La línea 3: el mal gobierno y el transporte público

Comparte este artículo:

La semana pasada se estrenó la Línea 3 del metro que atraviesa Monterrey y San Nicolás. Una obra que ejemplifica lo peor de nuestros gobiernos en todos sus niveles. La culminación del metro es el monumento del mal gobierno de Nuevo León. 

La historia del metro en Nuevo León comienza en 1987 con la construcción de la primera línea. Se construyó entre 1988 y 1991, terminando en 3 años la obra cuya operación continúa hoy en día. Al concluir la construcción de la Línea 1, se diseñó un Plan Maestro con el objetivo de trazar una ruta clara de cómo se debía expandir la red de metro en el área metropolitana de Monterrey para asegurar una cobertura para la mayoría de la población. De acuerdo con el Plan, se extendió la red con una segunda línea que se construyó en dos etapas, la primera de 1993 a 1994 y la segunda del 2005 al 2008. Fue en estos años cuando el Plan se aventó por la borda y se empezaron a hacer obras basadas en intereses distintos a los de la ciudadanía.  

En 2013 inicia la construcción de la Línea 3 con la promesa de que para agosto del 2015 se entregaría la obra. Pasaron 8 años para que esto fuera realidad: atrasos por falta de financiamiento, errores en la adquisición de equipo y material y una mala administración del proyecto convirtieron la obra en el monumento a la ineficiencia gubernamental. Lo peor es que ya inaugurada, el flujo de usuarios, el sistema de boletaje (tarjeta MIA) y la publicidad de su apertura han sido errores que siguen sumando a la incapacidad del Ejecutivo estatal. 

Año tras año hemos sido testigos de la construcción de pasos a desnivel, viaductos elevados y obras monstruosas que aseguran que haya un flujo vehicular continuo. A pesar de estas inversiones millonarias en todos los municipios de la zona metropolitana, la solución ha quedado muy corta. El tráfico cada día está peor, los accidentes siguen en aumento, las muertes por atropellamiento y la falta de infraestructura ciclista y peatonal se han dejado en el olvido. Todo para beneficiar a los vehículos privados. 

Si bien se realizó un esfuerzo importante en el desarrollo del metrobús mediante la Ecovía, su diseño, implementación y operación han dejado mucho que desear. De nuevo los intereses de quienes toman las decisiones han sido más importantes que las necesidades de los usuarios. Tenemos un sistema cooptado por un grupo de “transportistas” que lo último que hacen es cuidar del bienestar de los usuarios y proveer un buen servicio. Los dimes y diretes entre el gobernador, los transportistas y las agencias responsables de este sistema llevan años sin encontrar una solución. Esto sale a la luz cada vez que hay una amenaza de aumento de tarifa al transporte. 

El Plan Maestro fue ignorado por Natividad, Medina y el Bronco, así como por las legislaturas de todos estos años. El PRI y el PAN son los principales responsables del fracaso de la movilidad en nuestra ciudad, la segunda más grande del país. A falta de alternativas para transportarse, la mayoría de las vecinas y vecinos se han visto obligados a moverse en camión o adquirir un vehículo privado. 

Hoy vivimos en una cultura cochista, donde el 99% de la inversión en movilidad se dedica a vehículos privados, mientras más de la mitad de la población se traslada utilizando el transporte público. Las administraciones anteriores han dejado en claro que no sólo no hay interés en impulsar un Sistema Integral de Transporte, sino que el coche es la única opción de transporte para ellos. 

Esto es insostenible y tiene que cambiar. No podemos seguir sin rumbo claro, no podemos seguir ignorando la crisis de movilidad en la que vivimos, no podemos seguir respirando el aire contaminado. La solución no es sencilla y debe ser de raíz. Debemos dar un giro de 180° a la inversión en infraestructura para transporte. 

Tenemos que retomar los planes previamente desarrollados, adecuarlos a la realidad del Monterrey de hoy en día y tener un plan de implementación bien definido. Hace falta desarrollar propuestas basadas en las necesidades de los usuarios, análisis costo-beneficio para identificar el transporte más efectivo y eficiente (metro elevado o subterráneo, metrobús con carril exclusivo, transporte de diesel o electricidad, etc.), infraestructura para alternativas de transportación y asegurar el financiamiento necesario para su cumplimiento. 

