Si era Penal

A diferencia de otras ocasiones mi aportación de esta semana la dedicaré a un tema que no es la política. El fútbol, más que un deporte para muchos es un estilo de vida, es una actividad que reúne familias enteras y grupos de gente muy distintos con un mismo fin. En el norte de México y más en Nuevo León la pasión por este deporte es generalizada, al grado en que pareciera que podemos clasificar a la población de Nuevo León entre Tigres y Rayados quedando una pequeña porción entre otros equipos y no aficionados. Este domingo se jugó la esperada final del torneo de Clausura de la Liga MX 2017 y como ya es costumbre en cualquier final y más tratándose de una final reñida, surgió la polémica por el arbitraje, en específico por un penal que no marcó en el minuto 92 el árbitro Luis Enrique Santander tras una barrida en el área del defensa rojiblanco Jair Pereira al delantero tigre Ismael Sosa.

Al final del encuentro el marcador dio la victoria a las Chivas de Guadalajara con un gol de diferencia (4-3 global) que bien hubiese podido ser cubierto por el posible gol del penal anulado. Observando las repeticiones de las cámaras que cubrieron el encuentro podemos ver como efectivamente “si era penal”, pero debido a la falta de regulación de la Liga MX este tipo de errores arbitrales siguen ocurriendo. No me considero un experto, pero creo que, aunque lo fácil es echarle la culpa a los árbitros el problema en realidad tiene un fondo más complejo relacionado con el uso de tecnología como respaldo para el equipo de arbitraje. Después de todo, el descontento no se hizo esperar, los memes, las burlas, pero sobre todo el enojo de una afición que cada vez muestra más su desencanto con la liga.

Son muchísimos los deportes en donde se utilizan sistemas modernos para apoyar en el arbitraje. Por muchos años la NFL ha utilizado cámaras para que los árbitros puedan tomar una decisión más certera reduciendo la cantidad de errores. El beisbol es otro ejemplo muy claro que desde hace no muchos años ha implementado un sistema llamado “Replay Operations Center” que termina siendo muy importante sobre todo en este deporte donde a veces la diferencia entre el “safe” y el “out” es de unos cuantos centímetros. Antiguamente era imposible pensar que se pudiera llegar a tomar decisiones de gran importancia con la ayuda de cámaras, pero conforme ha avanzado la tecnología las grandes confederaciones y ligas se han visto obligadas a tener que adaptarse a estos sistemas por la propia exigencia de la gente.

En todos los deportes y en todas las ligas, el factor humano termina por jugar un factor fundamental dentro de las decisiones arbitrales que se toman y aunque podemos suponer de buena fe que se tratan de simples errores no faltan las personas que especulan o argumentan posibles trasfondos de intereses económicos que pudiesen influir en la toma de decisiones del árbitro. Es por eso que desde el 2012 la FIFA aprobó realizar pruebas en los sistemas “Hawk-Eye y “GoalRef”, pero a la fecha su aplicación total no se ha podido implementar. Ya hay algunas ligas en varios países que toman en cuenta las cámaras en la línea de gol pero a la fecha no hay un uso generalizado y reglamentado en nuestro país de estas tecnologías como se usan en ligas de otros deportes como la NFL o MLB.

No cabe duda que mucho le hace falta al arbitraje de nuestro país para llegar a compararse con estándares internacionales, pero tampoco olvidemos que incluso en las grandes ligas de Europa y en los propios mundiales de la FIFA ocurren errores tan infames como el #NoEraPenal de Robben en el México-Holanda del mundial de Brasil 2014 ó la famosa “Mano de Dios” de Maradona en los cuartos de final contra Inglaterra del mundial de México 1986. Un gran obstáculo para la implementación de estas tecnologías es el costo económico y la capacidad para instalarlo en todos los estadios de la Liga MX, pero la propia liga en 2016 entró en el programa piloto “Video Assistant Referees” de la FIFA y recientemente se comprometió a implementar en los partidos de liga el sistema completo para finales de 2017.

