercamiento entre los dos equipos de trabajo“, expresó.

“Quiero dejar aquí constancia de reconocimiento al presidente electo de nuestro país por la apertura, por la disposición, por el interés que ha tenido en conocer temas de la Administración Pública Federal y evidentemente este gobierno será absolutamente respetuoso de las definiciones y decisiones que se tomen a partir del 1 de diciembre”, aseguró.

A su vez, López Obrador manifestó que “es una transición institucional porque surje de un proceso electoral democrático. Se está cumpliendo el mandato de nuestro pueblo”.

“Hemos recibido el apoyo sin condición del presidente constitucional Enrique Peña Nieto, nosotros también, en correspondencia, hemos reafirmado nuestra decisión de respetar al actual gobierno hasta el último día de su mandato”, destacó.

“Tengamos en cuenta que, por ejemplo, se va a elaborar el presupuesto para el año próximo y esto requiere de trabajo conjunto. Y así en otros asuntos, en otros casos”, agregó.

“Estamos muy satisfechos y de manera sincera le agradecemos al presidente Enrique Peña Nieto, a su equipo, al gabinete actual, por este gesto institucional, de respeto y de colaboración conjunta“, añadió.

Por segunda ocasión, AMLO y Peña se reunirán en Palacio Nacional

Comparte este artículo:

Andrés Manuel López Obrador confirmó que durante la entrega de su constancia de Presidente electo que se reunirá por segunda ocasión con el Presidente Enrique Peña Nieto en Palacio Nacional.

“Sí, nos vamos a ver”, comentó López Obrador a su llegada a su oficina en la Colonia Roma, después de que el Tribunal Electoral validó la elección del 1 de julio y le entregó la constancia.

El vehículo de AMLO, quien logró la Presidencia tras dos intentos fallidos, entró a la casa de transición enmedio del caos de simpatizantes y periodistas que lo esperaban, y él calificó el día como histórico.

“Hoy fue un día histórico, muchas gracias. Esto es algo que decidió el pueblo de México y nosotros vamos a estar a la altura de las circunstancias, vamos a cumplir con todos los compromisos con el pueblo de México“, afirmó todavía a bordo del vehículo.

López Obrador informó que más tarde de su reunión con Peña Nieto se reunirá con el próximo Secretario de Hacienda, Carlos Urzúa.

El político tabasqueño entró a sus oficinas acompañado por sus dos hijos y su vocero César Yáñez, mientras sus seguidores gritaban: “¡Sí se pudo!”.

EPN y AMLO se reúnen; Presidente ofrece condiciones para arranque

Comparte este artículo:

Esta mañana el Presidente de México, Enrique Peña Nieto y el Presidente Electo, Andrés Manuel López Obrador, sostuvieron una reunión que duro cerca de dos horas en Palacio Nacional.

Durante la reunión, las partes conversaron sobre el proceso de transición, y acordaron que los grupos de trabajo de ambos se reunirán periódicamente para asegurar una transición ordenada, detallada y transparente.

“Este esfuerzo de coordinación tiene como propósito concluir de manera ordenada y eficaz la actual administración y ofrecer al futuro gobierno las mejores condiciones para que pueda iniciar una gestión exitosa, en beneficio de las y los mexicanos”, informó Presidencia.

Por otro lado, Peña Nieto garantizó que su gobierno seguirá trabajando hasta el último día de la administración con el fin de cumplir con los compromisos que asumió con la ciudadanía.

La dependencia aclaró, que el proceso de transición comenzará una vez que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), valide la elección presidencial, algo que sucedería antes del 6 de septiembre.

Presidencia no confirmó cuando estará listo el equipo designado por el President para la transición, pero aseguró que éste operará en los tiempos legales permitidos.

“Con el fin de coordinar el diálogo entre ambas administraciones, el Gobierno de la República designará a un grupo de funcionarios que fungirán como contrapartes de las personas ya nombradas con este propósito por el licenciado López Obrador”.

Después de la reunión López Obrador anunció que entre los acuerdos entre el Presidente y el, estuvieron la asistencia de la Secretaría de Hacienda, necesaria para la elaboración del Paquete Económico del primer año de la administración entrante.