La movilidad es un derecho y es nuestra responsabilidad hacerlo valer. Por nosotros, nuestras vecinas y vecinos, y por las generaciones regias que vienen, tenemos que construir el Monterrey que queremos. 

Kristian Macías es profesor universitario y consultor en políticas públicas. Actualmente es candidato independiente a diputado local del distrito 4 en Monterrey.

Conoce más en: www.kristianmacias.com

#ElNidoDelGavilán: “La Línea 3 que no llega”

Comparte este artículo:

6 años han pasado desde que la construcción de la Línea 3 de Metrorrey empezó. 6 años de promesas de término, de cambio de gobernador, de presidente, de financiamientos que no llegaron, de trenes que siguen sin llegar y de un nuevo acuerdo, ahora con China, para la compra de vagones.

Una obra que debió inaugurarse en 2015, ahora El Bronco promete su operación para 2021, si bien nos va. Un gobierno como el de Jaime que se recordará como inconsistente, débil en el tema de la seguridad y sin obras de infraestructura importantes, asegura que en los últimos meses de su gobierno estará lista.

El Plan Maestro de 1987 proyecta a la Línea 3 con un término sobre la avenida López Mateos llegando a los límites entre San Nicolás y Apodaca. Sin embargo, la obra civil sólo llegó hasta el Hospital Metropolitano.

De acuerdo con dicho plan, para el año 2000, Monterrey debió tener 4 líneas (La cuarta hacia Santa Catarina), sin embargo, en pleno 2020 se hace una línea 3 incompleta y que es insuficiente ante la expansión de la ciudad. Es increíble que Metrorrey siga operando con un proyecto de ciudad basado en 1987 cuando la ciudad cambió en mayor medida a lo esperado… y sigue.

La Línea 3 es un proyecto que no movilizará a gran parte de la ciudad, pues va del centro hacia el Hospital Metropolitano. Esta zona se pudo atender mediante otro sistema de transporte como Ecovía, priorizando el Metro hacia las zonas realmente densas del área metropolitana como Escobedo, Juárez o García.

El área metropolitana de Monterrey cada día se va atrasando en opciones de movilidad a nivel latinoamericano frente a ciudades como Medellín, La Paz o Caracas con poblaciones semejantes.

Mientras tanto, lo único que tenemos -completo– de la Línea 3 es la réplica en Minecraft de dicha línea que se viralizó en Facebook y prensa hace un par de días.

Lo dicho, dicho está.

#EspacioPúblico: “Susana Distancia no viaja en camión”

Comparte este artículo:

Mantener la distancia y evitar el contacto físico. Así de sencillas son las recomendaciones internacionales para reducir la propagación del coronavirus. Acciones básicas y sencillas de entender, pero en ocasiones parecen difíciles de ejecutar. 

En México, para hacer mas sencilla la comprensión de estas nuevas reglas básicas de convivencia en tiempos de pandemia, se creo el personaje de Susana Distancia. Una especie de super heroína que representa a cualquier persona responsable.  Al extender sus brazos de forma lateral, nuestra heroína hecha en México logra una distancia adecuada con otras personas para evitar el contagio. 

Gracias a Susana Distancia se han realizado marcas en el piso de las filas de los supermercados, tiendas de conveniencia, bancos, y otros negocios para mantener una separación entre las personas y lograr evitar posibles contactos con personas contagiadas, muchas de ellas sin saber que lo están. 

Pero Susana pierde sus poderes al momento de subir al transporte público del área metropolitana de Monterrey. 

Las rutas urbanas, la Ecovía y el Metro de la ciudad lucen a diario con unidades llenas, con gente amontonada sin respetar espacios sugeridos y las estaciones muestran filas enormes de personas sin aplicar distancia para tomar las unidades, en especial en horas pico. 

El problema no es sencillo. Por un lado, tenemos una considerable población a la que le es imposible dejar de laborar y quedarse en casa porque depende de lo que generan diariamente con sus trabajos, muchos de ellos informales que no cuentan con ningún patrón ni seguro social que responda por ellas y ellos. Para este segmento está primero obtener el recurso que les dará de comer que cualquier otra cosa.