En resumen, hasta que no se implementen estos sistemas será normal ver los típicos #SiEraPenal y #NoEraPenal en la LigaMX y aunque en lo personal creo que Tigres jugó mejor y le robaron la final, no podemos negar que todas las jornadas y la propia liguilla se jugaron en igualdad de circunstancias donde de igual forma hubo errores en muchísimos partidos que si los contabilizamos probablemente hubieran cambiado el desarrollo del torneo.

Deportistas y reinas de belleza




Nunca olvidaré las olimpiadas de Atenas 2004 por Ana Guevara, la primera mujer deportista mexicana que conocí. Ana se convirtió inmediatamente en mi ídolo y referente del deporte nacional, le bastaron 49.56 segundos para emocionar a una niña de 12 años y enorgullecer a un país entero. La imagen de la velocista en el estadio Olímpico de Atenas, alzando la bandera de México sobre sus hombros y recibiendo la medalla de plata, son mis recuerdos favoritos de esos juegos olímpicos, pero no son los únicos.

También recuerdo los comentarios -erróneos y fuera de lugar- que hacían referencia a su cuerpo y su apariencia física. La discusión en torno a que si “parecía hombre” y era poco femenina, o los cuestionamientos sobre si realmente era mujer. Tenía 12 años y no lo entendí pero el mensaje era claro: ser Ana Guevara y ser campeona olímpica, no es suficiente, eso no basta para ser respetada y admirada como deportista.

Ser mujer y ser deportista no es suficiente. No basta una vida de sacrificios, dedicada al deporte, a representar a tu país y entregar tu alma para intentar alcanzar la gloria olímpica. Las mujeres también tienen que cumplir con los estándares del certamen de belleza extra-deportivo y cumplir con los estereotipos de femineidad y expectativas de un montón de jueces que son los espectadores.

El juicio a las atletas se concentra en su apariencia física y en su cuerpo, no en su profesión. Y sí el cuerpo de una mujer deportista, como el de cualquier deportista, es muy importante, pues es su instrumento de trabajo y el sostén de su carrera, el que contiene la fuerza y despliega la magia en la pista, en el gimnasio o en una cancha de futbol.




Pero el juicio hacia las mujeres va cargado de body shaming y de un lenguaje sexista, que es evidente cuando en las noticias y sus encabezados predominan las listas de las 10 más bellas o los mejores cuerpos.

En México alguna vez fueron señaladas y víctimas de este juicio erróneo Ana Guevara, la grandísima Soraya Jiménez y ahora Alexa Moreno. Pero junto con las mexicanas muchas otras mujeres del mundo son también víctimas. Un claro ejemplo es Serena Williams, una de las más grande tenistas de la historia y la actual número uno del WTA, quien constantemente se enfrenta a críticas en torno a su figura.

Con este juicio el triunfo de las deportistas rápidamente se olvida y su arduo trabajo se demerita. Lo espectadores, los medios de comunicación y los mismos organismos deportivos son los culpables. Recientemente en el mundial femenil del 2015, la FIFA obligó a algunas jugadoras a pasar una prueba de género que revisa sus características sexuales y demuestra que efectivamente son mujeres aptas para competir en el torneo [1].

Algo parecido ocurre en pruebas realizadas por el Comité Olímpico Internacional (COI) y la Asociación Internacional de Atletismo (IAAF). Caster Semenya, velocista sudafricana, desde el 2009 ha tenido que ser investigada y sometida a varios análisis para demostrar su “feminidad”, similar el caso en el 2014 de la corredora india Dutee Chand.

Estas pruebas y críticas basadas en el género, evidencia el valor de los estereotipos en torno a la feminidad-masculinidad y al poder de los estándares de belleza definidos equívocamente.

El cuerpo de las mujeres, deportistas es motivo de debate público y cualquiera se atreve a reclamarle, discutirle, señalarle, y rechazarle al cuerpo de una atleta. Todos intentan obtener una ventaja o una medalla de ese cuerpo extraño para después celebrar un triunfo ajeno; mientras que ellas sólo intentan hacer lo que más aman con lo más valioso que poseen, su cuerpo.