(Con información de Grupo Reforma)

 

AMLO: el presidente de las mayorías

Comparte este artículo:

Si las elecciones fueran hoy, el tabasqueño llegaría al poder con un apoyo nunca antes visto en la historia de la democracia mexicana

Andrés Manuel López Obrador será el presidente de México por los próximos 6 años. Él y su equipo cercano lo saben, así como lo saben los candidatos rivales Ricardo Anaya y José Antonio Meade; los grandes empresarios del país que en los últimos días han sacado comunicados invitando a sus empleados a reflexionar su voto y evitar votar por opciones populistas. También lo sabe el presidente Peña, analistas y periodistas, válgame, hasta el ciudadano que tiene cero interés en las campañas. 

Es por ello que las campañas en los últimos días se apagaron, ahora la gente ya está pensando más en el mundial que viene, que en saber qué hicieron o dónde estuvieron los candidatos presidenciales. Solo una tragedia de proporciones bíblicas evitaría que AMLO sea electo el 1 de julio. 

La cuestión no es saber si López Obrador ganará o no la presidencia, sino con qué porcentaje de votos lo hará. Las últimas dos encuestas (El Norte y Parametría) lo ubican en una intención de voto del 52% al 54%. Para darnos una idea numérica, si del total del listado nominal (90 millones), vota un 60% (cifra que muy probablemente sea superior), estaremos hablando de que cerca de treinta millones lo elegirían presidente. 

Si queremos dimensionar lo significante que sería el resultado, ese porcentaje de votos no lo ha obtenido ninguno de los presidentes electos en los últimos 30 años. Carlos Salinas obtuvo un 50.36% (9.6 millones); Ernesto Zedillo un 48.69% (17.1 millones); Vicente Fox un 42.52% (15.9 millones); Felipe Calderón un 35.89% (15 millones) y Enrique Peña Nieto un 38.15% (18.7 millones). El último presidente electo con un porcentaje mayor a la intención que tiene el tabasqueño, fue Miguel de la Madrid en 1982 con el 84.4% del respaldo, en unas campañas electorales que servían como trámite para que el candidato del PRI accediera al poder. 

Casas encuestadoras como Consulta Mitofsky, estiman que Morena y sus aliados tengan con certeza una mayoría simple e incluso si las campañas siguen con este rumbo, lograrán una mayoría absoluta, algo que ningún presidente ha podido conseguir desde Ernesto Zedillo en el periodo 1994-1997. 

Por eso considero que AMLO será el presidente de las mayorías. Para el primero de julio habrá ganado con una mayoría superior al 50% de los votos, junto a una mayoría simple o una mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y Senadores. Ostentará el mayor bono democrático, incluso superior al de Vicente Fox y el cambio en el 2000. Esto porque lo que se estará votando ahorita no es meramente para cambiar de partido en el gobierno, para sacar al PRI de los pinos. No, lo que se votará este primero de julio va a ser un cambio en el régimen político mexicano. 

Para bien o para mal, Andrés Manuel López Obrador llegará a Palacio Nacional con la consigna y la gran responsabilidad de responderle y darle resultados a un pueblo que ya está cansado de la inseguridad, del no crecimiento económico, de la desigualdad y la pobreza, y sobre todo de la corrupción que tanto cuesta y que tanto detiene. 

Sí, AMLO tendrá un bono político muy amplio pero a la vez muy riesgoso, porque si los resultados no llegan y pronto, es probable que su presidencia no pase el corte de caja de la primera consulta para la revocación de su mandato.  

Periodistas protestan por asesinatos de colegas

Comparte este artículo:

Esta mañana reporteros protestaron por los asesinatos de periodistas en México, esto frente a las puertas de Palacio Nacional donde también escribieron la consigna “Ustedes quieren votos, nosotros justicia”.

El grupo de manifestantes también colocaron las fotos de los periodistas asesinados y desaparecidos en los barandajes que protegen el frente de Palacio Nacional.

En lo que va del año, 6 periodistas han sido asesinados, siendo estos Pamela Montenegro del Real, Carlos Domínguez, Leobardo Vázquez, Juan Carlos Huerta Martínez, Héctor González y Alicia Díaz González, mientras que Agustín Silva, esta desaparecido desde el 21 de enero.

De acuerdo a la organización Reporteros Sin Fronteras, México es uno de los países más peligrosos para los periodistas y se encuentra al mismo nivel de Siria, Irak y Afganistán.

