2018: la lucha por ganar en percepción la presidencia de México

Comparte este artículo:

Entre encuestas serias y cuchareadas, adhesiones de políticos que pertenecían a otros partidos y discursos triunfalistas, nuestros candidatos quieren ganar nuestra percepción de que ellos van a ser Presidente.

Bien decía don Jesús Reyes Heroles, “en política la forma es fondo”. Esta punzante frase viene a colación por la situación que estamos viviendo en estas campañas electorales.

Tenemos a 3 candidatos partidistas luchando incansablemente por mostrarse como “el ganador indiscutible” de la contienda. 

En el lado de Morena, vemos a un Andrés Manuel queriendo posicionar la profecía autocumplida de que su triunfo es inevitable. Se muestra seguro, tranquilo, sonriente, desestima los ataques de sus oponentes y acepta gustosamente a políticos del PAN, PRI, PVEM y de otros partidos que busquen según él, un cambio verdadero.

En el Frente por México, Ricardo Anaya comenzó en los últimos días una embatida para posicionar que la elección ya es de 2, que José Antonio Meade se ha desfondado y que él es el único con la capacidad de derrotar a López Obrador. El candidato del PAN/PRD/MC va más allá e incluso señala que la tendencia en las encuestas lo favorecen y que se va acercando al puntero.

Por último, se encuentra José Antonio Meade y una campaña cuyo barco tiene cada vez más grietas. Él y su equipo están tratando de defender la idea de que no solamente no está perdido, sino que pese a las inmensas ventajas de sus oponentes, quienes han estado 18 y 3 años en campaña, Pepe Meade ha ido creciendo y mientras más gente lo conoce, mayores adeptos gana.

¿Cuál es la realidad? Depende de la encuesta que se mire. Estamos rodeados de fake news que salen desde los cuartos de guerra de cada campaña. Es difícil entre tantas medias verdades encontrar la situación real de la campaña. Lo que sí es un hecho demostrable en cada encuesta, es que existe un puntero, con poca o mucha ventaja, y que quienes están en segundo y tercer lugar, siguen luchando por llegar a marzo a la final de la contienda.

#AlebrijesPolíticos: “Andrés Manuelovich y el ‘soft power’ ruso”

Comparte este artículo:

El periodista y escritor León Krauze, se vio envuelto en la controversia esta semana por su columna en el periódico El Universal, donde advierte, utilizando información de agencias de inteligencia, del gobierno de Estados Unidos y de la Unión Europea, una posible intervención de Putin y Rusia en las elecciones de México este año. Aunque coincido con Krauze, creo que en su texto hizo falta un término más exacto para describir esta intervención, presuntamente, a favor del precandidato de Morena y eterno aspirante a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador, las palabras son soft power, en español, poder blando. A continuación me explico.

En la teoría de las relaciones internacional hay dos tipos de poder entre los Estados, “hard power” o “soft power”. El primero lo podemos relacionar con la política del regalo o castigo, es decir, estas conmigo, te doy beneficios, estas contra mi, intervengo militarmente para meterte en línea a la mala. El mundo ha pasado de usar usualmente el poder duro a usar más el poder blando, que es influir poco a poco en un país, hasta que terminas incluyéndolos en tu bando o en su caso, ser títeres tuyos.

John Ackerman, académico muy cercano a AMLO, dice de manera correcta que la “Guerra Fría” ha acabado, argumentando que Putin es capitalista y no socialista, lo que es correcto, pero desde mi punto de vista la “Guerra Fría” no acabó, sino que tuvo un cambio. Paso de ser una lucha de ideologías (comunistas vs. capitalistas) a una guerra de ver quien tiene más influencia en los países más pequeños y débiles.

Rusia, entendió que en el nuevo sistema mundial, no puede ir a invadir a la diestra y siniestra otros países, pero los rusos, y sobre todo Vladimir Putin, entendieron en la perfección como podrían usar el poder blando a su beneficio, esto con el fin de influir internamente en los países y manipularlos.

No nos podemos engañar, Rusia lleva tiempo haciendo esto, el ejemplo más reciente es Estados Unidos, donde manipulando, creando noticias falsas y propaganda, han logrado polarizar a la Unión Americana e incluso hacer que Trump llegue al poder. México y su democracia no están exentos de que suceda lo mismo.

Desde hace más de un año, yo he venido argumentando, que Russia Today (RT) es un medio de comunicación del estado ruso, que por medio de la propaganda, ha logrado denigrar al gobierno federal y señalar puntualmente lo muchos errores de la administración de Enrique Peña Nieto, siento yo que hay que ir más allá de RT.

Las redes sociales se han vuelto una de las herramientas más usadas por los rusos para influir en las naciones y polarizarlas. Las páginas que promueven #FakeNews o noticias falsas, son en muchas ocasiones promovidas por rusos, tal como fue el caso en los Estados Unidos durante el 2015 y 2016. También, es de llamar la atención, la cantidad de imágenes y memes que veneran a Putin, llamándolo como un ejemplo de líder y hasta “el líder que necesitamos en México”, un error garrafal.

Putin es pésimo ejemplo de buen líder, Rusia siempre externará una imagen de fuerza, pero la realidad es muy diferente. El país es extremadamente corrupto (como México), la libertad de expresión no existe, la opresión a grupos minoritarios es constante (no olvidemos que ser homosexual en Rusia es prácticamente un pecado), y hay indicios de que el líder ruso ha mandado asesinar a adversarios políticos.

Burlarnos y decir que Rusia no busca influir en México, es ingenuo. Dudo mucho que la campaña de AMLO, tenga un contacto directo con los rusos, como fue el caso de la campaña de Trump. Pero de algo podemos estar seguros, Rusia quiere que gané un personaje como el morenista, no por qué considere que este sea radical, pero ciertamente va a desestabilizar más la ya turbulenta relación con Estados Unidos y por ende con nuestro principal socio comercial.

León Krauze tiene razón, la amenaza rusa es real, y de hecho desde mi punto de vista ya tiene mucho tiempo en nuestro país. Por otro lado, decir, que Rusia ya es capitalista y que por esto no es una amenaza, es inocente, ya que como lo digo antes, esto ya no es una batalla de ideologías económicas y sociales, es una batalla de influencias. La pregunta es, ¿AMLO se deslindará de Ackerman y su esposa? Esperamos que sí y pronto.

Kumamoto alerta a la ciudadanía por las fake news en el 2018

Comparte este artículo:

Monterrey (10 de noviembre 2017).- Pedro Kumamoto, aspirante a una candidatura independiente al Senado de la República hace un llamado a la sociedad para crear una cultura de la información y a informarse en fuentes que sean confiables.

México vivirá una cadena de fake news en el proceso electoral de 2018, en contra o a favor de los candidatos a diferentes puestos de elección popular.

Esto alerto Kumamoto, diputado local independiente, durante su participación en el Encuentro Empresarial Coparmex 2017, que fue llevado a cabo en el Centro de Congresos en Querétaro.

Pidió a los presentes que asuman su responsabilidad para impulsar una cultura de la información fidedigna alrededor del proceso electoral 2018, en el que se pueda verificar el contenido de información y que esta sea de fuentes confiables.

“A mi me parece preocupante, porque en 2018 vamos a vivir una cadena de fake news, de noticias falsas, de post verdades terribles. Va a ser muy importante que como sociedad o como distintos liderazgos asuman una responsabilidad para impulsar que la información deba de darse a partir de un proceso de conocimiento, en medios que sean de confianza y fuentes fidedignas. Esto va a ser la clave”, comentó Kumamoto.