[1] Esta medida fue adoptada el 30 de Mayo del 2011 por la FIFA.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

La Ley 3de3 no es opcional

Trascendió la semana pasada que las bancadas del Partido Revolucionario Institucional y Partido Verde Ecologista de México en el Senado estancaron las negociaciones para formar el nuevo Sistema Nacional Anticorrupción. La razón detrás de este estancamiento es que para los senadores de ambos partidos hay puntos de la famosa iniciativa ciudadana, Ley 3 de 3 que a ellos no les parece y en palabras del coordinador de la bancada priista, Emilio Gamboa Patrón, la ley iniciaría una “cacería de brujas”.

La “cacería de brujas” a la que se refiere el Senador Gamboa es por el sistema de recompensas que estipula la propuesta de ley, la recompensa sería para la persona que denuncio el caso de corrupción. Lo que da Gamboa a entender es que a le da miedo que lo indaguen o que en el futuro indaguen a personal de su partido, porque no olvidemos, “el que nada debe, nada teme”. ¿A qué le teme Senador Gamboa?

La Ley 3de3 es necesaria para combatir el mal que esta pudriendo las raíces de nuestro México, la corrupción. De seguir como vamos, la corrupción acabara con nuestro país, con nuestra sociedad y hasta con nuestro modus vivendi, no olvidemos que son millones y millones de pesos los que se van por la coladera de la corrupción…

El sistema de recompensas ha sido un esquema muy exitoso en otros países, de hecho la corrupción en la Federación Internacional de Fútbol Asociación se dio a conocer gracias a al sistema de recompensas que se propone en la Ley 3 de 3. El argumento de Gamboa Patrón es que ahora los van a traer bien checaditos, y que incluso si llegan a comprar un nuevo automóvil los van a querer investigar. Me pregunto y capaz estoy equivocado, ¿eso no lo hace ya hoy en día el Servicio de Administración Tributaria? En teoría si tienes ingresos y esos ingresos te dan para comprar un nuevo coche, tienes que comprobar de donde vinieron los ingresos, ¿no?

El verdadero problema para muchos senadores y diputados federales, que son los que al final de cuentas están negociando la parte del SNA, es que para ellos poner o no poner la Ley 3de3 es opcional y no es así señoras y señores, no es opcional y menos dando la excusa que se iniciaría una “cacería de brujas”.

Lo que da Gamboa a entender es que a le da miedo que lo indaguen o que en el futuro indaguen a personal de su partido, porque no olvidemos, “el que nada debe, nada teme”. ¿A qué le teme Senador Gamboa?

La Ley 3de3 es necesaria para combatir el mal que esta pudriendo las raíces de nuestro México, la corrupción. De seguir como vamos, la corrupción acabara con nuestro país, con nuestra sociedad y hasta con nuestro modus vivendi, no olvidemos que son millones y millones de pesos los que se van por la coladera de la corrupción y que es actualmente, además de la violencia, uno de los males que aquejan a nuestro país.

Que no nos vengan con el argumento que buscan darle “dientes” a la Ley 3de3, pues al momento de quitarle una de sus partes fundamentales que es el esquema de recompensas, la comienzan a dejar chimuela. Es grave también que siendo esta una ley hecha por ciudadanos, sea a la sociedad civil independiente a la que se deja fuera de las mesas de discusión.

Es hora que los Senadores y Diputados Federales se pongan a chambear y se dejen de absurdos pretextos como el que menciono la semana pasada Emilio Gamboa Patrón, personaje político que lleva décadas viviendo del erario público y que por sus declaraciones da a entender que tiene mucho, mucho que ocultar.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

EL GRITO MÁS FAMOSO DEL FÚTBOL

Para todos aquellos que gustamos del deporte del balompié y que seguimos a la Selección Mexicana de Fútboles o algún club de la Liga MX, nos vemos expuestos a una gran cantidad de actitudes y situaciones cuando vemos un partido, particularmente si acudimos al estadio. Vemos las banderas, vivimos los gritos de gol, cantamos las porras y nos ponemos contentos cuando nuestros equipos ganan; pero desafortunadamente se han hecho costumbre y cada vez más común las actitudes negativas de discriminación, racismo y violencia en los estadios.