#Kleroterion: “Nuevo León el Epicentro de los Cambios Políticos”

Comparte este artículo:

El 4 de octubre de 2015, un poco menos de 3 años, Nuevo León vivió un escenario democrático inédito, en donde un candidato independiente ganó de manera apabullante una elección para gobernador del Estado.

El ingeniero Jaime Rodríguez Calderón, mejor conocido como “El Bronco”, fue por mucho el candidato ganador para el Gobierno de Nuevo León, a parte de ser el primero en abrir brecha para posteriores postulaciones independientes en diversos cargos públicos para un sinfín de personas a nivel nacional.

Me parece importante decir que “el Bronco”, es una persona que salió de la pobreza y es muestra del esfuerzo constante, con un historial como Secretario Estatal de la Confederación Nacional Campesina, Diputado Federal, Diputado Local y el último antes de ser Gobernador, alcalde de García, ha demostrado que la persistencia es la herramienta principal para lograr cualquier objetivo.

Por otro lado, en el tema de las elecciones presidenciales,  en estos días salió una encuesta del periódico Reforma que pone una diferencia que pareciera insuperable a favor del candidato por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, lo que es muy importante señalar es  que increíblemente Nuevo León es el epicentro de este movimiento.

Estamos totalmente conscientes los nuevoleoneses que Andrés Manuel le va a  deber todo a nuestro estado, aunque muchos creerán que debiera ser a la CDMX, Chiapas o Oaxaca. Entonces, ¿por qué esta situación y qué relación tiene Nuevo León y el Bronco?, a continuación lo explico:

El único candidato que hoy está en la boleta y que en algún momento pudo o pudiera restarle votos a AMLO, es Jaime Rodríguez Calderón y que, sin duda alguna, rivalizaba con el sector electoral que más sigue a AMLO en el país, ya que  Jaime es un ejemplo real de pertenecer y salir de la pobreza con base al esfuerzo.

Desde el primer día de su gobierno vimos a los partidos políticos, en específico al  PRI y el PAN, atacar al gobierno independiente, estoy consciente que también este gobierno ha tenido graves fallas, pero sin lugar a dudas el PRI y el PAN de Nuevo León,  le hicieron un gran trabajo a Andrés Manuel, descalificando y descarrilando una de las candidaturas presidenciales que contendía con él, fue notorio cómo Jaime pasó de 14 o 12 puntos para la presidencia a nivel nacional, al resultado que vemos hoy.

Me parece que el candidato de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, así como el candidato por la coalición “Todos por México”, José Antonio Meade, deberían felicitar al panismo y priismo local, por haber dinamitado al único que hubiera podido, al menos, mover el tablero electoral.

Por otro lado, la inclusión de Tatiana Clouthier y de Alfonso Romo para sumarse  en el equipo de AMLO, particularmente de Tatiana, ha venido a refrescar la participación política de Nuevo León en las elecciones, se ha convertido después de Andrés Manuel, en un actor relevante en la campaña, con personalidad propia, decisiones y por supuesto experiencia, por lo que sin dudas es un acierto más para el Estado.

Por último, cabe mencionar que los ciudadanos de Nuevo León ya no votan por las marcas tradicionales, ya no es tan sencillo caer en el canto de las sirenas y no están dispuestos a votar por cualquier electorado.

Hoy el norte del país se está consolidando como una fuerza importante para López Obrador y pareciera que lo que sigue ya no es saber si va ganar o no, más bien si tendrá el control total del Congreso.

Después de ver el resultado del primer debate en Palacio Nacional, a mi parecer fue notorio que Ricardo Anaya y Jaime Rodríguez, superaron a los demás candidatos, sin embargo López Obrador, se llevó la simpatía de la población, por lo que tal vez esto pueda ayudarle en el mal desempeño de su participación,  tal pareciera que todos los candidatos solo lo atacaban a él, pero nunca se dieron cuenta que la realidad fue que lo fortalecerían y por su parte ni Meade y Margarita aprovecharon esta importante oportunidad.

Es posible que  si no se mueven las encuestas antes del próximo debate, empecemos a ver cómo integrantes de otros partidos comenzarán a levantar la mano y a sumarse al proyecto de AMLO, sin lugar a dudas nos encaminaremos a lo que parece, será, el  triunfo inminente de Andrés Manuel López Obrador, pero sin olvidar algo fundamental, que esta presidencia tendría “olor a cabrito y machaca”, gracias a la acción y omisión de personajes políticos de NL.