Por otro lado, tenemos un transporte que poco tiene de público y mucho de intereses privados que no es capaz de abordar una emergencia de salud con las acciones adecuadas para mantener la integridad de sus usuarios y se limita a seguir dando el servicio sabiendo que puede tener consecuencias fatales, pero buscando la forma de no llegar a la quiebra financiera. Se le ha cuestionado a autoridades y transportistas sobre las acciones ejercidas para evitar una propagación de contagios y básicamente no hay respuestas ni alternativas. 

Por un tercer flanco hay un gobierno rebasado que invita a la población a quedarse en casa sin dar alternativas a las personas más necesitadas que les es imposible mantener el aislamiento por motivos de sobrevivencia.  Llevar despensas y kits de entretenimiento son más acciones de foto que de prevención de salud. 

Y para cerrar el cuadrado perfecto del contagio está un sistema de salud estatal con autoridad limitada a recomendar y no a dar solución a los latentes focos de transmisión masiva del virus.  En otros países los responsables de salud limitaron el transporte público a solo personas sentadas dentro de las unidades, no tener contacto con conductores y no reducir las frecuencias; aquí se ha visto poco o nada de cambios. 

Estamos ante una situación nunca vista y se ha tenido que improvisar en muchos aspectos de nuestra vida. En ocasiones ha costado trabajo por significar cambios en nuestro estilo de vida.  Para otras personas hacer cambios significa la vida y necesitan la ayuda del gobierno para poder estar seguros. 

Esperemos que se empiecen a tomar acciones urgentes para mitigar los riesgos de contagio en el transporte antes que se propague en sectores vulnerables que será difícil controlar. 

Susana Distancia lucha adentro del transporte público pero sus poderes se pierden cada vez que alguien la empuja, la avienta y le baja los brazos para quedar atrapada entre la gente.  Mejor baja del transporte y se enfoca en los lugares que la ven con respeto.  Necesita la ayuda de Memo Evo Seguro como aliado en el transporte. Pero aún no sabemos dónde está.

#ElNidoDelGavilán: “Tren ligero en tiempos de cólera”

Comparte este artículo:

Aun con el tarifazo en el aire, el Presidente López Obrador visitó Monterrey y junto al gobernador del Estado, el secretario de Comunicaciones y Transportes y miembros de la iniciativa privada firmaron un acuerdo por el cual se comprometían a la construcción de un tren ligero en el área metropolitana de Monterrey para 2021.

De acuerdo a Jiménez-Espriú, la inversión es de 13 mil millones de pesos y el convenio implica liberar 172 km de vías férreas de trenes de carga, que en su primera etapa crearía un corredor ferroviario desde García al Aeropuerto Internacional de Monterrey en Apodaca que conectaría con el sistema Ecovía y las líneas de Metrorrey. 

Según las maquetas, el tren ligero saldría de la cabecera municipal de García hacia Santa Catarina, pasando por San Pedro, Monterrey, San Nicolás y entraría a Apodaca hacia el Aeropuerto.

El proyecto viene a reforzar la red de Metrorrey la cual se ha visto rebasada en los últimos años principalmente en los accesos norte y poniente y da una cara diferente al transporte público en la ciudad que ha sido sistemáticamente abandonado por el gobierno estatal. De llegarse a concretar la obra, apoyará fundamentalmente a la zona norte y poniente que están en pleno boom demográfico, así como a Santa Catarina que ha sido aislada de la red de Metrorrey y Ecovía.

El uso de los trenes como transporte de pasajeros se abandonó en este país en los años 90 como parte de las privatizaciones del neoliberalismo dejando solo algunos en un uso turístico. En Monterrey, recordemos que la Casa de la Cultura en Avenida Colón empezó como una estación de tren, de donde llegaba dicho ferrocarril que venía de la Ciudad de México, así mismo la ciudad tiene corredores ferroviarios de carga como la Vía a Tampico, a Saltillo y a Matamoros, por mencionar algunos.