Hace algunas semanas, tu servidor comentaba precisamente acerca de este último tema y las graves consecuencias a las que ha llegado el desborde de la pasión por los equipos y que se ha convertido en fanatismo sin límites, pero hoy, el tema central de la discusión no es precisamente la violencia física, sino también la psicológica y que ha probado ser un catalizador importante de sucesos que terminan en desastres. En una palabra, el grito de ‘puto’.

De acuerdo al Diccionario de la Lengua Española, ‘puto’ tiene varios significados; todos ellos oscilantes entre un fenómeno con una connotación negativa y la sodomía y prostitución. En México, la palabra es frecuentemente usada para referirse a una persona homosexual o que tiene tendencias de serlo… y también es el grito que se oye en los estadios cada que el portero del equipo visitante despeja la pelota desde un saque de meta.

Hoy por hoy, muy probablemente el grito de ‘puto’ es el más famoso del fútbol y, desafortunadamente, es de origen mexicano. ¿Por qué no seguir aportando elementos positivos como ‘la ola’ y el ‘cielito lindo’ al deporte??

Si bien el origen de este grito se remonta a poco menos de veinte años en nuestro fútbol, es posible decir que comenzó a popularizarse a nivel mundial desde el Mundial de Sudáfrica 2010, donde además del estruendo de las vuvuzelas, los mexicanos que acudieron al espectáculo deportivo se encargaron de dispersarlo tan rápido como fuera posible, tanto que el grito se escuchó incluso en partidos donde México no estaba jugando ni había aficionados mexicanos. Sin embargo, fue hasta la pasada Copa del Mundo en Brasil donde finalmente la FIFA empezó a prestar más atención al fenómeno y recientemente la FMF ha sido multada por una cantidad que excede los US$20,000.00, esto de acuerdo a información del portal noticioso, El País.

Como respuesta a este fenómeno, el día de ayer se hizo oficial una campaña llamada “Abrazados por el Fútbol” que tiene por objetivo, entre otras cosas, evitar que dentro del fútbol mexicano se pregonen las prácticas distintas al respeto y los buenos valores, a través de resaltar al deporte como un elemento de unidad social y no como algo que genere diferencias entre los aficionados. Esta campaña fue lanzada directamente desde el portal web de la Selección Nacional y le acompaña un video que comparto a continuación: https://www.youtube.com/watch?v=w0bt2SvCpig

Lector, si te parece que esto es un tema de poca importancia, trata de imaginarte que si cada vez que mandaras un correo electrónico desde tu trabajo hubiera una multitud de aproximadamente 40 mil personas te gritara una grosería, ¿Cuál sería la reacción?

Las preguntas: ¿Será este esfuerzo de la Selección Mexicana una ‘buena propuesta’ más? ¿O acaso será esta campaña un éxito rotundo? La respuesta: muy probablemente esto no tendrá ningún impacto. ¿Por qué el negativismo? Porque si nos remitimos al esfuerzo primario que se ha hecho dentro de nuestro fútbol nacional al haber ‘modificado el formato’ de competición de la antigua Primera División, haber creado un ‘himno’ con la intención de unirnos, y estar invitando a niños, mujeres y personas con discapacidad a que nos recuerden que el fútbol es un deporte que se debe de ‘jugar limpio’ y que debemos ‘sentir nuestra liga’; si creemos que esto ha dado algún tipo de rédito a nuestro espectáculo nacional, entonces estamos en un completo error.

A opinión de quien escribe, Decio de María y Justino Compeán lograron, una vez más, marear a la afición e hicieron uso de sus trucos de viejos lobos de mar para simular que hacían una buena administración de la liga, pero lo único que hicieron fue reunir más patrocinadores, lo que no necesariamente significó un progreso para el deporte, sino que fue más una excelente negociación donde, como es costumbre, quien partió y repartió se llevó la mejor parte.

…una propuesta que me agradó escuchar de una presentadora de televisión fue que, en lugar de gritarle al portero rival cuando despeje, coreemos el nombre de nuestro equipo cuando el portero local hace el saque. Seguir esta costumbre cumple aún más con el objetivo de alentar y apoyar que intentar regocijarnos por la desgracia del otro.

Hoy por hoy, muy probablemente el grito de ‘puto’ es el más famoso del fútbol y, desafortunadamente, es de origen mexicano. ¿Por qué no seguir aportando elementos positivos como ‘la ola’ y el ‘cielito lindo’ al deporte? ¿Por qué no, y ya en el terreno de lo deportivo, reinventar las posiciones así como lo hizo Jorge Campos o inventando regates como Cuauhtémoc Blanco? ¿No nos gustaría algún día tener la jerarquía, trascendencia e impacto que tienen los países europeos? Aunque parezca broma, son este tipo de cosas que, de a poco, determinan la calidad de ligas y su prestigio.

El debate no termina en decir si el grito es homofóbico o no, ni tampoco termina en excusarnos y decir que el grito es únicamente para distraer al portero rival o que se hace como parte del folclor que le damos a nuestra liga y nuestra forma de ver el fútbol. Considero que el debate terminará el día en que se presenten soluciones y alternativas para que la afición verdaderamente se alinee a este tipo de pensamiento positivo y dejemos de ser mala influencia para el resto del mundo. Por ejemplo, una propuesta que me agradó escuchar de una presentadora de televisión fue que, en lugar de gritarle al portero rival cuando despeje, coreemos el nombre de nuestro equipo cuando el portero local hace el saque. Seguir esta costumbre cumple aún más con el objetivo de alentar y apoyar que intentar regocijarnos por la desgracia del otro.

Lector, si te parece que esto es un tema de poca importancia, trata de imaginarte que si cada vez que mandaras un correo electrónico desde tu trabajo hubiera una multitud de aproximadamente 40 mil personas te gritara una grosería, ¿Cuál sería la reacción?

…y todo esto por cuatro letras.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

Dime el once inicial…

Tigres estamos en la final. El futbol es el deporte más popular hoy en día en el mundo, tiene la característica de unir masas. No importa raza, clase social, religión e ideología lo único que te distingue son tus colores: tu equipo. Aunque el futbol es un deporte comercial y universal, debería quedar por sentado que es incluyente. No es así; el futbol también discrimina en género. La sociedad en general es de los grupos más duros, incluso al momento de hablar de deporte existe la creencia de que el futbol es solamente para y de hombres.

Lo único que busco al contestar esto es la validación y aceptación de la persona que me lo preguntó, que por supuesto termina cayendo en el sexismo y en los estereotipos que dicen que las mujeres no saben ni juegan futbol.

“A ver si es cierto, dime el once inicial”. Esa es una de las típicas frases que escuchas al ser mujer y decir que te gusta el futbol. Inmediatamente respondo el once inicial de memoria, incluso me atrevo a ironizar: “¿Quieres el once que sería con los lesionados o el ideal?”. Claro, porque lo único que busco al contestar esto es la validación y aceptación de la persona que me lo preguntó, que por supuesto termina cayendo en el sexismo y en los estereotipos que dicen que las mujeres no saben ni juegan futbol.

Incluso hay quienes se atreven a preguntar si el gusto por el futbol es para llamar la atención del sexo opuesto. Esta pregunta es la que más violencia de género demuestra, ya que no insinúan solamente que yo como mujer no puedo tener gusto y pasión genuino por un deporte de “hombres”, sino que los hombres no son lo suficientemente inteligentes para poder conversar de otra cosa. Claro, me encanta el futbol y quiero hablarlo, pero eso no define mi interés por la conversación de una persona.

Hemos naturalizado frases como “corre como niña”, “no seas nena”, entre muchas más, dándoles una connotación negativa.

Estas barreras, que pueden parecer “naturales o normales” para la sociedad, son las mismas que nos aquejan todos los días y no nos damos cuenta. Hemos naturalizado frases como “corre como niña”, “no seas nena”, entre muchas más, dándoles una connotación negativa. ¿Por qué? ¿Por qué existe tanto miedo a permitir intercambiar o eliminar esos roles que se han construido por nosotros?