En plena crisis del transporte en la ciudad, donde aún no se llega a un acuerdo final y definitivo con los transportistas respecto al tarifazo, la opción de un nuevo transporte es un paso que pudiera restarle poder al oligopolio transportista regiomontano que Jaime Rodríguez no ha podido combatir.

Hay que subrayar que Kansas City Southern de México, operador de gran parte de las vías en el estado ha apoyado esta decisión que va a acompañada de un libramiento ferroviario para sacar la mayoría de los trenes de carga de la ciudad.

El gobierno del Bronco no verá la culminación de esta obra (ni el inicio, quizás), pero en materia de transporte, no ha podido con los transportistas, no ha definido el estatus legal de Uber, ha tenido conflictos con taxistas, ha dejado a su suerte a la Ecovía y tiene una línea 3 del Metro que cada día sale más cara y no se termina. Esa es la gran deuda del Bronco con los ciudadanos a 4 años de su gobierno.

Lo dicho, dicho está.

#ElNidoDelGavilán: “Radiografía financiera de Metrorrey”

Comparte este artículo:

En los pasados días, en el Congreso del Estado, personal de Metrorrey sostuvo que los vagones a comprar son para las líneas 1 y 2 y que de momento no hay vagones para la línea 3 poniendo en hold el término de la obra de la línea 3. Revisando información sobre Metrorrey, el gobierno del Estado publicó en su sección de transparencia los estados financieros del Sistema de Transporte Colectivo Metrorrey con respecto al tercer trimestre del 2018.

Lo que se muestra es un sistema que no se sostiene que por sí solo, por dar un dato, las participaciones y aportaciones (751 millones de pesos) representan el 59% de sus ingresos en el periodo. Asimismo, los gastos de funcionamiento superan en más de 100 millones de pesos a los ingresos de gestión por venta de bienes y servicios.

Y aunque en general, se ven mejoras en el rendimiento de activos con respecto al trimestre anterior y en lo que va del año lo cierto es que Metrorrey es una institución que trabaja con las uñas, con liquidez muy limitada, con un flujo de efectivo de apenas 20 millones y que ofrece un servicio de regular a malo en una red pequeña volviéndolo un sistema ineficiente para la ciudad.

Las críticas al Metro cada día son más comunes y persistentes, el gobierno del Estado ha dejado francamente a su suerte a dichos servicios afectando a miles de usuarios en la ciudad.

Metrorrey tiene que ampliar y diversificar sus recursos, como detonar la rentabilidad de sus espacios por medio de plazas comerciales o renta de espacios en las estaciones. Los ingresos por venta de bienes y servicios no pagan ni 2 veces la nómina y servicios personales de su plantilla. 

Se dice que hay pocos sistemas de transporte colectivos realmente redituables en el mundo, sin embargo, la emulación de mejores prácticas internacionales debería ser la prioridad de Metrorrey.

La solución no está en aumentar el precio del boleto, sino en mejorar procesos y cumplir las metas de infraestructura en tiempo y forma. Por ejemplo, de acuerdo con el reporte, el Metro y el transmetro son los 2 servicios que más generan dinero, sin embargo, el metroenlace (Servicio que conecta con rutas suburbanas que van hacia las periferias de la ciudad) parece no competir con Metro, transmetro y Metrobús teniendo el potencial. Una duda que queda es a dónde llegan los recursos de la Ecovía y cómo se ven reflejados en Metrorrey. Dado que ambos servicios están interconectados, es importante ver la interacción financiera entre los mismos. 

Otro tema por resolver es el porqué Metrorrey tiene en juicio deudas por más de 80 millones de pesos y más de 22 millones en pérdidas por cuentas incobrables. 

La viabilidad financiera de Metrorrey en general no está en predicamento en el corto plazo y se puede hablar bien del departamento de administración del organismo, especialmente por el correcto manejo en términos de deuda contraída, un error bastante común en las empresas paraestatales. Sin embargo, no es suficiente, el organismo genera poco y gasta mucho, invierte y no es eficiente. Tiene problemas de depreciación en sus activos y reconoce no tener un plan formal para provisiones a largo plazo.

De momento habrá que esperar a la reprogramación final de la culminación de la línea 3 y a ver si desde Metrorrey aplican algún cambio real a las condiciones existentes del servicio.

Lo dicho, dicho está.