Se han hecho oficiales las ligas de futbol femenil, esto podría significar un avance. Pero es bastante engañoso. En el reciente mundial femenil disputado en Canadá, jugadoras interpusieron una demanda para la FIFA por hacerlas jugar en pasto artificial, algo nunca antes visto en un mundial de futbol varonil, ya que a ellos debido a las lesiones que puede provocar el pasto sintético los hacen jugar en pasto normal. La FIFA no actúo sobre la petición de las jugadoras. Este no es el único ni el más fuerte problema que enfrentan las jugadoras.

Si consideramos que una de las recomendaciones que hizo el ex presidente de la FIFA Joseph Blatter fue “usar ropa más pequeña para que más gente las vea”, lo peor para las jugadoras no fue eso, sino el sexismo presente en la sociedad.

Si consideramos que una de las recomendaciones que hizo el ex presidente de la FIFA Joseph Blatter fue “usar ropa más pequeña para que más gente las vea”, lo peor para las jugadoras no fue eso, sino el sexismo presente en la sociedad: tener que demostrar que son mujeres para poder jugar. De nuevo, como si al ser mujer no existiera la posibilidad de que te guste y sepas jugarlo. Estas jugadoras se sometieron a humillantes pruebas que la FIFA realizó, ya que si un equipo tiene “motivos” para pensar que la jugadora no es mujer, se puede iniciar una investigación completa y la que se niegue a esto es sancionada. ¿A qué me refiero con “motivos”? A que las jugadoras no tengan un volumen “considerable” de busto para ser mujer, su complexión sea más robusta de lo “normal”, entre otras.

¿Existen trabas para los hombres? Sí, pero las trabas que tienen ellos no son las de género. En cambio, las mujeres tienen que sufrir las mismas que ellos y agregar las de género.

Es lo que tienen que sufrir las jugadoras de futbol para poder llegar a realizar lo que les apasiona. ¿Existen trabas para los hombres? Sí, pero las trabas que tienen ellos no son las de género. En cambio, las mujeres tienen que sufrir las mismas que ellos y agregar las de género. Es necesario que se empiece a cambiar la casilla en la que metemos a las mujeres y los hombres. Nuestro sexo no define qué nos gusta y que no. Muchas jugadoras se someten a esta humillación para abrir las puertas a las que vamos abajo empujando, para demostrar al sistema que, a pesar de las barreras que puedan existir, seguimos luchando con ganas de realizarnos.

La U, la U, la U.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”

El juego del Poder

Dicen que la política y la religión son temas que no deben tocarse porque nunca se llega a ningún acuerdo y solo provocan discusiones, pero yo agregaría otro tema que no llega a ningún acuerdo: el futbol.

Aunque me gustaría referirme a la parte del juego y las pasiones, no es así. Me refiero a lo negro del futbol: la corrupción, la política y los intereses. Los tres tópicos tienen variables parecidas; mueven masas, se guían por los intereses de unos cuantos y que hoy en día no podemos distinguir en qué momento se desvirtuó su principal objetivo o fin al crear estos organismos.
¿Cómo es posible que la FIFA tenga más afiliados que las Naciones Unidas? Aunque cuestiono la benevolencia de ambas instituciones, es inconcebible pensar que se prefiere el desarrollo integral económico y social a través de la FIFA y no a través de la ONU. La FIFA a nivel macro sigue siendo el reflejo de la política interna de los Estados.

¿Cómo es posible que la FIFA tenga más afiliados que las Naciones Unidas? Aunque cuestiono la benevolencia de ambas instituciones, es inconcebible pensar que se prefiere el desarrollo integral económico y social a través de la FIFA y no a través de la ONU.

Recientemente se han hecho públicos los problemas de corrupción que existen en este organismo. En un principio la fiscalía general de Estados Unidos denunció los sobornos, compras de partidos y de las nuevas sedes para los mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022, entre otros actos corruptos. Aunque Joseph Blatter era el presidente en el momento en que se efectuaron estas acciones no hubo ninguna acusación en contra de él, sino que empezaron cazando a los líderes de menor rango de las diferentes federaciones.