Fuente: http://www.nl.gob.mx/publicaciones/informe-de-avance-de-gestion-financiera-de-metrorrey-3er-trimestre-2018

Plantean subir tarifa de Metrorrey a $5.50

Comparte este artículo:

El Consejo de Administración de Monterrey presentó una propuesta para elevar en un 22% la tarifa del Metro, además de incluir un desliz mensual.

De acuerdo con fuentes citadas por el periódico El Norte, la propuesta fue presentada ayer en reunión privada por el director de Metrorrey, Lorenzo Aguilar Camelo.

La propuesta también plantea que se haga un incremento mensual de 10 centavos desde su entrada en vigor y hasta el 2021 para llegar a un costo de 9 pesos.

Por otro lado, quedo pendiente que se revise cómo va a operar la tarjeta de pago electrónico para el Metro y el descuento que actualmente se aplica al adquirir los multiviajes.

La propuesta será analizada en la próxima reunión del Consejo Estatal del Transporte, el lunes, donde se podrían oficializar los aumentos, junto a la tarifa de transporte público, así como también se definirá la fecha de entrada en vigor que se estima podría ser este mismo año.

(Con información de Grupo Reforma)

#Kleroterion: “El metro centímetro a centímetro…”

Comparte este artículo:

Uno de los medios de transporte más utilizados en los estados, es sin duda, el metro, en México algunas ciudades apostaron por este transporte y otras están analizándolo, las ciudades que cuentan con este servicio son el de la Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey.

La creación de este transporte en estas tres ciudades significó un gran avance, ya que la primera problemática que se tenía en común, era la gran población, seguida por el excesivo tráfico, afectando de manera directa la movilidad en estos estados, sin embargo no todos han tenido la igualdad en apoyo, inversión, remodelación e infraestructura, en específico, me refiero al de mi estado, al Sistema de Transporte Colectivo Metrorrey.

Metrorrey es una empresa pública descentralizada del Gobierno del Estado y fue creada el 9 de noviembre de 1987, teniendo como labor, construir, administrar, operar y mantener el servicio público de transporte colectivo del Metro de Nuevo León. Este transporte está compuesto por un sistema de tren ligero eléctrico que cruza gran parte de Monterrey, así como algunos tramos de Guadalupe y Escobedo. La línea 1 arrancó operaciones el 25 de abril de 1991 y la línea 2 arrancó operaciones el 30 de noviembre de 2008 y hasta la fecha estas líneas transportan a más de 16,000 personas diariamente según el INEGI.

Ahora bien, este transporte ha sido insuficiente para la gran demanda que se exige, ya que somos una ciudad en crecimiento y si hay algo que preocupa a los neoloneses es que no seamos una ciudad de vanguardia, con todos lo servicios de punta, ya que de acuerdo a la Misión de Metrorrey, lo que se espera es un servicio de transporte seguro, rápido, puntual y sustentable, coadyuvando a mejorar la calidad de vida de la población, siendo una columna principal en el sistema de transporte metropolitano.

Por otro lado, como bien mencionamos, no hemos tenido la igualdad en presupuesto, mientras el Gobierno Federal otorga apoyos con recursos  presupuestales directos a fondo perdido para la construcción de sistemas de transporte, a Nuevo León se le condiciona el apoyo a través de esquemas de Asociación Público Privados basados en deuda, donde se empeña la futura tarifa para garantizar el lucro de los inversionistas privados.

Por ejemplo, en un comparativo de designación de presupuesto del PEF 2017 se destinaron recursos por $6,576,138,128.00 para la Ampliación del Sistema de Tren Eléctrico Urbano en la zona Metropolitana de Guadalajara, así como $17,840,573,824.00 para la primera etapa de la construcción del Tren Interurbano México-Toluca, por supuesto en ningún momento se demeritan los anteriores proyectos que serán de mucha utilidad para su población.

Los únicos recursos que se han obtenido para el transporte del metro fueron $359,518,893 en 2013, $1,116,702,540 en 2015, $628,723,631 para el 2017 y $630,054,430 para el 2018, por lo que hasta ahora van $2,734,999,496 que se otorgan en lo que va del año 2012 al actual 2018, por lo que es notoria la diferencia de las demás designaciones.

Otros ejemplos en el Estado de México son los $13,487,431,126 asignados para establecer un corredor de movilidad tipo Metro en la ruta La Paz- Chalco, así como los $27,812,161,469 para una extensión de la Línea 4 del STC Metro de Martín Carrera a Tepexpan. Por su parte, en Jalisco se designaron $ 29,288,061,927 para la construcción de la infraestructura y equipamiento necesarios para dar servicio de transporte masivo urbano de pasajeros mediante un Tren Ligero.

Con estos números solo quiero mostrar cómo el metro de Nuevo León ha tenido que salir adelante sin presupuesto asignado, ya que estas dos líneas han podido brindar servicio a miles de usuarios, pero nos vemos con una gran desventaja en materia de presupuesto, siendo que Nuevo León es por si solo, un estado que aporta muchísimo a la Federación.

En la actualidad sabemos que el Gobierno estatal no puede parar este servicio, con o sin presupuesto, por lo que se trabaja de manera permanente para poder invertir, licitar o utilizar cualquier instancia legal que pueda brindar recursos en todo lo posible, pero por supuesto estamos de acuerdo que no se pueden hacer milagros, por lo que es necesario un presupuesto adecuado para mantenimiento, seguridad, renovación, ampliación, concluir la Línea 3 del metro, terminales y talleres, compra de mas vagones, hacer túneles, puentes, reforzamiento de todo el sistema, mantenimiento, planes hidráulicos, en fin, una serie de requerimientos totalmente justificados.

Por lo anterior, es importante resaltar que este servicio, es vital en esta gran ciudad que día a día transporta a su trabajo, escuela, casa o cualquier otro destino a miles de neoloneses, estoy convencido que se ha procurado tener lo mejor posible este medio, pero sobre todo es muy importante demostrar cómo sin que se le designe un solo peso se ha salido avante, sabemos que existen carencias y por supuesto es necesario se designe presupuesto, pero se ha justificado que sin tener presupuesto como el de Guadalajara y el Estado de México, hemos podido tener nuestro sistema de transporte.

Concluyo diciendo que todo estado tiene derecho a este transporte tan útil, pero sobre todo, debemos tener paridad y justicia cuando se designe presupuesto a este servicio y más cuando somos una ciudad potencia que contribuye a la Federación de manera notable, es por eso que es importante un presupuesto digno y estoy convencido que avanzaremos por el Metro, centímetro a centímetro.

El vagón rosa ¿solución o problema?

Comparte este artículo:

Este jueves 8 de marzo arranca el programa “Vagón Rosa” en Monterrey. Durante los días pasados, la sociedad que reside en el área metropolitana de Monterrey -y no escribo usuarios del Metrorrey, porque gran parte de los opinólogos ni si quiera son usuarios- se ha dividido para expresar su sentir o pensar en torno a esta iniciativa que ahora se ha vuelto realidad.

Mis preguntas son: ¿qué postura tiene la razón? ¿por qué tenemos que llegar a estar circunstancias? ¿a caso es la única solución que tenemos para evitar el acoso hacia las mujeres? Si bien, el Vagón Rosa también podrá ser utilizado por personas con discapacidades y adultos de la tercera edad, hay que recordar que la iniciativa fue impulsada por parte de la organización civil Voces Femeninas de México y fue avalado por el Congreso de Nuevo León para evitar el acoso hacia las mujeres en el transporte público.

Quiero mencionar que durante varios años utilicé el sistema de Metrorrey mientras residía en Monterrey para diferentes traslados, a veces en hora pico y otras tantas en horas sin usuarios. Hace casi ocho meses que ahora resido en la Ciudad de México, y aunque vivo a tan solo un kilometro de mis oficinas, constantemente tengo que utilizar el transporte público de esta ciudad, siendo el metro, mi principal medio de movilidad.