A pesar de estos acontecimientos, Blatter decidió reelegirse y ganó la elección. Los patrocinadores estuvieron presionando para que Blatter dejara la presidencia. Desde la presidencia de Havelange hasta la actualidad se han registrado diversas anomalías, ¿pero por qué hasta ahora salen a la luz? ¿A quién afectaron realmente para tapar estos hechos corriendo a los líderes de las federaciones?

A pesar de estos acontecimientos, Blatter decidió reelegirse y ganó la elección. Los patrocinadores estuvieron presionando para que Blatter dejara la presidencia. Desde la presidencia de Havelange hasta la actualidad se han registrado diversas anomalías

Estas mismas preguntas se hacen en el caso de Guatemala. Los guatemaltecos lograron quitar al presidente Otto Pérez Molina, ¿pero realmente fue la sociedad organizada la que logró remover a este presidente? Mi respuesta es: no; aunque se ha avanzado en temas de participación ciudadana en América Latina, no tenemos una democracia tan consolidada para poder llegar a efectuar estas acciones sin ayuda de un poder superior. En este caso fue la élite la que impulsó la salida del presidente.

Estas mismas preguntas se hacen en el caso de Guatemala. Los guatemaltecos lograron quitar al presidente Otto Pérez Molina, ¿pero realmente fue la sociedad organizada la que logró remover a este presidente?

Desde el inicio del mandato de Otto Pérez Molina, un sector de la población se manifestó en contra. Particularmente las comunidades indígenas, debido a los antecedentes que tiene con este sector de la población. No tuvo mucho eco en los demás sectores esta postura, como se pudo ver en el caso de la FIFA. Fue hasta que se metieron con el sector poderoso (clase alta, patrocinadores y bancos) que se buscó una solución efectiva por la vía legal.

Desde el inicio del mandato de Otto Pérez Molina, un sector de la población se manifestó en contra. Particularmente las comunidades indígenas, debido a los antecedentes que tiene con este sector de la población.

Aunque Guatemala está construyendo las bases para tener un gobierno más efectivo, democrático y transparente, no se ve que este hecho haya traído como consecuencia el involucramiento activo de la población o incluso que los nuevos candidatos estén a la altura de los retos que va a tener que afrontar Guatemala en la búsqueda de reconstruir el tejido social.

Esto solo demuestra la debilidad de las instituciones y el poder de toma de decisiones que recae en unos cuantos. ¿Estamos viviendo en una democracia? ¿Tenemos indicios de estar siquiera cerca a la práctica democrática? Al comparar estos dos casos me doy cuenta que no.

No tenemos gobiernos fuertes seguidos de una sociedad civil organizada y dispuesta a luchar por sus derechos y a ejercer sus obligaciones. Tenemos organismos internacionales tan importantes como la FIFA que no acepta la democracia dentro de sus filas y que efectúa copas del mundo en países con problemas sociales gravísimos. En pleno 2015 siguen los gobiernos y las instituciones involucradas en temas de corrupción y de violación a los derechos humanos.

No tenemos gobiernos fuertes seguidos de una sociedad civil organizada y dispuesta a luchar por sus derechos y a ejercer sus obligaciones. Tenemos organismos internacionales tan importantes como la FIFA que no acepta la democracia dentro de sus filas y que efectúa copas del mundo en países con problemas sociales gravísimos.

Estamos en una falsa realidad, donde nos dejan ser parcialmente libres en algunos temas para ser totalmente dirigidos en otros. Vivimos en una sociedad que nos da la ilusión de libertad, pero unos cuantos deciden el futuro de la mayoría, y estas decisiones se basan en intereses particulares y no en las peticiones o necesidades de la mayoría. Algo estamos haciendo mal como sociedad. No tenemos un frente común para luchar por nuestros derechos y no se ve cuando se termine esta manipulación de la realidad. En lo único que somos libres es en apatía.

______________________________
– “Todos los puntos de vista son a título personal y no representan la opinión de Altavoz México o sus miembros.”