Como saben, la iniciativa del Vagón Rosa en la Ciudad de México tiene ya un tiempo de haberse implementado como programa bajo la razón también de buscar la seguridad ante el acoso masculino, sin embargo, he conocido a mujeres con historias durante estos meses, en las cuáles, ellas han tenido que denunciar a otras mujeres debido al acoso que han vivido por sus acciones o actitudes. Al principio pensé que esto era poco habitual, sin embargo, con el paso del tiempo, las historias y denuncias han crecido constante. Lamentablemente, también he escuchado por parte de mujeres afectadas, que han preferido no denunciar para no perder el privilegio de tener un vagón exclusivo.

Estos hechos me hacen pensar en si esta es la mejor solución para combatir el problema del acoso hacia un sector de la población que es vulnerado, y si así fuera, esto implicaría no sólo crear espacios exclusivos para mujeres, sino también crearlos para cualquier grupo de personas que se sienta violentado y que representen una minoría en alguna ciudad de mundo. ¿Realmente necesitamos vagones o espacios exclusivos para ellos?¿esto es justo y equitativo? ¿esto es necesario? vuelvo a preguntar ¿a caso esta es la única solución? y, ¿realmente es una solución o sólo estamos evitando el problema?

Lamentablemente, las acciones en contra de las mujeres a lo largo de la historia de la humanidad, nos han obligado a crear seudo-soluciones como estas, pero esto no significa que vayamos erradicar estas problemáticas. Si estamos pensando en que esto es una solución definitiva, estoy seguro que esto solo creará más problemas. En la actualidad, en diferentes ciudades del mundo -incluyendo la Ciudad de México-, se están construyendo baños mixtos en oficinas o espacios públicos, pero el tema es que no podemos tener un transporte público en donde puedan convivir personas de cualquier genero o con cualquier ideología. Esto no me hace sentido, es como si creyéramos que el problema de la obesidad se resolverá comprándole a todos pantalones de una talla mayor. Estoy seguro que si queremos generar inclusión y seguridad para todos, la solución no es crear espacios exclusivos para cualquier grupo minoritario de la sociedad ¿o si?.

Arrancará programa piloto de vagón rosa el jueves

Comparte este artículo:

El gobernador interino de Nuevo León, Manuel González, anunció durante su conferencia de prensa de hoy en el Palacio de Gobierno, que el programa piloto del vagón rosa en el sistema metro de la ciudad arrancará el próximo jueves 8 de marzo.

Acompañado por el Director de Metrorrey, Lorenzo Aguilar, el mandatario interino dijo que el primer vagón de cada tren será a partir del jueves solo para uso de mujeres y niños que las acompañen, personas de la tercera edad y personas con discapacidades.

Los funcionarios estatales dejaron en claro que se trata de un programa piloto que durará cuatro meses, durante las horas pico en el Metro, después de ese período se determinará el horario definitivo.

Por su parte, el Instituto Estatal de la Mujer informó que se realizará una campaña en el Metro contra el acoso a las mujeres.

La decisión del estado se da después de que el viernes la asociación Voces Femeninas de México y diputados locales solicitaron a autoridades de Metrorrey asignar un vagón rosa, esto tras las continuas false de respeto hacia las mujeres.

 

Gobierno estatal acuerda periodo extraordinario con el Congreso local.

Comparte este artículo:

El día de ayer jueves 03 de Junio, el Gobierno estatal aseguró que ya llego a un acuerdo con el Congreso local para realizar un periodo extraordinario el 16 de Agosto próximo para atender las peticiones de endeudamiento de la REA, Metrorrey y diversas modificaciones a la Ley Orgánica de la Administración Pública estatal. 

El Secretario General de Gobierno, Manuel González, afirmó que acordaron con el Poder Legislativo la celebración de un periodo extraordinario y ya enviaron la petición por escrito.

“Les expresamos solicitud de periodo extraordinario, mismo que fue presentado en los días pasados y al parecer tendrá el visto bueno de ellos para el día 16 de Agosto”, expresó González.

“Particularmente se van a discutir las leyes que se convocan por parte del Ejecutivo, que son la Ley de la REA, la Ley que tiene ver con el financiamiento del Metro.

Para la REA se está buscando el aval para controlar un crédito bancario  hasta por 3 mil 800 millones para construir la tercera etapa del Periférico.

En el caso de Metrorrey, se busca controlar un crédito directo  con Banobras por mil 600 millones de pesos para adquirir los vagones para la Línea 3 del Metro.